jueves, 18 de septiembre de 2014

México. Comentario a tiempo: La prevención

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Es una verdad de Perogrullo, la prevención es la medida más acertada en todos los casos en que se le quiera ganar a las contingencias, que nunca faltarán, sobre todo en los desastres naturales que se han agudizado por el cambio climático provocado, se asegura, por el mismo desarrollo de la humanidad.

En el mismo tenor, es de mencionarse que el auxilio inmediato a la población afectada es el antídoto más atinado para contrarrestar los efectos de estos fenómenos. Por ello en todos los Gobiernos modernos se contemplan partidas muy importantes de sus presupuestos destinados a auxiliar a los conglomerados damnificados.

El periodismo tiene dos misiones primarias: por una parte denunciar los abusos, los equívocos, y las corruptelas, por la otra dar, a conocer los aciertos, cuando estos sean innegables y concretos como ha sucedido en Baja California Sur, afectado como nunca en su historia, con el paso del huracán “Odile”.

Saldo blanco es el resultado plausible por la implementación de las medidas preventivas, tomadas a tiempo ante la inminencia de la entrada del meteoro. La población más vulnerable fue advertida con anticipación y trasladada a albergues seguros; los más de 30 mil turistas, también fueron llevados a lugares seguros y luego trasladados a las ciudades de México o Tijuana, mediante un puente aéreo que se implemento de inmediato.

Por otra parte, las medidas tomadas aseguran que la normalidad se restablecerá en el menor tiempo posible. El compromiso es del propio presidente, Enrique Peña Nieto, quien después de realizar sobrevuelo en las zonas afectadas, declaró que el gobierno de la república trabaja para restablecer las condiciones de normalidad en Baja California Sur lo antes posible

Después de las medidas preventivas puestas en marcha, “hay saldo blanco”, informó el Primer Mandatario tanto en el dialogó con familias damnificadas en Los Cabos y en una reunión de evaluación de los daños causados por el fenómeno. Ahí mismo aseguró que el Gobierno de la República trabaja conjuntamente con las autoridades estales para que se recuperen lo antes posible las condiciones de normalidad en el estado y que se restablezcan los servicios de electricidad, agua potable, comunicaciones y abastecimiento de víveres.

Los compromisos son reinstalar a la brevedad el suministro de agua potable, de energía eléctrica, de abastecimientos de víveres, de apoyo a las viviendas afectadas”, sobre las que están ubicadas en zonas irregulares, en zonas de alta vulnerabilidad, agregó: “no sólo prestaremos atención a los daños ocasionados, sino también entraremos a la atención de una reubicación de estas zonas de vivienda que se encuentran en zonas francamente frágiles y de alta vulnerabilidad”.

A todos esto es de agregarse que se pondrán en marcha tres programas de aliento a la inversión productiva en el estado: incentivos a la inversión privada, un conjunto de medidas tributarias para facilitar la liquidez de las empresas del sector turismo y comercial y un programa con la Banca de Desarrollo para proveer de financiamiento a las empresas, empezando por las pequeñas y medianas, contarán con créditos de hasta dos millones de pesos con una tasa fija, además otro programa de créditos, desde 50 millones de pesos, hasta 500 millones de pesos a tasas preferenciales para fortalecer y dar acceso inmediato a financiamiento.

El Gobernador de la entidad, Marcos Covarrubias Villaseñor, fue el primero en dejar constancia de la prevención y las medidas inmediatas que se tomaron y que se están implementando. Es de esperarse que así se siga actuando, México ya no puede regresar a los tiempo de la abulia y la irresponsabilidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.