miércoles, 17 de diciembre de 2014

Le dibujaba esvásticas a su hija de seis años

COSECHA ROJA

La nena de seis años volvía de ver al padre y la mamá tenía que bañarla varias veces para borrarle los dibujos de esvásticas que él le hacía con un marcador rojo indeleble. Carolina y su ex marido Fabián Díaz se conocieron por internet, se pusieron de novios y él la contrató en su agencia de detectives privados. Hace dos años y medio la echó de la casa y la obligó a firmar un régimen de visitas para la hija a cambio de mantenerle el trabajo. Pocos meses después la despidió por mail y ella lo denunció: “Mi hija fue víctima de malos tratos, amenazas y discriminación por parte de su papá”, declaró Carolina el viernes en la Comisaría de la Mujer de San Martín.

Carolina y Fabián convivieron 6 años en Loma Hermosa, en la zona norte del Conurbano. Según contó ella, él se la pasaba buscando en la web textos y entrevistas sobre el nazismo. Cuando se separaron, él insistió en seguir viendo a la nena. Cada vez que ella iba a la casa, él la golpeaba y la mandaba al jardín con esvásticas dibujadas en las manos.

A mitad de este año tuvieron que internar a la nena por problemas respiratorios. La nueva pareja de Carolina, Gabriel, contó a los medios que cada vez que el padre llegaba al hospital a la hija le empeoraban los ataques de asma. “Ahí nos dimos cuenta de que había que hacer algo más”, dijo. Ya lo habían denunciado en la Comisaría de la Mujer y en la Fiscalía de Malvinas Argentinas. Fuentes judiciales dijeron a Cosecha Roja que la nena no tiene síntomas físicos de abuso sexual pero que las pericias psicológicas indican que sí pudo haber “tocamiento” y que la nena “está shockeada y no está en condiciones de narrar una historia”.

La investigación está a cargo de la UFI 14 de San Martín, dedicada a Delitos contra la Integridad Sexual. El fiscal Jorge Castagna busca evidencia documental del supuesto fanatismo por el régimen nazi y testigos que lo conozcan. El viernes Díaz deberá presentarse en la fiscalía para ser notificado de la denuncia.

“Acá lo que importa es que hay un acto discriminatorio con un menor”, dijo a Cosecha Roja el abogado de la familia Marcelo Idaberry. En la presentación judicial, Idaberry recopiló jurisprudencia sobre los símbolos vinculados al nazismo. Destacó, del “Fallo Biondini”, el párrafo que dice que “la imagen de la cruz resulta suficiente, por sí sola, para considerar consumado el delito”. Se refiere al artículo 3 de la Ley 23.592 que indica prisión de un mes a tres años a quienes hagan propaganda basada en teorías sobre la superioridad de una raza con objeto de discriminación en cualquier forma.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.