lunes, 15 de diciembre de 2014

Firman acuerdo 18 senadores paraguayos e impiden juicio político

PL

Un acuerdo suscrito hoy por 18 senadores de distintos partidos propinó el golpe definitivo al intento del gobierno de destituir vía juicio político a tres magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Anunciaron su decisión 10 senadores de la multibancada integrada por legisladores del Frente Guasú y otras organizaciones progresistas así como cinco del gobernante Partido Colorado y tres del Partido Liberal, en rebeldía contra el proyecto oficial.

Los ministros de la Corte que serían removidos con el juicio son Sindulfo Blanco, César Garay y Oscar Bajac acusados por la Cámara Baja de mal desempeño de sus funciones, prevaricato, corrupción y hasta de favorecer a acusados de narcotráfico.

El acuerdo suscrito por los 18 senadores explicó que se oponen al proceso por las condiciones en las cuales se está desarrollando sin lograr un compromiso para una verdadera reestructuración del Poder Judicial, duramente criticado por la población.

El senador liberal Carlos Amarilla dijo que tienen fundadas sospechas de que este juicio político esconde el interés de un cambio de fichas sin apuntar a la transformación de la justicia.

La senadora Desiree Masi afirmó que el presidente Horacio Cartes debe entender que Paraguay no es una empresa privada, por lo cual no pueden hacerse las cosas imponiendo ni dando órdenes.

Silvio Ovelar, del gobernante Partido Colorado, anunció la propuesta de creación de una comisión que presentará en los próximos seis meses proyectos para cambios en el sistema de justicia y nombramiento de nuevos magistrados con garantías procesales.

El documento divulgado calificó de irresponsable y autoritaria la forma de promover el juicio a los magistrados, aseguró que sólo busca seguir poniendo de rodillas a nuevos ministros del Poder Judicial ante el gobierno de turno y planteó un debate transparente con participación de todos los sectores políticos y sociales del país.

Agregó que el actual modelo de justicia se convirtió en una pesada maquinaria obsoleta, burocrática, atomizada y disfuncional, caldo de cultivo para la corrupción y defiende la inamovilidad de los magistrados y una organización eficaz.

Las propuestas incluyen un gran Acuerdo Político entre los poderes del Estado, partidos políticos y representantes de los principales estamentos organizados del país para concretar reformas estructurales y los cambios de fondo necesarios.

Para ello se harían las modificaciones correspondientes en la propia Constitución Nacional y reformas del sistema legal para lograr el objetivo de una amplia participación de la ciudadanía y la aprobación de los proyectos de leyes necesarios.

Hacemos un llamado para que la reforma del Poder Judicial no se convierta en una retorcida maniobra destinada a preservar el poder de los oscuros intereses del crimen organizado sobre la justicia y fortalecer el cuoteo en la designación de ministros de la corte, concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.