viernes, 12 de diciembre de 2014

Documentos de archivo de China refutan la negación de la Masacre de Nanjing

XINHUA

La Administración Estatal de Archivos de China publicó hoy viernes nuevos documentos de archivo sobre la Masacre de Nanjing con el objetivo de refutar las afirmaciones según las cuales la campaña japonesa de asesinato y violación fue una invención.

Después de que China ganara la Guerra de Resistencia contra la Invasión Japonesa en 1945, muchos residentes de Nanjing presentaron declaraciones al gobierno sobre lo que los soldados japoneses les habían hecho. Muchos de estos documentos están guardados en el Archivo Municipal de Nanjing.

En un documento con fecha del 25 de septiembre de 1945, una residente de Nanjing de apellido Yangzhang dice que tres de sus hijos fueron asesinados por soldados nipones el 25 de diciembre de 1937. Su segundo hijo fue "pateado a muerte por un soldado con botas".

Los archivos publicaron además un informe basado en investigaciones de posguerra de acuerdo con el cual "294.911 residentes de Nanjing murieron asesinados en masa, 403 fueron asesinados al azar, mientras que 203 murieron por las bombas, lo que suma 295.517".

En el Segundo Archivo Histórico de China, también ubicado en Nanjing, se encuentra el veredicto judicial escrito del principal culpable de la masacre, Hisao Tani.

De acuerdo con éste: "La evidencia es irrefutable", Tani y sus tropas "cometieron asesinatos en masa, violaciones, saqueo y destrucción sin sentido". Las atrocidades, tales como puñetazos, decapitación, violación en grupo y quema de personas vivas "son incomparables y extremadamente violentas".

Tani fue condenado a muerte y ejecutado el 26 de abril de 1947.

Esta es la sexta parte de una serie de materiales de archivo que se publicarán en vísperas del Día Conmemorativo Nacional para las Víctimas de la Masacre de Nanjing, el 13 de diciembre.

La Masacre de Nanjing empezó el 13 de diciembre de 1937, el día en que las tropas japonesas se apoderaron de Nanjing, la capital china de aquel entonces. Durante las seis semanas siguientes, los invasores nipones violaron a un sinnúmero de mujeres y mataron a más de 300.000 personas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.