jueves, 18 de diciembre de 2014

La CTA vuelve a la calle. Micheli: “La CTA no va a suspender ni abandonar la lucha de los jubilados ni la pelea por el bono de $4000”

Paola Albarello (ACTA)

Este jueves la CTA Autónoma que lidera Pablo Micheli marcha desde el Obelisco a Plaza de Mayo para reiterar el pedido de un bono de $4000 para todos los trabajadores, planes sociales y las cooperativas Argentina Trabaja, y un aumento de emergencia o doble aguinaldo para jubilados.

Consultado por distintos medios, horas antes de la Jornada Nacional de Lucha que se llevará a cabo a lo largo y ancho del país, el dirigente estatal habló de todo y disparó contra quienes optaron por patear la medida de fuerza para marzo abandonando así a quienes más se ven afectados por las políticas de ajustes llevadas a cabo por el actual gobierno.

“Los sindicalistas cometen un error grave. Si con el amague de un paro consiguen exceptuar el medio aguinaldo, tal vez si hubiesen sostenido el paro para esta semana lo más probable es que se hubiese conseguido alguna mejora más que esto, aunque sea alguna mesa de negociación para comenzar a discutir el impuesto a las ganancias, la situación de los jubilados o este bono de fin de año que la gente necesita”, afirmó. Y continuó: “Es una jugada inteligente por parte del gobierno porque evidentemente generó un impacto en el 90% del sindicalismo o en un porcentaje muy alto que terminó suspendiendo la medida de acción, dándole la razón en el hecho de que las centrales sindicales estamos más preocupados por defender el salario del 10% de los trabajadores que gana mucho contra el 90% que gana poco”.

Al respecto, Micheli sostuvo que se está haciendo una lectura equivocada por parte de la mayor franja del sindicalismo que ha pospuesto la medida de acción, particularmente el sector de la CGT de Moyano que ha llevado a cabo varias medidas de unidad en acción junto con la CTA que él lidera. “Se equivoca en la lectura política de creer que todo hay que patearlo para el año que viene que hay elecciones, de que teóricamente en el 2015 el Gobierno va a cambiar y que por eso no hay necesidad de generar ahora en diciembre un clima hostil. Se plantea esto como si fueran los trabajadores los culpables de generar un clima hostil en la Argentina. La verdad que un clima así lo genera un Gobierno que distribuye regresivamente, que le paga a los jubilados menos de lo que le paga a un preso, lo cual sin ánimo de poner esto en tela de juicio que haya que pagarles o no, es una discusión aparte”, resaltó.

Al mismo tiempo, destacó el mar de contradicciones en el que está sumergido hoy el gobierno, como por ejemplo a la hora de hablar de ganancias, “dicen una cosa pero terminan haciendo otra. Fue un papelón porque hasta los Ministros más importantes salieron a decir que era una cuestión filosófica pagar ganancias. Entonces creo que se le cayeron los libros de filosofía al exceptuar el medio aguinaldo de este gravamen”.

En cuanto a cómo ve el 2015 en el escenario de la discusión salarial, anticipó un año difícil: “No se puede negar que la inflación interanual superó el 40% por más que el INDEC dio un índice absolutamente mentiroso que refleja la mitad prácticamente de lo que verdaderamente da. Los trabajadores de los sindicatos, las centrales, no vamos a bajarnos de un porcentaje que sea inferior a la inflación anual. Hay que discutir un conjunto de cosas, como es el caso del tema inflacionario del país porque sino todos los aumentos se los come la inflación a corto plazo. También hay que plantear cuál es el salario mínimo real en la Argentina, y discutir si está reflejado en función de la canasta de alimentos o de acuerdo a las necesidades del Gobierno y no a las necesidades que tiene la gente. No se puede hablar de un salario mínimo inferior de $10.900 que es lo que vale la canasta para una familia tipo”.

Al concluir, Micheli señaló: “Ante este escenario, la CTA ha planteado que de ninguna manera vamos a suspender ni abandonar la pelea por los otras dos puntos que planteábamos. Nosotros vamos a salir a la calle por un bono de $4000 y por la dignidad ya que hoy vamos a acompañar a los jubilados en su brindis significativo de pan y agua y porque creemos que es justo su reclamo de tener una bonificación”.

Reunificación sindical

Al ser consultado sobre su postura ante la posible reunificación sindical, el máximo referente de la CTA Autónoma sostuvo, “creo que es una cuestión de identificación de los dirigentes, no creo que los trabajadores estén tan preocupados de que haya una sola central sindical en Argentina, al contrario, creo que hoy los tiempos ameritan diversidad y realidad, eso explica que como se pueden elegir partidos políticos o religión o mil cosas más, también se puede elegir Central Sindical. No va a haber 200, habrá 2 o 3, pero en cualquier parte del mundo existe esa posibilidad que sin dudas profundiza la democracia. Hace poco recibimos la notificación del Ministerio de Trabajo reconociendo nuestra Central como una Central de Trabajadores de la Argentina, como la CTA Autónoma. Nos acaban de dar la certificación de autoridades que dice que yo soy el Secretario General y reconocen a las autoridades de la Central que se han votado el 29 de mayo. Lo mismo hizo con la CTA de Yasky. La CGT es una sola”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.