martes, 18 de febrero de 2014

Sismondi y los peligros del sistema financiero

Fabrizio Bientinesi

Traductor: Umberto Mazzei (especial para ARGENPRESS.info)

Mucho antes de que los Credit Default Swaps (seguro contra impago de créditos) ganasen los honores de las primeras páginas, Sismondi había comprendido bien los riesgos de un crecimiento excesivo del sistema financiero. Fue el punto de llegada de un largo proceso de reflexión sobre estos temas, iniciado en las primeras obras de Sismondi. En su De la Riqueza Comercial era aún - como diría Viner un siglo después - “un servidor bastante sumiso de Adam Smith”. El mismo Sismondi declara en esa obra su devoción por la obra de Smith. Siguiendo esa corriente, Sismondi identifica la verdadera riqueza de un país con el “trabajo productivo”. El crédito, por lo tanto, no tiene ni puede tener alguna “potencia creadora”. Pero, ya entonces, Sismondi añade algo muy interesante al enfoque rígidamente smithsoniano.

Por un lado, hace notar, aunque sea con una nota en pié de página, como el saldo en la balanza de pagos, ceteris paribus, tiene importancia en determinar el camino hacía el desarrollo del propio país. Por otro, Sismondi, en plena polémica anti-mercantilista, observa que la obsesión por la exportación no tiene en cuenta la demora con que suelen cobrarse los créditos en el extranjero. Por lo tanto, si el interés del consumidor sigue siendo igual al interés nacional, no se puede decir lo mismo del interés del mercader.

Unos años más tarde, Sismondi confirmaba, en la introducción a la primera edición de Nuevos Principios (1), que había seguido un “camino trillado” (ornière rebattue), iluminado por “los principios de Adam Smith”. Sus Nuevos Principios representaban también la ocasión para un corte profundo. Sismondi denuncia claramente los peligros de una sobreproducción causada por una sobre-inversión y una demanda insuficiente, que a su vez esta ligada a una pésima distribución del ingreso.

Sismondi, junto con Malthus, se alinea abiertamente contra ese enfoque de la teoría económica que seguiría dominando hasta Keynes y que encontraba su fundamento en la llamada Ley de Say sobre la mano invisible. Para Sismondi no parece que “la mano invisible” pueda resolver todos los problemas de la economía. Para él esa es una teoría falaz que - paradójicamente- favorecía políticas económicas mercantilistas, que veían en la exportación la única solución para dar desahogo a la producción industrial inglesa. Las consecuencias eran terribles, no sólo desde el punto de vista económico sino también político.

Sin embargo, con respecto al crédito, Sismondi no parecía - aparentemente- apartarse el sendero smithiano: “desde el momento que no podemos añadir nada al análisis de Adam Smith sobre las operaciones de banca y sobre el crédito, buscamos siquiera exponer sus principios con mayor claridad”. En realidad, Sismondi colega, en modo claro, la crítica al crédito fácil con la crítica a las teorías “crematísticas”, que ven en el crecimiento de la producción un valor en si mismo: “Cuando se cree que el fin de la sociedad es el aumento de la riqueza, se termina por sacrificar el fin a los medios. Se consigue una mayor producción, pero se la compra con mayor población y más miseria; sobre el propio campo se recoge más granos, pero se pierden los campesinos que allí vivían felices y allí deseaban quedarse; en las fábricas se producen tejidos más bellos, pero se obliga a los obreros que los hacen a vestirse con las telas más groseras; se usa remplazar el oro y la plata con billetes de banco para estimular la industria, pero cualquiera que se acostó rico una noche, puede despertarse en la ruina al día siguiente, sin tener alguna culpa.”

La relación entre crédito y ciclo económico es más claro y evidente en dos ensayos (el 16º y el 17º) recogidos en sus Estudios sobre las Ciencias Sociales. Sismondi nota como el proceso de acumulación del capital se paralizó durante las guerras napoleónicas. De ese modo los efectos negativos de ese proceso fueron aplazados, sin por eso poder evitar la explosión del débito público ligado al gasto bélico (un problema sobre el que había abundantemente comentado en Nuevos Principios). Una débito que se había transformado al pasar de renta vitalicia a renta perpetua y que, por lo tanto, cargándole gasto oneroso sobre las generaciones futuras.

En este punto, Sismondi hace un análisis que pudiera parecer reaccionario. Sismondi sostiene que la propensión al gasto en las monarquías constitucionales encuentra menos ligaduras que en las monarquías absolutas, precisamente porque en estas últimas el monarca esta “obligado” a asumir en primera persona la responsabilidad de las decisiones. Terminada la guerra, vuelve el proceso de acumulación y de aumento de la producción, pero en manera acelerada con respecto al pasado. La aceleración se debe, según Sismondi, al aumento del papel del crédito y las finanzas.

El auto financiamiento, que antes era la norma para las empresas y que contribuía a regular la inversión según la demanda, viene suplantado por el recurso al crédito y ese crédito en cuanto tal, no tiene prácticamente límite. La sobre-producción y el dumping se expanden y con ellos el crédito. Se alimenta así un círculo perverso: “allá donde existen bancos, sobretodo allá donde el comercio de los bancos es libre y en rivalidad consigo mismo, es el prestador quien va a buscar al prestario, que se esfuerza en seducirlo con las facilidades que le ofrece” (2). El paso siguiente, según Sismondi, es la ampliación de la actividad financiera a la esfera del débito público; los banqueros “no rehúsan sus buenos oficios a nadie, no más a los gobiernos despóticos que esconden su déficit, que a los gobiernos revolucionarios que proclaman su desorden”. (3)

De allí el pasaje final: las finanzas internacionales como sistema que garantiza la propia existencia a expensas del resto de la economía. En páginas inolvidables, escribe Sismondi: “Los banqueros que negocian los préstamos para Grecia, para los nuevos Estados Unidos de América, para España o Portugal, a falta de la garantía de un ingreso proporcionado a los intereses, imaginaron otra, la de conservar en sus manos, sobre los fondos mismos que adelantan al gobierno, una porción de capital suficiente para pagar los intereses de los dos primeros años. De ese modo dan a entender que después de la crisis que se trata de superar, el Estado encontrará nuevos recursos; pero cuentan más con que la regularidad de esos primeros pagos darán ilusión a la masa de los capitalistas, y que estos se adelantarán para comprar, cuando ellos mismos vendan todos los cupones que tienen encima.

No se equivocan: los dos años en que los intereses estaban asegurados les han sido suficientes para esa operación y los banqueros hicieron de hecho enormes ganancias, a pesar de la bancarrota inminente de aquellos de quienes manejaban los negocios.

Luego han ofrecido a estos mismos un medio de salvarse de tal quiebra, que fue el de negociar un nuevo préstamo por medio del cual continuar a pagar los intereses del precedente, y así se dejaría caer sobre la posteridad tanto el interés como el capital de sumas ya dilapidadas. Entre los expedientes de mala fe, entre los cuales debían escoger los nuevos Estados de América, la bancarrota, por la cual se decidieron, no era tal vez ni más inmoral ni más desastrosa […] La guerra civil ha continuado en la península ibérica y en sus posesiones del Nuevo Mundo, y los mismos banqueros se presentaron para ser proveedores de fondos para la revolución y la contrarrevolución: es por su intermediación y con los capitales de los tontos que seducían, en Inglaterra, en Francia, en Holanda y en Suiza, que las dos partes mantenían su existencia, y que la guerra civil continúa desde hace un cuarto de siglo a desolar esas bellas regiones.

Esta intervención de los capitalistas en los asuntos de otro pueblo no es menos potente o menos funesta que aquella de los reyes. Mientras tanto, cuando uno u otro partido ha declarado que no pensaba pagar las deudas del partido contrario, las deudas contraídas para perseguirlo o someterlo, los banqueros, los capitalistas y los periodistas, clamaron contra eso que apodaron una bancarrota parcial, con el lenguaje de una virtuosa indignación; sus clamores se escucharon en todas las bolsas, y estos declararon que no cotizarían más los fondos de quienes se habían de tal modo deshonrado.

En medio de tanta injusticia y mala fe, es difícil decir lo que la probidad exige; es más difícil comprender como los sujetos podían estar comprometidos por un gobierno que no reconocían y que les hacía violencia. Tal vez se debe felicitar a una nación que ha perdido todo su crédito, porque entonces sus amos no podrán más venderla, y los banqueros extranjeros no podrán más comprarla.

Pero, por ilegítimas que nos parezcan las deudas por esa seguidilla de contratos fraudulentos, la bancarrota probablemente no remediará nada, porque el gobierno que quiebra, liberado de sus viejas deudas, encontrará tanto más crédito; pedirá prestado de nuevo, y sus sujetos estarán bien pronto tan endeudados como lo están hoy”. (4)

Notas:
1) Nuevos Principios de Economía Política. Tíulo original: Nouveaux Principes de Economie Politique ou de la richesse dans ses rapports avec la population, Paris, (1827).
2) J.C.L. SIMONDE DE SISMONDI, Études sur les sciences sociales, t. III, Études sur l’économie politique, t. II, Bruxelles, Société Typographique Belge, p. 294.
3) Ivi, p. 312
4) Ivi, p. 325

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

De te fabula narratur.

De te fabula narratur: Sismondi e i pericoli del sistema finanzario

Molto prima che che i Credit Default Swaps guadagnassero gli onori delle prime pagine, Sismondi aveva ben compreso I rischi connessi a uno sviluppo eccessivo del sistema finanziario. Fu il punto di arrivo di un lungo processo di riiflessione su questi temi, iniziato con le prime opere di Sismondi. Nella De la richesse commerciale egli era - come avrebbe scritto Viner un secolo dopo - “a rather slavish disciple of Adam Smith”. Sismosndi stesso dichiara in quest’opera la propria devozione all’opera simithiana. Secondo quest’ultima, Sismondi identifica la vera ricchezza di un paese nel “lavoro produttivo”. Il credito, di conseguenza, non ha e non può avere alcuna “puissance créatrice”. Sismondi però aggiunge qualcosa di molto interessante rispetto a un’impostazione rigidamente smithiana. Da un lato, egli fa notare, sia pure un una nota a piè di pagina, come il saldo della bilancia dei pagamenti, ceteris paribus, abbia una sua importanza nel determinare il sentiero di sviluppo del paese stesso. Dall’altro Sismondi, in piena polemica antimercantilista, osserva l’ossessione per le esportazioni non tenga conto della lentezza con la quale i crediti sull’estero vengono spesso riscossi. Quindi, se l’interesse del consumatore è sempre conforme a quello nazionale, non altrettanto si può dire dell’interesse del mercante.

Qualche anno più tardi, Sismondi ribadiva, nell’introduzione alla prima edizione dei Nouveaux Principes, di aver seguito “ornière rebattue”, illuminato dai “i principi di Adam Smith”. I Nouveaux Principes rappresentavano però anche l’occasione per una profonda cesura. Sismondi denuncia chiaramente i pericoli di una sovrapproduzione causata da un sovrainvestimento e da una domanda insufficiente, a sua volta legata a una pessima distribuzione del reddito. Sismondi, insieme a Malthus, si schiera apertamente contro quell’impostazione della teoria economica che sarebbe rimasta dominante fino a Keynes e che trovava il suo fondamento nella “legge di Say”: la mano invisibile non pare poter risolvere tutti i problemi dell’economia. Una teoria fallace che - paradossalmente - favoriva politiche economiche neomercantiliste, che vedevano nell’esportazione l’unica soluzione per dare sfogo alla produzione industriale inglese. Le conseguenze erano terribili, non solo dal punto di vista economica ma anche da quello politico
Eppure, per quanto riguarda il credito, Sismondi sembrava - apparentemente - non allontanarsi dal sentiero smithiano: “dal momento che non possiamo aggiungere niente all’analisi di Adam Smith sulle operazioni di banca e sul credito, cerchiamo almeno di esporre i suoi principi con maggiore chiarezza”. In realtà, Sismondi collega in maniera chiara la critica al credito facile con la critica alle teorie “crematistiche”, che vedono nella crescita della produzione un valore in sé: “Quando si crede che lo scopo della società sia l’aumento della ricchezza, si finisce per sacrificare il fine ai mezzi. Si ha una maggiore produzione, ma la si acquista con più popolazione e più miseria; sul proprio campo si raccoglie più grano, ma si perdono i contadini che vi vivevano felici e che volevano restarci; nei laboratori si producono tessuti più belli, ma si costringono gli operai che li confezionano a vestirsi di panni più rozzi; si usa l’oro e l'argento rimpiazzato dai biglietti di banca per sti¬molare l’industria, ma ognuno, andato a letto ricco la sera, può risvegliarsi il giorno dopo rovinato senza averne nessuna colpa”.

Il rapporto fra credito e ciclo economico è ancora più chiaro ed evidente in due saggi (il 16° e il 17°) raccolti negli Études sur les sciences sociales. Sismondi nota come il processo di accumulazione del capitale abbia subito un arresto con le guerre napoleoniche. In tal modo gli effetti negativi di questo processo sono stati rimandati, senza peraltro poter evitare l’esplosione del debito pubblico legato alle spese belliche (problema sul quale era già abbondantemente intervenuto nei Nouveaux principes). Un debito che si era trasformato, passando da una rendita vitalizia a una perpetua e quindi caricando l’onere della spesa sulle generazioni future. Su questo punto Sismondi compie un’analisi che potrebbe apparire come reazionaria. Sismondi sostiene infatti che la propensione alla spesa delle monarchie costituzionali trovi meno vincoli che nelle monarchie assolute, proprio perché in queste ultime il monarca è “costretto” ad assumersi in prima persona la responsabilità delle scelte. Finita la guerra, il processo di accumulazione e di aumento della produzione riprende, ma in maniera accelerata rispetto al passato. L’accelerazione è dovuta, secondo Sismondi, all’accresciuto ruolo del credito e della finanza. L’autofinanziamento, che prima era la regola per le imprese e che contribuiva a regolare l’investimento secondo la domanda, viene soppiantato dal ricorso al credito e il credito, in quanto tale, non ha praticamente limiti. La sovrapproduzione e il dumping si espandono e il credito con loro. Si alimenta così un circolo perverso: “là où il existe des baques, là surtout où le commerce de banque est libre et en rivalité avec lui-même, c’est le prêteur qui va chercher l’emprunteur, qui s’efforce de le sèduire par le facilités qu’il lui offre”. Il passo ulteriore, secondo Sismondi, è l’allargamento dell’attività finanziaria alla sfera del debito pubblico; i banchieri “ne refusent leur bons offices à personne, pas plus aux gouvernements despotiques qui cachent leur déficit, qu’aux gouvernements révolutionnaires qui proclament leur désordre”.

Da qui il passaggio finale: la finanza internazionale come sistema che garantisce la propria esistenza a scapito del resto dell’economia. Scrive Sismondi in pagine indimenticabili: “Les banquiers qui négocièrent des emprunts pour la Grèce, pour les nouveaux États d’Amérique, pour l’Espagne ou le Portugal, au défaut de la garantie d’un revenu proportionné aux intérêts, en imaginèrent une autre, celle de conserver entre leurs mains, sur le fonds même qu’ils avançaient au gouvernement, une portion du capital suffisante pour payer les deux premières années d'intérêt. Ils donnaient à entendre qu’après la crise qu’il s’agissait de passer, l’État trouverait de nouvelles ressources; mais ils comptaient bien plutôt que la régularité de ces premiers paiements ferait illusion à la masse des capitalistes, et que ceux-ci s’avanceraient pour acheter, tandis qu’eux-mêmes vendraient tous les coupons dont ils étaient chargés. Ils ne se trompèrent pas: les deux années dont les intérêts étaient assurés leur ont suffi pour cette opération, et les banquiers ont réalisé en effet d’immenses profits, malgré la banqueroute imminente de ceux dont ils faisaient les affaires. Ils ont ensuite offert, il est vrai, à ceux-ci un moyen de sauver cette banqueroute, c’était de négocier un nouvel emprunt au moyen duquel on aurait continue à payer les intérêts du précédent, et on aurait ainsi rejeté sur la postérité l’intérêt comme le capital des sommes déjà dilapidées. Entre les expédients de la mauvaise foi, parmi lesquels devaient choisir les nouveaux États d’Amérique, la banqueroute, pour laquelle ils se sont déterminés, n’était peut-être ni le plus immoral, ni le plus désastreux […] La guerre civile a continué dans la péninsule ibérique et dans ses possessions du Nouveau-Monde, et les mêmes banquiers se sont présentés pour être les bailleurs de fonds des révolutions et des contre-révolutions: c’est par leur entremise, et avec les capitaux des dupes qu’ils séduisent, en Angleterre, en France, en Hollande et en Suisse, que les deux partis maintiennent leur existence, et que la guerre civile continue depuis un quart de siècle à désoler ces belles régions. Cette intervention des capitalistes dans les affaires d’un autre peuple n’est pas moins puissante ou moins funeste que celle des rois. Cependant, lorsque l’un ou l’autre parti a déclaré qu’il n’entendait point payer les dettes du parti contraire, des dettes contractées pour le persécuter ou l’asservir, les banquiers, les capitalistes et les journalistes, se sont récriés contre ce qu’ils nommaient une banqueroute partielle, avec le langage d’une vertueuse indignation; leurs clameurs ont retenti dans toutes les bourses, et ils ont déclaré qu’ils ne coteraient plus les fonds de ceux qui s’étaient ainsi déshonorés. Au milieu de tant d’injustice et de mauvaise foi, il est difficile de dire ce que la probité exige; il est plus difficile de comprendre comment les sujets peuvent être engagés par un gouvernement qu’ils ne reconnaissent pas et qui leur fait violence. Peut-être faut-il féliciter une nation qui a perdu tout crédit, car des lors ses maîtres ne peuvent plus la vendre, et des banquiers étrangers ne peuvent plus l’acheter. Mais quelque illégitimes que nous paraissent les dettes contractées par cette suite de contrats frauduleux, la banqueroute probablement ne remédierait à rien, car le gouvernement banqueroutier, affranchi de ses vieilles dettes, en trouverait d’autant plus de crédit; il emprunterait de nouveau, et ses sujets seraient bientôt aussi obérés qu’ils le sont aujourd’hui ».

De te fabula narratur.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Sismondi and the Dangers in the Financial System

By Fabrizio Bientinesi

Long before credit default swaps won the honours of the front pages, Sismondi had fully understood the risks concerning an excessive growth of the financial system. It was the culmination of a long process of reflection on these issues, which began with his early works. In his De la richesse commerciale (About Commercial Wealth) he still was - as Viner would say a century later- "a rather slavish disciple of Adam Smith”. Sismondi himself declares in that work his devotion for the work of Smith. Accordingly, Sismondi identifies the real wealth of a country with "productive work”. Credit, therefore, does not and cannot have "creative power". But Sismondi then adds, to the rigid Smithsonian approach, something quite interesting.

On the one hand, he underlines, even if in a footnote, how the balance of payments, ceteris paribus, has some importance in determining the path towards the development of the country itself. On the other hand, Sismondi, in full anti -mercantilist controversy, notes how the obsession with exports ignores the usual delay on repayment of credits abroad. Therefore, if consumer interest is always the same as the national interest, the same cannot be said about the interest of the merchant.

A few years later , Sismondi confirmed, in the introduction to the first edition of New Principles (1), that he had taken a "well-trodden path " (ornière rebattue), illuminated by "the principles of Adam Smith ". His New Principles were also an opportunity for a deep cut. Sismondi clearly denounced the dangers of over-production caused by over- investment and insufficient demand, which in turn is linked to a poor distribution of income.

Sismondi, along with Malthus, openly aligned himself against an approach to economic theory that would dominate until Keynes and was founded on the so-called Say's Law, concerning the famous invisible hand. Sismondi does not believe that the invisible hand can solve all the problems in a economy. For him this is a fallacious theory that – paradoxically- favoured neo-mercantilist economic policies, which saw in exports the only solution to relieve English industrial production. The consequences were terrible, not only from an economic point of view but also from a political one.

However, with respect to credit, Sismondi did not seem – apparently- to abandon the Smithian path: "from the moment we can not add anything to the analysis of Adam Smith on the operations of banking and credit, we seek at least to expose those principles even more clearly”. Actually, Sismondi links, very clearly, criticism to easy credit with criticism of "chrematistic" theories, which see production growth as a value in itself: "When it is believed that the purpose of society is to increase wealth, one finishes sacrificing the end to the means. Increased production is achieved, but it is bought with more population and more misery; on one’s own fields more grain is collected, but the peasants who lived happily there and wanted to stay are lost; in factories the finest fabrics are produced, but the workers who make them to wear the coarsest ones; gold and silver are replaced with banknotes in order to encourage industry, but anyone who in the evening went to sleep rich, can wake up in ruin the next day, without being in anyway his fault”.

The relationship between credit and the economic cycle is more clearly evident in two essays (16 º and 17º ) collected in his Études sur les sciences sociales (Studies on Social Sciences). There Sismondi points out how the process of capital accumulation was paralyzed during the Napoleonic Wars. Thus the negative effects of this process were postponed, without being able to avoid the explosion of public debt linked to military spending (an issue on which he had abundantly commented in the New Principles). A public debt that had been transformed, when it was changed from being a life time rent into a permanent one and by that means charging future generations with an onerous expense. At this point, Sismondi develops an analysis that might seem reactionary. Sismondi states that the propensity to spend of constitutional monarchies is less restrained than in absolute monarchies, precisely because in the latter the monarch is "forced" to take a first-person responsibility for spending decisions.

After the war, the process of accumulation and increased production starts again, but in an accelerated manner, as compared to the past. The acceleration is due, according to Sismondi, to the increased role of credit and finance. The self-financing, which was once the norm for businesses and contributed to regulate investment according to demand, was supplanted by the use of credit and credit as such, has virtually no limit. Over- production and dumping are then expanded together with credit. That way a perverse circle is feed: "wherever there are banks, particularly where bank’s trade is free and in rivalry among themselves, it is the provider who will seek the borrower, who tries to seduce him with the facilities offered" (2). The next step, according to Sismondi, is the expansion of financial activity to the realm of public debit; bankers "do not refuse anyone their good offices, no more to despotic governments who hide their deficit, than to the revolutionary governments that proclaim their disorder”. (3)

Hence to the final passage: international finance as a system that guarantees its own existence at the expense of the rest of the economy. In unforgettable pages, Sismondi writes: "Bankers that negotiate loans for Greece, to the new states in America, to Spain or Portugal, in the absence of an income guarantee proportioned to the interests, imagined another one, to keep in their hands, from the very funds that that they lend the government, a portion of capital sufficient to pay the interest on the first two years. Thus they suggest that after the crisis that it is intended to overcome, the state will have found new resources, but rely more on the illusion that the regularity of these payments will create on the mass of the capitalists, and that they will advance to buy, while they sell all coupons that weighted on them.

They are not mistaken: those two years when interest payment was insured were sufficient for that operation and bankers made huge profits, despite the impending bankruptcy of those whose business they handled.

Then, afterwards, they offered them – it is true - the means to save themselves from bankruptcy, which was to negotiate a new loan through which they could continue to pay the interest of the previous one, and thus drop upon posterity both interest and capital of already dilapidated sums. Among the bad faith expedients, from which the new states of America had to choose, bankruptcy, which is the one they decided for, was not perhaps the most immoral or the most disastrous [ ... ] The civil war continued in the Iberian Peninsula and their possessions in the New World, and the same bankers were present to fund revolution and counterrevolution: it is by their intermediation and with the capital of fools they seduced in England, France, Holland and Switzerland, that the two sides maintained their existence, and that civil war continues after a quarter of a century to desolate those beautiful regions.

Such intervention of capitalists in other people’s affairs is not less powerful or less disastrous than that of kings. Meanwhile, when either party stated that it did not intend to pay the debts of the opposite party, debts contracted in order to persecute or to enslave them, bankers, capitalists and journalists, protested against what they named a partial bankruptcy, with a language of virtuous indignation; their cries were heard in all the stock exchanges, and they declared that they would not quote anymore the funds of those who had dishonoured themselves in such way.

In the midst of so much injustice and bad faith, it is hard to say what it is that probity demands, but is even more difficult to understand how the subjects could be committed by a government that they did not recognise and that did violence to them. Maybe one should compliment a nation that has lost all credit, because their masters cannot sell it anymore and foreign bankers can no longer buy it.

But as illegitimate as debts contracted by this chain of fraudulent contracts may seem to us, bankruptcy probably will not cure anything, because the bankrupt government, freed from his old debts, will find much more credit, will borrow again, and its subjects will soon be as indebted as they are today". (4)

De te fabula narratur’

1) New Principles of Political Economy. Original title: Nouveaux Principes de Economie Politique ou de la richesse dans ses rapports avec la population, Paris, (1827).
2) J.C.L. SIMONDE DE SISMONDI, Études sur les sciences sociales, t. III, Études sur l’économie politique, t. II, Bruxelles, Société Typographique Belge, p. 294.
3) Ivi, p. 312
4) Ivi, p. 325.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Hay que reivindicar la idea militante del intelectual”

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Daniel Campione es politólogo y docente de Teoría del Estado y Evolución del Estado Argentino en la UBA.

En su libro “Para leer a Gramsci” repasa la vida y obra de ese “pequeño” intelectual comprometido con las clases oprimidas. Y aquí, en las siguientes preguntas y respuestas, insistimos sobre el valor y la función del conocimiento y sus creadores.

No se debe ser “neutral u objetivo” en tiempos de hambre, asesinatos e ignorancia colectivos. Campione así lo explica y asume.

Si el Proceso de Reorganización Nacional 1976-1983 y su “plan de desaparición de personas se articuló con un proyecto de desaparición de símbolos, discursos, imágenes y tradiciones (1)”, es imprescindible retomar lo “desaparecido” e iniciar otro “proyecto” donde la memoria, los saberes, las experiencias y el conocimiento de los trabajadores y el pueblo batallen contra los intereses de la plutocracia.

Eso es lo que deseamos con estas entrevistas que incompletas y asistemáticas buscan desobedecer lo que el amo transburgués pretenden que sintamos y pensemos.

• Daniel, sos el tercer entrevistado en esta serie de consultas para reflexionar sobre el rol de los intelectuales. ¿Cómo podríamos arrancar?

• D.C: El tema es amplio, una primera cuestión que marcaría es la necesidad de reivindicar la idea militante del intelectual, o en términos gramscianos, la idea del intelectual orgánico vinculado a un determinado sector social o clase social, que no aspira a una supuesta verdad neutral, equidistante, objetiva, si no que tiene conciencia que el conocimiento también es construcción de poder, el saber es poder, y puede ser contrapoder. Se puede construir conocimiento al servicio del cuestionamiento del orden social y político existente. Por eso me parece importante defender, reconocer y rescatar esa noción de intelectual.

• Todo intelectual tiene una posición al fin y al cabo…

• D.C: Seguro, lo que ocurre es que muchas veces no se reconoce, y sobre todo las posiciones más conservadoras o convencionales suelen ocultarse bajo la apariencia del discurso de la objetividad científica, la independencia, no solo en el campo de las ciencias si no en el campo de la divulgación o comunicación. Sabemos hasta el cansancio lo del periodismo independiente, que sería superior cualitativamente al periodismo que se reconoce como militante, enrolado u orgánico. Entonces, viene Mariano Grondona y es periodista independiente; viene Eduardo Feinmann y es periodista independiente; Marcelo Bonelli dice ser independiente…

En ámbitos más académicos no pasa esto de manera tan burda, no es fácil de desentrañar pero se da algo parecido. La aspiración de presentarse en sociedad y ante los alumnos o el público general como portadores de una verdad objetiva, de una búsqueda desinteresada del conocimiento, que no está teñida de alguna ideología, ni por ninguna posición política, y menos todavía por una militancia o un compromiso directo con una visión del mundo y la realidad...

• ¿Los partidos políticos más conocidos tienen intelectuales o aparece esto del marketing político para construir y difundir sus ideas y programas?

• D.C: Digamos que en la construcción político partidaria de las últimas décadas el rol del intelectual tradicional, del experto o técnico sigue existiendo pero muchas veces aparece mediatizado por el experto en imagen, el encuestador y el analista de opinión. Se apunta más a la construcción de una imagen y a sondear permanentemente la recepción de la figura del candidato y sus sloganes y posiciones públicas que a la construcción de un saber político específico. De todas formas, continúan existiendo y en algunos casos con fuerza y prestigio lo que en inglés se suele llamar Think Tank, los tanques de pensamiento, las entidades o colectivos dedicados a la elaboración de programas de gobiernos o políticas públicas.

Además, cuando eligen asesorarse con intelectuales muchas veces los partidos hacen una elección de intelectuales mediáticos, es decir, en lugar de ver quiénes son los expertos en un tema, le van a pedir la opinión a aquellos que más aparecen en los medios o los que más seguido opinan en los programas periodísticos de TV.

• Vos que estudiaste a Gramsci: ¿Cómo ves que los intelectuales se llevan con la izquierda y sus partidos, o los sectores populares?

• D.C: La intelectualidad de izquierda no se puede mirar en general. Cada país, cada sociedad han tenido sus propios intelectuales, y relaciones específicas de estos intelectuales con las masas populares y con la clase obrera. Para dar un ejemplo dentro de Latinoamérica tenés el caso de Perú donde el primer partido socialista, el primer partido de izquierda importante, es prácticamente fundado por un intelectual eminente como era José Carlos Mariátegui. Perú es diferente del caso Argentina, donde los partidos de izquierda son fundados por militantes de base, por maestros y trabajadores… y no aparece un protagonismo marcado de militantes con un pensamiento más elaborado, con una formación más sistemática, y entonces hay una presencia más episódica y menos activa de los intelectuales en esos partidos.

De todas maneras siguiendo con el caso Argentina se pueden mencionar intelectuales destacados que han tenido vinculación orgánica, directa y permanente con los partidos políticos. En el PC (Partido Comunista) estuvo el caso de Héctor Agosti en la década del 40 y 50 que fue el apogeo de su actuación; el partido socialista en sus comienzos contó con importantes intelectuales en sus filas, algunos con una presencia más duradera y otros episódicamente; el trotskismo tuvo figuras como Silvio Frondizi o Melcíades Peña que jugaron un papel, escribieron y participaron en el debate, y algunos formaron activamente parte de la fundación y organización de determinados partidos.

Lo que ha habido muchas veces es cierto “antiintelectualismo” en los militantes de izquierda o populares, con la idea que el intelectual era una figura ajena que venía a traer influencias que no eran propias del movimiento obrero, la idea del intelectual como el representante de un pensamiento y actitudes pequeño burguesas.

Es una relación, militancia política-intelectuales, que tiene sus tensiones, conflictos, sus puntos no resueltos.

• Vos citabas a Peña, Frondizi y Agosti. ¿Los jóvenes de hoy conocen esas historias? Porque la última dictadura cívico militar religiosa ha calado fuerte en la transmisión cultural…

• D.C: Es evidente que no hay un conocimiento ni una lectura masiva de estos intelectuales. Es más, en algunos casos ni siquiera son reeditados sus libros con frecuencia, encontrar en las librerías de Buenos Aires un libro de Silvio Frondizi es un trabajo. Lo mismo se puede decir-con alguna excepción- de los libros de Agosti. Peña ha sido reeditado, es leído por algunos militantes, se han rescatados obras suyas que no eran muy conocidas como un curso de marxismo que dicto en aquellos años, pero se podría decir que no hay un trabajo militante consecuente de rescate de los intelectuales argentinos de Izquierda por los partidos de esa orientación. Podrían hacer mucho más en esa línea, por ejemplo hay un Instituto del Pensamiento Socialista que está realizando una gran labor de reedición de los clásicos del marxismo, empezando por Trostky, pasando por Lenin, etc.; sin embargo, que sepa casi no han incluido pensadores argentinos en sus ediciones. Quizás porque la izquierda no valore esos intelectuales, o a la hora de organizar la lectura y dar el debate se prefiera (a veces con buenas razones) un clásico o un pensamiento consagrado de origen europeo, que alguien con menos nivel intelectual o vuelo teórico pero que tiene el mérito de haber actuado y pensado en nuestro país y nuestra realidad, y en ese sentido tiene afinidades con nosotros que obviamente no tiene alguien cuya actuación se desenvolvió en Alemania, Rusia o Italia.

• ¿Qué visión tenes de Carta Abierta, en el sentido que muchos de esos intelectuales eran críticos en los 90 y ahora no lo son tanto?

• D.C: A Carta Abierta hay que situarlo en el momento que se origina, es hija del conflicto sojero de mediados de 2008, con el gobierno de Cristina Fernández acorralado por las movilizaciones de las organizaciones de los propietarios rurales, ahí aparecen ellos como tratando de proveer un discurso de defensa, de autoreferencia, de autoafirmación de un gobierno que aparecía en crisis, en retroceso, en la consideración pública y el dominio de la calle.

Creo que los intelectuales de Carta Abierta son un fenómeno complejo, pero si hubiera que acercarse en un par de frases sobre ellos se podría decir que frente a lo que fueron los 90, lo que fue la experiencia totalmente fallida de la Alianza, muchos han visto el kirchnerismo como algo que al menos se proponía una relación entre el Estado, el poder, las organizaciones sindicales y populares y los propios intelectuales distinta a lo que había sido en la larga noche neoliberal.

Sobre todo esos intelectuales valoraron aspectos simbólicos del kirchnerismo: la política de los derechos humanos, la revalorización de la militancia de los 70, la defensa de la educación pública… fueron puntos que les parecieron muy halagüeños y positivos, disruptivos con respecto a los 90, entonces dejaron de tener posiciones críticas fuertes, de reivindicación a rajatabla de una autonomía e independencia, y pasaron a ser en más de un sentido fundamentadores o constructores de un discurso de apoyo al kirchnerismo.

• En relación al movimiento obrero: ¿Ves que hay formación política más allá de lo gremial en las organizaciones de los trabajadores?

• D.C: No conozco el tema a fondo, pero por lo que sé, por mis contactos, me parece que falta mucho en ese aspecto. Hay por supuestos esfuerzos de formación en los sindicatos combativos o con mayor intencionalidad de formación de conciencia, tienen sus cursos de capacitación, sus jornadas de debates, pero hay muchísimo por hacer en ese terreno. Hay muchísimo por hacer en el acercamiento entre intelectuales y trabajadores, en el sentido de formar militantes con inquietudes y capacidad para el debate. Hay mucho espacio para que se dé un trabajo mayor entre el movimiento obrero y el conocimiento teórico, el movimiento obrero y la construcción de un discurso fundamentado, la vinculación de los trabajadores con la tradición marxista…

Cada tanto doy cursos, charlas o ciclos de formación en organizaciones sindicales, y en general me quedo con la impresión que hace falta más trabajo, incluso en los delegados o activistas de larga trayectoria falta mucho de formación teórica, de discusión, de debate, hay mucho practicismo, empirismo, mucha confianza en la mera lucha, en el que el mero trabajo cotidiano proporcionado por la experiencia directa alcanza para analizar la realidad, y no es tan así. Se necesita otro tipo de reflexión, asentada por supuesto en la experiencia, en el conocimiento de la realidad, pero con ciertos parámetros, ciertas herramientas, más duras, amplias y abstractas que la experiencia cotidiana.

• De los intelectuales que niegan la clase obrera o que desde hace mucho vienen preparando que se acabó la historia, el trabajo, el mundo obrero: ¿Qué opinas?

D.C: Por un lado es cierto que la extinción de la clase obrera se la viene pregonando desde larguísimas épocas, de mucho antes que inventaran el fin de la historia o la posmodernidad. Ya cuando la sociología norteamericana hablaba de la creciente diferenciación entre los cuellos blancos y los cuellos azules (empleados y obreros, respectivamente), cuando se hablaba del ascenso social de los trabajadores que los convertían en clase media, son fenómenos que han sido medias verdades, no es que fueron inventos desde la nada, reflejaban procesos reales, pero los magnificaban, los forzaban en dirección a poder proclamar eso tan ansiado por los grandes capitalistas, la idea de que ya no hay clase obrera, ya no va haber trabajadores que se afilien al sindicato, ya no va a haber trabajadores que hagan huelga, ya no va haber trabajadores que militen en partidos socialistas.

De todas maneras creo que hay que merituar, darle un valor al hecho de que ha habido profundos cambios en la estructura de la clase obrera, lo que es la industria vía transformación tecnológica y modificaciones en la organización del trabajo, en relocalización de los mercados, etc.… ha cambiado la fisonomía de la clase obrera tradicional. Hoy no se puede pensar en términos del obrero de fábrica al estilo de la Córdoba de los 60, o de las afueras de Sao Pablo de los 70. Hoy tenemos sectores económicos enteros que son en gran medida nuevos, donde aparecen trabajadores que tienen otro tipo de formación, otra relación con la máquina y con el proceso de trabajo, otro tipo de relaciones laborales y contratos. Lo que ocurre es hay que seguir trabajando con ellos, ahí están los trabajadores, ahí está la clase obrera, no hay que comprar el discurso dominante que decía: “No, ese tipo de trabajadores ya no tiene la sensibilidad de los obreros de antes, ya no piensan en términos de transformación social, ya no son críticos del capitalismo…”. Eso está por verse, y una y otra vez aparecen sectores de trabajadores que supuestamente no responden a las pautas tradicionales y que sin embargo hacen huelga, actúan, se comprometen.

Recuerdo hace muy poco una huelga en EE.UU. de los trabajadores de una cadena de comidas rápidas y de otras ramas precarizadas, que se suponen que son laborantes que por sus condiciones de trabajo son difíciles de organizar y que tomen medidas de fuerza, sin embargo, ahí estaban, manifestando por sus derechos, buscando tener contratos de trabajo más dignos. Es decir, la realidad cambia, las clases explotadas se transforman pero no dejan de ser explotadas, y no dejan de ser pasibles de la lucha, la protesta social y el cuestionamiento al capitalismo.

• En este contexto: ¿qué puede aportar Antonio Gramsci?

• D.C: Gramsci tiene varias líneas de pensamiento, de análisis, que pueden ser interesantes para la realidad de hoy. Dicho muy en general un tema central en Gramsci es la importancia del rol de los intelectuales y de la lucha en el campo cultural, la batalla por lo que Gramsci llama hegemonía; es decir, la dirección moral-intelectual de las masas, la conquista progresiva de distintos espacios sociales tomados o disputados al dominio de la clase dominante. Otra lucha clave de Gramsci es lo que se puede denominar el anti-economicismo, es decir mediatizar, matizar y enriquecer la idea de una relación demasiada automática y lineal entre economía y política que tomaba mucha fuerza en ciertos sectores de la tradición marxista y que Gramsci lo pone en discusión. La visión de Gramsci es enriquecedora en cuanto a captar mayor complejidad de la vida política, social y cultural. Leer a Gramsci constantemente nos llama la atención, nos trae a superficie la visión de temas que suelen no colocarse en el primer lugar
Ahora lo que hay que decir es que Gramsci no era otra cosa que un dirigente del movimiento obrero, era comunista, fue Secretario General del Partido Comunista Italiano, fue diputado por ese partido, era un luchador de la política. A veces se pinta a Gramsci como un especialista en temas culturales y un intelectual sin mayor compromiso político, sin un encuadre militante; y Gramsci lo tenía, lo tenía en un lugar fundamental de su vida, y si no lo sigue desarrollando es porque el fascismo italiano lo pone preso y vive la última década de su vida en prisión y muere bastante joven todavía.

Brevemente e insistiendo: no caben los “neutrales” en estos tiempos de cultura desubjetivante y teóricos de verba seductora, vacíos de compromiso social pero repletos en sus cuentas bancarias.

O capitalismo o democracia.

Notas:
1) Paula Guitelman. La infancia en dictadura. Modernidad y conservadurismo en el mundo de Billiken. Prometeo Libros. 2006.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Soja, soja, soja...

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Margot Goycochea (Foro Ambiental de Viamonte- Bs. As) nos cuenta que está pasando en Los Toldos con la sojización, una de las patas del extractivismo imperante.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: El peronismo en una nueva encrucijada histórica

Fernando Rosso (EL ALFIL)

Si se posa la mirada en el largo plazo y más allá de los avatares de la coyuntura, surge el interrogante en torno a si la aguda crisis que atraviesa el kirchnerismo es uno de los últimos episodios de la decadencia del peronismo o simplemente otra etapa de su permanencia.

Si se posa la mirada en el largo plazo y más allá de los avatares de la coyuntura, surge el interrogante en torno a si la aguda crisis que atraviesa el kirchnerismo es uno de los últimos episodios de la decadencia del peronismo o simplemente otra etapa de su permanencia. Y, en consecuencia, luego del hundimiento del radicalismo en el 2001, la apertura de un periodo de fuerte crisis de representación de las grandes coaliciones políticas tradicionales.

El final del peronismo, su condena a un estado de “cadáver insepulto”, fue anunciado infinidad de veces en los últimos setenta años de historia nacional.

Muchos intelectuales peronistas se regocijaron ante el fracaso de estas profecías, al constatar su obstinada persistencia en el escenario político de la Argentina contemporánea. Atribuyeron el hecho a un estado de naturaleza de la conciencia colectiva de las clases obreras y populares que tenían en el peronismo su representación lógica. Una metafísica de la identidad ideológica y política, donde el origen social -obrero o popular- era traducible en el terreno político solo en el peronismo. Para sostener este mito, tuvieron que borrar medio siglo de historia política o en mejor de los casos reinterpretarla como fisonomías no desarrolladas, confusas, que evolucionaron y encontraron su madurez y su punto más alto en el peronismo. El estadio último del desarrollo del espíritu absoluto de nuestro ser nacional.

Jactancias intelectuales y facilismo político que evadían la trabajosa tarea de pensar la compleja trama de marchas y contramarchas, de relaciones de fuerzas, de los pasajes laberínticos que recorrió el conflicto de clases sobre el suelo de esa peculiar formación social de nuestro país.

Desde este punto de vista, la persistencia del peronismo tuvo más que ver con las imposibilidades de la clase obrera y “las izquierdas” que intentaron conducirla o representarla, para conquistar un grado máximo de independencia. Oscilaron pendularmente entre la subordinación por una u otra vía al peronismo, o a las oposiciones “gorilas” que lo enfrentaban.

Pero además, la permanencia del peronismo estuvo ligada a victorias y derrotas de luchas políticas y sociales que bloquearon una experiencia con su verdadera esencia.

El golpe de la Libertadora de 1955 derrocó a Perón y salvó al peronismo. Cuando se terminó el ciclo de expansión y el “viento de cola” que también existió en aquel tiempo, su “relato” comenzó a desmoronarse. Del aguinaldo, las vacaciones y la sindicalización estatalizada -una medida que otorgaba organización y obturaba autonomía-, se pasaba al “Congreso Nacional de la Productividad”, el fin del “nunca menos” y sus correspondientes acuerdos con los capitales internacionales (los “Chevrón-Vaca Muerta” de aquellos años). Las primeras revueltas obreras en Francia, casi en los orígenes del movimiento, se levantaban al grito de “vivir trabajando o morir combatiendo”. En su fin de ciclo, Perón invertía el lema: “es mejor morir produciendo que vivir combatiendo”. En palabras suyas al diario La Prensa afirmaba: “Nadie ha combatido más que yo a los patrones abusivos y explotadores. Yo veo, sin embargo, que ellos están en tren de colaboración. No están ya en tren de explotadores. Es decir, que ellos están en el mismo orden social y justiciero que nosotros. ¿Entonces, por qué los vamos a seguir combatiendo?”. Comenzaba una experiencia que el fracaso del Congreso de la Productividad cristalizaba institucionalmente como un momento o como una fotografía. El golpe le ahorró la tarea del ajuste, bloqueó esa experiencia y la película siguió por caminos sinuosos.

El otro intento de Pacto Social, nuevamente con el peronismo en el poder, se da en el periodo del 1973-1976. Cuando Perón volvió a prestar sus últimos servicios al orden nacional, es decir, cuando se convirtió en el último recurso, en el “hecho bendito del país burgués”. La experiencia fue más profunda y radicalizada. La muerte de líder y nuevamente un golpe militar que volteó al gobierno de Isabel, permitieron la supervivencia del mito ya más debilitado.

Vinieron las transformaciones, “del partido sindical al partido clientelista”, como lo definió un académico norteamericano. El peronismo neoliberal expresado en el menemismo en tiempos de derrota nacional y mundial. Esos cambios no fueron el producto de una capacidad adaptativa que lograba reinventar al peronismo con la fortaleza de sus orígenes. Sino las distintas manifestaciones de su senilidad como representación política de los sectores populares.

Luego de una década, puede decirse hoy que el kirchnerismo no fue lo suficientemente fuerte para crear una nueva identidad y una renovada cultura política que trascienda al peronismo, y su giro tardío de retorno hacia el mismo tampoco fue suficiente para revivir o reactualizar los lazos de los sectores populares con el movimiento creado por Perón.

Sin partido militar con capacidad de acción (por lo menos en lo inmediato), pasadas varias generaciones en estos setenta años, y con una coalición peronista-kirchnerista que se dispuso en este último tiempo hacer el “trabajo sucio”, a no tercerizar la tarea, jugada a la imposición hasta el final de un “pacto social” que, como siempre, traducido al criollo significa ajuste (hoy expresado en devaluación, inflación, “tope” a los salarios, endeudamiento).

La pregunta que surge es si el kirchnerismo en su etapa superior, será el agente que dinamitará no solo a su gobierno, sino junto con él contribuirá a la liquidación del debilitado peronismo histórico.

Junto con el radicalismo fueron los dos partidos que más se parecieron a representaciones “orgánicas” de grandes sectores de clase. Uno se hundió en el 2001, ¿pasará el kirchnerismo a la historia por dilapidar al otro? No justamente por haber construido un movimiento que lo trascienda, sino por haber permitido una experiencia completa.

En todo caso esto no es una posibilidad que solo estribe en su propia dinámica “endógena”, depende también de la experiencia y las posibilidades de la emergencia de una representación política nueva e independiente de la clase trabajadora y los sectores populares, un desafío que las crisis de hegemonía o representación de las fuerzas políticas tradicionales (el peronismo y el radicalismo), dejan planteado, aunque no resuelven. Esa tarea es parte de los combates del presente y del futuro y en la que el Frente de Izquierda comenzó a dar los primeros pasos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las garras de los Reyes Magos

Miguel A. Semán (APE)

Hoy los pibes son la moneda de intercambio en el mercado de la venganza. En Rosario las bandas de narcotraficantes se tiran con adolescentes empapados en nafta, calcinados y acribillados, y “las fuerzas del orden” van de una esquina a otra tapando cuerpos, como si su función fuera cuidar nuestros ojos y no nuestras vidas. Guardianes de las formas que no deben salir a la luz.



Por ejemplo: La cara de la chica de 19 años quemada en un descampado. La que trabajaba en un bunker y una banda contraria se llevó. La bañaron en nafta y le prendieron fuego para marcar con su cuerpo una frontera. O el último gesto del chico de 14 quemado en el barrio Santa Lucía. Uno de los tantos que ahora llaman soldaditos.

Apenas dos de los más de 60 menores ejecutados en los diez primeros meses de 2013.

Por ejemplo: Los tres compañeros de 21, 17 y 19 años, militantes sociales de Villa Moreno, asesinados, por uno de esos “errores infalibles” de las mafias, en la madrugada del 1º de enero de 2012. Buscaban a otros pero los encontraron a ellos: Patóm, Jere y El Mono, tres pibes que laburaban en los barrios para sacar a otros pibes de la droga y la niebla.

Por ejemplo: Los 41 muertos de los primeros 43 días del año que corre.

En la tierra del abandono el paco se convirtió en el más eficiente y despiadado selector social. Ya no sólo dinamita infancias. Los que consiguen salvar las suyas las encierran en un bunker donde durante 12 horas y entregan droga, sin que nadie los mire a los ojos, a través de un agujero. Otros, se convierten en soldaditos de una guerra en la que nunca nadie les cubrirá la espalda.

Los capos del negocio, narcos, policías, políticos cuentan dólares y muertes y hasta se dan el lujo extraño de regalarles comida a los pobres. Cada agujero en la pared les deja de diez mil a veinte mil pesos por día y un soldadito les cuesta tres o cuatro mil por mes, descontada la droga que se llevan encima.

Mientras tanto, nuestros gobernantes, todas las mañanas, hablan de bueyes perdidos y miran la sangre que corre por el cordón de la vereda como si fuera agua sucia. Como si la ausencia del Estado, deliberada y homicida, no hubiese convertido a los narcos en los Reyes Magos de la nueva miseria. Última esperanza de las infancias más cortas del mundo.

Mi padre decía que aunque él dejaba sus zapatillas rotas, algo de pasto y un poco de agua, los reyes siempre pasaban de largo por la puerta del rancho. A él le tocó ser un pibe de la década infame. Demasiado pobre y demasiado lejos. ¿Cómo se hace hoy, para ser un pibe pobre y no caer en las garras de los Reyes Magos?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: "Es violatoria de la Ley", afirmaron: Tras la represión en Chaco, el Comité de la Tortura la tildó de “excesiva” e “intolerable”

CHACO DÍA POR DÍA

El Comité Provincial de Prevención de la Tortura afirmó que la represión policial perpetrada el 11 de febrero pasado, en inmediaciones a la Casa de Gobierno, violó varios protocolos de actuación que reglamentan la forma de actuar ante protestas sociales.

"A los hechos, de público conocimiento, ocurridos el día 11 de febrero de 2014, el Comité Provincial De Prevención De La Tortura y Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes (C.P.T.Ch) los declara intolerables, excesivos, y violatorios de la ley", afirmaron desde el Comité Provincial de Prevención de la Tortura.

"La represión, que planeó y ordenó el Poder Ejecutivo y ejecutó la Policía de la Provincia del Chaco en la Plaza 25 de Mayo de la ciudad de Resistencia, hizo tabla rasa con todos los Protocolos de Seguridad a los cuales la Provincia suscribe (Protocolos de Naciones Unidas, "Protocolo Garré" - Decreto 989/12) y demás Protocolos que están incorporados a la Ley de Seguridad de la Provincia del Chaco, a la Ley de Seguridad Nacional y a la Constitución Nacional", sostuvieron.

"Estos Protocolos hacen al Principio de Racionalidad, al Principio de Oportunidad y al uso de la Fuerza Pública. Existiendo fallos de la Cámara Nacional de Casación (máximo organismo en materia penal del país), en consonancia con la Doctrina del Foro Público, las Leyes no están sujetas a la interpretación arbitraria de un Gobernador ni de ningún funcionario público. Es decir que quien corta una calle o una ruta, en el ejercicio de sus derechos a peticionar, no comete delito", indicaron.

Y enumeraron:

"Algunas de las Normas Jurídicas, o pasos a seguir, son:

- se deben buscar caminos alternativos de circulación para el tránsito

- se debe iniciar una negociación

- la negociación tiene que estar a cargo de un funcionario político

- la negociación no puede estar a cargo de las personas que dirigen el operativo

- la negociación debe llevarse a delante con tiempos razonables

- se debe evitar el uso de armas de fuego

- se debe evitar el uso de balas de goma

- las balas de goma solamente pueden ser utilizadas de modo defensivo pero nunca para dispersar una manifestación

- se debe evitar el uso de gases lacrimógenos

- se debe tener especial consideración con los grupos vulnerables (niños, discapacitados, mujeres y ancianos)".

"Demás está aclarar que la base de los Protocolos es la voluntad de no reprimir.

El Comité Provincial De Prevención De La Tortura y Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes condena el incumplimiento de los Protocolos establecidos porque la ruptura de la legalidad es el comienzo de la tortura", finalizaron.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Puja redistributiva: La Federación Nacional Docente convoca al no inicio de clases

Melissa Zenobi (ACTA)

Representantes de organizaciones sindicales docentes de todo el país y seccionales enroladas en la CTA se reunieron para hacer un análisis de la coyuntura nacional de cara a la discusión paritaria. “Es muy factible que los gremios docentes de la CTA no iniciemos las clases y en su lugar se decida un paro de 24, 48 o 72 horas”, advirtió Jorge Cardelli, referente docente y secretario de Formación de la CTA.

Acerca del encuentro, Francisco Torres, miembro de la Mesa Nacional de la Federación Nacional Docente (FND-CTA) dijo: “Estamos planteando, y ver si hay acuerdo, para impulsar una medida de alcance nacional el 26 de febrero y el no inicio de clases acompañado de una gran movilización. También evaluamos la necesidad de acordar un paro de las Centrales de trabajadores y las las distintas posibilidades para la continuidad del plan de lucha”.

Por su parte, Jorge Cardelli, secretario de Formación de la CTA sostuvo: “Tenemos la voluntad de que el 5 de marzo, que es el día que comienzan las clases, haya decidida ya una fecha de paro que podrá ser de 24, 48 o 72 horas con movilizaciones en todo el país. Y tendrá que coincidir con una medida similar de los estatales, cosa que ya está planteando ATE provincia de Buenos Aires”.

Formalmente la paritaria no está convocada y al respecto Cardelli explicó “en realidad hay una paritaria entre líneas que está funcionando. El gobierno ofrece el 23,5 por ciento, algunas provincias dicen que no van a pagar más del 25 por ciento y en cuotas. Todo esto generó un rechazo muy grande”.

“La paritaria está avanzando, pero no por los carriles que debieran ser, porque es a través de llamadas telefónicas personales y con propuestas irrisorias que no superan el 25 por ciento”, expuso Torres en referencia a las negociaciones paritarias y luego agregó: “En general se están rechazando estas propuestas, nosotros creemos que nuestros salarios deberían actualizarse trimestralmente y no puede ser que los docentes cobremos menos que las fuerzas de seguridad”.

A su turno, el secretario de Formación de la CTA reveló: “Vemos que hay una tendencia de muchos sindicatos, en acuerdos solapados con el gobierno, de ir jugando a aflojar y debilitar la tensión y la capacidad de lucha. Tratan de lograr que las clases comiencen normalmente”.

“Este va a ser un año en el que habrá una rebelión docente muy grande. Esto genera las condiciones para que, desde la CTA, juguemos un papel protagónico en esta lucha. También es un año clave para el crecimiento de la Central a través de su coherencia en la confrontación con el ajuste”, finalizó Cardelli.

Por lo que la Federación Nacional Docente en la CTA demanda:

- Un aumento salarial partiendo de un piso del 30%, en correspondencia con la Canasta Familiar y que rija a partir del 1° de enero. No al aumento en cuotas. Por un salario inicial de $ 5.000. Todo aumento al básico. Pase al básico del Incentivo, absorbiendo el estado nacional lo que demande. Ante la inflación creciente, prever la reapertura de la paritaria a mediados de año.

- Eliminar el impuesto a las Ganancias en los salarios y los topes en las asignaciones familiares.

- Paritarias libres y sin techo, con mandato y consulta a las bases. Devolución de los descuentos por paros.

- Aumento del presupuesto y mejora en las condiciones laborales. No al ajuste del gobierno nacional y los gobernadores que pretenden hacernos pagar la crisis.

- Habrá plata para educación y las necesidades populares si se pone a disposición la recaudación de las provincias que aumentó un 32,3% promedio en 2012 y la AFIP que anuncia récords históricos de recaudación. Eliminando también los subsidios a la enseñanza privada para volcarlo a la escuela pública; concretar una reforma impositiva que grave a los que más tienen; recuperar la coparticipación que las provincias cedieron a Nación y suspender los pagos de la fraudulenta deuda externa.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Pueblos originarios: Mariela Tulián imputada por proteger territorio Comechingón

LA GARABATO NOTICIAS - ACTA

El 5 de febrero, Mariela Tulián, autoridad tradicional de la Comunidad Indígena Tulián del Pueblo Nación Comechingón de San Marcos Sierras, fue imputada por usurpadora de su territorio ancestral en una causa iniciada por la Fiscalía nº 2, Circunscripción de Cruz del Eje.

En una confusa situación judicial se encuentra la autoridad máxima de la Comunidad Indígena Tulián del Pueblo Comechingón de San Marcos Sierras. Mariela Tulián, Casqui Curaca de la Comunidad, fue imputada por la Fiscalía nº 2 del Juzgado de 7º Circunscripción de la ciudad de Cruz del Eje en una causa donde se la acusa de usurpación de un lote de terreno en el que vive. Esta situación es producto de la complicada realidad territorial de la localidad de San Marcos Sierras, ya que en los últimos años se ha vivido una escalada constante de usurpaciones legalizadas a través de los trámites de posesión y la venta fraudulenta de lotes que forman parte del territorio ancestral de esta Comunidad.

“Es necesario que la justicia se entere de que nuestro territorio está protegido por la ley nacional nº 26.160 y sus prórrogas, la aplicación de esta ley en el territorio de nuestra comunidad fue iniciada en el año 2.009 y en el año 2.011 el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) nos informó que de acuerdo a la documentación presentada por la Comunidad, estábamos en condiciones de continuar con la aplicación de la ley para la devolución que el Estado se plantea realizar en todos los territorios indígenas del país”, dijo la Curaca Tulián al ser consultada sobre su situación.

La ley 26.160 declara la “Emergencia en materia de propiedad y posesión de los territorios que tradicionalmente ocupan las Comunidades Indígenas del país”. El artículo 2 aclara: ”Suspéndase por el plazo de la emergencia declarada, la ejecución de sentencias, actos procesales o administrativos, cuyo objeto sea el desalojo o desocupación de las tierras…” “Nada de esto se cumple en este territorio comunitario, vemos con mucho dolor que cada día nuestro territorio es víctima de una nueva agresión”.

Cabe destacar que el pasado 10 de enero un grupo de miembros de la Comunidad recibió amenazas de muerte por intentar frenar el avance de una máquina que realizaba trabajos de desmonte en la “Reserva Forestal Natural Sierras de Cuniputo”, parte del territorio comunitario indígena, Mariela se encontraba entre las personas que recibieron estas amenazas. La reserva se encuentra en la zona roja de bosque nativo, de protección máxima contra el desmonte, pero donde se realiza un importante emprendimiento inmobiliario de loteos ilegales.

- “No es la primera ni va a ser la última vez que nos amenacen de muerte, pero el miedo ya no es suficiente para detener el reclamo de nuestra gente”, aseguró Mariela con la firmeza de su estirpe.

Por otro lado es importante dar a conocer a la opinión pública que Lautaro, de 7 años de edad, el hijo menor de la Curaca, en el día de la fecha cumple 3 años y medio de encontrarse en estado de coma por haber sufrido un grave de proceso de enfermedad que lo llevó a necesitar de un tratamiento de rehabilitación que desde el año 2010 están tramitando. La familia proyectaba en marzo poder viajar hasta Cuba con el niño para realizarle este tan esperado tratamiento, pero esta imputación, al día de la fecha imposibilitaría a la Curaca a salir del país.

- “Están utilizando la desesperación de la familia para obligarnos a ceder ante una injusticia. Parece haber una justicia para los pobres y otra para los poderosos, hace varios años iniciamos un juicio para llevar mi hijo a Cuba, y recién el 24 de febrero se va a realizar la primera audiencia de este juicio, y estas personas de la noche a la mañana nos imputan por el capricho de un niño rico. No nos cabe ninguna duda de que esta acusación es producto de una persecución por la lucha que venimos haciendo desde hace tantos años. Creen que me atacaron en mi punto débil que es mi hijo, pero en realidad mi hijo es mi fortaleza, nadie me va a impedir llevar a Lautaro a recibir su tratamiento en Cuba”, agregó Mariela Tulián”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Trabajadores de prensa. Continúa la lucha: Carpa y acto público para revertir la persecución gremial en Perfil

AGENCIA WALSH

El Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva convocó a un acto en la puerta de editorial Perfil (Chacabuco 271), el jueves 20 a las 13hs, como continuidad de la lucha por la reincorporación de los trece trabajadores despedidos y contra la persecución gremial perpetrada por la empresa conducida por Jorge Fontevecchia.

Buenos Aires, 17 de febrero de 2014

Comunicado del Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva

Continúa la lucha: carpa y acto público para revertir la persecución gremial en Perfil

El Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva convocó a un acto en la puerta de editorial Perfil (Chacabuco 271), el jueves 20 a las 13hs, como continuidad de la lucha por la reincorporación de los trece trabajadores despedidos y contra la persecución gremial perpetrada por la empresa conducida por Jorge Fontevecchia.

El acto se realizará en un contexto de lucha en todos los frentes y que también incluye un paro de actividades y la instalación de una carpa en la puerta de la editorial, que funciona de lunes a viernes entre las 13 y las 19hs y por la que circulan delegados gremiales, políticos, periodistas y personalidades de la cultura en solidaridad con la lucha de los compañeros despedidos.

La totalidad de los representantes gremiales electos por el voto en el gremio de prensa estarán presentes el próximo jueves en Perfil, en el marco de un festival musical, y ante la indisimulable ausencia de la conducción de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Utpba), que negó todo apoyo a los trabajadores perseguidos por Fontevecchia.

Perfil ejecutó trece despidos de activistas e integrantes de la Junta Electoral de su última elección de delegados de base y se negó a reincorporarlos a pesar de que el Ministerio de Trabajo de la Nación emitió un dictamen que condenó el comportamiento antisindical de la empresa.

Plenario Autoconvocado de Delegados de Prensa Gráfica, Radial y Televisiva
Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa (CTP)
Twitter: @lasredacciones
Web: colectivodeprensa.blogspot.com.ar
Facebook: www.facebook.com/lasredacciones
Correo: colectivodeprensa@gmail.com

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El PRO quiere aumentar la tarifa otra vez: Beto Pianelli, "con el aumento de la tarifa quieren expulsar a la gente del subte"

LA RETAGUARDIA

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires pretende aumentar una vez más la tarifa de los subterráneos. Norberto Pianelli, uno de los dirigentes de la AGTSyP (Asociaciòn Gremial de Trabajadores de Subterráneos y Premetro) fue entrevistado por Luis Angió en su programa Otras Voces... Otras Propuestas. Allí se refirió la audiencia pública no tan pública y a una especie de redireccionamiento del uso de los transportes desde los subtes hacia el transporte automotor.

-Otras voces... Otras propuestas: ¿Cómo fue la audiencia?

-Beto Pianelli: Como primera instancia, fue una audiencia donde hubo poca gente, porque se encargaron de que nadie se enterara. Si buscás en Internet o en cualquier lugar dónde era la audiencia, iba a ser muy difícil encontrarlo. No lo publicaron ni en el portal del propio Gobierno de la Ciudad.
Las audiencias públicas - establecidas en la Constitución de Buenos Aires- tendrían que ser una herramienta formidable si se utilizara para el espíritu que tiene: que participen los ciudadanos. Si hubieran sacado afiches, se hubieran hecho propaganda por la radio, la televisión, saber cómo inscribirse seguramente, la participación hubiera sido mayor. Desgraciadamente tenías que ser bastante ducho para poder encontrar de qué manera inscribirte y poder participar.
Fue una audiencia que empezó con el presidente de SBASE, Juan Pablo Piccardo, dando un informe bastante bochornoso, en el cual la mayor parte de los datos se miente. Y un informe donde él aparece, o quiere aparecer, diciendo que están abiertos para discutir, y finalizada su intervención, a los 20 minutos se retiró del lugar y no escuchó a nadie.

-OV: ¿No se quedó?

-BP: No. Es más, yo escuché sus declaraciones después en un video grabado por compañeros, porque llegué tarde por la lluvia. Me lo encontré en la puerta, se estaba yendo.
Uno va a esas audiencias por una cuestión formal. Algunos creen que la versión taquigráfica alguien la leerá; yo me encargué de decirlo en la propia audiencia que se olvidaran, eso va a la basura. Porque lo que ha hecho el PRO con las audiencias públicas es hacer de eso una formalidad absoluta, y lo hace simplemente para que no tenga ningún argumento para ir a la justicia cuando la decisión está tomada.
No hubo ningún legislador del PRO, que son los que van a tener que votar el aumento. Solamente estaban los legisladores de la oposición.

-OV: ¿Ellos tienen mayoría para poder votarlo?

-BP: Con las alianzas que va a generar el PRO seguramente va a conseguir una mayoría, como la ha conseguido hasta ahora.

-OV: Graciela Ocaña firmó un acuerdo para votar con el PRO.

-BP: Ella estaba anotada, la nombraron y entregó un acta para presentarla, un escrito que nadie sabe de qué se trata. Seguramente van a acompañarlo. Ellos tienen un marco de alianza que les permite hacer estas cosas.
Es muy triste lo que están haciendo con el transporte subterráneo. En todo el mundo la tendencia es a desarrollar el subterráneo, porque en las sociedades, sobre todo en las ciudades importantes, el subterráneo pasa a ser un transporte de privilegio, el más recomendado. Porque saca de la superficie medios de locomoción y hace que la gente pueda transportarse por debajo de una forma más ecológica, más rápida y más segura. Acá es todo lo contrario. El diagnóstico que había dado Macri en su primera campaña electoral sobre que había que hacer 10 km. por año para poder llegar a tener un subte acorde a lo que era la ciudad de Buenos Aires, en 7 años de gestión hicieron solamente 5 km. Y la conclusión a la que han llegado, más allá de que no lo digan, es que la única forma de que la gente pueda viajar más o menos bien en subterráneo es reduciendo la cantidad de pasajeros.

-OV: No aumentando la frecuencia.

-BP: No, al revés. Yo lo planteé en la propia audiencia. Ese mismo día en la línea D nuestros compañeros estaban hablando con la jefatura, que les estaba informando cómo va a ser el diagrama de invierno. Va a tener 40 vueltas menos que el invierno pasado. Es decir, van a reducir la frecuencia. Esto es algo que ya lo vienen haciendo las líneas A y B, por la falta de trenes. Esas dos líneas se expandieron, se inauguraron dos estaciones en cada una, entonces se necesitan más trenes para aumentar la frecuencia. Acá hay menos trenes que antes, por ende, menos frecuencia.
Ahora en la línea D, sin ninguna necesidad, se va a reducir la cantidad de servicios, y para eso se necesita que viaje menos gente. Ya está saturada la línea, si fuera un transporte popular, donde pudiera viajar más gente, sería imposible llevarla. Esto lo probaron cuando fue el aumento de $1.10 a $2.50: bajaron 400.000 pasajeros por día.
Saben que el aumento no tiene un objetivo financiero, no es recaudar más plata. Lo que hace es que se reduzca la cantidad de gente -quizá recauda la misma plata- y, por ende, ellos pueden darse el lujo de reducir la cantidad de servicios, que es lo que van a hacer en este invierno.
El objetivo es claramente expulsar a un sector de los usuarios del subte para que no viaje más y se busque otra manera.

-OV: ¿Cómo reacciona el pasajero que de golpe se encuentra, desde que Macri tomó la conducción del subte hace dos años y triplicó la tarifa?, ¿no protestan?

-BP: Es un problema más largo de hablar y de analizar. Hay protesta, a la gente le da bronca, pero muchos terminan pagándolo y otros viajan por otro lado, perdiendo más tiempo. Porque el tiempo que pierde la persona viajando en otro medio de locomoción -el doble o el triple- es perder tiempo de vida. Si uno trabaja 8 horas, al viajar en colectivo 1 hora de ida y 1 de vuelta, pierde 10 horas dedicadas a la parte laboral. Otros usan la bicicleta, que quizá los favorezca saludablemente, pero no los va a favorecer en relación a retribución de vida, de tiempo libre.
Eso es lo que han provocado. Desgraciadamente, en esta ciudad la gente ha acomodado a eso.

-OV: En esta confrontación, le tira la pelota al Gobierno Nacional, porque Macri no tiene potestad sobre el transporte público terrestre, como el colectivo.

-BP: Las cuarenta líneas que tenían que tomar, que son las que circulan en la ciudad, no las aceptó el Gobierno de la Ciudad, todavía las está financiando el Gobierno Nacional. Si no, no se entiende el Metrobús que hicieron en la 9 de Julio. Evidentemente anda mucho más rápido y es más eficaz para quienes usaban el colectivo. Primero, fue un gran negociado, podrían haberlo hecho por las laterales y no hubieran destruido toda la 9 de Julio, pero había que hacer circo. Y el otro tema es que está hecho sobre la línea C. Se podría haber gastado esa plata ampliando la línea, ampliando zonas del túnel, poniendo 4 vías para poder sacar rápidos. Así se podría hacer el recorrido de Constitución a Retiro en dos estaciones.
Hoy ha caído el porcentaje de venta de los usuarios de la línea C que vienen del tren.
El objetivo final es expulsar gente del subte. Han decidido hacer los negocios de los metrobuses, que es mucha menos plata de inversión: se pueden hacer rápido, no demora tanto tiempo como hacer un túnel. Lo puede mostrar en las campañas electorales. Pero a lo que es a contaminar más la ciudad. Y fundamentalmente a desarrollar un medio de transporte que lo único que hace es saturar la ciudad y en forma más insegura que el tren.

-OV: En estos días esto ya se va a aprobar en la Legislatura.

-BP: Sé que hoy hubo legisladores, creo que Alejandro Bodart metió un amparo. No sé si va a ser eficaz eso. No veo posibilidad de que en la Legislatura se logre impedir este aumento.

Aun cuando las ciudades más modernas y eficaces son aquellas que pueden unir más puntos de la ciudad bajo tierra, el macrismo parece dispuesto a dar vuelta ese esquema. Si todo se encarrila, como dice Pianelli, hacia la expulsión de la gente de los subtes para subirla a los colectivos, el panorama parece complicado en una ciudad cada vez más agobiante.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Escuela de las Américas a domicilio?: ¿Qué hacen los instructores del FBI en Argentina?

SIN MORDAZA - AGENCIA WALSH

El desembarco de instructores del FBI para "capacitar" a las policías de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos en "Técnicas de Investigación Criminal" llena de interrogantes a quienes tienen memoria. La Escuela de las Américas, esa escuela de torturadores y asesinos: ¿Estará funcionando fronteras adentro?

Instructores del FBI capacitan a policías

En el ISeP. Son tres instructores y un agregado de la embajada de los Estados Unidos. También capacitan a policías de Córdoba y Entre Ríos.

El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, dio inicio esta mañana al "Curso Básico de Técnicas de Investigación Criminal", dictadas por agentes del FBI, capacitados en drogas, crimen organizado y pandillas violentas.

La apertura se realizó en el Instituto de Seguridad Pública (ISeP) y contó también con la presencia del secretario de Seguridad Pública, Matías Drivet; el subsecretario Organizador de la Policía de Investigaciones, Victor Moloeznik; el director General de la Policía de Investigaciones, Luis Bruschi; y el director del Instituto de Seguridad Pública, Aniceto Morán.

Por otra parte, la delegación del FBI está compuesta por los agentes FranK Nivar, Heather Kiefer, Clifford Swindell y el agregado del FBI en Argentina, Michael Eckel.

Al hacer uso de la palabra, el ministro resaltó la importancia de este curso: "los agentes que nos visitan pertenecen a una de las policías más reconocidas y ampliamente especializadas a nivel mundial", dijo y añadió: "el FBI se formó como cuerpo policial para funcionar con dependencia del Ministerio de Justicia de su país".

"Esta instancia de capacitación en investigación criminal -continuó- permitirá que, tanto los efectivos policiales de Santa Fe como los de Entre Ríos y Córdoba, puedan fortalecer las herramientas que poseen para el esclarecimiento de hechos delictivos", dijo Lamberto.

"Los tiempos que corren nos exigen estar a la altura de las circunstancias en materia de capacitación, conocimiento y tecnología -explicó-. Nuestra provincia, y también el resto del país, posee una realidad compleja. Por lo que necesitamos seguir promoviendo las instancias de especialización para la fuerzas de seguridad. En este caso, con el conocimiento y la práctica que puede ofrecer el FBI, puesto que hoy contamos en nuestra provincia con una Policía de Investigaciones que es de reciente creación".

Lamberto recordó por último que la Policía de Investigaciones "tiene la misión de investigar los delitos de conformidad con las instrucciones que imparta el Ministerio Público de la Acusación, de modo que esta capacitación viene a reforzar el conocimiento y las práctica de la fuerza provincial, con el objetivo de avanzar hacia una policía eficaz, capacitada, ética y moralmente preparada".

El curso

El Curso Básico de Técnicas de Investigación Criminal, se dará los días 17 al 21 del mes de febrero en las Instalaciones del Instituto de Seguridad Pública (ISeP) de la ciudad de Rosario, Alem 2050. Los módulos de estudios tendrán materias como "Manejo de la escena del crimen", "Estructura de una entrevista", "Protocolo de interrogatorio", "Inteligencia policial", "Técnicas complejas", "Investigación barrial", "Declaración en juicio" e "Introducción a las pandillas", entre otras. Al mismo asisten policías que integran la Policía de Investigaciones de los 5 nodos de la provincia, de Delitos Complejos (Tropas de Operaciones Especiales, Dirección Trata de Personas, y Droga), Agrupación de Unidades Especilaes (AUE), como así también de la Policía de Córdoba y Entre Ríos.

Los instructores

Los instructores que arribaron a la ciudad son especializados en diferentes áreas dentro del organismo del FBI.

- Frank Nivar: Sirvió como agente especial del FBI y fue asignado a la oficina de Chicago para investigar carteles de droga mexicanos y colombianos. En marzo de 2013 fue promovido al cargo de agente Especial de Supervisión, asignado a la Oficina Central, donde sirvió como director de Programa en la Unidad de Fuerza Nacional de Grupo de Pandillas.

- Heather Kiefer: Se unió al FBI en 2010 como analista de Inteligencia, trabajó en una variedad de programas penales, centrándose en el crimen organizado transnacional. Actualmente desarrolla inteligencia táctica y estratégica relacionada a las pandillas MS-13 del barrio 18. Es licenciada en Ciencia Política y Psicología en la Universidad de George Washington y máster en Derecho Internacional y Políticas de la Universidad de Georgetown.

- Clifford Swindell: Se unió al FBI en 2005 como agente especial y fue asignado al Grupo de Tareas de Calles Seguras y Pandillas de la Oficina de Washington. Este grupo de tareas investiga pandillas callejeras violentas y empresas criminales asociadas a una variada actividad criminal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba, Río Cuarto: Conforman una multisectorial para marchar contra la suba del boleto

PRENSA RED

Organizaciones sociales, políticas y partidarias de Río Cuarto anunciaron el viernes la conformación de un espacio multisectorial para marchar en contra del aumento del boleto urbano.

La movilización se desarrollará el próximo jueves 21 de febrero hasta el Concejo Deliberante, en paralelo a la discusión de la suba del pasaje en el recinto de Sobremonte al 1.100.

La CTA; CTD Aníbal Verón; Libres del Sur; Barrios de Pie; Quebracho; Asamblea Río Cuarto sin Agrotóxicos; Agrupación Agora; Nuevo Encuentro; Partido Obrero; Unidad Popular; ATE; Asociación Gremial Docente de la Universidad Nacional de Río Cuarto; FURC; Organización Territorial Malón; Cispren; gremio de los playeros de estaciones de servicios y representantes del rectorado de la UNRC, componen este frente de protesta que rechaza de plano cualquier tipo de incremento.

El secretario general de la CTA, Federico Giuliani, dijo que el objetivo de la convocatoria es hacer expreso el repudio a los sistemáticos pedidos de aumentos de parte de la empresa de transporte local.

“La SAT actúa de manera extorsiva al amenazar con recortar prestaciones si no se le conceden los aumentos que exige. Rechazamos cualquier tipo de suba, los trabajadores no tienen que pagar la crisis que la empresa dice estar atravesando. Reclamamos que los concejales no aprueben ningún tipo de incremento en la tarifa”, señaló Giuliani.

Durante la conferencia de prensa que se llevó adelante en la sede de la CTA, las organizaciones insistieron con que es necesario que se avance con la aprobación del marco regulatorio del servicio de transporte urbano, para fijar reglas de juego que le establezcan derechos y obligaciones a la empresa.

“Convocamos a toda la comunidad para que nos acompañe a marchar durante el día de la sesión, hay que decirle no al boletazo, hay que exigir que la empresa preste un servicio adecuado, ya que hoy es de muy mala calidad”, indicó Giuliani.

-¿Hay margen para revertir la suba que parece casi un hecho?

-Nosotros decimos que la única lucha que se pierde es la que se abandona. El Legislativo tiene una gran responsabilidad. En ese sentido, creemos que antes de otorgar una suba debería ocuparse de que se mejore la prestación del servicio de transporte.

En el Concejo

Mientras tanto, en el Concejo Deliberante continúan las reuniones para definir los temas que se abordarán durante la sesión extraordinaria del próximo jueves 20. La suba del boleto está definida, aunque todavía no hay una determinación sobre el monto.

“El marco regulatorio está bastante avanzado, el lunes el Ejecutivo dará una respuesta sobre los cambios sugeridos por los concejales en las reuniones. En cuanto a la tarifa, hay quienes piensan que debería pasar a $4,50 y están los que hablan de llevarla a $5 o $5,25”, aseguró un concejal.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Jujuy: Municipales realizaran nuevas marchas, paro y bloqueos en la provincia

Fernando Chaves (COPENOA)

Piden un inmediato aumento salarial y discutir en paritarias el porcentaje de incremento. Así lo anunciaron en conferencia de prensa. Los trabajadores municipales de esta provincia realizaran nuevos paros y bloqueos durante esta semana de no haber una respuesta a lo que solicitan.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Salta: Aborígenes bloquearían por falta de asistencia gubernamental la ruta nacional 34

Marco Díaz Muñoz (COPENOA)

Denuncian que la localidad de Gral. Mosconi, 13 Comunidades originarias Wichí viven en condiciones paupérrima, sin agua potable, luz y sin acceso a títulos de tierra comunitarios.

El Cacique de Misión Urundel, Lucio Juan, da detalles de la situación de extrema pobreza que soportan en la zona.

Lucio Juan, recuerda que durante el los primeros días del mes de diciembre del años 2013 entregaron una nota en Buenos Aires “a la Señora Ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner”. En la cual detallan las necesidades insatisfechas en las que deben vivir las 13 comunidades originarias que habitan al este d ela ruta nacional 34, frente a la ciudad petrolera de Gral. Mosconi, a unos 330 kilómetros al norte de la capital salteña.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Buscan divulgar leyes en Bolivia para profundizar cambios judiciales

PL

El Ministerio boliviano de Justicia debatirá hoy de manera pública varias leyes y proyectos de ley, para que la ciudadanía y los operadores judiciales conozcan los aspectos básicos de las normas, a fin de profundizar la transformación del sector.

La titular de esa cartera, Sandra Gutiérrez, explicó que esta iniciativa que se efectuará en La Paz sirve para dar a conocer con más amplitud decretos que fueron promulgados.

Entre ellos, el del Servicio Plurinacional de Defensa Pública, del Servicio de Asistencia a la Víctima y los proyectos de Código Procesal Penal y Código Contravencional.

Al referirse a la Ley 463, señaló que tiene como objetivo garantizar la inviolabilidad del derecho a la defensa y el acceso a una justicia plural, pronta, oportuna y gratuita.

La misma, agregó Gutiérrez, llama a proporcionar asistencia jurídica y defensa penal técnica estatal a toda persona denunciada, imputada o procesada carente de recursos económicos y a quienes no designen abogados para su defensa.

También, añadió, que la ley ejerce sus funciones con el propósito de lograr una alternativa favorable a la solución del conflicto, evitando por todos los medios la retardación de justicia, desde el primer acto del proceso penal, hasta la ejecución de la sentencia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Paraguay se desmarca del Mercosur

ANSA

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, afirmó que su país desea relacionarse con otros bloques y no estar "atado" exclusivamente al Mercosur, por lo que sugirió flexibilidad las normas de este pacto regional.

Según el canciller, desde hace dos años el gobierno paraguayo viene expresando su posición para revisar la cláusula que obliga a los socios del Mercosur a negociar los relacionamientos con otros países y regiones exclusivamente en bloque.

"Queremos tener la posibilidad de integrarnos como participantes de otros bloques sin estar atados exclusivamente al Mercosur", expresó Loizaga a la radioemisora 780 AM.

Agregó que el gobierno paraguayo quiere concluir tratados de libre comercio, por ejemplo, con México y la Alianza del Pacífico, pero que una cuestión similar debe discutirse en el bloque.

Loizaga fue consultado al respecto luego de que un alto dirigente de la Confederación Nacional de Industrias (CNI) del Brasil, Carlos Abijaodi, afirmó en Asunción que uno de los gremios brasileños apoya revisar las reglas que rigen actualmente en el Mercosur.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El ejército colombiano en el ojo del huracán por denuncias de corrupción

PL

El ejército colombiano sigue en el ojo del huracán a medida que saltan a la superficie nuevas aristas de una denuncia de corrupción que provocó la víspera la renuncia del jefe de operaciones conjuntas de las fuerzas militares, general Javier Navas.

Durante cuatro años, Navas estuvo al frente de la División de Asalto Aéreo del Ejército, mencionada en el reportaje de la revista Semana que sacó a la luz los entresijos de una madeja de corrupción en la que estarían implicados altos mandos militares.

Semana basó su denuncia en centenares de horas de grabación en poder de la Comisión de Acusaciones del Congreso, en la cual aparecen registradas conversaciones comprometedoras que salpican a algunos generales y a varios tenientes coroneles y coroneles.

La Aviación del Ejército es una de las implicadas en algunos de los audios en los que figura supuestamente como una de las áreas en las cuales la red de corrupción interfería para conseguir contratos y licitaciones amañadas.

En una de esas grabaciones un interlocutor del coronel Robinson González (uno de los ejes principales de la presunta red), les cuenta a otros militares mientras estaba detenido en una guarnición militar, sus gestiones para conseguir "a dedo" un contrato de 14 mil millones de pesos (unos siete mil dólares) de la División Aérea del Ejército.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, cuya renuncia reclaman congresistas y diversos sectores sociales y políticos, se vio obligado a admitir que, según las investigaciones preliminares de la comisión creada al efecto, en los 19 audios a los que alude Semana, "10 hacen referencia a presunto tráfico de influencias en asuntos relacionados con contrataciones".

De esos 10, según la comisión, en tres se puede inferir, "sin muchos elementos de juicio, que hay coincidencia con un contrato existente", un convenio con la gobernación del departamento de Norte de Santander, en el que aparece como intermediario Gabriel Cruz Tinjacá, uno de los interlocutores de Robinson González.

Este último fue trasladado la víspera a la cárcel Picota, de Bogotá.

Detenido desde 2012 en el Centro de Reclusión Militar en Puerto Aranda (ubicado también en Bogotá), por ejecución extrajudicial de dos campesinos reportados como guerrilleros abatidos en combate, González disfrutaba de privilegios especiales.

Desde allí continuaba manejando contratos millonarios de compra de equipos, material de intendencia e inclusive gasolina para los vehículos, en los que al parecer participaron miembros de la jerarquía militar

El coronel fue trasladado varias horas después de ser llamado al retiro, tras las nuevas denuncias en su contra reveladas por Semana.

El ministro Pinzón llamó también a retiro "a la cadena de mando relacionada con el manejo y control de los centros de reclusión en la época (antes de junio de 2013) en que estas grabaciones fueron hechas".

La madeja apenas ha comenzado a desatarse y se esperan nuevos retiros y dimisiones de altos mandos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Revelaciones de las encuestas presidenciales en Panamá

Luis Manuel Arce Isaac (PL)

A 75 días para las presidenciales de Panamá el 4 de mayo, las encuestas son incapaces de definir a un ganador a pesar de que las cuatro más importantes ponen a la cabeza de las preferencias al candidato oficialista José Domingo Arias.

En dependencia de la empresa encuestadora, Ipso, Datexco, Dichter Neira y Quantix, Arias marca entre 37 y 43 por ciento de la intención de voto, mientras que Juan Carlos Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD) se estabiliza en 31 y Juan Carlos Varela, del Panameñista en 24/25.

Los demás candidatos están virtualmente desaparecidos y entre todos acumulan apenas un dos por ciento de las preferencias.

Arias, quien representa al partido de gobierno Cambio Democrático liderado por el presidente Ricardo Martinelli, pasa el umbral de 40 por ciento únicamente en la muestra de Datexco encargada para medios de comunicación de Martinelli: NexTV, Panamá America y la radio KW Continental.

En cambio, en ninguna de las otras llega a ese dígito, lo que hace pensar al analista de Dichter, Ebrahim Asvat, que ha llegado a su techo -por debajo de 40 por ciento-, y estima que su compañera de boleta, la primera dama Marta Linares, no le ha sumado votos, pero tampoco lo ha perjudicado en la medida de lo pronosticado.

Según varios analistas, la encuesta mejor estructurada es la de Ipsos en razón de que sus últimas muestras las ha hecho sobre la distribución real del padrón electoral, según el cual el caudal electoral mayor es Panamá con 49 por ciento, Chiriquí con 12 y otras como Colón, Coclé, Veraguas, y NgÃñbe Buglé con 5,0.

Ipsos le da la más apretada ventaja a Arias con 34, Navarro 31, Varela 24, Genaro López 1 (Frente Amplio) y Juan Jované 1 (independiente).

Tanto como los números, lo interesante de esta encuesta es el razonamiento que la acompaña planteado por su analista José Blandón quien en cierto modo coincide con Asvat al señalar que las cifras mantienen encajonado a Arias por debajo del 40 por ciento y piensa que no llegará nunca al 50.

Lo importante de este dato radica en que si se toma la tendencia de las últimas tres o cuatro elecciones generales, en Panamá un candidato debe sumar entre 33 y 40 por ciento de los votos válidos emitidos para ganar, aunque en estas de 2014 Blandón los ubica en 40 por ciento.

En tal sentido, la oposición debe moverse muy fuerte, pues el techo de Arias, según las últimas encuestas, se mueve entre el 34 y 39 por ciento, mientras que el de Navarro va del 30 al 35 y de Varela del 25 al 30.

Para Arias, en cambio, el peligro está en que su ascenso por encima de ese techo es nulo o débil, como admitió su colega de partido, el ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, al indicar que ya la distribución del voto tiene muy poca variación.

La influencia de Martinelli, que para él hasta ahora fue una ventaja y a la cual debe su actual puesto en las preferencias, se puede convertir, y de hecho se está convirtiendo, en un boomerang pues el mandatario baja de 51 a 46 en la aceptación popular que, aunque alto, está en caída y arrastra a Arias.

Esa tendencia se observa más en el interior que en Panamá donde Martinelli mantiene una estabilidad en la percepción favorable de la gente, pero eso no debe tranquilizar a su candidato.

Blandón apunta que la baja de Martinelli en Chiriquí es muy importante, de 10 puntos, y en otros puntos del interior es semejante. La importancia del dato es que si el voto de esas provincias antes no era significativo, ahora es fundamental ante el estatismo de los techos actuales mencionados de cada candidato.

El analista relaciona esa nueva realidad con una parte de la encuesta de Ipsos denominada Rumbo País que marca el desempeño del gobierno, cuya aceptación ha bajado del 40 al 35 por ciento.

Señala que el impacto de ese dato en la intención de voto es muy claro: si la gente se siente bien con el gobierno vota a favor de su candidato, pero si se siente mal lo hace en contra, y esa situación la tendrán que tomar en cuenta Martinelli y Arias sobre todo cuando es claro que 47 por ciento de la población votará por alguien de la oposición y solo 32 por el oficialismo.

Hay otra actitud oculta entre votantes planteada por el abogado Alvin Weeden, del movimiento opositor Nueva República, y es no preferir a nadie hasta que la contienda se polarice y se sepa con la mayor certeza cuál de los dos Juan Carlos será el contendiente final de Arias para no desperdiciar el voto contra el gobierno.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.