jueves, 27 de febrero de 2014

La revolución frente a la guerra “popular” de la burguesía

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Se ha hecho evidente que el accionar violento de los grupos más extremistas de la oposición en Venezuela viene a cumplir el papel de detonante de una situación que obligue al gobierno de Nicolás Maduro a bajar la guardia y, eventualmente, a dimitir en función de alcanzar un estado de paz y gobernabilidad mediante un aparente nuevo gobierno democrático. En todo caso, ello comprende, sencillamente, un deseo de poder que les hace disfrazar sus discursos, propagando sin rubor alguno mentiras deliberadas y conscientemente tramadas, con evidente asesoramiento de sus mentores yanquis, lo que ya deja mucho qué decir sobre lo que quizás ellos pudieran entender eventualmente como libertad y como democracia.

Así, el hecho concreto que el Comandante Hugo Chávez haya planteado una revolución de carácter socialista en Venezuela, restableciendo los ideales de Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, encendió las alarmas de la Casa Blanca, pero más aún de aquellas capas sociales que hasta entonces se habían dedicado a usufructuar el poder y suponían que jamás el pueblo venezolano habría de reaccionar de una u otra forma, ante su indiferencia su corrupción y sus arbitrariedades. Por ello, resulta irónico que la burguesía haya emprendido una guerra “popular” en contra del mismo pueblo venezolano al atacar y al negarse a aceptar los diversos logros del proceso revolucionario bolivariano socialista.

Desde entonces, los sectores oligárquicos y ultraderechistas han apelado a la violencia extrema, al sabotaje económico, a la manipulación informativa y al golpe de Estado para imponerle al pueblo venezolano su agenda particular y restablecer el viejo orden existente antes de 1999. Todo ello estimulado por la falta de resolución de un estamento político chavista que no ha sabido y, en algunos casos, no ha querido, corresponder a las expectativas y al carácter subversivo de las luchas populares, impidiendo -de una u otra manera- que se hagan letra viva la práctica y los espacios democráticos participativos contenidos en la Constitución Bolivariana y en las diversas leyes del poder popular. A ello se agrega la indolencia y la incapacidad de un Estado adecuado para una realidad nacional que ya dejó de existir, que -por sus características- resulta anacrónico para dar respuestas puntuales a los problemas y necesidades generados por la dinámica social actual, por lo que se hace más que necesaria su total transformación; pero sin obviar (bajo ningún criterio) la participación y el protagonismo efectivos inherentes a las organizaciones y/o colectivos del poder popular, ya que, de no hacerlo así, cundiría la indiferencia entre éstos por la suerte que le tocaría enfrentar al gobierno chavista, incrementándose entonces la espiral de terrorismo y violencia desatada por los grupos más reaccionarios de la oposición.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Estados Unidos desata una 'guerra de clases' contra Venezuela

Marco A. Gandásegui (h) (especial para ARGENPRESS.info)

La mega cadena norteamericana de televisión - NBC - recogió las declaraciones del senador republicano por Arizona, John McCain, quien dijo que “Estados Unidos debe enviar tropas de inmediato a Venezuela movilizando una flota de buques a la región. Agregó que Washington “debe convencer a un grupo de países aliados latinoamericanos - como Colombia, Perú y Chile - para que preparen operativos militares que impidan que (el presidente) Maduro destruya los derechos e intereses de Estados Unidos en el hemisferio".

El candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2008 no descartó que Estados Unidos “preparara una fuerza militar para garantizar y proteger el flujo petrolero hacia Estados Unidos. Es necesario cuidar esos recursos estratégicos y velar por nuestros intereses globales”. El diario mexicano, La Jornada, informó que la empresa NBC borró posteriormente la información de su página en internet. En su lugar, CNN incluyó otra entrevista a McCain con afirmaciones intervencionistas más suaves.

Estados Unidos ha adoptado una táctica distinta a la utilizada en 2002 en su intento de derrocar por la fuerza al entonces presidente Hugo Chávez. Mientras que en 2002, un grupo de empresarios en colusión con unos generales actuaron siguiendo orientaciones de la embajada norteamericana, en 2014 el objetivo es socavar la economía venezolana y movilizar a los descontentos bajo la dirección de los políticos de extrema derecha.

Los actores locales de la oposición venezolana han cambiado. Sin embargo, el instigador que mueve las fichas para desestabilizar al gobierno de la revolución bolivariana está atrincherado en la sede diplomática que tiene Estados Unidos en Caracas. El presidente Maduro expulsó a los tres agentes norteamericanos más conspicuos y mantiene a su país en guardia frente a los movimientos de los otros miembros de las agencias desestabilizadoras de Washington que operan en Venezuela.

La televisora CNN de Estados Unidos también fue criticada por su tergiversación de los hechos. La empresa fundada por Ted Turner hace 30 años es el principal agitador que abanica las políticas norteamericanas en Venezuela. Todas las mañanas le pide al pueblo que salga a la calle a tumbar al ‘brujo’ Maduro. En las tardes, desde Miami y Nueva York hace la recapitulación. La subversión mediática norteamericana ha sido probada y ha tenido éxito en Guatemala (1953), Chile (1973), Nicaragua (1980) y Panamá (1989).

Pero hay una diferencia, en los casos mencionados y otros similares, Estados Unidos intervino con una fuerza militar propia o mercenaria. En el caso de Venezuela, el estamento militar está comprometido con la revolución bolivariana. Los militares venezolanos han mostrado su lealtad a su institución y a su país.

Estados Unidos le ha dado un carácter de ‘guerra de clases’ a su ofensiva en Venezuela. Los valores capitalistas se juegan en su totalidad frente a un pueblo que defiende sus conquistas logradas bajo el liderazgo de Hugo Chávez. La campaña mediática de Washington se concentra en elementos que logran movilizar a sectores de las capas medias venezolanas. El acceso a los dólares es el principal elemento que defiende la clase media. Así mismo, las dificultades para comprar ciertos artículos de lujo. Para la televisión internacional era más preocupante la falta de papel periódico que el papel ‘comfort’ acaparados por los comerciantes.

Venezuela tiene una historia de movimientos sociales que se remonta a la colonia y que tuvo su epicentro en las guerras por la independencia encabezadas por Simón Bolívar a principios del siglo XIX. El petróleo transformó la antigua estructura social hacendada a principios del siglo XX, creando una oligarquía que, en alianza con Estados Unidos, despilfarró sus recursos. En la década de 1950 las capas medias reemplazaron a la vieja oligarquía y gobernaron durante 40 años, repartiendo las riquezas petroleras de manera más ‘democrática’ entre el 20 por ciento de la población. El otro 80 por ciento - los sectores populares - finalmente dijo ‘basta ya’ con el Caracazo de 1989 que condujo a la elección de Hugo Chávez en 1998.

A fines del siglo XX “todos” veían en Chávez el líder excepcional que estabilizaría ‘nuevamente’ el país. Especialmente Estados Unidos que apostaba a su pasado militar reciente con la creencia que actuaría con mano dura contra el pueblo. Las capas medias porque estaban asustadas ante una masa popular descontenta y exigente, pero sin organización aparente. Los sectores ‘oligarquizantes’ asociados al petróleo lo veían como candidato ideal para ser corrompido por la riqueza desbordante del subsuelo.

“Todos” se equivocaron. Incluso, Gabriel García Márquez quien no logró entender al llanero con espíritu indomable. Los discursos fogosos de Chávez encandilaron los hogares de las mayorías venezolanas. La diferencia entre la retórica fogosa de Chavéz y otros políticos era que éste tenía la intención de cumplir con cada palabra de su discurso. Cada iniciativa era vista con sospecha por la embajada de Estados Unidos, con rechazo por las capas medias y como ‘traición’ por los petroleros oligarquizantes.

Pero los programas de salud, de educación, de vivienda y, sobre todo, de dignidad e identidad calaron rápidamente en los sectores populares. Chávez convocaba a elecciones anuales, como plebiscitos y el pueblo le entregaba un nuevo mandato. Maduro sigue el mismo camino. Por eso los venezolanos no le temen a la retórica de McCain.

Marco A. Gandásegui (h) es profesor de Sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las tres guerras coetáneas de Washington

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

"Washington está tratando de llevar a cabo una nueva gran demostración de fuerza: organizar cambios de régimen en tres Estados al mismo tiempo en diferentes regiones del mundo. En las operaciones organizadas contra Siria, Ucrania y Venezuela, la narrativa estadounidense reposa exactamente sobre los mismos principios: acusar a los gobiernos de matar a sus propios ciudadanos, calificar a los opositores de "demócratas", adoptar sanciones contra los "asesinos" y, al final, concretar un golpe de Estado".

Así lo pone de manifiesto enjundioso artículo el periodista y politólogo francés Thierry Meyssan, presidente y fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace, publicado bajo el título de "¿Puede Washington derrotar a tres gobiernos a la vez?"

"El movimiento comienza siempre con una manifestación en la que mueren opositores pacíficos y ambos bandos se acusan mutuamente de los hechos. En realidad, fuerzas especiales o elementos a las órdenes de Estados Unidos o la OTAN, ubicados convenientemente, disparan a la vez contra la multitud y contra la policía. Así sucedió en Deraa (Siria) en 2011, al igual que en Kiev (Ucrania) y en Caracas (Venezuela) en los últimos días."

Meyssan recuerda que, en el caso de Venezuela, las autopsias practicadas demostraron que dos de las víctimas -un manifestante de la oposición y otro favorable al gobierno- fueron baleadas con la misma arma.

Recuérdese que en ese país el 80% de los medios informativos venezolanos están en manos privadas y que en abril de 2002 ellos fueron los realizadores de un golpe de Estado contra el gobierno democrático de Hugo Chávez. Todo empezó del mismo modo: llamados de la oposición a protestar, muertos de ambos lados, condena general de los medios privados, rumores de sublevación de una parte del ejército y ejecución del golpe de Estado.

Calificar a los opositores de "demócratas" es simple retórica. En Siria se trata de takfiristas (una corriente sectaria dentro del Islam sunita que goza del respaldo de una facción de la familia real de Arabia Saudita aliada a Estados Unidos e Israel contra el régimen laico sirio); en Ucrania, son unos cuantos sinceros pro europeístas estimulados por un montón de nazis y, en Venezuela, son jóvenes de familias acomodadas respaldados por estudiantes contestatarios que no son representativos del mundo universitario y milicias a sueldo de dueños de empresas.

Otra coincidencia es que, en todos los casos, en los tres países, está presente la proclamación de su solidaridad con los opositores locales de John McCain, el ex candidato republicano a la presidencia estadounidense, apunta Meyssan.

Del guión para el manejo mediático de los acontecimientos se encarga la National Endowment for Democracy (NED), una agencia financiada por el Congreso de Estados Unidos a la que se presenta como organización no gubernamental (ONG).

Meyssan revela que la NED fue creada por el presidente Ronald Reagan, en asociación con Canadá, Gran Bretaña y Australia. La dirigen el neoconservador Carl Gershman y Barbara Haig, hija del general Alexander Haig (ex comandante supremo de la OTAN y posteriormente secretario de Estado con Reagan).

En este esquema participa otra supuesta ONG, financiada por la OTAN, irónicamente nombrada "Albert Einstein", creada en 1983 por la NED, dedicada a la formación de agitadores profesionales en diversos países.

En todos los casos, dos figuras claves del equipo del Consejo de Seguridad Nacional de Presidente Obama, la consejera de seguridad nacional Susan Rice y la embajadora ante la ONU Samantha Power, han desempeñado destacado protagonismo.

"Las dos son maestras en el uso del lenguaje "democrático" y, durante años, se han especializado en aconsejar la injerencia en los asuntos internos de otros Estados con el pretexto de prevenir genocidios. Ellas adoptan invariablemente la misma pose de justa indignación antes de dictar la adopción de sanciones -a la que rápidamente se suma la Unión Europea- cuando en realidad son ellas mismas quienes se dedican a promover los actos previos de violencia", denuncia Meyssan. Con tan amplias y peligrosas representaciones escénicas en las que los golpes de Estado no siempre llegan a concretarse, Washington busca demostrar al mundo que sigue siendo el amo, según criterio del afamado politólogo y periodista francés.

Para garantizar los resultados -en opinión de Thierry Meyssan- Washington emprendió las operaciones en Ucrania y en Venezuela mientras se desarrollaban los Juegos de Sochi. Contaba garantizar que Rusia no tomaría medidas de respuestas que provocaran algún tipo de atentado por los terroristas islamistas en perjuicio de la fiesta olímpica. Pero los Juegos deportivos de invierno en Sochi ya terminaron. Y ahora le tocaría jugar a Moscú.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una “tregua” en compañía de Repsol, el Club de París y los fondos buitre

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, pidió a intendentes y punteros políticos que produzcan una movilización “contundente” este 1° de marzo, cuando CFK inaugure las sesiones ordinarias del Congreso. El kirchnerismo pretende transformar el 1° de marzo en un punto de inflexión en la crisis política. El acto y el discurso, sin embargo, constituirán una crisis en sí mismos. Al menos dos jefes radicales han amenazado con un retiro en el masa durante del discurso de CFK, si el oficialismo hiciera un “acto de facción”. Un retiro en masa de los bloques opositores durante un discurso presidencial no ocurrió nunca desde 1983.



El gobierno apuesta a obtener un crédito internacional que lo financie hasta finales de 2015. Esgrime para ello los acuerdos que firmó con Chevron y con Repsol, las negociaciones con los fondos buitre y con el Club de París, la devaluación a 8 pesos, el compromiso de pagar el cupón del PBI (4.000 mil millones de dólares) y los intereses en pesos ajustados por una inflación reconocida por el FMI, pero -por sobre todo- la intención de poner a las paritarias un techo inferior al aumento del costo de vida. El discurso “más agresivo que nunca” que promete el oficialismo es la cortina de humo de esta extraordinaria entrega y de un ajuste aún más extraordinario, también de la confianza de alinear en su respaldo al capital financiero internacional. Si tiene “éxito” con las paritarias, el gobierno ya promete un tarifazo en la luz, el gas y el transporte.

Aunque sin la misma agresividad, Daniel Scioli fue al Consejo de las Américas, en Nueva York, a pedir avales para ese giro del gobierno. “Es el momento de invertir en la Argentina -dijo, y se comprometió- como hombre de Estado”, a cumplir con lo que haga falta después de diciembre de 2015. Scioli fue a pedir un aval neoyorquino a su candidatura presidencial y a ofrecerse como “puente” para completar el “ajuste” en marcha. La miel del paquete fue su oferta de abrir los mercados de obras públicas, transporte y energía al capital extranjero, lo cual estimó en 225 mil millones de dólares.

Los límites insalvables

A pesar de las certezas, la Presidenta tuvo que volver a criticar a los “formadores de precios” para esconder la responsabilidad del plan de “ajuste” en la escalada brutal del costo de vida. Solamente como ilustración, el precio de los medicamentos subió un 25% en promedio en seis semanas.

La devaluación ha empeorado las cosas en cuanto a la capacidad de pagar deuda pública con recursos fiscales, ya que la que no está en dólares se ajusta por el dólar o por inflación. Asimismo, las escasas reservas internacionales, que no superan los 20 mil millones de dólares, han obligado al gobierno a diferir la entrega de divisas por importaciones o a forzar a las empresas a contraer deuda externa privada, la que antes de la devaluación ya era superior a los 80 mil millones de dólares. Las provincias necesitan una refinanciación generosa de su deuda pública: el agujero fiscal roza los 200 mil millones de pesos cuando se consideran los déficit provinciales. Debido a esto, precisamente, Axel Kicillof evalúa “un alza gradual de tarifas de gas, luz, agua y transporte” (La Nación, 16/2).

Para la alegría de toda la oposición patronal, el gobierno reconoció una inflación del 3,7 por ciento en enero, la cual da una proyección anualizada de hasta el 45 por ciento. La “transparencia” estadística es una exigencia del FMI, que reclama datos objetivos para medir la capacidad de la Argentina, para acceder a un nuevo endeudamiento extranjero en considerable escala. Mientras tanto, no le importa que el gobierno mienta sobre el crecimiento del PBI en 2013, porque gracias a esta mentira los acreedores externos (y los funcionarios que conocen la “cocina” de este fraude) se embolsarán 4.000 mil millones de dólares por el “cupón PBI”. A todo esto, las congratulaciones que ha recibido la devaluación reciente ignoran que, a pesar de su tamaño, no ha servido para eliminar el mercado paralelo ni el cepo cambiario, ni para que la apuesta por el dólar “futuro” supere los diez pesos en los contratos a junio. Además, “no descartan en Balcarce 50 que la inflación 2014 obligue a fin de año a devaluar otro 15 ó 20 por ciento y que el dólar oficial termine en 9,60 pesos” (ídem).

Las expectativas de un crédito internacional “puente” -que financie al gobierno hasta el final del mandato- choca con un obstáculo insalvable, a saber: que antes de poner la plata, el capital internacional quiere ver completado el “ajuste” en sus propios términos. Los K deberán lidiar con ese “ajuste” y con el desborde fiscal sin el amortiguador del crédito que busca con una desesperación digna de una causa mejor.

El factor político potencial más importante, que distingue a la crisis actual de sus antecesoras, es el ascenso de la izquierda. Esto significa, al mismo tiempo, que la izquierda revolucionaria no podrá eludir su responsabilidad. Es necesario que asuma la iniciativa, por cierto, pero en la claridad. Debe desarrollar a fondo las caracterizaciones y conclusiones del Manifiesto Político de la campaña electoral reciente. La crisis se encontrará con la presencia parlamentaria del Frente de Izquierda y del Partido Obrero, en el plano nacional y en las provincias, y una presencia cada vez más amplia en los lugares de trabajo, de estudio y en los sindicatos.

¡Abajo el ajuste antiobrero! ¡Por una salida económica y política de los trabajadores!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina. Petróleo y política: Una soberana entrega

Fernando Rosso

“No queremos atacarlo porque no queremos hacerle el juego a los gorilas. No queremos defenderlo porque no lo merece en lo más mínimo. Ante el gran fraude nacional que ha perpetrado, preferimos callar”.

Eso declaraba un artículo de la revista Presencia frente la “traición Frondizi”. Así se conoció el brusco viraje que llevó adelante su gobierno en materia de política petrolera en julio de 1958.

En 1954 Frondizi había escrito “Petróleo y política”, un libro considerado una “profesión de fe antiimperialista”, donde pugnaba por la defensa de la producción nacional y contra la entrega a las multinacionales. Cuatro años más tarde lanza la llamada “batalla por el petróleo y por el autoabastecimiento” y firma 13 contratos con la Banca Loeb (representada por Henry Holland), Pan American Oil (subsidiaria de la Standard Oil), Tennessee, Esso, Shell y otras.

León Rozitchner repudiaba desde las páginas de la revista Contorno, el grito mudo del articulista de Presencia, porque el silencio ocultaba una realidad de la que todos esperan ganar, con el solo hecho de no aclararla. En 1962, David Viñas, otro de los animadores de Contorno, convertía la catarsis en una novela que llevaba como título una exigencia: Dar la cara. Recordemos que los contornistas habían depositado esperanzas en el gobierno de Frondizi.

Hasta la última gota

El gobierno de Cristina Fernández acordó una indemnización a la española REPSOL por las acciones que la empresa tenía en YPF y fueron expropiadas en 2012.

“Que no vengan a decir que estamos sacando algo que era suyo, cuando han exprimido hasta la última gota”, afirmaba belicoso en el Senado de la nación, el ahora ministro de Economía, Axel Kicillof.

El monto a indemnizar por las acciones “expropiadas” es de 5 mil millones de dólares y se realizará a través de tres bonos con diferentes vencimientos de acá al 2033. Pero además, si al momento de la operación para el cobro en efectivo, los bonos se desvalorizaron por debajo de ese monto, el gobierno puede (y debe) emitir bonos por otros mil millones de dólares. Los españoles deben cobrar como sea y en metálico, el valor acordado. Si REPSOL se quedara con los bonos hasta el final de la los vencimientos, sumando los intereses, terminará cobrando alrededor de los 10 mil millones de dólares. Así se convirtieron en los “expropiados” más beneficiados de la historia. Impusieron garantías contra la desvalorización del nuevo endeudamiento, el estado argentino defenderá el valor de los bonos en manos de REPSOL frente a las inclemencias del mercado financiero y tienen la oportunidad de acercarse a lo reclamado, sumando los intereses. La frutilla del postre: REPSOL mantiene el 12% de las acciones de YPF.

Una “expropiación” que un año y medio después se parece mucho a una compra a precio de mercado. Y una hipoteca por 20 años del estado nacional ante los que habían exprimido “hasta la última gota”.

"Esto acaba con un tiempo de desencuentros", dijo tiernamente Antonio Brufau, el CEO de la compañía, confirmando que hizo el negocio del siglo.

Carnaval

“El convenio Chevron YPF va a permitir un carnaval y un boom de actividad petrolera”, afirmaba también Kicillof un año después de la “patriada”, al momento de firmarse el acuerdo con la multinacional norteamericana para la explotación de los yacimientos de petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta.

Chevron impuso varias condiciones: aumentar el precio del gas en boca de pozo (que se triplicó), destrabó el embargo por los daños ambientales ocasionados por la empresa en el Amazonas ecuatoriano, valuados en 19 mil millones de dólares; las empresas pueden exportar el 20% sin retenciones y con libre disponibilidad del 100% de las divisas para enviar a la casa matriz (si tuvieran que venderlo en el mercado interno, el Estado les garantiza el precio como si lo hubieran exportado). Todo bajo jurisdicción de los tribunales de EEUU y Francia. Suena como un chiste de mal gusto que el decreto 1277 del 2011 que expropiaba las acciones, se denominase “Nuevo Régimen de Soberanía Hidrocarburífera”.

El actual acuerdo con REPSOL busca dar garantías a otros inversores, además de intentar normalizar la situación financiera, frente a los organismos de crédito internacionales en un momento de delicada situación por las consecuencias de la falta de dólares (cualquier parecido con el léxico noventista no es pura casualidad).

La idea es que el “carnaval” no sea solo privativo de Chevron.

Dar la cara

Pero la “traición Cristina” comprimida en el tiempo va mucho más allá de la cuestión petrolera. Incluye las intenciones de pagarle al Club de Paris, reordenar las estadísticas nacionales de acuerdo las condiciones del FMI, una devaluación que favoreció a los exportadores y a los empresarios en general y el techo a los salarios, empezando por el de los docentes.

Ante esta situación, la última asamblea de Carta Abierta (los contornistas de hoy), pese a que lloró sobre la leche derramada de la devaluación y se pronunció en contra de la miseria que se les ofrece a la docencia (22%); plantó como bandera la necesidad de… un llamado a la “unidad nacional”. Y Alfredo Zaiat, calificó como “deuda buena” a la hipoteca con los saqueadores del REPSOL.

La creatividad conceptual del progresismo contemporáneo para defender lo indefendible, es verdaderamente admirable. Al “ajuste con sensibilidad social” que había inventado Horacio Verbitsky semanas atrás, Zaiat el agrega la “deuda buena”.

Frente a esto, el silencio propuesto por el articulista de Presencia se vuelve casi digno y el llamado a “Dar la cara” de Viñas se transforma en un manifiesto de extrema izquierda.

• Los datos fueron extraídos de dossier “Petróleo y política. De la nacionalización a Chevron”, publicado en la revista Ideas de Izquierda Nº 2 de agosto del 2013.

ELVIOLENTOOFICIO.BLOGSPOT.COM.AR

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Que hay detrás de la supuesta pelea entre el gobierno y las cerealeras?

Germán Mangione (BRÚJULA COMUNICACIÓN)

Ante la necesidad de dólares y la caída de las reservas, el gobierno volvió a poner la mirada en los puertos. Ante la negativa de las grandes cerealeras multinacionales de vender, y así agilizar la entrada de divisas, nuevamente se puso en escena la discusión sobre el comercio exterior y el rol del estado. Pero más allá de las declaraciones mediáticas y las amenazas que exhibe el kirchnerismo cada vez que las multinacionales sojeras estrangulan la entrada de la divisa yanqui: ¿Qué medidas se tomaron en estos diez años? ¿Cómo fue la relación con las multinacionales sojeras? ¿Porque seguimos dependiendo después de 12 años de “modelo K” de los dólares de la soja? Una historia que tiene a China como observador y a los dólares como protagonistas.

Años de soja dulce

En la actualidad, la estructura agraria en nuestro país se encuentra profundamente desequilibrada. El 4% de los propietarios concentran más del 50% de la tierra, y el 35% de los pequeños y medianos productores controlan sólo el 0,5% de la superficie agrícola.

Entre 2003 y 2010, las exportaciones del complejo sojero crecieron a una tasa anual promedio del 12,6%, alcanzando en 2013 los 23,000 millones de dólares. Los cálculos para la presente campaña estiman en 27 mil y 29 mil millones de dólares.

• En 2010, los principales productos exportados fueron los pellets de soja y girasol (45%), seguido por los porotos de soja (27%) y el aceite de soja (23%).

Las exportaciones de grano de soja se encuentran fuertemente concentradas en un número reducido de empresas:

• Las cinco primeras explican el 66% de las ventas externas.

• Las diez primeras dan cuentan del 96%.

Un poco más de la mitad del volumen exportado lo explican 4 empresas: Cargill, Noble Grain, ADM y Bunge.

Noble (China)
Bunge (EEUU)
ADM (EEUU)
Dreyfus (Francia)
Toepfer (EEUU)
Cargill (EEUU)
Nidera (Holanda)
Grupo Moreno (Suiza)
Vicentin (Argentina-Canadá)

Datos extraídos del trabajo: Complejo Oleaginoso Octubre 2011 Serie “Producción Regional por Complejos Productivos” Ministerio de Economía y Finanzas Públicas
http://www.mecon.gov.ar/peconomica/docs/Complejo_Oleaginoso.pdf

Como publicaba Pagina/12 (http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-238975-2014-02-01.html) el sábado primero de febrero de este año, (unos días antes de que Jorge Capitanich firmara con verdes divisas la paz con los popes del cereal y el diario pasase a elogiar el acuerdo): “El problema está identificado. Que el 95 por ciento del principal rubro de exportación del país y, por lo tanto, principal fuente de divisas, esté en manos de no más de diez firmas cerealeras, la gran mayoría multinacionales, representa un flanco débil, máxime teniendo en cuenta el manejo que demuestran hacer de esas divisas. Cargill, Nidera, Noble Grain, Dreyfus, Topfer, ADM, Molinos y otras conforman un bloque de control con más de 150 centros acopiadores en todo el país, molinos harineros, plantas aceiteras y hasta puertos propios para el embarque que le restan posibilidades de control al Estado”

De pronto la intelectualidad y el periodismo aliado al gobierno descubrieron que la argentina sangra por las barrancas del Paraná. Como en una aparición mística los aliados de otrora se materializan, para Carta Abierta, por ejemplo, como los “desestabilizadores” que provocaron la devaluación con una maniobra casi golpista. Doble función del discurso. Darle argumento a la tropa propia ante una devaluación antiobrera y antipopular y amenazar a las multinacionales.

Pero como explicaba el diputado Claudio Lozano en torno a esta situación: “Siempre en la Argentina los grandes capitales especulan para maximizar su rentabilidad; es absolutamente sabido. Más cuando hay variables de la actividad económica que les permiten mejorar sus rentas: hoy el tipo de cambio y la tasa de interés hacen que los grandes productores y comerciantes de cereales retengan la producción para maximizar su tasa de rentabilidad frente a eventuales cambios... Esos dólares son el resultado del conjunto de procesos que dan como resultado la exportación. No se puede delegar en actores económicos con intereses transnacionales la disponibilidad de algo que es imprescindible para el funcionamiento económico del país”

Y Lozano se pregunta lo que cualquiera que conoce el recorrido de la relación gobierno-cerealeras se preguntaría hoy: ¿por qué el Gobierno en estos diez años no tomó ninguna medida que tienda a regular estos comportamientos?

A los amigos “todo”

“Uno de los grandes errores económicos de los últimos tiempos fue no prestarle atención al tema de la concentración económica, no considerarlo como algo prioritario a atacar. No sólo en el sector agropecuario sino en todos los sectores se buscó hacer alianzas con los grandes para tratar de disciplinar al resto de la cadena productiva y comercial. Por eso los subsidios fueron a grandes molinos en detrimento de los productores trigueros, a grandes usinas lácteas en vez de a los tamberos o las grandes empresas de oleaginosas. Es decir, siempre se buscó a los sectores más concentrados con la idea de que cerrando acuerdos con ellos se terminaba disciplinando al resto y que era mejor negociar con unos pocos grandes ante que negociar con muchos pequeños actores, una visión que Guillermo Moreno impuso y terminó prevaleciendo”, comentaba el periodista Maximiliano Montenegro, autor del libro “Es la eKonomía, estúpido”, en una entrevista publicada por SURSUELO en la edición de junio de 2011.

Entre 2007 y 2010, revela en su libro Montenegro, se canalizaron 9 mil millones de pesos en subsidios a empresas agroindustriales: “El Estado paga los subsidios a molinos o cerealeras con molienda propia -como Cargill- para resarcirlos por la harina que venden a ‘precio preferencial’ -más bajo que el valor de exportación- a panaderías, faenas de supermercados y panificadoras industriales. Sin embargo, estas compañías multiplicaron sus exportaciones en los últimos años y existen denuncias en Chile, Uruguay y Brasil de que exportan harina a precio internacional con el incentivo estatal. Un negocio redondo”.

La multinacional Cargill, una de las cinco corporaciones más grandes del mundo, ha sido una de las grandes favorecidas por la política de subsidios en Argentina, como no lo fue casi en ningún país del mundo. Según una investigación especial realizada por Montenegro para su libro: “las cerealeras trasnacionales Cargill y Nidera fueron dos de las firmas más favorecidas por la asistencia estatal. Entre las compañías locales se destacan Grobocopatel, Molinos Río de la Plata, Mastellone, Sancor y empresas con aceitados vínculos políticos, como Aceitera General Deheza y Molinos Cañuelas. En teoría, el selecto club que embolsó la mayor tajada de las subvenciones debía contener los precios de alimentos básicos, como harina, aceites, lácteos y pollo, algo que sólo ocurrió en los papeles del Indec.

Los fondos se distribuyeron a los siguientes sectores:

Molinos de trigo: cinco molinos se apropiaron del 48% de los $ 2.250 millones dirigidos, supuestamente, a abaratar el precio de la harina.

Aceites: cuatro empresas acapararon el 75% de los $ 282 millones liquidados al sector.

Faenadoras avícolas: tres empresas recibieron el 47% de los $ 1.650 millones destinados a congelar el precio del pollo.

Lácteos: cuatro compañías concentraron el 72% de los $ 616 millones volcados a la industria.

Sólo entre Cargill y Molinos Cañuelas acaparan el 32% de las compensaciones distribuidas por la Oncca a la molinería.

Pese a que Cargill tiene sendas denuncias de la AFIP por evasión y era cuestionada ya en ese momento por supuestas triangulaciones al exterior, el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, no dudó en abrirle la canilla de los subsidios. En octubre de 2010 la Oncca le pagó 13.997.662 pesos; en diciembre, 17.700.942 pesos y el 18 de enero de 2011, 18.369.820 pesos. En total, más de $ 50 millones que en vez de llegar a los productores para reinversión o quedarse en el estado para financiar políticas públicas terminaron en las arcas de la multinacional yanqui con la excusa de ayudar a combatir la inflación y bajar los precios del mercado interno, cosa que no sucedió.

Al pan pan y a las multinacionales....plata.

“En el caso específico al que nos abocamos, son un conjunto reducido de firmas, no más de 5 exportadoras de trigo y no más de 3 procesadoras de harina de trigo los actores principales sobre los que el gobierno debe intervenir para llevar el pan a precios razonables en la mesa de los argentinos”, describe un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IpyPP).

Y en esta concentración del mercado del trigo sobresale por supuesto la multinacional yanqui: “Entre estas empresas una sobresale por estar en los dos negocios, tanto del procesamiento de la harina como de la exportación de trigo, con una participación central. Se trata de la trasnacional Cargill, que es la principal procesadora de harina de trigo (con el 17% de la molienda) y la principal exportadora de trigo (con el 19,4% de exportación). Es más, esta empresa es la tercera de mayor facturación del país (sólo superada por YPF y Tenaris).

Y en este terreno el kirchnerismo también ha demostrado poco o nada en la intención de avanzar sobre la concentración. En el marco de la discusión por el aumento del pan, desde hace más de 5 años el gobierno implemento un sistema de intervención del mercado del trigo, regulando las autorizaciones de exportación con la supuesta intención de garantizar la cantidad de harina necesaria para la elaboración del pan en el consumo interno. Pero otra vez los grandes beneficiados terminaron siendo los grandes molinos y exportadores.

A través de un convenio determina cuánto se puede exportar y cuánto se destina al consumo doméstico a través de la molinería. Asimismo, de la competencia entre los molinos y las exportadoras se debería derivar el monto a pagar a los productores trigueros, lo que se denomina FAS teórico. Éste se representa a partir de la siguiente ecuación: valor internacional del trigo – gastos de exportación – retenciones. “Lo que está pasando en el país es que el FAS teórico no se respeta, es decir, se pagan $250 menos por tonelada y a eso se lo quedan los exportadores y los molinos. Hoy al productor le tendrían que estar pagando $850 y sólo está recibiendo $600. Esa plata no queda en manos de los consumidores sino que queda en manos de la intermediación que serían los molinos y los exportadores a causa de la falta de competencia. Los molinos tienen garantizado que todo el trigo que necesitan se lo van a guardar y los exportadores con los argumentos que no hay ROE no le dan a la gente lo que corresponde”, aseguraba Alfredo Bel, delegado regional de FAA de Entre Ríos en la edición de enero de 2011 del periódico SURsuelo.

Y en el combustible...también

El negocio del biodiesel en la argentina se podría decir que es casi un invento del kirchnerismo. Un negocio que no puede funcionar sin el apoyo oficial fue la salida a los remanentes de cereales que por momentos de crisis no podían ser destinados a la exportación. El sector, impulsado por una estrategia global de fomento del producto a través de las grandes potencias mundiales, creció a pasos enormes: promedió un 156% anual. En 2009, la Argentina ya era el primer exportador mundial.

Y para que sea un negocio redondo se establecieron retenciones diferenciadas con el poroto exportable y con los aceites y harinas. Acompañado la medida con cortes obligatorios a las petroleras en las naftas y el gasoil. Esto genero una red de medianas empresas pero el negocio principal fue sin duda para las grandes aceiteras.

Hasta que el Gobierno nacional estableció la suba de retenciones a las exportaciones de biodiesel y a la par congeló los precios del abastecimiento interno, las nuevas medidas le permitían a las grandes cerealeras que tienen “espalda” y producción propia del aceite (principal insumo) reorientar sus negocios al mercado interno y desplazan a los pequeños y medianos productores. Sin capacidad para el procesamiento de los granos, las pequeñas y medianas empresas necesitan comprarle el aceite a las grandes cerealeras. El mercado interno sería cubierto ahora por las grandes cerealeras exportadoras.

Sin embargo esta suba de retenciones ideada por Kiciloff tuvo que dar luego marcha atrás por la protesta y la evidencia de las Pymes del sector de que tales medidas serían el fin del negocio para esa escala. Generando, como ocurrió en algunos lugares del gran Rosario, despidos y suspensiones. El sector emplea a unos 1.500 trabajadores entre grandes empresas, medianas firmas y pequeños establecimientos elaboradores de biodiesel. Un escenario temido por el gobierno. Se implementaron retenciones móviles y escalonadas, sin embargo a comienzo de este año Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles amenazó con tomar plantas por nuevos despidos.

Los grandes ganadores del conflicto de 2008

En medio de la crisis agraria que puso en pie de lucha a los productores agrarios en 2008 tras el anuncio del aumento de las retenciones, en la palestra mediática hubo un gran ausente que a la vez fue el gran ganador de la medida: las grandes exportadoras cerealeras multinacionales.

A través de una denuncia de Mario Cafiero y el abogado Monner Sans se ponía de manifiesto el fenomenal negoción que el gobierno regalaba a las cerealeras mientras montaba la épica mediática anticampo.

Un desfasaje que existiría entre lo que le cobran a los productores de soja en concepto de retenciones y lo que verdaderamente liquidan las cerealeras.

Según explicaba el economista y legislador Claudio Lozano: “lo que debieran ser las retenciones del 44% que a partir del 11 de marzo (2008) se pusieron en vigencia por el famoso decreto de las retenciones móviles, se le cobra al productor pero lo que efectivamente liquidan las multinacionales cerealeras como Cargill, Aceitera Gral. Deheza, Dreifus, Vicentín, Nidera, Bunge y demás, no supera el 24,6% -subrayó- esto significa que por un lado cobran al productor una retención equivalente a la vigente, luego le liquidan al Estado con tas, criterios y montos muy inferiores”.

Lozano asegura que en el término de un año y medio existió un desfasaje de más de 1.400 millones de dólares que quedaron en manos de las exportadoras. El economista de la CTA denunció además que “en Diputados hicimos una ley que venía a corregir esa maniobra especulativa, pero la agarró en la Cámara alta el Senador Urquía (del FPV y dueño de AGD) y la destrozó”.

Desde el 11 de noviembre al 11 de marzo, en lugar de pagar por 35 por ciento, lo hicieron por 24,3 por ciento, y, desde el 12 de marzo (cuando se firmó la resolución 125 que estableció la movilidad por el 44 por ciento) hasta el 15 de junio los pagos por retenciones fueron por el 24,7 por ciento

"Cuando las exportadoras cerraron las ventas anticipadas, la soja valía 320 dólares la tonelada. Cuando tuvieron que efectivizar la compra en el mercado interno, las cotizaciones se habían disparado. Se rompió el negocio, y acudieron al Estado. El Gobierno les dio una respuesta con la 125, para que el peso de esta diferencia recaiga en el productor, la 125 nació para cubrirle el desfasaje a las cerealeras. Esta es mi gran hipótesis", asegura Claudio Lozano.

Ante las denuncias el kirchnerismo acordó con la oposición la creación de una comisión bicameral, integrada por seis senadores y seis diputados, para investigar este fraude. Pero llamativamente nunca se avanzó: hubo tan sólo una convocatoria en la Cámara Alta, que no consiguió el quórum.

Esta burla grotesca al sistema de cobro de retenciones encontró un freno con la llamada Ley Martínez Raymonda (en homenaje al diputado demoprogresista que la creó) La misma obliga a los exportadores la acreditación fehaciente de la tenencia o adquisición de los productos con anterioridad en caso de existir un incremento en las retenciones en el periodo comprendido entre la declaración y la destinación de embarque. Sin embargo de las más de 53 empresas denunciadas por estas maniobras, solo alguna como Toepfer han “devuelto” aquellos dineros mal habidos del diferencial de retenciones. Una parte grande de los exportadores solo ha pagado una porción de su deuda con el fisco y otros han decidido judicializarlo. Como con otras medidas el kirchnerismo usa estas deudas con la AFIP como herramienta de presión en los momentos de relación tensa con las multinacionales, relajando esas exigencias cuando aparecen los dólares de la cosecha o los adelantos de retenciones que las grandes firmas supieron hacer durante la gestión Moreno a modo de gesto de paz.

Proyectos tan solo proyectos hay entre los dos....

La actual puja del gobierno con las cerealeras por el ingreso de dólares reactivó una idea que recoge apoyos en parte de las filas oficiales y que sale a relucir (como las deudas o las denuncias de evasión o trabajo esclavo) cada vez que se tensa la cuerda de la relación cerealeras-gobierno. La posibilidad de la nacionalización del comercio exterior o la creación de una Junta nacional de Granos que lo regule como sucedió desde el gobierno de Juan Domingo Perón hasta que durante la dictadura se comenzo a privatizar los puertos para terminar en 1991 cuando fue desguazada por el menemismo.

Si bien la medida es uno de los reclamos históricos de la Federación Agraria y de los pequeños y medianos productores sometidos durante todos estos años a la voracidad de las multinacionales ante la vista gorda del gobierno, ahora varias son las propuestas que estuvieron circulando al interior del oficialismo. Una de ellas fue la del gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri y otra la de la senadora rionegrina, Silvina García Larraburu. El de esta última establece el control de "todas las instituciones o entidades que intervengan directa o indirectamente en el comercio interno o externo de granos y sus subproductos".

Durante la semana en que avanzaron las negociaciones del gobierno y las cerealeras por los 3500 millones que el gobierno asegura no están liquidando las multinacionales a la espera de mayor devaluación, la tropa oficial empujo en los medios la posibilidad de un inminente avance de estas leyes de nacionalización del comercio. Incluso Carta Abierta, el núcleo de intelectuales k, publico una misiva el domingo en donde aseguraba que era la única solución ante el apriete desestabilizador de las cerealeras.

Sin embargo fuera de las cámaras, en las reuniones entre Capitanich y los popes del cereal la cosa era distinta. Según publica Pagina/12 el 07/02/14 “El clima fue más cordial que lo que ambas partes preveían y hubo, incluso, alguna manifestación del sector privado de aprobación a las últimas movidas cambiarias y monetarias. El miércoles último se produjo una segunda reunión, pero a nivel de asesores técnicos. Finalmente, ayer volvieron a encontrarse con el resultado comentado” http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-239357-2014-02-07.html

Tras la tercera reunión con las autoridades del Gobierno en el transcurso de esta semana, las exportadoras de cereales y oleaginosos se comprometieron a liquidar 2000 millones de dólares durante el mes de febrero, correspondientes al remanente de la cosecha pasada. En esta reunión participó, por primera vez, el titular de Cargill Argentina, Hugo Kranjc. Por la cámara de la industria aceitera concurrieron Alberto Rodríguez y Javier Racciati. Además el presidente de Ciara/CEC, Alberto Rodríguez, informó que se esperan para la próxima cosecha entre u$s 27.000 y u$s 29.000 millones. El nivel más alto se había alcanzado en el 2011, con 25.133 millones.

Según informan los medios nacionales y la prensa oficial en ninguna de las tres reuniones se trató el tema de la supuesta creación de una Junta Nacional de Granos. Incluso Capitanich el 10 de febrero a través de los medios fue más que claro al respecto: “Por el momento no hay proyecto para una Junta Nacional de Granos”

La paz parece haber llegado nuevamente a la relación.

China mete la cola

Otro grupo kirchnerista que agita proyectos similares que rompan la hegemonía de Ciara en el comercio exterior es la Corriente Agraria Nacional y Popular (Canpo), nacida del riñón del gobierno en medio del conflicto de 2008. La propuesta de Canpo se viabilizo mediante la anuencia del ex ministro de Agricultura, Julián Domínguez y Luis Basterra, presidente de la Comisión de Agricultura. Este proyecto a diferencia de los anteriormente nombrados no incluye la creación de una Junta Nacional de Granos, ni de un organismo similar al IAPI sino que tiene que ver con cambiar la forma de comercialización. Principalmente poniendo en escena principales a actores diferentes a los que hoy dirigen la batuta exportadora.

Pero esta idea no es nueva ni mucho menos, es una idea que el kirchnerismo viene trabajando desde hace tiempo. Enmascarada tras la supuesta ponderación de darle protagonismo a las cooperativas agrarias, el oficialismo armo una cámara para poder meterse en el comercio exterior de cereales. Para poder hacerlo Guillermo Moreno, a través del ruralista Ider Peretti, inventó la Capeco (Cámara de Exportadores de Cereales y Oleaginosas). Tras la máscara de una organización que nuclea a las cooperativas, los grandes actores del agro más cercanos al gobierno intentan disputarle a CIARA (principalmente hegemonizada por capitales yanquis y franceses: Cargill, Toepfer, Bunge, Dreyfus, etc.) el monopolio del comercio exterior. Pero a poco de creada demostró su verdadero rostro. Los principales socios son Aceitera General Deheza (AGD) del ex senador k, Urquia, Monsanto, y una firma controlada por Los Grobo.

Este movimiento se encuentra bajo la atenta mirada y el visto bueno de la principal potencia compradora de Argentina: La República Popular China.

Esta cámara sería la llave del gobierno para “puentear” a las cerealeras multinacionales, abaratar costos y cumplir así las exigencias del “socio estratégico” de oriente.

China impulsa que el comercio se realice de estado a estado, sin intermediarios. Esto permite al gigante asiático utilizar la fuerza de la negociación que le da el casi monopolio de la compra.

Sobre la necesidad de negociar estado-estado el funcionario aseguró: “Es el caso de China, donde nos están pidiendo que establezcamos relaciones comerciales entre Estados”, agregó Domínguez. http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-239130-2014-02-04.html

Argentina en estos años ya conoció esa política, con una balanza comercial negativa presionada por la avalancha de productos manufacturados desde China como condición para mantener el nivel de compras de materia prima. La vieja historia de vender sin elaborar y comprar elaborado.

En el mismo sentido Argentina ya firmó con China un documento con el objetivo de estimular entre los sectores empresariales de ambos países las relaciones comerciales directas con los productores agrupados en cooperativas, evitando la intermediación de las empresas multinacionales. Este fue la el Memorándum de Entendimiento para la Cooperación en Comercio de Productos Agrícolas a Granel que firmaron en mayo del año pasado la presidenta, Cristina Fernández, y el vicepresidente de China, Li Yuanchao.

Nuevamente tras la cortina de humo de beneficiar a las cooperativas o a los actores más débiles del mercado (como sucedió con la Ley de Medios) en realidad se oculta el reacomodamiento de los grandes grupos económicos y la correlación de fuerza de las grandes potencias mundiales. Cambiar de collar pero seguir siendo perros al fin.

El esquema económico que mantuvo el kirchnerismo durante estos años de “sojas gordas” es lo hace hoy vulnerable al país a la especulación de estos gigantes extranjeros que se encuentran siempre a la espera de maximizar su ganancias a costa de lo que sea. En este caso presionando por una mayor devaluación que pueda garantizarle fabulosas ganancias pero que sin duda lo que garantiza es la pérdida de poder adquisitivo a los trabajadores y todos los sectores de ingresos fijos. Es imposible pensar en un manejo soberano de la economía sin que el estado tome el completo control de estas palancas claves. El comercio exterior, el control de la oferta y la política monetaria son alguna de ellas. Las medidas en estudio no parecen ir en ese sentido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Una empresa china se quedó con el 51% de la cerealera Nidera

MDZOL

La firma Cofco habría pagado entre 1.000 y 2.000 millones de dólares, según fuentes del mercado. La compra incluye la división de semillas en la Argentina.

La empresa estatal china Cofco, dueña de un gigantesco holding orientado a la compra de granos para la elaboración de alimentos, se quedó con el 51 por ciento del negocio global de Nidera, una compañía de capitales holandeses y argentinos, entre otros orígenes, así lo informó La Nación.

Fundada en 1920 en Rotterdam, en los Países Bajos de Holanda, en 1929 se radicó en la Argentina para operar como exportadora de cereales y expandir más tarde sus actividades a semillas, biotecnología y nutrición de cultivos, además de la comercialización de aceites comestibles.

En la empresa no confirmaron la operación, pero diversas fuentes del mercado afirmaron que la negociación se terminó de cerrar ayer. Tampoco se informó un monto, pero en el mercado trascendió que las conversaciones comenzaron con un piso de venta de US$ 250 millones y que habría superado los US$ 1000 millones. Algunas fuentes del mercado hablaban al cierre de esta edición de un rango de entre 1000 y 2000 millones de dólares.

La avanzada de Cofco, siglas de China National Cereals, Oil & Foodstuffs, representa la primera adquisición de envergadura de una empresa de ese país de otra que es protagonista del sector agroindustrial en la Argentina.

Nidera juega en los primeros puestos en semillas de soja, maíz, trigo y girasol. Fue la compañía que introdujo las primeras variedades de soja transgénica de la estadounidense Monsanto y trajo tecnología francesa para el trigo que permitió mejorar los rindes.

Pero Cofco fue por el control por otro motivo: el poder de Nidera como trader de venta. Sólo en la Argentina es una de las firmas top ten en el negocio de la exportación, con el octavo puesto en granos, séptimo en subproductos y sexto en aceites.

Un complemento ideal para sus operaciones como trader de compra para las diversas industrias alimentarias en China. De esta manera, con esta operación la empresa demuestra que en China ya no interesa sólo ser un comprador de soja, sino asegurarse el abastecimiento de la mercadería poniendo un pie en un actor global.

No por nada China es una aspiradora en soja. En 2013, sus compras de poroto de esta oleaginosa a la Argentina fueron de 6. 570. 262 toneladas, cerca del 10 por ciento de lo que adquirió en todo el mundo.

El rumor de la operación ya estaba instalado el mes pasado. En esa oportunidad trascendió que Cofco, que entre otras actividades globales es líder en la exportación de arroz, se interesó en abrir la negociación. Allí Nidera pretendía vender un 20 por ciento por unos 250 millones de dólares. Pero el monto fue subiendo a medida que se amplió el porcentaje de participación.

Oferta e inversiones

Operadores del mercado aseguraron que la firma china busca en el país y la región oferta de granos. "Vienen a comprar oferta, que Nidera posee entre otros mercados en la Argentina y Brasil. Les interesan la originación de granos y su papel protagónico como trader del comercio mundial de granos", evaluó.

El porcentaje que tomará la empresa estatal Cofco sería a cambio de inversiones que Nidera tenía pensado realizar para consolidar su operatoria en la cadena comercial.

"Esto puede ser visto como una complementación, ya que a Nidera esto le facilita el ingreso en China", agregó un operador del mercado consultado.

Como cerealera, Nidera tallaba entre las firmas medianas del sector. Pero con este paso queda casi a la par para competir con Cargill, Dreyfus, ADM o Bunge, por ejemplo.

"Nidera estaba buscando ser un jugador grande y ahora queda en el nivel de los grandes jugadores", indicó otro operador.

Según trascendió, la decisión de los chinos es mantener el actual management profesional que posee la compañía.

Semillero

Con una división líder en la comercialización de semillas de soja para su implantación, en los últimos años circularon diversas versiones de que ese negocio estaba en venta. Hasta hubo intensos rumores de que la alemana Bayer había realizado una oferta por esa división de la empresa.

Para Nidera, la llegada de Cofco puede ser un elemento facilitador incluso para la aprobación en China de futuros eventos biotecnológicos que se puedan llegar a lanzar al mercado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Quebracho: “Somos los presos posibles porque está naturalizado que estemos en cana”

LA RETAGUARDIA - ANRED

Formalmente Fernando Esteche y Raúl Lescano, integrantes del secretariado nacional de Quebracho, están presos desde diciembre de 2013 por romper dos vidrieras de un local partidario del ex gobernador Jorge Sobisch, un día después del asesinato del maestro Carlos Fuentealba. Sin embargo, ellos aseguran que fueron condenados por su constante lucha contra el neoliberalismo. Así lo señalaron durante una entrevista brindada al programa "Sueños Posibles" en la Unidad Penitenciaria de Ezeiza donde se encuentran detenidos.

Cuando Alfredo Grande me preguntó si lo acompañaría a visitar en la cárcel a los presos de Quebracho, rápidamente le dije que sí. No fue solo el interés periodístico, sino también la posibilidad de charlar con dos militantes populares que están increíblemente presos. Hay presos políticos en el país y son de una organización de izquierda. Este dato quizá pueda ayudar a entender otras cuestiones.

Las vueltas de la vida y de las profesiones de cada uno implicaron que Alfredo tuviera que postergar su visita. Así que aquel ¿me acompañás? se fue convirtiendo en un ¿podés ir solo?

Entré al Complejo Penitenciario de Ezeiza cerca de las 9. Tras la revisión del bolso, un oficial se ofreció a acompañarme al lugar donde nos esperaban Esteche y Lescano. El nos es porque recién allí se enteraron de que Alfredo no llegaría. El oficial, seguramente oliéndome periodista, me contó las bondades del sistema penitenciario. Mientras caminábamos lo vi a Fernando Esteche; luego se sumaría Lescano. En el lugar de la charla hay dos escritorios y tres sillas jugando a cuál se cae primero. También unas medialunas que llevé para el desayuno y el mate que ellos agregaron.

Charlamos mucho antes de grabar la entrevista "¿Te molesta si fumo?", me dijo Esteche. Al ’no, por supuesto’, le siguió el encendido de un puro. Allí terminamos de entrar en confianza y le admití que estuve a punto de llevarle tabaco hondureño. Me autocensuré porque temí que lo vieran como un gesto burgués. A la cárcel uno, se supone, lleva cigarrillos, no cigarros. Ambos rieron. "Ah, pero esa es una polémica que tenemos acá entre nosotros, porque el Boli dice que sí, que es burgués fumar de estos". Será la próxima.

Las causas de la causa

Fernando Esteche y Raúl “Boli” Lescano fueron condenados a tres años y ocho meses de prisión, acusados de ser los autores intelectuales del delito de “daño e incendio con peligro real común de los bienes”. Los hechos se dieron en el marco de una movilización en repudio al asesinato del docente Carlos Fuentealba, ocurrido el 4 de abril de 2007 durante la represión policial a un corte de la ruta 22 en Neuquén, que llevaban adelante trabajadores de la educación de esa provincia.

Al iniciar la charla, lo primero que hicieron los militantes de Quebracho fue aclarar por qué estaban presos, según su opinión.

Esteche explicó que "aunque desde lo formal estamos detenidos por la causa del repudio a Sobisch, nosotros sostenemos que esta es una excusa. La formalidad es esta causa que nos ha condenado a tres años y ocho meses de prisión por un escrache a un local partidario, pero lo que creemos es que estamos presos porque somos el cuerpo de la revancha neoliberal. Somos parte de la generación que en los ’90, cuando estaba el fin de los grandes relatos y el apogeo del neoliberalismo salíamos a luchar; cuando ellos decían que era el fin de la historia, nosotros salíamos a luchar por Liberación o Dependencia, Patria o Muerte o a proponer revolución, y esto lo hacíamos de cara a la sociedad abiertamente. Así que con los diez años después del 2001, diez años después de alguna recuperación a nivel de derechos populares, de lucha popular, creemos que estamos en una etapa de revancha. Hay ciertos sectores enquistados en el poder judicial que son los que van perpetrando esta suerte de revancha; entonces nosotros decimos que somos los presos posibles. Muchos estarían muy contentos de meter preso al gordo (Luis) D´Elia por la comisaría, por ejemplo, o a estos piqueteros que ahora son ministros o secretarios de Estado, seguramente Emilio Pérsico o el Chino Navarro; también estarían contentos de meter presa a la izquierda, como a Vilma (Ripoll), que si bien se abrazó con la Sociedad Rural igual la meterían en cana. Muchos estarían contentos con meter presos a muchos de nosotros, a los medios alternativos, a toda esta gente que se ha puesto desde hace tantos años a construir y organizar a lo que tenemos hoy como plataforma política popular.

Somos los presos posibles porque hubo un proceso de estigmatización, de anatema de un montón de cosas que hace que esté naturalizado que nosotros estemos en cana, y que por acciones idénticas o aún más graves en cuanto al escenario de lo público, o ante asesinatos, no haya ni siquiera imputaciones. Un detalle, el tribunal que nos sentencia a nosotros a esta alevosa condena por unos vidrios rotos de un local es el que absuelve a (Fernando) de la Rúa... es el mismo tribunal, la misma sala, los mismos personajes; el mismo fiscal, absuelve a estos tipos que usan trajes, son prolijitos y aparentemente bien educados, pero cada una de las decisiones de estos tipos implican muertes, hambre, desocupación, frustraciones a nivel del pueblo.

Que cada compañero se piense en su propia trayectoria histórica y a partir de ahí puede identificarse con nosotros en ese sentido, tranquilamente podrías estar en cana vos o cualquiera de los que piense como vos, porque al margen de las diferencias o no que podamos tener, somos los que nos paramos contra ellos, no importa quién sea el gobierno, nos paramos contra esta lógica que propone subalternizar y oprimir lo popular. Nosotros nos hemos parado contra ellos desde los noventa para acá y este es el resultado, por eso no solamente esta causa, tenemos otras causas por delante que ya nos han planteado desde los tribunales que cuando se hacen estos acuerdos previos de juicios abreviados, ya nos proponen condenas de cuatro años, o sea que ya sabemos que vamos a ir a estos juicios que tenemos que enfrentar este mismo año y vamos a condenas mayores todavía.

Así que creemos que esto ya no tiene un cariz judicial, esto no tiene que ver con la judicialización de la protesta o de la lucha popular, sino que tiene que ver con una revancha política y en esos términos me parece que hay que concebirla y sería muy saludable a nivel de pueblo poder entenderla así y en función de eso dar la batalla para que recuperemos la libertad, no desde el punto de vista individual que obviamente nos atraviesa, sino desde el punto de vista histórico. Ellos están preparando una revancha, empezaron por acá y hay que ver cómo la podemos parar como sectores populares.

- Fernando Tebele: Me parece que para seguir esta línea y entender por qué vos decís esto de ´no estamos presos por esta causa sino por aquella otra causa´, lo mejor que podemos hacer es contar por qué están presos legalmente, ¿qué pasó el día que mataron a Carlos Fuentealba?

- Fernando Esteche: A partir del asesinato de Carlos Fuentealba, fueron miles de argentinos los que durante la mañana del 5 de abril en distintos puntos del país salieron a movilizarse. Recuerdo que en Rosario hubo una manifestación muy fuerte, con elementos de violencia popular, lo que llamamos escraches, que si los hacen algunos están legitimados pero si los hacen otros parece que no. En el marco de esas miles de movilizaciones, nosotros con un conjunto de organizaciones también nos manifestamos, quisimos ir a la Casa de Neuquén en Capital Federal para identificar a Sobisch, su gobernador, como responsable del asesinato, por si hiciera falta, y en el marco de eso se hizo un acto, que cuando termina y se produce la desmovilización de las columnas, los compañeros que se van hacia zona sur, a Constitución concretamente, pasan a pocas cuadras de ahí por un local donde estaban los afiches de Sobisch sonriente en su campaña presidencial proponiendo “seguridad y educación”, todos elementos que él puso en juego justamente en el fusilamiento de Fuentealba.

Obviamente los compañeros, cargados de indignación y, si querés, con fuertes elementos de impotencia en cuanto a los repertorios de la política, la emprendieron a hacer lo que se conoce como un escrache, rompieron las vidrieras y ahí sobrevino una fuerte represión que dejó a diecisiete compañeros detenidos. En el caso particular mío, por ejemplo, yo no participé de eso, había estado en el acto temprano y me fui porque habíamos sido invitados por la Asamblea Nacional del Gobierno Bolivariano de Venezuela a un seminario.

Yo estaba viajando cuando me cuentan que nos rodearon el local, fueron muchos organismos de derechos humanos, me acuerdo de María del Carmen Verdú de Correpi, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, intelectuales, todos frente a nuestro local porque, si alguien recuerda la época o busca imágenes, rodearon toda la manzana y la emprendieron con sus carros hidrantes contra el galpón que era nuestro local. Entonces yo volvía a nuestro local para estar con los compañeros, ahí es donde nos detienen a nosotros, cuando entendemos que lo que están buscando es la detención individual, nos detienen cuando intentamos salir del local por los techos. Pero después en el juicio está probado, el juez, el fiscal de instrucción, todos los comisarios y los cronistas de televisión que fueron testigos, y están sus testimonios, de que yo no había participado de los hechos.

El juicio se realizó en 2010 y lo llevó adelante el Tribunal Oral Federal N°3, integrado por los jueces Miguel Pons, Gerardo Larrambebere y Guillermo Gordo. A su vez, Pons y Gordo conformaron el tribunal que el año pasado absolvió al ex presidente Fernando De la Rúa; el ex ministro de Trabajo de la Alianza, Alberto Flamarique; el ex titular de la SIDE, Fernando De Santibañes; y los ex senadores Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Constanzo, entre otros, en la causa por las coimas en el Senado.

- FE: Uno de los jueces que nos juzga es Gordo, que es un roba bebés; y esto se lo dijimos en la cara, no es que estas cosas las decimos de guapo ante un micrófono, a pesar de que estaba nuestra libertad en sus manos se lo dijimos en la cara. Gordo es un roba bebés, fue secretario en el juzgado de Lomas que es el que tiene el mayor registro de blanqueamiento de robo de bebés de los compañeros desaparecidos, fue secretario en ese momento.

El juez Larrambebere instruyó lo que fue la alevosía que el Estado argentino acometió contra la gente del copamiento de La Tablada, hay desapariciones, asesinatos, el Estado argentino está condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque este juez no hizo nada, y ese nos estaba juzgando a nosotros.

Y el otro era muy gracioso porque era el juez Pons, que es el arquitecto de la teoría de los dos demonios, un tipo que si hubiera estado vivo (Rodolfo) Walsh lo hubiera juzgado, condenado y metido en cana por la Carta Abierta a las Juntas, porque lo persiguió y metió en cana a (Juan) Gelman, a Norman Briski que estuvo el otro día acá, a los gobernadores Obregón Cano y Bidegain, que estuvieron en cana por haber firmado una solicitada en el ´79 en Italia que denunciaba los crímenes de la dictadura, eso los hacía agentes subversivos, como llamaba Alfonsín bandas subversivas, a estos compañeros. Así que el tribunal que nos tocó y a pesar de haber estado probado todo esto, nos condenó, y esto es lo que vuelve más procaz esta condena, ante la ausencia nos condenan como autores intelectuales y Sobisch todavía en lo que se llama la causa Fuentealba II no fue ni a declarar, nunca pisó una comisaria. Ninguno de los muertos del pueblo ha recibido mínima justicia, a lo sumo un gatillador que después aparece comprándose cigarrillos por la calle, como Darío Poblete, el asesino material de Fuentealba, o las cosas que conocimos que hizo el asesino de Darío Santillán también.

A lo sumo los gatilladores, pero los verdaderos pergeñadores y asesinos nunca; al contrario, son absueltos. Eso es lo que además visibiliza más el atrincheramiento de estos sectores oscuros en lo que se conoce como el poder judicial.

- FT: Vos decías antes que seguramente a los autores intelectuales de que ustedes estén presos, no los actores judiciales, les gustaría ver a un montón de otra gente, a actores de movimientos sociales, en las mismas condiciones que ustedes, ¿pero por qué ustedes en particular?

- FE: Por eso decimos que somos los presos posibles. No es una mirada conspirativa, no es que hay una oficina de tipos que dice ‘vamos a meter presos a todos los dirigentes sociales’, funciona más como lógica de reproducción del sistema, son revanchistas en general. El que nos judicializa a nosotros es el kirchnerismo, es el que nos mete en el circuito judicial de criminalización, en una causa que inicia Aníbal Fernández. Después y al margen de su voluntad, que dudo que la tuvieran tipos como Aníbal Fernández que es un tipo siniestro, pero aún si la tuviera después ya no lo controla, estos tipos funcionan con otra cabeza, no son las servilletas de Corach y creemos que Quebracho ha tenido desde que nació un proceso de estigmatización, nosotros no supimos resolverlo nunca a eso, a veces en la propia dinámica de la construcción de la visibilidad pública hasta nos montamos sobre eso, incluso uno puede revisarse su propia política, pero hubo un proceso de estigmatización desde Menem para adelante, por lo menos en los sectores medios; los sectores populares son otra cosa y además es desde nosotros nos nutrimos, pero los sectores medios tienen esa lógica incluso de comodidad.

Hoy no está nadie incómodo, nadie duerme incómodo porque hay dos tipos como nosotros, un tipo como el Boli, un luchador de toda la vida que ha estado preso en las cárceles de Onganía, Isabel, la dictadura de Videla, que Alfonsín lo seguía metiendo en cana y no le daba la libertad, un tipo que ha estado al lado de Santucho, una expresión emblemática de la generación del ’70 y nadie está incómodo porque él está en cana y todos hablan de los ’70; y mucho menos están incómodos porque esté en cana un tipo como yo.

Ellos sindican permanentemente a muchos de nosotros como violentos, intolerantes, incluso nos dan vacíos de política e ideología, y no desde el desconocimiento. Eso son los mecanismos que ellos producen, generan y después queda en cada uno cómo hace las lecturas desviadas, cómo decodifica los mensajes de esa maquinaria, que si bien tenemos identificado que eso existe como sectores populares, después terminamos alimentando incluso los sectores militantes, los sectores populares terminan alimentando muchas veces estas cosas, sintiéndose incómodos al lado de nosotros.

Así como nos es incómoda la desaparición de Julio López, una palabra bastante amable decir incómodo, uno se siente mucho más que incómodo ante la desaparición de Julio López, los asesinatos de Fuentealba o Darío Santillán, o de los compañeros del 20 de diciembre como Petete Almirón, un pibe que cayó a metros nuestro, un compañero militante de Lanús, estaría bueno que se pregunten cuán incómodo resulta que estemos nosotros en cana, que estemos presos por tratar de organizar a los sectores populares, porque cuando se habla de violencia en Argentina también sería interesante pensar los ’70, pensar la Triple A, los grupos de tareas, los libros quemados, Quebracho no produjo nada de eso en Argentina, todo lo contrario. Por eso creemos que somos los presos posibles y cuanto más posibles seamos nosotros en cana más posible será que estén otros.

Cuando Esteche habla de otros se refiere, por ejemplo, a Gerardo Martino del MTR, a Luis D`Elia, Vilma Ripoll del MST, y a trabajadores de distintas fábricas de zona norte, que fueron procesados por cortar la Panamericana. “Es abrir una llave que en Argentina de alguna manera habíamos todos aportado a cerrar las puertas de las cárceles hacia los sectores populares enrolados en la lucha política, me parece que ahora estamos en ese riesgo”, agregó el integrante de Quebracho, en el marco de la entrevista para el programa Sueños Posibles.

Presos políticos

- FT: Boli, recién Fernando repasaba hechos simbólicos de tu lucha como militante de los ’70 y como preso político, ¿ustedes hoy se llaman a sí mismos presos políticos?

- Raúl Lescano: Así es, e incluso lo hemos impuesto acá en este penal (N de la Redacción: la Unidad Penal 19 de Ezeiza), donde nos toca estar esta vez en prisión, pero siempre en todos los lugares donde hemos estado con Fernando y otros compañeros hemos dicho siempre que somos presos políticos y así está acuñado por las autoridades de acá, por más que no exista formalmente la prisión esa en los códigos, porque sería absurdo que lo hagan, pero estamos así acá. Vos hablás con cualquiera y hace una distinción, somos todos seres humanos por supuesto, pero por qué estamos nosotros presos es una diferencia abismal con cualquiera y por eso hemos impulsado tener un lugar fuera de los cánones de la cárcel, digamos, de que te hagan hacer esto, lo otro.

- FT: Y para un preso político de los ´70, de las peores dictaduras, ¿qué significa ser preso político hoy?

- RL: Yo les expresaba a mis compañeros y compañeras que trece navidades y trece años nuevos pasé yo en cana, inclusive la última, y no nos han podido doblegar, y en este sentido mantener vivos los motivos por los cuales estamos. Eso lo expresamos en el juicio, la convicción cuando nos juzgaron y damos entrevistas de todo eso; primero que no nos arrepentimos, segundo que hemos levantado en alto la bandera de lo que hicimos, más allá de las cuestiones penales, que eso es cuestión de la justicia, pero hemos asumido una responsabilidad política ante el pueblo, por el hecho de haber ido a repudiar el asesinato de un trabajador, un docente, un pobre de Argentina, como anteriormente lo hicimos con otros compañeros como Teresa Rodríguez, etcétera. En este caso fue Fuentealba.

- FT: Fernando introducía el elemento de la estigmatización para con el movimiento Quebracho, ustedes más allá de la cárcel, que implica de por sí una situación de soledad más allá de que ustedes puedan estar en este momento juntos, ¿se sienten solos como movimiento político?

- RL: De ninguna manera, siempre lo hemos expresado en las distintas circunstancias en que nos ha tocado tener compañeros presos, por ejemplo Fernando estuvo en 1996, y nunca nos sentimos solos en ese sentido. Después estuvo otro compañero, en esta misma cárcel, que fue Cascote, siempre hemos creado un arco de solidaridad alrededor nuestro que dice todo lo contrario.

- FT: Igual en los ’90 era más fácil, ¿no? El enemigo estaba más claro como decía Esteche.

- RL: Por lo mismo, la expresión de solidaridad que hemos tenido por ejemplo cuando lo llevaron detenido a Fernando para esta prisión demuestra que no estamos solos, es absurdo pensar que dos militantes populares, direcciones políticas de una organización que ya va a cumplir dieciocho años en el país, van a estar solos. En ese sentido, incluso nacional e internacionalmente, compañeros de otras expresiones políticas, por ejemplo, de Chile que han ido a la Embajada argentina a solicitar lo nuestro, y que vamos a seguir en esa campaña. De ninguna manera nos sentimos solos, al contrario, nuestras familias no se sienten solas tampoco. Los dos tenemos chicos que van a la escuela, y no se han sentido discriminados, ni perseguidos, ni nada por el estilo en las escuelas, ha habido una gran tolerancia en ese sentido, y hemos convivido con otras expresiones políticas en la misma escuela. No me siento para nada aislado.

La referencia al día que detuvieron a Esteche en la Universidad de La Plata en la que es docente, tiene que ver con la presencia en una conferencia de prensa realizada antes de la detención, en la que estuvieron desde D’Elía y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, hasta dirigentes de la izquierda partidaria como Vilma Ripoll o Cristian Castillo.

Los días en la cárcel

- FT: Ambos contaban que la condición de presos políticos aunque no sea oficial les permite estar en este lugar que es una unidad pre-libertad, donde los presos pasan un período antes de salir a la sociedad nuevamente, todo muy entrecomillas. Cuando ustedes entran a un penal, obviamente no dejan afuera su sensibilidad social, ¿cómo es la vida diaria en un lugar así, sabiendo que uno está preso por su accionar político y cómo es la convivencia con el resto de los privados de libertad?

- FE: Sería muy interesante que pudieras hablar, cosa que no vas a poder, con la población penal. Acá tipo seis, siete de la tarde, es la hora del mate. No es que hay un horario, pero más o menos a esa hora nos sentamos acá en la galería, y van viniendo los distintos compañeros y las personas que están acá detenidas. Lo que sí marcamos una diferencia con femicidas, violadores, asesinos, con ese tipo de gente no tenemos ningún tipo de relación, ni permitimos que estén alojados cerca nuestro; pero con otra gente hemos podido además desarrollar un trabajo, primero de conseguir algunos recursos mínimos de los que se llaman beneficios, pero que en realidad son derechos, aportar a organizar, ayudar a orientar en cuanto a qué cosas tienen derecho y a cuáles no. Después hay muchas familias, mucha gente sola, desprotegida, sin abogados o con abogados oficiales que no les dan pelota, otros que sí, o gente en muy mala situación económica, que después de diez, quince años en cana salen a la calle sin nada y les hemos conseguido algunos subsidios para la familia; gente que estaba indocumentada y los orientamos con los compañeros de afuera respecto a cómo documentarse y acceder a algunas políticas públicas; hemos conseguido casillas para gente que no tenía dónde vivir. Nosotros con la población de acá tenemos una relación más que buena, de respeto, y además planteándole que no hay nada que agradecer porque son derechos que ellos tienen.

El derecho a acceder a una política pública no nos lo tienen que agradecer a nosotros más allá de las gestiones, sino que son derechos que tienen y que muchas veces desconocen, y el Estado muchas veces está ausente en algunos sectores. Para este caso en particular no tiene políticas de integración, contención, no hay políticas para los sectores que han sido criminalizados.

Para un preso político la solución es política

- FT: Para la justicia esta causa es un tema ya resuelto. Es decir que lo único que puede cambiar esta cuestión es una decisión política: o les conmutan la pena o les conceden un indulto presidencial, ¿ven probable alguna de estas posibilidades?

- FE: Sin ánimo de corregir, pero la justicia es otra cosa, y es en lo que estamos involucrados todos en construir. El poder judicial es el que tiene todo esto resuelto. Lo que queda es una resolución política que en principio no es posible, si uno mira una foto congelada de la Argentina aparentemente no sería posible. Es una decisión muy sencilla, es una firma de un decreto que devuelve la libertad a compañeros que además han sido, desde el punto de vista de la formalidad del poder judicial, alevosamente condenados, en esto estamos laburando también con gente del CELS, para hacer una presentación ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero lo posible o lo imposible es esto de la militancia, soñemos lo imposible.

Nosotros somos militantes, tenemos optimismo histórico, entonces todo es posible. Nosotros salimos en libertad en la prisión anterior después de una huelga de hambre de cuarenta y tres días. Una huelga de hambre de verdad, no como la que hace algún dirigente, con migas en la barba, que hace huelga de hambre cada diez días, no, la nuestra era de verdad, estábamos a base de mate y té solamente, perdimos masa muscular, se deterioró bastante nuestra salud y todavía tenemos secuelas, pero nosotros creemos que con la lucha popular, con un proceso de visibilización, de compromiso y con peleas que daremos nosotros también acá adentro, tenemos que lograr empujar esa decisión política.

Si creyéramos en que no va a ser posible, estaríamos en un pozo, y hoy estamos con la moral alta, entendiendo que estamos con nuestro cuerpo cumpliendo un rol si se quiere de denuncia respecto a cómo son las estructuras de poder en la Argentina. No es un lugar que elegimos, pero es el que nos tocó y lo llevamos con estoicismo y con la dignidad y la fortaleza de que nuestros compañeros son camiones, están a full. Y cuando decimos nuestros compañeros no hablamos solo de nuestra organización sino los compañeros, la gente que conocemos, ustedes, Alfredo Grande, gente que sabemos que son compañeros más allá de enrolamientos militantes porque están en un compromiso, y creemos que es posible.

Hay mucho por hacer, hay que construir una gran corriente de opinión, de intención, que pueda mover las manos para que firmen los que tienen que firmar, que es una decisión política mucho más inofensiva que algunas decisiones políticas que se toman, como devaluaciones o acuerdos. Es una decisión más sencilla de tomar pero para la que hay que construir la intención política y en esa pelea estamos.

Al finalizar la entrevista, quizá sabiendo que si nos habíamos olvidado de preguntar algo en la entrevista no íbamos a poder hacer lo que en otras ocasiones, un llamado telefónico y se aclara la falta, les propusimos a Lescano y Esteche que se quedaran con la última palabra. Boli Lescano agradeció: “con la ayuda de ustedes y otros compañeros vamos a lograr el fruto que nos hemos trazado de volver a lograr la libertad”. Esteche aprovechó para hacer un juego con el nombre de nuestra radio: “nosotros obviamente no tenemos pretensiones ni de lejos de vanguardia, ni de vanguardismo, pero sí entendemos que en La Retaguardia tenemos un refugio y un lugar que los va a obligar ahora a ustedes moverse y ponerse en un lugar de batalla, estar más al frente, si bien ustedes vienen haciendo esa pelea desde siempre, pero en este caso particular les agradecemos la visita. Nos ha tocado ir a visitar a distintos presos políticos y venir a una cárcel no está bueno, ni como visita, así que agradecemos el esfuerzo y que nos permitan el micrófono, el aire, poder hacer más visible nuestra situación, y enviar un mensaje de fortaleza de que nosotros estamos acá obviamente en prisión pero estamos convencidos del rumbo por el que tiene que seguir nuestro pueblo, así que desde ahí estamos con esa tranquilidad”.

Continuamos charlando otro rato, ya con el grabador apagado. Fue difícil encontrar la manera de cerrar, de despedirse quién sabe hasta cuando. Esteche volvió a agradecer la visita y, seguramente olfateando la dificultad del cierre, dijo: "bueno, vamos porque te van a dejar adentro". Los tres sonreímos. Salimos de la oficina y caminamos hacia la salida. Llegamos hasta la barrera, nos saludamos, y me fui sin mirar atrás. Cuando uno se sube al auto al salir de la casa de alguien, toca bocina y vuelve a saludar. Pero no estábamos en la casa de Esteche o de Lescano. No pude, no quise. Solo subí al auto tarareando Si esta cárcel sigue así, todo preso es político... y empecé a pensar esta nota.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Toma en Soldati: velan a Soto y esperan el desalojo

Rosario Marina (COSECHA ROJA)

“Sabemos quién es el que le pegó el tiro a mi hermano. Este pibe de 25 años tiene cuatro casas acá en la villa. Es un narco”, dijo al mediodía Laura, la hermana, a los medios.

- ¿No podés correr el fuego un poco para allá que le hace mal a mi sobrina? - le dijo Osvaldo.
- ¿Por qué lo tengo que correr? - dicen que le contestó el paraguayo.
- Porque le hace mal a mi sobrina.
- Esperame.

Osvaldo creyó que el hombre no iba a volver. Pero cuando lo hizo, fue con un arma. Laura, su hermana, contó que cuando le pegó el primer tiro en la pierna, Osvaldo intentó levantarse. Pero el hombre le pegó otros dos: uno en el estómago y el otro en el corazón.

“Lo que yo quiero es que no digan que lo de mi hijo fue un ajuste de cuentas”, dijo Trinidad Loaiza a los medios. Recién llegada de Salta, está velando a su hijo. “Sin decir nada fue y le disparó. Dejó dos hijos y una mujer”.

“Nosotros no estamos en la toma. No estamos a favor de la toma tampoco”, aclaró la hermana.

Los que no están en la toma pero son vecinos de las villas cercanas dicen que muchos de los que están ahí ya tienen casa, que no necesitan. Adelante, bien cerca de la entrada, la mayoría son grupos de chicos jóvenes. Esos son los terrenos más caros para después vender. Caminando para el fondo de la toma, se ven más familias, más niños.

La ambulancia no llegó. La Gendarmería no se movió. Los colectivos no paraban. Tuvieron que sacar a Osvaldo por la entrada de la toma, que era la más grande, y frenar como fuera un colectivo que los llevara a la salita más cercana. Se pararon en la calle, le rompieron un vidrio y subieron a Osvaldo vivo.

Cuando llegaron a la salita bajaron el cuerpo del colectivo y lo apoyaron en el cordón. No saben si fue ahí cuando murió o si aguantó hasta entrar. Lo cierto es que Trini, su madre, no llegó a verlo.

****

Osvaldo tiene puesta una remera del Indio Solari y unos pantalones color crema. En la pared atrás de él, el escudo de River enorme. Es una foto que sostiene su hermana, Laura, con los ojos hinchados, mientras le sacan otra foto. Está vestida de negro. El pelo negro, la calza y la campera negras.

La otra hermana está sentada. Una manta infantil le cubre las piernas. También tiene los ojos hinchados. Cada cinco minutos llegan mujeres, algunas con niños, a saludarlas. Cuando se abrazan, vuelven a llorar. Todavía no pueden creer que su hermano esté muerto.

Pasado el mediodía aparece Daniela, la esposa de Osvaldo. Una mujer de unos veintipico, bajita, el pelo negro atado. Le cuenta a las hermanas de su marido lo que le dijo la fiscal: que van a investigar. No mucho más. Por ahora, tienen que esperar. Los dos hijos, uno de 10 y otro de 6 años, no están con ella.

Antes que Daniela llegara, Laura contó que los niños no sabían nada.“Yo le dije a mi cuñada que le sacara el celular al chico porque los Soto somos conocidos y por ahí preguntan. El nene leyó un mensaje que decía: ¿qué le pasó a tu papá? ¿está bien?”. Hasta ayer los nenes no sabían que a su padre lo había matado un paraguayo.

Osvaldo era muy pegado a su madre. También a sus hermanas. Era el único varón. Tenía 30 años y dos trabajos: uno como camionero de la basura y otro como limpieza en el sanatorio San Cayetano. Tenía, también, dos chihuahuas. Gastaba lo que fuera necesario para que estuvieran bien. Era un amante de la naturaleza. Su hermana Laura cuenta que tenía “el balcón lleno de plantas y de pajaritos”.

Se había mudado a la manzana 1 porque la 28, donde vivía antes, era muy peligrosa a la hora que él salía a trabajar. A las cuatro de la mañana tenía que sortear a los borrachos y drogados que se peleaban a los tiros. Había visto mucha sangre, no quería vivir así. Entonces sacó a sus hijos y a su mujer de ahí y los llevó a una zona segura.

Trini es una de las fundadoras del barrio. Una de esas mujeres que no se queda quieta si matan a su hijo. Una de esas madres que no va a parar. Los primos de Osvaldo, tampoco. Están convencidos de que esto va a seguir, que va a haber venganza.

Para los medios, Osvaldo es un muerto que da pie para decir que la toma de tierras en villa 20, muy cerca del Parque Indoamericano, es violenta. Aunque la gente esté sentada, cada uno en su parcela delimitada con lanas, cintas elásticas y ramas. Muchos tienen machetes, porque el pasto está muy crecido. Muchos tienen hijos que ya saben lo que es aguantar en una toma: muchos son los mismos que exigieron una vivienda en el Indoamericano, en 2010. Aquella vez los sacaron y les hicieron firmar un papel - un supuesto censo-, prometiéndoles una solución. Pero tuvieron que seguir alquilando.

Alquilar una pieza en villa 20 sale 1500 pesos. Si es con niños, se complica más. Nadie quiere alquilarle a una familia con hijos. Algunos dicen que es porque son molestos. Otros, porque cuando los quieren echar, se defienden.“Te dicen: no me voy, esto no es tuyo, es del Gobierno de la Ciudad”, cuenta una vecina.

El fiscal Rolero ya pidió el desalojo. Hoy a la mañana dijo por radio: “Ayer por la noche pedí un allanamiento al Juzgado y ordené el desalojo como sea, si es en forma pacífica que así sea o por la fuerza pública”. También hoy a la mañana la familia de Osvaldo Soto lo estaba velando.

Al mediodía, algunos vecinos se reunirán con el juez Gabriel Vega en la sede del juzgado. Les van a pedir que desalojen el lugar de forma voluntaria y pacífica. Víctor Hugo Núñez, presidente de la Junta Vecinal de Villa 20, dijo que esperaban una “respuesta genuina” del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Son tierras contaminadas con plomo. Durante años, ese fue el cementerio de autos de la Policía Federal. No es un parque de pasto prolijo ni de casas de material ni de cloacas, luz o gas instalado.

La emergencia habitacional sigue. Y la respuesta parece ser siempre la misma.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Tucumán. Pozo de Vargas: Identifican los restos de una estudiante santiagueña

DIARIO PANORAMA - TUCUMÁN NOTICIAS

Los restos pertenecen a Gloria Susana Figueroa, desaparecida en junio de 1976, cuando tenía 22 años y estudiaba abogacía en la vecina provincia.

Se trata de la quinta santiagueña identificada por los peritos de la Justicia Federal, sus familiares aguardan por el traslado de sus restos.

El juzgado federal Nº de Tucumán envió una notificación a la familia comunicando el hallazgo de los restos y la identificación de los mismos como Gloria Susana Figueroa, una joven santiagueña que a sus 22 años fue víctima de la dictadura militar cuando cursaba la carrera de abogacía en Tucumán. Ella vivía junto a tres compañeras en una pensión de la calle Piedras.

Sus hermanos, Raúl Enrique y Ana María expresaron sus sensaciones ante las cámaras de Noticiero 7 por la identificación de los restos de su hermana Gloria, Raúl expresó: “Es un triunfo de la verdad y poco a poco de la justicia, porque se vence el silencio, la oscuridad y el ocultamiento. Empieza a aparecer la verdad y va tomando fuerza con el tiempo”.

A su turno, Ana María, visiblemente emocionada dijo: “Yo tenia fe que la iba a encontrar, dónde no lo sabía pero tenía fe de que la íbamos a hallar...”, la emoción no permite que Ana siga hablando y retoma el diálogo Raúl: “Ella es la que mas ha luchado para encontrarla, y esto la golpea más porque en cierta manera es como coronar sus esfuerzos”.

Tanto Ana María como Raúl esperan que el caso de sus hermanos sea incluidos en algunas de las megacausas que se encuentran aún abiertas y en proceso: “Esperamos conservar estos fragmentos y esperar que continúen los trabajos y en un tiempo breve podamos recuperar los demás restos, y en ese caso llegar a una sepultura. La verdad nos da fuerza para seguir luchando”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: AMMAR, las orquídeas y “el bienestar general”

PRENSA RED

La Dirección de Inspecciones Jurídicas (DIPJ) apeló ayer el fallo de la jueza de primera instancia, Victoria Bertossi de Lorenzatti que le ordenaba al organismo que “en un plazo de cinco días le otorgara a AMMAR-Córdoba la personería gremial”.

Presentada la apelación, la jueza elevó la causa a la Cámara 4ª de Trabajo, integrada por María del Carmen Maine, Mario Ricardo Pérez y Francisco Mischis, que deberá resolver si hace lugar al pedido de la Dirección de Inspecciones Jurídicas o avala el fallo judicial.

“Todavía no conocemos el texto de la apelación presentada por Inspecciones Jurídicas y por lo tanto debemos esperar que resuelve la Cámara del Trabajo para después analizar los pasos a seguir”, manifestó a Prensared la secretaria General de AMMAR-Córdoba, Eugenia Aravena.

Desde la Clínica Jurídica destacaron que “la jueza Victoria Bertossi de Lorenzatti actuó rápidamente al enviar la causa a la Cámara de Trabajo y ahora habrá que ver cuanto tiempo se toma ese cuerpo para dictar sentencia”.

“Habitualmente los amparos tienen espacios muy cortos para su resolución y hasta ahora en esta causa se han respetado los plazos, y si se continúa en esa línea de acción, en una semana la Cámara debería resolver la cuestión”, aseguraron de la Clínica Jurídica.

Como se recordará desde hace dos años el gremio de trabajadoras sexuales reclamaba la personería jurídica, lo que en 2012 fue rechazado por la DIPJ mediante la Resolución 593, pese a que la organización había presentado los documentos legales, técnicos y administrativos requeridos.

Para esa dependencia, a cargo de Ana María Pacheco, AMMAR “no responde a un fin de bienestar general o el bien común conforme a lo estipulado por el artículo 33 de actual Código Civil”.

Al negarse el reconocimiento oficial AMMAR por vía administrativa presentó un recurso de reconsideración que también fue rechazado; entonces apeló a la vía judicial con el patrocinio de la Asociación Civil Clínica Jurídica de Interés Público de Córdoba.

El recurso se radicó en el Juzgado de Bertossi de Lorenzatti, quien en su sentencia consideró a la posición de la DIPJ como “discriminatoria y arbitraria”, y ordenó la inscripción de AMMAR como Asociación Civil.

Al final del fallo, la jueza critica a la Dirección de Inspecciones de Personas Jurídicas por asegurar que la organización AMMAR-Córdoba “no responde a un fin de bienestar general o el bien común conforme a lo estipulado por el artículo 33 de actual Código Civil”.

En ese sentido, la magistrada manifiesta, que por un lado la DIPJ “le niega a AMMAR la personería jurídica por no perseguir el bienestar general o bien común, pero en cambio se la otorga a la Asociación Civil Orquideófila de Córdoba, entre otras”

E irónicamente finaliza:“la pregunta que cabe hacerse es obvia ¿cuál es el aporte de la orquídeas al bien común? que se sepa, no surge de la Summa Teológica de Santo Tomás, en consecuencia nada aporta a la filosofía tomista del Bien Común”.

Y será porque las orquídeas no hablan, señora jueza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, La Rioja. Causa Angelelli: Repudian amenazas realizadas por un funcionario público al testigo Juan “Alilo” Ortiz

PRENSA RED

Los querellantes Marilé Coseano Angelelli, sobrina del obispo asesinado en La Rioja, y Luis Miguel Baronetto, por Centro Tiempo Latinoamericano (CTL), repudiaron la actitud intimidatoria del funcionario Marcelo Daniel del Moral, Ministro de Desarrollo Social de esa provincia, quien le dijo al testigo vía mensaje de texto: “no hablés de mi padre”.

Tras la audiencia realizada el viernes 21 de febrero, el testigo Juan Aurelio “Alilo” Ortiz, expuso ante el Tribunal la intimidación recibida en la pantalla de su celular.

-Tenía un concepto de Ud., de los muertos no se habla- decía el mensaje, hasta ese momento desconocido

- ¿Quién sos, a qué te referís?- preguntó Ortiz

-Soy Marcelo Daniel del Moral, no hablés de mi padre- respondió el actual Ministro de Desarrollo Social de La Rioja y ex Intendente del Departamento Castro Barros, en cuya jurisdicción se encuentran Aminga y Anillaco, lugares emblemáticos de la acción pastoral del obispo y de la furia de los dueños de la tierra.

El padre del funcionario, Fanor del Moral, participó precisamente de actos agresivos contra el religioso. En 1972, junto a otros terratenientes arremetieron violentamente -en Aminga- contra la casa de las religiosas de la Asunción y la sede de la cooperativa de trabajo CODETRAL; y en 1973, en Anillaco, apedrearon a Angelelli y sus feligreses. “La respuesta pastoral fue la sanción canónica a los instigadores de la agresión, entre los que se encontraba el padre del autor de las amenazas”, afirman.

Los querellantes habían advertido que la realización del juicio que investiga el asesinato de Enrique Angelelli tras 37 años de impunidad iba a ser “difícil y molesto especialmente para ciertos sectores que constituyen resabios del feudalismo riojano y aún ocupan importantes espacios de poder en las instituciones oficiales y privadas de la sociedad riojana. Lo repetimos ante el propio Tribunal cuando nos tocó testimoniar en el juicio a fines del año pasado”, manifiesta el texto.

Y agrega: “Desde la soberbia del poder feudal que sigue confiando en las redes de la impunidad, seguramente no será el único que se animará a intimidar a quienes van testimoniando en este juicio que pretende reparar una deuda histórica con la memoria riojana”.

Finalmente los querellantes de la familia y de CTL reclaman que el Tribunal tome las medidas correspondientes para asegurar la integridad de los testigos para que la “verdad salga a la luz”. Y le pide a los jueces que “sin que les tiemble la mano apliquen el rigor de la ley” para con los que quieren atrasar el reloj de una sociedad que hace treinta años eligió consolidar un camino democrático.

El juicio que comenzó el año pasado se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de La Rioja integrado por los jueces José Camilo Quiroga Uriburu, Carlos Julio Lascano, Juan Carlos Reynaga y Mario Eugenio Garzón. Los imputados son Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella quienes deben responder por los delitos de homicidio calificado, tentativa de homicidio calificado y asociación ilícita agravada.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.