lunes, 15 de diciembre de 2014

España: Los trabajadores de RTVE se manifiestan para exigir pluralidad y transparencia en el ente público

DISO PRES - TERCERA INFORMACIÓN

Los trabajadores de RTVE se manifestaron en la mañana del domingo con el objetivo de visibilizar su descontento con la política que está llevando a cabo el Gobierno en el ente público y la falta de pluralidad y transparencia del mismo

Hacia las 11 horas unas doscientas personas se han reunido en la plaza de Alonso Martínez. Muchos de ellos portaban una camiseta naranja reivindicativa y otros llevaban el chaleco multicolor de Salvemos Telemadrid que fue, y es, símbolo de la defensa de la radiotelevisión pública. Los asistentes han repartido lazos naranjas a los transeúntes mientras les explicaban el motivo de su protesta. Mientras tanto, sonaban diversas canciones de programas de televisión emitidos a lo largo de la historia de la cadena, como La Bola de Cristal o Heidi.

Una hora después, han comenzado a marchar hacia la Red de San Luis, situada en la calle Gran Vía esquina con la calle Montera, donde han desplegado un lazo gigante naranja y leído un comunicado. Maite Martín, secretaria general de CCOO en RTVE, ha explicado que “esta protesta quiere trasladar el mensaje a la sociedad de que los trabajadores de RTVE no están de acuerdo con la política que está llevando a cabo el Gobierno con la corporación”. El sindicato considera que “es una empresa pública y que por tanto pertenece a toda la sociedad y no al Gobierno ni a un partido político”.

Martín se ha referido a “la asfixia económica y a la credibilidad nula” que está provocando esta política. “Nosotros queremos que sea referente como lo ha sido siempre y esté al servicio de los ciudadanos”, ha afirmado. Diversas razones les han llevado a la movilización. Por un lado, la reducción de la partida que corresponde a RTVE en los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene. “El recorte que ha sufrido es el doble de lo que ha recortado en el resto de las administraciones públicas”, ha explicado Martín. “Hemos pasado de 540 millones de euros en 2011 a 292 millones el año pasado”.

Por otra parte, el control ideológico que se manifiesta en los informativos de la cadena “está dejando su credibilidad por los suelos”, según Martín. “En un año con tantas citas electorales es muy preocupante”, ha resaltado. Además, ha querido dejar claro que “esta situación atenta contra cualquier código deontológico del periodismo”. En su opinión, lo que ocurrió con la entrevista a Pablo Iglesias en el Canal 24 horas es una “prueba más de ese control ideológico e informativo, de la falta de pluralidad y la manipulación” que el Gobierno quiere imponer en la radiotelevisión pública.

Ha añadido que “con las audiencias que está teniendo, del 8%, la plantilla no se va a poder mantener, y aunque este año no van a producirse despidos, porque es año electoral, todo indica que el próximo sí”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.