miércoles, 3 de diciembre de 2014

Acampe en Tribunales contra la megaminería. Sánchez Toranzo: "Lo que hacemos con los bienes comunes, es un problema de todos los argentinos"

Inés Hayes (ACTA)

La CTA, junto a vecinos de Andalgalá, asambleístas del Algarrobo y otras organizaciones sociales que vienen resistiendo a la megaminería metalífera contaminante a cielo abierto en todo el territorio argentino, realizan desde el 20 de noviembre hasta hoy inclusive un acampe en Plaza Lavalle, frente a Tribunales para exigir a la Corte que se tenga en cuenta el recurso de amparo presentado en 2010 para respetar el derecho a un ambiente sano de la ciudadanía.

ACTA habló con Mariano Sánchez Toranzo, Director de Cultura y Bienes Comunes de la CTA. El acampe cerrará con un festival artístico a las 17.00.

-¿En qué consiste el acampe que están llevando adelante en Tribunales contra la megaminería?

- La Asamblea de Andalgalá, El Algarrobo, ellos vinieron a reclamar a la Corte Suprema que se resuelva un recurso que ellos presentaron en el 2010. Presentaron un Amparo para que se respete su derecho a un ambiente sano y ahora se vino a presionar a la Corte Suprema en ese sentido porque el expediente está parado en la Procuración de la Corte.

-En concreto, ¿cómo afecta la megaminería a estas comunidades?

- En el mismo pueblo de Andalgalá quieren instalar una megaminera. Se está terminando la explotación de la minera La Alumbrera que ocupa un territorio enorme de Catamarca y parte de Tucumán y se quiere instalar otra que se llama Agua Rica y lo que se está reclamando es que no se avance con este proyecto megaminero porque ya está probado que la megaminería no sólo no genera desarrollo sino que genera destrucción del medio ambiente y saqueo.

-Y destruye también las economías regionales.

- Claro, obviamente, porque contamina el agua, el poco agua que hay se utiliza para las megamineras y genera que haya menos agua para la agricultura, para la ganadería. La megaminería destruye el ambiente y pagan el 3% de lo que dicen que se llevan de impuestos por declaración jurada. Cuando uno por alimentos básicos paga el 21% de IVA. No genera desarrollo, vienen, explotan, contaminan y se van: se llama economía de enclave.

-Por otro lado, las leyes del Menemismo no han cambiado.

- El Menemismo plantó las bases de este proyecto de explotación megaminera, con la reforma de la Constitución que definió que la propiedad del subsuelo no era de todos los argentinos sino que era de las provincias en un acto supuesto de federalismo pero lo que han hecho realmente es descentralizar administrativamente para facilitar las coimas entre funcionarios y gobiernos. Es un problema de todos los argentinos qué hacemos con nuestros bienes comunes.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.