jueves, 4 de diciembre de 2014

Desde la lona, la derecha chilena intenta desbarrar de mandataria

Fausto Triana (PL)

Las encuestas de opinión marcan tendencias en muchos países, aunque a veces las manipulaciones en Chile ponen los pelos de punta, como el caso ahora de políticos de la derecha.

Da la impresión que desde la lona, como el boxeador que acaba de ser noqueado, la Alianza -integrada por Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN)-, no pierde la oportunidad en el afán de desbarrar de la jefa de Estado.

Contra Michelle Bachelet parece que en Chile todo vale, según la óptica de la oposición. Días atrás la ex candidata de la UDI, Evelyn Mattei, no guardó el menor sentido de la diplomacia para atacar a quien la venció en las urnas.

Las despiadadas críticas de Mattei contra Bachelet, obtuvieron un rechazo categórico de los chilenos, de acuerdo con sondeos de dos conocidas encuestadoras. El 67 por ciento repudió los dichos de la representante de la UDI.

Vale recordar que tras sus manifestaciones, miembros de la UDI hicieron un video por las redes sociales bajo el título de Yo me rebelo, para alinearse con Mattei y abrir la trinchera de combate frente a la actual inquilina del Palacio de La Moneda.

Luego, según Adimark, una de las firmas encargadas de la consulta, indicó que el 69 por cientos de los chilenos desaprueba el papel de la Alianza (UDI-RN) y que un 48% se siente más identificado con el Gobierno de Bachelet.

Simples guarismos que no dejan lugar a dudas de por dónde andan los tiros en el país austral. Incluso los poco edificantes, como el 16 por ciento de aprobación a la Alianza y el 24 respecto a la Nueva Mayoría (coalición gubernamental).

Ciertamente, la popularidad de Bachelet disminuyó, situándose entre el 42 y el 48 por ciento, de acuerdo con los puntos de vista inquiridos durante las encuestas.

Medios de prensa locales afines a la derecha no dejaron de repetir durante la jornada que la "popularidad de Michelle Bachelet cayó en picada". No se pudo leer o escuchar en alguna parte un balance sobre el descalabro de la derecha.

Para seguir la rima, el diputado por RN Cristián Monckeberg y el secretario general de la UDI, Javier Macaya, "lamentaron la significativa baja que registró en las encuestas Adimark y CEP" la evaluación de la presidenta de la República.

Inalterable, el ministro de Gobierno y portavoz principal, Alvaro Elizalde, señaló que los sondeos "son reflejo de un momento económico complejo, del que estamos saliendo, y de un mes difícil en que ha habido fallas en la provisión de algunos servicios básicos que afectan la vida de las personas".

Elizalde subrayó que el sentimiento de la gente es que "debemos trabajar más y mejor, tal cual ha señalado la Presidenta", para avanzar en educación, salud, transporte, seguridad y en la dinamización de la economía.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.