jueves, 21 de agosto de 2014

Rusia, preocupada por el uso de armas prohibidas en Ucrania

RIA NÓVOSTI

El viceministro ruso de Defensa, Anatoli Antónov, manifestó hoy la preocupación por el uso de municiones incendiarias y de racimo en la operación militar que Kiev lleva a cabo en el este de Ucrania.

Al reunirse este jueves con el jefe de operaciones de la Cruz Roja en Europa y Asia Central, Laurent Corbaz, Antónov indicó que las fuerzas de seguridad ucranianas "usan indiscriminadamente artillería pesada, lanzaderas múltiples, misiles balísticos y aviación, lo que provoca numerosas víctimas entre la población civil y destruye infraestructuras vitales".

"También se mostró fuertemente preocupado por el uso de armas inhumanas, a saber, municiones incendiarias y misiles balísticos con bombas en racimo", señala el comunicado de Defensa.

El uso de bombas de fósforo y otras municiones incendiarias está restringido por el III protocolo de la Convención sobre armas inhumanas que entró en vigor en 1983. El protocolo prohíbe terminantemente el uso de este tipo de armamento contra ciudadanos civiles o en lugares cercanos a sus viviendas. Casi todos los países, entre ellos Ucrania, firmaron y ratificaron la convención y sus cinco protocolos.

Las bombas de racimo también fueron prohibidas por ley en 2010, ya que su efecto es similar o peor al de las minas convencionales, aunque no todos los países se unieron a la prohibición. Anteriormente Kiev fue acusado en reiteradas ocasiones del uso de este tipo de armamento en bombardeos de ciudades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.