martes, 30 de diciembre de 2014

Los gobiernos latinoamericanos que han aceptado enviar tropas a Haití saben muy bien que no se trata de una misión humanitaria

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

Entrevista a Henry Boisrolin en vísperas del 211º aniversario de la independencia de Haití

M.H.: Estamos en comunicación con Henry Boisrolin del Comité Democrático Haitiano. Hoy estuvimos en las puertas de la Cancillería, a pesar del asueto el Canciller tuvo que retrasar un poco su partida ante nuestra presencia y le entregamos una carta titulada “Una cosa es ayudar y otra convertirse en guardia pretoriana de una dictadura”. Me sorprendió la gran cantidad de firmas que suscriben el documento que plantea básicamente el retiro de las tropas de ocupación argentinas de Haití. Aunque hubo asueto y en un momento no nos querían recibir, la presencia de la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas fue decisiva para que el Ministro Héctor Timerman modificara esa actitud. Las fuerzas de la Minustah que integra entre otros nuestro país, junto con la policía haitiana han reprimido a la población de tu país provocando cuatro muertes.

H.B.: Así es.

M.H.: ¿Qué información tenés al respecto?

H.B.: En primer término, como vos señalaste, el tema de la represión, aprovecho para reiterar que hace dos meses Haití está atravesando una situación de movilizaciones casi diarias. Por ejemplo, hay movilizaciones mañana 24, el 26, el 28, el 31 de diciembre y el 1º de enero que es el día de nuestra independencia. Y las movilizaciones vienen de antes reclamando la partida de Martelly, de su gobierno y del Primer Ministro Lamothe.
Por presión de la calle, hemos logrado que Martelly llamara a la formación de una comisión que le recomendó la renuncia de Lamothe, de todo el Consejo Electoral, la libertad de los presos políticos, que Martelly sostenía que no había; pero la realidad demostró que son 42, de los cuales 39 ya están en libertad y hemos obtenido también la renuncia del Consejo Electoral en pleno. Falta la renuncia del presidente del Consejo Superior de Justicia.
Durante esas manifestaciones, cuando la policía haitiana se encuentra desbordada aparecen miembros de la Misión de las Naciones Unidas (Minustah) para ayudarla a reprimir, y ahí es donde se producen los heridos e inclusive muertos. Hasta se registró la muerte de un bebé, por los gases lacrimógenos que tiraron. Este bebé murió en su cuna en una ciudad situada al Noreste del país. También hay un video que circula en internet donde se ve a un soldado jordano agarrando su pistola 45 y disparando a los manifestantes, eso ocurrió el viernes 12.
Entonces, hay una serie de situaciones que no hay que reducir al tema electoral, que es solamente la última gota, hay un agotamiento de la crisis estructural profunda, hay hambre, corrupción, explotación, violación de nuestra soberanía, violación de nuestro derecho a la autodeterminación, un sin fin de cosas con las que cada día el pueblo haitiano se siente asfixiado por la presencia, la injerencia de la llamada “comunidad internacional”.

El plan para no convocar a elecciones es de los Estados Unidos

Otra cosa que me gustaría aclarar aprovechando la oportunidad que me das es que todo el mundo está culpando a Martelly de no llamar a elecciones, pero yo creo que es una hipocresía porque no es un plan de él nada más, es el plan de los Estados Unidos que está aplicando Martelly, porque si Estados Unidos hubiese querido hacer elecciones Martelly no se hubiera opuesto.
Para darte una prueba de esto, el año pasado la propia embajadora norteamericana, Pamela White, anunció que no tenía dinero para darle a Haití para organizar elecciones cada dos por tres, como lo pide la Constitución haitiana, sino que sería mejor hacer una sola elección en el año 2015 junto con las presidenciales, es decir, elecciones legislativas, de intendentes, etc. Entonces, no es un plan de Martelly nada más sino que es un plan norteamericano.
El plan ahora ha encontrado un escollo en la voluntad de lucha de las masas porque está muy claro que el 12 de enero en caso de no haber elecciones va a haber una caducidad del Parlamento, que no va a poder funcionar por falta de quórum. Esto le va a dejar las manos libres a Martelly para gobernar por decreto, entonces lo que él ha intentado hacer ahora, después de la renuncia del Primer Ministro Lamothe, fue nombrar a la Ministra de Salud como Primera Ministra interina por un período de 30 días, que superan el 12 de enero, lo que significa que ella se va a transformar de Primera Ministra interina en Primera Ministra de facto, porque la Constitución haitiana dice que para que haya un Primer Ministro, el Presidente ha de proponerlo al Parlamento y éste tiene que dar su voto de confianza y, además, el Primer Ministro que lo obtiene tiene que presentar su propuesta política y ser aprobada.
Como no hay tiempo para hacer todo esto, maliciosamente Martelly hace circular los nombres de 5 ciudadanos como posibles candidatos, que no significan absolutamente nada, porque el tema es ver cómo llegar al 12 de enero y en caso que tenga que renunciar, como dice la Constitución “queda en su lugar el Primer Ministro”. Entonces esta Primera Ministro que ha nombrado tiene que quedarse en su puesto, sino habría un vacío de gobierno tremendo. O Martelly podrá elegir a alguno de los 5 nombres en danza en lugar de la Primera ministra interina.
Estamos en una situación muy complicada donde hay un juego de la comunidad internacional para sostener a Martelly, que obviamente es un fracaso más de lo que la Minustah pretendió hacer, porque hace diez años que entraron en Haití para establecer la paz y resulta que en los últimos meses de este año murieron 223 personas baleadas en Puerto Príncipe, una cifra bastante escalofriante para nosotros.

M.H.: ¿¡223 muertos!?

H.B.: Sí, en los últimos 6 meses.

M.H.: O sea que es una situación mucho más grave de la que nosotros denunciamos en el documento entregado al Canciller Timerman.

H.B.: Exactamente, lo que pasa es que como ocultan las noticias sobre Haití, ellos que manejan los grandes medios, dicen lo que quieren y en el momento que quieren, se produce un aislamiento y una tergiversación de la realidad haitiana con la complicidad de los gobiernos latinoamericanos que han aceptado enviar tropas y no les conviene que se sepa, no les conviene que el pueblo haitiano hable, porque saben muy bien que no se trata de una misión humanitaria.
Hay tantas cosas, cólera, violaciones, no sé si estás al tanto que los soldados paraguayos están muriéndose de hambre porque la ONU depositó los fondos, pero el gobierno paraguayo no les pagó a los soldados, solo a los oficiales y el comandante del contingente paraguayo en Haití se encuentra ahora de vacaciones en Punta Cana. Es decir, ellos saben muy bien que es un escándalo, que el pueblo haitiano rechaza esa presencia, está claro lo que el pueblo haitiano representa para ellos, hay mucho racismo, discriminación, todo eso pesa a la hora de hacer una lectura de la realidad haitiana, por eso aprovecho para agradecer los esfuerzos de ustedes, porque lo que importa es que haya gente que entiende que no pueden dejarnos solos y que como vos bien decís, juntar tantas firmas en tan poco tiempo fue muy importante. Aprovecho para agradecerle a toda esa gente porque la voluntad popular es que se vaya Martelly, que se vaya la Minustah y que haya un gobierno de transición capaz de organizar elecciones honestas y creíbles.

La Minustah es la continuidad de una ocupación que comenzó en 1915

M.H.: Quería preguntarte por la actividad que se desarrolló en la ciudad de Montevideo el pasado 18 de diciembre con el mismo objetivo, el retiro de las tropas uruguayas.

H.B.: Como vos sabés, ya que estuviste con nosotros en varias oportunidades, los compañeros uruguayos trabajan bastante bien ese tema, pero no fue solamente por el retiro de la Minustah. Para nosotros la Minustah es la continuidad de una ocupación que comenzó en 1915, entonces el año que viene van a cumplirse 100 años que los Estados Unidos decidieran ocupar militarmente Haití y, al mismo tiempo, aprovechamos el mes de diciembre, porque el 17 de diciembre de 1914, un año antes de la intervención militar, soldados norteamericanos habían entrado al Banco Nacional nuestro, sacaron las reservas de oro, las colocaron en el City Bank y nunca las devolvieron.
Entonces, en el marco de todo esto se aprovechó para hacer la denuncia en la calle sobre el tema de la Minustah. Fue una actividad que duró entre dos y tres horas frente al Ministerio de Relaciones Exteriores, se sumó bastante gente, porque por esa avenida pasan muchas personas y fue muy emotivo también ver a gente que no sabía absolutamente nada pararse a preguntar.

M.H.: Hoy nos pasó algo parecido.

H.B.: Se hicieron 2000 volantes que se repartieron todos, hubo una carta del Premio Nobel Pérez Esquivel al presidente Mujica que también fue volanteada. Fue una actividad bastante interesante, hacia el final hice una intervención para agradecer e informar acerca de lo que está pasando allá.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.