viernes, 10 de enero de 2014

Siria y la crisis que se vuelve indeterminada

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Con el resurgimiento de la intensa actividad terrorista en Siria, Irak y el Líbano, la “Crisis Siria” entra en una etapa indeterminada. Ha dejado de funcionar bajo ese cómodo y permisivo rótulo de guerra civil acuñado erróneamente desde un comienzo por la alianza de países formada para intervenir en Siria.

Esperando el desenlace conocido en Egipto, Túnez, Libia y antes en Irak, con el derrocamiento de los gobiernos, se insistió en el tema de la guerra civil. Con el rápido ascenso de la actividad terrorista el concepto comenzó a desvirtuarse donde a sabiendas de Naciones Unidas, muchos de los países de esa alianza facilitaron la llegada de miles de terroristas.

Lo de guerra civil ha tenido el tinte de instrumento de propaganda para justificar el derrocamiento de un gobierno con una intervención inédita: La principal actividad bélica se redujo a una lucha entre el gobierno Sirio y diversas organizaciones terroristas acogidas en un plan de intervención extranjera; hay que decirlo, sin la aprobación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y por el contrario, con tres países miembros permanentes de ese consejo, como Estados Unidos, Reino Unido y Francia, influyendo en la posibilidad de que la actividad terrorista apoyara el derrocamiento del gobierno Sirio.

Debido a la variedad de causales y situaciones nuevas que se produjeron y que provienen de una misma matriz conceptual – la aspiración de supremacía en algunas potencias globales y regionales-, el tema hoy no es Siria en particular.

Más ajustado a la realidad es señalar una lista de situaciones políticas críticas que es larga.

A modo de resumir, desde la partida es la crisis existencial de una región intervenida históricamente en demasía por potencias extranjeras.

De ese escenario confluyen una serie de realidades que el arreglo transicional post guerra fría no ha podido manejar por la carencia de un sistema institucional en donde la Organización de Naciones Unidas ha demostrado el mayor déficit político.

Las situaciones son todas críticas, una más que otra con su complejidad particular aunque están entrelazadas. Es con Irán y su rol de potencia regional acosada por la Alianza Transatlántica. Es con Arabia Saudí intentando convertirse en poder regional para salvar su Monarquía en proceso terminal. Es la crisis de Israel por haber cambiado los principios de su fundación de democracia a un estado de tipo fascista. Es el déficit en la comunidad internacional por no haber podido crea en 67 años un estado Palestino sin condiciones. Es la guerra fría incesante y sus dividendos inmanejables por la geopolítica, es el eje del poder instalado en las naciones más poderosas por la supremacía. Y el tema que engloba las anteriores, es el capitalismo en crisis.

Este contexto apuntado someramente, ha desbordado a la llamada Crisis Siria. El dilema no es “entre una dictadura y la anarquía” como lo señalan muchos medios. Un corresponsal de Radio Francia Internacional el martes pasado lo afirmó enfáticamente en una radio de Santiago como si fuera un mensaje de la cancillería francesa. Por conveniencia propagandística, los que diseñaron el plan de derrocar al presidente Sirio, sabiendo que el contexto era más complejo y ramificado, redujeron el tema a Siria y un sistema de gobierno.

La coalición de oposición al gobierno Sirio fracasó en su intento en derrocar a Bashar al -Assad y asimismo fracasaron los que la apoyaron. Resulta absurdo que esta coalición condicione su participación en la conferencia de Ginebra II a la renuncia del presidente Sirio. Lo han manifestado varias veces y ha sido el predicamento de Estados Unidos. Después que han sido derrotados en el plano bélico y sobretodo en el político, la demanda es una agresión a la cordura aunque retrata lo viscoso de la negociación y abre más incertidumbre.

Un periodista fogueado en lides complejas contra dictaduras cuando desaparecían periodistas y que sigue el tema, me deja caer una frase: “Bashar al Assad ha podido resistir y mantener al estado Sirio. Pero tengo el pálpito que los Estados Unidos se lo van a timar”.

A pesar de los serios avances del Ejército Árabe Sirio contra el terrorismo y una oposición armada cada vez menos gravitante en comparación con las diversas organizaciones terroristas que operan en clave Yihad, en los últimos artículos del New York Times y de otros medios de gran alcance acoplados a la idea de derribar al gobierno, se desliza siempre la renuncia del presidente Sirio como el elemento de inflexión para acabar con la guerra.

No podía expresarse de otra forma la frustración de un plan fracasado después de 34 meses. El presidente Bashar al Assad no fue derrocado ni el estado Sirio se ha desintegrado. No obstante, la situación diezmada debido a tres años de guerra, la existencia del estado Sirio es la razón de ser para que se realice una conferencia por la paz como Ginebra II. Esa es la paradoja. Se articuló un plan para derrocar un gobierno y de paso casi se destruye un estado por destruir una institucionalidad – la del gobierno Sirio- que no es aliada a los objetivos de un polo de poder, la Alianza Transatlántica que lidera Estados Unidos.

El papel de las corporaciones transnacionales y la institucionalidad que las respalda, no escapa a la responsabilidad de haber contribuido al actual estado de situación en Siria, especialmente por la batalla que se constata en el mundo corporativo energético para posicionarse en zonas estratégicas como las que representan Siria e Irak (1). El modelo de estados de excepción, estará siempre incubándose para que los países de la Alianza Transatlántica consoliden el proyecto de formar ese “gran medio oriente” previsible y controlable, para los criterios de globalidad sólo manejables desde el mundo corporativo del capital transnacional.

La Crisis Siria obliga a hacer un esfuerzo extra para encontrar una línea argumental y ver si existe coherencia en un proceso que aún parece inexplicable, especialmente con los responsables principales que durante dos años y medio han intentando derrocar un gobierno con un evento bélico descontrolado usando el terrorismo.

En este episodio dramático y devastador de casi tres años, se expresa la crisis del estado liberal en el plano internacional. Al observarla, la contracción analítica y el binarismo de buenos y malos, es patético. Los medios acoplados en la asonada contra el estado Sirio, comparten una responsabilidad demoníaca en ese simplismo. Al final forman parte del aparato operacional de ese gran capital internacional corporativo que ha movido los hilos en forma muy inteligente para no aparecer con responsabilidad directa en esta crisis indeterminada.

Es una gran incógnita anticipar lo qué sucederá con Siria. Lo que sí observamos es un cuerpo de hitos de un período en que las reglas del juego en política internacional han sido radicalmente distorsionadas para hacernos creer que los problemas arrastrados por las colonizaciones en el Medio Oriente, el Golfo Pérsico y los países árabes, estaban superados.

Notas:
1) De las 50 Corporaciones Transnacionales (CT) de mayor capital y alcance global, 41 se concentran en los sectores de energía, armamento, transporte, comunicaciones, minería y farmacéutico. De las 10 CT más poderosas en capital, ventas y empleo, 6 son del sector de energía, petróleo y gas. La 50 CT se reparten globalmente así: Estados Unidos 12, Reino Unido 8, Alemania 7, Francia 4, Japón 4, Suiza 3, Italia 3 España 2. Con una TC aparecen China, China-Hong-Kong, Australia, Bélgica, Luxemburgo, Noruega y Taiwan. (Ranking by Foreign Assets. UNCTAD 2013).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Estados Unidos, cambio climático y estratégico. Nueva hoja de ruta Oriente Medio, Asia, Pacífico y el Ártico

Gustavo Herren (especial para ARGENPRESS.info)

En 2011, el régimen de Obama realizó un cambio de rumbo relevante en su estrategia global. El foco se centralizó aún más en el núcleo de la Isla Mundo (el Heartland) sino-ruso. El centro de masa de buena parte de su actividad política y especialmente militar se está desplazando del arco de inestabilidad de Oriente Medio hacia la región Asia-Pacífico, ante el peso que está mostrando China que parece estar alcanzando un punto crítico en que su esfera de influencia económica próxima, requiere la presencia de su poder militar naval en las rutas del Pacífico al Indico, mientras desarrolla su proyección de fuerza a escala oceánica mundial. Por otra parte, el proceso de cambio se cataliza por la iniciativa de Moscú demostrada en los eventos en Siria con el esbozo de una respuesta imperial en Ucrania, sumado al nuevo espacio marítimo boreal que está abriendo el cambio climático.

Al delimitar unilateralmente la nueva Zona de Identificación de Defensa Aérea, que incluye el archipiélago de las islas Senkaku/Diayou en el Mar de China, reclamadas también por Japón, y que afecta parte del espacio aéreo de Corea del Sur, el presidente Xi Jinping anunció '...Ya es hora de que China se convierta en un país que establece las reglas, y no que siga las reglas de otros'. Japón y Corea del Sur, advirtieron sobre la violación de su soberanía marítima, y en su gira por estos países y China el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden criticó inmediatamente las acciones de Beijing. Entre otras razones, la zona de defensa aérea china dificulta las operaciones de espionaje sobre su territorio de los aviones no tripulados (UAV o drones), manejados desde el mismo territorio de los Estados Unidos.

Las consecuencias de semejante redireccionamiento estratégico de Washington están apareciendo. Después de su derrota en la Guerra Mundial II, las potencias ganadoras acotaron la producción para la defensa de Japón, histórico enemigo de China, a un mínimo para apenas satisfacer sus necesidades internas. Hoy con su visto bueno, Tokio ha aumentado drásticamente su presupuesto militar redirigido a producir armamento defensivo y ofensivo a escala industrial de exportación, lo cuál genera además importantes beneficios para su economía. Planea además desarrollar su fuerza naval y de submarinos para aumentar su vigilancia costera. En materia nuclear, si bien las instalaciones nucleares niponas están bajo control del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), hace mucho tiempo que el país alcanzó un desarrollo tal, que le permitiría elaborar armas nucleares en pocos meses superando en calidad y poder de destrucción a las que tiene Corea del Norte o podría llegar a construir Irán. En cuanto a Corea del Sur, el crecimiento de la exportación de armas también alcanzó niveles históricos, mientras el Pentágono está reforzando las tropas estadounidenses desplegadas en el país. Una buena excusa para aumentar su presencia, ante la situación inestable con Corea del Norte, congelada por la disuasión de sus armas nucleares y la continuidad del programa atómico de su líder Kim Jong-un, que afirmó '...Si la guerra volviera a estallar en esta tierra, esto dará lugar a una catástrofe nuclear masiva y Estados Unidos nunca estará a salvo'.

Mientras se incrementan los ejercicios navales combinados entre Washington y Tokio, el almirante Jonathan Greenert jefe de operaciones navales de la Marina de Estados Unidos, lanzó hace unos meses el Plan de Navegación de la Marina 2014-2018 (CNO's Navigation Plan 2014-2018) que trata del re-balanceo estratégico de la fuerza '...Estados Unidos expandirá su presencia en Asia-Pacífico y para 2020 habrá desplegado un 60% de sus buques y aeronaves sobre la costa oeste en el Pacífico, además de submarinos en Guam y Japón' (1).

Otras consecuencias del enorme gasto de energía que le está insumiendo a Washington el despliegue en Asia-Pacífico y como se verá en el Ártico, sumado a la disminución general de su presupuesto de defensa, aparecen en Oriente Medio donde necesita mayor estabilidad.

Su disposición para ablandar las sanciones contra Irán y frenar nuevas, en coincidencia con un oportuno cambio de su gobierno, quedando latente el tantas veces anunciado ataque militar inminente. Concomitantemente, está tomando alguna distancia de los regímenes guerreristas de Israel y las monarquías del Golfo, en especial la Saudí que está perdiendo iniciativa en la región, justamente porque opera a dos puntas sosteniendo al islamismo yihadista shiíta con su violencia proyectada sobre la región, que sigue alimentando entre otros el conflicto interno en Siria e Irak. La intervención de Moscú que condujo a la destrucción efectiva de las armas químicas de Siria modificó la relación de fuerzas en la región y facilitó una alianza entre Irán, Irak, Siria y Líbano llamada Arco de Seguridad, en principio para lograr seguridad frente al fundamentalismo islámico yihadista. Los gobiernos de otros países de la región que sufren ataques yihadistas y tienen intereses energéticos y posibilidades de negocios en común, como Turquía e India, apoyan un acuerdo con Teherán. En Afganistán, Obama ha anunciado una retirada de tropas y para mantener cierta estabilidad necesita de la influencia que Irán tiene sobre el cementerio de los imperios.

Otra causa del distanciamiento relativo de Washington con los regímenes del golfo, es que si prospera el acuerdo con Washington y las cincos potencias del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, Irán se podría reposicionar como principal exportador de petróleo aventajando a Arabia Saudita. Muy probablemente el acuerdo nuclear intentará ser saboteado como sea, por Israel, los regímenes del Golfo, los lobbies en Washington y aún en el propio Teherán.

Por otro lado Washington gana grados de libertad para tomar distancia de Arabia Saudí, en cuanto a que su producción de crudo y gas de esquisto (shale oil; shale gas) está creciendo de forma tal que podría lograr su autoabastecimiento en unas pocas décadas, y además cuenta a su favor con alternativas dadas por el programa lanzado por el Departamento de Estado, llamado Iniciativa Global de Gas de Esquisto (Global Shale Gas Initiative (GSGI)). Enfocado en que los países con importantes reservorios de hidrocarburos no convencionales aumenten al máximo su explotación (y exportación) mediante la técnica de la fracturación hidráulica o fracking, de la cuál Estados Unidos es líder en su uso.

En 2010 el programa fue lanzado para América Latina, y es ahora conocido como Programa de Compromiso Técnico de Gas no Convencional, (Unconventional Gas Technical Engagement Program (UGTEP)). Sin embargo, este método de extracción ha sido prohibido en el propio suelo estadounidense (estado de Nueva York) y en Francia, siendo objeto de debate en el mundo. En una entrevista con la BBC, David Goldwyn que estaba encargado del proyecto de gas de esquisto GSGI y que fue coordinador para asuntos energéticos internacionales del Departamento de Estado, afirmó :'... Cuando uno está en el gobierno de Estados Unidos, en el Departamento de Estado, si algo no sirve a los intereses de Estados Unidos, entonces no debería estarse haciendo... Nosotros veíamos el desarrollo de la producción de gas local en esos países (latinoamericanos), y hasta cierto punto de petróleo de esquisto, como algo que servía mucho a nuestros intereses... Como por ejemplo, que reducirá la dependencia potencial de algunos de esos países hacia Venezuela, que tiene las reservas más amplias de gas aunque no pueda realmente desarrollarlas... Venezuela tiene enormes reservas pero no tiene capacidad de exportación de gas licuado natural (LNG). Fue muy exigente en cuanto a tener su propia tecnología y ahuyentó a Shell y a otros, y provee crudo subsidiado a sus vecinos (Petrosur y Petrocaribe) por razones políticas'.

No es casual que Ucrania, fronterizo con Rusia al Este, con el Mar Negro al Sur y estratégico en Europa Oriental, fuera asesorado por la Agencia de Cooperación internacional de Estados Unidos (USAID) en el marco del programa de gas no convencional UGTEP del Departamento de Estado, para desarrollar masivamente los yacimientos de gas de esquisto en su territorio, presentando a Kiev un Manual de operaciones servil y bochornoso con clara injerencia en los asuntos internos del país (2). Incluye un acuerdo marco que prioriza las concesiones a empresas privadas, su seguridad jurídica y hasta técnicas para gestionar el conflicto social. Sugiere la divulgación y formación del público con amplias estrategias, como material bibliográfico, y hasta la introducción del tema del shale gas/oil en la currícula escolar, campañas mediáticas, publicitarias y educativas, páginas webs, charlas, elaboración de informes científicos, y otros. Recomienda la intervención de ONGs que desarrollen una campaña para informar y recabar opiniones del público, la realización de talleres promovidos por la USAID, la Cámara de Comercio estadounidense, el Ministerio de Energía del país, compañías internacionales, etc.

La USAID, brazo ejecutor de la política exterior de Washington, junto con otros organismos integra el programa UGTEP. Rápidamente en 2012, el gobierno ucraniano firmó con Chevron contratos de exploración para shale gas, y luego con otras petroleras estadounidenses y de capitales británicos y europeos como Shell, en desmedro de la rusa Lukoil. En América Latina, Argentina tiene el mayor reservorio de petróleo y gas esquisto de toda la región. En este marco se puede comprender más lo que está ocurriendo al respecto en ese país, y lo que se podrá esperar a futuro.

Además del factor chino en Asia-Pacífico, el corrimiento geopolítico de Obama surge por la iniciativa mostrada por la Federación de Rusia como actor nuclear en un contexto global en que la unipolaridad 'americana' está fracasando, mientras se abre un nuevo espacio oceánico estratégico a lo largo de toda la frontera boreal rusa.

La intervención diplomática de Moscú consiguió nada menos que cambiar una decisión tomada de Washington: el inminente ataque preventivo a Siria, generando además en forma inédita y por primera vez desde la Segunda Gran Guerra divergencias importantes con su madre patria capitalista, Inglaterra. Este hecho relevante, da indicios de la tendencia hacia un proceso de multipolaridad global donde el peso relativo de la Federación Rusa como potencia está aumentando.

A pesar del colapso de la URSS, el objetivo central del desmembramiento del corazón de Eurasia (Heartland) con la mayor superficie continental del mundo, una de las máximas aspiraciones de los grandes geoestrategas occidentales, como Brzezinski asesor de Obama, no solo no pudo ser alcanzado sino que el calentamiento de la atmósfera terrestre catalizado por el consumismo superfluo y desenfrenado intrínseco de la dinámica capitalista, puede potenciar el rol del Heartland al abrir un espacio geoestratégico conexo sin precedentes. Según Brzezinski, el problema central no está en Oriente Medio, ni en Irán. Los únicos países con una capacidad real para resistir a Estados Unidos e Inglaterra son China y Rusia, y es allí donde debería enfocarse la atención.

En esa línea el Pentágono, continúa intensamente con su estrategia de rodear militarmente a los países que cataloga como hostiles, forajidos o simplemente poco confiables con bases e instalaciones militares ofensivas, presentándolas como defensivas y necesarias para la seguridad regional, ubicadas estratégicamente en países próxi, es decir confiables para sus intereses. Tales son los casos típicos de Irán encerrado por 40 bases militares, Venezuela por 13, Brasil, el gigante ruso (la instalación de un escudo antimisilístico estadounidense en Ucrania, limítrofe con Rusia complementando a los de Polonia y Rumania, no tardaría en concretarse si hubiera un cambio de régimen proxi-atlantista), y China sobre la que está formando el llamado anillo Anaconda, donde Japón y Corea del Sur son una parte.

En este contexto, las revueltas en Ucrania son un tiro por elevación para debilitar la esfera de influencia próxima de Rusia, y una repuesta a su intervención por Siria. La interrupción por parte del gobierno del presidente Viktor Yanukovich de la firma del tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE) creó condiciones de inestabilidad interna, amplificadas por los capitalistas y quintas columnas locales afines a Washington y sus aliados de Europa Occidental. Como en tantos casos testigo, la actividad de la embajada estadounidense es un indicador importante '...El embajador estadounidense en Ucrania, Geoffrey Pyatt, acompañó a la subsecretaria de Estado de los Estados Unidos, Victoria Nuland para repartir comestibles apoyando a los manifestantes ucranianos partidarios de la integración europea en la plaza de la Independencia en Kiev, quienes los recibieron con aplausos y bendiciones'.

Para que Ucrania se incorpore a la UE, ésta le exige condiciones equivalentes al modelo del saqueo neoliberal de los 90's en América Latina: un estado mínimo, pero en absoluto ausente como tendenciosamente se hace creer, sino muy presente para ajustar el gasto público en salud, educación y asistencia básica para el pueblo. Las privatizaciones y las reforma del Estado serían financiadas con la dependencia de los préstamos fraudulentos a interés compuesto de los organismos internacionales como el FMI, y el Banco Mundial. Un Estado presente con reformas estructurales, que aseguren la desregulación de los mercados y el libre comercio en franca desventaja con los países industrializados, por eso uno de los motivos para la acertada decisión gubernamental de interrumpir el Tratado de Asociación con la UE fue '...La falta de un mercado interior que resista la invasión de mercancías comunitarias'.

Una breve mención de la estrategia recurrente de cerrojo aplicada al caso de Brasil, cercado por 24 bases militares terrestres estadounidenses, que junto con las bases aeronavales de Islas Ascención y Malvinas encierran su gran reservorio costero de hidrocarburos del Presal. Sin embargo, al parecer los estrategas de Itamaraty podrían haber cometido un error grosero, tanto para la defensa del país como de la misma Amazonia, y aún para América del Sur. El gobierno concretó la compra de 36 modernos aviones de combate SAAB Gripen-NG a Suecia sin transferencia de tecnología, a pesar de las presiones de la embajada de Estados Unidos y las quintas columnas de la burguesía local a favor de las aeronaves F-18 estadounidenses y los Dassault Rafale de su aliado francés el belicista Hollande. Ambas alternativas quedaron relegadas cuando el caso Snowden reveló las operaciones de espionaje alevoso del Gran Hermano sobre Brasilia y las empresas brasileñas, como Petrobras. Pero la compra a Estocolmo, también subordina la política exterior brasileña a Washington. En caso de cualquier conflicto de intereses en que el Imperio declare la no colaboración o peor la hostilidad de Brasilia, el Departamento de Defensa del imperio bloqueará toda compra de repuestos estadounidenses y actualizaciones de los sistemas de armas que compongan esas aeronaves (como son nada menos que sus motores a reacción), y es altamente probable que Suecia acate la orden en su totalidad (3).

La Fuerza aérea de Brasil se vería fuertemente debilitada con el país rodeado por bases estadounidenses con capacidad operativa para un despliegue rápido, lo cuál no ocurriría con aeronaves de combate equivalentes de Rusia o China. Lo notable, es que el anterior análisis debería ser elemental para cualquier experto en relaciones exteriores de Itamarty. A menos que Brasil planee apropiarse de la tecnología sueca, adaptarla, desarrollarla y dominarla en forma endógena, tal como hizo Irán en 2011 cuando capturó el avión estadounidense a reacción espía furtivo y no tripulado (UAV), de última generación Sentinel RQ-170, o como hicieron los técnicos y pilotos militares argentinos hace más de dos décadas en la Guerra de Malvinas con los aviones de combate franceses Dassault Super-Etendard y la adaptación de los misiles inteligentes Exocet, la innovación de su lanzamiento tierra-aire y las contramedidas de radar.

Para cerrar el cerco a Rusia, Washington no deberá ahorrar esfuerzos en proyectar presencia y fuerza militar sobre los miles de kilómetros de su costa norte, debido a que entre los efectos geopolíticos del cambio climático está la apertura de un nuevo espacio físico de enorme envergadura, que por supuesto no permanecerá vacío sino que ya está siendo ocupado militarmente por las grandes potencias mundiales. Ha comenzado la lucha por la apropiación de las reservas naturales como hidrocarburos y minerales que se harán rentables con la tecnología actual, y Rusia está tomando la iniciativa. Como no sucedía desde hace más de 3 millones de años, las mediciones actuales del deshielo y los modelos climáticos extrapolan que en el orden de unos 10 años el océano Ártico quedará abierto casi totalmente para la navegación de superficie convencional y con rompehielos, y un mes prácticamente sin hielo, generando nuevas rutas marítimas comerciales significativamente más cortas respecto del canal de Suez-Indico, la histórica ruta de las especies, especialmente entre los países del norte de Europa/Groenlandia, Estados Unidos, Canadá, Islandia y Rusia a la que se sumará China.

El calentamiento de la atmósfera está produciendo en un tiempo menor al de una generación humana, la fusión del hielo del casquete polar Ártico debajo del cuál no existe tierra firme, sino agua: el océano Ártico. Pero un Ártico sin hielo no es solo una curiosidad que gran parte de la humanidad observa como evento distante y ajeno, sino que en el corto plazo contribuirá a intensificar anomalías climáticas extremas, nefastas en todo el planeta. El cambio de fases (sólida a líquida) del casquete polar no es inocuo para el resto del mundo, suma a nivel climático nuevos procesos fuera de equilibrio entre la energía solar absorbida y emitida por la nueva masa líquida, la superficie continental expuesta y la atmósfera que modifican su circulación general, con probabilidad no despreciable de disparar procesos atmosféricos irreversibles de duración mayor a una generación, peligrosos para la supervivencia humana, es decir aparece un punto de no retorno.

Los trabajos científicos están divididos, los menos plantean la situación como grave. Hay probabilidad que el calentamiento atmosférico produzca una liberación abrupta y masiva de gas metano (CH4) que se encuentra atrapado en el carbono orgánico de los lechos oceánicos y suelos árticos congelados por milenios, en una cantidad un orden superior (10 veces) a la emitida a la atmósfera desde el comienzo de la revolución industrial. El efecto invernadero del metano es mucho peor que el de dióxido de carbono. Algunos investigadores pronostican incluso una próxima Gran Mortandad, como la extinción masiva de especies ocurrida en la Pérmico-Triásico (hace unos 250 millones de años) por la liberación significativa de gases de invernadero atrapados en los fondos oceánicos, solo que esta vez no ocurriría en miles sino en unos pocos cientos de años. A esto se suma el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) a niveles nunca experimentados por la especie humana. Por otro lado, una buena parte de científicos más conservadores consideran que la situación no es grave y que se dilatará por muchas décadas con una menor probabilidad que los procesos fuera de equilibrio queden fuera de control. Sin embargo, aparte de confrontar los papers científicos de ambas tendencias y sus modelos con las mediciones, habría que considerar en el análisis la influencia, el compromiso y el financiamiento de los distintos grupos, instituciones y comisiones de científicos por parte del gran capital.

A diferencia de la Antártida, el casquete flotante ártico esta formado por un teselado de masas de hielo de diversos tamaños, tal que en algunas regiones se presenta como si fuera una superficie contínua. Décadas antes de que se dispare el calentamiento global, en el verano de 1958 durante la carrera científico-técnico de la Guerra Fría entre URSS y Estados Unidos, y a un año del gran logro soviético de la puesta en órbita del primer satélite artificial (Sputnik 1, 1957), que fue una desagradable sorpresa para Washington (y que dió origen al actual Agencia de Proyectos Avanzados para la Defensa; DARPA (4)), y al poco tiempo en un primer intento fallido por emular al Sputnik ocurrió la explosión del cohete portador Vanguard y sus satélite, de modo que el Pentágono necesitaba producir rápidamente un golpe político y propagandístico. Es así que el primer submarino a propulsión nuclear del mundo, el USS Nautilus (que superó ampliamente los pronósticos visionarios de Julio Verne) después de un par de intentos en que estuvo cerca de quedar aprisionado entre el fondo poco profundo del Estrecho de Behring y la parte inferior del hielo del casquete ártico, logró establecer una nueva ruta polar del Pacífico al Atlántico cruzando sumergido por debajo del escarpado casquete polar con espesores de unos pocos metros hasta decenas, desde el estrecho de Behring pasando por el polo Norte geográfico (midiendo 4089 m de profundidad), y emergiendo en las islas Svalbard (Noruega, antes llamadas Spitzberg). Casi 9000 Km menos que por las rutas de ese entonces para navegar desde Japón a Europa. Además la ruta polar submarina podría utilizarse aún si fuera bloqueado el canal de Panamá (5). Pero en realidad, el objetivo estratégico de la misión mantenida en el mayor secreto a menos que finalizara con éxito, fue determinar si era posible desplegar ocultos bajo el hielo del Océano Ártico submarinos a propulsión nuclear, que serían provistos en poco tiempo de misiles balísticos Polaris con cabeza nuclear, amenazando más de 5000 Km de costa de la URSS.

Así como China está proyectando presencia y poder naval por la ruta del Indico, Moscú lo está haciendo por el Ártico. Hace seis años, practicamente el mismo día a casi 50 años que el Nautilus pasó por el Polo Norte, submarinos rusos (Mir: Paz) plantaron una bandera de su país en el lecho oceánico del Polo Norte a 4.261 metros de profundidad. En 2009, una expedición rusa alcanzó el Polo Norte viajando con vehiculos anfibios sobre el casquete polar. El territorio central de la Isla Mundo, el gigante ruso tendrá así en su costa boreal un océano líquido conexo con el Atlántico y el Pacífico con aguas internacionales con presencia y actividad relevante del poder naval de las potencias atlantistas e imperialistas incluído Japón. El estrecho de Behring pasará a ser un punto sumamente caliente. Al respecto, el presidente Putin se refirió hace unos meses '...El Ártico es una parte inalienable de Rusia que ha permanecido bajo nuestra soberanía a lo largo de varios siglos. Así será siempre. Próximos a las costas de Noruega submarinos estadounidenses están de guardia permanente armados con misiles cuyo tiempo de impacto sobre Moscú es de unos 16 minutos, por eso el Ártico no puede ser cedido bajo control internacional, está bajo la protección militar de la Flota del Norte de Rusia y cerca de allí está desplegada una base de submarinos estratégicos rusos. La segunda base de submarinos atómicos estratégicos está en la parte oriental, también muy cerca del Norte ...Continuaremos la senda de la ampliación de nuestra presencia en el Ártico'.

Por último, el redireccionamiento estratégico de Estados Unidos se cierra con la política económica desplegada sobre ambas márgenes del Pacífico. Desde el fracaso del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en 2005 durante la cumbre en Mar del Plata cuando G.W. Bush intentó imponerlo, Washington no ha propuesto ningún nuevo acuerdo de libre cambio regional en América Latina, hasta ahora (salvo acuerdos comerciales bilaterales con Perú, Colombia y Panamá). Desaparecidos los principales actores Lula, Néstor Kirchner y Hugo Chávez que advirtieron el saqueo, y en vista al avance comercial de China en la región, el secretario de Estado imperial John Kerry comentó que en febrero de 2014, en una cumbre de líderes de América del Norte a realizarse en México el presidente Obama intentará un ambicioso plan para relanzar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, 1994) de Estados Unidos con México y Canadá, pero comenzando con Norteamérica seguirá con Centroamérica, el Caribe, y posteriormente ampliarlo al resto de América Latina '...ya que varios países sudamericanos todavía no están dispuestos a estrechar vínculos con Estados Unidos'.

Por su parte la guerra económica de Obama y las potencias occidentales avanza con las firmas de los acuerdos Transatlántico (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (Transatlantic Trade and Investment Partnership ( TTIP )) con 28 naciones de la Unión Europea), y el TransPacífico en ambas costas del Pacífico (Trans Pacific Partnership, (TPP)).

Las negociaciones que se realizan en forma estrictamente secreta son aquellas que eliminan todas las barreras al comercio, especialmente las legislaciones que garantizen la seguridad alimentaria, la protección de la agricultura, la privacidad de los ciudadanos y la creación de legislación para que las empresas extranjeras puedan demandar a los gobiernos evitando los tribunales nacionales y neutralizando los Parlamentos locales. Para las economías más débiles que acabarán sometidas a las grandes transnacionales, vuelve a ocurrir que las desventajas serán más que los beneficios y llevará a nuevas exacciones, que en definitiva contribuirán al financiamiento del mismo despliegue del Pentágono hacia Asia-Pacífico.

Sin embargo, un objetivo histórico central imperialista sigue invariante: evitar en América Latina cualquier germen que pueda iniciar la cristalización de un bloque continental latinoamericano unificado, que se tranforme en genuinamente industrial, independiente y soberano a nivel global, y desequilibre la actual división internacional del trabajo capitalista como región exportadora de materias primas y de bajo valor agregado. La guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay (1864-1870) con el financiamiento subyacente de Inglaterra fué un antecedente, pero también un escarmiento para para quienes osaran materializar semejante desafío. La Historia no es solo materia del pasado, su análisis crítico permite no repetir en el presente y futuro los errores cometidos...

Notas:
1) http://www.navy.mil/cno/130813_CNO_Navigation_Plan.pdf
2) Manual de operaciones: Shale gas en Ucrania; http://www.argenpress.info/2013/01/manual-de-operaciones-shale-gas-en.html
3) Boron A.A., Brasil: Un increíble (y enorme) error geopolítico, http://www.argenpress.info/2013/12/brasil-un-increible-y-enorme-error.html
4) Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA); su misión es no solo evitar toda sorpresa tecnológica que pueda producir el enemigo, sino generar a él la sorpresa. Fue pionera en la creación redes de comunicación para la guerra que sigue funcionando aún cuando su mayor parte haya sido destruída y que mas tarde condujo a Internet, también en el desarrollo de vehículos no tripulados que llevó a los actuales UAV, llamados 'drones' aeronaves teledirigidas que manejadas desde el mismo territorio de los Estados Unidos atacan selectivamente a decenas de miles de kilómetros, como en Pakistán por ejemplo, matando supuestos terroristas que amenazan a los estadounidenses y asesinando civiles inocentes por errores colaterales.
5) Es de notar que en el momento de cruzar sumergidos el polo Norte (latitud 90° N), dentro del submarino a propulsión nuclear sus 105 tripulantes respiraban una atmósfera reciclada normal con una temperatura constante de 22°C y un 50% de humedad mientras que en la superficie del casquete, las condiciones meteorológicas eran completamente hostiles con vientos polares azotando a temperaturas bajo cero. Todo un logro para la época.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El cambio climático ya no es asunto del futuro

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

Confieso que fue hace apenas quince años que comencé a interiorizar verdaderamente la gravedad de aquellas primeras tímidas advertencias que hacían los climatólogos de que nos amenazaba un cambio de clima causado por el calentamiento global, a su vez provocado por los gases de efecto invernadero con que el hombre ha estado agrediendo a la naturaleza.

Pero aquella alarma apenas me llevaba a sentir compasión por las generaciones futuras que tendrían que encarar tan grave problema. Los hechos demuestran que la humanidad no fue capaz de valorar a tiempo, ni siquiera ha valorado bien aún, una amenaza para su propia supervivencia que ya ha dejado de ser perspectiva para convertirse en trágica actualidad.

En apoyo a los llamados de los climatólogos, personalidades de importantes responsabilidades políticas y estatales, como el dirigente cubano Fidel Castro y el ex candidato presidencial y ex vicepresidente estadounidense Al Gore, entre otras celebridades en el campo de la política, han mostrado sensibilidad ante la gravedad del tema y han contribuido a extender una alerta que quizás sea ya tardía. Otros prestigiosos expertos en los más diversos campos del saber también han pronunciado impresionantes llamados sobre este asunto que tocan las fibras emotivas hasta del más insensible.

Según ha advertido la Organización Mundial de la Salud, a causa del calentamiento global están aumentando las enfermedades respiratorias, al igual que las diarreas y los problemas de piel por el impacto solar. Las temperaturas son más extremas, hay más sequías, más tormentas, más olas de calor, más inundaciones y huracanes que causan pérdidas de vidas humanas y la desaparición de especies animales y vegetales.

La deforestación hace desaparecer cada año millones de hectáreas de bosques, la erosión arrastra la capa vegetal y degrada otros millones de hectáreas de tierras que una vez fueron fértiles, y la desertificación se extiende por aún más millones de hectáreas de suelos.

La extinción de muchas especies de fauna y flora afecta gravemente la biodiversidad, mientras la contaminación del agua de los ríos y los mares, así como la del aire, amenazan la supervivencia de poblaciones, países y regiones.

Los países del norte opulento, al imponer a los países llamados “en vías de desarrollo” su escala de valores, su sistema económico y sus formas de gobierno, les contaminan también sus hábitos consumistas depredadores de la naturaleza.

Algunos consorcios petroleros parecen celebrar incluso la fusión del casquete de hielo polar porque, dicen, reducirá el costo de la extracción del petróleo que yace bajo el océano Ártico.

El aumento de la temperatura terrestre tiene un efecto directo en la subida del nivel de los océanos y el acceso de la población mundial al agua potable. Los especialistas advierten que, con apenas un grado más, se fundirá el hielo de los pequeños glaciares; con dos grados, entre 20 y el 30% de la población del Mediterráneo y el Sur de África tendría problemas de suministro de agua potable, y con cinco grados más se produciría la desaparición de países enteros.

Se pronostica que los muchos millones de habitantes de estos países cuyo territorio quedará bajo las aguas intentarán moverse a otros países… donde no serán bien recibidos. Ello provocará muchas guerras y mucha sangre en todo el planeta.

Gigantescas ciudades como Londres, Nueva York, Hong Kong, Tokio, Buenos Aires y El Cairo quedarían debajo del mar. La agricultura y las cosechas también sufrirían las consecuencias del calentamiento global. Las tierras de cultivo de África se verían muy afectadas con tan sólo el aumento de dos grados, y tres grados más harían que 500 millones de personas queden sometidas a hambrunas por la sequía.

Pero la Humanidad no puede declararse simplemente derrotada ante la magnitud del desastre que la amenaza. Si se lograra disminuir la demanda de bienes y servicios que son emisores intensivos de dióxido de carbono para reducir por esa vía los efectos del calentamiento global; si se promovieran tecnologías limpias y eficaces para la generación y consumo de electricidad, calefacción y en el transporte; si se frenara la deforestación y se insertaran políticas a favor del medio ambiente en las estrategias internacionales de desarrollo, no todo estaría perdido.

Naturalmente, la cura efectiva de estos males tendría que pasar por un cambio en el modo y las relaciones de producción. Una sociedad ambientalmente sustentable, ecológica y solidaria es definitivamente incompatible con el capitalismo.

Todo lo que a corto y mediano plazo pueda hacer la humanidad a estas alturas tendrá un efecto atenuante, pero hay que hacerlo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a Guillermo Almeyra: México acaba de integrarse prácticamente como Estado subordinado a Estados Unidos

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

Mario Hernandez (MH): Nuevamente en comunicación con Guillermo Almeyra. Ayer a la noche estuvimos comentando Militante Crítico, el nuevo libro de Guillermo. Hoy queríamos volverlo al papel de columnista internacional pero manteniéndonos en la geografía mexicana que ha constituido gran parte de su vida. Al respecto, hace un mes aproximadamente leía una nota de Jorge Castro en Clarín titulada “En México, un acuerdo petrolero trascendente”, donde señalaba que: “El miércoles a la noche, el Senado mexicano aprobó la desregulación petrolera y abrió a la inversión transnacional reservas probadas que equivalen a la producción de Kuwait, y no comprobadas -sobre todo shale gas/shale oil- que continúan a las de Estados Unidos, las primeras del mundo. Este cambio representa por su importancia geopolítica un acontecimiento de similar o mayor relevancia a la fundación del NAFTA (Tratado de Libre Comercio Estados Unidos/Canadá/México) en 1994.” ¿Qué opinión te merece este comentario?.

Guillermo Almeyra (GA): México acaba de integrarse totalmente como parte subordinada y prácticamente como un estado más de Estados Unidos, en la política estadounidense.
El gobierno estadounidense acaba de declarar que hará un plan energético desde la frontera con Colombia hasta Alaska, quiere decir que incluyen en su plan energético a toda América Central y México, incluso Canadá, para resolver el problema de su falta de energía proveniente de recursos hidroeléctricos, sobre todo en California y el sur del país, mediante una red de represas que están haciendo por toda Centroamérica y México, para mandar energía a Estados Unidos y también incorporando, sobre todo, la riqueza petrolera que existe en esos países.
Es la anulación total, no la reforma, del artículo 27 de la Constitución mexicana nacida de la revolución que establecía que los recursos naturales del subsuelo son de la nación.
Detrás de la privatización del petróleo, que es un recurso del subsuelo, está también la privatización del agua que es otro recurso vital para México que es un país semidesértico.
Es la entrega total de los bienes comunes, de los recursos de la Nación fijados por la Constitución de 1918. Un retroceso a principios del siglo pasado y una anulación de la revolución mexicana. El Estado mexicano deja de ser independiente, no controla nada, la economía mexicana depende totalmente de Estados Unidos, de las remesas de los emigrantes y de la venta del petróleo que ahora pasa a ser de las transnacionales. México se declara semi-estado, por no decir Estado colonial.

MH: Recuerdo haber leído un artículo tuyo en el cual señalás que con estas medidas México retrocede a 1910, o sea, a la etapa previa a la revolución.

GA: Efectivamente, al porfirismo, a la época de Porfirio Díaz cuando la tierra estaba en manos de unos pocos. Actualmente se ha acabado con otra de las conquistas de la revolución que es el ejido, la utilización colectiva de la tierra y hay una concentración y, sobre todo, un vaciamiento del campo por la teoría neoliberal de las ventajas comparativas. México cesó de producir alimentos, de los que era exportador hasta los 80 y ahora los paga con petróleo barato a Estados Unidos, que además será de su propiedad. Está en una situación similar a la anterior a 1910, año que se inició la revolución contra Porfirio Díaz cuando la inmensa mayoría de los mexicanos vivían sin tierra, como peones, y en la industria eran explotados de forma impresionante por los extranjeros.

MH: ¿Qué quedó de la promesa hecha al pueblo mexicano el 1/1/1994, hace 20 años, cuando México se incorpora al TLCAN, junto a Estados Unidos y Canadá, de acceder al Primer Mundo? Según tu opinión no se ha cumplido.

GA: Ha habido un aumento del comercio entre ambos países, eso es indudable. Una integración de la economía, pero hay que tener en cuenta de qué se trata.
México exporta gran cantidad de automóviles pero son Ford, Chevrolet, General Motors, Nisan, Renault, es decir, la exportación de automotores la realizan empresas extranjeras instaladas en México por razones fiscales y una mano de obra barata, hacia sus filiales o casas matrices en Estados Unidos adonde envían también sus ganancias. Trabajan para el mercado estadounidense.
En cuanto a la industria petrolera y sus derivados, están todas en manos extranjeras al igual que las finanzas, es decir, ha habido una dominación total de la economía mexicana por el capital extranjero.
Hay un gran capitalista mexicano, Carlos Slim…

MH: El segundo hombre más rico del mundo.

GA: Que hizo su riqueza con la privatización de los teléfonos. Es el dueño de un servicio, pero fuera de eso, capital productivo mexicano no hay, incluso otro gran capitalista mexicano de la industria cementera ha vendido recientemente su empresa a Estados Unidos

El campo quedó en manos de mujeres solas, de viejos y de chicos

MH: Hablamos de la producción industrial, de los alimentos y el petróleo, pero también se ha deteriorado en gran medida el medio ambiente.

GA: Es tremendo el abandono del campo por la emigración. Se calcula que en Estados Unidos hay 30 millones de mexicanos que se instalaron en sucesivas generaciones. Esto ha significado que el campo quedó en manos de mujeres solas, de viejos y de chicos que reciben las remesas que les envían sus parientes desde Estados Unidos con las cuales no producen sino que consumen.
La falta de cuidado de la tierra, de trabajo, de insumos ha producido un crecimiento de la degradación del suelo y su desertificación. Ese es uno de los efectos. Otro ha sido la brutal deforestación. Se ha tratado a la tierra como si fuera una mina, con efectos mineros: devastación y extracción, extracción y más extracción. Para los árboles es terrible y también para la tierra en la medida que se los sacan en una zona subtropical, después vienen las lluvias y se llevan la poca tierra buena que hay y queda totalmente desierto.
La expulsión de los campesinos no ha sido solo hacia la emigración sino también hacia las grandes ciudades. Ha habido una concentración urbana gigantesca. La ciudad de México hoy tiene arriba de los 30 millones de personas. La contaminación ambiental por los autos viejos, por el transporte, por el consumo de carbón, por todos los efectos de una gran ciudad ha sido terrible.
Esa contaminación ambiental no solo afecta la respiración de los seres humanos sino también al ambiente. Cae plomo sobre los cultivos hortícolas de los alrededores, por ejemplo. Por otra parte, la americanización de la vida al estilo yanqui con cerveza, coca-cola y Mc Donald’s ha conducido a que México sea un país con un problema tremendo de obesidad y diabetes que afecta enormemente la productividad pero, sobre todo, la salud de la gente que consume comida chatarra y se muere por enfermedades gastrointestinales y cardíacas.
El uso del petróleo como única base de riqueza sin tener en cuenta la protección ambiental, produce a cada rato derrames en las costas o en el interior, en los campos de los pequeños campesinos. Esos derrames no se resuelven con compensaciones al campesino por su falta de producción y porque arruinaron completamente la tierra por mucho tiempo ya que después nadie la repara y así sucesivamente.
El ritmo de deforestación de México, que es el país con más biodiversidad en América Latina, elimina especies valiosísimas desde el punto de vista medicinal, incluso cultural, para la alimentación local, etc. El desastre causado en estos años de políticas neoliberales que empiezan en realidad en 1982/3, ha sido equivalente al de dos guerras.

MH: Otro tema que se ha instalado fuertemente por estos años en la realidad mexicana ha sido el narcotráfico.

GA: Sin duda. México era simplemente un lugar de paso hacia Estados Unidos el principal mercado del mundo para la droga. El problema se resolvería si alguien en Estados Unidos tuviera interés real de controlar el consumo en ese país. La droga se producía en Colombia bajo protección de tropas estadounidenses que apoyaban al gobierno de Uribe y a los anteriores y luego pasaba por México.
Ahora los mexicanos empezaron a controlar la producción, pero eso no se hubiera desarrollado sin el golpe de muerte al campo en la medida que perdió los precios especiales que tenía de protección para la alimentación nacional, los subsidios por los insumos, fertilizantes, maquinarias, los mercados, etc. El campo se vació. ¿Qué sentido tenía producir maíz si llegaba subvencionado con millones de dólares por el gobierno estadounidense. El mismo que ese país utilizaba como alimento de los chanchos, mucho más barato que el producido en México? Entonces, un joven campesino de la zona rural se encontró con perspectivas. Era mucho más conveniente plantar amapola para los narcotraficantes o marihuana que les rendía mucho más ya que no necesita cuidados. La amapola la vende a punta de campo, se la pasan a recoger y le pagan muchísimo más. Hoy hay alrededor de dos millones y medio de personas trabajando en la droga como cultivadores, sicarios o revendedores sobre una población que supera los 110 millones de habitantes, de los cuales cerca de 10 millones viven en Estados Unidos
El país desarrolló un lazo entre las políticas neoliberales y los grandes capitales provenientes del narcotráfico que es una parte muy importante del capital financiero hoy.

MH: Nos queda pendiente el capítulo zapatista. Se han cumplido también 20 años de la sublevación del EZLN pero no lo vamos a poder abordar hoy, por eso te comprometo a hacerlo el próximo miércoles, previo a tu partida a México por la noche. Ayer algo anticipamos mencionando los dos libros que tenés escritos sobre el tema, pero me gustaría desarrollarlo en profundidad.

GA: Con mucho gusto quedamos en comunicación para el miércoles que viene.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La gobernabilidad, entre los problemas y la economía real

Eduardo Lucita (LA ARENA)

La economía nacional muestra desequilibrios macroeconómicos de importancia, que no implican una coyuntura necesariamente explosiva pero si crítica y de compleja resolución. Los resultados electorales de 2013 y los acontecimientos de diciembre incorporan elementos de crisis política de difícil pronóstico.

Los límites estructurales de la economía argentina se hicieron presentes con fuerza propia en el año que acaba de concluir. Esta situación ha sido tal vez uno de los factores determinantes del nuevo escenario político surgido de las elecciones legislativas de octubre pasado: pérdida relativa del peso electoral del kirchnerismo y liquidación de las aspiraciones re-eleccionistas; surgimiento de una derecha empresarial sustentada en el peronismo disidente; de una centro-derecha liberal republicana, con eje en la reorganización del partido radical; y el surgimiento de una izquierda radical, que por primera vez alcanza una dimensión nacional que le otorga identidad como tal.

La gobernabilidad y sus problemas

A priori la gobernabilidad institucional no parece estar amenazada y solo un cambio sustancial en la economía mundial o un eventual cimbronazo en la lucha de clases puede alterar este escenario. Sin embargo la cancelación de las ambiciones reeleccionistas, la prolongada ausencia presidencial por problemas de salud y su silencio -el no dar los tradicionales mensajes de navidad y año nuevo- sumados a un inesperado diciembre convulsionado y caliente, han creado incertidumbre y la sensación de un vacío de poder.

Veamos: en el oficialismo no aparece todavía una figura presidencialista con la personalidad y la adhesión suficiente. Daniel Scioli puede ser un candidato, pero ¿quién garantiza hoy en qué espacio político jugará finalmente? Por otra parte, aún cuando se quede en el kirchnerismo es claro que ideológicamente está más cerca de la derecha empresarial que de otra perspectiva política. En el peronismo disidente la figura de Sergio Massa es excluyente, aunque nadie puede arriesgar hoy cuál será su proyección nacional en el 2015. Mauricio Macri sabe que solo no le alcanza, pero aspira a ser el eje de la derecha. En el pan-radicalismo y aliados las figuras posibles son varias, las más destacadas por ahora son Hermes Binner y Julio Cobos, pero ninguno parece tener la entidad suficiente como para administrar la crisis que se está incubando.

Los motines policiales, los saqueos, la aparición de "guardias blancas", la impotencia de los gobernadores para controlar la situación, incluso la del gobierno nacional, dejaron expuesta cierta carencia de autoridad política. La canícula estival, transformada en ola de calor que batió record de temperaturas y de consumo energético, de cortes del fluido eléctrico y de calles, avenidas y autopistas, el enojo de la ciudadanía, concentrada en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, pero no solo allí, no hicieron más que agregar nuevos condimentos a esa sensación de vacío.

Desequilibrios recurrentes

Los desajustes que muestra la economía local luego de diez años de crecimiento no son circunstanciales o producto de "mala praxis" del gobierno -aunque pueden encontrarse variadas inconsistencias en la política oficial- sino resultantes de la emergencia de límites estructurales históricos -restricción externa, inflación, fuga de capitales, déficit fiscal, problemas de infraestructura-.

No son novedosos, se han manifestado una y otra vez desde la segunda mitad del siglo pasado (1952-1955, 1963-1964, 1975-1976, 1989 y 2001). Estas crisis estallaron casi siempre por la caída de las reservas producto del déficit del sector externo. Sin embargo en esta coyuntura el regreso de la restricción externa se presenta cuando hay superávit comercial importante, aún luego de absorber un inédito déficit del sector energético.

Como en 1989 y 2001, y como lo será también a futuro, están pesando los pagos de los servicios de la deuda, a los que hay que adicionar una inédita pérdida de divisas por turismo y compras suntuarias. No obstante la enorme liquidez internacional y lo bajo de las tasas, no ingresan dólares al país, por lo tanto, como otras veces, hay caída de las reservas. No es tanto el monto actual de las reservas lo que preocupa, que aún es importante, sino el ritmo persistente de su derrumbe, aunque ahora se ha ralentizado.

A la restricción externa hay que agregarle un proceso inflacionario recurrente y el regreso del déficit fiscal primario. Es temprano para mensurar como impactarán en las finanzas nacionales los aumentos salariales a las policías de provincias y su repercusión sobre los salarios de docentes y estatales.

Una crisis latente

No obstante estos desequilibrios la crisis no se produce. Los bancos están saneados y sólidos, la deuda estrictamente externa es solo del 12 por ciento del PBI, mientras que el nivel de endeudamiento del sector privado es bajo. Esta es también la razón por la cual la crisis internacional no se ha manifestado con fuerza en el país. Es que al menos hasta ahora la vía financiera de contagio está cancelada. Es a la vía comercial a la que hay que prestarle atención.

Por el lado de la exportación de granos y oleaginosas la demanda se mantiene estable, mientras que los precios, a pesar de que cayeron en los últimos dos años, siguen en niveles rentables. Los problemas vienen por el lado de las exportaciones industriales, especialmente a Brasil, cuya economía no despega y por el contrario las últimas informaciones disponibles indican una retracción para el tercer trimestre y posiblemente un fin de año recesivo.

Ausencia de reformas

Frente a la falta de reformas profundas, que cambien de raíz el régimen de acumulación y reproducción de capitales, los límites estructurales de nuestro capitalismo dependiente, caracterizado por un desarrollo insuficiente y deformado de las fuerzas productivas, vuelven una y otra vez.

Prisionero de los desequilibrios de la economía, de los resultados y de los condicionamientos imperialistas (juez Thomas Griessa, "fondos buitres", OMC, Ciadi, FMI, Club de París), el gobierno ha dado un giro de concesiones. Por un lado ajuste no ortodoxo y gradual -mini devaluaciones diarias, mayores controles cambiarios, reducción de subsidios y menor emisión monetaria, nuevos acuerdos de precios-. Por el otro, el regreso a los mercados -desbloqueo de créditos del Banco Mundial, swaps con China y negociaciones con el BID, la CAF, Rusia y China por líneas de crédito-. Esta sería la estrategia para atenuar los desequilibrios, frenar y eventualmente recomponer reservas internacionales y lograr financiamiento para obras de infraestructura.

No se trataría de un problema de solvencia económica (el monto de reservas sería suficiente) pero sí de liquidez (baja liquidación e ingreso de dólares) por lo tanto apuesta a crear las condiciones para garantizar el flujo de divisas (acuerdos con cerealeras, fondos de inversión, liquidación de exportaciones, inversiones extranjeras directas). Pero en una estrategia de mini devaluaciones lo normal es que los vendedores retengan sus ventas lo más posible y al contrario que los compradores adelanten sus importaciones y sus pagos. Así todo dependerá de la rapidez con que se logre el ingreso de fondos frescos.

Adicionalmente, el acuerdo con Repsol abriría las puertas a una larga lista de petroleras interesadas en la explotación no convencional de la zona de Vaca Muerta, que también aportaría al sostenimiento de las reservas.

El giro del gobierno, dejando atrás una retórica discursiva de confrontación, está orientado a su reinserción en el sistema financiero internacional. Los acuerdos alcanzados le pueden dar un respiro pero tienen su contrapartida. Se convalida el arbitraje del Ciadi, se acuerda con el FMI, habrá nueva emisión de deuda. Si el ajuste de los desequilibrios no da el resultado esperado está abierta la posibilidad de mayor endeudamiento para financiar déficit público, como quiere la oposición derechista.

Todo indicaría que 2014 será un año de transición, preparatorio de una expansión en el 2015 desplazando desequilibrios y desajustes para más adelante. Año de bajo crecimiento, donde el impulso al consumo no estaría dado por un mayor poder adquisitivo de los trabajadores y sectores populares sino por la inversión pública. Más que avanzar -aun cuando se han planteado metas de difícil concreción, como bajar más la desocupación y reducir el trabajo precario- el gobierno buscaría no retroceder en la situación social -los salarios reales se mantendrían estancados, o incluso podrían perder un par de puntos, mientras se trataría de sostener el actual nivel del distribucionismo asistencialista- bajo el enunciado del ministro de Economía: "No afectaremos los intereses de los empresarios ni de los trabajadores". Objetivo de conciliación de clases perseguido desde los años '50 del siglo pasado y nunca logrado.

Impotencia

A tres décadas de reinstalada la democracia institucional, como en oportunidades anteriores reaparecieron los límites del capitalismo local dejando al desnudo la impotencia, para resolverlos en términos progresistas, de las fracciones políticas pequeño-burguesas -alfonsinismo/kirchnerismo- que se asumen como representantes del conjunto de los intereses del capital.

El escenario político del 2014 presenta un amplio campo de acción para la izquierda y sus propuestas.

Eduardo Lucita es integrante del colectivo EDI-Economistas de Izquierda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Félix Herrero: “Hemos perdido el autoabastecimiento de todas las energías”

INFOSUR

El abogado y economista Félix Herrero, ex presidente de las represas de Yacyretá, Salto Grande y Corpus, aseguró que hay problemas con el suministro eléctrico porque “no se hicieron inversiones y en la ciudad de Buenos Aires hay cables que tienen 80 años por lo tanto no se han hecho reposición, mantenimiento ni inversión en nuevos equipos”.

Herrero precisó que “estamos flojos energéticamente también porque la electricidad es una parte de la energía y la parte más trascendente es el gas y el petróleo que tiene el 81 por ciento”.

Al respecto, explicó que “la energía tiene la característica de ser de largo plazo, no hay inversión que madure a los dos meses, es un proceso de fuerte planificación, de participación real de la sociedad y del estado y todo esto lleva a que estemos pensando en la demanda dentro de 4 o 5 años no en la demanda incumplida de ayer”.

En esta línea, aseguró que “se perdió el autoabastecimiento de todas las energía”, y para poder recuperarlo “necesitamos unos cuatro o cinco años invirtiendo 4 mil millones de pesos anuales. Estamos en una situación difícil, lo que no se ha invertido ahora hay que hacerlo en el futuro”.

Para conseguirlo dejó en claro que se requiere una empresa “que si es estatal tiene que estar bien regulada y gerenciada”.

Los constantes cortes de energía que sufren los vecinos por el servicio que brindan las empresas Edenor, Edesur y Edelap se deben a que “no se hicieron las inversiones, si se dejan de cambiar los cables se despreocupan de las subestaciones, si cae la extracción de gas y petróleo, si pensamos que el gas nos va a salvar estamos equivocados”.

Por lo tanto, enfatizó que “hay que hacer una inversión muy importante porque si no la importación de energía nos mata. Hemos vivido un periodo de utilidad sin inversión”.

Por otro lado, sobre el impuesto que se cobra para la construcción de una represa en la laguna La Brava aclaró que “es una gran estafa por parte del estado al pueblo, se le cobra un impuesto inexistente que va como subsidios a las empresa eléctricas pero La Brava no existe”.

Por último, se refirió a Atucha II. “Se ha inaugurado tres veces el sistema de la refrigeración, del sector eléctrico y se ha prometido su inicio en dos octubres y dos marzos, y ahora se nos dice en abril. Todas las fallas son una mala gestión”, opinó.

Haga click aquí para escuchar la entrevista completa de Félix Herrero en “Embón Registrado”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Flexibilidad táctica e intransigencia estratégica: El factor Bergoglio

Fernando Rosso (LA HAINE - AGENCIA WALSH)

El papa Francisco I se ha demostrado heterodoxo en lo pastoral y conservador en los fundamentos: flexibilidad táctica e intransigencia estratégica. En el pasaje completo de la “Crítica a la Filosofía del Derecho de Hegel”: “La miseria religiosa, es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por otra, la protesta contra ella. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu.

Es el opio del pueblo.” El 'aggiornamiento' que quiere desarrollar Bergoglio, ahora convertido en Francisco, pretende devolverle a la Iglesia la capacidad moral y política para desarrollar su función: ser garante del orden, un factor pacificador que colabore en la “gobernanza” de los pobres y la contención del movimiento obrero, a casi seis años de crisis mundial que no encuentra salida en el horizonte. Más allá de los gestos “transgresores”, los objetivos estratégicos son claros. Identificarlos, poner el alerta y sacarlos a la luz para combatirlos es una obligación de quienes apostamos a la rebelión y no al “suspiro” de los oprimidos, para terminar con la miseria real y en consecuencia con la miseria religiosa.

El restaurador: crisis orgánica en la Iglesia

La elección de Jorge Mario Bergoglio como jefe de la Iglesia Católica, el pasado 13 de marzo, tuvo más que ver con la crisis orgánica interna de la institución, que con problemas políticos nacionales o internacionales. El escándalo de la pedofilia generalizada, imposible de seguir encubriendo, los negocios del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como la “banca vaticana”, a través del cual se blanquearon miles dólares o euros provenientes del lavado. Y una institución en extremo elitizada en el marco de una crisis mundial, empujaron a la escisión con sus “representados” y a la pérdida de fieles en todo el mundo.

En cierta medida, para la casta que venía al frente de la curia vaticana, Bergoglio era un 'outsider'. El primer latinoamericano, el primer jesuita y proveniente del “fin del mundo”. Estaba ubicado en los márgenes de los centros de poder de Roma y paradójicamente esa condición le dio la posibilidad del éxito.

La experiencias de los gobiernos latinoamericanos de la última década, incluido el kirchnerismo, como procesos de “desvío”, contención e institucionalización pasivizante de movilizaciones y rebeliones populares, fueron útiles para la tarea política de Bergoglio frente a la crisis de la Iglesia. No faltaron quienes compararon los gestos simbólicos de ruptura del protocolo y acercamiento “a la gente”, con los del kirchnerismo de los orígenes, los de Néstor Kirchner. Y hasta llamaron al renunciante Ratzinger, “el Duhalde” [presidente argentino responsable de las masacres de 2002] de Bergoglio.

El equilibrista: de Medellín 1968 a Aparecida 2007

El enfrentamiento de clases condicionó también la historia y los avatares de la Iglesia. El Concilio Vaticano II y su traducción más radical en Latinoamérica, con la Teología de la Liberación (TL) o los curas tercermundistas, reflejó un momento de crisis y radicalización política. Ningún aparato, ni siquiera la Iglesia, es más fuerte que las leyes de la historia. Y la crisis y agudización de la lucha de clases, tuvo su manifestación distorsionada en la lucha de tendencias dentro de la misma.

El Concilio Vaticano II, desarrollado entre 1962 y 1965, una especie de reforma constitucional de la Iglesia, llevada adelante por el papa Juan XXIII, fue un movimiento preventivo en un momento preparatorio de crisis y con una institución que se estaba volviendo anacrónica. Un movimiento de “apertura” de los contornos más retrógrados de la doctrina. En Medellín (Colombia), en 1968, tuvo lugar la II Conferencia del Episcopado Latinoamericano (CELAM), que dio nacimiento a la Teología de la Liberación.

Desde aquel momento, Bergoglio viene desarrollando un debate doctrinario a dos puntas: tanto contra los sectores más conservadores (como el Opus Dei), como contra los más radicalizados, la TL o el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo. Su referencia fue la Teología Popular, una traducción más moderada del Concilio Vaticano II, que impulsaba la “opción por los pobres” y la “religiosidad popular”, pero rechazaba conceptos como “clase oprimida” que hacían al coqueteo ideológico de la TL con el marxismo. Se delimitaba de los contornos más de “acción” de la TL, y la opción era por el “tutelaje” de los pobres.

Si en convulsivos años 60 y 70 del siglo pasado su eje estuvo en el combate a los sectores más radicalizados, una vez derrotados los movimientos revolucionarios y el asentamiento de la restauración (muy bien representado por Juan Pablo II), hoy su epicentro está en convencer a las clases dominantes de la necesidad de la contención de los pobres.

En la quinta conferencia de la CELAM, desarrollada en Aparecida (Brasil) en el año 2007, cuyo documento final fue redactado por Bergoglio, dejó asentada sus concepciones: un discurso progresista, bajo fundamentos conservadores (cualquier parecido con el peronismo en general y el kirchnerismo en particular, no es pura coincidencia).

Heterodoxo en lo pastoral y conservador en los fundamentos: flexibilidad táctica e intransigencia estratégica. Esto llevó a combinar un relato a favor de los pobres y excluidos con las cruzadas contra el matrimonio igualitario y la “madre de todas las batallas”: contra el aborto.

Frente a su propia crisis, la Iglesia parece alinearse bajo el arbitraje de un nuevo “centro”, tanto los referentes que quedan de la Teología de la Liberación, como recientemente representantes del Opus Dei, manifestaron su conformidad con la orientación de Francisco I.

El colaborador: Bergoglio y la dictadura

El rol de Bergoglio bajo la dictadura, cuando era delegado, “Provincial” [gobernador], de la Orden jesuita en la Argentina, sigue generando polémica. Los casos más resonantes de esta relación fueron los de los curas jesuitas Yorio y Jalics, detenidos y torturados en la ESMA y el rol jugado por Bergoglio para facilitar su detención. El relato que hace Marcelo Larraquy en su reciente biografía sobre Francisco, deja en evidencia que Bergoglio dejó [aban]“donados” a los curas, ante la persecución de sus captores.

La discusión planteada en los términos de si “actuó mal” en los casos de Yorio y Jalics o “actuó bien” en otros, no tiene síntesis posible, si no se dimensiona la estrategia de conjunto de un miembro jerárquico de la iglesia católica, máximo gobernante de una de sus órdenes (la Compañía de Jesús), frente al genocidio que se estaba llevando adelante con la complicidad directa de muchos miembros de su iglesia.

No existen testimonios que afirmen que Bergoglio fue un colaborador de los [sacerdotes] que bendecían los instrumentos de tortura y ayudaban a arrancar las confesiones a los detenidos. Pero sin embargo, conocía la masacre que se estaba llevando adelante, mientras ocupaba un puesto de mando en una institución colaboracionista. Ayudó a personas en casos específicos y dejó a la intemperie a otros que estaban en situaciones más expuestas (como Yorio y Jalics); y sobre todo, guardó silencio político ante el genocidio.

El estratega: tutelar la pobreza y unificar a la burocracia sindical

Dos movimientos sociales se destacan entre los apadrinados por Bergoglio [en Argentina]: la Fundación La Alameda y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE). El MTE, dirigido por Juan Grabois, hijo de uno de los dirigentes la organización peronista [ultraderechista] de los años '70 Guardia de Hierro, agrupa a trabajadores cartoneros.

Lo interesante es la concepción desde la que se orienta esta “opción por los pobres”: “La alianza con estas organizaciones sociales tiene el eje en señalar a los pobres como víctimas y proponer una política de “rescate” (…) invisibilizando los momentos de auto organización y participación en luchas colectivas no tuteladas. La impronta colonial de las organizaciones salvíficas organiza todo un discurso de rescate y tutela que se siente “defraudado” cuando los supuestos salvados (...) rechazan y/o critican la misión de fundar cooperativas según la normativa de estas organizaciones” (Revista Crisis Nro. 17, Diciembre 2013).

El rescate tutelado y paternalista de los pobres y la contención del movimiento obrero por un sindicalismo que mantiene un sistema semi-totalitario de control de las organizaciones, son los objetivos estratégicos de Bergoglio, para garantizar el orden y la propiedad (además de la familia).

Las relaciones de Bergoglio con dirigentes de las fuerzas políticas de Argentina [abarcan, por ejemplo] al Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, identificado con el Opus Dei, “hombre de fe”, o Julio Bárbaro y Guillermo Moreno, relacionados desde la época de su acercamiento a [la ultraderechista] Guardia de Hierro, organización a la que otorgó la dirección de la Universidad del Salvador, cuando la Compañía decidió desprenderse de ella por problemas políticos y financieros.

Últimamente se “reconciliaron” Cristina Fernández y el “ex jefe espiritual de la oposición”, cuyo primer obsequio hacia la presidenta, para marcar la agenda, fue el “programa” de Aparecida [el ya mencionado y conservador documento final, redactado por Bergoglio, de la reunión de la CELAM en 2007].

El pacificador: “suspiro” o rebelión de los oprimidos

En la mundialmente conocida obra teatral “Marx en el Soho” (de la que también existe una adaptación argentina, dirigida por al actor Manuel Callau), el guionista [Howard Zinn] hace protestar al Marx ficcional, porque a lo largo de la historia se repitió infinidad de veces la sentencia en la que afirma que “la religión es el opio del pueblo”, pero nunca se la comprendió profundamente. Este Marx relee el pasaje completo de la “Crítica a la Filosofía del Derecho de Hegel”: “La miseria religiosa, es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por otra, la protesta contra ella. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu. Es el opio del pueblo.”

El 'aggiornamiento' que quiere desarrollar Bergoglio, ahora convertido en Francisco, pretende devolverle a la Iglesia la capacidad moral y política para desarrollar su función: ser garante del orden, un factor pacificador que colabore en la “gobernanza” de los pobres y la contención del movimiento obrero, a casi seis años de crisis mundial que no encuentra salida en el horizonte. Más allá de los gestos “transgresores”, los objetivos estratégicos son claros. Identificarlos, poner el alerta y sacarlos a la luz para combatirlos es una obligación de quienes apostamos a la rebelión y no al “suspiro” de los oprimidos, para terminar con la miseria real y en consecuencia con la miseria religiosa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Chejov, Perón y la deuda sanitaria de la democracia argentina

Jorge Yabkowski (AGENCIA WALSH)

Si alguien se preguntara cual es la deuda principal en salud de estos treinta años de democracia diría que es que no se ha plasmado como derecho de ciudadanía. El sanitarista José Carlos Escudero, convencional constituyente por el FREPASO en el 94, propuso incluir el derecho universal a la salud como responsabilidad primaria del estado, de manera taxativa, en el texto constitucional. No encontró eco. El derecho es reconocido hoy más por la adhesión a los pactos internacionales que por el texto reformado en sí. La negativa a la iniciativa de Escudero no era gratuita. En los partidos mayoritarios no existía (ni existe) voluntad alguna de encarar reformas progresivas de nuestro sistema.

Es una de las grandes diferencias con la reforma constitucional brasileña del 88, que fuera el preludio de la creación del Sistema único de Salud. Fácticamente en Argentina hay tres tipos de derecho a la salud: el de los que pueden pagar a través de sus ingresos comprando servicios o seguros privados, el de los que tienen trabajo en blanco y a través de su obra social acceden a prestaciones (en su gran mayoría en el sector privado) y el de los que no tienen nada (la mitad de la población argentina) y deben atenderse en un sector público que conserva el estigma ideológico y los bajos presupuestos del hospital de beneficencia.

Veamos: Argentina gasta el 10% de su PBI en salud. Casi la mitad de ese gasto lo ponen los habitantes de su bolsillo comprando medicamentos, pagando cuotas de medicina prepaga, coseguros y tratamientos privados.

El Estado sólo aporta la cuarta parte del total, sosteniendo con ello 1600 hospitales y 6000 unidades sanitarias. Esta red estatal atiende a 18 millones de habitantes sin cobertura formal y se hace cargo del 90% de las emergencias.

A su vez las obras sociales tienen 330 administraciones y atienden 15 millones de habitantes. Es el único país del mundo con este grado de fragmentación de la seguridad social.

Los seguros privados, asociados en buena medida con obras sociales sindicales, atienden al 10% de la población con mayor poder adquisitivo. Los resultados sanitarios de este gasto han sido pobres: la mortalidad materna no baja hace 20 años y la mortalidad infantil sigue superando los dos dígitos.

El sistema fragmentado es tan débil en lo sanitario como fuerte en lo político. Y esto es porque está vinculado desde 1945 al modelo sindical del unicato creado por Perón. Dice la investigadora Claudia Danani: “En octubre de 1945 –apenas dos semanas antes de la jornada del 17-, Perón dictó el Decreto N°23852, titulado “Régimen legal de las asociaciones profesionales de trabajadores”. En él se consagraban varios principios que posteriormente serian constitutivos del tipo de participación gremial en el sistema de atención de la salud de los trabajadores asalariados: a. Creación de un sistema de doble status de asociaciones profesionales: unas serían depositarias de una “simple inscripción” (con derecho a peticionar, fundar instituciones de previsión y asistencia social, de formación, cooperativas, etc.) y otras que obtendrían personería gremial, a las que se reconocía el derecho de representación ante el estado y empleadores y de participación en negociaciones colectivas. b. Monopolio de personería gremial a una sola organización por actividad. c. Atribución a la Secretaría de Trabajo y Previsión de la facultad de otorgamiento y revocación de la inscripción y personería. Se constituyó así una base de tres soportes: organización por rama de actividad, una sola organización por cada uno de los sectores y un órgano gubernamental especializado que se pronunciaba sobre la personería. Ese decreto puede ser considerado como acto fundacional de una matriz que combinó monopolio de representación con monopolio de atribuciones, a lo que debe agregarse el desconocimiento de las minorías (por el art.25, sólo se garantizaba el derecho a la representación de las mayorías). Matriz que, habiendo sobrevivido a lo largo de estos 60 años, es también la que tanto se recrea como se pone dramáticamente en cuestión en la actualidad.” Una de las claves del impacto sobre el sistema de salud del modelo sindical nos la da el propio Perón, en un discurso del año 1954, año que no por casualidad, es el del alejamiento de Ramón Carrillo como ministro. Al presidir la inauguración del Policlínico Ferroviario en Puerto Nuevo, dijo Perón: “...queremos que en este policlínico impere el mismo concepto que en los demás policlínicos sindicales que se están levantando... No queremos para nuestros trabajadores una asistencia en los hospitales públicos; queremos que tengan sus propios hospitales, porque no es lo mismo ir a pedir albergue a un hospital de beneficencia que atenderse en su propia casa”. Paradójicamente, diecinueve años después, en 1973, el mismo Perón apoya la iniciativa de Domingo Liotta, su Secretario de Salud en la tercera presidencia y crea el SNIS, Sistema Nacional Integrado de Salud. La iniciativa fracasa antes de empezar por la resistencia abierta de la CGT. Las sucesivas reformas, la de Onganía (Ley 18610) y de Menem (desregulación de las Obras Sociales) terminaron de imbricar al sector privado como prestador privilegiado de la salud de los trabajadores en blanco y a los seguros privados como socios de la dirigencia sindical. A su vez esta dirigencia, a partir del manejo de las Obras Sociales, adquirió definitivamente una condición empresarial que hoy trasciende el manejo del sistema de salud y se diversifica en negocios de todo tipo. La matriz del decreto 23852 sigue plenamente vigente en la ley 23551.Los fallos de la Corte encuentran una brutal resistencia a ser plasmados en una nueva ley. Y no solo por parte de la dirigencia sindical empresarial. También de la abrumadora mayoría de los legisladores y dirigentes peronistas, kirchneristas y opositores, el Pro y el radicalismo. Como vemos la historia argentina en materia de organización sanitaria se ha dado de tal manera que es IMPOSIBLE discutir la creación de un sistema universal, público y gratuito sin discutir al mismo tiempo EL MODELO DEL UNICATO SINDICAL. Durante la década kirchnerista el statu quo sanitario fue absoluto. El hospital público corrió la misma suerte del Ferrocarril Sarmiento. Viajas gratis, sí .Pero como ganado y con la vida en peligro.

A la dirigencia sindical democrática y progresista nos cabe nuestra cuota de responsabilidad. Más de una vez escuchamos decir que hay que mantener el statu quo en nuestros gremios porque los compañeros se enojan si pierden la obra social o abandonan los sindicatos simplemente inscriptos porque estos no le pueden garantizar la atención de su salud. Detrás de este argumento defensivo hay un acomodamiento de hecho no solo al statu quo sanitario sino al propio modelo del unicato. En el costado del sanitarismo progresista podemos observar omisiones simétricas: discutimos presupuesto estatal, mejora de la atención primaria, introducción de la interdisciplina, terminar con el hegemonismo médico, promover la participación comunitaria. Todo muy elogiable y necesario. Pero sin discutir el modelo, es decir el negocio capitalista de la salud realmente existente del cual la dirigencia sindical forma parte, terminamos discutiendo sobre el sexo de los ángeles. Anton Chejov, médico y escritor, escribía en Rusia alrededor de 1870 su maravilloso relato Pabellón número seis. Allí decía: ...el hospital estaba en un estado lamentable...para tranquilizar su conciencia, los vecinos decían que al fin y al cabo, en el hospital solo ingresaba gente de clase baja y mujiks, los cuales no podían sentirse insatisfechos ya que en sus casas vivían mucho peor. Otros argumentaban que una ciudad, sin ayuda de la provincia, no puede costearse un buen hospital y había que dar gracias a Dios por tener uno, aunque fuera malo. La ideología que subyace en el texto de Chejov y que Perón expresara en su discurso del 54 sigue vigente y domina el campo político y sanitario. Esa es la gran deuda de la democracia argentina. El debate abierto sobre el modelo sindical a partir del surgimiento de la CTA y luego con los fallos de la Corte es una ventana de oportunidad para una discusión integral que incluya el modelo de atención sanitaria. Es nuestra responsabilidad formular propuestas políticas de reforma que adquieran carnadura en la mayoría del pueblo argentino. Una reforma universalista, basada en el concepto de salud como derecho de ciudadanía, debe ser la gran bandera de los próximos años para todos los sectores progresistas.

Jorge Yabkowski es Presidente de la FESPROSA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Mujeres y Género: La lucha por la justicia en un mundo desigual

Carolina Lasarte - Florencia Montiel - Lucía Vosou (OTRO VIENTO)

La violencia hacia las mujeres se puede abordar desde varios enfoques, vale la pena entonces, problematizarlos y poner en crisis los espacios ocupados (o no) por las mujeres en la sociedad. Tanto el “acceso a la justicia” por parte de las mujeres víctimas de violencia de género, el trabajo desarrollado en base a la problemática desde los espacios de extensión ofrecidos por la Universidad, y el abordaje que se lleva adelante desde la organización militante, son ejemplos de esta temática que intentan hacer visible.

Los desafíos del Acceso a la Justicia

Vale preguntarse entonces qué desafíos implica el “acceso a la justicia” por parte de las mujeres que, víctimas de violencia de género, acuden en busca de defensa y acompañamiento. En primer lugar, señalar el sesgo paternalista con el que se inviste el poder Judicial -el cual no resulta escindido de la construcción cultural machista que rodea a la Justicia en general, y a jueces y fiscales en particular- hecho que resulta plasmado no sólo en los primeros abordajes de los casos y el tratamiento a las victimas cuando recurren al órgano judicial, sino también en los argumentos que se plantean en los casos que agotan el itinere litigioso.

Sin embargo desde el plano formal se considera que han habido incorporaciones y avances al tratar la temática desde distintos organismos del Poder Judicial (publicitación de páginas con información del tema referentes a cómo y dónde hacer denuncias, por ejemplo). El abordaje institucional que se lleva adelante resulta una mera “fachada de cartón pintado”, en tanto se hace tangible la ausencia del Estado en todas sus formas lo que lleva a que actualmente no se tengan instituciones que funcionen dando respuestas concretas y eficaces, en el caso concreto de las situaciones de violencias.

Es también necesario resaltar lo complejo que resulta abordar la cuestión preventiva desde la esfera del derecho penal, la cual le es ajena desde un plano ontológico en sí mismo, sumado a las pocas herramientas procesales que se otorgan a las víctimas para continuar accionando en sede judicial (constitución de particular damnificado), lo que a la larga implica que las mismas desistan ya sea por carecer de los recursos económicos suficientes para hacer uso de una defensa particular, o porque el proceso que atraviesan en lo personal se vuelve desmoralizante.

Es por ello que la problemática conlleva múltiples dificultades desde el plano legal para ofrecer una resolución del conflicto que resulte “saludable” mientras no haya un acompañamiento de las demás esferas del Estado involucradas no solo desde lo normativo, sino también brindando los espacios de capacitación y asesoramiento a lxsoperadorxs jurídicos, como así también incluir la perspectiva de género desde los niveles de educación iniciales teniendo en miras el rol socializador que cumple la institución escolar y siendo necesaria la incorporación de programas, consejos educativos e incorporación de gabinetes psicopedagógicos que permitan empezar a tratar cuestiones vinculadas a la no violencia, las familias, etc.

Universidad-Extensión y Sociedad

Ahora ¿qué sucede dentro de la Universidad? Es desde sus programas de extensión, donde se busca el vínculo con la sociedad, lo cual implica conjeturar a la universidad como productora y transmisora de conocimientos, y pensarla desde el aporte cualitativo que debería brindar como institución social para contribuir a un mejor abordaje de este problema.

Es el caso del proyecto de extensión “mujeres decidiendo sus cambios: creatividad contra la violencia”, que se desarrolló durante el período 2011-2012 desde la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, con la participación de estudiantes de diversas carreras. Allí se realizaban variados talleres de concientización, debate y expresión en dos refugios para mujeres víctimas de violencia de género, tanto física como psíquica, simbólica, económica, e institucional entre otras, el cual tenía como principal objetivo contribuir al empoderamiento de aquellas mujeres en situación de vulnerabilidad.

Las principales motivaciones para participar del programa de extensión por parte de lxs estudiantes se relacionaba con el hecho de que la gran mayoría de las carreras que se dictan carecen en sus programas de una perspectiva de género que complemente la formación, y por ende esta instancia les permitía tener un proceso de trabajo en la temática de manera interdisciplinaria, articulando la teoría adquirida en las distintas carreras universitarias que se dictan y la práctica concreta.

La dinámica con la cual se planteaban los talleres estaba vinculada a un trabajo colectivo entre lxs extensionistas y las mujeres que asistían, y para ello desarrollaban distintos talleres que trataban de propiciar un espacio de expresión de esas mujeres, muchas veces a partir de actividades tendientes a lo artístico y que fomentaran la creación de lazos de confianza, que permitieran generar un ambiente distendido donde las mujeres pudieran compartir sus experiencias y problematizar sus situaciones, abordando concretamente de esta forma la cuestión de violencia de género que las vinculaba.

En particular, esta experiencia de trabajo tuvo altibajos entre los cuales se manifestaron diversas situaciones de vulneración de los derechos humanos de las mujeres y niños que allí eran derivados quedando expuesto, por un lado, las irregularidades por parte de las administradoras del refugio, y por el otro, la falta de control del estado.

De esta experiencia, una de las compañeras relató que en su aprendizaje, la extensión no tiene un eje directriz, es decir que no hay un objetivo integral en este intento de vincular la Universidad con la sociedad. Es así que los proyectos funcionan de forma aislada, y con objetivos internos específicos de cada proyecto en particular, sin pensar la extensión como una herramienta que vincule distintos proyectos y los articule en miras a un objetivo común.

Cabe destacar que en su experiencia particular no hubo por parte de la Universidad ningún tipo de averiguación previa del lugar, como así tampoco funcionó la Universidad como espacio de contención de las participantes del proyecto respecto de todas las situaciones a las cuales se enfrentaron cuando encararon el mismo.

Tampoco encontraron un respaldo frente a la situación previamente explicada por parte de las autoridades universitarias. Esto es de fundamental importancia porque al trabajar con historias de violencia de gran magnitud, el impacto que ello tuvo en las integrantes del proyecto también fue fuerte, lo cual les generó en muchos casos problemas a la hora de abordar ciertas temáticas en los talleres.

La lucha y organización contra la violencia de género

Aquelarre es un equipo interdisciplinario contra la violencia de género que surgió en el año 2010 a partir de la propuesta y convocatoria de una organización de base. Está compuesto por compañeras y compañeros, organizadxs e independientes, que cuentan con herramientas específicas como psicología social, psicoanálisis, abogacía, trabajo social, sociología, medicina, educación popular y compañeras que se capacitaron junto al equipo y tienen experiencia en trabajar la problemática de género.

Entre los objetivos que se plantea, está contribuir a la concientización y abordaje integral de la violencia de género como un problema social, cultural y político. Aportar al proceso de reconocimiento/fortalecimiento de las mujeres como sujetos de derechos, así como también en las posibilidades de una vida sin violencia y la búsqueda de su autonomía.

Lucía y Pilar, dos integrantes del equipo, contaron que Aquelarre nació como iniciativa del FOL –Frente de Organizaciones en Lucha- para abordar la problemática de la violencia de género en Florencia Varela.

Como la violencia hacia las mujeres es una cuestión que no puede quedarse en lo privado y que debe abordarse como una problemática social, surge la necesidad de trabajar colectivamente a través de talleres, pues no daban abasto para resolver los casos particulares. Esta idea se vio reforzada por el hecho de que las integrantes de Aquelarre provinieran de diferentes disciplinas y profesiones a las cuales la cuestión de género las interpelaba fuertemente pero de la que no tenían demasiada formación.

Todo ello incentivó a que brotara la necesidad de socializar las herramientas y de pensar la problemática en forma global potenciando los conocimientos de cada compañerx. Los miembros del equipo entienden que desde la profesión específica es acotado lo que se puede hacer ya que se ve el tema de forma fragmentada, y lo imperioso es el abordaje interdisciplinario.

Es necesario resaltar que desde el equipo trabajan la cuestión de género enmarcada en una lucha más grande, y buscan fortalecer los procesos organizativos de las mujeres, ya que entienden que la lucha contra el patriarcado y la lucha contra el capitalismo van de la mano, y la organización es la salida a ambos flagelos.

Con respecto al abordaje en el barrio, las integrantes comentaron que en una primera instancia el apoyo era más técnico (trabajaban sobre cuestiones básicas como dónde denunciar, cómo hacerlo, etc.), luego comenzaron a aportar otras herramientas, a construir materiales como el POP –Protocolo para Organizaciones Populares- que es una sistematización de las experiencias que recogieron de los diferentes talleres. Este Protocolo intenta, por un lado, aportar a pensar el qué hacer y cómo intervenir de forma más potente desde las organizaciones sociales, y por otro reflexionar y criticar lo existente, lo que debería ser y no es, lo que no funciona, para pensar sobre formas propias de intervención y resolución de los problemas.

Como en los distintos barrios se fueron generando organizaciones de género compuestas por las vecinas que sufrían violencia de género y que se juntaban para apoyarse y acompañarse mutuamente, comenzaron a intervenir a través de los talleres, rompiendo con el asistencialismo.

El equipo también está acompañando el armado de Casa de Mujeres en uno de los barrios del FOL. El proyecto consiste en que en uno de los terrenos donde se van a construir viviendas para las familias del Movimiento, se destine un espacio a la construcción de una casa para aquellas mujeres cuya vida corre riesgo a causa de la violencia de género.

El objetivo es que no sea un depósito, como muchos refugios, sino un espacio abierto dentro de la organización y que las familias trabajen en conjunto para sostenerlo. El equipo está pensando colectivamente cómo debería funcionar esa casa, qué elementos serían necesarios para que se transforme en un lugar de empoderamiento de la mujer y no meramente un lugar de aislamiento. La idea es poder dar respuestas a corto plazo, pero dentro de una perspectiva general y continuada.

También aportan desde la construcción de redes sin descartar las soluciones estatales porque existen, aunque con deficiencias, y hay que exigirle al Estado que responda; realizan acompañamiento y talleres de formación para lograr el empoderamiento de las mujeres; y participan de la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres, que es un espacio compuesto por organizaciones diversas que intenta dar una respuesta colectiva, unificando las exigencias y las reivindicaciones.

En busca del cambio

A partir de lo anteriormente explicado, se hace necesario pensar en una cierta flexibilización del sistema penal en ciertos casos de violencia de género en los cuales entendemos que el agravamiento de las penas no es una solución a la problemática de fondo. De esta forma, no se genera ningún cambio radical en la problemática en sí, ya que no se atacan las causas que generan que este tipo de delitos sigan existiendo en nuestra sociedad.

Por otro lado, también es importante el trabajo interdisciplinario en el sistema penal. Consideramos que las causas vinculadas a la violencia de género que tramitan en el fuero penal, no deberían hacerlo de forma aislada, sino que deben ser articuladas con las causas que tramitan en otros fueros (generalmente el de Familia), así se permite un tratamiento integral de una problemática tan compleja y multifacética.

Es en este sentido es que encontramos que la Universidad tiene un rol fundamental en lo que respecta a la formación de profesionales vinculados y comprometidos con la temática. Es por esto que vemos necesaria la incorporación en las currículas de contenidos que aborden una perspectiva de género de manera integral a los fines de contribuir a la formación de profesionales críticos y comprometidos con la problemática en cuestión.

La presente nota es una adaptación del trabajo de Seminario sobre Violencia contra la mujer cursado en la Facultad de Ciencias Juridicas y Sociales de la UNLP en el año 2013.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Misiones: Vuelven a encontrar a tareferos en condiciones de esclavitud

MISIONES ON LINE

El Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) realizó operativos de fiscalización en la zona de San Pedro, donde se detectaron situaciones ilegales e irregulares como: presencia de menores trabajando; empleo no registrado; incumplimiento de la escala salarial y del salario mínimo establecido por ley; condiciones habitacionales y laborales inhumanas.


Fuente foto: MISIONES ON LINE

Dada la intensa actividad de “tarefa de verano” que se visualiza en la provincia, el RENATEA lanzó operativos de fiscalización en el sector yerbatero comenzando por el Municipio de San Pedro pero que serán extensivos hacia todo el territorio de Misiones.

El primer operativo del año se realizó sobre la Ruta Provincial Nº 20 (a 2 km de la intersección con la Ruta nacional 14) y se constató la presencia de menores y personal no registrado en un importante yerbal de dicha localidad. Fruto del relevamiento efectuado, se observó la falta de elementos de trabajo tales como calzado adecuado, protección para las manos, ropa de trabajo, cisternas de agua y demás elementos faltantes que hacen a la tarea propia de la actividad.

Además de la situación irregular de los trabajadores, las condiciones de alojamiento violaban lo establecido en la resolución 11/11 del Ministerio de Trabajo de la Nación por no contar con las condiciones mínimas de habitabilidad que allí se expresan. El “campamento” donde se alojaban más de 20 trabajadores, entre ellos menores, constaba de 12 carpas de plástico, con colchones en el piso de tierra, sin baños, sin cocina ni comedor.

El delegado provincial de RENATEA, Ramón Enríquez, expresó su preocupación por las violaciones sistemáticas de la ley por parte de muchas importantes empresas del sector y aseguró que “continuaremos durante este año con los operativos con el objetivo de que los trabajadores rurales, y en especial los tareferos, puedan hacer cumplir sus derechos”. En el operativo también participaron integrantes del Sindicato de Tareferos de Misiones, quienes frecuentemente acercan las denuncias al organismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.