jueves, 4 de diciembre de 2014

España: La preocupación por la corrupción y el fraude bate su máximo histórico

LA MAREA

La preocupación por la corrupción y el fraude bate su máximo histórico. Francisco Granados, ex número dos de Esperanza Aguirre, uno de los principales implicados en la 'operación Púnica'.

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de noviembre indica un espectacular aumento de la preocupación de la ciudadanía española por la corrupción, que bate el récord histórico. Ésta sigue siendo el segundo problema para los españoles, por detrás del paro, pero el porcentaje de los que lo señalan como uno de los principales problemas del país sube del 42,3% que se registró en octubre al 63,8%, una subida de 21,5 puntos. El dato rebasa de largo la máxima cota alcanzada en la serie histórica, el 44,5% registrado en marzo de 2013 tras el estallido del caso Bárcenas.

Noviembre ha estado marcado por la eclosión de la operación Púnica, que dejó 51 detenidos, entre ellos el exdirigente del PP en Madrid Francisco Granados, quien fuera el hombre de máxima confianza de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. El trabajo de campo del Barómetro se realizó entre el 4 y el 12 de noviembre, pocos días después de que estallase el caso. Recientemente también se había concedido el tercer grado al expresidente balear Jaume Matas, y durante esos días saltó la polémica por los viajes a Canarias del presidente extremeño, José Antonio Monago. Además, continuaba las investigaciones del caso Pujol y seguían conociéndose detalles del escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid.

El paro, principal preocupación

El desempleo continúa siendo la principal preocupación de los españoles. Un 77% lo señala como el primer, segundo o tercer problema del país. A mucha distancia quedan los “problemas de índole económica”, con un 25,5%, y “los políticos en general, los partidos y la política”, con un 23,3%. Preguntados acerca de qué problemas les afectan más personalmente, la mayoría de los encuestados vuelve a apuntar al paro (48,9%), y la corrupción y el fraude pasan al tercer lugar con un 20,1%, por detrás de los problemas de índole económica, con un 27,2%.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno en poner de relieve la recuperación económica, el 85,8% de los encuestados califica la situación económica del país de “mala” o “muy mala”, un porcentaje ligeramente superior al 82,2% registrado en octubre. Tan sólo el 19% considera que la situación económica mejorará el próximo año. Respecto a la situación política del país, la tendencia es aún más negativa: el 87,8% la califica de mala o muy mala, mientras que en octubre ese porcentaje se situaba en el 80,5%.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.