viernes, 19 de diciembre de 2014

Gran Bretaña consume menos energía

ANSA

Gran Bretaña consume menos energía a pesar de que la economía del país está creciendo, de acuerdo a un informe elaborado por el gobierno.

Aunque un aumento de los ingresos suele llegar a un incremento del uso energético, ese vínculo se habría quebrado a partir de medidas tecnológicas e iniciativas del gobierno. Un análisis elaborado a partir de estadísticas oficiales, y que fue dado a conocer por la BBC, concluyó que en promedio una persona en el Reino Unido utiliza un 10% menos de electricidad que hace cinco años.

Ello incluso a pesar de un "boom" en la venta de televisores plasma, de computadoras, teléfonos inteligentes y tabletas.

Una serie de estándares establecidos por la Unión Europea (UE) para electrodomésticos ha permitido a los consumidores realizar las mismas tareas con menos energía.

Una nevera de modelo A ahorra 73% de energía, comparado con una nevera producida hace 20 años, de acuerdo a la entidad que nuclea al sector de electrodomésticos, AMDEA. Ello representa cerca de 160 dólares menos al año en las facturas de electricidad.

Y la prohibición del gobierno por el uso de lámparas de luz tradicionales llevó a que el consumo eléctrico por lamparita cayera un 29% en 2013, comparado con 2008.

Las nuevas lámparas LED, que tienen una vida útil larga y una gran eficiencia energética, reducirán incluso más el consumo eléctrico en el país.

La UE evalúa imponer ahora nuevas restricciones para electrodomésticos ineficientes, incluidas aspiradoras y barredoras que utilizan alto voltaje.

Un reporte del Comité británico contra el Cambio Climático concluyó recientemente que las facturas domésticas se habrían incrementado cerca de 256 dólares entre 2004 y 2014 si el gobierno no hubiera realizado ahorros energéticos.

En ese sentido, destacó que el consumo de gas para calefacción y agua caliente cayó en más de un 25% desde 2004 para una vivienda promedio. Ello refleja muchas mejorías en la eficiencia de calderas y aislamiento de cañerías.

El estudio concluyó además que la población tiende a volverse más frugal en tiempo de recesión, al apagar radiadores en habitaciones vacías y mantener calefaccionadas sólo los sitios de uso frecuente.

Un mejor aislamiento de las casas también llevó a una reducción del consumo energético en el Reino Unido.

El número de viviendas en el país con aislamiento en áticos, paredes y ventanas aumentó de un 39% en 2004 a un 67% en 2013.

Nick Eyre, experto en políticas energéticas de la Universidad de Oxford, afirmó a la BBC que el uso de energía "siempre cae tras crisis del petróleo y durante recesiones económicas".

"Pero esta tendencia parece ser diferente. El consumo de energía es menor que en 1970 incluso cuando la economía británica es el doble de grande. Es la primera vez en la historia que el consumo energético ha caído substancialmente, y todo gracias a políticas gubernamentales", aclaró el especialista.

"Es un verdadero logro. Pero no podemos ser complacientes. Las mejores en el aislamiento de las casas han caído desde que el gobierno introdujo el llamado Acuerdo Verde en 2013", agregó.

De acuerdo al grupo encargado de estadísticas energéticas en el Reino Unido (Dukes), el consumo de energía en 2013 en el país fue el más bajo desde 1985 (equivalente a 203,2 millones de toneladas de petróleo).

Y agregó que la intensidad de energía, la cantidad de energía por volumen de riqueza creada, cayó en un 70% entre 1970 y 2013 en el sector industrial, y en un 55% en el sector de servicios.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.