miércoles, 17 de diciembre de 2014

Niños asesinados en Pakistán y Yemen, otro día oscuro

Waldo Mendiluza (PL)

La masacre de más de un centenar de escolares en Pakistán y el asesinato de otros 15 en Yemen marcan otro día oscuro de un año triste para los niños en el mundo, advirtió hoy la ONU.

En un comunicado, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) condenó de manera enérgica ambos hechos, los cuales calificó de salvajismo indescriptible.

No puede justificarse algo así, cada vida arrancada hoy en Peshawar y en Al Bayda es una pérdida definitiva para el futuro, denunció.

Este martes, los talibanes atacaron una escuela administrada por militares en Peshawar, Pakistán, donde murieron más de 130 personas, la inmensa mayoría niños; mientras en la provincia yemenita de Al Bayda un coche bomba estalló al paso de un autobús escolar, con saldo de al menos 15 alumnos asesinados.

Casi a punto de cerrar 2014 se produce otra jornada triste de un año marcado por conflictos y actos violentos, que cobraron la vida o causaron daños físicos y psicológicos a miles de niños en el planeta.

De manera repetida, los pequeños y sus escuelas y maestros han sido blanco de ataques, nunca antes en la memoria reciente de la humanidad tantos infantes sufrieron semejante impacto del odio y el extremismo, alertó Unicef.

Según datos del organismo especializado de la ONU, alrededor de 230 millones de niños habitan en países golpeados por conflictos.

Esperamos que 2015 sea un año en el cual tengamos como prioridad global proteger a los pequeños de la violencia de todo tipo, en zonas de crisis o de paz, en las escuelas o en sus casas, convocó el Fondo.

Este año, las hostilidades en Siria, Ucrania, los territorios palestinos ocupados por Israel, República Centroafricana, Nigeria y Sudán del Sur, entre otras naciones, dejaron un devastador impacto en la niñez.

Tan solo en Gaza, los 51 días de bombardeos e incursiones terrestres israelíes provocaron la muerte de casi 520 niños palestinos y heridas de por vidas a muchos más.

Por su parte, el grupo fundamentalista Boko Haram secuestró en abril pasado en el norte de Nigeria a 230 alumnas, sin que se conozca su paradero, acción repetida poco después por los islamistas.

De acuerdo con Naciones Unidas, durante los últimos 12 meses miles de menores sufrieron además el reclutamiento forzado en zonas de combate o fueron víctimas del tráfico humano y las redes de prostitución.

Estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo reflejan otro panorama también muy preocupante, 168 millones de niños están sometidos en el mundo a formas de trabajo infantil, la mitad de ellos ejerciendo actividades muy peligrosas, en lo físico, lo emocional y lo moral.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.