martes, 16 de diciembre de 2014

La política mundial es según los ricos

Rómulo Pardo Silva (especial para ARGENPRESS.info)

Ningún socialismo es responsable de los peligros actuales, guerra nuclear, crisis económica, cambio climático. Antes se acusó a la URSS y a la China comunista. Era un pretexto. Es el negocio privado que ya llevó a todas las guerras y colapsos hasta la primera mundial. Que hizo la guerra fría y se hizo unipolar.

En esta etapa se repite la confrontación a muerte entre gobiernos que sirven las ambiciones de sus magnates.

Los oligarcas mandan en Occidente y Japón sin oposición. Quieren aumentar su control de la riqueza del planeta, los recursos naturales en destrucción y agotamiento. Lo hacen sin olvidar nunca sus metas. Siguen atacando a Siria, se quedan en Afganistán, pagan sin pausa para desestabilizar a Venezuela y Cuba.

Irán es una sociedad de privilegiados lo mismo que los brics Brasil, Sudáfrica, India. El Isis y los talibanes son terroristas estructurados en clases.

Los grandes enemigos, los gobiernos de Rusia y China, luchan por conservar su independencia apoyados en sus grandes empresarios. Que en algún momento pedirán relaciones imperialistas sobre otros pueblos.

Ningún estado fuerte y protagónico se basa hoy en la solidaridad, la producción y consumo sostenibles, la explotación planificada de la naturaleza.

El embrollo de estos intereses se dirige a un colapso. Todos atropellan la necesaria relación racional con la Tierra.

El socialismo es la única vía humanista para el futuro. Es una tarea.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.