viernes, 12 de diciembre de 2014

Argentina, Rosario. Nueva marcha por Franco Casco: “Que se haga pronta justicia”

REDACCIÓN ROSARIO

Familiares de Franco Casco, junto a organizaciones sociales y de derechos humanos, marcharon este miércoles a la sede local de la gobernación para exigir el avance de la causa por la desaparición y muerte del joven que fue visto con vida por última vez en la comisaría 7ma de Rosario.

La movilización partió a las 18 de la plaza 25 de mayo, luego de participar de la habitual ronda de las Madres. Despues, frente a la ex jefatura de policía se desarrolló un acto donde se leyó un documento que hizo eje en el reclamo por la recaratulación de la causa, bajo la figura de “desaparición forzada” y porque la investigación se desarrolle en la Justicia Federal.

Tras unas breves palabras de Elsa Godoy, la madre de Franco, se leyó un documento firmado por un amplio abanico de organizaciones, sociales, gremiales, políticas y de derechos humanos.

Finalmente hubo un recital a cargo de diferentes grupos musicales de la ciudad.

El documento completo

«Franco Casco fue detenido el martes 7 de octubre de este año por policías de la comisaría 7° de la ciudad de Rosario, último lugar donde fue visto con vida. Luego de casi tres semanas de búsqueda, reclamos de sus familiares y de organizaciones, y tras no haber llegado a su casa de Florencio Varela el día acordado, la familia solo recibe de parte de la policía santafesina y funcionarios del Gobierno Provincial silencios, ocultamientos y mentiras. Su cuerpo apareció flotando sin vida en el río Paraná el 30 de octubre, mientras se realizaba la primera marcha frente a la comisaria 7ma.

«Desde su desaparición el gobierno provincial decidió no buscar a Franco, al tiempo que mantuvo un silencio cómplice con la policía que recién se rompió con las vergonzosas declaraciones de Ignacio Del Vecchio, Secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, en las que afirmaba que se lo había visto en una parroquia pidiendo alimentos y vestimenta, haciendo propias las pistas falsas sembradas por la propia policía, en un claro intento de desviar información.

«Se suman las descalificadoras acusaciones del gobernador Bonfatti contra los militantes el día después que realizamos la segunda marcha desde los Tribunales hasta la Sede de la Gobernación.

«Volvemos a denunciar y a repudiar también la lamentable actuación de la Fiscalía a cargo por parte del Dr. Apanowich, que actuó pasivamente, sin contemplar los reclamos de la familia y demorando negligentemente el pedido de medidas elementales como la captura de las filmaciones surgidas de las cámaras de seguridad cercanas a la comisaría 7a, el no haber tomado declaraciones en ningún momento a la familia, ni haberse contactado con ellos, respondiendo en ciertos medios de comunicación que no había irregularidades por parte de la policía, entre otras inadmisibles irregularidades, las cuales fueron visiblemente apreciables en las declaraciones realizadas durante las audiencias públicas convocadas después de la presentación de un recurso de habeas corpus. Nos referimos a los dichos del personal policial de la comisaría 7ma y de la médica que supuestamente intervino en la comisaria durante la detención de Franco.

«Después de una importante movilización social y política, el pasado jueves 27 de noviembre la justicia de Santa Fe declaró su incompetencia, solicitó que se recaratule la causa como “desaparición forzada” de persona y reenvió las actuaciones a la justicia federal, quien ahora debe aceptar -o rechazar- el caso nuevamente, aunque en una primera instancia el Dr. Marcelo Bailaque rechazó el pedido de la defensoría provincial interviniente.

«Nos movilizamos para exigir que la carátula definitiva en el caso de Franco sea la “desaparición forzada” solicitando a la justicia federal se expida y que se haga pronta justicia con los responsables policiales y políticos de este gravísimo delito con jurisdicción Federal.

«A Franco Casco lo mató la policía de la provincia de Santa Fe por esto exigimos: que la carátula del caso como “Desaparición Forzada de Personas”, sea tomada definitivamente por la justicia federal.

«Denunciamos y repudiamos los asesinatos y la represión sistemática a pibes pobres de los barrios populares por parte de las fuerzas de seguridad, tal como fue el caso de Emanuel “Joroba” Cichero, y de tantas otras vidas jóvenes que nacen y mueren en las mismas condiciones de falta de dignidad.

«Afirmamos!!:

«– Como ocurrió con Luciano Arruga a Franco Casco lo mató la policía.
«– Ni un pibe, ni una piba menos
«– Justicia y Castigo a los culpables.
«-Basta de pibes de nuestros barrios desaparecidos y asesinados.»

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.