viernes, 12 de diciembre de 2014

Hacia el año 2050: Superbacterias causarán más muertes que el cáncer

Leonardo Boix (ANSA)

Las superbacterias, causantes de infecciones resistentes a los antibióticos, provocarán para 2050 la muerte de al menos 10 millones de personas al año en todo el mundo, más que las muertes por cáncer, al menos que se tomen acciones urgentes para evitarlo.

De acuerdo a un estudio elaborado por el economista Jim O'Neill y encargado por el gobierno británico ante la creciente resistencia de las infecciones a los antibióticos, las llamadas superbacterias provocan actualmente unas 700.000 muertes al año.

El informe destacó que los costos para controlar estas bacterias multirresistentes treparán a 100 billones de dólares.

"Para poner esa cifra en contexto, el Producto Bruto Interno (PBI) del Reino Unido es de 3 billones de dólares, así que el número sería equivalente a unos 35 años sin una contribución de Gran Bretaña a la economía global", declaró O'Neill a la BBC.

La reducción de la población y el impacto por problemas de salud reducirán el PIB global entre un 2 y 3,5%, según el informe del experto.

El análisis estuvo basado en modelos posibles creados por el grupo de investigación Rand Europe y los auditores KPMG.

Esos modelos concluyeron que infecciones resistentes a los antibióticos como la Escherichia coli o E.coli, la malaria y la tuberculosis tendrán el mayor impacto.

En Europa y Estados Unidos, la resistencia antibiótica causa al menos 50.000 muertes al año, de acuerdo al estudio.

Y si no se toman medidas urgentes, los índices de mortalidad se multiplicarán por 10 para 2050.

O'Neill es conocido por sus análisis económicos para países en desarrollo y su creciente importancia en el comercio mundial.

El británico fue el creador de la sigla BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y más recientemente MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía).

O'Neill explicó que el impacto global por la resistencia a los antibióticos se sentirá de forma más aguda en estos países.

"En Nigeria, para 2050 más de uno en cuatro muertes serán atribuibles a infecciones resistentes a antibióticos, mientras que en India habrá dos millones más de muertos al año por este problema", agregó. Los reemplazos de articulación, las cesáreas, los tratamientos de quimioterapia y las cirugías de transplantes son algunos de los tratamientos que dependen de los antibióticos para prevenir infecciones.

El informe británico estimó que las cesáreas contribuyen en la actualidad al 2% del PIB mundial, los reemplazos de articulaciones al 0,65%, las drogas contra el cáncer un 0,75% y los transplantes de órganos, un 0,1%.

Esas cifras están basadas en el número de vidas salvadas y la prevención de problemas de salud en personas en edad de trabajar.

Sin antibióticos efectivos, esos procedimientos y tratamientos serían mucho más riesgosos, y en muchos casos imposibles de realizarse. Entre las recomendaciones, O'Neill y su equipo aconsejaron modificaciones en el uso de medicamentos para reducir una creciente resistencia a las drogas; el desarrollo de nuevos medicamentos y la necesidad de una acción internacional coherente por el uso de drogas en humanos y animales.

En ese sentido, el doctor Jeremy Farrar, director del grupo Wellcome Trust, afirmó que el estudio "deja en evidencia los enormes costos financieros y humanos en caso de no tomarse medidas por las crecientes infecciones resistentes a los antibióticos".

"Esta investigación importante da cuenta que este no sólo es un problema médico, sino un problema económico y social", concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.