jueves, 4 de diciembre de 2014

“Que la mentira no se sobreponga a la verdad”

RNMA - ANRED

En el marco de la transmisión especial de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) en Plaza de Mayo, con motivo del Informe Anual de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), el Polaco de los Santos, miembro del colectivo de comunicación DTL, dialogó respecto al rol de los medios alternativos como parte de las luchas sociales y la necesidad de unión frente a la represión ejercida desde el Estado.

El 13 de marzo de 2013 se produjo un violento desalojo a quienes sostenían el acampe en la Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín. Una lucha que llevaba dos años y medio de resistencia contra las políticas vaciadoras del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, y contra los ministros porteños de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, y de Cultura, Hernán Lombardi.

“El saldo que arrojó esa represión propiciada por la Policía Metropolitana fue de cientos de heridos con balas de goma, una compañera con fisura de cráneo y tres personas heridas con balas de plomo, entre las cuales nos encontrábamos nosotros, que cumplíamos nuestro rol de comunicadores populares, cada uno con su amenazante herramienta, las cámaras de fotos y de video, y nuestras plumas para intentar que la mentira no se sobrepusiera sobre la verdad”, manifestó el Polaco De los Santos, miembro del colectivo de comunicación DTL, refiriéndose a su situación y a la de Esteban Ruffa de ANRed, ambos integrantes de la RNMA.

En estas situaciones, los medios alternativos, comunitarios y populares, cumplen un rol fundamental. “Lo que hacemos es alejarnos de las lógicas que tiene los medios masivos, no sólo en lo que respecta a la cuestión lucrativa que tienen las empresas que manejan la información, sino por tratar de marcar una agenda y una cobertura distinta sobre los hechos que suceden y las injusticias de todos los días”, sostuvo el Polaco.

Con el fin de “no ser avasallados”, distintos medios alternativos que enfrentan las mismas problemáticas, como la falta de recursos al realizar sus tareas “desde abajo y horizontalmente”, comenzaron a unirse. En este sentido, De los Santos, agregó: “somos el sector más vulnerable de la comunicación, pero, por otro lado, no nos sentimos lejos de las luchas, sino que las integramos, formamos parte de ellas y, consecuentemente, somos víctimas de las represiones y persecuciones que se dan en este contexto”.

Muchos son los colectivos que integran la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), una organización que abarca a lo largo y a lo ancho del país una serie de medios que cubren distintos formatos y que tienen reivindicaciones sectoriales concretas.

“Después de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, gran parte de la sociedad creía que esto iba a mejorar, que íbamos a tener un lugar. Hasta ese momento éramos ilegales, y ahora podemos decir que somos ‘alegales’, ya que el mismo gobierno que impulsó la ley no la está haciendo cumplir y no hay un plan técnico que reserve el 33% del espectro que nos corresponde a los medios sin fines de lucro”.

Por eso desde la RNMA mantienen su reclamo frente a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) para que el organismo les otorgue un reconocimiento legal ya que no les entregan las licencias.

Además, la lucha de los medios comunitarios excede la cuestión del reconocimiento y la necesidad de unión se despliega hacia diferentes frentes de acción. La RNMA, el Encuentro Nacional de Espacios Culturales y Autónomos (ENECA) y la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), iniciaron una coordinación conjunta frente a la amenaza que corría la querella llevada a cabo contra el gobierno de Macri y contra los responsables de disparar balas de plomo durante la represión de la Sala Alberti. “Pudimos evitar el cajoneo de la causa, ya que la querían llevar a un juzgado de menores. Por otro lado, se logró la prisión preventiva y el procesamiento de los autores materiales del hecho -entre ellos dos oficiales mayores-, frenando el avance de los poderosos abogados que tienen estos acusados”, concluyó De los Santos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.