martes, 7 de octubre de 2014

“Querellantes paraguayos en Argentina”

Maximo Kinast Avilés (especial para ARGENPRESS. info)

La falta de respuesta, hace más de un año, de las autoridades paraguayas al EXHORTO del Juez argentino, Norberto Oyarbide, dio lugar a que la víctima de la dictadura paraguaya Martin Almada junto con el Abogado de la causa Juan Adolfo Maida soliciten del mencionado juzgado un URGIMIENTO a la querella radicada desde el 6 de agosto de 2013, como CAUSA 7300/13, Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional de Argentina No. 5.

Tanto el profesional Maida como la victima Almada fueron recibidos en Audiencia especial por el Juez Oyarbide el 3 de octubre del corriente año.

La falta de respuesta de las autoridades paraguayas, según el Abogado Juan Adolfo Maida contraviene la Convención Interamericana de Derechos Humanos que establece “que los Estados Partes se prestaran asistencia mutua en investigaciones, juicios y actuaciones en materia penal referentes a delitos cuyo conocimiento sea de competencia del Estado requirente al momento de solicitarse la asistencia.

Los QUERELLANTES PARAGUAYOS EN ARGENTINA pidieron el procesamiento provisional de 18 represores, a través del principio de la JURISDICCCION UNIVERSAL, por crímenes de lesa humanidad y también por genocidio cometidos durante la dictadura del general Alfredo Stroessner.

Los querellantes señalan que existen juicios iniciados en Asunción hace 25 años sin que las causas avancen.

A esto se suma el hecho que desde diciembre de 1992 se dispone de los Archivos policiales y militares conocidos como el ARCHIVO DEL TERROR, descubierto por la propia víctima (Martín Almada) y 7 volúmenes del Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia que presidio el Mons. Mario Melanio Medina que identifico a los responsables que debían de ser investigados, sin que la Fiscalía General haya accionado contra ellos. Una prueba contundente que el Paraguay sigue al margen de la ley.

La CAUSA en Argentina está suscripta por más de 20 personas y dos organizaciones representativas de los distintos sectores de la sociedad paraguaya, destacando que la Nación indígena Ache se presenta acusando al gobierno militar de Stroessner por GENOCIDIO. La defensa está a cargo de los juristas Aitor Martínez (español), Juan Adolfo Maida (argentino) y Juan Rivarola (Paraguay).

La querella en Argentina reconoce como antecedentes los juicios que se llevaron a cabo en España, Italia, y Francia contra los genocidas de la juntas militares de Argentina y Chile en ausencia y en el marco del principio de la JUSTICIA UNIVERSAL que afirma “los crímenes cometidos en el marco del Terrorismo de Estado, afectan a toda la humanidad en su conjunto y pueden ser perseguidos en cualquier Tribunal del mundo.

Por tanto los QUERELLANTES PARAGUAYOS esperan que una jurisdicción como la Argentina investigue los hechos, determine a sus responsables y dicte órdenes de captura internacional.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.