lunes, 22 de diciembre de 2014

Cerrado el capítulo 2014 de ganancias, se negocia por gremio

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, preparó un esquema de adelanto salarial a cuenta que ofrecerá a los 500.000 empleados estatales bonaerenses.

La propuesta prevé un adelanto de entre 8% y 12% a cobrar con los haberes de enero y febrero. En marzo sería del 20%, siempre en concepto de adelanto y hasta que el gobierno nacional cierre la paritaria estatal, entre otros, con los docentes.

Todos los años, la paritaria se cierra en marzo. Con el adelantamiento a cuenta, el gobernador intenta evitar las medidas de fuerza en plena negociación.

Mientras tanto, en el distrito de Escobar, el miércoles 17, se llevó a cabo un nuevo plenario de delegados convocado por las seccionales combativas del SUTEBA, que contó con la participación de más de 200 delegados de La Matanza, Escobar, La Plata, Ensenada, Tigre, Quilmes, Berazategui, Bahía Blanca y de delegados de las Seccionales Multicolor dirigidas por la Celeste como Lomas de Zamora, Morón, San Martín, San Isidro, Vicente López y Hurlingham, entre otras.

Allí expresaron un rotundo rechazo a las negociaciones paritarias a espaldas de los trabajadores de la educación que está realizando la burocracia de Baradel con Scioli a cambio de la "paz social" allanando el camino electoral a la candidatura oficialista de Scioli a la presidencia 2015. Se revalidó la exigencia de un bono de fin de año de $ 2.000 por cargo que tanto el gobierno nacional como el provincial niegan a los docentes y al conjunto de los trabajadores estatales.

Asimismo se discutió la necesidad de retomar la unidad desde las escuelas con la comunidad para preparar la lucha en defensa de la educación pública y exigir a los sindicatos docentes el no inicio de clases y la convocatoria a asambleas para discutir y votar un plan de lucha.

En Jujuy el Frente de Gremios Estatales dispuso un paro por 72 horas desde este martes, respetando la modalidad de cada gremio. El jueves, se realizará la “marcha de la resistencia”, para decirle no a la política salarial del gobierno. A esta marcha se convocó a todos los sectores que están sufriendo la crisis en Jujuy. Además, se exhortó al gobierno a dar inicio en forma urgente a las negociaciones paritarias para evitar los conflictos y no comprometer el inicio del período lectivo.

Ayer se movilizaron desde Garín a la Ciudad de Buenos Aires los trabajadores de la ex Donnelley. Cortaron Callao y Santa Fe frente al Juzgado Comercial para exigir que el Estado se haga cargo de los salarios adeudados por la patronal buitre que se fugó. Y siguen luchando por la expropiación de la fábrica y su entrega a la cooperativa MadyGraf.

Bono a bono

En un caluroso asado que tuvo lugar en el predio deportivo de la UOCRA en Esteban Echeverría, Gerardo “Batallón 601” Martínez anunció frente a unos mil delegados y activistas de la Seccional Capital la noticia del cobro de un bono salarial por $3500.

También el sindicato de petroleros conducido por el moyanista Guillermo Pereyra acordó una gratificación salarial de $24.000 para sus trabajadores, que se liquidará en cuatro cobros.

El sindicato bancario conducido por Sergio Palazzo sumó una gratificación de $7500 para los trabajadores de las entidades privadas, que falta extenderse al Banco Nación y el BCRA.

La UOM continúa las conversaciones con su contraparte patronal a los fines de compensar lo que entienden fue una magra paritaria en 2014. El número rondaría los $3000.

El sindicato de Camioneros también presiona por conseguir un bono de entre $4000 y $6000 antes de fin de año, sino amenaza con paros.

Donde se encuentra parada la producción hace una semana es en el polo petroquímico de Zárate-Campana. El paro afecta a más de 40 empresas locales y multinacionales, con piquetes en los accesos a las plantas. Se produjo por un conflicto con la empresa multinacional de origen alemán TFL, a la que el sindicato acusa de estar vaciando su planta de Zárate para cerrarla y reemplazar la producción local por importaciones arribadas desde la zona franca del Uruguay.

El paro involucra a 3.000 trabajadores del sector. Empezó el miércoles 10 y aunque el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria, el conflicto persiste.

Adelanto de paritarias con pedidos de aumentos del 50%

El transporte lidera el reclamo, pero se sumaron gremios de CGT oficial. La pérdida de los salarios reales acumulada en el año sumado a la incertidumbre sobre la evolución de la inflación durante los próximos meses extendió, tanto entre gremios cercanos al Gobierno como entre organizaciones enfrentadas desde hace tiempo a la administración kirchnerista, la perspectiva de un posible adelantamiento de las negociaciones salariales de 2015.

Esa alternativa es barajada en especial por los sindicatos que no lograron avanzar en sus respectivas discusiones por el pago de un plus salarial que compense el efecto de la suba de precios o son los más castigados por la carga del impuesto a las Ganancias.

En febrero próximo el Frente de gremios del transporte prepara un encuentro destinado a definir un plan de acción para apuntar al adelantamiento de la discusión salarial, que incluye los pedidos por la baja de Ganancias.

Preparando el terreno de cara a ese escenario, difundieron una solicitada en la que, además de cuestionar por "parcial" el anuncio presidencial de la excepción del aguinaldo del pago de Ganancias, lanzaron durísimas críticas por el deterioro salarial producto de la inflación.

La solicitada bajo el título “La única verdad es la realidad” fue firmada por La Fraternidad, Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, la Unión de Tranviarios Automotor (UTA), Sindicato de Conductores de Taxis, Unión Recibidores de Granos de la República Argentina y Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), entre otros.

Los sindicatos alegaron que el anuncio de la exención del impuesto a las Ganancias al medio aguinaldo -que fue oficializado el viernes al ser publicada la medida en el Boletín Oficial- es “falso” porque “la excepción que se practica” es “de poco monto comparado con el aporte que los trabajadores hacen durante todo el año”.

“El promedio de descuento por cada trabajador afectado es de $ 4.000 mensuales, algo así como 48.000 pesos al año, mientras que la corrección efectuada apenas alcanza a cubrir el costo de una canasta navideña de 28 productos, que según nuestros relevamientos cuesta 1.100 pesos”, indicó.

“Desde mayo de 2003 al 2007 los sindicatos del Transporte acompañamos activamente un proyecto Nacional y Popular identificado con el Peronismo. Desgraciadamente la realidad demuestra que el giro económico nos regresa a la política de (Alvaro) Alsogaray y (Domingo) Cavallo, quienes no pudieron diluir el aguinaldo, como sí lo hace la actual conducción política”, señalaron.

El titular de la UTA, Roberto Fernández, advirtió que "por lo menos" el piso de los aumentos debe ubicarse en el 50%. "Las paritarias del próximo año van a ser muy difíciles y muy problemáticas porque hace años que venimos arrastrando una inflación muy alta que deteriora año tras año el poder adquisitivo. De ahí que todos tenemos que pedir por lo menos un 50% de aumento", afirmó el gremialista en una entrevista con la agencia Dyn.

La primera paritaria de 2015 cerró lejos de esos porcentajes con una suba salarial total del 38% para los primeros diez meses del año. Se trata del acuerdo que alcanzó el sindicato de panaderos a nivel nacional con la cámara empresaria del sector, que incluyó además un bono de fin de año que irá de $1.000 a $1.200 de acuerdo a la categoría del trabajador. La suba se dividirá en tres cuotas acumulativas entre sí, y regirá sólo hasta octubre de 2015.

Tras un primer momento de ambigüedad, Hugo Moyano terminó por suspender el paro general previsto para el 18 de diciembre. De esta manera, la CTA Autónoma, conducida por el estatal Pablo Micheli, realizará la protesta en soledad.

Micheli precisó que el reclamo constaba de tres aspectos, que además de exceptuar al medio aguinaldo del pago del Impuesto a las Ganancias, incluía un bono de $ 4000 para los trabajadores, cooperativistas y beneficiarios de planes sociales, y un aumento de emergencia para los jubilados.

Por último, reafirmó que el 18 de diciembre la central sindical que representa llevará a cabo una protesta en Plaza de Mayo, ya que “la CTA Autónoma planteó que de ninguna manera íbamos a abandonar la pelea por los otros dos puntos”.

Un gran triunfo

Edgardo Moyano, abogado de los trabajadores de Lear y miembro del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), informó que “la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, a cargo de los jueces Enrique Brandolino, Daniel Stortini y Gregorio Corach, por unanimidad y en consonancia con el dictamen del fiscal general Eduardo Álvarez, ordenó ‘disponer que Industria Lear de Argentina deberá proceder a la inmediata reinstalación’ efectiva de los 28 trabajadores despedidos que siguieron peleando, ‘bajo apercibimiento de disponer su ejecución mediante solicitud al Ministerio de Trabajo’”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.