viernes, 28 de noviembre de 2014

La seccional Vicente López de la UOM revocó el mandato de un delegado elegido masivamente

ANRED

Por medio de una carta que dedicó a sus compañeros, Ignacio Serrano, delegado RPU Turno B de la empresa Metalsa, denunció que la comisión directiva de la seccional Vicente López de la UOM revocó su mandato, contradiciendo la elección del año pasado, donde el delegado había sido elegido por mayoría. "Es un ataque al conjunto de los compañeros de RPU (y de todo Metalsa)", remarcó Serrano. Difundimos la carta del trabajador a sus compañeros.

Difundimos carta de Ignacio Serrano, delegado de Metalsa, a sus compañeros:

Carta a los compañeros

26/11/2014

Los directivos de la UOM Vicente López Artaza y Vivar, informaron entre ayer y hoy a los compañeros de RPU que la comisión directiva de la seccional revocó mi mandato de delegado, yendo en contra de la elección del año pasado en la que ustedes me eligieron masivamente.

1- ¿Por qué la comisión directiva de la UOM de Vicente López quiere revocar mi mandato?

Porque desde el inicio intenté defender a fondo a mis compañeros de sector con independencia de la empresa y respetando lo que se decidiera en asamblea.

Porque cuando la empresa vino a decirnos a los delegados que teníamos que elegir a qué compañeros echar del laburo, con Pablo Puyol dijimos que a nosotros no nos habian votado para decirle a la empresa a quienes echar.

Porque planteamos en reuniones con presencia de los directivos Artaza y Vivar que los compañeros que estaban por agencia hace más de seis meses debían quedar efectivos y no ser echados como sucedió. Porque nos opusimos a la “propuesta” de la empresa de banco de horas.

Porque colaboré con la lucha de la comisión de despedidos de metalsa, legalmente dando mi testimonio en los juicios a favor de estos compañeros.

Porque le inicié un juicio a la empresa porque no me deja actuar como delegado.

Porque estoy en contra de que los delegados tengan privilegios.

Porque no firmé el acta que le daba vía libre a la empresa para suspendernos al 70%, ya que esto no fue discutido ni votado en ninguna asamblea; no fui incluido en la reunión donde se discutió esto con la empresa, y por último pero fundamental: el acta que avalaba las suspensiones NO INCLUÍA UNA CLAUSULA DE PROHIBICION DE DESPIDOS.

Porque desde el comienzo planteé que sin estar de acuerdo en todo, podíamos trabajar en unidad con el resto del cuerpo de delegados y la seccional, en base a lo que los compañeros FUERAN DECIDIENDO EN ASAMBLEA, o sea, que cuando estuviéramos en desacuerdo sean los propios compañeros los que decidan, en asamblea, dandonos mandato. Sin embargo, la comisión directiva no tolera que haya otras opiniones.

Porque siempre fui con la verdad a los compañeros y tratando de que todos tengan la suficiente información para poder decidir.

2- ¿A quién beneficia que me saquen de delegado?

En primer lugar: A LA EMPRESA, ya que siempre me opuse a los planes de la misma que tendían a perjudicar a los compañeros. Y les informé de todo, asesorándolos sobre sus derechos y esto fue visto como algo peligroso, porque la empresa nos prefiere ignorantes y sumisos. Si logran sacarme la empresa va a tener mejores condiciones para aumentar los ritmos de producción y reducir personal, para aumentar sus ganancias a costa nuestra.

En segundo lugar beneficia a la propia dirección del gremio porque al no existir voces que opinen distinto se aseguran que pueden actuar como quieran, sin críticas ni que nadie se entere.

¿Y a quien perjudica? A los compañeros que no van a contar con una voz independiente que denuncie o muestre una segunda opinión sobre temas que interesan a la mayoría.

Esto no es solo un ataque a mi, sino un ataque al conjunto de los compañeros de RPU (y de todo Metalsa).

3- ¿Qué métodos usan para sacarme?

Por el lado de la empresa: no me invitan a reuniones entre empresa y cuerpo de delegados, me han excluido de negociaciones sobre categorías, han echado a dos compañeros de rpu de mi turno por día durante una semana para meter miedo y dar impulso a la campaña de juntada de firmas, me han perseguido con escribana, personal de recursos humanos y de seguridad de la empresa, intimidando a los compañeros, etc.

Por el lado del gremio: negarme acceso a cualquier instancia de participación: reuniones internas del cuerpo de delegados y congreso de delegados de la seccional. Me prohíben afiliar compañeros, sacar remedios de farmacia para los compañeros y sus familias, anotar compañeros a la pesca del gremio, me niegan cualquier otro trámite gremial, de farmacia u obra social. Además de las calumnias como que busco una indemnización o arreglo por plata con la empresa, maltrato, insultos, etc.

Me negaron a mí y a todos los compañeros de rpu cualquier tipo de apoyo cuando la empresa despidió compañeros por defender sus derechos y estar en contra del banco de horas. Es mentira que no me haya dirigido al gremio en ese momento, siendo que me comuniqué telefonicamente y por carta documento pidiendo una asamblea y dicho pedido fue negado. Incluso en el caso de Piriz que la justicia ordenó su reinstalación por gestión de la comisión de despedidos y el gremio no apoyó para nada. Es mentira que si se mete un abogado el gremio no puede hacer nada: puede hacer y mucho, coordinando la acción legal con la gremial.

4- ¿Qué hacer frente a este ataque?

En primer lugar, a pesar de todo, me mantuve como delegado todo este tiempo, tratando de llevar adelante todos los reclamos que me acercaban los compañeros y asesorarlos en temas de todo tipo siempre que estuvo a mi alcance.

No pienso renunciar y como dije en una nota anterior, quiero terminar mi mandato y que para esto la dirección del gremio y la empresa debe permitirme desempeñar mis funciones de delegado.

Frente a la resolución de la comisión directiva, que no cumple los más mínimos requisitos legales y estatutarios para revocar a un delegado, la voy a rechazar.

5- ¿Qué necesitamos los trabajadores?

Necesitamos un gremio que nos defienda, que no pierdan tiempo en internas de poca monta sino que se ponga a la cabeza de los reclamos de los compañeros. Que respete las decisiones que hacen los compañeros, ya sea elecciones de delegados o decisiones tomadas en asamblea.

La resolución de la comisión directiva que me revoca en mi mandato es la nro. 4 de 2014... es decir que en 11 meses del año sacaron solo 4 resoluciones? Una fue para el congreso nacional, y otra para echarme de delegado. ¿No sería bueno que la dirección del gremio saque resoluciones contra los despidos, las suspensiones, la inflación? Necesitamos un gremio que trabaje SERIAMENTE el tema de higiene y seguridad, que en Metalsa está costando la salud de muchos trabajadores, que entran bien y a los cuatro o cinco años están rotos: con hernias de disco, tendinitis, problemas de vista, oído, respiratorios, etc.

PARA TODO ESTO: necesitamos un gremio democrático donde todas las voces sean escuchadas.

Ignacio Serrano
Delegado RPU Turno B

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.