viernes, 28 de noviembre de 2014

México. Comentario a tiempo: “Todos somos Ayotzinapa”

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Ahora sí, que a la manera del pueblo que sale a manifestarse y con el grito de "Todos Somos AYOTZINAPA", el presidente Enrique Peña Nieto, como respuesta a los acontecimientos de la "La Noche de Iguala" que han conmovido a todo el país y ha repercutido en todo el mundo, dio a conocer un ambicioso plan que abarca los dos rubros históricos pendientes de la nación: asegurar un verdadero Estado de Derecho y que la justicia social sea una realidad en todo la República.

Sintetizado en 10 puntos o acciones prioritarias, las administraciones federal y de las entidades, así como los tres nivele de Gobierno, es decir, todo el Estado Mexicano, se han propuesta para abatir la inseguridad pública, poner en práctica reformas, inclusive constitucionales, para acabar, como lo dijimos en la víspera, con la vergonzosa y vergonzante impunidad.

Tema, repetimos, en el que el gremio periodístico ha insistido, a tal grado que desde años, sobre todo la etapa calificada como “La Docena Trágica", denunciamos que nuestro país se había convertido en el imperio de la impunidad, díganlo sino los asesinatos y desapariciones forzadas de que han sido víctimas los comunicadores, delitos que yacen en el olvido por esa misma impunidad.

Ya habrá tiempo para seguir en el análisis del ambicioso Plan Presidencial, baste destacar por ahora la implementación de la figura de la Policía Única por entidad, es decir, de acuerdo con una Reforma Constitucional se acaban los 2 mil 445 cuerpos policíacos, que como se ha probado, han sido los más vulnerables para transita a la corrupción.

Ahora serán 32 instituciones policíacas, una por cada entidad, que responderá a un mando único y se coordinará obligatoriamente a los cuerpos federales correspondientes. Cabe aclarar, que esta disposición durante años fue soslayada por los gobiernos locales, a tal grado, que todavía jefes delegacionales del Distrito Federal abrigaban la idea de contar con su propia policía.

Aunado a ello, viene también un cambio profundo y sustancial en la procuración y administración de justicia, desde la que se debe impartir en la barandilla de una delegación, hasta en los tribunales más altos, so pena de que los jueces y procuradores de justicia paguen las consecuencias de sus ineptitudes, insuficiencias o corruptelas.

Sobre la dinamización de la economía para hacer realidad la justicia social, Peña Nieto, después de reconocer que existen dos México, el que goza del desarrollo de la nación y el que ancestralmente vive en el olvido de la pobreza y la pobreza extrema, anunció una serie de acciones en todo el territorio nacional y en forma concreta en tres estados, por cierto los más retrasados, todos sabemos de ellos, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Desde que el padre de la China moderna, Deng Xiaoping implementó su programa de Reforma Económica y Apertura al Exterior, fueron famosos como polos de desarrollo la creación de las Zonas Económicas Especiales, principalmente implementada en el sur del gran país asiático, los periodistas nos dimos a la tarea de informar de ello, por la cerrazón de Occidente de los logros chinos. Esos polos de desarrollo son, sin equívocos, los grandes cimientos en los que descansa el espectacular desarrollo de China.

El presidente Peña Nieto, en su discurso para enfrentar los grandes retos del país, y que han propiciado las grandes concentraciones de demandas de justicia legal y de justicia social a resultas de la barbarie de "La Noche de Iguala, se obliga a crear en esta primera etapa, 3 Zonas Especiales de Desarrollo.

Zonas, creadas en Asía y que han probado su eficacia. México tenía que emprender esta gran revolución social, al margen de los dictados del poder occidental. Se hacía necesario voltear hacia todos los horizontes, romper los lazos de la imposición de los imperios del dinero. CONTINUARÁ.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.