viernes, 12 de diciembre de 2014

Revelación: La CIA sabía que el 11-S no tenía nada que ver con Irak

RT

El presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado de Estados Unidos, el demócrata Carl Levin, ha presentado una nueva prueba de que George W. Bush había mentido a la Nación para llevarla a la guerra con Irak.

"Hubo una campaña acordada por parte del gobierno de George W. Bush para vincular a Irak con el horror de los ataques del 11 de septiembre en la opinión pública. Esa campaña tuvo éxito", insistió el jueves Levin ante el pleno del Senado, según recoge AP. Asimismo acentuó que las encuestas de la época revelaban que un 70% de la población estaba segura de que el ex líder iraquí, Saddam Hussein, estaba involucrado en los atentados.

Levin recordó cómo el 9 de diciembre de 2001, el entonces vicepresidente Dick Cheney apareció en el programa "Meet the Press" para decir: "Está bastante confirmado que Mohamad Atta fue a Praga y se reunió con un funcionario de alto rango del servicio de inteligencia iraquí en abril pasado, varios meses antes del ataque". Atta fue el hombre que encabezó el secuestro de los aviones usados en el ataque del 11-S.

"Las conexiones entre Saddam y el 11-S o Al Qaeda eran ficción", puntualizó Levin y presentó como prueba un cable que recibió del director de la CIA, John Brennan. El documento señala que es posible que dicho encuentro hubiera tenido lugar, pero que no fue en Praga en las fechas mencionadas, ya que Atta se encontraba en Estados Unidos por aquellos días.

El mismo cable detalló que la información sobre la presunta reunión provenía de una sola fuente y que la CIA advertía en aquel momento que era muy probable que fuera falsa. "No existe un solo experto antiterrorista o del FBI que haya dicho que tiene evidencia o conocimiento de que (Atta) ciertamente estuvo en Praga. De hecho, el análisis ha determinado más bien lo contrario", concluyó el documento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.