martes, 9 de diciembre de 2014

Humo en la causa Mercedes-Benz Argentina

Gaby Weber (especial para ARGENPRESS.info)

¿Se acuerdan esta eterna historia? En 2002, los familiares de los 14 obreros desaparecidos de Mercedes-Benz Argentina hicieron una denuncia penal contra la empresa alemana en la fiscalia de Comodoro Py. En 2006, el fiscal negó su competencia y mandó el expediente al tribunal de San Martín. El tribunal en San Martín es competente por Campo de Mayo y algunos de los trabajadores de Mercedes-Benz estuvieron en Campo de Mayo. Los abogados de los familiares presentaron otra vez las solicitudes de pruebas que no se trabajaron - o se trabajaron mal - desde 2002. Pero, durante siete años, en Martín no se investigó nada respecto a la empresa y en 2013, la jueza, Alicia Vence, se declaró incompetente.

Misteriosamente, al inicio del 2014, los fiscales en San Martín prometieron de investigar. Y en diciembre, llamaron públicamente la atención cuando anunciaron de llamar a indagatoria al ex jefe de producción Tasselkraut y al entonces director jurídico Cueva.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner está en problemas. La empresa alemana es una aliada histórica desde el 1951, anio de su fundación con Jorge Antonio, mano derecha de Perón. No quiere o no puede espantar al capital con un juicio contra sus gerentes, sea por la colaboración en las desapareciones o por la apropiación de varios chicos. Además, está utilizando el tema de los derechos humanos para su propaganda. Por eso, los familiares temen que detrás de la iniciativa de los fiscales se esconde la impunidad. Llamar a indagatoria se hace cuando se considera por terminada la investigación y es seguida por el procesamiento de los inculpados. De esa manera, las solicitudes de pruebas que los querellantes presentan desde hace doce años en forma regular a los fiscales y que hasta hoy no fueron ni rechadadas ni realizadas, podrían caer en la nada. Entonces, los gerentes alemanes no deben temer más ser interrogados y confrontados con el secuestro de los papeles relevantes. En otras causas, fueron errores de procedimiento y omisiones en la investigación que impedieron el procesamiento de los inculpados y llevaron a la absolución. Hay malas lenguas que dicen que estos „errores“ fueron introducidos a propósito.

Los familiares de los desaparecidos de la MBA solicitan, en primer lugar, completar la investigación solicitada desde años - por ejemplo tomar testimonio al director Cueva como testigo, porque como testigo no tiene derecho de callarse - como tiene un inculpado. Ahora es la jueza que debe decidir - otra vez Alicia Vence que obviamente se sigue considerando incompetente.

Seria más honesto de admitir que las corporaciones están afuera del alcanze de la justicia nacional. La Suprema Corte de los Estados Unidos ya lo admitió en enero de ese anio cuando cerró la causa civil en los tribunales de California. Si las aparatos judiciales de los países no pueden hacerlo, es obvio que necesitamos otro mecanismo internacional - si no, terminamos en una dictadura global de las corporaciones.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.