viernes, 28 de noviembre de 2014

Llaman a encontrar solución a crisis política haitiana

PL

El presidente del Consejo Electoral Provisional de Haití, Max Mathurin, lanzó un nuevo llamado a superar las diferencias políticas que hoy mantienen bloquedas la posibilidad de celebración de comicios el año próximo.

Es urgente evitar que siga complicándose la situación política y alcanzar un arreglo antes de que expire el 12 de enero del 2015 el mandato de los diputados y del segundo tercio del senado o habrá una catástrofe, alertó.

Insistió en que el consejo sigue a la espera de la aprobación de enmiendas a la ley electoral para fijar la fecha de los próximos comicios y recordó que una vez aprobada esa ley, tendrá unos cinco meses para organizar las elecciones.

El lunes último el presidente Michel Martelly terminó consultas con diversos sectores de la sociedad para tratar de encontrar una salida a la actual crisis política y ahora su gabinete trabaja en la síntesis de las propuestas recibidas.

La situación está estancada desde que el sector radical de la oposición, representado por seis senadores y seis partidos políticos, rechazó un pacto nacional alcanzado en marzo que debía permitir la realización de elecciones este año.

Esa situación obligó el 26 de octubre a aplazar sin fecha los comicios y desde entonces la oposición está más activa y reclama la salida del poder de Martelli y del primer ministro Laurent Lamothe.

En ese marco el presidente del Senado, Simon Dieuseul Desras, responsabilizó al gobierno por la actual crisis y advirtió que si Martelly intenta destituir al Parlamento exacerbará la ira de la población y precipitará su caída.

Martelly ha respondido que cumplido el mandato de los legisladores, convocará a comicios por decreto para elegir a los 20 senadores, 112 diputados, 140 autoridades municipales y a los representantes comunales previstos.

Mientras Martelli terminaba el lunes último sus consultas con diferentes sectores de la sociedad, los líderes de los seis partidos políticos de la oposición radical dijeron que llevarán a cabo negociaciones serias con el Gobierno.

Sin embargo usaron una táctica dilatoria al condicionar esas negociaciones a la elección de delegados para elaborar una agenda de diálogo y paralelamente incrementaron la presión sobre el Gobierno con nuevas manifestaciones.

Las marchas convocadas por los opositores Movimiento Patriótico Democrático y la Fuerza Patriótica para el Respeto de la Constitución exigen la liberación de supuestos presos políticos e insisten en demandar la renuncia de Martelly.

El senador oficialista François Lucas Saint-Vil ha rechazado esa petición de los opositores y argumentó que el presidente fue elegido por el pueblo para un período de cinco años y por tanto, todo es negociable, menos la salida de Martelly.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.