lunes, 14 de abril de 2014

Monsanto arremete de nuevo con caras verduras “orgánicas”

Adán Salgado Andrade (especial para ARGENPRESS.info)

En un artículo anterior, me referí a lo lucrativo que es el manejo y procesamiento de alimentos, los que, incluso, desde hace algunos años, se han ido alterado genéticamente con tal de darles características especiales que los hagan más resistentes, dicen sus creadores, por ejemplo, a plagas o a sequías (http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2010/08/la-muy-lucrativa-adictiva-engordante-y_01.html).

Particularmente, la empresa agroestadounidense Monsanto se ha caracterizado por ser la que más ha promovido la modificación genética de los alimentos.

Monsanto fue formada en 1901, por John Francis Queeny, con la inicial finalidad de producir el endulzante llamado sacarina (muy empleado por los diabéticos). Monsanto era el apellido de su esposa, la señora Olga Monsanto. Eran muy buenos tiempos para las empresas químicas, sobre todo porque la avalancha de invenciones que se dio a finales del siglo diecinueve y principios del veinte, demandaba muchos compuestos y bases industriales. Ya en los años 1920’s, Monsanto se había expandido para producir ácido sulfúrico y bifenilo policlorado, PCB, un enfriador empleado en los primeros transformadores y motores eléctricos y que habría de seguirse empleando hasta los años 1980’s, pero se suspendió su uso, al comprobar que era una muy peligrosa sustancia para el medio ambiente, cuyos contaminantes efectos perduran por años (Monsanto, que era la única empresa que lo seguía produciendo en EU, suspendió voluntariamente su fabricación en 1985, debido a su alta peligrosidad).

Luego de esos desatinos (como en muchas otras cosas que ha hecho Monsanto), se puso la empresa a fabricar plásticos y telas sintéticas y en los años 1960’s, fundó una división para producir herbicidas, incluido el defoliante llamado “Agente Naranja”, muy empleado en la guerra contra Vietnam, como arma química para “despejar” (o sea, destruir) las áreas boscosas en donde se escondían los enemigos, con tal de evitar emboscadas, pero también se empleó para destruir sus cosechas, con tal que carecieran de alimentos y lograr su pronta rendición (ya desde la intervención inglesa en Malasia, se empleó ese peligroso herbicida). La otra empresa que lo fabricaba era Dow Chemical, pero era tan tóxico, que no sólo acababa con plantas y árboles, sino que envenenaba y mataba a soldados y civiles. De hecho, sus perniciosos efectos están aún presentes en tierras muy contaminadas por ese mortal químico (desde el 2012, se han llevado a cabo programas conjuntos entre los gobiernos de Vietnam y EU para limpiar miles de hectáreas de tierras aún contaminadas desde la guerra).

En los 1970’s, Monsanto inventó otro herbicida, el Roundup, cuyo elemento activo es el glifosato. Ese herbicida era empleado por los granjeros, con tal de que combatiera las hierbas que crecen entre los cultivos, y lograr, así, que aumentara la producción. Y luego, muy convenientemente, Monsanto, en los 1990’s, comenzó a incursionar en la agricultura, empleando su pasada “experiencia” para elaborar tipos de cultivo que resistieran, ¡háganme favor!, su propio herbicida. Buena receta, inventar un veneno y, luego, el antídoto, con tal de acaparar muerte y vida.

De allí, surgieron sus cereales frankenfood, caracterizados por alterarlos genéticamente. Consiste el procedimiento en inocular a nivel molecular una característica que haga a una planta resistente, por ejemplo, a una plaga o a sequía o, incluso, que no puedan crecer sus semillas (eso, para, según Monsanto, “proteger sus patentes”, como si a la naturaleza se le pudiera patentar). Así que la falta de ética de Monsanto, como se ve, proviene casi desde su fundación.

Como señalé, la alteración genética iniciada por Monsanto se logró inoculando a nivel molecular características tan absurdas que, por lo mismo, cada vez más y más sus creaciones frankenfood han ido rechazándose en muchos países. Por ejemplo, en el caso de sus cepas de maíz transgénico, como la Cry3Bb1 (llamado Terminator, puesto que sus semillas no germinan, con tal de “proteger” su patente), lleva inoculada una toxina derivada de la bacteria Bacillus thuringiensis, Bt, que, supuestamente, lo hace más resistente a las plagas, además de que “consume menos agua”. Todas esas afirmaciones, se han ido desmintiendo por científicos que han estudiado dicho maíz y han concluido que ni es tan resistente a las plagas, ni consume menos agua, pues, al contario, requiere tal maíz más líquido. La tan presumida resistencia a las plagas, quedó en entredicho, pues la larva de un escarabajo de Estados Unidos, ya se está alimentando de maíz transgénico, como demuestra una reciente investigación (http://www.zmescience.com/science/biology/bugs-resistance-gmo-corn-25032014/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+zmescience+%28ZME+Science%29).

Que un simple escarabajo haya ya desarrollado resistencia, no sólo a un tipo de maíz transgénico, sino a dos, el Cry3Bb1 y el mCry3A, demuestra que con la Naturaleza no se puede jugar y, mucho menos, “patentar”, como Monsanto ha pretendido. Ni sus sucias prácticas legaloides de “demandar” a quienes siembren “sin permiso” su soya transgénica o que si sus cultivos se hubieran contaminado con el polen de aquélla y no lo reportaran, como sucedió con un granjero canadiense, evitó que ya, como señalé, un escarabajo se haya vuelto resistente y esté invadiendo las cosechas del maíz transgénico (en la cinta “Food Inc.”, se muestra el duro actuar de Monsanto contra granjeros estadounidenses que vuelven a sembrar la soya transgénica: http://www.youtube.com/watch?v=mrUrQIwOCO4. Ver mi artículo citado).

Además, experimentos recientes, practicados con ratas, a las que se les alimentó con una dieta equivalente a lo que ingeriría una persona, incluyendo maíz transgénico, mostraron que en pocos meses dichas ratas desarrollaron terribles tumores.

A pesar de ello, muchos “científicos” desdeñan tales experimentos, especialmente Monsanto, tildándolos de faltos de seriedad, de ética y de haberlos efectuado bajo prácticas poco confiables (http://www.forbes.com/sites/jonentine/2013/11/29/notorious-seralini-gmo-cancer-rat-study-retracted-ugly-legal-battle-looms/2/).

De todos modos, ello ha redundado mucho en el desprestigio de Monsanto, por lo que últimamente ha pretendido volverse “orgánica”, como veremos.

Busca hacerlo con la manipulación de hortalizas, pero, aseguran sus directivos, de una forma “orgánica”, nada de insertar genes, como hizo con su maíz, sino “natural”. De hecho, intentó hace unos años colocar en el mercado un jitomate modificado genéticamente para que durara más, antes de madurar demasiado. El llamado Flavr Savr fue manipulado para que produjera menos cantidad de una enzima llamada poligalacturonasa, que es la causante de que el jitomate madure demasiado pronto y por eso se debe de cosechar aún verde. Pero con la manipulación hecha por Monsanto, tardaba más en madurar y pudrirse. Y no sólo eso, sino que también se le manipuló su sabor, con tal de hacerlo más “crujiente”. En efecto, el manipulado vegetal sabía más a papa, que a jitomate. Calgene era la división de Monsanto encargada de realizar dicha modificación (era una compañía biogenética independiente que trabajaba justo en la manipulación del jitomate y que Monsanto compró a mediados de los noventas).

Sin embargo, el Flavr Savr no fue aceptado, sobre todo en Europa, en donde se opusieron a sembrar y consumir tal engendro, pues no es posible determinar qué daños pueda ocasionar un vegetal que se haya manipulado para no pudrirse tan pronto. Además, como le costaba muy caro a Monsanto producir dicho jitomate transgénico, no dudó en terminar con el proyecto, así como con Calgene, en el 2001.

Por tanto, Monsanto decidió cambiar de táctica. El ejecutivo encargado de Calgene, el señor David Stark, biólogo molecular, fue reasignado a otro proyecto, que consistió en la “cruza” acelerada mediante máquinas especiales y modelos computarizados de hortalizas, para obtener, así, tipos de tales hortalizas que representaran un óptimo en cuanto a textura, pero, sobre todo, en cuanto a sabor.

Sobre todo en sabor, Monsanto ha pretendido las “mejoras” haciendo más dulces sus creaciones, especialmente las frutas, como señalo más adelante.

Se trata de cuatro hortalizas: lechuga, cebolla, brócoli y pimientos, y una fruta: melón, pero Monsanto sostiene que los ha mejorado con técnicas “tradicionales”, sin recurrir a la alteración genética, como hizo con el maíz o la soya transgénicos.

Como menciono arriba, mediante máquinas y modelos computarizados, Monsanto selecciona las mejores especies de lo que desea mejorar, ciertas características, tales como consistencia, sabor, textura. Esos fenotipos provienen de genotipos, o sea, los genes responsables de que se generen de la forma deseada. Así, se toman muestras de esas plantas, las mejores, y se insertan en una máquina que puede leer hasta 200 mil de tales muestras por semana. También tiene otra máquina llamada “pulverizador de semillas”, con la que puede analizar el plasma germinal de una planta. Con esas técnicas se identifican las mejores características de una planta, que la harán, digamos, única. Stark dice que es como si se hicieran millones de cruzas e injertos, que, en forma natural, tomaría mil años, pero “gracias” a Monsanto, eso se hace en años. “De hecho, la probabilidad de que una sola planta posea 20 características deseadas, en forma natural, es de una en dos billones”, presume Stark.

Una vez que se obtiene el vegetal con las características deseadas, se pone a prueba, sembrándolo y ya que crece y se cosecha, se hacen degustaciones entre todo tipo de personas, desde granjeros, hasta chefs, con tal de que den su visto bueno o rechazo a la nueva creación.

Y, en efecto, las hortalizas mencionadas antes, han gustado mucho, pues cada una goza de ciertas características que la hacen más atractiva.

Por ejemplo, el brócoli, bautizado como Beneforte, que fue lanzado por primera vez en el otoño del 2010, y está disponible todo el año. Esta cruza contiene tres veces más glucorafanina, compuesto que incrementa los niveles de antioxidantes en el organismo, la cual se obtuvo cruzando brócoli normal con una especie silvestre, única, que crece en el norte de Italia. Se siembra actualmente en Arizona, California y en ¡México! Y justo, éstas son de las novedades de las que se entera uno cuando se hacen investigaciones como la presente, que sólo así se conozca lo que ninguna autoridad del país ha revelado, que ya se siembra ese vegetal en el país. Habrá que preguntarse si el polen del Beneforte puede contaminar al brócoli normal y darle sus características y, de ser así, si Monsanto actuará “legalmente” contra los campesinos que siembran brócoli normal, que no le den aviso, en caso de que sus siembras se llegaran a contaminar, con tal de que ese “preciado vegetal patentado” no se obtenga por otros medios, más que por las semillas vendidas legalmente por Monsanto.

Otro vegetal es un pimiento llamado BellaFina (¡vaya nombre!), el que vio la luz en el otoño del 2011, del que se dispone todo el año. Este pimiento, que, al igual que el Beneforte, asegura Monsanto que es “orgánico”, sin modificación genética (aunque obtenido, como dije, por acelerados métodos computarizados, así que no parecen tan orgánicos), son un tercio en tamaño de un pimiento normal, según para que no se desperdicien tanto y se aprovechen mejor al cocinar (no veo mucha ventaja en ello). Se obtuvo cruzando sucesivamente plantas cada vez más pequeñas. Se cultiva en California, Florida y Carolina del Norte.

Un tercer vegetal “orgánico” muy promovido es una cebolla morada, bautizada como EverMild. Lanzada en el otoño del 2010, está disponible de septiembre a Marzo. Es más suave y dulce que la normal, además de que reduce el lloriqueo de los ojos, asegura Stark. Se obtuvo seleccionando plantas con menores niveles de piruvato, el cual determina el picor y el efecto lacrimoso que ocasiona la cebolla normal (lo cual, no tiene nada de malo, pues, incluso, es un buen antiséptico para los ojos). Se cultiva en la región noroeste de Estados Unidos.

La Frescada, lechuga, es otra de las hortalizas muy presumida por Monsanto, sobre todo por su sabor muy dulzón y por tener una consistencia más crujiente que la normal (Stark dice que, incluso, puede emplearse como botana). También aseguran que dura más (no se pudre tan pronto) y que contiene 146 por ciento más folato y 74 por ciento más vitamina C, lo que la hace “más nutritiva”. Se obtuvo cruzando dos especies de lechuga, la romana y la orejona (en EU le llaman iceberg). Disponible todo el año y se siembra en Arizona (desértico estado, ¿de dónde sacarán tanta agua que se requiere para sembrar hortalizas?) y California.

Y la estrella de todas, es un fruto, el Melorange, variación del melón. Fue lanzado en el invierno del 2011, disponible de diciembre a abril. Su característica es que es 30 por ciento más dulce que un melón normal. Se obtuvo de cruzar cantalupos con melones europeos que contienen un gen responsable del citrón, el cual le da un aroma más frutoso y floral. Según declara Stark, no tiene nada que ver con el melón normal, pues éste “es como si comieras un melón súpercargado”, se jacta. Para él, el melón normal es pasable y ya, pero con el Melorange “¡siempre pedirás más!”. Vaya comparación, pues es como si se comparara una vaca normal, con una vaca Hertford, muy fina.

Pero todo ese pretendido organicismo, tiene su precio. En efecto, esas verduras y la fruta, son más caras. El brócoli injertado cuesta $2.50 dólares el medio kilo, o sea, unos 35 pesos, cuando que el precio del brócoli normal fluctúa alrededor de los cinco pesos. Los pimientos cuestan $1.50 dólares la bolsa con tres, unos 21 pesos, mientras que el kilo de normales cuesta entre ocho y diez pesos, que son unos cinco pimientos normales. El melón cuesta $3.00 dólares cada uno, 42 pesos, cuando que el normal vale unos diez pesos el kilo (me refiero a precios de temporada). La cebolla cuesta $2.00 dólares el medio kilo, 24 pesos, en tanto que la normal cuesta unos cuatro pesos. Por último, la lechuga de Monsanto vale $2.50 dólares el medio kilo, 35 pesos, en tanto que una lechuga normal vale de 5 a 10 pesos. Como se ve, en casi todos los casos, los precios son más de seis veces los de las hortalizas normales. Claro que si Monsanto logra que sus verduras y frutas “orgánicas” se impongan sobre las convencionales, a través de sus monopolistas, tramposas prácticas, sus ganancias se incrementarían aún más, a pesar de ser tan caras, sin esperar que el precio bajara en el futuro, pues de hecho los costos de los alimentos continúan incrementándose, debido a las prácticas monopólicas de Monsanto y otras gigantes agroindustriales, como Cargill, Perdue Farms, Conagra, Tyson, General Foods, entre otras (controlan más del 80% de la producción mundial agroindustrial), además de la escases debida a rendimientos decrecientes de las tierras agrícolas, y por las sequías y el cambio climático (ver mi artículo:
http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2010/08/la-muy-lucrativa-adictiva-engordante-y_01.html).

De todos modos, la venta de esos vegetales, ya le redituó $821 millones de dólares en el 2013, que para una empresa con ingresos anuales por $14,000 millones de dólares, dice Stark, “no está nada mal”.

Y de hecho, ya varias cadenas de supermercados estadounidenses distribuyen sus vegetales. Por lo mismo, planea Monsanto seguir creando más cruzas. Para ello, en el 2005, compró a la empresa Seminis, dedicada a vender plasma germinal en grandes cantidades (justo es con lo que pudo experimentar Monsanto las distintas cruzas de sus vegetales). También posee Monsanto un gran invernadero en las montañas de Guatemala, en donde el aire seco y caliente, permite hasta cuatro cosechas por año, muy bueno para la investigación, asegura. Así mismo, adquirió De Ruiter, una de las empresas más grandes que producen semillas de invernadero. Y en el 2013 compró a la empresa Climate Corporation, compañía que analiza el clima mediante el manejo de millones de datos, y que puede dar informes fidedignos de que tipo de plantas se requieren para que sobrevivan el calentamiento global en determinada región (de hecho, el calentamiento global ya se está volviendo muy lucrativo. Ver mi artículo: http://adansalgadoandrade.blogspot.mx/2014/03/el-muy-lucrativo-calentamiento-global.html).

En lo que también insiste Monsanto es en hacer más “sabrosas” sus frutas, sobre todo, más dulces, pues esa es su idea de “mejorar” el sabor. Su filosofía es “logra que la fruta sea más sabrosa y la gente comerá mucho más”. “Eso es bueno para la sociedad y, seamos francos, muy bueno para los negocios”, afirma Stark, jactancioso. Claro, a fin de cuentas, en efecto, se trata de ganar y ganar, aunque se hagan frutas más dulces y, por lo mismo, con más calorías, lo cual no es, precisamente, bueno para la salud. Nadie antes ha manipulado los niveles de azúcar en la forma en que lo está haciendo Monsanto. “No es más que un experimento”, dice al respecto Robert Lustig, endocrinólogo pediatra, y presidente del Instituto para la Nutrición Responsable. “El único resultado que espera Monsanto es el de la ganancia”.

Y por ello, a pesar de que se presente como “muy orgánica”, no abandona Monsanto sus prácticas monopolistas. La compañía impone severas cláusulas para los granjeros que compran sus semillas de hortalizas, igual que hace con su soya o maíz transgénicos, sobre todo la estricta prohibición de que dichos granjeros vuelva a sembrar sus semillas (¡absurda medida!). Aunque hace algunas concesiones, si no se logran las cosechas como se espera que se den, claro, siempre y cuando se haya cumplido con todas las medidas que exige para que se siembren sus vegetales. Todo ello con tal de que los vegetales mencionados, y los que siga produciendo, se vayan reconociendo por los consumidores, confíen en ellos, se acostumbren a comprarlos y ya no los cambien por nada, como dice Stark. “Eso es lo que en realidad deseo, que crezcan y crezcan las ventas”.

En fin, como puede verse, nada es desinteresado dentro del capitalismo salvaje, el que aparentará dejar de serlo, capitalismo salvaje, con tal de lograr sus lucradores objetivos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Si la oposición venezolana fuera francesa…

Salim Lamrani (OPERA MUNDI, especial para ARGENPRESS.info)i

¿Qué pasaría si la oposición venezolana fuera francesa? El caso de la diputada María Corina Machado es revelador pues la justicia de Francia sería implacable con ella.

Desde febrero de 2014, Venezuela sufre algunas violencias orquestadas por la extrema derecha golpista. Contrariamente a lo que presentan los medios informativos occidentales, ésas se limitan a nueve municipios sobre los 335 que tiene el país y la tranquilidad reina en la inmensa mayoría del territorio nacional, particularmente en los barrios populares. Algunos estudiantes procedentes de los barrios acomodados -lejos de manifestarse pacíficamente como afirma la prensa occidental- participan en graves acciones criminales. Pero están lejos de ser mayoritarios. En efecto, la mayoría de las personas arrestadas tienen graves antecedentes criminales y varios incluso son buscados por la Interpol.

La oposición dirige esos nuevos sectores pudientes. Aunque esas violencias se hallan limitadas en términos geográficos, han sido mortíferas. En efecto, al menos 37 personas perdieron la vida, algunas en condiciones particularmente atroces: seis personas que circulaban en motocicleta fueron degolladas por alambre tendido en las calles. Por otra parte, cinco miembros de la Guardia Nacional Bolivariana y un fiscal de la República fueron asesinados por esos grupúsculos y otras ocho personas que intentaban abrir un camino en las calles y desmontar las barricadas fueron ejecutadas. Cerca de 600 personas fueron heridas, entre ellas 150 miembros de las fuerzas del orden.

Los daños materiales son innumerables y han superado los 10.000 millones de dólares, con la multiplicación de actos de terrorismo y de sabotaje que apuntan a todo lo que representa la Revolución Bolivariana democrática y social : autobuses quemados, estaciones de metro saqueadas, una universidad -la UNEFA- completamente destrozada por las llamas, decenas de toneladas de productos alimenticios destinados a los supermercados públicos reducidos a cenizas, edificios públicos y sedes ministeriales saqueados, instalaciones eléctricas saboteadas, centros médicos devastados, instituciones electorales destruidas, etc.

María Corina Machado es una de los autores intelectuales de esos actos criminales. Diputada de la oposición, lejos de respetar la legalidad constitucional del país, lanzó varios llamados públicos a la violencia: “El pueblo de Venezuela tiene una respuesta: ‘Rebeldía, rebeldía’. Hay algunos que dicen que debemos esperar a unas elecciones en unos cuantos años. ¿Pueden esperar los que no consiguen alimentos para sus hijos? ¿Pueden esperar los empleados públicos, los campesinos, los comerciantes, a quienes les arrebatan su derecho al trabajo y a la propiedad? Venezuela no puede esperar más”.

Corina Machado incluso se alió a una potencia extranjera hostil al representar a Panamá durante una reunión de la Organización de Estados Americanos, en flagrante violación de los artículos 149 y 191 de la Constitución. El primero estipula que “los funcionarios públicos y funcionarias públicas no podrán aceptar cargos, honores o recompensas de gobiernos extranjeros sin la autorización de la Asamblea Nacional”. En cuanto al segundo, enfatiza que “los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales, siempre que no supongan dedicación exclusiva”.

La diputada acaba de perder la inmunidad parlamentaria y su cargo de representante en el Parlamento.Si se niega a aceptar su nueva situación jurídica afirmando que su mandato sólo puede ser revocado en caso de “muerte, renuncia, revocatoria, o destitución producto de sentencia de tribunal” , la ley es no obstante muy clara: Según el Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional, la inmunidad parlamentaria puede revocarse con un voto mayoritario de los diputados, lo que fue el caso . En cuanto a su cargo de diputada, le puso término automáticamente al violar los artículos 149 y 191, según la decisión del Tribunal Supremo de Justicia.

¿Qué pasaría si María Corina Machado fuera francesa? Caería enseguida bajo los rigores de la ley penal. En efecto, la diputada destituida atentó contra los intereses fundamentales de la nación, es decir contra la “forma republicana de sus instituciones” (artículo 410-1), al llamar a una ruptura violenta del orden constitucional .

Del mismo modo, el artículo 411-4 estipula que “el hecho de mantener inteligencia con una potencia extranjera, con una empresa u organización extranjera o bajo control extranjero o con sus agentes, con vistas a suscitar hostilidades o actos de agresión contra Francia, es sancionable con treinta años de detención criminal y 450.000 euros de multa. Se sanciona con las mismas penas el hecho de proporcionar a una potencia extranjera, a una empresa u organización extranjera o bajo control extranjero o a sus agentes los medios de emprender hostilidades o realizar actos de agresión contra Francia”. De hecho, Corina Machado se ha reunido regularmente con el Departamento de Estado de Estados Unidos, el cual desempeña un papel clave en la desestabilización de Venezuela.

Corina Machado también caería bajo los rigores del artículo 412-2 del Código Penal y sería acusada de complot: “Constituye un complot la resolución tomada entre varias personas de cometer un atentado cuando esta resolución se concreta mediante un o varios actos materiales. El complot se castiga con diez años de cárcel y 150.000 euros de multa. Las penas se llevan a veinte años de detención criminal y a 300.000 euros de multa cuando una persona depositaria de la autoridad pública comete la infracción”.

Corina Machado también habría violado los artículos 412-3 y 412-4 del Código Penal. Esos estipulan que “constituye un movimiento insurreccional toda violencia colectiva de naturaleza que ponga en peligro las instituciones de la Repúblico o atentar contra la integridad del territorio nacional. Se castiga con quince años de detención criminal y 250.000 euros de multa el hecho de participar en un movimiento insurreccional: 1. Edificando barricadas, trincheras o todo tipo de obras con el objetivo de impedir o poner trabas a la acción de la fuerza pública; 2. Ocupando abiertamente o mediante ardid o destruyendo todo edificio o instalación; 3. Asegurando el transporte, la subsistencia o las comunicaciones de los insurrectos; 4. Provocando a agrupamientos de insurrectos, cualquiera que fuese el medio; 5. Llevando un arma; 6. Sustituyendo a una autoridad legal”.

Si la exparlamentaria María Corina Machado fuese francesa, se encontraría en la cárcel y sería acusada de graves crímenes contra el Estado y las instituciones de la República. Ocurriría lo mismo con los principales líderes de la oposición venezolana que participaron en las violencias mortíferas desde el mes de febrero de 2014.

Notas:
1) Agencia Venezolana de Noticias, «Delincuentes buscados por Interpol manejaban 18 barricadas en Táchira», 18 de marzo de 2014; Agencia Venezolana de Noticias, « Guarimbas: Instrumento de la ultraderecha que ha cobrado 36 vidas », 25 de marzo de 2014; Romain Migus, « Venezuela: la fabrique de la terreur », marzo de 2014. http://www.romainmigus.com/2014/03/la-fabrique-de-la-terreur.html (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).
2) Agencia Venezolana de Noticias, « Violencia derechista en Venezuela ha generado 37 muertos y 559 heridos », 31 de marzo de 2014; Telesur, « Más de 10 mil millones de dólares en pérdidas materiales por guaribas », 27 de marzo de 2014.
3) Agencia Venezolana de Noticias, « Violencia derechista en Venezuela destruye 12 centros de atención médica y electoral”, 27 de marzo de 2014.
4) Salim Lamrani, « 25 verdades sobre las manifestaciones en Venezuela », Opera Mundi, 23 de febrero de 2014.
5) Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. http://www.tsj.gov.ve/legislacion/constitucion1999.htm (sitio consultado el 31 de marzo de 2014)
6) EFE, « Parlamento venezolano ratifica pérdida de investidura de diputada María Corina Machado », 26 de marzo de 2014.
7) Agence France Presse, « Opositora Machado regresa el miércoles a Caracas y teme ser detenida », 24 de marzo de 2014.
8) Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, « Reglamento Interior y de Debates de la Asamblea Nacional ». http://www.asambleanacional.gob.ve/uploads/secciones/sec_6a7eed3f20630c92288e98940921a89f5092c134.pdf (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).
9) EFE, « Tribunal Supremo venezolano avala pérdida de investidura de Machado como diputada », 31 de marzo de 2014.
10) Code pénal français. http://www.legifrance.gouv.fr/affichCode.do?cidTexte=LEGITEXT000006070719 (sitio consultado el 31 de marzo de 2014).

Salim Lamrani es Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité, Paris, Editions Estrella, 2013, con un prólogo de Eduardo Galeano.
http://operamundi.uol.com.br/conteudo/opiniao/34786/se+a+oposicao+venezuelana+fosse+francesa%85.shtml

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La economía entre el paro del 10/4 y Washington

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

La coyuntura económica se concentra en los debates en torno al paro realizado el pasado jueves 10 de abril y la presencia del Ministro de Economía y la delegación argentina a la reunión conjunta del FMI y el Banco Mundial en Washington.

Las demandas en uno y otro caso aparecen cruzadas en el plano político y económico, con los organismos internacionales sugiriendo la tradicional política de ajuste, una posición que sustenta no solo para la Argentina, sino para el conjunto de la economía mundial, en momentos en donde se reconoce la continuidad de la crisis mundial. En las antípodas, la protesta de los trabajadores trascendió a los propios organizadores y convocó a buena parte de los descontentos con el achicamiento de ingresos que supuso la devaluación de enero y el encarecimiento de los precios, antes y después de la modificación del tipo de cambio.

Es evidente que la presión sobre la política económica se presenta en ambas y opuestas direcciones. Por un lado el afianzamiento de la política de ajuste, especialmente asentada en el deterioro de los ingresos populares; o, entre otras cuestiones, en la atención de demandas de actualización y aumento salarial contra la erosión derivada de la inflación y la aplicación del impuesto a las ganancias a los salarios; destacando en ese marco la reivindicación de jubilados y pensionados por un pago de emergencia que actualice sus haberes y más de fondo la histórica demanda de un ingreso equivalente al 82% móvil con un mínimo equiparable al salario mínimo, vital y móvil en niveles acorde con satisfacer la canasta familiar del trabajador y su familia.

Reunión en Washington

En el cónclave de los organismos financieros se busca el aval para reinsertar a la Argentina en el mercado de crédito mundial. El país está afuera desde la cesación de pagos del 2001, más allá de los regulares pagos, incluidas las cancelaciones al FMI y los canjes de deuda del 2005, 2010 y 2013 al que ingresaron el 93% de los acreedores de títulos públicos.

El argumento para mantener a la Argentina fuera del mercado de préstamos es la continuidad del default con ese 7% de tenedores de títulos, algunos de los cuales demandan al país ante la Justicia de Nueva York; pero también el impago al Club de París, que integran los principales países capitalistas, que a su vez son los principales accionistas y los que deciden en el FMI y el Banco Mundial. Recordemos que a fines de mayo está en agenda el inicio de las negociaciones para salir del default con el Club de París.

La ausencia de un acuerdo con estos organismos es un límite que impone el mercado mundial para liberar créditos, aun cuando YPF obtuvo hace pocos días ofertas varias veces superiores a una demanda de fondos por 1.000 millones de dólares. Pese a una tasa elevada, superior al 8%, la posibilidad de ese financiamiento se considera como una prueba de avanzada para que otros sectores privados de la economía local transiten el mismo camino y volver a la senda del endeudamiento público y privado.

Mencionamos lo público y lo privado porque el gobierno, en tanto sector público, suscribió hace poco un acuerdo estratégico con el Banco mundial por 3.000 millones de dólares para el periodo 2014-2016 y porque YPF sigue siendo una empresa privada, aunque de gestión estatal.

La búsqueda de recursos externos incluye préstamos e inversiones externas directas, que junto al sostenimiento del superávit comercial (mayores exportaciones que importaciones) contrarresten la pérdida de divisas de los últimos años.

Recordemos que las reservas bajaron de 52.000 millones de dólares a mediados del 2011 a unos 27.000 millones en la actualidad. La intencionalidad apunta a frenar el drenaje de divisas y en la medida de lo posible recomponer reservas internacionales.

Para que ello sea posible, los inversores y prestamistas externos actúan sobre el FMI y el Banco Mundial para que las autoridades de la Argentina asuman políticas económicas amigables con los inversores.

Ello puede significar que se profundicen los lazos y vínculos con los organismos internacionales, tal como se viene actuando a los efectos de las correcciones en los índices de inflación y medición del crecimiento del PBI, tal como lo sugirió Christine Lagarde al señalar que la colaboración del Fondo con la Argentina fue a solicitud del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y enfatizando que el organismo debe auditar las cuentas nacionales.

La presión del paro

Desde el otro ángulo, la extensión del paro nacional, más allá del análisis que debe continuarse, respecto de las formas, los modos y los beneficiarios de la iniciativa de acción colectiva, requiere que la política económica asuma algunas respuestas inmediatas.

Una de ellas remite a la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, ya que es impensable desde la lógica hegemónica actual pensar en su eliminación, algo que estuvo incluido en varias demandas de las organizaciones que protagonizaron la protesta.

Otras respuestas que emanan del paro son de carácter más general y remiten a los precios y los salarios.

En materia de precios se anunciaron dos medidas en estos días. Una de ellas es la extensión de los precios cuidados de 194 productos a 302, con una actualización promedio del 3,2% en el paquete vigente, y el debut para 108 nuevos productos, que vienen con descuento, aun cuando incluyen el fuerte colchón de los aumentos procesados entre fines del año anterior y comienzos del presente. Otra alude a la quita de los subsidios de agua y gas, lo que significan facturas abultados para los usuarios residenciales, ya que las empresas, en aras de la desaceleración económica, se les mantiene el subsidio.

Queda claro que ambas tienen efectos diferenciados e impactan sobre la capacidad de consumo de los sectores de ingresos fijos, precisamente los más desfavorecidos y en buena parte protagonistas de la protesta social del 10 de abril.

Otras reivindicaciones son de mayor alcance y proponen un debate político en la sociedad, tal como la derogación de la legislación antiterrorista; las cuestiones de la seguridad, que involucra la precariedad y tercerización en el empleo, restringiendo seguridad social y previsional. Más para el debate son las consignas de libertad y democracia sindical, que supone discutir el modelo sindical imperante, sobre el que mucho se discutió en estas horas.

Quizá, valga mencionar que el dato más importante que trajo el paro es que aún a favor o en contra, por un tiempo, la agenda de discusión la pusieron los trabajadores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Huelga en abril contra el ajuste ortodoxo

Carlos Abel Suárez (SINPERMISO)

En la historia del movimiento obrero argentino, hay pocos paros generales que hayan tenido la adhesión y la contundencia del realizado el pasado jueves 10, teniendo en contra a las direcciones de los sindicatos con mayor número de afiliados y por consiguiente el aparato más poderoso, a saber: la Unión Obrera Metalúrgica, el SMATA (automotor), UOCRA (construcción), Unión Ferroviaria, UPCN, Comercio, docentes,entre otros.Las direcciones de estos sindicatos - enrolados en el oficialismo - no sólo no acompañaron reclamos legítimos y masivamente aceptados por la sociedad, sino quedescalificaron la convocatoria con argumentos propios de “carneros” rompehuelgas.

Sin embargo, la huelga superó las expectativas y constituye una fuerte barrera al plan de ajuste ortodoxo,que estampilla el derrotero de la era kirchnerista. Una expresión de protesta como la registrada el 10 de abril se explica por la confluencia de varios fenómenos, pero han sido determinantes el deterioro del salario realy de los ingresos de los asalariados, jubilados y pensionados, atacados por la inflación y un régimen tributario absolutamente regresivo.

Ya durante los dos últimos años el malestar social se había expresado de distintos modos, entre los que se destacan masivas manifestaciones de protestas, el paro general del 20 de noviembre de 2012, marchas y conflictos sociales y laborales – algunos violentamente reprimidos – la movilización y paro convocado por la CTA (Michelli) del 8 de marzo pasado y huelgas de docentes (19 días de paro en la provincia de Buenos Aires), estatales y profesionales de la salud en todo el país.

La intervención del Instituto de Estadísticas en 2007, justificada como una “picardía criolla” por algunos economistas del elenco oficial, trató de ocultar durante un tiempo los números reales de la economía, con un curso ydesenlace previsto por Rubén Lo Vuoloen su artículo publicado en SIN PERMISO en abril de 2011: Otra enseñanza del gobierno argentino para el mundo: cómo adulterar los indicadores económicos y sociales y luego llamar al FMI para reparar el daño. En estos días está el ministro de economía, Axel Kicillof, haciendo los deberes en la reunión anual del FMI, tratando de hacer creíble al mundo de los negocios una nueva serie estadística, nacida de las ruinas del INDEC.

La mejora del salario real y del nivel de empleo, superadadesde comienzos del 2003 – después de la mayor de la depresión de la historia económica argentina, que comenzó enlos finales del gobierno de Menem y estalló en el 2001, con la caída del gobierno de Fernando de la Rúa - no sólo se detuvo sino que ha retrocedido.La huelga del 10 de abril es un indicador importante pero no sólo el único, del malestar social.La sociedad percibe que en estos años de bonanza, de una gran burbuja de consumo (de la que como suele ocurrir mejor la han aprovechado los que más tienen o los que por trámites oscuros aparecen como los nuevos ricos) se ha desperdiciado una gran oportunidad histórica para cambios estructurales en la economía argentina de este comienzo del Siglo XXI. Al estallido de la burbuja nos queda una economía reprimarizada al extremo, más concentrada y extranjerizada que en los finales del Siglo XX, conel transporte y la salud pública colapsados. Problemas que sumados a la pobreza e indigencia estructural, el 39 por ciento del trabajo “en negro” o informal, la crisis de la vivienda y déficit de la infraestructura urbana, serán muy difícil de enfrentar en los tiempos de ajuste ortodoxo. Presionar desde el gobierno a que los trabajadores acepten aumentos de salarios en las paritarias, por debajo del índice de inflación real, y otorgar un irrisorio aumento de jubilaciones y pensiones, es sólo el principio de una serie de medidas que significarán un retroceso en las condiciones de vida (futuros aumentos del transporte, tarifas del agua, gas y electricidad).

Sin embargo, no sólo la economía marca el descontento social. La ley antiterrorista, los cambios en la legislación sobre riesgos de trabajo (ART) – aceptando el bloque oficialista en el Congreso a libro cerrado la propuesta de las patronales -, la designación de un represor de los años del terrorismo de Estado al frente del Ejército, la manipulación de la justicia para proteger a funcionarios sospechados de corrupción,han sido señales muy claras de un cambio de rumbo del gobierno. En dirección contraria a un relato sustentado cada vez más en la propaganda oficial.

Un paro político

No solamente los voceros del kirchnerismo, sino también desde la prensa opositora y del arco denominado progresista se calificó a la huelga como política. Primera observación: toda acción colectiva es política. Segunda: no hay consenso entre quienes señalan con el dedo a quién favorecería la acción.

Obviamente, todo conflicto social y hasta toda controversia en un panorama de fin de ciclo como el que vivimos, juega en la lucha política.Todo aquel que tenga aspiración de poder tratará de mojar el pan en una salsa tan potente como la del pasado jueves.Pero esta salsa la armó el movimiento obrero y sus tradiciones, que tiene sus propios ritmos y rumbos.

Porque junto con el final de la burbuja de la economía, estamos asistiendo también desde hace un tiempo a una crisis del modelo sindical que se ha preservado con leves cambios desde hacen 70 años. El gobierno, que puso mucha plata en dividir las organizaciones del movimiento obrero, en golpear a unos y favorecer a otros, se va a quedar con soldaditos de plomo en su bando. Inútiles para todo mandado.

Nadie puede ignorar que las confrontaciones para decidir la interna del panperonismo van a tener un papel en las organizaciones sindicales. Sin embargo, el conflicto de clase tiene supropia dinámica y sus propias reglas;no siempre los trabajadores pueden ser masivamente acarreados tras una candidatura. Hugo Moyano y otros dirigentes sindicales jugaron, en 2003, para la candidatura de Adolfo Rodríguez Saá y les fue muy mal. Lorenzo Miguel y la mayoría de los dirigentes de la época apostaron todo a Ítalo Luder en 1983 y Raúl Alfonsín les ganó hasta en los bastiones peronistas de la provincia de Buenos Aires.

Los piquetes animados en la jornada del 10 por organizacionessociales y partidos de izquierda, que constituyeron siemprelegítimos recursos de los trabajadores,unificaron en su contra el discurso de Sergio Massa,Mauricio Macri, Daniel Scioli y del jefe del gabinete de ministros, Jorge Capitanich.Pero como bien apunta Guillermo Almeyra los piquetes no decidieron la masividad de la huelga, en muchos casos se instalaron cuando ya había comenzado el horario laboral y los trabajadores no entraron a trabajar por su propia cuenta.Casi no existieron piquetes en las ciudades del interior del país donde la huelga tuvo gran impacto. Grandes empresas industriales y los bancos ofrecieron medios de transporte privados ante la paralización de trenes, subterráneos y colectivos, que los trabajadores y empleados rechazaron.Hubo una adhesión muy extendida que se apoya en una bronca que ya se había expresado electoralmente en octubre pasado, en los conflictos latentes a lo largo del país y que intentará sepultar el ajuste que propone el gobierno de Cristina Fernández.

En este sentido la unidad en la acción, que es la estrategia formulada por la CTA opositora y amplios sectores del clasismo tiene un camino por recorrer.En definitiva la unidad en la acción ha sido la gran enseñanza de dirigentes emblemáticos del movimiento obrero como René Salamanca, Atilio López o Agustín Tosco. El sectarismo, el espíritu de capilla, ha llevado por el contrario a entonar un solo fúnebre.

La lucha es larga y como los veteranos maratonistas hay que aprender a manejar el aire. Como señala Antoni Domènech, frente a la actual situación mundial: “No es posible salir de esta grotesca pesadilla, trágicamente enemiga de la civilización y de la unidad básica de la Humanidad, sin destruir políticamente el bloque rentista imperial neoliberal. La experiencia del siglo XX ha enseñado que no es posible destruir ese bloque sin avanzar radical y decisivamente en la desmercantilización del trabajo, del patrimonio natural y del dinero. Se puede conjeturar que el fin de la mercantilización del trabajo, del patrimonio natural y del dinero significaría el fin del capitalismo. Y eso es lo que deben querer hoy los socialistas. Que puedan lograrlo, dependerá una vez más de la inmensa mayoría que es el pueblo trabajador, de su voluntad de combate y de su inteligencia para autorganizarse racional y democráticamente. Y por lo pronto, de su capacidad para volver a infundir miedo” (1).

Nota:
1) Bunge, Mario; Gabetta, Carlos; Domènech, Antoni; Fontana, Josep et alii. ¿Tiene porvenir el Socialismo?2013 (Buenos Aires, Ed. Eudeba).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El FMI elogia al Ministro Axel Kicillof

Juan Pablo Olsson(especial para ARGENPRESS.info)

El Ministro de Economía recibió el reconocimiento del Fondo Monetario Internacional por aplicar medidas de ajuste.

El ministro de Economía Axel Kicillof arribó el jueves pasado a Washington para participar este fin de semanade la Asamblea de Primavera convocada por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Dicha visita, representó el debut del ministro en la reunión semestral convocada por dichos organismos y ya recibió una muy buena señal por parte del Director del FMI para América Latina, Alejandro Werner. El funcionario del organismo se refirió a las medidas económicasrecesivas tomadas en Argentina que implicaron el aumento del dólar en el mes de enero, la suba de la tasa de interés y ahora la aplicación de los anuncios sobra la eliminación de los subsidios a los servicios de gas y agua.Sobre esa serie de medidas señaló que “van todas en la dirección correcta” y agregó que el organismo esta dispuesto a trabajar con la Argentina una vez que nuestro país lo decida.

Estas señales de avance hacia un acuerdo con el FMI van en el sentido opuesto al que el propio expresidente Néstor Kirchner planteó en el 2006 cuando decidió saldar el total de la deuda que nuestro país tenía con el Fondo, que trepaba a unos 10.000 millones de dólares y justamente el argumento central para justificar dicha medida era recuperar la libertady la autonomía respecto de los organismos internacionales de financiamiento, en aquellas decisiones en materia económica y social, más convenientes para los argentinos. Habría que preguntarse qué cambió entonces en el Modelo Nacional y Popular que hace casi una década atrás planteaba la necesidad de tomar distancia del Fondo Monetario Internacional porque sus presiones para implementar medidas económicas eran perjudiciales para nuestro país y provocaban desigualdad e injusticia.

En el encuentro de la Asamblea de la capital norteamericana, Wernertambién elogió los avances de la Argentina con el Club de París, que se dieron a fines de enero con la visita Kicillof. A su vez, entre los elementos que estuvieron presentes en el diálogo entre el funcionario del FMI Alejandro Werner y el Ministro de economía argentino surgió el tema del índice de precios y la revisión de los números del PBI. Esto quiere decir que, por más que Kicillof afirme que no pedirá en esta reunión que el FMI vuelva a supervisar la economía argentina, todas las señales apuntan en esa dirección.

Basta recordar el tono del anuncio enabril del 2012, cuando el entonces Vice Ministro de Economía Kicillof afirmaba, junto al Ministro de Planificación Julio De Vido, que no pagarían la indemnización que reclamaba Repsol. En una acalorada y teatral intervención, Kicillof expuso en un plenario de comisiones del Senado, y señaló que eran tarados los que pretendían pagarle a Repsol lo que la empresa reclamaba por la expropiación de YPF. Las contradicciones del gobierno son cada vez más evidentes y ningún relato ya va a ser capaz de tapar las medidas de ajuste. La metamorfosis que llevó adelante el Ministro Kicillof hizo que dejara de lado su impronta marxista - keynesiana y comenzase a sentirse más cómodo con un discurso ortodoxo que tanto cuadra con los requisitos de los organismos internacionales. Esto quiere decir que Kicillof se está transformando en un alumno ejemplar del Fondo, sobre todo en lo relacionado a los acuerdos del CIADI, Repsol, el Club de Paris y el INDEC. Eso se solía decir en los noventa “el caso ejemplar de la Argentina”- que luego derivó en una crisis sin precedentes para nuestro país.

Juan Pablo Olsson es Sociólogo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La contundencia de una huelga general

Horacio Meguira (ACTA)

La huelga general es el acto defensivo y de contra-poder de mayor intensidad que pueden ejercer los trabajadores como clase social.-Este tipo de medidas suscita reacciones de los funcionarios que intentan persuadirnos de que con ella busca perjudicar la gestión de gobierno. Su primera manifestación es que se trata de una “huelga política”.

Se pretende así ocultar los verdaderos motivos que le dieron origen: modificar la orientación de las políticas económicas y sociales.

No se repara que toda acción colectiva es política y que ello de ninguna manera es cuestionable. De acuerdo a aquella concepción, parecería ser que la ciudadanía no puede ser ejercida por los trabajadores organizados.- Otro “cliché” es intentar contraponer el derecho de huelga a otros derechos tales como el derecho al trabajo, la libertad de comercio, el de libertad de circulación Esta postura no resulta creíble a la luz de la gestión de gobierno en materia de educación, transporte y salud. Sería bueno que las autoridades públicas se ocuparan todo el año de la vigencia de estos derechos fundamentales y no solamente cuando los trabajadores recurren a una medida de acción directa.

También asistimos a calificaciones peyorativas de los sujetos convocantes.

Como si las huelgas las hicieran los dirigentes.

También aquí se presupone que el trabajador no sabe lo que hace, sino que responde “verticalmente” a lo que resuelve el sindicato. Nada mas errado: el trabajador sabe analizar su conveniencia y actúa en tal efecto. En todo caso, el marco de una huelga, con más “legalidad”, le permite una mayor libertad en sus acciones que no posee cotidianamente.

A estas estrategias se suman dirigentes sindicales que no convocan y que incluso llegan a militar contra la huelga, intentando boicotear su eficacia. Esto rompe con unos de los principios históricos del movimiento obrero: la solidaridad. Responden a una lógica de oposición vs. oficialismo, que no repara ni en quienes la llevan a cabo, ni en los reclamos que se plantean. Más bien intentan posicionarse con el oficialismo aislados de los intereses de los trabajadores.

Pero la contundencia y eficacia de la medida de ayer habla por sí sola y termina con las contradicciones.

Da testimonio del fuerte descontento social contra el ajuste. Los trabajadores, así como conocen que su trabajo es su única propiedad, también saben usar el instrumento defensivo del “no trabajo” expresado colectivamente. Tienen clara conciencia que en la actualidad, esta es su principal herramienta para enfrentar la crisis. Esta es la verdadera razón de la ya histórica huelga general del 10 de abril.

Horacio Meguira es Director del Departamento Jurídico de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Puja redistributiva: "No quisiéramos llegar a un paro de 48 horas", advirtió Micheli

ACTA

El líder de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Pablo Micheli, se mostró conforme con el alto acatamiento a la medida de fuerza nacional del 10 de abril y dijo que esperan no tener que organizar una medida de fuerza de mayor duración en el futuro. Pidió: "Ojalá que el Gobierno nos llame".

El titular de la CTA, Pablo Micheli, se mostró conforme con la huelga llevada adelante el jueves en todo el país. "Quisiéramos no llegar a un paro de 48 horas", indicó el sindicalista durante una entrevista con radio América. En este sentido señaló "ojalá que el Gobierno nos llame, es un clamor que venimos planteando desde 2012".

Además, Micheli destacó el alto acatamiento que tuvo la protesta y manifestó que "era un día feriado, no había nadie en la calle".

"Ojalá que el gobierno nos llame, es un clamor que venimos planteando desde 2012", se esperanzó.

El jueves el titular de la CTA, señaló que "los protagonistas de este paro han sido los trabajadores de la Argentina", aunque marcó las diferencias que mantiene con Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

Al hablar en la conferencia de prensa realizada en la sede de la CGT Azopardo, Micheli dijo que "aunque esté sentado a la derecha y Barrionuevo a la izquierda, yo soy un poquito más de izquierda que Barrionuevo".

"La gente está con bronca"

Por otra parte, Micheli señaló: "Yo tengo muy claro que no tengo la representatividad de toda esta gente. Este es un paro de la gente, la gente está con bronca por la merma de los sueldos ante la inflación".

Consultado por las declaraciones del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, opinó: "Yo creo que Capitanich no debe saber nada de paros, no debe haber parado ni en la dictadura. No sé si se puede tomar en serio este personaje. Hubo una demostración en las calles, terminales, escuelas y hospitales. Quedó la impresión que el día del paro se pareció a un día feriado".

En cuanto a quienes tildaron al paro de político, sostuvo que sin dudas es una medida política, pero no política partidaria. "Seguro, no tengan dudas de que es un paro político cuando uno plantea temas como la inseguridad y la distribución del ingreso. Pero lo que quiere decir el Gobierno es que es político partidario para mechar a posibles candidatos en 2015".

Micheli también criticó a las agrupaciones de izquierda que decidieron hacer piquetes. "Yo creo que los compañeros de izquierda se han equivocado con motivo de diferenciarse de Moyano, Micheli y Barrionuevo ¿Para qué hicieron piquetes si la gente se iba a quedar en las casas?".

"Si Tosco o Walsh vivieran hoy hubieran parado"

Por último, el secretario General de la CTA, Pablo Micheli, defendió el masivo paro nacional que llevó adelante con las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y manifestó que "Si Agustín Tosco o Rodolfo Walsh vivieran, hoy hubieran parado con nosotros".

"Pocas veces se ha visto una campaña tan furibunda contra las organizaciones que convocan a un paro", criticó Micheli, quien agregó que "el Ministerio de Trabajo sacó comunicado con todas las organizaciones que no iba a parar, parece que muchos no le hicieron caso, el paro fue contundente como pocas veces se vio", chicaneó.

En ese sentido, manifestó que "hubo una demostración a lo largo y ancho del país, en la ciudad de Junin el paro fue total fue más arriba del 95% y no hubo un solo piquete, esto frente a las barbaridades que han dicho".

"La gente está con bronca contra el poder económico y contra este modelo, nosotros habremos ayudado pero los verdaderos protagonistas han sido los trabajadores", sostuvo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Terrorismo: Una acusación ambigua para la represión

Prof. Juan Carlos Sánchez (especial para ARGENPRESS.info)

El sistema penal constituye el arma por excelencia para encarcelar a quienes son pobres o pretenden ejercer su derecho a reclamar ante la arbitrariedad estatal que vulnera sus derechos fundamentales. Es la más poderosa herramienta de control social que, en manos de la policía y los jueces, tiene la burguesía con la finalidad de erradicar el "sobrante" de pobreza en el capitalismo sin tener en cuenta que se trata de seres humanos a los cuales ha condenado de antemano mediante la política económica y social en un Estado determinado.

Por otro lado, el imperialismo viene proponiendo la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones que forman parte de las fuerzas policiales y la incorporación de la figura de "terrorismo" en los Códigos Penales de los Estados latinoamericanos, lo cual fue aceptado por los países integrantes de la Alianza del Pacífico y en parte por otros, como nuestro país, en el marco de la prevención del lavado de dinero y otros delitos financieros.

Sin embargo, la definición del concepto de terrorismo que se ha adoptado a nivel internacional es, a la vez, ambigua y amplia. Ello lleva a un sinnúmero de interpretaciones jurídicas que permite criminalizar cualquier acto de protesta e inclusive, la tarea que llevan a cabo los comunicadores sociales y periodistas en varios países con respecto a la defensa de los Derechos Humanos y la crítica fundada a los actos de gobierno.

Varios instrumentos jurídicos supranacionales se ocupan de la cuestión y podemos advertir la ambiguedad y amplitud de aquello que se pretende definir como terrorismo o acto terrorista.

Sin embargo, conviene detenerse en el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo (ONU - 1999) que, en el punto b) del inciso 1 de su artículo 2º, expresa que "Comete delito en el sentido del presente Convenio quien por el medio que fuere, directa o indirectamente, ilícita y deliberadamente, provea o recolecte fondos con la intención de que se utilicen, o a sabiendas de que serán utilizados, en todo o en parte, para cometer: b) Cualquier otro acto destinado a causar la muerte o lesiones corporales graves a un civil o a cualquier otra persona que no participe directamente en las hostilidades en una situación de conflicto armado, cuando, el propósito de dicho acto, por su naturaleza o contexto, sea intimidar a una población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo" y en plena concordancia, el inciso 5 señala que "Comete igualmente un delito quien: a) Participe como cómplice en la comisión de un delito enunciado en los párrafos 1 o 4 del presente artículo; b) Organice la comisión de un delito enunciado en los párrafos 1 o 4 del presente artículo o dé órdenes a otros de cometerlo; c) Contribuya a la comisión de uno o más de los delitos enunciados en los párrafos 1 o 4 del presente artículo por un grupo de personas que actúe con un propósito común. La contribución deberá ser intencionada y hacerse: i) Ya sea con el propósito de facilitar la actividad delictiva o los fines delictivos del grupo, cuando esa actividad o esos fines impliquen la comisión de un delito enunciado en el párrafo 1 del presente artículo; o ii) Ya sea con conocimiento de la intención del grupo de cometer un delito enunciado en el párrafo 1 del presente artículo".

Pero también la Convención Interamericana contra el Terrorismo (OEA - 2002) habla de "prevenir, sancionar y eliminar el terrorismo" en su artículo 1º y se limita a las definiciones esbozadas en otros diez instrumentos jurídicos a nivel internacional, disponiendo luego la inaplicabilidad de la excepción por delito político, la denegación de la condición de refugiado y la denegación de asilo para quienes se solicite la extradición con motivo de los delitos previstos en los mencionados convenios y convenciones.

La ambiguedad y la amplitud

Al definir ampliamente, resulta clara la intención de criminalizar la protesta y ello ha sido recogido en nuestro derecho por la Ley Antiterrorista que ha permitido procesar a más de 6.000 luchadores populares. El hecho de "intimidar" con las protestas sociales a un gobierno o la "facilitación" de los medios para la protesta, incluyendo la difusión de las actividades, motiva que sea considerado como terrorista a todo aquel que sea señalado como "intimidador" o "facilitador".

De allí que la ausencia de una definición concreta acerca del terrorismo permite una amplia interpretación judicial que lleva a la arbitrariedad y a la discrecionalidad en aquellas causas penales donde se aplique la mencionada norma o en los juicios de extradición, como ocurre con Oswaldo Quispe.

Para evitarlo, se recurrió a la vía financiera y ello permite monitorear los movimientos de dinero por parte de quienes realizan las actividades. Ello puede llevar, por ejemplo -al absurdo-, a considerar a un fondo de huelga como "terrorista".

De Joaquín Pérez Becerra a Oswaldo Quispe

La normativa internacional que hemos mencionado ha facilitado la detención y extradición de numerosos militantes políticos y sociales en los Estados latinoamericanos. Basta recordar el proceso de extradición del periodista Joaquín Pérez Becerra a Colombia, desde la República Bolivariana de Venezuela, el cual estuvo plagado de innumerables irregularidades y que concluyó con un juicio amañado que lo condenó a las mazmorras de Santos. Al igual que Quispe, fundó ANNCOL desde cuya web denunció las violaciones a los Derechos Humanos por parte del gobierno de Álvaro Uribe Vélez y por ello se lo sindicó como enlace de las FARC-EP.

Lo mismo está ocurriendo ahora con el colega Oswaldo Quispe en nuestro país, con un proceso de extradición que intenta inculparlo por "terrorismo" por parte del gobierno de Ollanta Humala. Pero con el agravante del antecedente de la extradición de los 6 campesinos paraguayos, la cual fue otorgada pese a los claros indicios de ser inculpados por razones políticas y en abierto abandono del histórico asilo que ha brindado nuestro país a los perseguidos políticos.

Sin dudas, la verdadera definición de terrorismo es otra: Será terrorista aquel que se oponga a las decisiones del imperialismo y de sus cómplices locales..

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

José Escobar: "Buzzi, Moyano, Barrionuevo, Miceli...no estuvieron en la calle"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

José Escobar, Secretario de Organización de Suteba Escobar, nos brinda su mirada sobre el paro nacional de trabajadores del jueves 10 de abril.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Si todos fueran mis hijos (última parte)

Alfredo Grande (APE)
.

"No me importa con quien vas... pero quiero saber quien eres" - Aforismo implicado
"Aunque madrugues, nunca amanecerá más temprano vives en el conurbano" - Aforismo implicado

“Por eso para salir de lo complicado y entrar en lo complejo, es necesario diferenciar entre: justicia, justicia por mano propia, injusticia por mano ajena, injusticia por mano propia y venganza. Estos 5 registros son teórica y políticamente diferentes. Intentaré su análisis para que la llamita sutil siga prendida. Y también para entender con razón y corazón que todos son nuestros hijos”. Final de la primera parte de este texto y comienzo necesario de la última parte. Continuidad que exige un táctico apartamiento del real de esta huelga que une la legitimidad del reclamo con la ilegitimidad de muchos de sus convocantes.

Una de las tantas paradojas de la cultura represora que también atraviese a los movimientos sociales y políticos que pretenden enfrentarla. Como dice la moraleja de una fábula: “si el bueno critica es malo; si el malo aplaude es peor”. El linchamiento como analizador nos informa que no todos son mis hijos, y que las condiciones objetivas y subjetivas de la niñez y adolescencia marginal no pertenecen a los logros de ninguna década, y mucho menos si se la pretende ganada.

El cuerpo de infantería (los infantes, los niños) siempre fue la carne de cañón en las guerras y lo son también en la paz. Paz que no ahorra los crímenes que la aíslan de la justicia, con lo cual mas que paz es apenas una tregua. Si el Terrorismo de Estado es la muerte al contado el Estado Terrorista es la muerte en cuotas. Por supuesto que ese Estado Terrorista es también Estado Benefactor, todo depende del color de la clase social con la que se mire. Aquellos que se sienten excluídos por la sencilla razón que lo están, no tienen demasiadas opciones. La exclusión no mata pero asesina.

La supervivencia es un mandato que arrasa con el deseo del vivir bien. Si la vida no vale nada, la muerte vale aún menos. Algunos llaman a esto gatillo fácil. Los linchamientos ponen en superficie algo que la cultura represora organizada como Estado Benefactor casi siempre logra ocultar: detrás de cada niño regordete que juega y sonríe, hay cientos de niños flacos que no juegan y que lloran y gritan. Pero ojos que no ven, manos que votan.

La lucha contra ciertos medios no es solamente la lucha contra los monopolios de la información/desinformación. Es también el intento, muchas veces exitoso, de impedir visibilizar aquello que de atroz, debe ser protegido de menores y mayores. Empieza el horario de protección al mayor impresionable. Si en la época de Pirro hubiera habido televisión, sin duda lo consideraría un éxito. Del “diario de Yrigoyen” a la prensa canalla, hay una parábola que conviene analizar. El golpeteo mediático de los linchamientos no los refleja objetivamente, pero tampoco los produce para luego registrarlos. Las guerras más sangrientas en la historia de la humanidad, incluyendo las Santas Cruzadas, no tuvieron la cobertura de ningún medio. Y Homero no causó el asedio de Troya, aunque gracias a él pudimos enterarnos.

Confundir la producción de registro, incluso los más distorsivos, con lo producción de la realidad, a mi criterio es una estrategia represora. ¿Represora de que? De la tensión, conflicto, enfrentamiento político y social. Represora de los analizadores espontáneos e históricos que dan cuenta de que no solamente no es oro todo lo que reluce, sino que el camino del infierno totalitario está sembrado de las mejores intenciones democráticas. Hacer leña del árbol caído no es lo mismo que tirar los árboles.

La Forestal lo tenía claro por cierto. En los 5 registros que he descripto los analizadores hablan, pero somos pocos los que deseamos escuchar. ¿Cuántos mortales quedan para escuchar el grito sagrado? Además, del grito sagrado a los aullidos profanos hay muchas historias para ser contadas. Y la única brújula que tenemos es el permanente análisis de nuestra implicación política e ideológica. Y en ese nivel fundante o nos aliamos con la cultura represora o intentamos tercamente construir dispositivos que la perforen. Incluso dispositivos teóricos, pero no solamente.

La crítica a los medios en general deviene abstracta, porque se hace desde otros medios, sin los cuales la crítica a los medios no podría ser conocida. En todo caso, la crítica o mejor el reproche, debería estar dirigida a los intereses concentrados que sostienen esos medios. Pero hay demasiados intereses cruzados para que alguien quiera sacar los pies del plato o los dedos del vaso. La apelación a la JUSTICIA (primer registro) también es abstracto. Supone la neutralidad total, el equilibrio perfecto, la armonía intrínseca entre letra y espíritu de la ley. Conocido es el dicho: “para los amigos el poder, para los enemigos la justicia”. La justicia del Poder es la administración astuta de la impunidad. Si alguno piensa en Oyarbide, no podré contrariarlo.

Por eso Justicia sin aditamento, Justicia a secas, desprovista de toda cualidad humana y conflictiva, deviene baluarte jurídico de la cultura represora. Si usamos el poder de la adjetivación y hablamos de Justicia Popular, entonces la neutralidad desaparece, el fundante clasista pasa a la superficie y se hace evidente que nunca habrá Justicia para todos y todas. La JUSTICIA POR MANO PROPIA es el intrínseco terror de los burkers del poder.

Varias veces tuve que explicar que no se trata de malones para asesinar honestos ciudadanos ni bandas nocturnas que pasarán a degüello a opositores. Justicia por mano propia es una fábrica recuperada. Son las prácticas comunitarias en un barrio periférico. Es la autogestión plena de la vida porque no hay nada más justo que vivir como se debe y se quiere vivir. La mano propia siempre es colectiva. Grupos con una estrategia de poder para sostener con el puño cerrado lo que se proclama con la boca abierta. Justicia por mano propia fue desde Fuenteovejuna hasta el 17 de octubre, pasando por la reforma universitaria de 1928, el Cordobazo y todas las puebladas que en estos tiempos han sido. La INJUSTICIA POR MANO AJENA es el Derecho al servicio de la impunidad.

Los fastuosos estudios de abogados amigos del poder y enemigos de los oprimidos, organizan un Derecho que somete a la Justicia. La corrompe, la prostituye, la degrada. Por algo se dice que es mejor un mal arreglo que un buen juicio. Contra esta forma de injusticia, muchos abogados defensores de presos políticos y de los derechos humanos, luchan todos los días y en todos los tribunales. Son los que intentan apropiarse de las manos propias para enderezar al derecho torcido de todas las corporaciones, incluído el de la corporación estatal. La INJUSTICIA POR MANO PROPIA es colectiva y popular, pero extravía el camino.

Linchar a las víctimas que se convierten en victimarias, deja impune a los victimarios que siempre generarán nuevas víctimas. Se ocupan del último orejón del último tarro. Y el tiro del final les va a salir, porque suman a su día de furia la inoperancia absoluta de los que deben garantizar la Justicia que acotada, clasista, y mentirosa, derrama de los banquetes del poder. La VENGANZA es individual. Desde El Conde Montecristo hasta V de Venganza, queda demostrado que toda venganza es absolutamente ilegal pero también, absolutamente legítima. Y es esa legitimidad la que perturba.

El vengador del futuro, del presente y del pasado, es un lobo estepario y estrafalario que no negocia ni siquiera con él mismo. La venganza consume a quien la ejerce por la sola razón que lo ha consumido antes la injusticia por mano ajena.

Si todos fueran mis hijos, yo hubiera sido el mejor de los padres. Ojalá alguien diga o escriba esto cuando me despidan de estas luchas para seguramente encarar otras.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Linchamientos” y “emergencia en seguridad” para legitimar la represión

CORREPI - ANRED

En las pasadas semanas hemos sido bombardeados desde los grandes medios masivos de des-información con una nueva y brutal campaña de “ley y orden”, dirigida de modo inocultable a legitimar la represión actual, y la que se viene ante el crecimiento de las luchas contra el creciente ajuste.

A partir del ataque de un grupo de personas que, en Rosario, mataron a golpes a un joven que, con otro, intentó arrebatar un bolso a una mujer, se orquestó la difusión de episodios similares en distintos lugares del país, instalando la idea de que los “linchamientos”, simples ejecuciones tumultuarias sumarísimas, son la respuesta “natural y comprensible”, aunque formalmente reprochable, de la pobres personas indefensas que no tienen respuestas en materia de seguridad de un “estado ausente”. Frente a eso, naturalmente, la solución propuesta desde todos los sectores de la clase dominante, más allá de la diversidad de discursos, es “más estado”, o sea, más represión.

En primer lugar, es necesario recordar que el llamado “fenómeno” no es nuevo ni extraordinario. Basta con recordar al ingeniero Santos, en 1990, que persiguió y fusiló a dos pibes de un balazo en la cabeza por un pasacasette. Y más para acá en el tiempo, durante las asonadas policiales de diciembre, a los comerciantes que declaraban sin pudores que estaban armados hasta los dientes para defenderse de supuestos o reales “saqueos”.

En medio de la marea mediática y justificadora, hubo de todo un poco, cada uno a su estilo, pero confluyendo, todos, hacia un mayor endurecimiento represivo.

Sergio Massa, sin pelos en la lengua, dijo que “el que comete un delito tiene que saber que el que las hace, las paga”, en una indisimulable incitación a la acción de fuerzas de choque de las clases medias, que hacen recordar las SA o “camisas pardas” hitlerianas. Massa es parte de los que añoran el reinado de los ’90, los que impusieron que el estado debía reducirse a su ínfima expresión, sin otro objetivo que imponer sus planes de hambre, miseria y desocupación; esos son los mismos que hoy se “horrorizan” ante la supuesta falta de estado.

Por su parte, Cristina Kirchner, a diferencia de su secretario de seguridad, Sergio Berni, que se alineó con Massa, dijo que “no hay mejor antídoto contra la violencia que lograr que mucha más gente se sienta incluida. La inclusión no es algo referido a los pobres o a los negros, la inclusión…tiene que ver con todos”. CFK, como fiel representante de los intereses de la burguesía, intenta convencernos que hay que tomar en cuenta todos los intereses, sólo para insistir en que los explotados asuman como propios los valores de los explotadores, naturalizando la barbarie de privilegiar el derecho de la propiedad privada en un país y mundo donde el 80% no es dueño de casi nada. Y sobran las muestras de que, en una sociedad donde se valora la propiedad privada por sobre la vida, no hay otra paz posible que la de los cementerios.

El tercero en disputa, Daniel Scioli, decidió hacer su agosto con la cuestión. Con bombos y platillos anunció en conferencia de prensa el decreto de la “emergencia en materia de seguridad” en la provincia, argumentando que los delitos en la provincia han adquirido “características violentas sin precedentes”, y que se debe dar una “respuesta integral desde el Estado”.

Lo primero es rigurosamente cierto, especialmente cuando se analizan los delitos que cometen directamente, o que administran y gerencian los integrantes de las fuerzas de seguridad. El narcotráfico, la trata de personas, los secuestros extorsivos, los piratas del asfalto, los asaltos tipo comando, en fin, todo lo que habitualmente englobamos en el concepto de “crimen organizado”, requiere necesariamente, como lo vemos a diario cuando se desbarata alguna gran banda, del concurso de policías y otros integrantes del aparato represivo, que sistemáticamente forman –cuando no dirigen- los emprendimientos criminales a gran escala y con gran logística. Al mismo tiempo, como lo sabe cualquiera en un barrio, y como lo admitió hasta la jueza de la corte Carmen Argibay, es también la policía la que explota el “crimen del chiquitaje”, reclutando pibes pauperizados a los que hacen robar para ellos, al tiempo que cobran “peaje” a los pocos ladrones cuentapropistas que quedan.

El argumento de la “necesidad de dar una respuesta integral desde el estado”, en total sintonía con el repetido cliché del “estado ausente” alegado por los justificadores de los linchamientos, muestra en forma más que transparente que, lejos de preocuparse porque los bonaerenses vivan seguros, lo que aqueja al gobernador es la necesidad de posicionarse electoralmente con miras al recambio 2015, y eligió el nicho de la “inseguridad” para instalarse como “el que da respuestas”.

Las medidas concretas anunciadas nada tienen que ver con el proclamado fin de “aplicar todo el peso de un Estado presente a los asesinos y a los delincuentes”, sino que incrementarán la situación de riesgo en la que ya se encuentran todos los que viven y transitan los barrios de la provincia de Buenos Aires, en los que la policía aterroriza a diario a los hijos de los trabajadores con el gatillo fácil en las calles y la tortura en las comisarías. Lo que se prometen son más armas ($600 millones para “equipamiento”); reclutamiento de 5.000 retirados que recibirán un “incentivo económico” por volver al servicio (que pudieron dejar por edad, pero también por otras causas menos “presentables”); un nuevo status de “integración a la red de prevención” de los más de 40.000 empleados de agencias de seguridad privada (la mayoría ex policías y de otros fuerzas, exonerados por graves delitos, como CORREPI ha demostrado en causas como las de Sergio Durán y Damián Salcedo, cuyos torturadores y asesinos, aun condenados, trabajan en “seguridad privada”); más patrullaje, etc. Todo eso apunta más al control y al disciplinamiento social que a la prevención del delito.

Sostenemos que el estado está hoy más presente que nunca desde 1983 en materia represiva. Durante la gestión kirchnerista, con la militarización de los barrios a través de gendarmería, prefectura y las policías, se produjeron 2.400 fusilamientos de gatillo fácil sobre un total de 4.100 desde 1983; hubo 67 desapariciones forzadas; creció exponencialmente la población carcelaria, con el 80% de los presos sin condena. La represión a los conflictos obreros eclosionó, con miles de causas judiciales contra luchadores, la condena a perpetua de los trabajadores de Las Heras, 21 asesinados en movilizaciones y protestas, presos políticos como los de Corral de Bustos y Quebracho, la sanción de siete leyes antiterroristas y la sustitución de la tradición de asilo político por la compulsiva extradición de refugiados como los campesinos paraguayos.

La “ausencia” del estado para garantizar demandas básicas como la vivienda, salud y educación no es otra cosa que la expresión de los intereses de clase que se defienden desde el estado capitalista. No se trata de un padre ausente, que se va y nos abandona. En forma más o menos visible, liberando la zona o saturándola de fuerzas de seguridad, con medidas reaccionarias o “progres”, siempre se gobierna desde el interés de clase.

Es indudable que el delito –insistimos, del que es parte inseparable el aparato represivo estatal- afecta mayormente a ese 80% de los trabajadores que sufren, siempre más que los ricos, la desposesión de la poca propiedad que tienen, mucho más cuando ésta es violenta.

Nadie puede justificar esas conductas, pero de nada sirve juzgarlas desde un sistema violento en sí mismo, que nos despoja de la dignidad humana. Ante el robo violento de los ladrones seriales de los bancos, como el llamado “corralito”, la respuesta no fue el derecho penal, sino la “asistencia”. Sin más voluntad que la estatal, salieron al rescate con la recaudación de impuestos de todos (y que, en general, el 20% poseedor, intenta evadir). El robo de una cartera, en cambio, justifica una muerte.

Buscarle la salida práctica a la doble moral, al doble estándar de los delitos, a la esquizofrenia de incentivar el consumo y negárselo a las amplias mayorías, es como buscar la cuadratura del círculo. Nuestro esfuerzo está puesto en ayudar a construir las herramientas emancipadoras para liberarnos del sistema y toda su podredumbre.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Vaticano: “Con los niños no se juega”

CHA

Con los niños/as se juega lo que no puede existir es el abuso.

El papa Francisco, en declaraciones difundidas hoy afirmó que: "Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que (han hecho) algunos sacerdotes, bastantes en número, no en comparación con la totalidad; y hacerme cargo de pedir perdón del daño que han hecho por los abusos sexuales de los niños",

"La Iglesia es consciente de este daño; es un daño personal y moral de ellos", y que: "No vamos a dar un paso atrás en lo que se refiere al tratamiento de estos problemas y a las sanciones que se deben poner, al contrario" y "Creo que debemos ser muy fuertes. Con los chicos no se juega"

Siguiendo la línea de "tolerancia cero" con los casos de abuso sexual dentro de la Iglesia, Francisco creó la Pontificia Comisión para la Tutela de los Menores en marzo de este año una comisión especial para la protección de los menores víctimas y para la lucha contra los curas pedófilos que se encargará de trabajar con las conferencias episcopales de todo el mundo. Entre los integrantes de esta comisión figura Marie Collins, una víctima irlandesa que fue abusada por un sacerdote cuando era niña y un sacerdote argentino, el jesuita mendocino Humberto Miguel Yáñez Molina.

César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “Con los niños y con las niñas se debe jugar porque eso les hace muy bien lo que no puede existir es el abuso. La tolerancia cero al abuso de niñas y niños, al menos en Argentina, no ha llegado y no se aplica. Muy por lo contrario seguimos denunciando la complicidad y el ocultamiento sistemáticos de los obispos frente a los abusos de sus sacerdotes y monjas. Además del elemental pedido de perdón, de intentar reparar el daño realizado en las miles de niñas y niños, debería finalizar la práctica de la iglesia de silenciar y tapar las denuncias, de interferir en la justicia, de poner en duda y relativizar las denuncias y testimonios de los niños/as abusados. Esto es lo que sucedió en nuestro país, el 24 de septiembre del 2013, con Francisco I como Papa, y frente a la detención del sacerdote Julio César Grassi, el Obispo de Morón, planteó públicamente sus “dudas” frente a los abusos confirmados por la Justicia, el 18/11/2013 el obispo Ricardo Faifer de la Ciudad Correntina de Goya, confirmó públicamente que pagó la fianza y dejó en libertad al sacerdote Domingo Pacheco que estaba preso desde el año 2011 acusado de abusar de un menor, Osvaldo Ramírez, que lo denunció por haber abusado de él hace 8 años.”

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA dijo que “Hay que terminar con el encubrimiento y el silencio de la Iglesia, con los traslados cómplices, con la falta de denuncias y de las acciones que históricamente han llevado a la impunidad de estos/as abusadores/as. No es suficiente pedir disculpas o perdón, se necesita una clara colaboración y transparencia para que los curas abusadores no sigan teniendo el apoyo y la cobertura de las autoridades de la Iglesia Católica. Se necesita una autocrítica real, y no sólo gestos, ya que Bergoglio, como máxima autoridad de la Iglesia Católica en Argentina, fue quien decidió proteger al procesado y condenado cura Grassi, permitiéndole incluso que siga dando misa, como ocurrió con varios sacerdotes, que en maniobras de ocultamiento de las acusaciones fueron trasladados a otras parroquias”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CXXX): “El sol del 25 viene asomando”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Ese valsecito criollo, resonaba en mis oídos aquella noche, del 24 de mayo de 1973 cuándo, con más de 45 compañeros, iniciamos un viaje hacia la ciudad de Buenos Aires, para participar en la asunción del Presidente Cámpora y en la movilización dirigida a lograr la libertad de los presos políticos.

Habíamos costeado el colectivo contratado, con los aportes de los integrantes de los grupos que convergíamos en el Frente Único de Resistencia; organización que habíamos conformado en Paraná para enfrentar a la Dictadura Militar.

Asimismo obtuvimos recursos de una peña que realizábamos, casi todos los sábados, en un subsuelo en la calle San Martin y a la que en varias oportunidades había concurrido Daniel Toro; un reconocido folklorista de aquellos años.

En la misma debatíamos, desde las diferentes posturas que cada uno asumíamos frente a la coyuntura; al mismo tiempo que analizábamos los caminos a recorrer para lograr la liberación definitiva y una sociedad socialista.

En el viaje, que duró cerca de 12 horas, al mismo tiempo que escuchaba las canciones de la guerra civil española entonadas por los integrantes del contingente y las vivas a los “Héroes de Trelew”, hacia un balance de lo que había pasado, en estas dos últimas semanas, luego de que receptáramos el proyecto de la conducción del PRT ERP de editar un diario.

Tal como acordáramos, Luis Cerrutti Costa y Felix Granowsky, se abocaron a resolver el tema del nombre.

Rastreando, se encontraron con se encontraba a la venta el nombre y el archivo de un histórico diario denominado” El Mundo”; que habían sido adquiridos por los hermanos Korn, luego de la quiebra de la Editorial Haynes.

A esta la había fundado un inglés, Alberto M. Haynes, en la segunda década del siglo XX.

El 14 de mayo de 1928 comenzó a editar el diario “El Mundo”; el primer periódico de tamaño tabloide en nuestro país

En el mismo escribieron periodistas de “buenas plumas”, como se decía en aquella época, entre los que estuvo el escritor contestatario Roberto Arlt que publicó las notas, que luego se convertirían en el libro titulado “Las Aguafuertes Porteñas”.

Dejó de salir a mediado del año 1967, previo a eso la Editorial había realizado una convocatoria de acreedores y como consecuencia de la misma, en 1971, se decretó la quiebra.

La marca o sea el nombre y el archivo quedaron en manos de Alejandro y Roberto Korn y a ellos es que entrevistaron nuestros amigos logrando que fijaran el precio de estas.

Trasladado lo que pedían al Buró Político del Partido; este dio su consentimiento para la adquisición.

De esa forma pasamos a tener un material de archivo increíble, con originales y fotos de más de medio siglo de historia y a la vez un nombre; que todavía muchos recordaban y lo relacionaban con un diario esperado.

El otro tema era el de la imprenta. Consultado Raymundo Ongaro sugirió COGTAL; que era una cooperativa de trabajadores gráficos vinculados al gremio.

Al mismo tiempo los compañeros designados por el PRT para participar en el emprendimiento consiguieron unas oficinas ubicadas en la calle Sarmiento, entre Maipú y Esmeralda, que permitirían el funcionamiento de la redacción y de toda la infraestructura necesaria -teletipos, mesas de diagramadores, etc-.

En cuanto al tema de los periodistas se decidió que José María Pasquini Durán asumiera la Jefatura de Redacción, en principio, teniendo en cuenta que había sido un estrecho colaborador de Rodolfo Walsh en el mensuario de la C. G. T, de los Argentinos y que era muy respetado en el medio periodístico.

Otros nombres se sumaron al staff, entre ellos Carlos Somigliana, Roberto Cossa, Edmundo Eichelbaun y José Vazeilles.

Recordando estos hechos recientes y el desafío que enfrentábamos, llegamos a la Capital; más precisamente al local de la Federación Grafica Bonaerense en donde funcionaba, además, la CGT de los Argentinos.

Lo militantes del gremio, que estaba colmado de compañeros provenientes de diferentes lugares del país, nos esperaban con mate cocido y café; necesarios para enfrentar una jornada fría de aquel otoño.

Alrededor de las 9 de la mañana marchamos, conformando una importante columna encabezada por Raymundo, Jorge Di Pasquale y Alfredo Carballeda, entre otros, con rumbo a la Plaza de Mayo.

Sentíamos, a medida que nos acercábamos, los bombos y los cánticos de miles de ciudadanos que participaban de esta jornada, que todos suponían, pondría un punto final al interregno militar; por lo menos en lo institucional.

Se advertía claramente la división, cada vez más profunda, entre el peronismo burgués y la burocracia sindical, por un lado y las organizaciones revolucionarias y populares, por el otro.

Al grito de “Montoneros, FAR Y FAP son nuestros compañeros” los burócratas respondían con la clásica consigna “ni yankys, ni marxistas: peronistas”.

A medida que la plaza y las avenidas se iban llenando de una multitud abigarrada y con la posibilidad de perdernos, acordé, con los compañeros de Paraná, un lugar de encuentro para emprender el regreso.

Se produjeron algunas corridas, cuándo la represión intentó proteger a los infantes de marina que pretendieron izar la bandera en el mástil ubicado en el centro de la plaza.

Al grito de “Se van; se van y nunca volverán” se impidió esta absurda decisión del Dictador y su proyecto de realizar un desfile militar.

En ese momento se anunció, por los altavoces, que pronto llegarían al lugar para participar de la ceremonia los presidentes de Chile, Salvador Allende y de Cuba Osvaldo Dórticos.

La multitud comenzó a cantar “Cuba, Chile, el pueblo te saluda”, vivando al Che y los compañeros caídos en la Base Naval Almirante Zar, al mismo tiempo que se hacía un corredor para que ingresaran ambos a la Casa Rosada.

Simultáneamente se impidió el acceso del representante de los Estados Unidos al grito de “Fuera Yankys”; con vivas a Vietnam y a su heroico pueblo.

Con estas imágenes en la retina y la alegría de saber que más allá de las contradicciones del nuevo gobierno y de los acuerdos del General con el partido militar, era evidente que se abría una nueva etapa en la lucha popular y revolucionaria que requería, más que nunca, “pesimismo en la inteligencia y optimismo en el corazón”, me encontré con tres abogados amigos que participaban de varias defensas de presos políticos: Mirta Fabris, Jorge Sivak y una compañera apodada “la turca”.

Me plantearon que los presos habían ocupado el penal de Devoto para evitar que se prorrogara, innecesariamente, su libertad por lo que teníamos que ir, rápidamente a dicho establecimiento carcelario, para evitar que fueran represaliados por el Servicio Penitenciario.

Hacia allá marchamos.

¿Qué pasó en aquella histórica jornada en los diferentes penales en los que estaban encarcelados compañeros revolucionarios? ¿De que forma comenzó la “primavera camporista”? ¿Qué ocurrió, en nuestro “pequeño lugar en el mundo” en esta etapa con un gobierno provincial, claramente alineado con la versión burguesa del peronismo?.

Serán algunos de los temas que abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas” Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: asesinan a un joven de 16 años y detienen a su madre

APL - RED ECO

El sábado, una mujer disparó por la espalda a Lautaro Torres, quien fue acusado de intentar robarle un celular. El joven fue trasladado al Hospital de Urgencias donde finalmente murió en la madrugada de este domingo. Los hechos sucedieron en el barrio Las Palmas de la ciudad de Córdoba, a poca distancia de donde este joven vive con su madre. A Natalia Suárez, quien fue avisada del asesinato de su hijo, no la dejaron verlo en el Hospital, pero además la Policía la detuvo aduciendo que había roto un vidrio de esa dependencia.

COMUNICADO DE LA COORDINADORA ANTIRREPRESIVA DE CÓRDOBA

La Coordinadora Antirrepresiva en el Encuentro Nacional Antirrepresivo denuncia nuevos hechos represivos por parte de la Policía de Córdoba en la jornada de ayer sábado por la noche. En esta ocasión, las fuerzas represivas asesinaron a un joven de 16 años y detuvieron posteriormente a su madre, trabajadora sexual víctima de persecución desde enero de este año, por denunciar que fue secuestrada por redes de trata en complicidad con la Policía y el Gobierno Provincial.

Natalia Suárez es una trabajadora sexual que en enero de este año fue secuestrada y torturada durante seis días en la ciudad de Alta Gracia, provincia de Córdoba. Mientras tanto, la denuncia recorría los habituales cursos burocráticos sin respuestas sobre su desaparición. Luego de un mes de búsquedas por parte de sus familiares y amigos sin lograr que la Justicia y la Policía hicieran lo propio; a finales del mes de enero, integrantes de AMMAR Córdoba se presentaron en la Unidad Judicial de Alta Gracia para agilizar acciones en torno a la denuncia. “Casualmente” en esa jornada apareció Natalia, en una esquina de esa ciudad, golpeada, drogada y con visibles signos de torturas en todo su cuerpo. Evidentemente había intenciones de que Natalia integrara las redes de trata y fue la movilización, la búsqueda sistemática y la preocupación de sus familiares y de las organizaciones políticas y sociales, quienes lograron que Natalia no formara parte de la extensa lista de mujeres secuestradas que aún seguimos buscando.

Por medio de distintas acciones Natalia e integrantes de AMMAR denunciaron su secuestro y la complicidad de los responsables políticos del Poder Judicial, la Policía y el Gobierno Provincial. En posteriores oportunidades Natalia advirtió públicamente que había sufrido sucesivas amenazas por difundir aquellos hechos y sus responsables directos. Estos señalamientos molestaron a sectores políticos que participan del entramado de las redes de trata y narcotráfico en la Provincia de Córdoba (como ya denunciamos en innumerables ocasiones en relación a la complicidad del gobernador De la Sota y otros funcionarios del Gobierno) y esto se asocia directamente con lo acontecido anoche con su hijo de 16 años: Lautaro Torres.

Es necesario conocer estos antecedentes para comprender y vincular con claridad lo sucedido anoche, cuando Natalia Suárezfue detenida en el Hospital de Urgencias por la Policía de Córdoba, con los hechos que venimos relatando.

Natalia tenía un hijo, Lautaro, de 16 años, que fue acusado por la Policía en el día de ayer por intentar robar un celular a un efectivo policial en barrio Las Palmas de la ciudad de Córdoba, a poca distancia de donde este joven vive con su madre. Lautaro recibió por parte de la mujer policía 4 disparos en su espalda que lo dejaron al borde de la muerte. Posteriormente fue trasladado al Hospital de Urgencias donde finalmente murió en la madrugada de anoche. Natalia Suárezfue avisada del asesinato de su hijo, no la dejaron verlo en el Hospital, y en medio de su miedo e impotencia es detenida por la Policía quien adujo que había roto un vidrio de esa dependencia. En este momento, distintas personas de organizaciones compañeras están ocupadas por liberar a Natalia Suárezde la Comisaría en la que continúa detenida.

Desde la Coordinadora Antirrepresiva y por los Derechos Humanos de Córdoba denunciamos la gravedad de estos hechos porque consideramos que no son “casuales” ni desvinculados a una política de persecución y hostigamiento hacia Natalia Suarez, testigo más que importante para visibilizar el funcionamiento de las redes de trata. Es Natalia quien por su propia experiencia de secuestro y tortura viene haciendo públicas denuncias que comprometen a los integrantes de estas redes y a los responsables políticos cómplices: las fuerzas represivas, el Poder Judicial, y el Poder Ejecutivo, representado por el Gobernador José Manual De la Sota, en la ciudad de Córdoba.

Exigimos la destitución del efectivo de la fuerza policial que asesinó a Lautaro e inmediato esclarecimiento de los hechos acontecidos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El Casino de Oficiales de la ESMA no se toca

LA RETAGUARDIA

Lo resolvió la Cámara Criminal y Correccional Sala Nº2 en respuesta a una apelación presentada por el Encuentro Memoria Verdad y Justicia. Dialogamos con Carlos Lordkipanidse, sobreviviente y miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, que calificó el fallo como “el primer paso de un camino de recuperación de la ESMA en todos sus sentidos”.

Organismos de derechos humanos y sobrevivientes habían presentado ante la Cámara, a través de Carlos Lordkipanidse y la abogada Liliana Alaniz de la Asociación de Profesionales en Lucha, su oposición a la intervención museográfica que pretende llevar adelante el Ejecutivo nacional en el Casino de Oficiales, una iniciativa que contaba con el aval del juez de instrucción de la causa ESMA, Sergio Torres.

Tras la audiencia realizada el pasado 8 de abril, los jueces Eduardo Farah, Martín Irurzun y Pablo Herbon dictaminaron que “asiste razón al recurrente en cuanto a que el proyecto presentado podría alterar los medios de prueba. Es que aún extremando los recaudos para evitar ello, resulta cierto que la mínima modificación a las condiciones pre existentes en el Casino de Oficiales de la Escuela de Mecánica de la Armada puede conducir a frustrar la realización de diligencias tendientes a reconocer -incluso a través de los sentidos- el posible lugar donde las víctimas permanecieran ilegalmente privadas de su libertad, afectando así los elementos probatorios atinentes a esta investigación. Su correcta preservación en la condición original resulta ineludible”.

“La verdad que me siento muy contento –aseveró Lordkipanidse a Oral y Público a pocas horas de conocer la decisión judicial–, le hemos dado un mazazo no solamente al tema del proyecto museográfico estrafalario que pensaban hacer dentro del Casino de Oficiales, sino que quienes firman el escrito de la Cámara son nada menos que Irurzún y Farah, dos jueces que no se caracterizan por ser progresistas. Hemos dado una pelea en un terreno que siempre nos es adverso, que es el judicial, y que lo venimos heredando desde hace mucho tiempo. Hay instancias en las que no queda otro camino que darle razón a la razón, y en este caso estamos contentos porque no tuvieron otra posibilidad que la de darnos la razón y fallar a favor nuestro”.

La presentación de la apelación ante la justicia se produjo luego de que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación enviara un pedido de autorización para comenzar con la instalación del museo en el Casino de Oficiales al juez de instrucción de la megacausa ESMA, Sergio Torres, quien dio su aval: “acá se engolosinaron con el juez Torres –afirmó Lordkipanidse al respecto–, a partir de un hecho realmente poco fortuito que fue que en su momento le pidieron permiso al juez para derribar cuatro edificios que había dentro del predio de la ESMA, y Torres accedió. Tiraron abajo cuatro edificios dentro del Espacio para la Memoria y construyeron lo que ahora empiezan a inaugurar como el Museo de las Malvinas, que no tiene absolutamente nada que hacer el tema de las Malvinas con la ESMA, es como que adentro de Auschwitz se haga el Museo de la Batalla de Stalingrado, no tiene absolutamente nada que ver una cosa con la otra. Entonces se engolosinaron con que Torres les iba a decir que sí, cosa que efectivamente hizo, les dio permiso. ‘Mientras no claven clavos en las paredes pueden instalar lo que quieran’, les dijo, y eso fue lo que nosotros apelamos y es en lo que nos dieron la razón, respecto a lo que no se puede hacer”.

Sitios de la memoria

Lordkipanidse interpretó este fallo como el primer paso de un camino de recuperación de la ESMA en todos sus sentidos y en su integridad: “nosotros estamos detrás de este asunto en particular hace un año, pero hace mucho tiempo que venimos luchando para que la ESMA en su conjunto, en su totalidad, incluido el campo de deportes, sea lo que tiene que ser, un espacio para la memoria y no un lugar para hacer asados, festivales de música o congresos partidarios”.

El integrante de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos tuvo la posibilidad de conocer centros de memoria en Europa como Auschwitz y Birkenau, y encontró grandes diferencias respecto al tratamiento en la ESMA: “en esos lugares se respetó la memoria, están impregnados de dolor y muerte, y eso es lo que transmiten cuando uno simplemente ingresa al lugar, no hace falta ninguna parafernalia lumínica, ni sonora, para que uno se sienta absolutamente conmovido por lo que el mismo lugar relata. Además en esto tiene coincidencia con la ESMA, y lo hemos podido comprobar en infinidad de oportunidades en que los sobrevivientes hemos hecho visitas guiadas, aquellos que nos acompañaron poco necesitaron de nuestro relato, porque en realidad con lo que ya se conoce de la ESMA y con el simple hecho de ingresar allí ya está. Uno está ahí y se sabe lo que ocurrió, se siente y esto es lo que se pretendía evitar con esta historia del proyecto museográfico, querían darle otro sentido, otro contenido, que esa sensación se borre, y todo esto lamentablemente tiende hacia una política que es mucho más jodida que es el asunto de la reconciliación, de que la memoria se borre y tengamos que aceptar a (César) Milani, a (Sergio) Berni y compañía”, afirmó.

De victorias y combates

Más allá de mostrar su alegría por el fallo, Lordkipanidse aclaró que la situación en la ESMA es un combate que no termina en esta victoria judicial: “hemos tenido un paso muy importante, que a la vez es significativo y esclarecedor respecto del resto de las situaciones, porque hemos logrado instalar un debate, no solamente en el ámbito judicial sino también en la sociedad, que empieza a entender esto como un problema, y empieza a tomar participación. Digamos que una buena parte de la población se sentía tranquila con esto, pero cuando surgen todas estas maniobras por atrás de apropiarse de lugares y terrenos, y lo más importante de todo, tratar de apropiarse de la memoria para darle un significado diferente al que tiene que tener, empieza a ser un tema de discusión y debate en la sociedad que ahora ya ve una luz de alarma respecto a esto. Por supuesto que el tema de los otros centros clandestinos de detención del ámbito de la Capital Federal que pretenden ser transferidos de la Ciudad de Buenos Aires, es decir este acuerdo Macri-Nación, va a encontrar por lo menos de aquellos que estamos mínimamente al tanto de la situación, una férrea resistencia, tal como lo hemos planteado en esto del Casino de Oficiales. Esta lucha que hemos empezado algunos poquitos, aquellos entendidos en la cosa por así decirle, pero que rápidamente se difundió a muchísimos otros sectores que han apoyado la lucha, encontraron este freno, han encontrado este obstáculo insalvable hasta este momento”.

Lordkipanidse se mostró convencido que desde el Ejecutivo nacional continuarán intentando avanzar con la instalación museográfica: “lamentablemente como hemos visto respecto del trabajo que ha desarrollado el Instituto Espacio para la Memoria, durante tantísimos años, se lo pasan por el traste, no les importa nada, entonces agarran y deshacen todo lo hecho, todo lo elaborado, todo lo estudiado, todo lo escrito, todo, en función de un proyecto de carácter egocéntrico en definitiva, porque de eso se trata. Creo que el gobierno va a intentar por todos los medios lograr su objetivo, de todos modos lo único que pueden hacer es ir a otro juzgado que le toque de turno, hacer una presentación y le va a tocar cualquiera, no el interviniente, y decir que quieren hacer esto, tratando de conseguir la aprobación de algún juez y se van a encontrar con que hay un antecedente, que es este fallo de Cámara, en este sentido le veo poca perspectiva desde lo jurídico”.

Con el fallo de la Cámara Criminal y Correccional, los organismos de derechos humanos dieron un gran paso en su lucha por evitar, en palabras de Lordkipanidse, la banalización de la memoria, y continuar la construcción de espacios que reflejen, sin agregados, lo que allí se vivió durante el Terrorismo de Estado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.