martes, 9 de diciembre de 2014

Argentina, Santa Fe. El caso Franco Casco y la defensa corporativa de Chaumont: ¿No será mucho, comandante?

Juane Basso (EL ESLABÓN - REDACCIÓN ROSARIO)

Mientras el secretario de Seguridad aseguró que la Policía de Santa Fe “no es torturadora”, un informe de la Defensoría General relevó que el año pasado hubo una denuncia por apremios ilegales en comisarías cada 48 horas.

“Nadie puede decir hoy que la Policía de Santa Fe es de gatillo fácil, o torturadora”, afirmó el secretario de Seguridad de Santa Fe y comandante de Gendarmería, Gerardo Chaumont, quien reapareció públicamente tras unos meses de sorpresivo silencio que habían sido precedidos de un debut de alto perfil. El funcionario realizó esas declaraciones al ser consultado por el caso de Franco Casco, el joven de Florencio Varela que estuvo desaparecido tres semanas hasta que su cadáver se encontró flotando en el río Paraná y que su familia denuncia que fue asesinado en la comisaría 7ma de Rosario, último lugar en el que se lo vio con vida. Pero un informe de la Defensoría General de la provincia señala que, sólo entre el año 2012 y 2013, hubo 333 denuncias por apremios ilegales en dependencias policiales.

Defensa corporativa

“En lo que va de este mes han sido pasados a disponibilidad 26 policías por distintas causas. Porque no es compatible que un funcionario que está siendo investigado pueda seguir ejerciendo sus funciones hasta que el proceso determine si es o no culpable. Esto es aplicable a los que estaban de guardia cuando se escaparon presos u otros casos similares que ameriten que lo efectivos estén siendo investigados”, planteó Chaumont en una entrevista con el periodista de LT8, José Maggi.

Para Chaumont, la Policía de Santa Fe va bien. “A mi entender la Policía en este último tiempo ha dado sobradas pruebas de su accionar”, dijo, para luego remarcar que “en este mes hubo más de 1050 detenidos”. “Y el delincuente no es que sólo entra a la comisaría, sino hay que hay que llevarlo. Estos más de mil detenidos implican que hubo un trabajo policial. Si a esto se le suma el secuestro de más de 650 armas, implica que la Policía está trabajando”, agregó.

El comandante Chaumont fue consultado por el periodista sobre el caso Franco Casco. “Este caso está bajo actuación judicial. Sería impropio que yo emita opiniones avalando algo sobre lo que aún la justicia no se expidió”, se atajó, aunque igual opinó: “Cuando digo que la Policía respeta los derechos humanos, no quiero decir que no pueda haber algún hecho aislado. Pero nadie puede decir hoy que la Policía de Santa Fe es de gatillo fácil, o torturadora. Eso es algo objetivo”, afirmó el gendarme.

Antes, criticó en dos oportunidades durante la entrevista al rol de los medios de comunicación sobre la actividad policial. “Tal vez no se potencian las informaciones positivas de los actos de la Policía”, sugirió. A la vez, insistió en que la Policía provincial “no es de gatillo fácil” ni “torturadora” porque “en las crónicas policiales no se encuentran estos hechos”.

Tormentos policiales

Un informe elaborado por la Defensoría General de la provincia sobre “Apremios y vejámenes”, que aborda el período que va de enero de 2012 a mayo de 2013, arroja resultados que desmienten las afirmaciones hechas por el secretario de Seguridad. Según el relevamiento, en ese lapso se radicaron 333 denuncias por tormentos contra detenidos en comisarías y otras dependencias a cargo del Servicio Penitenciario.

“Considerando a los imputados de manera agrupada según la fuerza que integran, se observa que, del total de imputados, el 45,9 por ciento es personal policial y el 27 corresponde al Servicio Penitenciario en distintas dependencias, incluyendo al IRAR” señala el trabajo de la Defensoría.
Del informe se desprende también una nula o casi inexistente investigación judicial sobre los hechos. Del total de 333 denuncias, según el estudio un 90 por ciento (300 casos) no tienen autos ni sentencias. Mientras que 174 casos (el 52%) no tuvieron ningún movimiento.

Muerto en la comisaría

“Estoy segura que a Franco lo mató la Policía”, dijo esta semana Elsa Godoy, la madre de Franco Casco, el joven que estuvo desaparecido tres semanas tras haber sido visto por última vez en la Comisaría 7ma. y su cuerpo sin vida fue hallado en el río Paraná. La familia de Franco fue recibida el lunes pasado –junto a militantes sociales del barrio Ludueña y el defensor provincial, Gabriel Ganón– por la procuradora federal, Alejandra Gils Carbó, quien puso a disposición al equipo del programa Atajo, una propuesta de facilitamiento de acceso a la justicia, cuya delegación local comenzó a funcionar la semana pasada.

Tras la reunión con Gils Carbó el miércoles último, la familia también mantuvo un encuentro con los diputados nacionales de la Comisión de Derechos Humanos Remo Carlotto, Leonardo Grosso y Eduardo Seminara. Según indicó a este medio el defensor general de Santa Fe, Gabriel Ganón, la reunión en la Legislatura “al igual que en la procuración, fue muy positiva”, y adelantó que Seminara presentará en la Cámara baja un proyecto para pronunciarse en apoyo a la investigación federal del caso.

Fuero federal

Si bien la jueza provincial de Rosario, Roxana Bernardelli, definió el 27 de noviembre que la causa en que se investiga la desaparición y muerte de Franco Casco sea competencia de la Justicia federal y que sea recaratulada como “desaparición forzada de persona”, tal como lo había solicitado la familia del joven y Ganón, todavía no está dada la última palabra para que el fuero nacional tome el expediente. En ese sentido, el 15 de diciembre habrá una audiencia clave en la Cámara Federal de Rosario para analizar la presentación de la Procuración contra la Violencia Institucional (Procuvin). La Procuvin había apelado el fallo del juez federal Marcelo Bailaque por haber devuelto el expediente a la justicia provincial.

Marcha el jueves

La multisectorial por justicia para Franco Casco realizará una marcha y festival cultural el próximo jueves 11 d diciembre a las 17. Según explicó Vanesa, del Bodegón cultural Casa de Pocho, la movilización partirá desde la plaza 25 de mayo a la San Martín, donde se escuchará la palabra de los familiares de Franco y luego habrá un recital con bandas locales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.