lunes, 22 de diciembre de 2014

Por qué Estados Unidos le tiene miedo a China

RT

Los 'hackers' chinos -que hacen temblar hasta a las élites políticas de Estados Unidos-, los bienes baratos y la modernización del Ejército del gigante asiático, obligan a Washington a revisar sus relaciones con Pekín y tratarlo con cuidado.

La modernización del Ejército chino, una pesadilla para Estados Unidos.

Las primeras angustias reales sobre el Ejército chino surgieron en el Pentágono en el 2010. Entonces el almirante Robert Willard exigió a los chinos que aceptaran las reglas del tráfico marítimo y además instó a la Casa Blanca a aportar más fondos con fines militares porque si no "Estados Unidos no podrá garantizar la seguridad de sus aliados y amigos en la región".

Hay ciertas razones que explican estas preocupaciones. "La reforma militar es parte de un programa amplio de Xi Jinping. Y esta vez va en serio. En cinco años veremos los primeros frutos, y dentro de diez años el Ejército chino no cederá ante el Pentágono, al igual que ahora la economía china no cede ante la economía estadounidense", opina David M. Finkelstein, vicepresidente y director de investigación de China en la organización CNA Corporation.

El experto considera que la modernización del Ejército de China terminará en el 2020, después de lo cual resolverá sus disputas territoriales con Japón.

Temor a quedarse sin los bienes chinos

Otro temor latente de las autoridades estadounidenses ante el poder del gigante asiático tiene raíces sociales. Así, sin productos chinos baratos, muchos estadounidenses se sentirían "más pobres" y, por lo tanto, "serían más agresivos y peligrosos para la estabilidad de la sociedad".

En Estados Unidos el índice promedio de las ganancias de las familias en el período 2000-2013 se redujo en un 8%. Como resultado, los llamados 'activos netos' de la mayoría de las familias estadounidenses (no incluida la élite del 10%) en los últimos años han disminuido en 600.000 millones de dólares, mientras la carga de la deuda, incluyendo la retrasada, se ha incrementado dramáticamente. En esta situación se hace evidente que es prácticamente imposible mantener 'cierta prosperidad' sin comprar bienes chinos baratos.

El temor a los 'hackers' chinos

La primera en admitir el hecho de que Estados Unidos comenzó a tener miedo a China fue Hillary Clinton, quien lo dijo en mayo del 2010. La entonces secretaria del Departamento de Estado hablaba sobre la necesidad de revisar la estrategia global de la Casa Blanca para afrontar los nuevos desafíos políticos, refiriéndose a China.

David Berlind, redactor jefe del portal estadounidense TechWeb.com, comentando el discurso de Clinton, dijo que es hora de que Estados Unidos "suavice las esquinas y practique taichí".

En opinión de Berlind, recogida por el portal ruso 'Svobodnaya Pressa', los 'hackers' chinos estaban cerca de causar un caos en Estados Unidos Sin embargo, Barack Obama no dijo ni una palabra áspera al presidente chino", afirmó. Según Berlind, ya comenzó la guerra encubierta de China contra el ciberespacio de Estados Unidos En un sentido más amplio, los estadounidenses tienen miedo de que algún día los piratas informáticos chinos puedan paralizar los programas de control no solo de las grandes empresas, sino también de las agencias del Gobierno de Estados Unidos

Entretanto, este domingo el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, dijo en una conversación telefónica al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que su país se opone firmemente a cualquier tipo de ataque cibernético, incluyendo los dirigidos contra agencias gubernamentales o individuos en cualquier país.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.