miércoles, 17 de diciembre de 2014

España: Más del 80% de periodistas recibió presiones en 2014

Eduardo Muriel (LA MAREA)

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) presentó su informe anual sobre el estado de la profesión periodística. Los datos, como viene siendo habitual, sobre todo en estos años de crisis económica, no pueden ser más desalentadores. No sólo en cuanto a los despidos y el aumento de la precariedad, también en lo referente a la independencia con la que los profesionales desempeñan su trabajo.

El estudio de la APM destaca un año más que “aumentan las presiones que reciben los periodistas en el ejercicio de su trabajo para que modifiquen de forma sustancial sus informaciones”. En 2014 ha aumentado en más de un punto el porcentaje de informadores que han sufrido presiones en múltiples ocasiones (del 14’1% al 15’7%). Por otro lado, los periodistas que declaran no haber recibido nunca presiones está ya por debajo del 20%.

En cuanto a la procedencia, éstas suelen llegar de la misma empresa en la que trabajan los periodistas o sus propios jefes, en un 80% de los casos. Muy lejos estarían los que afirman que reciben presiones por parte de instancias políticas (un 27’8%), seguidas por los anunciantes del medio (19’6%). En términos generales, las presiones que han recibido los periodistas en 2014 ha sido mayor que en 2013.

El aumento de estos condicionantes externos a la independencia del periodista tiene mucho que ver con la crisis económica. Un 70’6% ha sufrido cambios en sus condiciones de trabajo. De estos, un 67’9% dispone ahora de menos medios para realizar su trabajo, un 65’6% tiene menos ayuda de colaboradores, un 66’1% tiene que realizar más funciones que antes y un 49’1% tiene menos tiempo para realizar correctamente su trabajo. La inseguridad y la inestabilidad de su puesto de trabajo es la constante para un 47’8%.

En definitiva, los periodistas valoran con un 4’3, sobre 10, su grado de independencia. Estos datos tienen una repercusión inevitable en la manera en que los ciudadanos perciben la profesión. Aprueba por la mínima, con un 5’3. En lo más alto de la lista de razones de esa desconfianza se encuentran el sensacionalismo (alegada por el 57’5% de los encuestados) y los intereses de los grupos de comunicación y empresarios (por el 50’3%).

El periodista precario se extiende

En los últimos cinco años, el paro entre los periodistas ha aumentado un 33%. Sin embargo, el desempleo no afecta igual a mujeres que a hombres: de los 9.451 profesionales en paro registrados el pasado septiembre, el 64% eran mujeres. En cualquier caso, los datos del informe de la APM muestran un aumento de la precariedad en las condiciones de trabajo. Con respecto a 2013, los periodistas con un sueldo de menos de 1.000 euros pasaron del 12’1% al 14’9%.

La gran mayoría de los periodistas, un 76’3%, ha sufrido reducciones de salarios. Pero también en el terreno de la precariedad, las mujeres se llevan la peor parte: son mayoría en los tramos de sueldo más bajo, una situación que se revierte en los tramos altos. La precariedad viene también con la figura del autónomo: “Prácticamente la mitad de los encuestados que se encuentran en esta situación perdieron la condición de trabajadores fijos”, resalta el informe. Sólo un 28% de los periodistas trabaja en una empresa en la que no ha habido despidos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.