lunes, 15 de diciembre de 2014

“El juicio de Cristian Ferreyra va a seguir en el tapete y se va a nacionalizar aún más de lo que está”

LA RETAGUARDIA

Lo aseguró Ángel Strapazzón, referente del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase) Vía Campesina, tras conocerse la sentencia en el juicio por el crimen de Cristian Ferreyra, en el que el único condenado fue Javier Juárez, que recibió 10 años por ser el autor material del asesinato; mientras los otros seis imputados, entre los que se encuentra el empresario sojero Jorge Ciccioli, señalado como quien dio la orden de matar, fueron absueltos. Strapazzón analizó las posibles motivaciones de este veredicto, y además se refirió a la relación entre su organización, que forma parte del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), y el Movimiento Evita, dentro del kirchnerismo.

El Mocase Vía Campesina vivió como una gran victoria el haber podido llegar a realizar este juicio por el crimen del joven Cristian Ferreyra, ya que es la primera vez que se alcanzó esta instancia a pesar de no ser el primer campesino asesinado por defender sus tierras. Sin embargo, el Tribunal Oral de Primera Instancia de Monte Quemado no respondió a los pedidos de condena de la querella, ni de la fiscalía.

Al ser consultado acerca de por qué pudo haber ocurrido esto, Ángel Strapazzón reflexionó: “la justicia es una deuda pendiente de la democracia. Ya en ‘Los Miserables’, Víctor Hugo criticaba que no había revolución en la revolución francesa porque no se elegía a los jueces, a los abogados, al poder judicial; entonces no tengo ninguna duda de que esta tradición desenfocada, esta tradición de ser corporación, ser parte de una elite con cierto olor a aristocracia, tiene la mirada que normalmente nuestras clases sociales como la media, la burguesía, son las que son éticas o morales, católicas y cristianas, y suelen ser más sanas desde el punto de vista del manejo de los intereses de una sociedad. Esta es una tradición que pesa mucho. Segundo, porque científicamente la modernidad y el progreso que empiezan a entrar en Santiago con el modelo de agronegocios y con este despliegue en los últimos diez años de buenaventura económica para la Argentina y Latinoamérica, a los santiagueños y santiagueñas acomplejados como
son muchos jueces y juezas que se avergonzaban de Santiago del Estero y la identidad cultural campesina, indígena, como si fuera gente a la que no le cuadra darle la razón o reconocerle la verdad o una buena actuación, esto es así”.

La justicia y el campesinado

Strapazzón señaló que hay otras explicaciones, quizás más complejas, pero que sin duda la sentencia se relaciona directamente con el accionar habitual del Poder Judicial: “pertenece a una casta que no se ha transformado ni democratizado, el poder judicial defiende su clase social, a la que pertenece y a la que no se ha desarmado mediante la democracia; y la llegada de la modernidad contra el campesinado, como si fuéramos algo obsoleto, pesa en la subjetividad y en el inconsciente de este sector de jueces y juezas. Yo creo que hay mucho de eso, la subjetividad pesa, no es verdad que uno sea objetivo, nadie lo es y menos los que están desde una clase social: se lee siempre desde esa clase social. Ahora bien, a mí me parece que a ellos se les ha ocasionado un gran problema, porque nosotros vamos a jugar un segundo partido y si es necesario un tercero que es la apelación. Me parece a mí que el Ministerio Público ha quedado ofendido, me refiero a la fiscal. Y el fiscal, a pesar de ser de esa misma clase social, acusó con muchísimos más años a Juárez, al autor material, y le pusieron varios años a Ciccioli, entonces vieron que se trataba de un crimen donde había un autor ideológico, uno material y otros. En los fiscales creo ver cuál es concretamente la posición de lo que democráticamente es esta provincia, que están vinculados al kirchnerismo, pero que vienen de historia radical algunos e historia peronista otros, pero yo creo que el fiscal habla del Estado, y le toca al Estado llamar a apelación”.

Habrá revancha

En este punto, Strapazzón afirmó que su movimiento esperará a conocer los fundamentos del fallo y luego jugará lo que llamó su partido de revancha: “a nosotros nos toca el amor propio. Hubiéramos querido ganar ya, pero la equivocación de ellos es política, publicista y comunicacional, porque el juicio de Cristian va a seguir en el tapete, el juicio va a volver a levantarse una vez y si volvemos a perder se va a volver a levantar hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con lo cual se va a nacionalizar aún más de lo que está. Hay un repudio generalizado de los medios de comunicación desde el centro, los progres hacia la izquierda. Es muy fuerte el repudio porque cómo se puede tener preso tres años a Ciccioli, que hizo cuatro pedidos de excarcelación negados por la justicia, pero que hoy le da la libertad. Es algo muy raro, entonces ahí uno puede hacer muchas especulaciones pero nosotros preferimos -y tenemos la responsabilidad- serenarnos y pensar la revancha, pensar cómo vamos a convencer a la fiscalía de que debe pedir de nuevo la justicia que pidió cuando solicitó la sentencia. Yo creo que se trata de presionar y movilizarnos para que el gobierno de la provincia y el Ministerio Público apelen. Hay otra manera de apelar, hay otros actores que podemos y debemos apelar, pero principalmente me parece a mí que la jugada más justa de la democracia en este momento sería que lo haga la fiscalía”.

Pelear desde adentro

Muchos se sorprendieron al ver al Mocase en agosto de este año en la cancha de Ferro durante el lanzamiento del ex canciller y actual legislador porteño Jorge Taiana como candidato a diputado por el Movimiento Evita. De hecho, Ángel Strapazzón fue uno de los oradores de ese acto. Lo concreto es que el Mocase se ha integrado hace un tiempo al Evita, un movimiento cuyo referente principal, Emilio Pérsico, está a cargo de la Secretaría de Agricultura Familiar.

Ante la pregunta de cómo se da la coexistencia entre esta Secretaría y el modelo agroexportador que continúa vigente en Argentina, la respuesta de Strapazzón fue simple: “convivimos”. Y agregó: “es un gobierno que trata de ganar la renta agraria desde 2008 en función de superar la pobreza, después si lo hace mal o bien cada uno tendrá su visión, sus números, sus datos y su información, pero el momento político es este. Después obviamente estamos convencidos de que han creado esa Secretaría en función de dar una disputa que no se dio nunca en la Argentina, al menos en estos 200 años, probablemente se ha dado un poquito en 30 años, pero durante 170 años gobernó la oligarquía terrateniente. Es entonces un enclave duro y difícil de mover, lo vimos también con la (resolución) 125 en la que no se discutía la propiedad privada de la tierra, no se disputaba la reforma agraria, no se impulsaba una matriz productiva diferente, sino que se ponía la discusión respecto de a dónde quedaba parte de la renta agraria. Cómo se levantaron en aquel momento muestra que hay ahí un debate de la correlación de fuerzas, que es la tarea nuestra”.

Respecto a la postura del Mocase, Strapazzón explicó: “nosotros como Vía Campesina y MNCI no es que nos hemos integrado a un espacio, ha quedado integrado un equipo de gente que va a constituir y crear lo que hoy se llama el Partido de la Emancipación pero como el MST (Movimiento de los Sin Tierra de Brasil) no se integró al Partido de los Trabajadores, tampoco el Mocase ni el MNCI Vía campesina han quedado integrados al Partido de Emancipación, ni siquiera el Movimiento Evita creo que ha quedado integrado. El partido es una herramienta donde se va a disputar electoralmente y los movimientos seguirán siendo los que tiran la mirada estratégica a largo y mediano plazo; los partidos y el que gana las elecciones se ocupa de lo inmediato, y los movimientos sociales nos ocupamos del mediano y largo plazo, nosotros no vamos a renunciar a esta tarea, jamás lo haremos, entonces es obvio que es muy difícil ahí adentro de ese Ministerio (de Agricultura, del que depende la Secretaría de Agricultura Familiar), que es el reducto principal de la oligarquía de la Sociedad Rural, y hoy de la Mesa de Enlace, de un modelo y una matriz productiva que va en muchos sentidos en contra de lo que hoy se está discutiendo en Perú con la Cumbre del Cambio Climático. Además de todo eso hay un montón de otras cuevas adentro de ese Ministerio; sin embargo, a mí me consta que hay un esfuerzo no solo de la Secretaría de Emilio (Pérsico), sino de las subsecretarías o direcciones que se han creado. Y nos consta que les duele y les arde el orto y nos están haciendo la guerra, porque desde el mismo espacio kirchnerista nos cercenaron el presupuesto de la Ley de Agricultura Campesina, es decir que ha sido La Cámpora o el que impulsa Julián Domínguez, ha sido (el diputado del Frente para la Victoria, Luis Eugenio) Basterra que viene de Formosa el que dijo no al presupuesto de 1500 millones de pesos para la agricultura familiar, campesina, indígena”.

Las disputas internas

En este punto, Strapazzón remarcó que la disputa se encuentra también dentro mismo del espacio kirchnerista: “creo que esto se va evidenciando cada vez más. Nosotros adentro del MNCI también tenemos tremendos debates, algunos creemos, yo creo que hoy día tenemos que dar la disputa con compañeros que estén adentro como lo estamos haciendo, y que jamás tenemos que renunciar ni dejar de hacer la lucha que venimos haciendo; es más: hay que expandirla y hacer crecer el campo popular y el gran río de la acumulación de poder y de la correlación de fuerzas. Esa es nuestra principal tarea, nuestra misión histórica a la que no debemos renunciar. Eso no significa que dado el escenario que hay desde el punto de vista electoral hacia adentro de lo que es gobierno hoy y hacia afuera, me parece que la historia nos llama a comprometernos, dirían Evo Morales y Hugo Chávez. Chávez nos ha hecho durísimos llamados a que nos comprometamos y a que creáramos herramientas partidarias porque lo que se ve y hay en Argentina y también en Latinoamérica es muy pobre desde el punto de vista de cuadros políticos que gobiernen de otra manera y en otros sentidos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.