jueves, 9 de octubre de 2014

Brasil. Entrevista al sociólogo Rudá Ricci: Disputa entre PT y PSDB, es el péndulo del electorado frustrado y descontento

Patricia Fachin (IHU ONLINE)
Traducción: Ernesto Herrera (CORRESPONDENCIA DE PRENSA)

-¿Cómo interpreta el resultado de las elecciones presidenciales? ¿Cuál es el significado del segundo turno entre Dilma y Aécio, con la diferencia de siete puntos entre ellos?

Aécio tuvo una superación espectacular en la recta final, no previsible porque no era capturada por los institutos de encuestas. El hecho destacado fue que San Pablo aportó el 30% del total de votos que Aécio recibió en el primer turno, 10 millones de votos, más que la suma obtenidos por Skaf y Padilha (segundo y tercero en la disputa por el gobierno paulista). Aécio tuvo casi el doble de los votos que Dilma y Marina sumadas tuvieron en este estado. Pesó mucho el desempeño del candidato tucano en los estados del Sur del país. Con este "sprint", Aécio entra con ventaja para el segundo turno y Dilma en estabilidad. Aécio se torna favorito para el segundo turno.

-¿Cómo explica la disputa con Aécio en el segundo turno y la caída de Marina? ¿El ascenso de de Aécio fue una sorpresa?

El ascenso de Aécio fue una gran sorpresa. Los tucanos paulistas se favorecieron en el primer turno. Con la derrota en Minas Gerais, quedaron confortables para jugar todas sus fichas en San Pablo. Eligieron a Alckmin en el primer turno, ganaron un senador y redujeron drásticamente la bancada parlamentaria del PT. La campaña de Aécio en el segundo turno está en las manos de Alckmin. En cuanto a Marina, ella perdió por sí misma. No creyó en su discurso de que sería la nueva política.

Dos semanas después de aparecer como candidata, cayó en los brazos del gran empresariado e hizo reverencia a los pastores evangélicos, criticados públicamente incluso por las iglesias evangélicas. En fin, traicionó a su base electoral (mitad de los indecisos, de los que decían anular el voto o votar en blanco) que buscaba una tercera vía.

-¿En qué momento Marina pasó a perder espacio en la disputa con Aécio? ¿Cuáles fueron los errores de Marina?

Dos semanas después de lazarse como candidata a la presidencia. Primero, apareció al lado de empresarios del agronegocios (impensado para quién defiende el desarrollo sustentable), de banqueros y líderes evangélicos muy agresivos y ultraconservadores.

Después, pasó a adoptar un movimiento errático en muchos puntos programáticos. Finalmente, estos cambios fueron profundamente explotados por el PT y el PSDB. Sin estructura partidaria, no resistió los ataques y no tenía como defenderse.

-¿Cómo evalúa el discurso de una nueva política en la campaña de Marina y su posterior caída? ¿Qué revela sobre esos discursos y la política brasilera?

Primero, que hay un espacio para una candidatura alternativa al PT y al PSDB. Segundo, que incluso habiendo espacio, todavía no surge un liderazgo que convenza a este electorado deseoso de la tercer vía (30% del electorado). Tercero, que este electorado no es homogéneo en sus convicciones políticas y que viene oscilando entre el cinismo político (voto utilitarista en aquel candidato que le garantice el consumo familiar) y la negación del sistema político vigente (voto en el outsider, voto nulo o en blanco. Marina no consiguió sustentar su promesa de ser lo nuevo.

Rápidamente, quedó parecida a lo que hacen el PT y el PSDB, sea programáticamente, sea en términos de alianzas. Si todos eran iguales, este elector decidió apoyar al que le da más garantía.

-¿Cuáles son las razones por las que Dilma recibió más votos en los estados del Norte, Nordeste y menos en el Sur y Centro-Oeste? ¿Cómo interpreta estos datos?

Los programas sociales. El Nordeste fue la región que recibió más recursos del Programa Bolsa Familia y más recursos del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social), que impulsaron la economía de la región. La Fundación Seade, de la Secretaría Estadual de Planeamiento de San Pablo, revela que el flujo migratorio histórico se revirtió: más nordestinos volvieron para su tierra natal de los que afluyen hacia la región Sudeste.

-¿Qué es lo que explica la elección del PT en Minas Gerais y también la victoria de Dilma en el estado de Aécio?

Principalmente la nominación de un pésimo candidato al gobierno del estado. La imposición de Pimenta da Veiga vino del PSDB paulista, lo que dividió a los tucanos mineiros. El presidente estadual del PSDB-MG, deputado Marcus Pestana, salió denunciando que su candidatura había sido corroída por los segmentos conservadores de su partido. Pestana liberó a sus bases para votar a Fernando Pimentel, candidato del PT.

Hay, sin embargo, méritos en la candidatura petista: Pimentel es muy moderado, no utilizó los colores oficiales del PT en la campaña, no respondió los ataques del candidato tucano e hizo acuerdos que generaron un armisticio interno histórico en el PT mineiro. Era el candidato tallado para hacer la transición del PSDB al PT

-¿Qué es lo que explica la reelección del PSDB en San Pablo?

Se trata de un poder real del PSDB. El PSDB paulista es una fuerza real, que consiguió crear una fuerte identidad con el electorado, tal vez el más conservador del país, más enfocado en el éxito individual, refractario a las propuestas de promoción social. El PSDB es el partido más identificado con los paulistas.

-¿Ve alguna relación de las elecciones con las jornadas de junio de 2013?

Sí. El fantasma de junio de 2013 rondó todo el proceso electoral y puede ser la referencia en los próximos años. No se expresó claramente en las candidaturas porque el sistema partidario brasilero no representa a las calles, sino a los acuerdos de cúpula. Mismo así, el amplio favoritismo de Dilma Rousseff, reducido con las manifestaciones de junio, nunca más retomó los niveles anteriores. La entrada de Marina reveló la influenciada de las manifestaciones en ese electorado (no exactamente compuesto por manifestantes, sino porque las protestas expresaban la posibilidad real de un cambio).

Con la frustración de las promesas de Marina, este electorado descontento retornó a la postura cínica (voto pragmático, sin empatía) anterior a las manifestaciones. Este es el péndulo de este electorado frustrado y descontento: entre el cinismo y la manifestación de rechazo del status quo político institucional. Tenemos que registrar que el 19% del electorado se abstuvo y 9% anuló o votó en blanco.

En 1994 la suma de abstención, blancos y nulos en el primer turno quedó en 32%; en 1998 subió al 36%; en 2002 cayó para el 25%; pasando al 24% en 2006 y cerca de 27% en 2010. Aunque todavía de forma tímida, los descontentos aumentan continuamente desde 2010.

-Considerando los resultados preliminares de las elecciones presidenciales ¿ya es posible identificar quiénes son los ganadores y perdedores?

El PSDB, en función del pronóstico de todos los institutos de encuestas, fue la sorpresa de este primer turno, en especial, por su desempeño en el Centro-Sur del país. El PT se afirmó -era lo esperado- en las regiones del Norte y Nordeste del país y parte del Centro-Oeste. El PSDB disminuyó de tamaño. En resumen, la polarización clásica del sistema electoral en el período pos-dictadura retornó con fuerza en este primer turno, dividiendo al país en términos regionales. El país está dividido.

-¿Qué se puede esperar para el segundo turno? Arriesga hacia qué lado irán Marina y el PSB?

Según Datafolha (aunque es preciso a partir de ahora ponderar estos datos en función de la gran volatilidad del electorado en ésta elección), 50% del electorado de Marina votará por Aécio Neves y 20% por Dilma Rousseff Si Dilma quedase estacionada en el 41%, Aécio necesitaría 30% de los votos de Marina. Con todo, es probable que Dilma absorba votos del electorado de Luciana Genro (PSOL) y de Eduardo Jorge (Partido Verde).

También parece más probable que el elector pernambucano y fluminense sea más favorable a la reelección de Dilma que a Aécio Neves (basta verificar el rechazo al candidato tucano en el primer turno). No obstante, Aécio tiene la posibilidad de reforzar el voto en el Centro-Sur, declaradamente antipetista, sin depender de los votos obtenidos por Marina en el primer turno. El discurso de campaña en este segundo turno será el discurso anti-PT de Aécio (destacando la corrupción y el clientelismo de Estado), contra el discurso de promoción social y ataque al elitismo del tucano de Dilma Rousseff.

Patricia Fachin es graduado en Ciencias Políticas por la Pontificia Universidad Católica de San Pablo. Maestro en Ciencia Política por la Universidad Estadual de Campinas-Unicamp. Autor de numerosos libros, entre ellos: Terra de Ninguém (Tierra de Nadie, Ed. Unicamp), Dicionário da Gestão Democrática (Diccionario de Gestión Democrática, Ed. Autêntica), Lulismo (Fundación Astrojildo Pereira/Contraponto).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.