martes, 16 de diciembre de 2014

La agricultura líquida

Edgardo Logiudice (especial para ARGENPRESS.info)

El Suplemento Rural del diario Clarín es la avanzada propagandística de los agronegocios con la base publicitaria de todos los grandes complejos vinculados a la producción de transgénicos.

En la edición del 13 de diciembre se publica una nota de contratapa titulada Hacia una nueva agricultura, firmada por el Ingeniero Agrónomo, consultor y docente Víctor Piñeyro.

Dice en el copete: "El autor, apoyándose en conceptos del sociólogo Zygmunt Barman, plantea que el presente y el futuro de la producción agrícola están caracterizados por «tiempos líquidos»; es decir, una transición de estructuras sólidas a escenarios volátiles e inestables. Y agrega que las nuevas tecnologías, las innovaciones y los cambios ambientales hacen a la agricultura líquida".

En el texto se refiere en las tres veces al sociólogo y filósofo como Zygmunt Barman.

Sin duda tratándose de líquidos buenos son los cantineros. Sólo que Bauman es polaco, no inglés.

Claro que este no es el chisme por el que el autor pueda delegar responsabilidad en correctores o editores.

Lo que parece un chiste es apelar a Bauman para afirmar que "la flexibilidad, la capacidad de innovar, adquirir tecnología y adaptarse son las características necesarias en el diseño de los agronegocios para sobrevivir en esta agricultura líquida del siglo XXI".

Es encomiable que en esta época de especializaciones los técnicos pretendan tener una mirada que abarque algo más que los quiosquitos rutinarios.

Más encomiable sería no reducir la filosofía a la adaptación a los negocios apelando a, si es que las hay en este caso, a lecturas mal digeridas.

Mucho menos encomiable es bastardear con ello el pensamiento de un crítico social para rematar la culta nota para afirmar que "lo único que no está permitido es la queja".

Basta adaptarse a "la realidad apasionante que nos toca transitar": la agricultura líquida de los agronegocios. Más sólidos y tangibles estos que aquella.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.