jueves, 4 de diciembre de 2014

Argentina, Chaco. Emergencia sanitaria: La Salud Pública en crisis por mucho más que una guardia

DATACHACO - ACTA

Lo dice Apstach. Señala que los problemas en Salud Pública aquejan a casi todos los sectores y cita en caso de los bajos salarios, algunos por debajo del mínimo, vital y móvil.

“La grave situación de las guardias de emergencia que alertáramos hace semanas es la parte más visible, aunque minoritaria, del deterioro del sistema de salud. Pero los problemas en Salud Pública aquejan a casi todos los sectores con similar intensidad”, dice en un comunicado de la Asociación de Profesionales Técnicos y Auxiliares de la Salud del Chaco (Apstach-FESPROSA).

“El deterioro constante del salario frente a la inflación, salarios que en el caso de Salud Pública están por debajo de la media del país con el vergonzoso extremo de tener profesionales de planta con salarios inferiores al Mínimo, Vital y Móvil, es un foco de tensión constante”, agrega la entidad representada por Ricardo Matzkin que finalizó el viernes una jornada de paro por 48 horas.

Ganancias

“El impuesto a las Ganancias sobre el salario, que afecta a una porción cada vez mayor de trabajadores y con una mayor carga llegando a deducir una porción significativa del salario, no es como sugirió el Jefe de Gabinete con sus dichos "un reclamo de ricos" sino una decisión política de presionar sobre los contribuyentes cautivos que son los asalariados en lugar de cobrar a sectores más pudientes como lo demuestra el hecho de que más de la mitad del total de recaudación por Ganancias proviene del sector asalariado; y se ha transformado en un problema no sólo para el trabajador sino también para el Gobierno Provincial que debe hacerse cargo”, manifiesta Matzkin.

Por otra parte señala que “la burocracia del Estado provincial se ha convertido en una máquina de impedir que los trabajadores reciban los beneficios que les corresponden, cientos de expedientes peregrinan durante años sin resolución. Los beneficios que tiene un trámite más rápido son los negociados con determinados gremios o grupos de presión y no respetan ningún criterio objetivo, y así se generan discriminaciones a veces incluso dentro de un mismo servicio con agentes que poseen mayor antigüedad, riesgo y responsabilidad y siguen esperando. Se discrimina, se niegan derechos a muchos trabajadores y se genera malestar deteriorando el ambiente de trabajo”.

“Éstos son, junto al déficit de personal, de insumos, de condiciones saludables y seguras de trabajo, los puntos más salientes de una situación que debe ser resuelta definiendo políticas públicas en acuerdo con los trabajadores, con la aprobación de la Ley de Carrera Sanitaria como una de las herramientas fundamentales de dichas políticas”, especifica.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.