viernes, 21 de marzo de 2014

"Orden Internacional 2014. Radicalización y corte brusco de canales diplomáticos"

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Los tres años de guerra inducida en Siria y los actuales acontecimientos en torno a Crimea y Ucrania, han provocado el enfrentamiento político y diplomático mas grave entre Estados Unidos y la única potencia con cierta paridad de poderío bélico nuclear desde la disolución de la Unión Soviética, como es Rusia.

En un nuevo orden internacional de paradojas, sin la amenaza del comunismo, el escenario de beligerancia tiende a expandirse globalmente bajo la pátina de variadas manifestaciones de rechazo a determinado sistema, aunque en el fondo, muchos de los puntos críticos parecieran encaminarse a la desestabilización de estados y en el caso de Siria, desintegrar naciones.

El fenómeno está en Nigeria, en Uganda, se expresa en el misterio del avión Malasio, en la permanente agresión israelí en el Medio Oriente.

Recientemente han bombardeado una instalación militar en Siria según reporta un corresponsal en una de las últimas conferencias de prensa en la Casa Blanca.

Irán por su parte continua siendo cercado por la Alianza Transatlántica por su desarrollo nuclear y es candidato permanente a la desestabilización vía ataque militar directo en una misión liderada por Estados Unidos (la forma mas popular en el Partido Republicano), o mas sanciones con intromisiones de organismos externos.

India tiene brotes internos de desestabilización, y en China, el sentimiento separatista en Sinkiang y Tíbet estimulado por países de la OTAN, no cesa. Japón persiste en hostilizar a China por el norte mientras que Afganistán y Pakistán parecieran albergando su propia dimensión del poder internacional a través de la lucrativa actividad terrorista.

En la región sur del hemisferio los puntos críticos son conocidos, con Venezuela en el ápice en cuanto inestabilidad inducida externamente, a los que se podrían agregar Bolivia y Ecuador en la estrategia conocida de desestabilizar estados.

Pero no solo eso, hay una radicalización en el uso de instrumentos y un corte brusco de canales diplomáticos, con una ONU fragmentada y muy condicionada por ese clima. El Gobierno en Washington le anuló al personal diplomático Sirio sus inmunidades y privilegios, lo cual constituye una violación a las convenciones establecidas.

La ONU a su vez cada vez más toma partido político en uno u otro sentido en las zonas de conflicto y así se ha debilitado. Países vecinos como Chile y Argentina que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU deberán asumir posiciones. Lo que sucede en el Asia menor y la zona caucásica está más imbricado que antes con los temas regionales.

Seria útil, sino esencial iniciar un debate más colectivo en ambas naciones respecto a las posturas de Argentina y Chile en las instancias en que se vota por un determinado curso de acción en la ONU. Naciones Unidas es un órgano público, "pertenece" a los países, es de los pueblos. La política exterior también debe ser un acto ciudadano.

Seria esencial que el público estuviera mejor informado sobre los futuros cursos de acción en política exterior y en las decisiones que pueda adoptar el único organismo multilateral donde participan casi todas las naciones y donde en teoría según la Carta se expresan sus pueblos. Esto nunca ha sido así y el poder jerárquico ha dominado con la excusa de evitar los excesos de asambleismo y populismo.

Así también le ha ido a ese poder jerárquico dominante que aduce representar a masas de personas. No ha sabido usar ese poder a juzgar por el nivel actual de beligerancia repartido en el planeta. Los partidos políticos progresistas y partidarios de la paz y los equilibrios deberían liderar ese debate o al menos estimularlos por el bien público. El análisis y el debate mientras mas temprano mejor, para así evitar las distorsiones y decisiones de último minuto, que son las que han llevado al estado de situación en Ucrania, Crimea y Siria.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea tras el caso ucraniano

Guillermo Almeyra (especial para ARGENPRESS.info)

Desde el derrumbe de la ex Unión Soviética los gobiernos de Estados Unidos buscan redimensionar el poderío ruso y acorralar a Moscú con una red de bases agresivas en sus fronteras y extendiendo la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cada vez más hacia Oriente. Rusia, se recordará, ya reaccionó cuando Estados Unidos y la OTAN intentaron instalarse en Georgia, en el Cáucaso, en la bisagra con las ricas repúblicas petroleras y gasíferas que giran en la órbita de Moscú, y ahora volvió a reaccionar cuando, mediante el intento de ingreso de Ucrania a la Unión Europea, Estados Unidos trató de correr el radio de acción de la OTAN hacia el Este y de cerrarle el acceso al Mediterráneo a la flota rusa del Mar Negro, basada en Sebastopol, en la península de Crimea.

Esta reacción, totalmente previsible, tiene que haber sido calculada por Washington y ese papel provocador de la diplomacia estadounidense choca con los intentos anteriores de cooptar a Rusia, con su participación en el G8, separándola de China y de las llamadas “potencias emergentes”, como la India. Dicho sea de paso, estos dos últimos países rechazan las medidas anti rusas y llaman a actuar con cautela y a resolver todo por la vía diplomática.

Los capitalistas mafiosos de Moscú sostuvieron al régimen impopular, corrupto y servil del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich, depuesto por un golpe parlamentario que se montó sobre grandes manifestaciones populares a las que se sumaron los fascistas y neonazis ucranianos (que no las dirigieron, pero las utilizaron). Esa movilización popular fue alentada efectivamente por la Unión Europea que capitalizó el repudio a la corrupción e incapacidad de la oligarquía ucraniana subordinada a Moscú y el recuerdo de los crímenes de Stalin y sus seguidores en Ucrania (el stalinismo deportó a todos los tártaros de Crimea y pisoteó los derechos nacionales ucranianos) y canalizó esos sentimientos detrás de la ilusión sobre mejores condiciones de vida si Ucrania entraba en la Europa unida del gran capital.

A esas masas democráticas se unieron las minoritarias bandas fascistas, ultranacionalistas y antirusas, de Svoboda y otros grupos de extrema derecha que tratan de llevar agua para su propio molino pero que, contrariamente a lo que afirma Moscú, ni fueron ni son la base de la caída de Yanukóvich y del actual gobierno heterogéneo, fragilísimo, de la oligarquía prooccidental ucraniana.

No estamos pues ante la alternativa fascismo o Putin, éste no es ni anticapitalista, ni antiimperialista ni democrático y medidas como la incorporación de Crimea a Rusia (independientemente de los lazos históricos pluricentenarios entre la península y Moscú) sólo sirven para unir a los demócratas ucranianos contrarios al régimen títere de Yanukóvich con los fascistas de todo tipo manipulados por los servicios de inteligencia occidentales cuando, por el contrario, es indispensable separar la protesta legítima y de izquierda de las maniobras belicistas anti rusas de la OTAN.

La Unión Europea y Estados Unidos podrían verse más afectados que Rusia por sus sanciones contra el gobierno de Putin. Europa, en efecto, depende en un 30 por ciento del gas y del petróleo ruso, Francia construye dos portahelicópteros para Moscú y Ucrania no podría vivir sin Rusia. Moscú reforzará inevitablemente sus lazos políticos, económicos y militares con China, a la que Estados Unidos quiere también cercar en el mismo Mar de China y provoca desde hace años utilizando sus marionetas de Taiwán y de Japón. Los países petroleros también miran con preocupación las amenazas a Rusia, que pesa mucho en el mercado energético.

El apoyo, en este caso de Ucrania como en Siria o Libia, de países como Argentina a la diplomacia de Estados Unidos, la Unión Europea e Israel muestra la evolución hacia la derecha de sus gobiernos, pero la mayoría de los llamados “emergentes” ve con preocupación el reinicio, por iniciativa de Estados Unidos, de la Guerra Fría, que podría tener efectos multiplicadores de la crisis económica mundial tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos mismos, o sea, en los principales mercados.

El nacionalismo gran ruso o el auge del chauvinismo ucraniano como reacción a la política de Moscú causan un daño enorme a la defensa de Rusia y de la misma paz mundial. La realpolitik tiene siempre efectos contrarios: Napoleón, con la invasión de las decenas de Estados de Alemania, creó el nacionalismo alemán, fortaleció el nacionalismo ruso y austríaco y forjó la Santa Alianza de todas las monarquías reaccionarias hasta que la lucha de clases irrumpió en las barricadas obreras de 1848.

Rusia sólo podrá defenderse del imperialismo si los pueblos se diferencian de los gobernantes capitalistas, incluyendo entre éstos al mismo Putin, quien quiere que los ucranianos opten entre su autocracia y el capitalismo mafioso ruso o el capitalismo dependiente y servil de la Unión Europea y sus servidores ucranianos.

Sólo una movilización democrática y por la reorganización de Ucrania puede impedir la maniobra de la Unión Europea y de las bandas fascistas a su servicio y de los aprendices de brujo del Departamento de Estado.

Los pueblos de Europa (y el mismo pueblo de Estados Unidos) rechazarán la preparación de la guerra y la escalada político-militar si ven en Ucrania y en Europa oriental una movilización masiva por una política anticapitalista y antiimperialista en vez de la lucha entre diversos sectores oligárquicos que se disputan el poder para hacer que los trabajadores paguen los costos de la crisis.

No hay sólo dos opciones -Putin o los imperialismos occidentales- sino tres porque es posible organizar una respuesta mundial de los trabajadores a los fabricantes de guerras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Diferencias entre Malvinas y Crimea

LA ARENA

Aprovechando la visita de la Presidenta de la Nación al corazón de Europa, el gobierno argentino ha instalado un discurso tendiente a comparar la crisis actualmente en ciernes en Crimea, con el histórico conflicto que nuestro país mantiene con Inglaterra por la soberanía de las Islas Malvinas.

La comparación entre ambos casos es tentadora. Se trata de dos pequeños territorios insulares (en el caso de Crimea, peninsular) de importancia estratégica y económica. Como Malvinas, Crimea es un puerto crucial para la navegación (a través del puerto de Sebastopol se accede al Mar Negro, y por ende al Mediterráneo). También es un fuerte enclave militar, escenario de guerras en el último siglo y medio.

También en Crimea (como se propone en Malvinas) se convocó a un plebiscito de más que previsible resultado. Allá, la abrumadora mayoría étnica rusa aprobó por más del 95 por ciento de los votos su pertenencia a Rusia, pese a integrar territorio ucraniano desde hace seis décadas. Posiblemente, si se realizara la votación convocada en Malvinas, el porcentaje a favor de Inglaterra sería parecido.

Por otra parte, Rusia -como la Argentina- tiene fuertes argumentos históricos para reclamar ese territorio, obtenido a costa de sangre contra los tártaros (apoyados por el imperio Otomano, Inglaterra y Francia) a mediados del siglo XIX. Si pasó a integrar el territorio de Ucrania, cien años después de aquella guerra, fue en un contexto muy diferente, el de la conformación de la Unión Soviética, que era una confederación de estados. Aquella medida, diseñada por Stalin y ejecutada por Krushev, ha sido calificada como un "error histórico" por el actual mandatario ruso, Vladimir Putin.

Pero allí es donde terminan las comparaciones. La anexión de Crimea por parte de Rusia, que ha sido política pero también militar, se parece poco a la guerra de Malvinas, por una mera comparación de fuerzas. Rusia fue, es y será un poderoso país, potencia militar y con antecedentes históricos imperiales; en tanto Argentina era y es un país periférico, sin tradición guerrera y sin vocación imperial.

Claramente, en la guerra de Malvinas era Argentina el país débil, enfrentando a una Inglaterra que, si bien había visto evaporar su imperio tiempo atrás, no había perdido la adicción a conductas imperiales (adicción que aún mantiene mediante una droga peligrosa, su alianza inoxidable con Estados Unidos).

Muy distinta ha sido la reacción de la OTAN para con Rusia, donde la opción militar no ha sido contemplada, y es dudoso que lo sea. Por mucho que a Occidente le interese horadar el poder ruso incorporando Ucrania a la Unión Europea, el riesgo de un conflicto militar este-oeste es demasiado alto.

Por otra parte, si el mundo se encamina hacia una reedición de la Guerra Fría, no ha sido Rusia la que tiró la primera piedra. Como bien dijera Putin en un discurso reciente, "nos han engañado una y otra vez, tomado decisiones a nuestras espaldas, y presentándonos los hechos consumados. Así ha sido con la expansión de la OTAN en el Este, con el establecimiento de infraestructura militar en nuestras fronteras".

Como se ve, entonces, el discurso del gobierno argentino, a pesar de sus buenas intenciones, no coincide necesariamente con la realidad política internacional, y a lo sumo provocará alguna irritación al mostrar la incoherencia (o hipocresía) de las potencias occidentales en sus manejos por poner bajo su influencia a todo el planeta.

Incoherencia que no es tal, ya que esas potencias (y su maestra, Inglaterra) no tienen amigos, sino intereses, y en la búsqueda del propio beneficio poco reparan en la ética, la muerte de otros, o la caballerosidad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Washington aislado sobre la cuestión venezolana

Salim Lamrani (OPERA MUNDI, especial para ARGENPRESS.info)

Estados Unidos se encuentra aislado en el continente americano sobre la cuestión venezolana debido al apoyo que brinda al sector golpista de la oposición, cuyas violencias causaron la muerte de cerca de 30 personas.

Desde el inicio del mes de febrero de 2014, los sectores de la extrema derecha multiplican los actos criminales en Venezuela con el objetivo de romper el orden constitucional y derrocar al presidente democráticamente electo Nicolás Maduro. Las violencias causaron la muerte de al menos 28 personas, entre ellas varios miembros de las fuerzas del orden. Tres líderes de la oposición elaboraron el plan de acción en enero de 2014: Leopoldo López, presidente del partido de extrema derecha Voluntad Popular; María Corina Machado, diputada de la Asamblea Nacional y Antonio Ledezma, alcalde de Caracas. Los tres llamaron públicamente a un golpe de fuerza contra el Gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela. (1)

Estados Unidos se ha opuesto desde el inicio a Hugo Chávez y a la Revolución Bolivariana a pesar de su carácter democrático y pacífico. Desde 1999, Washington brinda apoyo político, diplomático, financiero y mediático a la oposición venezolana. En 2002, George W. Bush había orquestado un golpe de Estado contra el Presidente Chávez con la complicidad de la oligarquía venezolana, de una parte del ejército y de los medios informativos privados del país. Hoy, la administración Obama apoya abiertamente los intentos de desestabilización de la democracia venezolana respaldando las actividades de la extrema derecha.

El Departamento de Estado defendió las manifestaciones violentas en nombre de “la libertad de expresión”. Exigió a las autoridades venezolanas que liberaran a los responsables de esos actos, “injustamente detenidos”, a pesar de que varios fueron arrestados con armas en las manos. John Kerry, secretario de Estado, incluso amenazó a Venezuela con sanciones. (2)

No obstante, Washington se encuentra aislado en el continente americano. La inmensa mayoría de los países de la región condenaron las violencias que orquestó la oposición y brindaron su apoyo al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro. El 7 de marzo de 2014, la Organización de Estados Americanos, tradicionalmente conservadora y alineada con Washington, que agrupa todas las naciones del continente menos Cuba, infligió una derrota a la administración Obama. Una resolución, que adoptaron todos los países con la excepción de Estados Unidos, Canadá y Panamá, expresó la “solidaridad” y el “apoyo [de la OEA] a las instituciones democráticas, al diálogo y a la paz en la República Bolivariana de Venezuela”. En una alusión a la posición de Washington, la OEA llamó al “respeto al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados” y expresó su “su compromiso con la defensa de la institucionalidad democrática y del Estado de Derecho”. También condenó la actitud de la oposición expresando su “su más enérgico rechazo a toda forma de violencia e intolerancia”. Finalmente la Organización declaró su “pleno respaldo y aliento a las iniciativas y los esfuerzos del Gobierno democráticamente electo de Venezuela y de todos los sectores políticos, económicos y sociales para que continúen avanzando en el proceso de diálogo nacional”. (3)

Por su parte, la Unión de Naciones Suramericanas, que agrupa los 12 países de la región, condenó “los recientes actos de violencia”. “Cualquier demanda debe ser canalizada de forma pacífica, por la vía democrática, y respetando el Estado de Derecho y sus instituciones”, enfatizó. También expresó su “solidaridad” con “el pueblo y el Gobierno democráticamente electo de esa nación” y decidió “respaldar los esfuerzos del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para propiciar un diálogo” con todos los sectores de la sociedad. En una clara alusión a Estados Unidos, la UNASUR expresó su “preocupación ante cualquier amenaza a la independencia y soberanía de la República Bolivariana de Venezuela”. (4)

Michelle Bachelet, Presidenta de Chile, quien acogió en Santiago la reunión de la UNASUR, brindó su apoyo total a Nicolás Maduro y condenó los intentos de la oposición de romper el orden constitucional. “No aceptaremos jamás que nadie, ni persona ni país, incite a través de mecanismos violentos, a derrocar a un Presidente legítimamente electo” afirmó, en una nueva alusión a Estados Unidos. Según ella, los conflictos deben resolverse mediante “una vía de diálogo y de paz”, rechazando así las manifestaciones violentas de la oposición. (5)

Cristina Fernández, la Presidenta de Argentina, también expresó su rechazo a los intentos golpistas y ofreció su apoyo a “la democracia venezolana”, recordando que el actual poder sacaba su legitimidad de los 18 procesos electorales sobre 19 que ganó durante los últimos 15 años. Llamó a la oposición a no abandonar la vía democrática enfatizando la posibilidad de organizar un referéndum revocatorio en 2016, de medio-mandato, que permitiría convocar elecciones presidenciales anticipadas en caso de triunfo. “Venezuela es el único país del mundo que tiene revocatorio, o por lo menos de la región, donde al presidente le ponen el derecho de revocatorio”, subrayó. Del mismo modo, no dejó de denunciar los intentos de desestabilización que orquesta Estados Unidos y advirtió contra las “intervenciones foráneas y extranjeras, por lo que sería lamentable permitir que vientos ajenos derrumben a un país hermano como Venezuela”. (6) Cristina Fernández también denunció el “intento de golpe suave que se quiere dar contra la República Bolivariana de Venezuela”. (7)

Como durante la presidencia de Hugo Chávez entre 1999 y 2013, Estados Unidos no ha renunciado a acabar con la Revolución Bolivariana democrática, pacífica y social. Se opone al Presidente Maduro y apoya a la oposición golpista. Por su parte, los medios informativos occidentales, principales apoyos de este intento de desestabilización, han tomado partido a favor de los partidos de la ruptura del orden constitucional y contra la democracia venezolana.

Notas:
1) Salim Lamrani, « 25 verdades sobre las manifestaciones en Venezuela », Opera Mundi, 23 de febrero de 2014.
2) EFE, « EEUU no responde a oferta de diálogo de Maduro e insiste en pedir mediación », 17 de marzo de 2014.
3) Organisation des Etats américains, « Consejo permanente aprobó declaración sobre la situación en Venezuela », 7 de marzo de 2014. http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-084/14 (sitio consultado el 18 de marzo de 2014).
4) Union des nations sud-américaines, « Resolución », 12 mars 2014. http://cancilleria.gob.ec/wp-content/uploads/2014/03/RESOLUCI%C3%93N-UNASUR-MARZO-2014.pdf (sitio consultado el 18 de marzo de 2014).
5) The Associated Press, « Bachelet reitera apoyo a Maduro », 16 mars 2014.
6) Agencia Venezolana de Noticias, « Presidenta Fernández: Defendemos la democracia de Venezuela », 1de marzo de 2014.
7) Telesur, « Fernández: Derrocamiento del Gobierno de Venezuela sería fatal para Latinoamérica », 1 de marzo de 2014.

Salim Lamrani es doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité, Paris, Editions Estrella, 2013, con un prólogo de Eduardo Galeano.

http://operamundi.uol.com.br/conteudo/babel/34444/washington+ha+quedado+aislado+sobre+la+cuestion+venezolana.shtml

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Se cierra el cerco judicial al gobierno: Nuevo escándalo de Oyarbide

A. Guerrero (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Norberto Oyarbide frenó un allanamiento a la cooperativa de crédito Propyme por un pedido telefónico que le hizo Carlos Liuzzi, subsecretario de Legal y Técnica, mano derecha del secretario Carlos Zannini y hombre fuerte de esa secretaría. Tanto que, según se sabe, es el que maneja despóticamente la caja. Lo notable es que esa irregularidad escandalosa no se conoció por trascendidos ni por alguno de los buchoneos habituales en la camarilla gobernante. Nada de eso: Oyarbide confesó que hizo eso en un escrito que él mismo le presentó al juez Martín Irurzún.



Con esa admisión, Oyarbide activó una bomba en contra de sí mismo: vuelven a arreciar los pedidos de juicio político contra él. Pero, al mismo tiempo, produjo la enésima crisis política en el gobierno, en lo que tiene tufillo a un apriete en regla. La financiera allanada está vinculada con Zannini y, según medios periodísticos, con Hugo Moyano y Jorge Capitanich. Ahora, Máximo Kirchner y otros capitostes de La Cámpora, enemigos de Zannini, braman contra el secretario de Legal y Técnica.

“Yo siempre estoy”

Oyarbide dijo que frenó el allanamiento porque Liuzzi le explicó que los policías que conducían el operativo le habían pedido coimas al dueño de Propyme. Dijo que lo hizo porque conoce a Liuzzi “desde hace treinta años” y lo considera “una fuente muy confiable”. Con eso se entierra, porque en 2012 Oyarbide juzgó a Liuzzi en una causa por enriquecimiento ilícito y, por supuesto, lo sobreseyó. Fue uno de los tantísimos expedientes por corrupción que cayeron en su despacho. Ahora, con esta infidencia, este juez todo terreno destapa una olla de contenido impredecible.

En la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura, presidido por la senadora santiagueña Ada Itúrrez de Capellini -ladera fiel de Gerardo Zamora- los K se preparan para la dificultosa tarea de defender a Oyarbide. No tienen más remedio, no pueden dejarlo caer porque caen con él.

Por su lado, el dueño de Propyme, Guillermo Greppi, disparó contra la policía que le mandó Oyarbide. Dijo que le pidieron 300 mil dólares de coima y debió reaccionar “porque si no me desplumaban” (La Nación, 14/3). El financista añadió que “a otros los depilaron”. Según parece, así funciona la División de Investigaciones Federales de Organizaciones Criminales (Difoc) de la Policía Federal. Los comisarios que pidieron la coima le dijeron a Greppi que sólo respondían ante Oyarbide. De ahí que, según un sargento de la Federal que estaba en el lugar, Greppi llamó a Liuzzi y le dijo “sacame a estos tipos de acá, cuando ustedes me necesitan yo siempre estoy”.

Por eso, no extraña que los diarios informen que la Presidenta bajó hecha una furia al despacho de Zannini y tuvo con él una reunión peor que tensa. Cada día empeoran las condiciones del gobierno para resistir este tipo de embates.

Parte de lo mismo es el nuevo revés judicial que ha sufrido Amado Boudou, quien recibió el viernes 14 una pésima noticia: el juez Ariel Lijo rechazó un pedido de nulidad presentado por su defensa y aceptó los testimonios de Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick, quienes declararon que el vicepresidente manejó personalmente el traspaso de acciones de Ciccone Calcográfica.

Como ha señalado varias veces Prensa Obrera, buena parte de la lucha por la sucesión presidencial se libra en el Poder Judicial. Allí hay causas que afectan directamente a la familia presidencial, como las referidas a los manejos de Lázaro Báez, Cristóbal López y otros. Si las maniobras “destituyentes” están momentáneamente postergadas, a la espera de los resultados de las negociaciones oficiales con el Club de París, los holdouts y el FMI; en fin, de la “vuelta a los mercados” exigida por toda la burguesía, el cerco judicial al gobierno no se detiene por si todo aquello naufraga.

La camarilla K está en libertad condicional.

Fuente imagen: TELAM

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Hay que reconfigurar el concepto de intelectuales”

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Semejante definición es del Lic. en Filosofía Giulio Soldani.

Soldani nació en Italia y ha recorrido muchos países y regiones del mundo pese a su joven edad. Actualmente vive en Neuquén e integra activamente la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua.

En esta entrevista discurrimos sobre el rol de los intelectuales, su Italia natal, la Alemania imperialista, el neoliberalismo, el extractivismo que padece América Latina y la necesidad de resistir y forjar alternativas a lo establecido.

Lejos de la soberbia seguimos insistiendo: o democracia o plutocracia.
Y sí en Neuquén el Fracking y la Chevron todavía permanecen impunes: resulta imprescindible - como señala Soldani- “despertar las inteligentes revolucionarias”. De nosotros depende que la calamidad no cuente con la anuencia de nuestra somnolencia.

• ¿Cómo andas Giulio?

• G.S: Hola, Andrés. Bien, ¿vos?

• Bien… Giulio, antes que nada: ¿qué te llevó a venir a la Argentina y andar recorriendo estas regiones?

• G.S: La verdad es que estaba viviendo en Alemania, porque como muchos filósofos estudiamos alemán ya que es el idioma de los filósofos en Europa. Estaba muy cansado de lo que sucedía en Europa y no le veía mucho futuro a las luchas, así que me dije de conocer Latinoamérica y quería empezar por un país que culturalmente es más cercano a mi cultura de origen, la Argentina está llena de tanos, y pensé hacemos ésta… Me postulé para hacer un doctorado en la UBA.

• Estuviste en Alemania: ¿sigue siendo un país esencialmente imperialista o poderoso?

• G.S: Sí, cada vez más. Con el papel que está jugando ahora Alemania en la Unión Europea se ve muy bien, muy claro, como está hegemonizando ese espacio. Teniendo una de las pocas economías que todavía no está muy afectada por la crisis mundial siguen bajando líneas a países que la están pasando peor, como Grecia, por ejemplo. Así que sí.

• Ya como filósofo y activista, ¿qué rol cumplen los intelectuales en estos tiempos?

• G.S: Para mí hay que reconfigurar el concepto de intelectual, que necesita ser realmente revisionado. Seguramente las voces críticas adentro del cuerpo académico son cada vez menos, entonces son muy pocos los que desde la academia, de la universidad, de la investigación levantan voces en contra del sistema. Hay cada vez más gente que se conforma a lo que se da, a la reforma que se hacen de las universidades, de los sistemas educativos. Un caso en la Argentina es lo que está pasando con la acreditación en la CONEAU, es muy parecido a lo que pasó en Europa con el Plan Bolonia. Es decir, se acreditan las universidades, las facultades y dependen cada vez más de las empresas que financian directamente proyectos de investigación o educativos.
Hay una mercantilización, una empresarialización de las facultades. Las facultades son cada vez más lugares donde se vende y se compra conocimiento y saberes, donde estos saberes se formulan y forman círculos de generación de poderes. Todos sabemos que los que salen de las universidades son los mismos que van a ser gerentes de empresas o trabajadores en ámbitos técnicos que son campos fundamentales.
Hay que volver a generar una distinción que podemos retomar de una entrevista que hizo Foucault con Deleuze en los 70 donde señalaba la diferencia entre intelectual orgánico e intelectual específico. El intelectual orgánico es estilo Gramsci, intelectual del partido, que se sienta, mira lo que pasa, describe la situación y dice lo que estaría bueno o mal hacer. Es un intelectual “moral”, define lo que está bien, lo que está mal, que conviene hacer.
Los intelectuales específicos son los que están adentro de los dispositivos de poder y saber, los que ponen el cuerpo directamente en los conflictos que se generan, o más bien de las tecnologías sociales que permiten a la sociedad seguir adelante.
Foucault toma el caso clásico del psiquiatra, de lo que paso en Italia en el 78 con la reforma en la psiquiatría. Había psiquiatras democráticos o antipsiquiatras, o sea gente que quería revertir el orden y el funcionamiento de la institución psiquiátrica desde adentro, desde su rol de psiquiatra.

• Para vos tampoco los intelectuales responden solamente a su formación académica o su relación con los partidos políticos…

• G.S: La palabra intelectual me suena rara, yo te diría que hay una producción de saberes en este momento. Toda aquella persona que está metida en ámbitos donde se puede producir saberes tiene un rol de intelectual, pero no son intelectuales, tienen un rol, una función. Producen saberes que se puede utilizar para la lucha o para el desarrollo capitalista. De hecho, el capitalismo o todos sus enemigos están en una lucha para autoafirmarse, defenderse y sobrevivir. Siempre se trata que los saberes salen de una lucha.

• En Neuquén hay bastante lucha contra el Fracking y el extractivismo, hay gente que tiene saberes a favor de los sectores populares…

• G.S: Seguramente. Lo que pasó con nuestra experiencia es que muchos de los saberes de los sectores populares nacieron en la lucha. Yo mismo como no sabía de extractivismo, involucrándome empecé con otra gente a investigar, a conocer más la realidad, a ir a lugares, hablar con personas que están metidas en las empresas o que están afectadas, como la comunidad de Mapuches, y empezar a desarrollar saberes desde la lucha y para la lucha. La lucha misma es la mayoría de las veces un campo de creación de saberes contrahegemónicos o contrapoderes.

• Mucho se escribe que con el kirchnerismo se termina el neoliberalismo y llega el neodesarrollismo: ¿es tan así?

• G.S: No es tan así, es un neo desarrollismo liberal, o neoliberal. La estructura del Estado, de las empresas que ni siquiera son estatales, son empresas anónimas a mayoría estatal, son empresas seminacionalizadas que trabajan para hacer ingresar las transnacionales en el territorio, esto se ve muy bien en el caso de los hidrocarburos, el decreto 929, el acuerdo YPF Chevron, a nivel nacional; pero también a nivel provincial en Neuquén con el convenio entre Gas y Petróleo de Neuquén y Wintershall de Alemania.
Es el desarrollo de un neoliberalismo que ve el Estado como un empresario más que pone sus empresas como un puente o puerta para que ingresen las transnacionales.
Para mi es una nueva forma de neoliberalismo con intervención del Estado donde no se privatizan y se entregan completamente las empresas nacionales para evitar un despelote similar al 2001. Más bien se entrega el territorio y cuando hablamos del territorio no nos referimos solo a los recursos mineros o hidrocarburíferos, si no hablamos de vida, del agua, que es la fuente de vida del planeta como el aire, y la vida de la población.

• Vos me contabas una vez que se conoce mucho el Consenso de Washington, el neoliberalismo yanqui, pero en Europa se aplicó uno más fuerte y contundente también…

• G.S: Sí, es el neoliberalismo de la Escuela de Friburgo o el ordo-liberalismo. Hubo intelectuales que durante el nacional socialismo (el nazismo) en el régimen de Hitler se tuvieron que ir, otros se quedaron medios calladitos y armaron una escuela neoliberal, entre ellos Walter Eucken, Whilelm Ropke y Ludwing Ehrard que después fue Jefe de Gobierno de Alemania por diez años. Armaron un neoliberalismo que tenía un corte más social, de manera parecida a lo que está pasando acá trataron que la mayoría de la gente posible tuviese acceso al mercado, al consumo. Era un orden (justamente la palabra ordo-liberalismo) liberal en que se repartía más o menos la riqueza de manera mínima para que la gente pudiera contribuir al desarrollo del mercado. En parte lo que se está haciendo en Argentina hoy día, con cierta forma de consumo. El problema desde mi punto de vista es que se apunta más a consumos que no son básicos sino más bien consumos que favorecen al desarrollo del mercado y las empresas.

• Continuando con el tema intelectuales: ¿qué filósofos, pensadores o sociólogos crees que un militante o activista no puede dejar de repasar o conocer para fortalecer su lucha?

• G.S: Hay muchos. Yo prefiero los que tienen un pensamiento estratégico o táctico. Hay algunos textos de Michel Foucault que son muy cortitos, los que están en Microfísica del Poder, que ayudan mucho para repensar el poder, la estructura de poderes, el hecho de que el poder no es algo que solo tiene una ida, sino una ida y vuelta, hay relaciones de poder que se construyen por todos lados, que a veces los oprimidos también tienen formas de poderes, de respuesta a los opresores. Foucault como un hereje del pensamiento revolucionario critico, y con ese texto nos ayuda mucho. Lo mismo con Qué hace la crítica donde nos indica cual es el camino para poner en cuestión las cosas que regulan nuestra vida, la forma de gobernamentalidad que deciden aspectos de nuestra vida muchas veces sin que nos demos cuenta de eso. Nos conformamos con cosas, la pensamos como normales, y por eso la crítica de la normalidad es una cuestión importante que plantea Foucault.
Pero hay otros intelectuales. Uno es Carl Schmitt, intelectual de derecha, sin embargo tiene una producción muy crítica con el liberalismo, el neoliberalismo. Tiene un librito muy lindo que se llama Teoría del Guerrillero y reconstruye un poco cuáles son las relaciones entre la forma de resistencia al liberalismo y la vinculación con la tierra. Un tema muy importante en Latinoamérica donde el extractivismo está siendo el paradigma económico de todos los países, incluidos los que se declaran más progresistas o más ligados a la tierra, como Bolivia donde acabo de estar, estuve 15 días por el mes del agua, el Octubre Azul, me invitó la fundación Solom, y en el día boliviano de defensa del agua el presidente Evo Morales sale a decir que Bolivia va a empezar a hacer centrales nucleares que como sabemos son fuente de contaminación y a la vez consume mucha agua.
La relación con la tierra es muy importante, es clave, que Carl Schmitt mira de cierta manera y que en América Latina tenemos otro paradigma más antiguo, más fuerte, que es el paradigma de los pueblos originarios y del buen vivir.
Estos dos autores nos permiten una mirada crítica de la situación

• Boaventura de Sousa Santos afirma que todas las investigaciones relacionadas con los sectores populares van desapareciendo, habla de un epistemicidio, la muerte del conocimiento y los estudios sobre el Tercer Mundo… ¿qué opinas?

• G.S: Hay toda una corriente de investigación que se llama Estudios Coloniales o Post coloniales que viene de los Estados Unidos que ofrecen buenas reflexiones…pero como te decía para mí está faltando la sistematización de saberes que surjan de la lucha, el intelectual específico que cumpla ese rol, que no es el rol de ir a investigar como alguien hace una lucha sino él desde la lucha misma se sale un segundo, hace un salto hacia allá, y empieza a escribir lo que le pasó o lo que él mismo con sus compañeros quiso activar. Ese es un papel muy importante, es la diferencia entre la militancia y el activista. El activismo es la dimensión en la que uno mismo puede ser activista de casi todos los aspectos de la vida. Una postura crítica con respecto a los medios, por ejemplo, cuando se habla de medios alternativos no solo referirse a alternativos, sino de medio activismo, activismo mediático. Yo mismo puedo autogestionarme el hecho de comunicar lo que quiero que se comunique, lo que salga de mi lucha. Esa es la idea.

• La diferencia entre el militante y el activista…

• G.S: Exactamente. El activista tiene un papel en la lucha no desde lo ideológico propiamente, sino táctico. Está pasando algo que nos “jode” mucho queremos armar una estrategia para que esta cosa pare. Los activistas son los estrategas críticos de la realidad. Hacen un análisis de la realidad del presente que están viviendo y desde ese punto de vista arman una estrategia.

• Estuviste en Italia hace pocas semanas visitando familiares: ¿Cómo encontraste la patria que les legó Berlusconi?

• G.S: Mirando atrás, como 20 años de Berlusconi del 94 hasta el 2012-3, han cambiado radicalmente a Italia. Seguramente se apagaron muchas luchas, mucho ánimo crítico; pero también la mala gestión, la represión, la xenofobia, la entrega territorial… despertaron la conciencia de mucha gente. Hoy día ese país está en crisis, sigue teniendo mucha represión policial, mucho control, se gasta mucha plata en escuchar la gente, lo que dice en el teléfono, con las escuchas telefónicas, se encierra los inmigrantes dentro de centros de detención, no tienen derechos, el mismo parlamento los declaró fuera del derecho, es un Estado de Excepción, se siguen entregando territorios para hacer obras de infraestructuras parecido a lo que es el IRSA en América Latina.
Sin embargo se están despertando muchas conciencias, hay muchas luchas de diferentes niveles de conflictividad llevadas adelante.
Lo que hay que remarcar es que la represión sigue siendo muy fuerte, hay muchos compañeros presos, la actividad de los jueces y la policía es persecuta constante.
Es un país que realmente se está despertando.

• Esperemos que así sea, en Europa y América Latina…

• G.S: Yo creo que se están despertando muchas cosas en Latinoamérica, sobre todo lo que se está viendo es que detrás de los gobiernos que tienen una fachada progresista y que le dieron una importancia a lo social… nos estamos dando cuenta que ese aporte económico sale de una economía extractivista. Este es el común denominador de todos los países de América Latina, Brasil, Chile, Bolivia, Perú, Argentina, el mismo Paraguay con la soja.
Hoy tenemos que empezar a despertar inteligencias revolucionarias en el marco del problema del extractivismo que trae muchas consecuencias. Acá en Neuquén está la trata de personas que tiene que ver con el desarrollo petrolero, la economía ligada al Fracking que según los gobernantes va a ser el negoción del siglo. También aparece la ludopatía, hay patologías sociales, efectos sociales nefastos del extractivismo.
Otro caso es Bolivia donde muchas comunidades de pueblos originarios se ven afectadas por la minería, que si bien es un trabajo tradicional de Bolivia, y no es la megaminería a cielo abierto, sin embargo quita el agua a la población. Las mujeres de esas comunidades pelean por el agua mientras sus maridos están trabajando en la mina. Hay un enfrentamiento de género que produce el extractivismo, no sólo la mirada ambiental sino social.

• Giulio Soldani, activista, filósofo…gracias por tu tiempo y seguimos en contacto.

• G.S: Gracias a ustedes. Y quería destacar además que hablo como activista de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua (APCA), que ha sido una de las primeras asambleas de Latinoamérica en enfrentarse con el problema del Fracking. Y no vamos a dejar esta lucha hasta que esto no se pare.

Larga lucha nos espera, entonces...

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Provincia de Buenos Aires: Docente luchando, también está enseñando

Cecilia Rovito (RED ECO)

El miércoles pasado La Plata recibió a 50 mil maestros, en una movilización que, a muchos, recordó las históricas marchas de 1988. Ya desde la semana pasada los docentes autoconvocados de más de una decena de distritos de la provincia de Buenos Aires venían movilizándose, lo que ha sido la cualidad que distingue este conflicto del de años anteriores. Las palabras de funcionarios de los gabinetes nacional y provincial no hacen más que avivar una bronca acumulada por el abandono del salario y de las condiciones de trabajo que los docentes bonaerenses arrastran hace años.

50 mil docentes se movilizaron este miércoles por las calles del centro platense hasta la gobernación bonaerense.

Este conflicto puso sobre el tapete el corrimiento de las más importantes dirigencias sindicales (Feb, Suteba, Uda) de las necesidades docentes que van más allá de la cuestión salarial. Las autoconvocatorias de miles de docentes que salieron a la calle rompiendo el quietismo (“paro dominguero”) con que las entidades sindicales iniciaron las negociaciones paritarias a nivel provincial, los dejó descolocados.

Docentes de Mar del Plata, Almirante Brown, Malvinas Argentinas, Avellaneda, San Martín, Lanús, Lomas de Zamora, entre otros distritos, salieron desde la semana pasada a la calle con los guardapolvos blancos y con coloridas pancartas que denuncian las problemáticas de infraestructura escolar, condiciones de trabajo, mal funcionamiento de la obra social IOMA, falta de construcción de jardines y escuelas primarias, el rechazo a los subsidios públicos a la educación privada; problemáticas que van más allá del tema salario y que evidencian años de desentendimiento del estado de la educación pública. Las maestras y maestros denuncian techos que se llueven, baños rotos, aulas sin puertas ni ventanas, aulas superpobladas, falta de construcción de salas de jardines de cuatro años, sobrecarga horaria, prestaciones, análisis, sin cobertura, médicos y farmacias que ya no atienden por IOMA ante la falta de pagos, etc.

El tema del salario docente profundiza esta precarización laboral de una manera grosera: el sueldo básico de un trabajador de la educación bonaerense es inferior a los 1800 pesos y el salario mínimo es de 3600. Esto implica que, además de un impresionante desfasaje salarial tras la devaluación y el alza de los precios, la mitad del sueldo es una suma en negro. El trabajador de la educación es doblemente precarizado: por el bajo monto del básico y por el alto componente en negro.

Un docente que recién se inicia y trabaja un cargo tiene 120 pesos por día para vivir y por lo tanto debe tomar dos cargos, y aún así no llega al sueldo inicial de un policía de la bonaerense, que es hoy de 8500 pesos; sin contar, además, que por estudiar en una “de las 16 escuelas descentralizadas de la provincia” recibe un “aporte mensual de 3200 pesos”. Para el gobierno bonaerense es más o menos lo mismo un maestro que educa o un joven que se prepara para ser policía. Sin contar, que son los únicos alumnos que reciben un “aporte mensual y obra social” mientras estudian.

Paralelamente, la presidenta y los funcionarios nacionales y provinciales no hacen más que utilizar cuanto micrófono tienen a mano para denostar la lucha docente. Sumado a los “medios hegemónicos” que esta vez coinciden con el proyecto nacional y popular en responsabilizar a los docentes por “dejar a los chicos sin clases”. La iniciativa la tuvo Cristina Fernández en cadena nacional en la apertura de las sesiones extraordinarias del primero de marzo, cuando por segunda vez dedicó a los docentes un párrafo, en este caso, acusándolos de faltar sin necesidad y justificando así la intención del gobierno nacional de implementar otra suma en negro, el presentismo. Para la presidenta esto no es nada nuevo, siendo su marido gobernador de la provincia de Santa Cruz instaló el presentismo como suma disciplinadora de los trabajadores, que en 2007 por la lucha de los docentes de esa provincia debieron sacarla. Continúan en esta sintonía argumentativa los funcionarios provinciales que hablan de la intransigencia docente y de que la mayoría está muy bien pago, percibiendo entre veinte y cuarenta mil pesos mensuales. La provocación oficial en medio de este conflicto no hace más que insuflar una bronca que se manifiesta en las calles, en los cientos de asambleas y volanteadas que protagonizan los maestros.

Asimismo, surgió en asambleas y manifestaciones el rechazo a los subsidios públicos a la educación privada, instituciones que iniciaron normalmente las clases. Paralelamente a la precarización educativa de la escuela pública, la matrícula de la educación privada creció apelando a la consigna de la no suspensión de las clases, no solo por medidas de fuerza docente sino también por cuestiones edilicias. Si bien la precarización del docente de escuela privada es generalmente mayor, ya que muchas veces percibe el pago de su sueldo en cuotas, recibe las presiones de los directivos, debe disponer de horas extras para la atención de padres, actividades escolares, salidas recreativas, completar una mayor cantidad de papelerío, por temor al despido no acompaña las medidas de fuerza de los docentes del sector público. A diferencia de la educación pública, la designación del docente de la privada es a dedo, es decir, por decisión de los directivos de la escuela. Tanto el ingreso como la salida.

No solo la paritaria docente es paradigma para el resto de las negociaciones salariales, sino que les cabe a los maestros bonaerenses por su ubicación geográfica y por la cantidad, un escenario de visibilidad social que no poseen los docentes del resto del país. Sostener la movilización y el paro, cuando el gobierno amenaza con los descuentos, son los grandes desafíos de esta semana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, escuelas trailer en Neuquén (Vídeo)

Guillermo Pezoa (CARTAGO TV)

A nivel nacional se considera que Neuquén económicamente es una de las provincias más ricas del país, sin embargo su educación pública es una de las más golpeadas. Hace poco se conoció una publicidad por parte del municipio de Neuquén, en donde invitaba a inscribirse a escuelas privadas, máxima expresión y símbolo de cómo los funcionarios entienden a la educación pública. Incluso la última escuela del Estado en la ciudad de Neuquén, que es del barrio Valentina Norte, sector los hornos, se encuentra al lado de un pozo de petróleo.

En ese marco, invitamos a conocer a través de Cartago TV a la escuela 356. Dicha escuela se encuentra en el fin de la ciudad, literalmente es la última de Neuquén capital. Y en su paisaje cotidiano se pueden observar pozos de petróleo que rodean el lugar y que comparten el espacio con los vecinos y vecinas que llevan sus hijos a la escuela.

Hace más de diez años que la escuela era un anexo de otra institución, la escuela 234 de Plottier ubicada a más de 3 kilómetros donde se encuentran actualmente. Producto de la lucha de los padres y docentes del lugar, en 2008 se logró que la escuela se separe dando nacimiento a la escuela 356. Desde sus comienzos y hasta el día de hoy, la escuela no pudo resolver sus problemas edilicios. Siempre se dieron pequeños avances a raíz de los reclamos en los que confluían los docentes y padres de la escuela.

Desde su nacimiento, la estructura edilicia no existió y se instalaron módulos o trailers, que hoy son la cara visible de la escuela. Hipotéticamente, en 2008 se destinaron fondos desde nación pera la construcción de un edificio, pero jamás se ejecutó, quedando en meras promesas.

Otra de las particularidades es que cada tráiler es alquilado, por lo que se puede ver que hace más de diez años alguien está haciendo un negocio muy grande con fondos públicos. Fondos que, de haberse destinado a la construcción de la obra, el edificio estaría bastante avanzado.

Mariana Cornejo, docente, expresó que el espacio se sostiene “gracias a la voluntad de poner el cuerpo y el alma a la educación, somos unos convencidos de que en la zona oeste la escuela la hacemos todos y por eso la pudimos sostener”. Es por eso que año tras año el reclamo a funcionarios se repite, “en pos de tener mejores condiciones laborales de trabajo para los docentes y, por sobre todo, condiciones dignas para nuestros alumnos”, sostuvo Mariana Cornejo.

Muchos funcionarios y políticos han aparecido en épocas electorales, se asombran por la situación, pero luego desparecen, siendo cómplices de una estructura que desde la planificación contribuye a la destrucción de la escuela púbica. El concejo de educación jamás se hizo cargo de los reclamos y no abrió las puertas a los docentes del lugar.

Como muchos de los docentes del país, lo maestros no solo van a las escuelas a dar clases. Hacen de psicólogos, trabajadores sociales y, en este caso en particular, también de agentes sanitarios, ya que cada vez son más los pozos petroleros que se instalan en el lugar y de a poco arrinconan a la escuela. Con muchos pozos alrededor, pero con la falta de un edificio y de centro de salud, de hecho los vecinos se tienen que movilizar varios kilómetros para encontrar la sala de salud más cercana al barrio.

Patricia

Hay mucha irregularidad en la asistencia a clases debido a que en invierno no hay calefacción en la zona y la escuela sufre el mismo problema, sin embargo esta ocupa un lugar vital en la estructura del barrio ya que sirve de contención social para muchos de los chicos que a ella asisten. En el verano se dictan talleres, para que los chicos no pasen tantas horas en las calles.

Otro de los problemas es que las tierras en la que se estableció la escuela, proceso en que el Estado formó parte, son tierras privadas. Desde hace más de dos años hay un proyecto de expropiación y el Estado no ha hecho nada para que ese proyecto tome forma y las tierras sean estatales.

La escuela como institución es un fantasma, ya que en los últimos 3 años ni siquiera aparece en el presupuesto de nación y de provincia.

Por su parte, Patricia Jure, integrante de ATEN, ha denunciado muchas veces la publicación de fondos en el presupuesto y luego esos fondos jamás llegan.

“El año pasado el gobernador Jorge Sapag tuvo que emitir un decreto, el Nº 2082, el cual admite y reconoce la publicación de obras mellizas y trillizas en el presupuesto, reorientando 27.000.000 de pesos y no se dieron explicaciones”, sostuvo Jure.

Este año en el presupuesto están destinados 99.000.000 de pesos para infraestructura escolar. Y solamente en subsidios para escuelas privadas hay más de 100.000.000 por año.

Esa es la realidad de la escuela 356; mientras sus docentes y padres luchan por mayor presupuesto, sus días pasan entre pozos petroleros, que pertenecen a la actividad hidrocarburífera, la cual genera una renta millonaria. Esa es la imagen y orientación que le da el gobierno a la educación, no atendiendo sus reclamos y privilegiando las ganancias petroleras.









Sumate al diario de Cartago!: Cartagoweb.com.ar

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Qué pasa con los precios cuidados?

OTRO VIENTO

La llegada del 2014 se hizo notar a fuerza de ruidos perturbadores. Las grandes ciudades con problemas en los servicios públicos, otras tantas inundadas, y seguramente lo más movilizador fueron los problemas en la economía, abordado por los grandes medios de comunicación de forma confusa para generar desconcierto, y en muchos casos sin una explicación precisa. Una de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno Nacional son los “Precios Cuidados”, y sobre este implementación, los medios atacaron de nuevo: Que precios cuidados sí, que precios cuidados no.


La gestión kirchnerista está cumpliendo once años, en los que se percibió un crecimiento en la industria y en la economía, marcando un aumento continuo del PBI todos los años, excepto en el 2009. Entonces,¿por qué tanto desconcierto y crisis económica? Como afirma Eduardo Lucita, integrante del EDI (Economistas de izquierda), el desconcierto se provoca por los límites estructurales que tiene el capitalismo nacional que, al no aplicar políticas de raíz que alteren la matriz productiva y los procesos de acumulación y concentración del capital, vuelven a hacerse presentes los desequilibrios históricos de la economía nacional.

¿Qué quiere decir esto? Que el crecimiento económico favoreció sólo al capital concentrado, el gobierno se apoyó, para su proyecto de capitalismo en serio, en una burguesía nacional que de nacional solo tiene el DNI y la última casaca de Messi (cosa que no es ninguna novedad en nuestra historia), y que aprovechó la situación para llenarse los bolsillos sin reinvertir, impidiendo que se genere una industria competitiva en el país.El gobierno, conciliador de clases, hace una política de redistribución de ingresos de forma asistencialista, no tocando problemas de raíz, sino aplicando políticas de tipo tapón. Algunas de las políticas públicas implementadas son seguramente buenas iniciativas, pero que sino se profundizan sólo quedan en eso, y el supuesto avance alcanzado adolece de una perspectiva positiva a futuro.

Y en todo este barullo, ¿qué rol cumplen los precios cuidados? Otra de las políticas de parche a la cual nos tiene acostumbrados esta gestión. La devaluación sumada a la especulación empresarial (que aprovecha cualquier cosa para aumentar los precios y así sus ganancias, sin escrúpulos) dispararon los precios, no paralelamente conlos salarios. Por lo tanto, con esta medida se fija un precio máximo a una variedad de productos que integran la canasta básica.

¡Ah, pero suena lindo! Lo que tiene esta medida, ya llevada a cabo a lo largo de la historia en distintos países y por distintas tendencias políticas, es que puede resultar efectiva sólo a corto plazo. Por unos meses, comprando los productos cuidados, el salario familiar no dará altos números rojos. Pero la inflación seguirá creciendo al igual que la ganancia empresarial. Sumado a que estos últimos, ladillas como siempre, tienen cantidad de trampas (desabastecimiento de productos, aumento de los productos no cuidados, etc.) para mantener el nivel de ganancia mientras sea efectiva la medida.

La solución que encuentra el gobierno es un llamando a la población a que aplique la medida, ya que sin el apoyo de la misma es imposible llevarla a cabo. Pero, ningún gobierno ha procurado brindar a la población herramientas para que participe activamente de la política, se ejerce una democracia representativa y no participativa. El pueblo argentino se ha manifestado en distintas ocasiones, en situaciones límites donde la participación llevó a cambios importantes, ¿pero es este el caso? Se lo convoca a una acción muy limitada, que tarde o temprano al no hacer énfasis en la estructura productiva del país, va a terminar beneficiando a los grandes capitales concentrados, amigos de las prácticas liberales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ley de “Pacificación” para la Ciudad de Buenos Aires

Fabiana Arencibia (RED ECO)

La lógica para los gobiernos es la misma, sean locales, provinciales o nacionales: resolver los problemas originados en situaciones de exclusión, pobreza y falta de oportunidades, apelando a la mano dura, al castigo y a la militarización de territorios. De eso se trata este proyecto para la Ciudad como también la iniciativa que fue lanzada a nivel nacional para limitar la protesta callejera.

En algunas esquinas de la ciudad y a través de la web se ha lanzado desde hace unos días una campaña de recolección de firmas para presentar un proyecto de “Ley de Pacificación de la Ciudad de Buenos Aires”.

Lleva adelante esta iniciativa el Instituto de Políticas de Pacificación, una asociación civil que dirige Diego Kravetz. Para elaborar esta propuesta, el ex diputado porteño por el Frente para la Victoria se inspiró en la "pacificación" de las favelas de Río de Janeiro.

El proyecto consiste en la creación de “Unidades” que actúen en las “villas, asentamientos y núcleos habitacionales transitorios” con los objetivos de, entre otros, luchar “contra el narcotráfico y el crimen organizado” y devolver a sus habitantes y a los vecinos que rodean a estos núcleos habitacionales “la paz y el orden público”.

Se trata de las llamadas Unidades de Pacificación Policial (UPPs) y Unidades de Pacificación Social (UPSs).

Según establece el proyecto, las UPPs serán cuerpos especializados de la Policía Metropolitana que tendrán como tarea realizar “acciones especiales en materia de pacificación y preservación del orden público”. Su responsable, dice el artículo 6, será designado por el ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires y dependerá directamente de la Metropolitana, la misma fuerza que reprimió en el Parque Indoamericano, en el Hospital Borda, en el desalojo de la Sala Alberdi donde fueron heridos con balas de plomo tres personas, dos de ellas integrantes de la Red Nacional de Medios Alternativos.

Además se establece que estas unidades, que reclutarán cada una entre 100 y más de 400 agentes policiales (estas últimas para lugares con más de 20 mil habitantes), tendrán sedes “dentro del lugar de acción” y si no es posible “en sus adyacencias”.

Las UPSs se crearán para complementar las tareas de las UPPs, o sea que el planteo del proyecto es que los habitantes de villas y asentamientos, que de manera cotidiana son arbitrariamente objeto de situaciones de vejación por parte de la Policía, trabajen en conjunto con ella.

Estas unidades, según el proyecto, persiguen el objetivo de “integrar las villas y asentamientos al ejido urbano garantizando condiciones dignas de vida, acceso a los servicios públicos básicos y desarrollo humano sostenible promoviendo la participación de la comunidad” en coordinación con el área de Hábitat e Inclusión de la Ciudad de Buenos Aires. ¿No son estas obligaciones inherentes al Estado? ¿Para qué se necesita una ley que además incorpora presencia policial?

El artículo 5 establece que ambas Unidades realizarán la implementación del programa en esos territorios en cuatro pasos: la Intervención Táctica para que el Estado “recupere el control territorial” de esas zonas; la Estabilización para permitir la “reinserción de los habitantes en la sociedad democrática”, la Aplicación de la Policía de proximidad que actúe “una vez restablecido el orden”, y la Evaluación y Monitoreo para mejorar el programa.

Según datos que expone el proyecto en sus Fundamentos, actualmente en la Ciudad de Buenos Aires existen 15 villas, 2 urbanizadas, 24 asentamientos y 2 núcleos habitacionales transitorios. Mayoritariamente viven niños y jóvenes adolescentes.

Menciona además a estos territorios como de “riesgo creciente de fractura social dentro del área metropolitana, un vacío institucional que los residentes de estos asentamientos suplantan con la creación de instituciones informales ad hoc ajenas – cuando no abiertamente contrarias – a las cláusulas del contrato social de la comunidad”.

Y para acentuar esta postura discriminatoria, estigmatizadora y justificar la necesidad de militarizar estos territorios, dice: “El riesgo de que estos complejos habitacionales – que reúnen cantidades de habitantes superiores a las de muchos pueblos del interior del país – se conviertan en micro-culturas separadas de la cultura de nuestra ciudad no es para nada desdeñable, en especial si se tiene en cuenta que lo que nuestra ley sanciona como delito en esas comunidades se vuelve una instancia de ascenso económico y de poder político”.

“Un joven con bajo nivel educativo y residente de estos complejos habitacionales precarios difícilmente sienta una inclinación a insertarse en las estructuras formales de empleo donde puede aspirar a un salario reducido en el mejor de los casos”, agrega.

Ni la iniciativa para elaborar un proyecto que limite la protesta callejera, lanzada por Cristina Fernández en su discurso de apertura en la Asamblea Legislativa (allí se refirió a “grupos o grupitos chiquitos, de diez, de quince o de veinte, que cortan la calle por cualquier cosa”), ni este proyecto para la Ciudad de Buenos Aires, vinculan los problemas sociales como la falta de vivienda y de trabajo con salario digno, con una de las causas que originan, entre otras cosas, la existencia de villas y asentamientos.

Por otra parte, el narcotráfico - al igual que la trata y el trabajo esclavo - existe por la connivencia entre el poder político, la Justicia y las fuerzas de seguridad, en especial la Policía. Para batallar contra ello es imprescindible apuntar hacia esos tres sectores. Mirar a los habitantes de las villas como los causantes del narcotráfico es poner la paja en el ojo ajeno.

Espionaje a los luchadores sociales con mecanismos como el Proyecto X, procesos judiciales con sentencias como la cadena perpetua a los trabajadores petroleros de Las Heras, referencias a los docentes de paro como “servidores públicos que tienen un arma en el bolsillo para sentarse a negociar", son parte de una misma lógica. Criminalizar la pobreza y la protesta, estigmatizar a quienes deciden salir a la calle para pelear por derechos constitucionales como el trabajo, la vivienda, la salud y la educación, crear leyes que apuntan a cercenar el reclamo y condenarlo, son las salidas que avanzan desde los gobiernos en lugar de generar políticas que resuelvan estos problemas.

Proyecto completo

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Santa Cruz. “Las Heras escucha, tu lucha es nuestra lucha”: ¡Seamos miles!

OTRO VIENTO

El 12 de diciembre de 2013, Inocencio Cortez, José Rosales y Hugo González -trabajadores petroleros de la localidad de Las Heras (Santa Cruz)- fueron condenados a prisión perpetua por un crimen que no cometieron. Precisamente, ellos fueron víctimas de una causa inventada por la policía santacruceña en complicidad con el poder Judicial y Ejecutivo provincial.

Sin embargo, ellos no fueron los únicos sentenciados en esta causa. A Pablo Mansilla, Carlos Mansilla, Daniel Aguilar, Néstor Aguilar y Rubén Bach también los condenaron a cinco años de prisión por el delito de coacción agravada. Asimismo, Darío Catrihuala también recibió cinco años de la misma pena, pero como partícipe necesario en el delito de lesiones graves.

Ante semejante atropello a la clase trabajadora, sus gritos de justicia se multiplicaron por miles y hoy organizaciones sociales, partidos políticos, personalidades y trabajadores de gran parte del país y el mundo reclaman su inmediata absolución en el contexto de una campaña que busca visibilizar esta injusticia ante la omisión de los medios de comunicación hegemónicos. Puesto que, sólo la lucha y movilización popular harán torcer el brazo del poder.

Esta historia tiene su génesis allá por el año 2006. Época en la que el país era presidido por Néstor Kirchner, quien justamente se jactaba de sostener una posición pacífica y no represiva ante la protesta social. En el transcurso de ese año, los trabajadores petroleros de Las Heras comenzaron a luchar por condiciones laborales dignas.

Principalmente, sus reclamos eran: el encuadramiento en el convenio de petroleros de los trabajadores registrados bajo el acuerdo del gremio de la construcción (UOCRA) empleados en los yacimientos, por una razón muy simple: hacían el mismo trabajo pero cobraban menos; y el aumento del mínimo no imponible en el impuesto a las ganancias. Un impuesto que es manifiestamente injusto y desigual, ya que los sueldos de la clase trabajadora no son “ganancias”, sino la retribución que paga la patronal por utilizar y apropiarse de la fuerza de trabajo de sus empleados.

Éste reclamo había sido realizado un año antes por medio de un paro. Ante esta situación, la Comisión Directiva del Sindicato del Petróleo y el Gas prometió ocuparse del tema, logrando con ello que los trabajadores vuelvan a ocupar sus puestos de trabajo. Sin perjuicio de ello, no se obtuvieron los resultados esperados, y es así que a fines de enero de 2006, la situación volvió a repetirse y el obsecuente Sindicato no brindó el apoyo que esperaban los trabajadores, resolviendo los mismos desarrollar desde entonces distintas medidas de lucha, cortando principalmente las rutas provinciales 16, 18 y 43.

En palabras del vocero de los trabajadores, Mario Navarro, que el gremio los haya ignorado se debió a “negocios preexistentes que tenían con el poder político y las operadoras, digamos las generadoras de empleo”. Es por ello que el 6 de febrero de ese año, y luego de varios días de huelgas, asambleas y piquetes, la justicia local -por intermedio del juez subrogante Sergio Gargaglione- ordenó la detención de Mario Navarro por considerarlo uno de los “cabecillas” de los cortes de ruta.

Navarro fue detenido entonces en las instalaciones de la radio “La Soberanía”- única FM local- y de allí trasladado a la comisaría. Pero al instante, cuando el pueblo se enteró, una gran cantidad personas se aglutinó frente a la dependencia policial a reclamar por su libertad. La multitud no estaba compuesta solamente por petroleros; muchos vecinos además de familiares se acercaron al lugar, temiendo que Navarro sea sólo el primero de muchos más presos por luchar.

Dos concejales intercedieron en ese momento ante el Comisario Iñigo exigiendo que se excarcele a Navarro, pero sólo recibieron amenazas de agresión. A partir de allí, se desató una fuerte represión por parte de la policía santacruceña. Frente a ello, los manifestantes embistieron a los uniformados. Éste lamentable enfrentamiento, terminó con alrededor de 30 heridos y un muerto: el Suboficial Jorge Sayago.

Acá hay gato encerrado

Muchas fueron las hipótesis que surgieron en torno a su muerte, pero lo cierto es que aunque la propia cúpula policial y el gobierno provincial acusen a los manifestantes, estos nada hicieron para evitar la caída del suboficial. Por el contrario, se guardaron en sus oficinas muy tranquilos y, saboreando la próxima donación de las empresas petroleras, esperaron a que el conflicto finalice para luego responsabilizar a los más débiles, los trabajadores. Sino, no se explica por qué en vez de trasladar al policía malherido al hospital de Las Heras, lo llevaron por tierra al hospital de Comodoro Rivadavia, muriendo éste durante el traslado en la ambulancia.

El lugar de los hechos, quedó sin ser perimetrado, permitiendo así que se alteren las evidencias, sobre todo ocultando la utilización por parte de la policía de balas de plomo. Testigos presenciales afirman que la policía disparó con plomo y que luego de la refriega, oficiales salieron a levantar las vainas servidas. La actuación policial cierra perfectamente si se analizan en perspectiva política los hechos hasta allí ocurridos. Al parecer, la muerte de Sayago le vino como anillo al dedo a la clase dirigente y las petroleras. De esta manera quedó relegado el conflicto salarial, ahora había un policía muerto.

Sobre esto, Ramón Amaya -abogado de Mario Navarro- explica: “El policía Sayago es un muerto que le conviene al statu quo. Se elimina el reclamo, se cambia el foco de discusión. A nivel nacional aparece un policía muerto por piqueteros. Desde el punto de vista de lo lógico y lo macabro es perfectísimo”.

Otra vez la complicidad de los medios de comunicación masivos estuvo a la orden del día, puesto que se encargaron de desviar el foco de atención de los sucesos, reproduciendo un mensaje completamente desfasado de la realidad. Un claro ejemplo de ello fue el diario Clarín que, el día siguiente al fallecimiento, tituló en tapa: “Violento reclamo salarial: un muerto”.

La farsa: El juicio

Luego de 7 años de investigación, el juicio oral comenzó en el mes de junio de 2013, con 12 personas sentadas en el banquillo de los acusados. Durante el debate oral no apareció ninguna prueba capaz de demostrar la responsabilidad de los trabajadores en el asesinato de Sayago. Por el contrario, lo único que en verdad se pudo probar fueron las ilegalidades cometidas durante la investigación, quedaron al descubierto la enorme cantidad de delitos cometidos por parte de la policía provincial, que actuó en manifiesta connivencia con el Poder Judicial.

Ejemplo de ello fueron las declaraciones testimoniales arrancadas mediante amenazas, golpes y distintos tipos de tortura, a fin de recolectar elementos para perseguir penalmente a los trabajadores imputados. Así es que en ocasión de declarar frente al Tribunal, Graciela Valencia -cuñada de uno de los petroleros (González)- confesó, entre lágrimas, que declaró bajo amenazas y golpes propiciados por la Jueza de Instrucción Graciela Ruata de Leone. “Sinceramente tuve que mentir y arruinar una familia”, manifestó.

Ante la consistencia de esta y otras declaraciones, a lo único que atinaron los magistrados fue a presionar a los testigos sobre la penalidad que acarrea el falso testimonio. Se adiciona a semejante barbarie, las palabras del fiscal Ariel Candia que, reconociendo burdamente las torturas propiciadas, afirmó en su alegato “darle un cachetazo o ponerle una bolsa en la cabeza (a un testigo) no implica decirle lo que debe declarar”.

En síntesis, esta causa desde sus inicios olió a podrido. Los funcionarios públicos que intervinieron para averiguar la verdad real de los hechos, se ocuparon más bien, de perseguir obstinadamente y sin pruebas a los trabajadores. Así fue que de los mil manifestantes que participaron de la pueblada se seleccionaron -arbitrariamente- a doce trabajadores a modo de aleccionar a los demás.

La suerte de los trabajadores estuvo echada desde la misma muerte de Sayago; todo lo demás fue un circo donde los roles ya estaban predispuestos: el verdugo sólo tenía que afilar la cuchilla y las víctimas acomodar sus cabezas.

Todo preso es político

Como dice la canción: “Si esta cárcel sigue así, todo preso es político”; y no es un dato menor que en Argentina haya en la actualidad 6.500 procesados por luchar. Ello significa que existe una política desplegada a nivel nacional para judicializar a quienes hacen uso de su legítimo derecho a la protesta.

El caso de los petroleros de las Heras fue más allá de los límites, y no bastando con el procesamiento de los trabajadores, se dictó una sentencia condenatoria aberrante, sostenida en testimonios falsos arrancados bajo tortura. Este bochorno judicial se asemeja a la condena sufrida por los mártires de Chicago, tal como lo expresara Osvaldo Bayer en su carta abierta.

El derecho a la protesta, como dice Roberto Gargarella, es el derecho a tener derechos. Constituye una manera válida de peticionar ante las autoridades la efectiva vigencia de los derechos reconocidos legalmente, pero omitidos en verdad. Por eso es incomprensible, desde todo punto de vista, que el Estado trate los reclamos sociales con el código penal en la mano.

Es conveniente aclarar que el Estado tiene a su alcance diversos mecanismos para mantener el status quo (estado de cosas) inalterable, a modo de garantizar la vigencia del actual sistema de producción capitalista. En tiempos de baja conflictividad social, el consenso que brinda la democracia representativa alcanza y sobra para que los ciudadanos se sientan partícipes en la toma de decisiones colocando una vez cada dos años un voto en la urna.

Sin embargo, ésta democracia tiene mayúsculas limitaciones; con ella no se educa, no se come ni se cura (parafraseando a Raúl Alfonsín). Es por eso que, ante imposibilidad de canalizar mediante el voto las demandas sociales, el derecho a expresarse en espacios públicos es vital para que los sectores relegados de la sociedad logren hacer oír su voz.

En este sentido, cuando el consenso no alcanza para mantener inerte a la masa social, principalmente a los sectores oprimidos, el Estado requiere la ayuda de su faz represiva -que siempre está presente, aunque por matar en silencio no lo parezca-. Es así que cuando las clases subalternas tocan los intereses de quienes concentran el poder económico -en este caso las empresas petroleras-, aparecen los palos, las detenciones, las balas de “goma” pero que penetran hostilmente como el plomo, sino hay que preguntarle a los caídos en las jornadas de lucha del caluroso 19 y 20 de diciembre de 2001, a Maximiliano Kosteki y Darío Santillán; o a Carlos Fuentealba, o a Mariano Ferreyra, y la lista continúa.

En la coyuntura actual se puede vislumbrar un acrecentamiento de la criminalización de la protesta social. Pareciera ser que la condena a los reclamos sociales viene ganado legitimidad en el seno del gobierno, que ya no puede sostener su postura antirrepresiva frente a lo que marca la realidad. Sino, qué explicación tiene la condena a los militantes de M.P.R. Quebracho: Esteche y Lescano, qué se puede argumentar frente a las leyes antiterroristas impuestas por el imperialismo, cómo refutar el Proyecto X para perseguir a los trabajadores que luchan.

Hoy día, corren tiempos en donde la devaluación de la moneda argentina con la consecuente inflación que genera en diversos productos, entre ellos, los que componen la canasta básica de alimentos; cala hondo en la pérdida del poder adquisitivo de los salarios reales de los trabajadores, los cuales históricamente han crecido por debajo de los niveles de inflación, produciéndose una redistribución regresiva del ingreso a favor de los que más tienen. ¿Qué implicancia tiene esto? Que seguramente los niveles de conflictividad social aumenten, debido a que los salarios de hambre no van a alcanzar para que los trabajadores lleguen a fin de mes.

Habrá que ver cómo reacciona el Estado, hasta ahora parece ser que la receta no ha cambiado, y es la misma que se viene aplicando: aleccionar a la clase trabajadora, mediante el despliegue de una enorme cantidad de uniformados -sean éstos policías provinciales, federales, gendarmes o prefectos- ante cada protesta social.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La mega causa ambiental en la Cuenca Neuquina y la negociación con Repsol

OPSUR - ANRED

"Luego de la privatización del sector se empezó a sacar petróleo, y la contaminación la tapaban así nomás, porque ellos querían ganar dinero y llevarse el dinero que se podía a su país, eso hacía Repsol. Los organismos de control que deberían haber actuado estaban comprometidos con esta privatización, porque las empresas que venían a invertir exigían tener el camino libre, entonces miraban para otro lado." expresó Ricardo Apis, presidente de la Asociación de Superficiarios de la Patagonia.

http://www.anred.org/IMG/jpg/1-1234.jpg

En 2003 la Asociación de Superficiarios de la Patagonia (ASSUPA) inició ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) una demanda contra YPF y otras petroleras con concesiones en la Cuenca Neuquina, que tramita bajo el expediente A 1274/03. La causa tomó como base un olvidado informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) -ARG 97/024 Emergencia Ambiental Hidrocarburos, Compensación, y Desarrollo Sustentable de la provincia del Neuquén- que cuantificó en USD 545 millones el daño ambiental producido entre 1991 y 1997 en tres áreas hidrocarburíferas de la provincia de Neuquén. En 2011 Repsol reconoció la contaminación y pautó un plan de remediación cuyos pormenores se estaban acordando cuando el Gobierno Nacional expropió el 51% de las acciones de YPF y todo se frenó.

El 11 de marzo, luego de conocerse el Convenio de Solución Amigable y Avenimiento de Expropiación celebrado entre la Argentina y Repsol (Exp. P.E. N°247/13), Assupa interpuso ante la CSJN un pedido de embargo contra la petrolera española, aseverando que en dicho acuerdo no se toma en cuenta las remediaciones ambientales por los daños ambientales en la Cuenca Neuquina. El mismo día envió una nota al senador Guillermo Pereyra (MPN), presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado de la Nación, donde enumera las causas abiertas contra Repsol y denuncia que a través de las cláusulas de desistimiento, renuncia e indemnidad establecidas en el Convenio, no sólo se exime de responsabilidad a Repsol por los pasivos ambientales sino que su costo será soportado por la Nación Argentina en su conjunto.

“Las empresas argumentan que recibieron un pasivo ambiental de lo que era YPF y Gas del Estado, no es así. Gas del Estado e YPF trabajaban seriamente, había verdaderos profesionales y se hacían las cosas bien”, afirma Apis, rescatando su paso por la petrolera en la etapa estatal. Aunque no sólo las empresas utilizan ese argumento, el 13 de marzo, en la reunión plenaria de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda del Senado de la Nación, el ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, sostuvo que “muchos de los daños ambientales que está remediando hoy YPF, y que no había remediado Repsol, provienen de la época estatal anterior, por lo menos algunos de los más graves” (1), ante los cuestionamientos recibidos por el tratamiento que se dio a las ‘contingencias ambientales’ en el acuerdo que pone fin al proceso expropiatorio de YPF.

Apis afirma que la asociación que preside busca “preservar el ambiente, en el presente y para las generaciones futuras, de toda degradación y menoscabo, en particular la que se origina por las actividades extractivas”. Y añade: “En el caso de ecosistemas ya afectados impulsamos acciones de recuperación y procuramos que los dueños de la tierra y los afectados perciban una adecuada contraprestación por las limitaciones y pérdidas que sufren”. En los últimos 15 años ASSUPA ha gestionado “peticiones, reclamos y actuaciones civiles y penales ante las empresas concesionarias de la exploración, extracción y transporte y ante las autoridades competentes” en casos de impactos ambientales ocasionados por las malas prácticas de explotación. “Es importante aclarar que cuando nosotros hacemos una demanda es porque previamente agotamos la instancia de reclamos administrativos”, recalca.

-Una de las acciones más importantes de ASSUPA ha sido la demanda presentada ante la Corte Suprema en 2003 contra YPF y otras concesionarias por la contaminación de la Cuenca Neuquina.

Sí, esa demanda comenzó a gestarse con un desastre ecológico que sucedió en 1997 en la zona de Rincón de los Sauces. Un día empezó a llover y las corrientes de barro y agua arrastraron piedras muy grandes que rompieron los caños de petróleo de todos los yacimientos. El petróleo empezó a surgir a borbotones, y muchos metros cúbicos fueron a parar al río Colorado. La gente se asustó mucho. Las chacras de la zona de Catriel no podían regar porque se les secaban las plantas. El gobernador de la provincia de Neuquén, Felipe Sapag, empezó a repartir agua envasada para que la gente pudiera tomar en las zonas de afectación, e incluso río abajo.

Entonces el gobernador, a través de la Cancillería, pidió socorro a nivel internacional, y fue así que Naciones Unidas desembarcó en Neuquén. Vino el PNUD y se elaboró el famoso informe de los años 1997-1999, que fue la base que utilizamos para hacer luego los reclamos judiciales.

-¿Qué elementos tomaron de ese trabajo del PNUD?

Todo el estudio. Fue realmente un análisis general de daños ambientales colectivos, aunque limitado solamente a tres concesiones: Puesto Hernández, Huantraico y Chihuido de la Sierra Negra (en los departamentos Añelo y Pehuenches). Nuestra organización fue invitada al trabajo científico con ingenieros de diferentes partes del mundo que trajo Naciones Unidas, del que también participaron profesionales de primerísimo nivel: doctores en derecho ambiental, en economía, etc. A mí me nombraron consultor de Naciones Unidas.

Se evaluaron impactos limitados, porque solamente habíamos tomado tres concesiones. Así y todo el informe final valorizó el pasivo ambiental en un total de 545 millones de dólares. (2)

Foto 1

Solicitada de YPF publicada en el diario Clarín luego de los derrames que, en 1997, afectaron la cuenca del Río Colorado.
-¿Qué recorrido siguió la demanda una vez presentada?

La contestación de las empresas decía que teníamos que hacer un estudio de impacto ambiental de todo lo demandado. La CSJN aceptó este defecto legal (en agosto de 2006) y nos dieron 40 días de plazo, sino archivaban la demanda. Imagínese que YPF hace un estudio de impacto ambiental de un solo pozo en 40 o 50 días… Afortunadamente, por mi anterior trabajo en la actividad hidrocarburífera, pudimos acceder a mucho material facilitado por gente conocida de los yacimientos. Al cabo de 38 días fuimos a la CSJN con un Scania y presentamos todas las cajas. Habíamos hecho el estudio ambiental para enderezar la demanda. En el año 2008, la CSJN volvió a fallar, declarando subsanado el defecto, y el caso siguió adelante.

-¿Qué ocurrió con otros casos de contaminación dentro de la cuenca? Como el que afecta a las comunidades mapuche Kaxipayiñ y Paynemil, en Loma de la Lata. (3)

Cuando la CSJN falla lo hace con un efecto sobre la demanda que, en términos legales, se llama erga omnes, y quiere decir “frente a todos”. Nadie más puede hacer una demanda por daño ambiental, aunque deja a salvo el derecho de intervenir como tercero. Esto lo reconoce también la Ley General del Ambiente (Nº 25.675/02), lleva a todas las demás presentaciones al caso de la demanda de ASSUPA contra YPF y otras operadoras. Cuando se resuelva y quede la sentencia firme del caso ASSUPA, la demanda de ellos va a seguir su curso. La demanda de ellos fue excelente, lo que pasa es que en la nuestra ya los invocamos. Cuando decimos ‘Cuenca Neuquina’, decimos Loma de la Lata y todos los yacimientos.(4)

-¿Contaron con la cooperación del gobierno neuquino?

No, para nada. Todo lo contrario. Después del gobierno de (Felipe) Sapag vinieron otros que empezaron a trabajar con las petroleras (Jorge Sobisch y Jorge Sapag), así que quedamos solos en medio del río en un bote sin remo. Éramos malas personas, nos atacaban por todos lados. Nos amenazaban las petroleras, porque tenían el apoyo del gobierno de la provincia.

-¿Tuvieron apoyo de otros gobiernos o agencias estatales?

Río Negro tomó conciencia de todo lo que estaba pasando en la Cuenca Neuquina y sus cuencas hídricas y se adhirió a la demanda de ASSUPA en la CSJN. Poco antes se había adherido el Defensor del Pueblo de la Nación y luego lo hizo (el municipio de) Rincón de los Sauces, una de las comarcas petroleras más contaminadas.

-En 2011 tuvieron una audiencia convocada por la CSJN.

Sí, en 2011 la CSJN llamó a conciliación a las 23 petroleras y a las partes interesadas. En este caso el COFEMA (Consejo Federal de Medio Ambiente) llamó a las provincias de Río Negro, La Pampa, Mendoza y Neuquén, cuando me dieron la oportunidad de hablar solicité que las petroleras nos ayudaran a remediar y a reparar todo lo que habían roto. Algunas (empresas), como Apache, Total o Chevron, sostuvieron que no habían contaminado nada, cuando en realidad todo era demostrable y las pruebas estaban en la propia CSJN. Lo más sorprendente fue cuando pidió la palabra el apoderado de Repsol-YPF y dijo: “Nosotros sí contaminamos Su Señoría. Queremos saber si, con el permiso de ustedes, nos autorizan a hablar con la actora (ASSUPA) para ir viendo los lugares que están contaminados y qué reparar”.

-¿Ustedes no hicieron una cuantificación monetaria del daño?

Monetaria nunca. ASSUPA hizo la demanda por remediación ambiental hablando de la Cuenca Neuquina. El abogado de una de las demandadas dijo en la audiencia que, si se extrapolaba el cálculo del PNUD a toda la cuenca, estábamos hablando de más de 15.000 millones de dólares. En algunos casos muy chicos, muy puntuales, ASSUPA ha logrado alguna remediación, pero no en el marco de los fallos grandes, porque ellos aceptaron la demanda.

-Después de que ustedes llegaron a ese acuerdo con Repsol, el Gobierno Nacional decidió expropiar el 51% de YPF, ¿en qué situación quedó el acuerdo?

En la Corte quedó un documento firmado en que Repsol se hacía cargo de que había contaminación y se empezaba a trabajar para ver cómo íbamos a remediar los lugares contaminados, siempre bajo la tutela de la CSJN porque el acuerdo fue realizado ahí en la audiencia en la Corte. En ese momento se expropió y quedó todo en stand by. Le hemos pedido al Gobierno Nacional la continuación de los trabajos que hemos realizado, no hemos sido escuchados nunca, nadie se acercó a nosotros ni nada por el estilo. Es por eso que la semana pasada presentamos una medida cautelar en la Corte embargando todas las cuentas de Repsol-YPF hasta que no esté prevista en la negociación todas esas remediaciones ambientales. Ahora vamos a ver qué hace la Corte.

-En el debate en el Senado de la Nación sobre el acuerdo con Repsol para cerrar el proceso expropiatorio, quien habló por el Tribunal de Tasación afirmó que se habían cuantificado contingencias ambientales por 307 millones de dólares. ¿Es un número acorde al que ustedes manejan?

Guillermo Coco (Ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia de Neuquén), habló de 1500 millones de dólares el daño ambiental que tiene la provincia. (5)

-En el año 2009 denunciaron penalmente al presidente de Repsol-YPF, Antonio Brufau, y el ex CEO de la empresa, Sebastián Eskenazi, por la contaminación de Loma de La Lata.

Radicamos la denuncia contra Brufau y Eskenazi en el Juzgado Federal Nº1 de Neuquén. (6) Fuimos a Loma de La Lata con la división de delitos ambientales de la Policía Federal. Hicimos calicatas y se tomaron pruebas. Se tomó la muestra del agua de tres lugares diferentes, de acuerdo al sistema de la Justicia Federal, y decidimos mandarlo al máximo laboratorio argentino, el de Toxicología de la CSJN. Los resultados dieron que todo estaba contaminado y que la muestra “M7” –así se llamaba la del agua del Lago Los Barreales-, indicaba que no era “apta para uso recreativo”. Informé a Recursos Hídricos en la Provincia, a Guillermo Coco, al gobernador (Jorge Sapag), y nunca me contestaron nada. Al no haber respuesta, presenté la denuncia contra el responsable (de la empresa) que contamina, que en ese caso eran Brufau y Eskenazi.

-En definitiva, la causa que llevan en la CSJN, caería sobre las espaldas de YPF parcialmente estatizada.

No, la demanda está hecha con todos los responsables de contaminaciones ambientales, y estamos hablando desde 1991 en adelante y también para atrás. Si es desde 1991, lo tiene que reparar es Repsol, hasta el momento de la expropiación. Además, desde 1994 empezaron otras empresas a trabajar las áreas petroleras, entre ellas Bridas, Pérez Companc, que luego fue Petrobras, y Pioneer que después fue Apache. Ahora Apache fue vendida (a YPF) y se va sin sanear nada la contaminación. Ellos tienen una medida cautelar en un Juzgado de General Roca, porque el Codema (que es la autoridad de aplicación de la legislación ambiental en la Provincia), los encontró tirando petróleo en el Río Negro. Como hay un problema de litispendencia, que significa que nadie más puede hacer una demanda, nosotros iniciamos las acciones y el juez dictó la medida cautelar, pero Apache no quiere reparar, no quiere remediar, están demandados hasta la coronilla y ahora resulta que se van.

-De acuerdo a su experiencia, ¿por qué cree que suceden estos episodios?

La actividad hidrocarburífera es, por supuesto, una actividad contaminante. ¿Pero qué sucede? La empresa privada no cumple un servicio público como una estatal, que no interesa que gane o pierda, sino que está para satisfacer una determinada necesidad. La empresa privada no, lo hace con un fin de lucro. (Luego de la privatización del sector) se empezó a sacar petróleo, y la contaminación la tapaban así nomás, porque ellos querían ganar dinero y llevarse el dinero que se podía a su país, eso hacía Repsol. Los organismos de control que deberían haber actuado estaban comprometidos con esta privatización, porque las empresas que venían a invertir exigían tener el camino libre, entonces miraban para otro lado. El problema ahora van a ser los no convencionales; necesitamos la energía, pero habría que pensar una alternativa con otras tecnologías: la hidroeléctrica, la eólica, la solar, la de hidrógeno.

*La entrevista a Ricardo Apis fue realizada por Diego Pérez Roig.

Notas:
1) Cámara de Senadores de la Nación; Versión Taquigráfica de la reunión plenaria de las comisiones de Minería, Energía y Combustibles y de Presupuesto y Hacienda, 13/03/2014.
2) En octubre de 1998, con el informe final en la mano, el gobierno neuquino reclamó a los presidentes de YPF, Pérez Companc y San Jorge, una indemnización de 1.000 millones de pesos/dólares por daños ambientales generados por la industria petrolera entre 1920 y 1997, de los cuales 545 correspondían al período 1991/1997. Para más detalles se puede consultar Clarín (11/10/1998), Ponen precio al daño ecológico.
3) Para más información sobre las demandas y la contaminación en las comunidades Kaxipayíñ y Paynemil se puede consultar: “Era un apriete permanente, llevar adelante ese juicio contra Repsol nos costó mucho” y Gabriel Cherqui: “Estamos cansados de ver cómo vienen matando nuestro Wallmapu”
4) En abril de 2013 la Corte Suprema de Justicia permitió que la causa impulsada por Confederación Mapuche de Neuquén y las comunidades Paynemil y Kaxipayiñ contra YPF no quedara atada a la de ASSUPA y siguiera su propio cauce. En la demanda, que fue remitida al Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial y de Minería Nº 4 de Neuquén, las organizaciones indígenas exigen una indeminzación por los daños ocasionados por la recisión unilateral del acuerdo firmado con YPF en setiembre de 2000 y por el pasivo ambiental en Loma de La Lata; además reclaman la recomposición de los daños en el ambiente y el cese de la actividad contaminante.
5) Para profundizar en los dichos del ministro Coco ver nota publicada en www.neuquen.com.ar el 14/05/2012.
6) La Mañana Neuquén (01/12/09), La Justicia Federal interviene en causa penal por contaminación en Loma La Lata.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Explosión en un pozo de fracking en Allen, Río Negro (Vídeo)

ANRED

El miércoles 19 de marzo por la noche una explosión en un pozo de tight gas de la petrolera Apache hizo vibrar las casas de la zona de chacras y de los barrios ribereños de Allen, provincia de Río Negro. La Asamblea Permanente del Comahue por el Agua (APCA) denuncia en un comunicado que no es la primera vez que ocurre, ya que el año pasado “hubo una explosión que llenó la chacra de la familia Ibañez de gas”. Foto: Mario Villasuso.

Video de APCA Allen


Reproducimos Comunicado:

Declaración de APCA

Allen, una ciudad sitiada por el fracking y la mentira.

La Asamblea Permanente del Comahue por el Agua se manifiesta en estado de alerta por los hechos acontecidos en la noche del miércoles 19 de marzo, que tomaran estado público rápidamente en el ámbito nacional:
Alrededor de la 21 hs del día miércoles, una explosión sacudió la tranquilidad de las familias de la zona de chacras y de los barrios ribereños de Allen. La casa en la que residen los Ibañez, la más cercana a uno de los pozos de extracción de Tight Gas hasta el momento a cargo de la petrolera APACHE, vibró por la explosión. Los vecinos dejaron la vivienda, temiendo que lo ocurrido fuera el estallido de las cañerías que atraviesan la chacra, convirtiéndose en testigos de una llamarada proveniente de un “venteo a ras del suelo”, que superaba la altura de los árboles. El olor y la emanación de gases les produjo, junto con el dolor de cabeza, irritación de ojos y picazón en la garganta, síntomas que a son comunes para los vecinos de Allen, desde que se iniciaron las perforaciones por hidrofractura. Fue una maniobra que hicieron en la perforación del pozo lo que, en definitiva generó una explosión muy grande e hizo temblar la casa cercana, a esto se le sumó un “venteo que continuó dispersando gases”.
Esta exposición cotidiana viene generando una incertidumbre sobre sus consecuencias para la salud y es gracias al trabajo de los vecinos que se conoce esta situación, ya que el acceso y difusión de la información es escaso y limitado.

No es la primera vez que la familia Ibañez sufre alguna consecuencia por la cercanía a estos pozos. Reiteradamente el hijo de don Ibañez hace saber a los funcionarios presentes, que el año pasado ,” hubo una explosión que llenó la chacra de gas”.
La inmediata presencia en el lugar por parte de los vecinos que conformamos la asamblea permitió preparar un improvisado plan de emergencia.
Dado que el llamado a los bomberos no tuvo respuestas y ante la desesperación se llamó a medios periodísticos locales que de inmediato dieron aviso a Defensa Civil del municipio.

Su referente, Jorge Rifo se hizo presente en la boca de pozo, donde es informado por un operario que en el lugar no se encontraba ningún ingeniero a cargo y que las informaciones pertinentes serian dadas en la mañana temprano. Posteriormente este funcionario explicó a los vecinos afectados que el venteo debería haber sido informado con anticipación para que en caso de necesidad Defensa Civil del municipio pudiera intervenir.

A efectos de salir del paso, aclaró que “todos los gases que ventea el pozo son tóxicos” y agregó que existe un plan de evacuación, pero este es hasta hoy desconocido por la población allense, e incluso, el testimonio de los vecinos del lugar refiere a que “es la primera vez que se acerca defensa civil, nunca se preocuparon por hacer una reunión, y menos de contarles sobre ese supuesto plan de evacuación”. Simultáneamente, desde la Asamblea se estableció comunicación telefónica con Rodrigo Romera Bueno, quien se suponía era Secretario de Medioambiente de la provincia de Río Negro, pero él mismo se encargó de aclarar que hace dos meses fue despedido del cargo por lo que ese área se encuentra acéfala. El ex funcionario dio aviso al Secretario de Hidrocarburos, Daniel Gimenez, quien junto a un responsable de la empresa Apache, Raúl Vila, se hicieron presentes y aseguraron que no había riesgos, que estaba todo bajo control, que mas tarde se darían los detalles técnicos, que el venteo es normal y que está regulado según normas internacionales.

Ante la insistencia de los vecinos, el referente provincial explica que incluso podrían realizar las mediciones de gases con un medidor multigas pero ante la demanda de que dicha prueba se hiciera de inmediato el señor Daniel Gímenez explica que la provincia no tiene en este momento el instrumental para hacer dicho control de gases. Los vecinos debimos también hacer un llamado a la guardia del hospital debido a que uno de los dueños de casa se descompensó. La médica asistente indica al señor Ibáñez la conveniencia de acudir al hospital para un mejor control, adelantando que si fuera necesario quedar bajo observación, tendría que ser derivado a una clínica privada debido a que varios de los servicios del hospital se encuentran clausurados por falta de agua.

Por lo expuesto ante la demostrada inoperancia de los funcionarios locales y provinciales la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua denuncia:
- La irresponsabilidad del todo el arco político que permitió el avance de estas perforaciones para la explotación no convencional; desde el gobernador Weretilneck, hasta la intendente Sabina Costa, pasando por los concejales, quienes no estuvieron a la altura de sus decisiones políticas y dejaron huérfano de representación a la comuna de Allen.
- La desfachatez de las autoridades que aseguraron en todo momento que estos emprendimientos se permitían bajo un estricto control estatal.
- Que aun si fuera verdad la posibilidad de control, la provincia no tiene el equipamiento ni los medios para hacerlo.
- El encubrimiento por parte del referente de Defensa Civil quien dice que “no vio las llamas”, hecho extraño, ya que la policía de Costa Oeste expreso ver el fogonazo y las llamas desde el destacamento, ubicado a unos 2 kms en línea recta.
- Que Allen es una ciudad abandonada a ser zona de sacrifico, para generar un supuesto progreso y desarrollo de la provincia, con un gobierno que pretende llevarla desde una matriz productiva basada en la producción de alimentos a una matriz hidrocarburifera con escaso futuro
- Que el desarrollo que tanto pregona el gobierno nacional, provincial y municipal es solo una máscara que permite el saqueo indiscriminado a costa de la salud de la población.
- Que tanto los actuales responsables de la empresa Apache, la inminente responsable sociedad del estado YPF, como los funcionarios públicos que permitieron y permiten estas explotaciones, ante cualquier malestar, padecimiento o muerte, bajo los síntomas que causan estas explotaciones, estudiados en otros lugares del mundo, serán declarados culpables por tales hechos.
- Que la APCA ya había anticipado estos sucesos, que es lamentable que deban ocurrir estos episodios para que sean escuchados por un gobierno sordo y entregado a las corporaciones del saqueo y la contaminación.

Parece mentira…
En el día de ayer, durante el tratamiento en comisión del convenio entre YPF y Repsol, en el Congreso Nacional, un senador neuquino, connotado representante de los intereses petroleros, sostuvo con jactancia que la explotación hidrocarburífera era tan segura en Argentina, que hasta se hacía en área frutícola, en la zona de Allen-Fernández Oro...

Es necesario llegar a esta situación, donde los funcionarios seguramente buscarán respuestas políticamente correctas para salir de las mentiras que ellos mismos tejieron, poniendo en riesgo a los ciudadanos de esta provincia, sujetos de derechos que hoy, la corporación judicial obsecuente al poder ejecutivo, tampoco puede garantizar.

La implementación de una misma política en todas las zonas que han sido declaradas de sacrificio, sobre los acuíferos que nos dan vida, sea en la meseta, en el valle o en la ciudad se ejecuta desde los gobiernos entreguistas del territorio, que ya comenzaron criminalizando las luchas como las del pueblo mapuce.
APACHE, la misma petrolera que avanza en Allen, sobre el valle frutícola, ha logrado la complicidad del gobierno neuquino que hoy criminaliza la lucha de la comunidad Wincul Newen a través del brazo ejecutor del aparato judicial neuquino, armando una causa por homicidio sobre la compañera Relmu Ñanku, en un procedimiento totalmente oscuro.
Señores funcionarios, le comunicamos que va a seguir en pie la lucha de la Asamblea, ya que es más digno sostener la ética de lucha que la mentira de unos representantes que solo se esmeran en dar una falsa tranquilidad y la perspectiva de que a futuro todo estará bien, cuando hoy a sufrimos las consecuencias de una política de ecocidio.

FUERA APACHE, FUERA CHEVRON Y TODAS LAS PETROLERAS ECOGENOCIDAS DE NUESTRO TERRITORIO!

No al fracking, no a la criminalización de la lucha!
Defendemos el AGUA, defendemos la VIDA de esta y de futuras generaciones!
NO ES NO!

ASAMBLEA PERMANENTE DEL COMAHUE POR EL AGUA ALLEN

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.