lunes, 24 de febrero de 2014

La Técnica del Golpe de Estado

Umberto Mazzei (especial para ARGENPRESS.info)

“La locura individual es cosa rara, pero en grupos, partidos, naciones y épocas, es la norma”.
Friedrich Nietzsche.

La Técnica del Golpe de Estado es el título de un libro de Curzio Malaparte, escrito en 1931, que, según dicen, Ernesto “Che” Guevara leía con avidez. Su idea fundamental es que el golpe de Estado es un problema técnico y no político. Malaparte pasa revista a los golpes de estado más famosos, algunos exitosos y otros fracasados.

El golpe de Bonaparte, el “18 brumario”, sería el primer Golpe de Estado moderno. Entre los golpes de la primera mitad del siglo XX, menciona el de Primo de Rivera en España, el de Pilsudsky en Polonia y otros más, pero resalta los golpes en que el objetivo golpista fue anunciado antes. El de Trosky en Rusia y el de Mussolini en Italia.

El libro, publicado en Paris, fue prohibido en países con muy distinto tipo de gobierno: en Alemania, Austria, Bulgaria, España, Grecia, Hungría, Portugal, Polonia, Yugoslavia y otros. Los totalitarios lo prohibían por ser un manual para revoltosos; los democráticos, por lo mismo. Según el autor, el propósito era mostrar como se conquista un estado moderno y como se le defiende, porque “la historia de los últimos años es […] de la lucha entre los defensores del principio de la libertad y la democracia, esto es, del estado parlamentario, contra sus adversarios”.

Malaparte afirma que es posible, en cualquier país democrático, dar un golpe de Estado, aún sin una situación crítica y sin el apoyo de masas. Basta un grupo que frene la maquinaria estatal y tome el poder sin confrontar la fuerza adversaria. En Rusia, el gobierno Kerensky protegió los órganos políticos, pero Trotsky ocupó los órganos técnicos. Luego intentó lo mismo, en 1920, contra Stalin, pero Stalin uso cuerpos especiales de defensa que obraban sobre el mismo plano técnico. En Italia, al gobierno lo defendían los sindicatos de Giolitti y la policía; los grupos fascistas neutralizaron ambos, tomaron el sistema ferroviario y fueron en trenes a Roma a sacar al gobierno de Luigi Facta. El rey, Víctor Emmanuel III, con Roma en camisa negra, encargó a Benito Mussolini, la formación del gobierno y legalizó el golpe.

La estrategia es la de siempre: concentrar las fuerzas en el punto más sensible del adversario, que en un estado moderno son los servicios públicos y los medios de comunicación.

Las debilidades del Estado moderno

El problema central del Estado moderno es la representación de la voluntad popular. Con los sistemas actuales de sufragio periódico, el elector delega su voluntad política con el voto y la soberanía popular se desplaza a sus representantes. En realidad, se desplaza a los partidos políticos, que suelen ser poco democráticos y por eso vemos perpetuarse las camarillas de los mismos en el poder, jugando a las sillas ministeriales.

Esa perversión existe por la pérdida del sentido comunitario, que es la base implícita de la representación; en su lugar ahora se consulta a masas desconectadas, amorfas, fáciles de manipular, como dice José Ortega y Gasset en La Rebelión de las Masas. La representación y la base social amorfa, promueven una clase de políticos profesionales que se constituye en una oligarquía que defiende por igual intereses propios o de particulares, en un clima de confusión irresponsable, como dice Alain de Benoit. Son gobiernos elegidos que no trabajan por los intereses de la gente y del país; son gobiernos de Partidocracia, como ya decían en los 60 Giuseppe Maranini, Georges Burdeau, Maurice Duverger y otros sociólogos políticos. La partidocracia siempre servirá intereses propios y no de esa mayoría que engatusa con cuentos ideológicos, slogans, promesas mentirosas y onerosos espectáculos de movilización.

En el estado moderno, las telecomunicaciones son el principal instrumento para orientar esa opinión pública informe y llevarla hacía los objetivos que se desean, al punto de que se convirtieron en importante arma de guerra. Arma para la guerra cultural y psicológica, la de desinformación y propaganda; cuyo último frente operativo son Internet y las redes sociales.

Los golpes de Estado desde la Segunda Guerra Mundial

Antes de la Primera Guerra Mundial, la política imperialista de Gran Bretaña y Francia solía cambiar los gobiernos hostiles mediante intervención militar. Los Estados Unidos cultivaron siempre, sobre todo en América Latina, el golpe de Estado militar. A partir de la Segunda Guerra Mundial la técnica cambio y se comenzó a derrocar gobiernos elegidos por sufragio, organizando turbas que le dan al golpe un aspecto de rebelión popular. También se comienza a llamar al Golpe de Estado con el más aséptico término de Cambio de Régimen, porque se usa decir régimen a un gobierno que se eterniza en el poder sin celebrar elecciones.

Un golpe de Estado bien documentado, que muestra la evolución del progreso técnico es el de Irán, en agosto de 1952. Los datos los tomo del agudo y delicioso libro de Kart Meyer y Shareen Blair Brysac, titulado “Kingmakers, the invention of the modern Middle East”.

El fondo del asunto era, como ahora, el petróleo. El 15 de marzo, 1951, ante la negativa británica de aumentar la participación de Irán en la renta petrolera, el parlamento iraní (Majlis) nacionalizó la Anglo-Iranian Oil Company. El Shah Reza Pahlevi nombró primer ministro a Mohammad Mossadeq, promotor de la nacionalización y jefe del Frente Nacional. Los británicos amenazaron, movieron barcos de guerra, cerraron la refinería de Abadan, impusieron sanciones económicas, congelaron fondos iraníes en el exterior y decretaron un bloqueo petrolero. Como hace Estados Unidos ahora.

Los Americanos no apoyaron a los ingleses y mandaron un agente, Kermit Roosevelt, a preparar el propio golpe, bajo el nombre de Operación AJAX. Los ingleses le dejaron una red de anglófilos y enemigos de Mossadeq, dirigida por los hermanos Rashidian, importadores de productos ingleses, que demostraron habilidad en organizar turbas callejeras. Bajo presión, el Shah intentó sin éxito destituir a Mossadeq, en julio de 1952. Para entonces ya existía una alianza entre la CIA y el M16 y la operación AJAX había sido aprobada en junio.

La CIA envió caricaturas de Mossadeq y afiches a Teherán y empezó la campaña para desacreditar el gobierno de Mossadeq. Artículos sobre el peligro comunista en Irán fueron plantados en la prensa local e internacional. Se orquestó redes de inteligencia, se contrató agentes provocadores y especialistas en violencias que pudieran atribuirse a los comunistas. Se distribuyeron armas a las tribus. Se torturó y mató al Jefe de la Policía de Teherán. El Gran Ayatollah lanzo fatwhas (condenas) contra los comunistas.

El 25 de julio, Kermitt Roosevelt, bajo el nombre de James F. Lochridge, llegó a Teherán con $100.000 en billetes iraníes de baja denominación. Los americanos escogieron al General Fazlollah Zahedi para remplazar a Mossadeq. En parte por su conocida poca simpatía por los ingleses y su anticomunismo. Su hijo, Ardeshir había estudiado en Estados Unidos y sirvió de enlace. El paso siguiente fue convencer a un Shah tembloroso -su alias en código era Boy Scout- de firmar un decreto nombrando a Zahedi primer ministro.

Mossadeq sabía que se preparaba un golpe y disolvió el Mahlis para impedir que la CIA obtuviera su destitución con sobornos. El Shah firmó los decretos nombrando a Zahedi y los envió a Mossadeq, pero Mossadeq, rodeado de tropas leales rehusó reconocer su autenticidad, mandó arrestar a Zahedi y radio Teherán denunció el intento de golpe. El Shah huyó a Roma

Zahedi esperaba en las montañas. Roosevelt diseminó en la prensa internacional noticias de la sustitución de Mossadeq por Zahedi. La Embajada de Estados Unidos imprimió millares de copias de los decretos y pagó agentes para su distribución. Turbas mercenarias ayudaban a militantes del partido comunista Tudeh a demoler estatuas del Shah. El 18 de agosto regreso de Suiza el Embajador norteamericano Loy Henderson y pidió a Mossadeq que enviase a casa a los partidarios suyos que manifestaban en las calles, porque de lo contrario evacuaría todos los residentes norteamericanos. Mossadeq cayó en la trampa y sacó a su gente de las calles.

El 19 de agosto los periódicos iraníes publicaron los decretos del Shah con el nombramiento de Zahedi. Tropas leales al Shah escoltaron a una turba organizada por los hermanos Rashidian. El modo era singular: armaron un espectáculo ambulante de circo que atraía gente, mientras tanto los actores gritaban consignas a favor del Shah y regalaban billetes de diez riales. En otros lugares grupos mercenarios armados de garrotes destrozaban las sedes del Frente Nacional y agentes de la CIA pegaban retratos del Shah en automóviles y muros.

En la tarde las turbas ocuparon el Ministerio de Relaciones Exteriores y la central de policía. Lo más importante fue la toma de la estación de radio y de la central de telégrafos -doctrina Malaparte- desde donde se victoreaba el alzamiento y se exaltaba al Shah. Tanques Sherman rodearon la sede del gobierno de Mossadeq, que escapó por los techos. Al otro día Zahedi se presentó a bordo de un tanque en Radio Teherán y allí se proclamó Primer Ministro. El golpe costó la vida a cerca de trescientas personas, según el New York Times. Las turbas aclamaban a Zahedi, al Shah y gritaban “America Zindabad!” (Viva América).

Entre un trago y otro

En la segunda postguerra, las conspiraciones norteamericanas en el Cercano Oriente se tejían desde el Bar del Hotel Saint George, en Beirut; según memorias de agentes famosos, como Miles Copeland (The Game Player). El hilo conductor era el oleoducto transarábico (Tapline) que debía unir los pozos de la Aramco en Arabia Saudita con el Mediterráneo. Eso resultó en una epidemia de golpes militares. En Siria, en 1949, hubo tres y otros en 1954 y 1970; en Egipto en 1952 y en 1956; en Irak en 1958. Con la crisis del Canal de Suez en 1956, Gran Bretaña quedó fuera del mundo árabe. Estados Unidos creó la Doctrina Eisenhower, que asistía a los árabes que resistieran la amistad del Egipto de Gamal Abdel Nasser o de la Unión Soviética.

Se brindó por golpes de Estado también en otras partes. En América Latina, los casos más notorios son: Arbenz en Guatemala, Perón en Argentina, Vargas en Brasil, Arosemena en Ecuador, Goulart en Brasil, Rojas Pinilla en Colombia, Bosh en Dominicana, Estenssoro en Bolivia, Allende en Chile, Bordaberry en Uruguay. En Asia, África y Europa también hubo víctimas: Congo, Sur Corea, Vietnam del Sur, Grecia, Ghana, Indonesia, la lista es muy larga.

El modelo de masas y prensa: la “revolución de color”

La implosión de la Unión Soviética y el descrédito del marxismo leninismo, coincidieron con la revolución mundial de la informática y de Internet. La nueva tecnología ayuda a la creación rápida de textos e imágenes y su comunicación inmediata; es como hecha a la medida para difundir propaganda y el eje de la capacidad técnica y la difusión esta en Estados Unidos. En esencia, se trata de movilizar masas, identificadas con un color, en la capital, para hacer huir a un gobierno débil. Si es un gobierno sólido, se crean pretextos ante la opinión pública mundial para una intervención militar, local o extranjera. Otro elemento complementario son las ONG y otros agentes, como Nacional Endowment for Democracy (NED), Freedom House, Open Society Institute o USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), que preparan ideológica y técnicamente cuadros que llevan a cabo el golpe y luego gobiernan para sus mandantes.

El primer golpe de masas y prensa se dio en Moscú, en 1993. Una campaña internacional de prensa convirtió al alcohólico de Boris Yeltsin, en un héroe que seguido de una turba y una compañía de tanques, bombardeó el parlamento ruso, recién elegido. Yeltsin nombró luego a Anatoly Chubais como Presidente de la Comisión de Propiedad Estatal, para vender, por centavos, las industrias del Estado a correligionarios y amigos, como la petrolera Yukos, que valía $70 millardos y la compró Mikhail Khodorkovsky, por $360 millones.

En 2002 se dio, en Venezuela, un efímero golpe de Estado cívico-militar, contra el Presidente Hugo Chávez. La oposición, demolida en las últimas elecciones, convocó a protestar. La multitud fue infiltrada por agentes provocadores para incitar una represión violenta. Ante la falta de represión, unos francotiradores mataron varios manifestantes. Fue el pretexto para que un grupo de militares arrestase al Presidente. Se formo un gobierno provisional, que cayó en dos días porque las guarniciones del interior no apoyaron y una multitud enardecida recorría el centro de Caracas, reclamando el regreso del presidente Chávez.

En 2003, se dio la primera revolución de color, en Georgia, para sacar a Eduard Shevardnaze, último canciller soviético y presidente de Georgia. Hubo elecciones el 2 de noviembre. El 22 los partidos derrotados convocaron a protestar frente al edificio donde el 23 debía reunirse el nuevo parlamento. Antes, el día 20, una emisora transmitió varias veces un documental sobre las protestas en Belgrado, en 2000, organizadas por Otpor, un grupo estudiantil, que sacaron a Slobodan Milosevic del poder. Días antes, gentes de Otpor dieron clases durante tres días sobre como tumbar un gobierno a más de mil estudiantes en Tibilisi. Los gastos fueron por cuenta del Open Society Institute, de George Soros. El 23, la policía custodiaba el Parlamento y grupos de activistas repartían miles de rosas a los manifestantes, un indicio de organización previa. (1) Fue cuando Mihail Saakashvili, abogado georgiano de New York, entró sin oposición y tomó el Parlamento con un grupo de activistas. Hubo complicidad: Tedo Japaridze, jefe del Consejo Nacional de Seguridad con Shevardnadze, fue su Ministro de Relaciones Exteriores.

En noviembre del 2004 Viktor Yanukovysh ganó las elecciones en Ucrania. Su rival, Víctor Yushchenko, tenía el apoyo de los medios ucranianos. Después de su derrota, se repitió la operación de Georgia. Se acusó de fraude y una turba desfiló por las calles de Kiev, con banderas anaranjadas, regalando rosas: la revolución naranja. Los medios amplificaron el desorden y bajo presión internacional, la Corte Suprema anuló la elección anterior.

La primavera árabe

En 2011, las noticias sobre rebeliones en los países árabes tenían algo de hollywoodiano. La narrativa de la prensa era la misma. Gente joven se comunica por Internet, protestan en las plazas, combaten la policía, el tirano huye, la tiranía colapsa y se llama a elecciones. El villano era un personaje con décadas de poder y pocos meses de vida, que ya era hora de remplazar. Era la “revolución de jazmines”; versión árabe de las revoluciones coloreadas.

Hubo un par de villanos que no conocían su guión: los de Libia y Siria. Se inventaron hechos para narrar sobre manifestaciones pacíficas, que, agredidas, se convertían en rebelión armada que merecía apoyo humanitario, con bombas y misiles. La “obligación de proteger”, como dijo la Secretaria de Estado, Hillary Clinton. En Libia, en Benghazi, la rebelión fue armada desde el inicio y apadrinada por el francés Bernard-Henry Levy. En Siria, con elecciones poco antes, hubo una protesta en que manifestantes y policías fueron muertos por francotiradores. Ambos países fueron atacados por mercenarios salafistas financiados y armados por Qatar y Arabia Saudita y apoyados por la OTAN: una intervención extranjera disfrazada de guerra civil. En Libia, después de 6 meses de bombardeos, la OTAN triunfó y entregó el gobierno a Al-Qaeda & Cia y ahora rige el caos. Siria se salvo de las bombas de la OTAN gracias al desgano de Gran Bretaña, al veto ruso y chino en el Consejo de Seguridad y a 13 barcos de guerra de esos dos países protegiendo su costa.

Las revueltas actuales en Ucrania y Venezuela

- Ucrania

Viktor Yanukovysh, el despojado en 2004, ganó las elecciones de 2010, sobre Yushchenko, que sacó 10% de los votos. La condena de Julia Timoshenko, que fuera Primer Ministro, por apropiación indebida, causó inquietud social. Ahora hay de nuevo protestas en Kiev. La narrativa de la prensa internacional sobre esas protestas, dice que son por el rechazo del gobierno ucraniano a una oferta de asociación de la Unión Europea. Pero el texto del acuerdo no es público y además sería difícil leer y entender sus densas páginas legales. Por el nombre, Acuerdo de Asociación Económica, es el mismo acuerdo tipo que la UE firmó con América Central y ofrece a los países suramericanos y africanos.

En Ucrania, como en el Cercano Oriente, se busca exasperar y aprovechar las divisiones religiosas y culturales para cambiar gobiernos e imponer políticos propios: divide et impera. La fractura en Ucrania existe desde la Segunda Guerra Mundial. Stalin desplazó Polonia hacía el oeste, en tierras alemanas, pero expulsó la población alemana. Ucrania recibió tierras polacas al oeste, pero sin expulsar a los polacos. Por esa razón existe en Ucrania una minoría que habla polaco y es católica. Mientras la mayoría es ortodoxa y habla ruso. No olvidemos que Ucrania es el origen de Rusia. El pueblo vikingo de los Russ creó primero el Reino de Kiev y desde allí se expandió hacia el este y el sur, en lo que ahora es Rusia.

En Ucrania se quiere repetir la revolución naranja, pero con armas. En cualquier país sería inaceptable la activa y pública intervención de funcionarios europeos y norteamericanos azuzando las protestas. El objetivo de la intromisión es “cambio de régimen”, como dijo la Secretaria de Estado adjunta, Victoria Nuland, cuando admitió, en un encuentro del Nacional Press Club, patrocinado por Chevron, que los Estados Unidos han invertido 5 millardos fomentando la agitación en Ucrania. El nombre del títere que quiere imponer, Arseni Iatseniouk, afloró en una conversación suya con el embajador en Kiev, Geoffrey Pyatt, que fue interceptada.

En este momento las protestas ya son insurrección armada, contra una policía desarmada, por lo que ya van 105 policías heridos de bala y 35 muertos. Eso obligó al gobierno a equipar con armas la policía para que pueda defenderse. El gobierno ucraniano calcula que en el centro de Kiev hay unos 5 mil activistas extranjeros entrenados en desatar violencia. Muchos vienen desde Moldavia, según la prensa del Transdniester, otros de Polonia. Rusia debe apoyar con firmeza a Ucrania contra la ingerencia de países de la OTAN en los asuntos ucranianos. (*)

- Venezuela

El pasado 8 de diciembre tuvieron lugar en Venezuela elecciones para consejos municipales, de las que la oposición quiso hacer un de referéndum sobre la contestada legitimidad del presidente Nicolás Maduro. La oposición (MUD) sacó un decepcionante 42,2% de los votos. Es inesperado que después de una elección desfavorable tan reciente, la oposición salga a las calles a pedir la renuncia del presidente.

Es cierto que en Venezuela hay muy graves problemas de seguridad, abastecimiento y solvencia fiscal que siguen sin resolverse. Es cierto que la permanencia en el gobierno de las mismas personas que no supieron resolverlos es mal augurio para una pronta y eficaz solución. Pero es cierto también que el gobierno tuvo una reciente confirmación de su respaldo electoral y su fuerza callejera.

Las protestas y movilizaciones de la oposición tienen un objetivo confesado por sus propios dirigentes: cambio de régimen. La constitución venezolana ofrece la posibilidad de hacer un referéndum revocatorio a mitad del ejercicio presidencial y se puede cambiar de régimen con impecable legalidad democrática. Se trata de un impaciente berrinche de los opositores -o de sus mandantes- que no quieren esperar la ocasión de hacerlo por la vía legal. Es siempre ilegal derrocar al gobierno elegido y el riesgo es ser acusado de causar muertes con disturbios fuera de lugar, amén de causar agotadoras pérdidas de tiempo y dinero.

La técnica utilizada es la de otros golpes recientes: una campaña de prensa con exageraciones, alimentada con mensajes sin verificar; siembra de mentiras en redes sociales; entrevistas selectivas en la prensa internacional; condena a la supuesta violencia por ciertos gobiernos; fotografías retocadas de protestas masivas, para efectos de propaganda. Todo dirigido a crear ante la opinión internacional un clima propicio para una intervención “humanitaria”. Por fortuna hasta ahora sólo hay nueve muertos, entre oposición, policía, chavistas y transeúntes. Con esa cifra, lamentable, pero baja de víctimas, no es creíble la denuncia de represión salvaje, por quienes invocan la protección de los marines. Hay una indicativa inversión de estereotipos durante la tentativa de golpe. En las alcaldías socialistas hay normalidad y calma; en las de oposición liberal, reinan la agitación y el odio.

Conclusiones y precauciones

Las técnicas para golpes de estado o cambio de régimen evolucionan. La informática y los medios de comunicación son hoy armas de guerra muy efectivas. Los países que quieran mantener su independencia deben crear y mantener alianzas con dominio técnico en ambos, para defender eficazmente la soberanía y los intereses nacionales o regionales. Hay también que crear equipos de gente con la capacidad cultural para captar los hechos importantes, entender su sentido y anticipar, capaz de analizar información en los principales idiomas, y transmitir en ellos mensajes convincentes. Se debe entrenar a periodistas, analistas y diplomáticos para que sean competentes, mundanos e interesantes. No todos los países independientes tienen la misma capacidad, por ello conviene aliarse y abrir los rangos a quienes pueden aportar mejoras a la eficiencia de la gestión.

Para evitar golpes de Estado por obra de minorías entrenadas, los gobiernos deben: a) tener respaldo de masas organizadas para neutralizar turbas mercenarias; b) mantener seguridad en los servicios públicos (electricidad, transporte, TV, radio, teléfonos, agua, etc.); c) tener medios para difundir la versión verdadera de la noticia; d) vigilar las actividades en el país de asociaciones extranjeras; f) vigilar el ingreso de fondos del exterior para grupos nacionales. Vis pacem, para bellum.

* Esta nota fue redactada antes del triunfo del golpe de Estado en Ucrania.

Nota:
1) http://www.worldpress.org/print_article.cfm?article_id=1805

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El blanco es Venezuela

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Helvey: "Estos pilares sostienen al gobierno igual que mis dedos sostienen este libro: la policía, las comunidades, las instituciones religiosas, los trabajadores, lo que sea; cada organización. Y a medida que se van debilitando y empiezan a derrumbarse, el gobierno se derrumbará cuando los pilares estén rotos. Lo ideal es que esos pilares no queden destruidos, sino que sean traspasados al movimiento democrático".



Estados Unidos se propuso derribar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro con la técnica del “Golpe Suave”, basada en la apariencia de “no violencia”, un arma política teorizada desde el siglo pasado por el estadounidense Gene Sharp (1), y llevada a lo político-militar por Robert Helvey, coronel (r) del ejército de Estados Unidos a través de la Albert Einstein Institution, que utiliza post-morten el nombre del científico pacifista.

El dúo Sharp/Helvey, cuyos entrenamientos generan gran violencia bajo una apariencia “no violenta”, resulta poco conocido para el grueso público, aunque en un documental (2) alardean de sus experiencias de injerencia “no violenta”, que incluyen lucha armada, en Birmania, Serbia, China (hubo un intento de Helvey y su ayudante Bruce Jenkins de “asesorar” en la Plaza Tian'anmen, en Pekín, 1989, pero fueron expulsados de esa nación), Serbia, Lituania y ahora Ucrania y Venezuela.

Estados Unidos persigue en Venezuela dos botines, uno político y otro económico: derribar a Nicolás Maduro y hacerse del petróleo, que motoriza la historia política venezolana del último siglo. La metrópolis está irritada porque Venezuela le vende cada vez menos combustible, mientras aumenta sus exportaciones a China, India, Latinoamérica y el Caribe. Según la agencia Blomberg (2-2-2014), “las ventas de energía de Venezuela a los Estados Unidos se encaminan a los niveles más bajos en 28 años”. (3)

La estrategia Sharp/Helvey requiere la caja de resonancia mundial de los grandes medios informativos, una auténtica cortina de hierro (pero mediática) que controla la mente de gran parte de la audiencia, incluso de sectores democráticos y progresistas, en nombre de la “libertad” y “la democracia”, mientras se ejecuta todo lo contrario en los procesos de derribar gobiernos hostiles para Washington. La “no violencia-violenta” suele ser el preámbulo de una guerra, que al comienzo muestra la imagen mediática de una “revolución de colores” o una “primavera”. Este es un cuento de nunca acabar que se repite sistémicamente en diferentes lugares del planeta. El neo-colonialismo estadounidense configura un poder mundial, político, militar y mediático compartido por Europa occidental.

Manuales Sharp-Helvey & CIA

Lo que está ocurriendo hoy en Venezuela no es casual, ni responde únicamente a la dinámica de la lucha de clases interna, o sólo a la iniciativa de los sectores fascistas de la burguesía y clase media alta local, sino a estrategias “no-violentas” largamente elaboradas por el gobierno de Estados Unidos, pensadas en el siglo pasado y reiteradamente experimentadas y “mejoradas” en diferentes países para derribar gobiernos, por ejemplo el financiamiento y entrenamiento del movimiento Optor de Serbia en 1998, la “revolución naranja” de Ucrania en 2004 (y el golpe de estado en curso hoy en 2014), además de los esfuerzos por la desestabilización en Venezuela.

En Ucrania hoy actúan "organizaciones fuertemente vinculadas a redes de ONGs de propaganda de Estados Unidos resueltas a «extender la democracia por el mundo» en sintonía con la ideología neoconservadora de supremacía del mundo occidental", escribieron el historiador Jon Kortazar Billelabeitia y otros nueve autores (4). "Suelen ser organizaciones que basan su lucha en la «no-violencia» según el manual del teórico Gene Sharp. El mismo Sharp admite que este tipo de lucha es más eficaz y «vendible» que el tradicional golpe de Estado militar -es más atractivo ver a jóvenes agitando banderas que a militares sacando tanques a la calle- , y remacha que «nuestra función es hacer abiertamente lo que la CIA hacía encubiertamente». En efecto, la misión de estas «organizaciones de colores» es pretender cambiar por medios no-convencionales el Gobierno o la política de países soberanos e incómodos a Estados Unidos".

Desde el primer manual de Sharp, «La política de la acción no violenta» (1973), la “no violencia” no excluye el destrozo de los “pilares” que sustentan al gobierno víctima, con énfasis en instituciones y bienes del Estado. Helvey, ex combatiente de Vietnam, “descubrió” a Sharp en Harvard University hacia 1983, cuando se desempeñó un año como investigador del ejército mientras su maestro impartía el Programa Sanciones No Violentas en el Centro de Asuntos Internacionales de esa universidad. El programa Sharp interesó a la OTAN para resistir una eventual “invasión roja” del Pacto de Varsovia - la fenecida alianza militar de los “países comunistas”- a Europa Occidental, proclamada como amenaza por Estados Unidos cuando gobernaba Ronald Reagan, quien re-calentó al máximo la “guerra fría”.



Mientras Sharp decía “Combatimos con armas psicológicas, armas sociales, armas económicas y armas políticas", Helvey llevó a la práctica sus teorías y sistematizó tácticas para derribar cualquier gobierno: "Estos pilares sostienen al gobierno igual que mis dedos sostienen este libro: la policía, las comunidades, las instituciones religiosas, los trabajadores, lo que sea; cada organización. Y a medida que se van debilitando y empiezan a derrumbarse el gobierno se derrumbará cuando los pilares estén rotos. Lo ideal es que esos pilares no queden destruidos sino que sean traspasados al movimiento democrático". (1)

La cuestión petrolera

Estados Unidos siente que "perdió" a Venezuela, más o menos como a Cuba, nación que ocupó militarmente en dos períodos (1898/1902 y 1906/1909), mantuvo su injerencia hasta la Revolución (1959), aún conserva la base de Guantánamo y fracasó en abril 1961 con la invasión de Playa Girón. A Venezuela la controló política y económicamente sin necesidad de invadirla, desde que emergió la explotación de petróleo - a comienzos del siglo 20- hasta el advenimiento de la Revolución Bolivariana liderada por Hugo Chávez desde 1998 y continuada hoy por Nicolás Maduro. Estas pérdidas de control e influencia le duelen tanto como una amputación a la política imperial neo-colonial. Hieren el “amor propio” y el "destino manifiesto" que sustenta la clase dominante del país del norte.

Por casi un siglo, el petróleo y los gobiernos venezolanos fueron manejados por Estados Unidos. "Todas las grandes conmociones políticas y golpes de Estado estuvieron relacionadas con el petróleo: no es posible explicar la historia política de Venezuela sin el petróleo", me dijo Arévalo Méndez, embajador de Venezuela en Chile, en una conversación reciente. Varios gobiernos fueron derribados incluso por pequeños cambios en la política petrolera, aunque ésta globalmente siguiera favoreciendo los intereses de las compañías energéticas de Estados Unidos, o por tímidas declaraciones de intención de no renovar ciertas concesiones. “Así como el petróleo, los "petrodólares" tampoco eran de Venezuela, ni siquiera tras la nacionalización de 1976; ahora los estamos recuperando”, dijo Méndez.

El fracasado golpe de 2002 paralizó la industria petrolera y puso al descubierto que las operaciones de Petróleos de Venezuela (PDVSA) aún eran controladas por empresas de servicio estadounidenses, por ejemplo las que manejaban el software de las operaciones de almacenado y embarque, y la corporación petrolera estatal todavía estaba sometida a una mafia de ejecutivos que respondía más al interés de Washington que al de Venezuela.

Hoy Venezuela está recuperando sus "petrodólares" con nuevas políticas de manejo de divisas para evitar su fuga ilegal, explicó el Embajador. Y Blomberg advirtió el 2 de febrero que "las exportaciones de crudo y productos del petróleo a los Estados Unidos promediaron 792.000 barriles por día en los primeros once meses de 2013. Sería el ritmo anual más bajo desde 1985, de acuerdo con los datos que publicó ayer [1-2-2014] el sitio web de la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos".

Las ventas más bajas en 28 años obligan a las refinerías de la Costa del Golfo - adecuadas al petróleo liviano local y venezolano- a satisfacer la creciente demanda interna aumentado "al nivel más alto en un cuarto de siglo la explotación de las rocas de esquisto", o sea, petróleo súper pesado que se extrae de formaciones bituminosas, de procesamiento más oneroso. En otras palabras, sólo el 30% de la producción petrolera venezolana se está enviando a Estados Unidos mientras crece la demanda desde otras latitudes. En diciembre 2013 se produjeron 2,45 millones de barriles diarios, según Bloomberg. La producción en 2014 alcanzaría a 4 millones de barriles/día, según anunció PDVSA a mediados de 2013.

Las crecientes exportaciones a China, India y a otros países son criticadas como "malos negocios" por la prensa internacional especializada, que coadyuva a la matriz ideológica-mediática de que nada es mejor que someterse al sagrado control estadounidense, sinónimo de “libertad y democracia”. “Venezuela pierde al venderle crudo a China, que es un mercado en el que obtiene menos cantidad de dinero”, dijo John Auers, vicepresidente sénior de Turner Mason Co., consultora de este sector industrial, en una entrevista telefónica desde Dallas con Blomberg. “Lo hacen a pesar de sí mismos, ya que no le quieren vender a Estados Unidos”. Además, esas ventas duelen e irritan a la superpotencia neo-colonial, que ya ha mostrado cómo acentúa su pre-disposición "natural" a la guerra cuando se trata de apoderarse del petróleo de otros países, como demostró recientemente en Irak y Libia, honrando su "destino manifiesto" de imponer en a todo el orbe su particular concepto de "libertad y democracia".

Utilización del nombre de Albert Einstein

En 1983 Sharp fundó en Boston su fachada ideológica, la Albert Einstein Institution, que le permitió aplicar sus modelos en situaciones concretas con dinero de los contribuyentes estadounidenses, reveló un acucioso reporte del periodista y escritor francés Thierry Meyssan, publicado en enero 2005 en la Red Voltaire. (5)

Meyssan recordó hace casi 10 años que en 1985 Sharp publicó en Londres Making Europe Unconquerable: The Potential of Civilian-based Deterrence and Defense (Construyendo una Europa invencible: el potencial basado en la disuasión y defensa civil), cuya segunda edición (6) lleva un prefacio de George Kennan, teorizador considerado “el Padre de la Guerra Fría”, aunque años más tarde fue dejado de lado y olvidado por el gobierno estadounidense porque cambió de opinión y concluyó que ya no existía “el peligro de expansión soviética”. En 1987, la asociación de Sharp fue financiada por el Instituto de Estados Unidos para la Paz, que acogió seminarios para instruir a sus aliados en defensa basada en desobediencia civil.

La pregunta es “¿por qué aparece el nombre de Albert Einstein como si hubiera respaldado las andanzas de Sharp, Helvey & CIA?”. Meyssan lo explicó así en 2005: “Se trata de un nombre no sospechoso. El primer libro de Gene Sharp sobre los métodos de Gandhi comenzó con un prefacio firmado por Albert Einstein, aunque el libro fue escrito en 1960, cinco años después de la muerte del genio. Por lo tanto, Albert Einstein no escribió nada para el trabajo de Sharp. Todo lo que Sharp hizo fue reproducir un artículo sobre la no violencia escrito por el científico”.

El general Edward B. Atkeson, más tarde experto del CSIS (sigla en inglés del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales) y gerente de la Asociación de Antiguos Oficiales de Inteligencia (AFIO), fue integrado al instituto, con el visto bueno del ejército y la CIA, adscrito al aparato encubierto de interferencia estadounidense en asuntos de los estados aliados. Así, explotando la moralidad de los medios de acción “no-violentos”, se evitaron debates sobre la legitimidad de esas acciones. La no-violencia era aceptada como buena por sí misma y, siendo parte integral de la democracia, facilitaba el disfraz de acciones encubiertas que intrínsecamente no son democráticas, escribió Meyssan.

Cuando la CIA advirtió lo útil que podría ser la Albert Einstein Institution introdujo en el juego al coronel Robert Helvey, veterano de Vietnam, experto en acciones clandestinas y ex decano de la Escuela de Formación de Agregados Militares de las Embajadas. En 1988, "Bob" Helvey viajó a Birmania para aplicar allí las elucubraciones de Gene Sharp adiestrando a la oposición en estrategias no violentas de crítica a la junta militar más cruel del mundo, pero sin cuestionar el sistema. Helvey, que ya había estado en Birmania como agregado militar (1983-1985), pudo identificar a los opositores "buenos" y a los opositores "malos" para Washington en un momento crítico: la verdadera oposición, encabezada por la señora Aung San Suu Kyi, fue etiquetada como amenaza para el régimen pro-estadounidense. La líder, quien sustentaba una política no-violenta verdadera, pasó 15 años encarcelada o en arresto domiciliario. Sólo en 2012 pudo ir a Oslo a recoger el Premio Nobel de la Paz que le fue otorgado en 1991.

El trabajo de «Bob» fue fácil. Desde que fue agregado militar en Rangún (1983-85) todo el mundo sabía que ayudó a estructurar la dictadura. En su doble juego, el coronel Helvey dirigió simultáneamente una acción clásica de apoyo militar a la resistencia de la etnia Karen: proporcionó armas para controlar a una guerrilla limitada que le servía a Washington para poder mantener a la junta militar bajo presión.

Esta vez “Bob” no utilizó la expresión “no-violencia” porque no le agradó al general Bo Mya, jefe del ejército Karen y presidente de la Unión Nacional Karen, según un relato de propaganda del propio Helvey en el Peace Magazine que es una caja de resonancia del instituto (7). En definitiva, Helvey consiguió que el desconfiado general Bo Mya aceptara "desafío político" en reemplazo de “no-violencia”. Para venderle las ideas de Sharp utilizó el mismo cuento de “los pilares” que deben derrumbarse con la violencia de la acción “no-violenta”. Según su propio relato, “Tomé un pequeño plato en la mano y lo levanté con tres dedos. Le dije: ‘Mis dedos son los pilares de apoyo. ¡Observe qué le ocurre a la placa cuando se socavan sus pilares’! Se dejó convencer. Entonces le expliqué cómo, con esa comprensión teórica, se podría socavar deliberadamente estos pilares de apoyo y capacitar a la gente para resistir y desafiar” (6). Pero no contó cuánto dinero gastó Estados Unidos en esta débil guerrilla opositora, más bien simbólica, controlada por la CIA para manejar mejor a un gobierno también controlado por Washington.

Recuento de fechorías “no violentas” descritas por Thierry Meyssan

- En 1989, Sharp comenzó a asesorar a movimientos anticomunistas. Participó en la creación de la Alianza Democrática de Birmania, una coalición de notables anticomunistas que rápidamente se unió a la dictadura militar.

- Por esa fecha asesoró al Partido Democrático Progresista de Taiwán, que favoreció la independencia de la isla de China.

- También unificó la oposición tibetana bajo el Dalai Lama.

- Trató de formar un grupo disidente de la OLP con "nacionalistas palestinos que detendrían el terrorismo", que fueron entrenados en secreto en la embajada estadounidense en Tel Aviv con apoyo del coronel Reuven Gal, director de la división de Acción Psicológica de las fuerzas armadas israelíes.

- En junio de 1989, con su ayudante Bruce Jenkins, Robedrt Helvey fue a Beijing, dos semanas antes de los acontecimientos de Tiananmen, pero ambos fueron expulsados por las autoridades chinas.

- En febrero de 1990, la Albert Einstein Institution organizó una Conferencia sobre las Sanciones No Violentas que reunió a 185 expertos de 16 países, dirigida por los coroneles Robert Helvey y Reuven Gal, en el inicio de una cruzada anticomunista internacional en pro de la acción no violenta.

- Thomas Schelling, economista, académico y consultor de la CIA, se incorporó al Consejo de Administración de la Institución cuyo presupuesto fue reforzado por el Instituto Republicano Internacional (IRI), una de las cuatro ramas de la National Endowment para la Democracia (NED/CIA).

- En octubre de 1990, Sharp y su equipo entrenaron en Suecia a varios políticos lituanos en la organización de una resistencia popular contra el Ejército Rojo.

- En mayo de 1991, cuando estalló la crisis y Gorbatchov desplegó sus fuerzas especiales, Sharp fue el asesor de Sajudis, partido separatista (Perestroika Initiative Group) y se mantuvo cerca del líder Vytautas Landsbergis.

- En junio de 1992, Audrius Butkevicius, ministro de defensa de la Lituania independiente, organizó un simposio para agradecer el papel de la Albert Einstein Institution en la independencia de los países bálticos.

- En 1998, la Albert Einstein proporcionó ideología y técnica a Otpor («Resistencia»), un grupo opositor de Slobodan Milosevic, con un presupuesto de 25 millones de dólares reconocidos por Helvey.

- Al mismo tiempo, intervino en la provincia de Kosovo para entrenar el LDK de Ibrahim Rugova, pero resultó inútil para Washington durante la guerra de Kosovo.

- Otpor se convirtió rápidamente en una opción para derrocar en Serbia a Slobodan Milosevic, muy popular por resistir a la OTAN.

- Helvey entrenó líderes de Otpor en seminarios en el hotel Hilton de Budapest (el dinero no era un problema para derrocar al último gobierno comunista de Europa), en una operación a cargo del agente Paul B. McCarthy, discretamente instalado en el hotel Moskva de Belgrado hasta la renuncia de Milosevic, en octubre de 2000. El Instituto Republicano Internacional (IRI), del partido homónimo, contribuyó a los gastos, que por lo menos ascendieron a 25 millones de dólares reconocidos por Helvey (7).

- En septiembre de 2002, Sharp capacitó en La Haya a miembros del Consejo Nacional Iraquí, quienes se preparaban para regresar a Irak con el ejército estadounidense.

- En septiembre de 2003, la Albert Einstein Institution asesoró a la oposición de Georgia para cuestionar los resultados electorales y forzar la renuncia de Eduard Shevardnadze con las manifestaciones de la «Revolución de las Rosas».

- Después del fracaso del golpe organizado por la CIA en Venezuela, en abril de 2002, el Departamento de Estado contrató a la Albert Einstein Institution para asesorar a los derechistas de cara al referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez.

- Sharp y su equipo adiestraron a los dirigentes de Súmate ante las manifestaciones de agosto de 2004 y luego instruyeron a la derecha para cuestionar los resultados electorales y exigir la renuncia del Presidente. Se las arreglaron para llevar a la burguesía a la calle, pero el gobierno popular de Chávez fue más fuerte y en definitiva, los observadores internacionales no tuvieron más remedio que reconocer la victoria de Hugo Chávez.

- Sharp falló en Bielorrusia y Zimbabwe porque no pudieron reclutar y entrenar oportunamente la cantidad necesaria de manifestantes.

- En la «Revolución Naranja», en noviembre de 2004, aparece de nuevo al coronel Robert Helvey en Kiev (Ucrania).

- Por último, la Albert Einstein Institution comenzó a entrenar a los agitadores iraníes. Etcétera…

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno.

Referencias:
1) Video (7,5’) de Karen Méndez "Del Gorilismo al Golpe Suave” en http://www.youtube.com/watch?v=8Hm_fsH3oWs
2) Cómo empezar una revolución: http://www.youtube.com/watch?v=L_m_W50Pzls
3) http://www.elmostradormercados.cl/bloomberg/las-ventas-de-petroleo-de-venezuela-a-ee-uu-caen-a-nivel-mas-bajo-en-28-anos-muestran-el-costo-de-china/
4) Los otros co-autores son Asier Blas; Axier Lopez; Beatriz Esteban; Ibai Trebiño; Joseba Agudo; Marikarmen Albizu; Nerea Garro; Ruben Sánchez Bakaikoa y Xabier De Miguel, militantes internacionalistas. http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article63438
5) Thierry Meyssan, 4-1-2005: The Albert Einstein Institution: non-violence according to the CIA http://www.voltairenet.org/article30032.html
6) Making Europe Unconquerable: The Potential of Civilian-based Deterrence and Defense. Taylor & Francis Publishing House, Londres, 1985. La segunda edición incluye un prefacio de George F. Kennan, Ballinger Publishing House, Massachusetts, 1986.
7) Entrevista a Robert Helvey de Metta Spencer, Revista Paz, enero-marzo 2008 , página 12 http://peacemagazine.org/archive/v24n1p12.htm

A propósito de Venezuela

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Si el Siglo XXI define el “cambio político” para la región Nuestramericana, en buena medida se debe al proceso iniciado en Venezuela desde 1999, con la asunción presidencial de Hugo Chávez Frías.

Claro que también fue posible, esencialmente, por el accionar popular en el caracazo en 1989, que visibilizó la masiva resistencia a las políticas de ajustes neoliberales. Fueron resistencias que se generalizaron en los noventa en nuestra región.



Es cierto también que el proceso venezolano se benefició de la persistencia del proyecto revolucionario en Cuba. La revolución en Latinoamérica está marcada por el triunfo de 1959 y la gran experiencia en renovación recurrente, aún con caídas de otros procesos que intentaron la construcción socialista.

Es más, ambos procesos, Cuba y Venezuela, redefinieron desde fines del 2004 el proceso de integración regional con la aparición del ALBA, que luego del 2006 será ALBA-TCP (tratados comerciales de los pueblos) con la inclusión boliviana en la construcción de la integración alternativa.

La iniciativa por expresar regionalmente cambios nacionales facilitó la extensión del ALBA-TCP como una serie de instrumentos y propuestas de integración y articulación, algunos demorados como “petroamérica” o el Banco del Sur. Se subrayan por su visibilidad, la UNASUR y la CELAC, con destacado cierre reciente en La Habana, donde los excluidores bloqueadores quedaron excluidos.

El conjunto de mandatarios presentes en la isla y los encuentros con Fidel marcaron el límite de lo permitido por el imperialismo, a saber, EEUU y las clases dominantes en nuestros países.

Se trata del punto límite para acelerar procesos políticos, sociales, culturales, económicos, que retrotraigan la situación de la región latinoamericana a la dinámica de acumulación de poder en los años noventa del siglo pasado.

Intentan retrotraer la historia

Había antecedentes cercanos con Haití, Honduras y Paraguay, aunque las amenazas principales se orientaban históricamente a Cuba y más recientemente a Venezuela. Por si hay dudas está el intento fallido de golpe del 2002, rechazado por la inmensa participación popular y la intervención de las Fuerzas Armadas.

La respuesta al golpe del 2002 en Venezuela fue el fortalecimiento del proyecto bolivariano, asumiendo el dominio de la empresa petrolera para definir el uso de la renta petrolera, base de la riqueza y la economía venezolana. Fue la medida de cambio estructural más importante, la que permitió financiar las misiones con alto impacto social. Pero también, desde la gestión del chavismo se intervino en la OPEP para generar condiciones de recomposición del precio internacional del petróleo.

Venezuela y el chavismo, fenómeno popular masivo, generaron así condiciones de posibilidad política para inducir condiciones económicas favorables al proceso de emancipación.

Al mismo tiempo, ese proceso generó la condición de posibilidad económica para el cambio político, no solo en el país, sino en la región y con pretensión global.

En definitiva, es la dialéctica entre política y economía, imprescindible para comprender el proceso de transformación y cambio político en la región, amenazado por las fuerzas de las clases dominantes que pretenden retrotraer la situación y asumir la vanguardia en la definición del curso de los acontecimientos.

La consolidación del cambio político en Nuestramérica tiene el sello de esos procesos, que se tiñeron de anticapitalismo ante la formulación de Chávez de que el capitalismo no tiene soluciones para los pueblos y por ende había que construir el socialismo de este siglo, en clara lectura crítica del socialismo real. La democracia participativa sería nuevo símbolo de la construcción del socialismo.

No hay dudas que la situación latinoamericana se modificó sustancialmente con los aportes transformadores provenientes de Venezuela y la nueva impronta generada por la integración alternativa. Las clases dominantes despliegan una dura batalla para revertir la ofensiva popular.

La batalla se juega hoy en Venezuela

Chávez murió y quedaron las incógnitas del futuro. Ante la pregunta de la eventual desaparición del líder, reflexionábamos que si el proceso era genuino, sobreviviría e incluso avanzaría.

El desafío estaba especialmente en el plano de la economía, que presentaba deterioros visibles desde el 2009, con desabastecimiento, inflación y especulación con las divisas. Pese al control de cambios entre 2003 y 2013 son gigantescas las transferencias al exterior, incluidas remesas por cancelación de deuda. Manuel Sutherland denuncia fuga de capitales al exterior del sector privado entre 2003 y 2013 por 111.000 millones de dólares(1), y refiere en otro artículo que el total por transferencias de capital al exterior suman entre 2003 y 2013 unos 224.905 millones de dólares.(2)

Esa fuga de capitales impacta en caídas importantes de reservas y genera descontento social, incluso en sectores afines al gobierno. Sobre ese descontento se disputa electoralmente la hegemonía durante el 2013, ya sin Chávez en la disputa física. El modesto triunfo de Maduro en abril para las presidenciales, se extendió sobre fines de año en las elecciones municipales.

El chavismo había pasado una prueba importante, claro que para ello necesitó de algunos cambios económicos que mostraron al pueblo la decisión de avanzar en la profundización del cambio. Fueron medidas en el marco de otras que afectaron los intereses de los sectores de menores ingresos, por caso la devaluación.

Ante el fracaso de la estrategia electoral, el anti chavismo de las clases dominantes decidió la disputa callejera con agresivas movilizaciones orientadas a disputar el gobierno y el poder.

Pudo causar sorpresa la respuesta luego de los triunfos electorales, que se suman a varios otros en 14 años. El chavismo ha sido invencible hasta el momento en contiendas electorales. La participación y la movilización popular han sido emblemáticas en la construcción del poder del chavismo.

La respuesta gubernamental a la nueva ofensiva de las clases dominantes está combinada de un llamado a la paz, con la utilización de mecanismos legales para frenar acciones contra la ley, e incluso medidas económicas para morigerar la situación. La última de ellas es el cambio de la ley de ilícitos por una nueva que favorece el intercambio de divisas entre privados. Con ello intenta descomprimir las presiones sobre el mercado cambiario, y mejorar la situación del gobierno y de PDVSA, que también disputan las divisas.(3) Como señala Sapir, PDVSA SUFRE el régimen cambiario por tener que liquidar sus exportaciones al tipo de cambio oficial y sustentar su gasto y costo, muchas veces, al tipo de cambio paralelo. Es que esos costos y gastos están influidos por una inflación que llegó al 56% para el 2013.

Solidaridad y lucha por la profundización del cambio

Es contundente la solidaridad internacional con la lucha del pueblo venezolano contra los intentos desestabilizadores de las clases dominantes y del imperialismo.

Constituye una realidad que asume el pueblo venezolano en su propia movilización en defensa de lo logrado y en avanzar en la profundización de los cambios estructurales, los que solo serán posibles si se asumen desde el protagonismo popular.

Muchos análisis llegan desde Venezuela y señalan que un límite para avanzar y profundizar es la corrupción, histórica en la cultura del país, pero también, las tendencias conciliadoras existentes al interior del proceso político venezolano.

Por eso vale recordar el 2002 y la lucha popular en contra del golpe, la organización de quienes apostaron a profundizar el proceso, a la apropiación integral para la gestión estatal de PDVSA y pocos años más tarde a pronunciarse por el socialismo.

Retomar con más fuerza el proyecto socialista supone terminar con las inequidades que expresa la brecha cambiaria, cargando el costo sobre las clases dominantes. Implica asumir una política económica que combata la corrupción y asuma con consenso social amplio las reformas estructurales pendientes, para la nacionalización del comercio exterior y la banca, como en una reforma tributaria progresiva y asumir la asignatura pendiente de un proyecto productivo socialista, con diversificación productiva para eliminar la dependencia que hoy caracteriza el abastecimiento de la población.

La batalla se juega en Venezuela y los resultados inciden sobre el conjunto de la región, donde se dirime el rumbo de potenciar el cambio político o retroceder al programa de la liberalización, hegemónico en los 90´. Es un tiempo de definiciones que requiere de las fuerzas populares revalidar al proyecto contra la mercantilización y la liberalización para afirmar un proyecto emancipador.

Notas:
1) Manuel Sutherland - www.aporrea.org “Fuga de capitales (Venezuela y A.L.), fraudes, devaluación y la Estatización del comercio exterior” 21/12/2013 - http://www.aporrea.org/tiburon/a178809.html
2) Manuel Sutherland - www.aporrea.org “Las nuevas medidas económicas del gobierno, crítica a la devaluación y alternativas socialistas”. 06/02/14 - www.aporrea.org/actualidad/a181446.html
3) Jacques SAPIR. La situation économique au Venezuela, 18 février 2014. Le Grand Soir. http://www.legrandsoir.info/la-situation-economique-au-venezuela.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Venezuela: democrática y bolivariana

Adolfo Pérez Esquivel

Venezuela se encuentra amenazada por intentos golpistas de la derecha latinoamericana y el gobierno de los Estados Unidos, no es algo nuevo y sobre esto ya no quedan dudas. Todos los países latinoamericanos a través de la CELAC, la UNASUR, el Mercosur y el ALBA han emitido pronunciamientos conjuntos reconociendo el intento de desestabilización de la democracia venezolana, expresando su solidaridad y la necesidad de diálogo.

La solidaridad con el pueblo venezolano y su gobierno es un gran desafío para toda Nuestra América. Resulta preocupante y dolorosa la intensidad de la violencia desatada, provocando muertes, heridos y daños materiales.

El ex Presidente Hugo Chávez ganó sus últimas elecciones por más de 10%. Como lamentablemente no pudo asumir a tiempo se llevaron a cabo nuevas elecciones con observadores internacionales y no quedaron dudas de la legitimidad del nuevo presidente. Ganó Maduro y una vez más ganó el proyecto bolivariano iniciado por Chávez, porque las mayorías venezolanas entienden que su país ha mejorado y es más igualitario.

En efecto, gracias a este proceso, Venezuela por primera vez en su historia pudo ser dueña de sus propios recursos petroleros y ponerlos al servicio del pueblo, del continente, e incluso de Estados Unidos cuando fue devastado por el huracán Katrina. Durante la última década, el gobierno aumentó el gasto social en más de un 60,6% y hoy es el país de la región con el nivel más bajo de desigualdad, después de haberla reducido en un 54%, y a la pobreza en un 44%. En Educación se ubica en el segundo en América Latina y el quinto en el mundo con las mayores proporciones de estudiantes universitarios. Ha construido más de 13.721 clínicas en barrios en los que antes el Estado no iba y su sistema de salud pública alcanza unos 95.000 médicos. Ha construido más 500.000 viviendas, financiamiento del deporte, entre otros logros.

Sin embargo algunos sectores de la oposición (no toda) con intenciones golpistas, no se resignan a la derrota electoral y tratan de alcanzar, a través de la violencia, lo que no pudieron alcanzar en elecciones libres. El Presidente Nicolás Maduro en 10 meses al frente del gobierno ha enfrentado permanentes acciones de desestabilización que buscan destituirlo.

La violencia y los ataques a Venezuela son un ataque a todos los gobiernos democráticos del continente. No es un hecho aislado, los intentos de golpes de Estado avanzan con nuevas metodologías en América Latina. Han intentado y fallado en Ecuador, Bolivia, Argentina y en la misma Venezuela en el año 2002, pero han triunfado en Paraguay y Honduras donde Estados Unidos expandió sus bases militares.

Los medios de comunicación corporativos y multinacionales como CNN, FOX y los de Europa, manipulan información y difunden propaganda de guerra en nombre de la paz, y odio en nombre de la libertad. Su negocio es demostrar que son fundamentales para poder destituir a cualquier presidente, y así recibir mejores pagos del Departamento de Estado Norteamericano. Pero los latinoamericanos ya sabemos que son un actor político más, que defienden los intereses privados y de las grandes potencias, con juegos de mentiras que provocan la suspensión de las conciencias.

Debemos aprender de la historia, porque en el golpe fallido del año 2002 sucedió lo mismo y por eso es considerado el primer golpe mediático de la historia. Esto quedó comprobado en el documental “La revolución no será transmitida”, el cual recomiendo.

La Paz es una dinámica en las relaciones entre las personas y los pueblos que no se regala, se conquista a través de la Verdad, la Justicia y el respeto a los derechos humanos en la construcción democrática.

Por un lado se deben investigar las muertes de estudiantes en manos de encapuchados para que haya justicia por las víctimas. Por otro lado apoyar el Plan de Paz y Convivencia Nacional que Venezuela ha lanzado, con una masiva marcha popular, que busca la construcción de la paz ciudadana y la lucha contra la criminalidad, fomentando el desarme de la población y de las conciencias armadas.

En su discurso Maduro se expresó con mucha claridad: “Aquel que se llegara a poner una camisa roja con la cara de Chávez y sacara una pistola y agrediera a otro venezolano, ese no es chavista ni revolucionario, irá a la cárcel igualmente”. No se ve a la oposición haciendo lo mismo.

Realmente resulta muy vergonzosa la campaña para llamar dictadura a Venezuela teniendo en cuenta que es el primer país en la historia de los estados nación en instaurar y aplicar el sistema de referéndum revocatorio en la mitad del período presidencial para fortalecer la democracia. De hecho, cuando este se realizó en 2004, volvió a ganar Chávez, tal como lo hizo en otras 13 elecciones desde 1998.

Si un día le toca perder alguna elección a este gobierno, lo aceptará como lo hizo en su segundo intento de reformar la constitución, pero nunca bajarán ni una de sus banderas porque los bolivarianos seguirán trabajando por una Venezuela y una Patria Grande mejor. La Revolución bolivariana, revolución de las urnas y de las calles, siempre venció con la Ley y con la democracia, y así lo seguirá haciendo, eso es lo que la vuelve tan peligrosa para algunos y tan necesaria para otros.

Por eso enviamos nuestra solidaridad y apoyo al pueblo y gobierno venezolano para la defensa de sus instituciones democráticas, de las políticas sociales, económicas y culturales alcanzadas a través de la participación popular.

Bs. As. 22 de febrero de 2014
Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ros-Lehtinen: En Honduras, abrasaba a Micheletti, hoy “denuncia” a Maduro

Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)

La congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen, que abrazó efusivamente al golpista Micheletti - quien la calificó entonces de “recompensa de Dios” - cuando expulsó el Presidente Zelaya de Honduras, ahora acusa a Nicolás Maduro de violaciones a los derechos humanos.

La Representante de Miami en la Cámara baja, que preside el grupo de apoyo al terrorista Luis Posada Carriles; que fue elegida defendiendo al asesino Orlando Bosch; que se solidarizó con los golpistas de Ecuador y Bolivia; que intervino ilegalmente a favor de los banqueros prófugos Isaías de Ecuador; que apoya sistemáticamente a Israel en sus agresiones genocidas contra los Palestinos; ahora se dedica a predicar su forma de “democracia”.

De acuerdo con EFE que reporta diligentemente sus palabras, la politiquera de Miami expresó en rueda de prensa que presentará "lo más pronto posible" en Washington una legislación “que busca bloquear las visas, la compra de propiedades y las transacciones financieras” a aquellos que han estado vinculados a la “represión a las protestas”.

También habló de proponer medidas “que incluyan la expulsión de diplomáticos venezolanos y la reducción en la importación de petróleo de Venezuela”, entre otras sanciones, “para proteger a los venezolanos que se oponen al Gobierno del presidente Nicolás Maduro”.

No satisfecha de tantas elucubraciones, siguió defendiendo a Leopoldo López, el líder fascista detenido, con la misma energía que apologizó, en otro momento, a Alejandro Peña Esclusa, amigo de López y jefe de UnoAmérica, agrupación de nostálgicos del Plan Cóndor.

"En Venezuela hay un valiente que está detenido por estar en contra del régimen de Maduro", dijo Ros-Lehtinen al referirse a López, quien está encarcelado y acusado por estar vinculado a los desórdenes que causaron la muerte de tres personas en las protestas del pasado 12 de febrero.

A la rueda de prensa asistieron varios líderes de grupos antichavistas de Miami, entre las cuales la ex jueza venezolana corrupta Gisela Parra, vinculada a Henrique Capriles y reclamada en Caracas por extraer ilegalmente expedientes de la corte, a solicitud de opositores.

Los archivos tienen buena memoria

En febrero de 2012, Ros-Lehtinen se asoció a los también congresistas David Rivera, Bob Menéndez, Mario Díaz-Balart, y Albio Sires, para provocar la expulsión de la Cónsul venezolana Livia Acosta con una operación mediática anti-venezolana.

Ros-Lehtinen debe su elección al Congreso a una campaña de apoyo al difunto terrorista Orlando Bosch, entonces Jefe de la CORU, la organización terrorista cubanoamericana que más muertos y más daños causó en un medio siglo de guerra sucia de Estados Unidos contra Cuba.

Esta campaña para introducirse en la Cámara de Representantes, Ros-Lehtinen la realizó con Jeb Bush y Otto Reich, el actual promotor de las campañas de violencia fascista en Venezuela.

Reich, un cubanoamericano de origen austriaco con perfil neonazi, era embajador de Estados Unidos en Caracas cuando Bosch se encontraba preso en Venezuela por la explosión en pleno vuelo de un avión cubano. Reich consiguió la liberación de Bosch ante un tribunal que sobornó y organizó su regreso ilegal a Estados Unidos.

En todas sus crisis de odio contra Venezuela, Ros-Lehtinen recibe el apoyo del senador “Bob” Menéndez, con quien está acusada de haber aceptado dinero para resolver los problemas migratorios de los banqueros Isaías, prófugos de la justicia ecuatoriana. Los hermanos Isaías huyeron de Ecuador donde están acusados de desfalcos multimillonarios.

Menéndez es este miembro del Senado quien se reunió el 17 de mayo de 2011 con Luis Posada Carriles, en un restaurante de West New York, para felicitar al viejo asesino por su indulto en un tribunal tejano, una operación dirigida por nada menos que por Roger Noriega, el ex alto funcionario del Departamento de Estado y enemigo “destacado” de Venezuela.

Lo más lindo de toda esta historia, es que Ileana Ros-Lehtinen que hoy predica el respeto a los derechos humanos, aunque sea hija de un alto miembro de la dictadura cubana de Fulgencio Batista, se reúne con frecuencia en Miami con el financista estafador Nelsón Mezerhane, la periodista Patricia Poleo y el general traidor Eugenio Áñez, todos relacionados a la conspiración que llevó al asesinato del Fiscal venezolano Danilo Anderson.

El mundo es pequeño: el joven fiscal era encargado de los casos de más de 400 cómplices del golpe de abril de 2002, entre los cuales el del líder extremista Leopoldo López, un ferviente discípulo de Alejandro Peña Esclusa, arrestado en Caracas con 900 gramos de C-4 y detonadores, después de una denuncia por el salvadoreño Francisco Chávez Abarca, un especialista del C-4 formado por Luis Posada Carriles.

En marzo de 2006, Ros-Lehtinen llamó a matar al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, en el curso de una entrevista para el documental británico 638 Ways to Kill Castro.

La “pacifista” Ros-Lehtinen fue también quien organizó una cumbre golpista en el Capitolio de Wahington, el 17 de noviembre de 2010, donde concedió la palabra a su socio, el congresista Connie Mack, cuando este otro fascista dio la orden de “matar a Chávez”.

“una recompensa de Dios” - Micheletti

El reconocimiento más sentido que recibió para su obra demoledora, Ros-Lehtinen lo escuchó sin dudas cuando viajó a Honduras, poco después del golpe de Estado, con sus compañeros congresistas del sur de la Florida, Lincoln Díaz-Balart y Mario Díaz-Balart.

El dictador Roberto Micheletti se refirió entonces a Ros-Lehtinen como “una mujer ilustre”, subrayando que su visita a Honduras era una “recompensa de Dios”.

Se supo solo después del viaje que Juan Cortiñas-García quien manejó el contrato de 292 000 dólares atribuido por la dictadura hondureña a una firma de relaciones públicas de Washington, fue… Secretario de Prensa y Asistente Legislativo de la congresista.

Enredada en un escándalo de corrupción que amenaza su reelección, sus campañas para mantener el bloqueo contra Cuba, a pesar de la opinión pública y sus viajes a Israel, siempre pagados por socio del régimen de Netanyahu, Ros-Lehtinen - que tendrá 62 años de edad el 15 de julio - lucha mantenerse en el Congreso pese a sus contradicciones.

En una “democracia” donde la plata de los grupos de intereses y de las omnipotentes corporaciones más que los votos deciden del futuro, no le queda otro remedio que salvarse el pellejo con cualquier bajeza que le permita lucir a los ojos de los que pagan. Felizmente para ella, dispone de un talento aparentemente infinito para esta tarea, cuyas herramientas son la trampa, la mentira y el engaño característico del mundo de la falsedad donde se crió.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Discusión salarial y marco económico

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Empezó la paritaria docente con diferencias entre las propias organizaciones sindicales, y entre ellas y las posibilidades que surgen de la oferta del gobierno. Entre los gremios las demandas oscilan entre 42 y 61%, con mínimos que varían de 4.800 a 5.500 mensuales. La oferta del gobierno nacional alcanza al 22% en tres cuotas, muy lejos del reclamo sindical, aunque señala que es un piso para negociar luego en cada provincia, en definitiva, los responsables del pago de salarios.

Como sabemos es una negociación testigo, que habilita el camino de otras a sucederse en el próximo tiempo.

La preocupación de docentes y de otros trabajadores y sindicalistas es la ecuación entre evolución futura de los precios y capacidad de compra de los ingresos de los trabajadores.

Para el gobierno, la problemática es el conjunto de la economía y la necesidad de bajar expectativas de diferentes actores económicos. La duda es si puede disciplinar a empresarios en su estrategia de contener precios y lo mismo en su intención de contener demanda salarial.

La discusión es quién termina siendo la variable de ajuste, si la ganancia o el salario, dicho en momentos donde el Banco Central informa de una ganancia de los bancos en 2013 cercana a los 30.000 millones de pesos, superior a los años anteriores, en que la banca mostró balances superavitarios por encima de otros sectores económicos.

En el orden capitalista es conocido el resultado en la disputa entre salarios y ganancias, por eso la posibilidad de conflictividad, que para los docentes supone incertidumbre sobre el inicio de las clases.

Pero más allá de las paritarias, el gobierno considera diversas variables económicas que condicionan la economía y la política.

Precios y equilibrios fiscales y comerciales

Desde el gobierno, una vez reconocido un incremento de precios para enero del 3,7% y una proyección no muy diferente para febrero, se esfuerzan por contener la escalada y acuden a conversaciones múltiples.

Por un lado se intenta contener el alza de precios, con encuentros diversos con los principales formadores, especialmente en el sector comercial. La situación de precios es muy diversa por cierto y es difícil anticipar el resultado concreto, algo que se conocerá con la difusión del INDEC para un segundo mes y poder proyectar a futuro. Existe preocupación por la inflación, cuestión soslayada desde los datos oficiales hasta el registro del INDEC de enero.

En otro plano, se dispuso desde la AFIP un registro on-line de las existencias de granos (cereales y oleaginosas), con el intento de conocer la capacidad almacenada y poder actuar en casos de desabastecimiento o sospechas de acciones especulativas. Estos datos estaban en la Junta de Granos, que en aras de la liberalización de los noventa se cerró. La medida molesta a los adeptos de la liberalización y defensores del libre juego del mercado. La necesidad gubernamental de divisas empuja acciones para inducir a los acopiadores en campo, o en plantas, a liquidar existencias. El centro del tema es la cuestión fiscal (necesidad de recaudar) y comercial (exportar para mejorar el saldo comercial), para cerrar brechas externas que preocupan a las autoridades.

Necesidad de dólares e inversores

Respecto de esas brechas externas, preocupa como termine la cuestión judicial en Estados Unidos relativa a los fondos buitres, que si bien alcanza a 1.300 millones de dólares, tiene impacto en una cifra mayor y pone en riesgo el conjunto de la estrategia de negociación y canje. Supone ello un horizonte complejo y nos devuelve la imagen del cáncer de la deuda pública, una cuestión que condiciona la economía presente y futura.

Con Repsol parece que se allana el camino de la compensación a cambio de salvaguardas de cobro demandadas por la transnacional expropiada. Es un tema crucial para atraer otros inversores externos, que privilegian la seguridad jurídica de reembolso de sus aportes. Atrás quedaron las declaraciones altisonantes de que la petrolera española debía compensar a la Argentina. El arreglo supone mayor endeudamiento a tasas elevadas.

Cancelar deudas y arreglar conflictos con acreedores diversos exige saldar las cuentas externas y por eso la preocupación por sostener el superávit o por lo menos niveles equilibrados de la balanza comercial y las cuentas fiscales.

En ese marco, los docentes y otros trabajadores discuten sus actualizaciones de ingresos y anticipan tiempos de conflicto, con un paro nacional convocado por la CTA, establecido para el 12 de marzo, ya iniciado el calendario escolar.

Es una situación de muchas incertidumbres y con actores económicos que demandan por intereses contradictorios, lo que supone lucha y confrontación de intereses. Es una disputa económica y política, estando en el trasfondo la cuestión del poder.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista Paolo Menghini a dos años de la tragedia de Once

LA DEUDA ETERNA - FM FLORES (90.7) (especial para ARGENPRESS.info)

El papá de Lucas, víctima de la tragedia de Once, nos informaba sobre el juicio oral que comienza en marzo a los imputados y su confianza en la justicia tras la lucha de los familiares y organizaciones que los han apoyado durante este tiempo.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crisis del agua en Caleta Olivia: No hay agua para apagar tanto fuego

PRENSA OBRERA (especial para ARGENPRESS.info)

A esta altura, ya todos saben que la gran mayoría de las obras publicas del kirchnerismo, no son pensadas para solucionar los problemas de la población sino para “hacer caja” entre empresarios amigos y funcionarios corruptos.

El acueducto desde Lago Musters - Comodoro Rivadavia - Rada Tilly - Caleta Olivia no fue la excepción. Como a un pantalón roto, al acueducto ya no se le pueden poner más parches y está colapsado.

Este tema no es nuevo, y el intendente Córdoba ha sido incapaz de elaborar un plan de contingencia para paliar la situación desesperada de la población.

Hace tiempo denunciamos la impostura de los concejales del FVS y de la UCR, que juntos votaron una emergencia hídrica que racionaliza el agua a los vecinos, pero no a las petroleras y mineras.

Los responsables de esta crisis son los “creadores” del modelo, muchos de ellos siguen estando -Peralta, Cotillo, Córdoba- otros se fueron a Nación como Dante Dovena, premiado como embajador en Uruguay y la lista podría seguir…… Las empresas “amigas” siguen ganando licitaciones y la población sufre las consecuencias de la corrupción y el continuo saqueo de las multinacionales.

Entre las tres operadoras petroleras de la zona (YPF-PAN AMERICAN y SINOPEC) se llevan más de 4 mil millones de dólares por año, mientras los trabajadores y sus familias no pueden ni bañarse diariamente.

Las movilizaciones, bocinazos y bidonazos se suceden día a día; el corte de ruta sobre la ruta 3 en el acceso norte de la ciudad, es el punto donde convergen todos los vecinos con su reclamo.

Hemos denunciado penalmente en la Fiscalía N°1 por incumplimiento de los deberes de funcionario público al Intendente y al Gobernador en su carácter de Presidente de la Junta provincial de Protección Civil, por no responder con todo el dispositivo necesario para paliar esta emergencia.

Apoyamos sin restricciones todas las movilizaciones y manifestaciones que está desplegando la población para hacer oír su reclamo. Parece que 16000 firmas y el resultado electoral en esta ciudad no les alcanzó a los funcionarios para trabajar en una solución.

Los escasos litros de agua que llegan a los domicilios después de 15 días, no alcanzan para parar la rebelión popular.

Planteamos:

- La urgente construcción del acueducto paralelo en el tramo Cerro Arenales-Caleta Olivia, que sigue paralizado.

- Mientras dure la emergencia, reparto gratuito del agua para TODOS los vecinos, a cargo de defensa civil con afectación de vehículos oficiales y de empresas petroleras y mineras.

- Disponer a través de Defensa Civil de todas las plantas potabilizadoras de los Barcos y Regimientos que operan en la zona.

- Pago inmediato del “canon” por utilización del agua para la producción minera y petrolera.

- Acueducto “de emergencia” a cargo de las petroleras desde la toma que tiene YPF en el “codo” del Río Senguer para abastecer a Las Heras, Truncado y Caleta.

- Planta desalinizadora de agua de mar a cargo del Gobierno Provincial y Nación.

- Incorporar al próximo presupuesto nacional la financiación de la obra de Multipropósito Río Deseado” para traer agua desde el Lago Buenos Aires (Los Antiguos).

- Por la constitución de una comisión de vecinos que controle todas estas obras, en su aspecto económico y de materiales que utilizaran; con la participación de los trabajadores de Servicios Públicos.

- Embargo de los bienes de todos los funcionarios actuantes en la construcción, supervisión y mantenimiento del acueducto Lago Musters- Comodoro Rivadavia- Caleta Olivia.

- Prohibir la participación en nuevas licitaciones provinciales y nacionales de las empresas constructoras de las obras que se han roto casi sin uso (Ej.: Acueducto y Escuela Industrial, rotondas, etc…).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Construyendo al enemigo

Claudia Rafael (APE)

Hacía frío aquel día. Marcelo llegó al diario y se puso a descargar las fotos, como siempre. Me llamó para que la viera. Esa no era una imagen cualquiera. Estaban los tres. Se los veía de espaldas, contra la pared. Un policía hablaba por teléfono, quién sabe con quién, a la derecha. A la izquierda, otro policía de perfil. Se los ve a los tres, tan chiquitos ellos, con campera y capucha. Estuvieron ahí un par de horas quizás. Es difícil hacer las cuentas de cuándo fue. Tal vez ocho, nueve o incluso diez años atrás. Desde entonces los mismos tres, a veces con un par de hermanos más, en ocasiones uno menos, conocieron infinitos cacheos, averiguación de antecedentes, corridas, espantos, calabozo, sala de espera comisarial.

Aquélla no es cualquier foto. Es el emblema de la sentencia perpetua congelada en una imagen. Es la advertencia firme y tenaz de lo que los años, que fueron arando miserias y crueldades en su piel, harían con él. Un par de pintadas en el barrio le asestan por estos días el mote de “asesino” junto a su nombre. A Emanuel. El mismo de pecas desplegadas que multiplicaban su ternura. A él que llegó a los tumbos a los 18 y que, desde hace seis días está en la Alcaidía de General Alvear, ahí donde se eleva una de las cárceles más feroces y cruentas de la provincia. La misma que con el 75 % de los votos, el pueblo aprobó en 1995 en un plebiscito para el que el entonces intendente, Aldo Sivero decía que “la cárcel es una fábrica que no cierra”.

La suya es una biografía institucional marcada. Un hermano preso (el mismo que se destrozó los huesos una vez que cayó de una grada de la tribuna de Racing), otro que se suicidó –dicen que porque no lo amaron como deseaba-, y una historia de abandonos y vulnerabilidades viejas.

El ramillete de hermanitos salía junto a las calles de Olavarría. Barrían las veredas a cambio de unas monedas. A veces birlaban unos chocolates o unos caramelos a un kiosquero distraído. Otros chicos les tenían miedo y ellos eran el blanco predilecto de la policía que los corría cada vez que se los cruzaba en algún tramo céntrico de la ciudad.

Por esos mismos días, a pesar de que la soledad de familia los empujaba a la calle con la orfandad del olvido tatuada en la piel, iba a la escuela 59. Enfrente del arroyo Tapalqué, el que tajea Olavarría en dos. El mismo arroyo que se sublevó ante la ciudad mucho antes de que él naciera.

En esa escuela 59 –dicen- tienen un listado de pibes que se les fueron muriendo entre pujas y balas, en cuchilladas malditas, en el asfalto caliente. Cuando el maestro habla de él, en cambio, insiste: “nunca tuvo problemas de conducta, era buen alumno, muy inteligente. Y ¿sabés qué?... tenía todas las potencialidades para cambiar su destino si hubiera crecido en otro contexto. Era un pibe de buen corazón”.

Ya después de los 13, empezó su cercanía más sistematizada con las drogas. “Yo compro de la buena”, dijo en la oficina judicial hace unos dos o tres años. Y la respuesta del Servicio Local ante el pedido de ayuda de una de las tantas patas institucionales fue: “todas las instancias están agotadas”.

Si ese maestro de la primaria lo veía con los ojos de la ternura, la secundaria le estampó el estigma de irrecuperable y lo lanzó a los destinos de la expulsión. En lícita asociación con el municipio, con el servicio local, con el zonal, con los buenos vecinos de buena sociedad a él lo empujaron a la nada más feroz.

Hace un año, le calzaron un homicidio que no le pertenecía. Pero esta semana –cuentan- la historia fue otra. Un disparo. Un plomo certero en el cuerpo de un hombre. Una puja por entrar a una fiesta que cerró la puerta a pibes como él. Un arrabal harapiento y de violencias. La madrugada agónica.

Y la lenta y paulatina construcción del enemigo que alguna vez tuvo pecas. Que sonreía entre timideces. Que tocaba un timbre o golpeaba una puerta y pedía unas monedas a cambio de la vereda barrida. Que aspiraba una bolsita que le hacía huir de las miradas violentas y los puños pertinaces. Que creció con el mote colectivo para él y para todo su ramillete de hermanos. Porque eran “los Tatitas”. Los que conocieron cada pared contra la que los estamparon, cada patrullero en el que los cargaron –a él y a ellos que no llegaban siquiera al borde inferior de la ventanilla-, cada encierro en el que por horas o días los anclaron.

Ahora ya es grande. Tan lejos de la foto de Marcelo de ocho, nueve o diez años atrás. Esta vez llegó a los 18 y ya no será nunca más el niño que entra a una cárcel de niños. Esta vez es la Alcaidía de Alvear. Ese universo devastador de humanidad que lo estaba aguardando. Que le tenía un lugar pacientemente reservado desde los lejanos días en que berreaba al mundo sin saber de qué se trataba esto de estar vivo cuando se nace en los márgenes de todo margen y cuando la única certeza es la del desamparo.

Autor foto: Marcelo Kehler.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CXIX): “Morir en Trelew”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS. info)

La “masacre de Trelew”, llevada a cabo por oficiales de la Marina de guerra el 22 de agosto de 1972 en la base naval “Almirante Zar”, en la que fueron brutalmente asesinados 16 patriotas revolucionarios, puso al descubierto la verdadera esencia de la Dictadura; más allá de su anunciada retirada y su proclamado “respeto a las instituciones”.

En realidad, fue el comienzo de una práctica, sugerida a los ejércitos latinoamericanos por el Pentágono, para frenar los procesos de cambios profundos que ponían en cuestión la hegemonía de las clases dominantes.

El “Terrorismo de Estado” era, según los teóricos del imperialismo, la única forma de evitar que en el Continente surgiera una “nueva Cuba”.

Frente al ascenso en el país del movimiento popular, que ya no sólo pretendía el restablecimiento de la democracia y el regreso del General al país, sino que cuestionaba el poder, el partido militar apela a estos procedimientos, por los que, como diría el Contralmirante Mayorga “la Armada no tiene que dar ninguna explicación”.

Este caso difería de los secuestros y “desapariciones forzadas” de militantes revolucionarios, que se habían producido desde el golpe militar de junio de 1966, entre los que estaba el de nuestro hermano Luis Pujals, atribuibles, en todos los casos, a personal de las llamadas “fuerzas de seguridad” o a la policía política del régimen.

Se trataba de una estrategia contrarrevolucionaria, aplicada por los Estados Unidos en Vietnam, Laos y Camboya y por Francia en Argelia y trasmitida a los oficiales de las fuerzas armadas de todo el Continente, en los cursos dictados en la llamada “Escuela de las Américas”.

El repudio popular fue unánime. Todos los sectores políticos sin excepción condenaron el hecho e incluso, en algunos casos, ofrecieron los locales partidarios para velar a los caídos.

Pese a la prohibición del gobierno castrense, los velatorios, en los que participaban miles de compatriotas, se transformaron en escenario de fuertes confrontaciones con la policía; que trataba de impedir los mismos.

La CGT de los Argentinos convocó a un paro con abandono de tareas para el 25 de ese mes al que se sumó, cumpliendo directivas del General, la central que encabezaba José Rucci.

Más de 80 explosivos fueron colocados en todo el país por comandos de las organizaciones armadas que integraban los asesinados.

Nosotros, en nuestro “pequeño lugar en el mundo”, hicimos nuestro aporte, al mismo tiempo que comenzamos a organizar un acto, en homenaje a los caídos, con la consigna, que se transformó en bandera del movimiento popular: “la sangre derramada no será negociada”.

En la vecina ciudad de Santa Fé se llevó a cabo el velatorio y la inhumación de los restos del “petiso” Alejandro Ulla; uno de los fundadores del Ejército Revolucionario del Pueblo, al que había conocido en una visita que hiciera a Paraná.

Lo había traído Susana para que nos informara de las conclusiones del V Congreso del PRT.

Recuerdo que tenía un gran sentido del humor y le sorprendía nuestro alineamiento en el peronismo, al mismo tiempo que le parecía formidable que impulsáramos la unidad, en la lucha, de los revolucionarios peronistas, cristianos y guevaristas.

El cortejo, con los restos de nuestro compañero, atravesó toda la ciudad. A su paso y, en señal de respeto, los comercios cerraban sus puertas y miles de santafesinos arrojaban flores; al mismo tiempo que coreaban consignas en repudio a la Dictadura asesina.

En las cercanías del Club Unión, carros de asalto de la policía, intentaron apoderarse del furgón que llevaba el cadáver, por lo que se produjeron duros enfrentamientos con los asistentes; que impidieron que los represores lograran su objetivo.

La Federación Universitaria del Litoral había dispuesto un paro general y el Consejo Superior de la Universidad Nacional, recientemente conformado, dio a conocer una declaración en la que condenaba el crimen.

Agustín Tosco, encarcelado en la cárcel de Rawson, recordaba este día trágico con un mensaje. que nosotros difundimos en nuestra zona.

En el mismo consignaba “… Fueron horas de intenso dramatismo a medida que nos llegaban las noticias, trasmitidas por el lenguaje de los mudos, que daban cuenta del asesinato de nuestros compañeros. Todos estábamos encaramados y tomados de los barrotes cruzados de las ventanas de las celdas… Había rostros enmudecidos, otros lloraban con profundo dolor y rabia y daban vivas a cada uno de los caídos, a las organizaciones guerrilleras, a la clase obrera, a la revolución y a la Patria…”

Y continuaba describiendo la reacción, al interior de la cárcel “…A la noche se preparó un homenaje simultáneo en los seis pabellones ocupados por los presos políticos. Espontáneamente cada uno relataba aspectos de la vida, de las convicciones, de la personalidad de los caídos… Luego, a voz en cuello, se gritó el nombre de cada uno y cada vez se respondía, en forma vibrante y unánime: Presente. Hasta la victoria siempre”.

Trelew sepultó definitivamente el intento del dictador Alejandro A. Lanusse de aparecer cómo la expresión de una corriente “democrática” al interior del Ejército y, al mismo tiempo, aceleró los planes dirigidos a llevar a cabo elecciones generales, en los primeros meses del año próximo.

Perón, por su lado, se sumó a las voces de condena, decidiendo que el Movimiento y su expresión electoral el Frente Justicialista de Liberación -FREJULI- aceptara la proscripción de su nombre para encabezar la fórmula que participaría en los comicios, inclinándose por un candidato que le asegurara que mantendría la conducción.

Por su parte, en la nación transandina, por decisión del “compañero Presidente”, los seis integrantes del “Comité de Fuga “ que lograron ascender al avión que los traslado a Santiago, junto con los compañeros que tomaron la aeronave Alejandro Ferreyra, Víctor Fernandez Palmeiro y Anita Wiessen y el que manejaba el vehículo en el que ascendieron en el penal para trasladarse al aeropuerto -uno de los fundadores de las FAR- Carlos Goldenberg, el 25 de agosto abordaron un avión de Cubana de Aviación, enviado por Fidel Castro, que los trasladaría a la Isla de la Libertad.

Alicia Eguren, Gustavo Roca y Eduardo Luis Duhalde los acompañaron. Luego, cuándo los invitamos a los dos primeros a participar en el acto que organizamos en Paraná, nos contaron lo emocionante que fue la partida.

Horas antes de la misma el “Robi” había tenido una larga conversación telefónica con sus padres y sus hijas compartiendo el dolor por la muerte de su compañera -Ana María Villarreal “Sayo”- asesinada en la base naval.

Al mismo tiempo recibió la visita de una de las hijas de Salvador Allende que le entregó una pistola que le enviaba de regalo este, con un mensaje en el que manifestaba que si bien no coincidía con la lucha armada, sentía un gran reconocimiento por su persona al que consideraba un digno émulo del Che.

En ese contexto se intensifica la lucha por la libertad de los presos políticos, se profundizan los conflictos que tienen como actores a los trabajadores y comienza el proceso preelectoral; al mismo tiempo que se anuncia el regreso del “Viejo”, luego de casi 18 años de exilio.

En estos días, en que la Argentina vivía horas decisivas, en la patria de Artigas el presidente Pacheco Areco convoca a las Fuerzas Armadas para reprimir al Movimiento de Liberación “Tupamaros”, intensifica la censura de prensa, reprime al movimiento obrero y clausura locales de los partidos de izquierda.

¿Cuales fueron los debates al interior del movimiento revolucionario frente al llamado a elecciones? ¿De que forma participamos en el regreso de Perón al país? ¿Cómo se preparan las clases dominantes frente al nuevo escenario y como se preserva el partido militar?

Serán algunos de los temas que abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Una investigación revela que los jueces pampeanos naturalizan la violencia sexual

OTROS CÍRCULOS

El análisis cuantitativo y cualitativo de 232 sentencias por delitos contra la integridad sexual dictadas en esa provincia demuestra que los avances legislativos no quebraron sesgos clasistas y patriarcales. Se sigue investigando a las víctimas. No hay condenas cuando se trata de una mujer adulta que conoce al agresor. Y la mayoría de las víctimas es menor de 18. Adelanto exclusivo en OTROS CÍRCULOS.

La ley nacional 25087, aprobada en 1999, introdujo en la legislación penal un nuevo bien jurídico protegido, que tiene que ver con la integridad sexual del sujeto pasivo del delito y que se muestra ajeno a las consideraciones ético-morales subyacentes en el anterior tipo, que protegía el honor de los varones de la familia de la víctima. Si está última era soltera, además tenía que ser inexperta, pasiva, casta y pura. La mujer no sólo se definía por oposición al varón sino que aquella que, por ejemplo hubiera estado vinculada a la prostitución, era considerada opuesta a la honesta. La connotación de la moral sexual era evidente.

A pesar del cambio normativo y de la incorporación de importantes instrumentos de derechos humanos, de la lectura de las sentencias (dictadas entre 1995 y 2007, de las que hemos sistematizado 232) no surgen modificaciones observables y duraderas en el comportamiento de los operadores jurídicos: ni en la forma de investigar y ni al considerar los hechos implicados en los delitos sexuales.

En general, se sigue investigando a la víctima; perduran nociones tales como consentimiento/resistencia y la experiencia o inexperiencia sexual previa al delito todavía resultan relevantes a la hora de evaluar los casos. Persisten justificaciones tales como: las/los niñas/os provocan o mienten; se les adjudican caracteres eróticos o se dice que las madres u otros parientes ejercen presión a los menores para que denuncien. También aparece la mención a que el agresor pudo confundirse ante los caracteres sexuales secundarios de las niñas, lo que ha llevado a modificar la calificación penal y esto, por supuesto, incide en el monto de la pena.

Otra pauta indicativa de que la ley 25.087 no modificó el imaginario respecto al delito, es que la agresión sexual sigue estando marcada por su carácter privado: ocurre dentro del ámbito íntimo de la familia y esto constituye una valla para la intervención del Estado. También se advierte el sesgo clasista del sistema jurídico: la mayoría de los procesos cuyas sentencias hemos analizado ―sea que condenen o absuelvan― investigan a hombres de los sectores más desfavorecidos.

Otro rasgo observable en las sentencias tiene que ver con la valoración que se hace de la prueba científica. Si bien es discutible que la prueba pericial sea neutra y objetiva por la simple razón de estar emanada de expertos ―como si éstos no hicieran valoraciones al formular sus dictámenes― al menos podría ser utilizada para descentrarse del sentido común que caracteriza la naturalización de la violencia sexual.

Esta cuestión refuerza la representación social de que la violencia sexual y el ejercicio de una sexualidad abusiva se encuentran en el orden de las cosas, sometido a reglas de la naturaleza y justificados los impulsos irrefrenables e inmodificables. Esto corresponde a la explicación simplista de la violencia y tiene como consecuencia irresponsabilizar al agresor, y cargar de culpas a la víctima. En la práctica esto lleva a sostener que el agresor sexual es un enfermo.

Sin embargo, existen otros modelos explicativos que no llegan a visualizarse claramente en los contenidos conceptuales de las sentencias (modelos sicoanalítico, ecológico, sistémico, entre otros) que facilitarían poner en crisis la legitimación social del dominio masculino sobre las mujeres, los niños y las niñas; es decir: el patriarcado. En ese orden se hallan conceptos como el género, la dicotomización sexual, la jerarquización de los caracteres masculinos por sobre los femeninos y los procesos de socialización.

Omitir los aportes teóricos de estas construcciones tiene el efecto de mantener a nivel del sentido común a la violencia tanto social como individual contra mujeres, niñas y niños. Esta naturalización de la violencia y del lugar subordinado de mujeres, niños y niñas se ve reflejada en las respuestas del sistema jurídico.

El patriarcado como norma

La ley como discurso social ―y las sentencias como subsunción lógica― legitiman una determinada distribución del poder que jerarquiza la función de los varones en la familia. Por ese camino se naturaliza la violencia de género y otros miembros de la familia (por vulnerables) son feminizados. El concepto de patriarcado (2) ha sido utilizado para designar un tipo de organización social en el que la autoridad la ejerce el varón jefe de familia, dueño del patrimonio dentro del cual se incluyen la mujer y los hijos. El patriarcado se define como la manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre mujeres y niños/as de la familia y la ampliación de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general y se refuerza a través del parentesco, la heterosexualidad y monogamia obligatoria de las mujeres a fines de garantizar la reproducción.

Las consecuencias prácticas de las explicaciones del sentido común acerca de la sexualidad “normal” dan por cierto que una buena mujer debe ser honesta. Ser sexualmente activa significa no serlo. De allí que si una mujer es activa, no se entiende cómo puede no querer tener relaciones sexuales con su agresor; peor aún son los casos en los que el agresor es el marido o la pareja. Si bien no son muchos estos casos en la muestra (lo que evidencia la dificultad de denunciar), ninguno de los hechos de violencia sexual donde el victimario fue un conocido de la víctima (cuando ésta era mujer adulta) tuvo condena en la muestra analizada. Se consolida una imagen estereotipada de madre, de familia o de matrimonio y de sexualidad. Circula la idea de la disponibilidad de las mujeres, por lo que se presume que cuando dicen no, quieren decir sí.

Si a estas consideraciones sumamos el hecho de que el sistema judicial ―y el penal en particular― procesa los problemas de la gente como conflictos individuales y en clave binaria el resultado queda a la vista: los cambios legislativos no se condicen ni se corresponden con los cambios en las rutinas y prácticas de los operadores jurídicos y en segundo lugar no se advierte que el sistema judicial pueda entrever el carácter sociocultural de la violencia de género (entre las que se encuentra la violencia sexual).

Por otra parte, el carácter autopoiético del sistema judicial no requiere los aportes de las ciencias sociales y menos de las investigaciones empíricas. Esto dificulta cumplir las normas y las recomendaciones de organismos internacionales que ordenan construir bases estadísticas fiables y públicas, incumpliendo de este modo, entre otros, los mandatos de la ley 26485. Tampoco se ve la posible relación entre estudios empíricos y formulación de las políticas públicas necesarias.

Los datos empíricos

Para conjurar estas omisiones aunque sea en mínima medida, detallamos algunos avances desarrollados hasta el momento en la investigación sobre las condiciones generales del delito, acerca de la víctima y su familia, como así del perfil del victimario. Pensamos que una mejor interpretación de la violencia y de la violencia sexual puede contribuir a contrarrestar la escalada punitivista que da mayor protagonismo al derecho penal (lo que es perfectamente entendible ante reiterados incumplimientos legales) y favorece la permanencia de prácticas propias del sistema patriarcal y la omisión del Estado de dar respuestas a los/as involucrados/as. La idea es, a través de los números que se construye, hacer un aporte a la desnaturalización de la violencia para que se la aborde como un problema social complejo cuyas soluciones no pueden ser sino interdisciplinarias.

Sentencias analizadas por Cámara Criminal (1995-2007) (3): hemos procedido al análisis de 39 sentencias de la Cámara Criminal I de Santa Rosa (17%), 30 de la Cámara Criminal II de la misma ciudad (13%) y 163 de la Cámara Criminal I de General Pico (70%); es decir, 232 sentencias en total. Hay 193 con una sola víctima y 33 con más de una. En 6 casos no hay datos.

En cuanto a la edad, en 154 sentencias las víctimas son menores y en 15 casos son víctimas adultas. No existen en el período estudiado sentencias donde se investigue un delito sexual en que haya dos o más víctimas adultas; mientras que hay 28 casos en los que hay más de una víctima menor de edad. En 33 ocasiones no consta la edad de la víctima y en 2 sentencias hay víctimas mayores y menores de edad (4).

En 224 casos hay un único victimario, mientras que en otros 8 están acompañados por otra persona, quien puede o no cometer el mismo delito. En relación a los victimarios, podemos afirmar que mayoritariamente son varones mayores de edad (5). En 15 sentencias el victimario es menor de edad y en 203 casos es mayor. Hay 4 sentencias con victimarios mayores y menores y 1 en la que los sujetos activos son menores. En algunos casos las sentencias no aportan este dato. La edad de mayor prevalencia es entre los 25 y 35 años (54 casos), entre 35 y 45 años (47 casos) y entre 45 y 55 años (37 casos). Esto desnaturaliza la idea de que son los noviecitos de las nenas quienes las abusan o dejan embarazadas. Evidentemente hay que indagar en otro lado.

De los datos relevados sólo en 6 casos se mencionan factores “predisponentes”: 2 casos de patología sexual (5) y 4 casos de adicciones y uso de alcohol. Esto sirve para desmontar la creencia respecto de que el delincuente sexual es un enfermo.

Niños y niñas más pequeños son la mayor cantidad de veces las víctimas. En el 41% de los casos los sujetos pasivos del delito son menores de 13 años, lo que refuerza la idea de asimetría de poder entre los involucrados y las amenazas o la violencia física y psicológica para obtener el silencio y el ocultamiento. Esta situación explica que en 82 casos el delito fue cometido por alguien conocido o de la familia del niño/niña (amigo de la familia, concubino de la madre o padre de la víctima). Si tenemos en cuenta que para la Convención de Derecho del Niño se es tal hasta los 18 años, el abuso sexual en menores de edad asciende a 78,45%.

Datos sobre el contexto familiar de la persona abusada. Según Bourdieu, la familia es tan obvia y está tan incorporada que aun cuando resulta una construcción social arbitraria, aparece como natural y universal. A través de prácticas que circulan en la familia se instituyen ritos tales como mantenerla unida por los vínculos y afectos, reforzar o limitar esos afectos con prácticas permitidas o prohibidas, generar solidaridades e intercambios. La familia funciona como esquema clasificatorio y de construcción del mundo social. Esto en las prácticas se traduce en los modos en que se negocia la violencia sexual al interior de las familias y las operaciones concretas que lleva a cabo el abusador: engañar, sobornar, amenazar, ridiculizar, silenciar al sujeto pasivo y a otros integrantes del grupo familiar. La familia como lugar de reproducción social, es un hecho histórico y por lo tanto no universal. De allí que es posible hablar de familias.

Como organización en la que se llevan a cabo múltiples interacciones, puede ser generadora de conflictos. Es un mito considerar a la familia como el lugar donde los vínculos se basan en los afectos. Esa imagen idílica obstaculiza ―en el caso de la violencia sexual intrafamiliar― el acercamiento y el pertinente abordaje. De las sentencias surgen dos posturas: o bien el grupo familiar es idealizado sobre todo a partir de la figura de una madre abnegada que ha dejado al abusador proveedor y cree en sus niñas/os abusada/os; o bien si la madre no cumple con las mandatos culturales asignados al género, el grupo familiar es disfuncional. No es frecuente que se investigue penalmente a la madre por la supuesta disfuncionalidad del grupo familiar, menos aún que se le brinde ayudas si decide denunciar.

En cuanto a la relación entre víctima y victimario, de las sentencias surge que en 49 casos los victimarios son extraños, en 16 son los padres (dos de familia sustituta), cuestión que remite al incesto y en 47 casos son los concubinos de las madres. Las sentencias omiten expresar la relación entre víctima y victimario en 60 casos. En 64 casos la víctima tiene una familia nuclear; en 56 pertenece a una familia ensamblada, en 31 casos su familia está constituida por la madre jefa de hogar, y en 68 sentencias no surge evidencia de este dato.
Teniendo en cuenta la información recogida es difícil asignar más o menos violencia sexual a las familias según sean nucleares o ensambladas. Los datos no permiten sostener que en las familias ensambladas sea más frecuente el abuso sexual que en las familias nucleares, lo que desmitifica el modelo familiar hegemónico sostenido por el discurso jurídico. Igualmente consideramos que deben hacerse investigaciones orientadas y profundizar este aspecto.

Perfil del abusador. Hemos construido datos acerca de la reincidencia y de la ocupación del victimario. Según las sentencias analizadas, es baja la cantidad de reincidentes de delitos sexuales, al menos en cuanto a las formalidades que se requieren para ser considerado como tal conforme nuestro ordenamiento jurídico-penal y que ello quede en los respectivos registros. En las sentencias más antiguas se menciona al victimario como una persona con o sin antecedentes. En las más nuevas se dice: sin antecedentes computables, lo que remite a los tecnicismos del discurso jurídico, a veces inentendibles para los legos.

Hay 4 reincidentes (habían cometido anteriormente abuso sexual simple) y 2 que habían cometido violación. En las demás sentencias, se es reincidente por delitos contra las personas (4 casos); contra la propiedad (6 casos), 15 se encuadran en otros tipos de delitos y en 62 casos no hay datos. En 139 casos consta que no tiene antecedentes.
Sin embargo hemos problematizado el concepto de reincidencia. En ese sentido, del relato de las sentencias surgen casos en que desde hacía años el abusador perpetraba los hechos, incluso a través de varias generaciones (hijas y nietas, hermanas mayores y más tarde en el tiempo con las hermanas más pequeñas). Testimonios de madres que alegan no querer que sus hijas sean violadas por su abuelo (padre de aquellas) dan cuenta que el fenómeno de la reiterancia es habitual y no alcanza a ser captado por las sentencias ni por el sistema registral de los delitos. Lo mismo pasa con hermanas mayores, que avisan que ellas han sido violadas y que sus hermanas siguen la misma suerte (6). Esto nos permite afirmar que el concepto técnico de reincidencia es bien distinto al concepto sociológico de este fenómeno, por ello es posible que el registro de la reincidencia quede seriamente distorsionado.

En cuanto al modo de vida del victimario, dado que los casos que llegan al sistema jurídico corresponden a las clases más bajas, generalmente con poca o directamente sin instrucción; entre las ocupaciones sobresalen los changarines, albañiles, peones y jornaleros. No hemos hallado sentencias donde profesionales sean los victimarios, ni sentencias con ministros de algún culto. Sí con docentes. Esto no habilita a deducir que en las clases acomodadas no se estile cometer abusos sexuales. Unos acuden a las agencias públicas (policía, hospitales); otros tienen a disposición diversos mecanismos de resolución del conflicto en el ámbito privado, por lo que no es posible registrar debidamente el fenómeno y tener una cuantificación más cercana a la realidad. La doctrina de los autores se pronuncia por la existencia de violencia sexual en todos los sectores sociales.

Consideraciones finales
Si, como dice Ruiz (2000) El derecho es un discurso social y como tal dota de sentido a las conductas de los seres humanos y los convierte en sujetos, al tiempo que opera como gran legitimador del poder, que habla, seduce y se impone a través de las palabras de la ley es posible que a la vez instituya y destituya. Es explicable entonces que de tanto en tanto se vea conmovido e interpelado por la acción de distintos grupos sociales y provisoriamente ―solo provisoriamente― pierda su carácter hegemónico. Creemos que las investigaciones empíricas pueden contribuir al esclarecimiento y a un mejor entendimiento de lo que el discurso jurídico sostiene acerca del fenómeno de la violencia sexual y advertir cómo impacta el hecho de ser mujer o niño/niña y el modus operandi con que los hechos ocurren. También es pertinente construir perfiles aproximativos de los involucrados para formular pautas de abordaje. En la medida que las ciencias faciliten la comprensión de los hechos sociales, podrá acometerse la tarea de desnaturalizar la violencia de género. Utilizar datos fiables y concretar políticas públicas que den respuestas a la problemática, podría hacer que la comunidad incremente la confianza en el poder judicial.

Sobre la autora:
Daniela Zaikoski Biscay es magíster en Sociología Jurídica, abogada especialista en Derecho Público y docente de la Universidad Nacional de La Pampa, y coordina el equipo de investigación sobre causas judiciales por delitos contra la integridad sexual del que surge este trabajo.

Sobre el trabajo:
La investigación “El discurso jurídico de los jueces en las sentencias contra delitos contra la integridad sexual” analiza más de 300 sentencias dictadas por la Cámaras Criminales de La Pampa entre 1995 y 2007. Se actualizó el trabajo con sentencias dictadas entre 2008 y 2010. Esta exploración permitió relevar los modos en que los operadores del derecho se comportan ante la violencia sexual y ante los delitos contra la integridad sexual en particular, cuáles son sus representaciones sociales acerca de la niñez, las mujeres, los estereotipos masculinos y femeninos y los modelos de familia. Por razones de espacio sólo recuperamos aquí algunos aportes.
En este artículo se reflejan aquellos que desarrollan la Fundación Ayudándonos de Santa Rosa y la Cátedra de Sociología Jurídica de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de la Pampa (aprobado por Resolución 151/10 del Consejo Directivo) en lo que hace a la descripción, explicación e interpretación de fenómenos sociales, como el de la violencia contra las mujeres en lo que hace a la integridad sexual con herramientas de la sociología jurídica. Este proyecto es dirigido por la doctora Olga Salanueva (UNLP y UNLPam).

Notas:
1) Hemos publicado los artículos en Actas XII Congreso Nacional de Sociología Jurídica celebrado en Santa Rosa, La Pampa en 2011 “Sentencias sobre integridad sexual. Primeros avances de la investigación”, “Contexto familiar de la persona abusada” y “Perfil del victimario de delitos sexuales. Análisis cuantitativo de sentencias penales (La Pampa- 1995-2007)” en el XIII Congreso Nacional de Sociología Jurídica celebrado en Viedma. También presentaron avances las becarias Cecilia Olivieri y Claudia Machado y la ayudante de investigación Anabel Surin.
2) La palabra patriarcado no fue hallada en ninguna sentencia. No abundan las referencias al género como construcción social, aun cuando el término está incorporado a instrumentos internacionales que se corresponden con la época de las sentencias.
3) No debe confundirse la cantidad de hechos delictivos de connotación sexual con la cantidad de sentencias dictadas. La llamada cifra negra de estos delitos es abrumadora.
4) No hemos hallado sentencia en que se condene a mujeres por delitos de los previstos en los arts. 119 y 120CP durante el período estudiado, lo que significa que la violencia sexual cometida por mujeres está invisibilizada.
5) En una sentencia se condena por abuso sexual simple a un hombre y se ordena un tratamiento hormonal similar a lo que actualmente llamaríamos castración química.
6) Esto podría dar lugar a pensar la fuga del hogar y el embarazo adolescente en términos distintos a los que comúnmente son analizados. Entre pensar que la nena se fue con el noviecito o quedo embarazada por que no se cuidó, podría a admitirse que ambos fenómenos pueden ser explicados por la violencia sexual.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.