lunes, 29 de diciembre de 2014

Grecia adelanta las elecciones con Syriza como favorito

LA MAREA

Este lunes ha tenido lugar la última votación presidencial y, como se preveía, Stavros Dimas ha quedado lejos de lograr los 180 apoyos que necesitaba para ser el jefe de Estado griego. Una situación que ha habierto el camino a unas elecciones anticipadas y, con ellas, a la izquierda radical griega, Syriza, partido al que las encuestas dan la victoria.

Una posible victoria de Syriza supondría el fin de cuatro décadas de bipartidismo, que ha venido precedido por el hundimiento del PASOK tras la colaboración directa con el partido conservador Nueva Democracia. En la segunda votación presidencia, el 23 de diciembre, la todavía coalición mayoritaria obtuvo 168 votos, un resultado que ha repetido este domingo.

La ganadora de unas elecciones generales en Grecia en estos momentos sería Syriza, a la que las encuestas dan un 28% de los sufragios. Se abrirá en el país heleno un escenario de mayorías relativas que obligaría a las principales formaciones a realizar alianzas. Como el candidato oficialista no ha logrado los apoyos suficientes, el Estado heleno celebrará elecciones anticipadas el 25 de enero.

Al mismo tiempo que el PASOK confirma su paso a la minoría, surgen nuevos partidos formados por ex integrantes de esta formación. El mismo Yorgos Papandreu, ex líder del partido socialista heleno, podría presentar estos días unas nuevas siglas.

En cualquier caso, publicaciones de toda Europa, con expresiones catastrofistas, hacen hincapié en que la posible victoria de Syriza inquieta mucho a los mercados. De hecho, la bolsa del país ha caído un 11% este domingo. Entre las medidas que no parecen gustar al poder económico se encuentra la intención de la izquierda radical de renegociar la deuda con los acreedores y reestructurarla.

“No me gustaría que fuerzas extremistas llegaran al poder”, llegó a asegurar el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. “Preferiría que aparecieran caras conocidas”, agregó. Por su parte, el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, advirtió que el nuevo gobierno griego tendría que “respetar los acuerdos suscritos por sus predecesores”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.