jueves, 18 de septiembre de 2014

La presidenta de Brasil mantendrá los derechos laborales en caso de ser reelegida

XINHUA

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, candidata a la reelección por el Partido de los Trabajadores (PT), afirmó que en caso de ganar mantendrá los derechos conquistados por la clase trabajadora como aguinaldo, vacaciones y horas extras.

Al ser interrogada por periodistas tras una reunión en la Asociación Comercial e Industrial de Campinas en Sao Paulo, Rousseff fue enfática al asegurar que los derechos serán respetados, aunque las relaciones laborales sean modernizadas.

"Cuando cambian las relaciones de trabajo, la legislación tiene que cambiar. Esos cambios en la legislación no pueden ser comprometiendo derechos", afirmó.

"Yo no cambio derechos de la legislación laboral. Ley de vacaciones, aguinaldo (bono de fin de año), fondo de garantía, horas extras", afirmó la mandataria .

Durante su reunión con pequeños empresarios y comerciantes, la mandataria recibió pedidos de actualización de la legislación laboral, con reducción de la carga tributaria y desburocratización.

La presidenta destacó la importaancia de la Ley del Simple, que simplifica y unifica tributos para pequeñas empresas, que tendrá vigencia universal a partir de 2015,al comprometerse a crear mecanismos con el fin de facilitar la transición de micro y pequeñas empresas para firmas de medio porte.

"Asumí el compromiso de crear una rampa de transición, porque ahora, cuando el microempresario o el pequeño empresario crecen, pierden aquellos beneficios derivados de la Ley del Simple. Entonces salen de lo simple y caen en el complicado", afirmó.

Rousseff anunció que enviará en noviembre un proyecto de ley al Congreso para crear beneficios que incentiven el crecimiento de las empresas, como la migración gradual del régimen tributario.

Según una encuesta del instituto Ibope divulgada la noche del martes, Rousseff lidera las intenciones de voto con 36 por ciento de las preferencias, contra 30 por ciento de la ex senadora Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), y 19 por ciento de Aecio Neves, del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB).

Las elecciones generales brasileñas están previstas para el 5 de octubre, cuando 142,8 millones de ciudadanos están convocados a las urnas para elegir, además de presidente de la República, gobernadores, diputados y senadores.

En caso de ser necesaria una segunda vuelta, ésta se realizará el 26 de octubre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.