lunes, 1 de diciembre de 2014

México. Comentario a tiempo: Polémico (II)

Teodoro Rentería Arróyave (especial para ARGENPRESS.info)

Como era de suponerse, el Plan Presidencial de Seguridad Pública, Justicia y Desarrollo Social, presentado a resulta de la crisis que ha provocado “La Noche de Iguala” con saldo de seis muertos, tres de los víctimas mortales estudiantes y 20 heridos más a manos de los policías municipales y la entrega por parte de los mismos uniformados de 43 jóvenes normalistas que fueron desaparecidos por el crimen organizado, ha provocado, como era de esperarse críticas, resistencia, pero dentro de ello, lo positivo son la controversia y la polémica que se han presentado.

El propio presidente, Enrique Peña Nieto, lo había calculado, cuando dijo que lo ponía a disposición de todo México para que la República se expresara; el Gobierno, insistió está abierto, dispuesto a escuchar y a tomar en cuenta la voz, la experiencia y las propuestas de la ciudadanía.

Dentro de ello es de resaltarse, que antes el Ejecutivo federal ya había acordado el apoyo de los 31 gobernadores de los Estados y del Jefe de Gobierno del Distrito Federal a su propuesto Decálogo, el cual, muy aparte de las posiciones partidistas, nadie en su sano juicio puede estar en contra de las medidas que incluye.

Quién puede oponerse a una Ley Contra la Infiltración del Crimen Organizado en las Autoridades Municipales, nadie, por el contrario debería ser más amplia y abarcar a toda clase de autoridades.

Quién puede oponerse a una Ley de Competencia Penal, cuando todos sabemos que las cárceles en nuestro país son verdaderas universidades de la delincuencia y centros donde se generan muchos de los delitos que se cometen afuera.

Quién puede oponerse a la figura de las Policía Única Estatal, cuando todos sabemos que los uniformados municipales mal pagados, sin preparación y peor equipados son presa fácil del crimen organizado. Y cómo no aceptar el número universal 911 de emergencia O la Clave Única de Identidad; antes no la queríamos ni la deseábamos, ahora las circunstancias nos han rebasado y se hace necesaria.

Y en esa misma línea cómo no aceptar los operativos especiales donde el crimen organizado ha fundado sus imperios: Tierra Caliente, que incluye los Estados de Guerrero y Michoacán, además de Jalisco y Tamaulipas, es más que llegue a otros como el Estado de México, Chihuahua y Sinaloa.

Todas las Reformas que amplíen y refuercen los Derechos Humanos, deben de ser bienvenidas. Es un tema de recurrente exigencia del Gremio Periodístico Organizado y más cuando se amplía a la Justicia y dentro de ella a la “cotidiana” que se viola en esa misma situación de cotidianidad.

Más que sustancial es que la misma tenga los alcances, las medidas severas para combatir con eficacia la desaparición forzada, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales. Aparejadas, cómo vamos a oponernos a un Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, a una Ley de Victimas, a un Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral de Víctimas de Acuerdo a un Registro Nacional.

Quién puede oponerse al Respeto Pleno a la División de Poderes, al Combate a la Corrupción, a una Reforma Constitucional en Materia de Transparencia, con especial énfasis en la obligada Rendición de Cuentas y a la Constitución de un Fiscal Anticorrupción Autónomo.

Es de saludarse que se cree un verdadero Consejo para la Implementación de la Reforma Constitucional en Derechos Humanos. Ese es el camino, más que la oposición por sistema. Todos: sociedad civil en primer lugar, con particular énfasis las organizaciones no gubernamentales y las gremiales; los partidos políticos y los demás poderes, dediquémonos a analizar y depurar la propuesta. Polémica es, y qué bueno, para que se discuta y se enriquezca. CONTINUARÁ.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.