viernes, 28 de noviembre de 2014

Brasil: Un gobierno con los capitalistas

Fernando Silva (CORREIO DA CIDADANIA)

Traducción de Ernesto Herrera (CORRESPONDENCIA DE PRENSA)

Si alguien hubiese entrado en coma luego de los resultados del primer turno de las elecciones presidenciales y despertase hoy se preguntaría: ¿entonces, fue Aécio que ganó las elecciones?

Veamos. Un hombre de Bradesco y, por tanto, del mercado financiero es nombrado para el Ministerio de Hacienda, es Joaquim Levy; para Planeamiento, un defensor del ajuste, el ex secretario de Hacienda y profesor de la FGV (Fundación Getulio Vargas), Nelson Barbosa; para el Ministerio de Desarrollo, un hombre del gran empresariado, ex presidente de la CNI (Confederación Nacional de la Industria), Armando Monteiro; para el Ministerio de Agricultura, uno de los íconos y portavoces del agro-negocio, la senadora Katia Abreu.

Solo falto un representante directo de las grandes constructoras, pero, varios de ellos están en la cárcel…parece que quedaría bien darle un ministerio a esa banda. Pero no nos precipitemos, la composición final del gabinete no fue anunciada…quien sabe si no tendremos otros nombramientos interesantes.

En verdad, esta composición ministerial que se anuncia no es una gran sorpresa. Salvo que hayamos tomado en serio los discursos del día de la fiesta o la retórica electoral del PT, muy utilizada en la recta final del segundo turno para mover a la militancia, que realmente, temía un retroceso con la posible victoria de Aécio.

Un gobierno del PSDB podría tener una línea directa más clara con los principios de la ortodoxia neoliberal. No lo dudamos. Pero los ojos tucanos deben estar un tanto perplejos con tamaño reto de la presidenta Dilma en el montaje del gobierno. Hasta pueden estar indignados, al final, fueron acusados de que irían a hacer algo muy parecido a lo que ahora se anuncia.

Los petistas ni están disfrazando, visto que el futuro ministro de Planeamiento, Nelson Barbosa, en la víspera de su nombramiento, estaba defendiendo los ajustes en una conferencia para ejecutivos en la ciudad de Campinas.

En medio hay un escándalo que está abriendo una grave herida en los mecanismos de funcionamiento y financiamiento de las campañas electorales y en la relaciones promiscuas entre empresas públicas y constructoras, y el gobierno Dilma intenta a toda costa deslindarse de la corrupción en Petrobrás. ¿Pero cómo hacerlo? ¿Recurriendo a la movilización popular para aprobar un plebiscito que acabe con el financiamiento empresarial o ara establecer una consulta sobre las reformas y demandas populares? No, nada de eso, se arroja en brazos del mercado para establecer, a partir de ahí, un nuevo pacto de gobernabilidad con el gran capital para su segundo mandato.

Parece que se cae cualquier expectativa o discurso sobre posibles inflexiones del gobierno en relación al período anterior. Nada de eso, el PT continuará haciendo lo mismo que hace desde 12 años: gobernar esencialmente con los capitalistas, para el mercado, para el agro-negocio, para los grandes monopolios y también para las constructoras. Un poco más discretamente tal vez, pero que nadie olvide que el PAC (Programa de Aceleración del Crecimiento) es la expresión de los negocios brasileros más allá de las fronteras nacionales.

A diferencia con los mandatos anteriores, es que el PT tenga en éste una relación más enfática y directa con el capital, dado las fragilidades con las cuales salió de las urnas, incluso con la victoria electoral, más allá del escándalo del petróleo y la economía estancada. Por lo menos es lo que señaliza el montaje de los cargos claves del gabinete ministerial del segundo mandato dilmista.

Todo indica que iremos a las calles, no solamente para exigir más derechos, sino, en primer lugar, para defenderlos, porque el escenario de ajuste ya está siendo diseñado. Y no apenas con nombres, sino también con medidas, como fue la elevación de los intereses, el aumento de los combustibles, y las sombrías amenazas de ataque al seguro de desempleo y a las pensiones y jubilaciones.

A propósito ¿quién ganó finalmente as elecciones?

Fernando Silva es periodista y secretario general del Partido Socialismo e Liberdade (PSOL).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.