martes, 7 de octubre de 2014

La corte Suprema de Estados Unidos a favor de las bodas gay

ANSA

En otra jornada histórica para la comunidad homosexual, la Corte Suprema de Estados Unidos avaló ayer los matrimonios homosexuales en cinco Estados, al negarse a revisar las impugnaciones contra las leyes que aprobaron el casamiento entre personas del mismo sexo.

La aplicación de estas leyes había sido suspendida a causa de algunas apelaciones e impugnaciones presentadas ante el máximo órgano judicial del país.

Estas apelaciones pretendían demostrar la "ilegitimidad" del matrimonio homosexual, pero la Corte Suprema, al negarse a discutir el recurso de amparo, habilita nuevamente su aplicación.

La Corte Suprema ha allanado, entonces, los matrimonios entre personas del mismo sexo en Virginia, Utah, Oklahoma, Indiana y Wisconsin.

La sentencia de la Corte Suprema ha sido emitida a un mes de las elecciones de medio mandato, que incluye entre los temas más candente los casamientos entre personas del mismo sexo.

Esta sentencia es, sin duda, la más importante desde que la Corte en 2013 abolió la imposición de la "Ley de Defensa del Matrimonio", que define el matrimonio como exclusivamente entre un hombre y una mujer. Un paso que dejó en manos de cada Estado la decisión de legalizar o no el matrimonio gay y de hecho ha favorecido la difusión del matrimonio del mismo sexo en la mayor parte del país, a pesar de la resistencia de la derecha, los conservadores y la Iglesia.

El fallo de la Corte Suprema ha generado la resistencia de la derecha republicana que no aprecia en absoluto que se difundiera la sentencia en víspera de la votación de medio término que renovará la composición de toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

"Siempre he creído en el matrimonio tradicional. No soy una veleta al viento como Barack Obama y Hillary Clinton. Para mí, el matrimonio debe permanecer entre el hombre y la mujer", respondió el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, dando voz a los muchos republicanos que desafían la línea jurídica adoptada por la Corte Suprema.

Mientras tanto, la comunidad gay está de fiesta. Y en las próximas horas se concretarán muchos matrimonios, preparados durante un largo tiempo, que finalmente se podrán celebrar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.