miércoles, 30 de abril de 2014

Con motivo del 1° de Mayo, Día Internacional del Trabajador: El papel del trabajo en la transformación del hombre ¡en mono!

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)

En el año 1876 Federico Engels presentaba su ensayo "El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre"*. Explicaba ahí cómo el trabajo cumple la histórica misión de ir creando un ser cualitativamente nuevo a partir de una especie anterior. Es decir: el trabajo como actividad creadora comenzaba a transformar la naturaleza y abría un capítulo novedoso en la historia. Nunca hasta ese entonces -dos millones y medio de años atrás según lo que hoy día las ciencias arqueológicas pueden establecer- un animal había modificado consciente y productivamente su entorno.

La actividad de las hormigas, de las abejas o de los castores, grandes "ingenieros" por cierto, no puede ser considerada una acción laboral en sentido estricto. Todas estas especies repiten desde tiempos inmemoriales su carga genética, no inventan nada nuevo, no se "desarrollan" y jamás, desde hace millones de años, evolucionaron en la forma de realizar su producción (los hormigueros o los panales son iguales desde siempre). Fue cuando nuestros ancestros descendieron de los árboles y comenzaron a tallar la primera piedra cuando puede decirse que hay "trabajo" en sentido humano, como actividad creadora, como práctica que transforma el mundo natural y va transformando al mismo tiempo a quien la lleva a cabo. Y desde que arrancó esa primera actividad con el primer homo habilis -en África, en lo que hoy es el norte de Tanzania- la evolución ha sido continua y a velocidades cada vez más aceleradas. En esa perspectiva, entonces, el papel del trabajo -como lo afirmara Engels- ha sido fundamental: fue la instancia que "creó" al ser humano. Pasamos de monos a seres humanos por el trabajo.

Es en esa lógica que tiene sentido entonces lo dicho por Hegel: "el trabajo es la esencia del ser humano". Gracias al trabajo dejamos de ser monos, nos civilizamos, dejamos atrás el mundo animal y fuimos construyendo un ámbito enteramente simbólico: fue quedando modulado / superado / “pervertido” el instinto reemplazándose por la cultura.

La historia del ser humano, en definitiva, es la historia en torno a cómo fue organizándose ese acto tan especial, tan fundamental y definitorio que es el trabajo. Desde que nuestra especie pudo producir más de lo que necesitaba para sobrevivir, desde que hubo excedente, empezaron los problemas. Alguien -el más fuerte, el más listo, el más sinvergüenza, no importa- se apropió del excedente y surgieron las diferencias de clase social. Y así venimos hace ya varios milenios, a los tropezones, entre luchas a muerte entre poseedores y desposeídos, entre guerras y violencia ("la violencia es la partera de la historia" dijo Marx). Los que quedaron como propietarios en esta lucha de clases -sean amos esclavistas, casta sacerdotal, señores feudales, o más recientemente burguesía industrial, accionistas, banqueros, etc.- no ceden ni un milímetro de sus privilegios. Por otro lado, las grandes mayorías perjudicadas, que son los verdaderos productores de la riqueza social, los auténticos trabajadores -esclavos, campesinos pobres, obreros industriales, asalariados de toda laya (inclúyanse ahí los trabajadores intelectuales), etc.- arrancan beneficios y mejoras en sus condiciones de vida sólo a través de una lucha denodada contra sus opresores. Esa es la dinámica de la vida social. Si el trabajo es la esencia de nuestra existencia, tal como están las cosas lo menos que puede decirse es que sea placentero para las enormes mayorías trabajadoras. Mientras el trabajo siga siendo explotado por alguien -enajenado, para decirlo con el término de los clásicos, alienado- seguirá siendo una pesada carga para quien lo hace.

Esa es la historia de los trabajadores a través de estos 10.000 años desde que podemos reconstruir medianamente la historia: quien realmente produce, quien trabaja y crea la riqueza de las sociedades, está excluido de su aprovechamiento. Parece mentira que pequeñas minorías sean las que se apropian del producto del trabajo de enormes mayorías, pero esa es nuestra historia como especie. Hasta ahora no parece muy cierta esa máxima de "el trabajo hace libre", perversamente instalada en el campo de concentración de Auschwitz donde miles y miles de judíos fueron forzados a trabajar como esclavos hasta su muerte por los nazis. En estas condiciones de sociedad con clases sociales, ¿de qué nos libera el trabajo?

El mundo moderno basado en la industria que inaugura el capitalismo hace ya más de dos siglos ha traído cuantiosas mejoras en el desarrollo de la humanidad. La revolución científico-técnica instaurada y sus avances prácticos no dejan ninguna duda al respecto. Si bien es cierto que en los albores de la industria moderna las condiciones de trabajo fueron calamitosas, no es menos cierto también que el capitalismo rápidamente encontró una masa de trabajadores que se organiza para defender sus derechos y garantizar un ambiente digno, tanto en lo laboral como en la vida cotidiana. El esclavismo, la servidumbre, la voluntad omnímoda del amo van quedando así de lado. Los proletarios asalariados también son esclavos, si queremos decirlo así, pero ya no hay látigos.

Ya a mediados del siglo XIX surgen y se afianzan los sindicatos, logrando una cantidad de conquistas que hoy, desde hace décadas, son patrimonio del avance civilizatorio de todos los pueblos: jornadas de trabajo de ocho horas diarias, salario mínimo, vacaciones pagas, cajas jubilatorias, seguros de salud, regímenes de pensiones, seguros de desempleo, derecho de huelga. A tal punto que para 1948 -no ya desde un incendiario discurso de la Internacional Comunista decimonónica o desde encendidas declaraciones gremiales- la tibia Asamblea General de las Naciones Unidas proclama en su Declaración de los Derechos Humanos que “Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria que le asegure una existencia conforme a la dignidad humana. Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.” Es decir: se consagran los derechos laborales como una irrenunciable potestad connatural a la vida social.

Vemos así que hacia las últimas décadas del pasado siglo esos derechos ya centenarios podían ser tomados como puntos de no retorno en el progreso humano, tanto como cualquiera de los inventos del mundo moderno: el avión, el televisor o la computadora. Por cierto estos avances sociales no son sólo patrimonio socialista: las conquistas laborales son ya mejoras de la humanidad toda. Pero las cosas cambiaron últimamente. Cambiaron en forma demasiado drástica, a gran velocidad. Y cambiaron a favor de las pequeñas minorías que manejan el mundo perjudicando a la mayoría de la población mundial, al amplio campo de los trabajadores.

Con la caída del bloque soviético hacia fines del siglo XX el gran capital se vio triunfador. En realidad no fue que terminó la historia ni las ideologías: ganaron las fuerzas del capital sobre las de los trabajadores, lo cual no es lo mismo. Ganaron, y a partir de ese triunfo comenzaron a establecer las nuevas reglas de juego. Reglas, por lo demás, que significan un enorme retroceso en los avances sociales que mencionábamos. Los ganadores del histórico y estructural conflicto -las luchas de clases no han desaparecido, aunque no esté de moda hablar de ellas- imponen hoy más que nunca las condiciones, las cuales se establecen en términos de mayor explotación, de pérdidas de conquistas por parte del mundo de los trabajadores. En otros términos, a fines del siglo XX y comienzos del XXI se llegó a condiciones de vida como en el XIX. La manifestación más evidente de este retroceso es la precariedad laboral que vivimos, la que se presenta disfrazadamente con el oprobioso eufemismo de "flexibilización" laboral.

Todos los trabajadores del mundo, desde una obrera de maquila latinoamericana o un jornalero africano hasta un consultor de Naciones Unidas, graduados universitarios con maestrías y doctorados o personal doméstico semi analfabeto, todos y todas atraviesan hoy el calvario de la precariedad laboral ("flexibilización", para usar el término de moda).

Aumento imparable de contratos-basura (contrataciones por períodos limitados, sin beneficios sociales ni amparos legales, arbitrariedad sin límites de parte de las patronales), incremento de empresas de trabajo temporal, abaratamiento del despido, crecimiento de la siniestralidad laboral, sobreexplotación de la mano de obra, reducción real de la inversión en fuerza de trabajo, son algunas de las consecuencias más visibles de la derrota sufrida en el campo popular. El fantasma de la desocupación campea continuamente; la consigna de hoy, distinto a las luchas obreras y campesinas de décadas pasadas, es "conservar el puesto de trabajo". A tal grado de retroceso hemos llegado, que tener un trabajo, aunque sea en estas infames condiciones precarias, es vivido ya como ganancia. Y por supuesto, ante la precariedad, hay interminables filas de desocupados a la espera de la migaja que sea, dispuestos a aceptar lo que sea, en las condiciones más desventajosas. Así las cosas, no se ve por ningún lado que el trabajo "nos haga libres".

Según datos de Naciones Unidas 1.300 millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar diario (950 en Asia, 220 en África, y 110 en América Latina y el Caribe); hay 1.000 millones de analfabetos; 1.200 millones viven sin agua potable. En la sociedad de la información y la comunicación, la mitad de la población mundial está a no menos de una hora de marcha del teléfono más cercano. Hay alrededor de 200 millones de desempleados y ocho de cada diez trabajadores no gozan de protección adecuada y suficiente. Lacras como la esclavitud (¡esclavitud!, en pleno siglo XXI: la Organización Internacional del Trabajo reporta cerca de 30 millones), la explotación infantil o el turismo sexual continúan siendo algo frecuente. El derecho sindical ha pasado a ser rémora del pasado. La situación de las mujeres trabajadoras es peor aún: además de todas las explotaciones mencionadas sufren más aún por su condición de género, siempre expuestas al acoso sexual, con más carga laboral (jornadas fuera y dentro de sus casas), eternamente desvalorizadas (“¿Tu mamá trabaja? No, es ama de casa”… ¿?). Según esos datos, también se revela que el patrimonio de las 358 personas cuyos activos sobrepasan los 1.000 millones de dólares -que pueden caber en un Boeing 747- supera el ingreso anual combinado de países en los que vive el 45% de la población mundial. Trabajar, pareciera, no libera de mucho. Por eso, ante ese trasfondo patético, resalta como una más que apetecible salida ser deportista profesional, o narcotraficante. Ser mafioso ya no queda tan mal; se gana bien y no se trabaja… Incluso se puede tener fama y gloria, y con suerte… ¡hasta se aparece en las revistas de farándula! ¡O en las listas de Forbes!

En definitiva: en las condiciones en que el gran capital ha comenzado este nuevo milenio con un triunfo a escala planetaria que lo hace sentir imbatible, el trabajo, en todo caso, más bien nos transforma en monos, nos torna más animales. Y ante ello se ofrece como una salida infinitamente más atractiva para cualquier trabajador el negocio del narcotráfico: se gana mucho más trabajando muchísimo menos.

Pero la historia no está terminada. Creer eso es tan arrogante como la equiparación de "Hombre" con "Ser Humano", tal como decíamos al principio del texto.

Estas últimas décadas fueron de retroceso para los trabajadores, ello es evidente. Pero la lucha sigue. Nadie dijo que la lucha fuera fácil. Si miramos la historia queda claro que sólo con enormes sacrificios se van cambiando las cosas. Y sin dudas, aunque hoy pareciera que nos acercamos más al mono debido a estos retrocesos sufridos, de nosotros, de nuestras luchas depende recuperar el terreno perdido y seguir avanzando más aún como trabajadores, y como especie en definitiva. Recordemos las palabras de Neruda: "podrán cortar todas las flores, pero no detendrán la primavera".

Por tanto, hoy como ayer, y quizá más que nunca: "Trabajadores de todos los países: ¡uníos!".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El 1º de Mayo de 1890 y las propuestas sobre el trabajo de las mujeres

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

En el Congrés International du Ouvrier Socialiste realizado del 12 al 14 de junio de 1889 en París en el que participó Alejo Peyret por los “groupes” socialistas de Buenos Aires, se discutió un programa de reclamos de legislación social en el cual señalaba una de las resoluciones.

Después de afirmar que la emancipación del Trabajo y de la Humanidad no puede salir más que de la acción internacional del proletariado organizado en partido de clase, apoderándose del poder político por la expropiación de la clase capitalista y la apropiación social de los medios de producción capitalista, que implica la explotación creciente de la clase obrera por la burguesía; que esta explotación, cada día más intensa, tiene por consecuencia la opresión política de la clase obrera, su servidumbre económica y su degeneración física y moral; luchar por todos los medios a su alcance contra una organización social que los aplasta y al mismo tiempo, que amenaza el libre desenvolvimiento de la Humanidad; que de otra parte, se trata ante todo de oponerse a la acción destructora del presente orden económico; decide una legislación protectora y efectiva del trabajo, reclama como base:

• la limitación de la jornada de trabajo a ocho horas;
• la prohibición del trabajo infantil;
• el reposo ininterrumpido de 36 horas;
• igual salario por igual trabajo (trabajo femenino)

Se resuelve consagrar a partir del año siguiente, el 1º de Mayo, jornada de protesta de los trabajadores, en recuerdo de la huelga revolucionaria de Chicago de 1886, que había concluido trágicamente con la condena a muerte de los obreros anarquistas Albert Parsons, August Spies, Adolph Fischer y George Ángel.

En nuestro país se conmemoró el 1º de mayo y se elevó un petitorio de reivindicaciones, aunque recién en 1904 se inició la discusión en el parlamento, de un Proyecto de Ley Nacional de Trabajo al cual, como contenía una cláusula represiva, las organizaciones obreras se opusieron. Dada esta situación el Partido Socialista fue proponiendo proyectos de ley, como por ejemplo, el descanso dominical, y la Ley de Trabajo de mujeres y menores, sancionadas la primera en 1905 y la segunda en 1907.

Me detendré en algunas consideraciones sobre la segunda.

El desarrollo del sistema capitalista en Argentina seguía las pautas de los países más avanzados, al incorporarse al mundo, lo hacía con las concepciones que regían en ellos.

La economía política concebía las relaciones laborales de las mujeres teniendo en cuenta distintos aspectos:

• la segregación sexual
• el salario
• la clasificación sexual de los empleos: las prácticas de los empleadores
• categorías y jerarquías
• legislación protectoria
• la prohibición del trabajo nocturno

En la publicación de la Federación Obrera Argentina (FOA) El obrero N° 14, del 28/3/1891 se señalaba:

Con la grande industria se ha generalizado el trabajo de las mujeres en las fábricas y en los talleres, junto con el trabajo de los niños, porque en cantidad y calidad iguales, el trabajo de la mujer está menos retribuido que el hombre. El desarrollo de la industria mecánica ha ensanchado la esfera estrecha en que la mujer estaba confinada, la ha liberado de las antiguas funciones domésticas, y al suprimir el esfuerzo muscular, la ha hecho apta para las faenas industriales, la arrancó del hogar doméstico y la arrojó en la fábrica, poniéndola al nivel del hombre ante la producción, pero sin permitir que escape de la dependencia masculina, ni admitiendo su emancipación como obrera para igualarse socialmente con el hombre y para ser dueña de sí misma.

Esta situación, del trabajo en la industria, planteó temas y problemas nuevos. Podemos afirmar que la lucha por la igualdad de oportunidades entre varones y mujeres, en el ámbito laboral, la encontramos desde los inicios de la organización del movimiento obrero, propugnando entre otras reivindicaciones, la igualdad salarial y el acortamiento de la jornada de trabajo. Las condiciones de trabajo, las largas jornadas agotadoras, afectaban la salud y en algunos casos destruía los cuerpos de varones y mujeres, de ahí que las sucesivas propuestas legislativas apuntaban a revertir las condiciones en que se vendía la fuerza de trabajo.

Con este espíritu en 1910 durante la Segunda Conferencia de Mujeres socialistas, llevada a cabo en Copenhague, Dinamarca, se aceptó la propuesta realizada por la dirigente alemana Clara Zetkin, para conmemorar ese día como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Alrededor de esta propuesta se desarrolló un debate que merece prestarle atención.

Una de las protagonistas de aquella reunión, Alejandra Kollontay, que en 1917, fue dirigente de la primera revolución socialista del mundo, comentó en sus memorias, la composición social, el sentido de aquella propuesta y el debate con otras corrientes:

Participé como delegada de la Unión de textileros rusos (…) tuve que intervenir en la lucha entre las dos tendencias sobre la táctica para la conquista de los derechos electorales para las mujeres y sobre el problema de la protección del trabajo femenino. (4) (…) Aquí tuve que apoyar al ala izquierda, encabezada por Zetkin. p.110

En las delegaciones alemana y nórdica dominan los rostros proletarios. En la delegación inglesa, los intelectuales. Se destaca sobremanera la delegación norteamericana: trajes elegantes, modales femeninos y un tono preciso y práctico. Se ve que las norteamericanas están acostumbradas a vivir en público; en las reuniones abiertas se encuentran como en su casa. Las delegadas de Finlandia se apiñan modestas (…) p.123124.

Acerca del debate la autora en el texto Mujer, historia y sociedad, vuelve sobre las diferencias con las feministas al señalar:

El hecho de que la mujer no es únicamente ciudadana y fuerza de trabajo, sino que trae también hijos al mundo, la colocará siempre en una situación particular. Es lo que las feministas se niegan a entender. El proletariado, por su parte, no puede permitirse ignorar esta realidad esencial cuando se trata de elaborar nuevos modos de vida. (…)

El movimiento feminista burgués se desarrolló a partir de la consigna: “Igualdad de derechos”. La primera consigna de las obreras fue: “Derecho al trabajo”. En los años 1850, las obreras lucharon por las reivindicaciones siguientes:

1. Acceso a los sindicatos en las mismas condiciones que los colegas masculinos.
2. A trabajo igual, salario igual.
3. Protección del trabajo femenino (esta reivindicación apareció a finales del siglo XIX
4. Protección general de la maternidad.

En “Los fundamentos sociales de la cuestión femenina”, Kollontay, se refiere sobre la igualdad política: “Las feministas buscan la igualdad en el marco de la sociedad de clases existente, de ninguna manera atacan la base de esta sociedad.”

Acerca del debate con las feministas, la investigadora Norteamérica, Joan Scott, señala que en el siglo XIX, “las feministas sostenían que las mujeres no necesitaban protección ajena, sino acción colectiva por sí mismas, los legisladores que representaban tanto a los trabajadores/as, contestaron que, puesto que las mujeres excluidas de la mayoría de los sindicatos y parecían incapaces de crear organizaciones propias, necesitaban de una poderosa fuerza que interviniera en su nombre.” p.456

El debate tenía muchas aristas pero es evidente que en relación a la maternidad había que tomar alguna medida, pues no existía ninguna norma y las mujeres parían en el lugar de trabajo, perdían embarazos y luego del parto se tenían que incorporar inmediatamente al empleo, tal como lo registra Federico Engels, en su libro La clase obrera en Inglaterra.

En el año 1892, Paul Lafargue, (yerno de Carlos Marx) diputado del Partido Obrero Francés, propuso “una innovadora política de permiso por maternidad para las trabajadoras francesas, por lo cual se le asignaría un estipendio diario a partir del cuarto mes de embarazo y hasta el final del primer años posterior al parto.”

Uno de los fundamentos: ante la rapaz irrupción del capitalismo en la vida familiar, que empuja a las mujeres y a los niños fuera de la esfera doméstica para transformarlos en instrumentos de producción. Además, propuso que los empleadores debían ser objeto de un impuesto con el fin de sostener el parto pues se trataba de la “función social de las mujeres.”

Sin embargo, en Francia se siguió ignorando a la mujer embarazada hasta 1908. (5)

Reconocemos que la legislación protectoria fue al encuentro de una necesidad y en un contexto en que las mujeres no eran consideradas ciudadanos y no tenían acceso directo al poder político considerándolas vulnerables y dependientes y, en consecuencia, con necesidad de protección.

La vulnerabilidad de las mujeres se describía de muchas maneras: su cuerpo era más débil que el de los hombres, y por tanto, no debían trabajar tantas horas; el trabajo “pervertía” los órganos reproductores y afectaba la capacidad de las mujeres para procrear y criar hijos saludables; el empleo las distraía de sus quehaceres domésticos; los empleos nocturnos las exponían al peligro sexual en el taller, así como en el camino hacia y desde el lugar de trabajo; trabajar junto con hombres o bajo supervisión masculina entrañaba la posibilidad de corrupción moral.

Desde el Estado se reforzaba el status secundario de su actividad productiva.

A través de las luchas hemos conseguido superar muchos de estos obstáculos, aunque esta sociedad desigual constantemente nos somete a situaciones de discriminación.

Este 1º de mayo nos encuentra padeciendo:

• Precariedad laboral;
• Condiciones de vida deficientes;
• Pobreza; salarios depreciados y haberes indignos para jubilados/as;
• incumplimiento de la legislación de educación;
• incumplimiento de la legislación sobre derechos sexuales y reproductivos;
• no aceptación que las mujeres decidan sobre su propio cuerpo, al negar el aborto, legal, seguro y gratuito;
• falta de una verdadera libertad y democracia sindical.

Bibliografía:
 Hirata Helena, Danièle Kergoat, La división sexual del trabajo  Permanencia y cambio, Asociación Trabajo y Sociedad, Argentina, 1997.
 Kandel, Ester, Ley de trabajo de mujeres y menores Un siglo de su sanción La doble opresión: reconocimiento tácito, Dunken, 2006.
 Kandel, Ester, 8 de Marzo  Como hace 100 años: Día internacional de la mujer trabajadora, Argenpress, 24 de febrero de 2010.
 Kandel, Ester, Este y aquel 8 de marzo, Día Internacional de la mujer trabajadora, 31 de enero de 2013.
 Kollontay, Alejandra, Extractos de Los fundamentos sociales de la cuestión femenina, escrito en o antes de 1907. Edición, Marxist Internet Archive, mayo de 2011.
 Kollontay, Alejandra, Memorias, Editorial Debate, Colección Tribuna Feminista, Madrid, 1979.
 Kollontay, Alejandra, El Día de la Mujer, 1913, publicado en la web.
 Kollontay, Alejandra, Mujer, historia y sociedad,  Sobre la liberación de la mujer, Edición Fontamara, Barcelona, 1982.
 Scott, Joan W. La mujer trabajadora en el siglo XIX, en Historia de las mujeres, colección dirigida por Georges Duby y Michele Perrot, Santillana, 1998.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Noticias censuradas: Drones y nuevos “ajusticiamientos” [sin “debido proceso”] de Estados Unidos en el exterior (Parte II - Final)

Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)
.

• Amazon, ¿está preparada para ayudar a Obama a asesinar estadounidenses?
Obama discurría en febrero 2014 si ordenaba o no a la CIA dar muerte a un ciudadano estadounidense -no identificado- residente en Pakistán, de quien Washington cree que planea ataques terroristas perjudiciales para el interés de Estados Unidos. "Es muy raro y una circunstancia extraordinaria que un presidente ordene el asesinato de un ciudadano estadounidense en el extranjero", le explicó Mark Mazzetti, del New York Times, a Judy Woodruff, de PBS-TV, después que el mismo Mazzetti, y su colega Eric Schmitt, relataran esta historia en el Times, el 10 de febrero.
Abordando otro aspecto del mismo tema, el crítico de medios (media-watch) y escritor Norman Solomon vinculó la eliminación de norteamericanos con un reciente contrato CIA-Amazon, cuando escribió en Truth-out.org que la compañía de comercio electrónico podría facilitar cualquier ataque contra ciudadanos de Estados Unidos, simplemente porque el minorista online más grande del mundo también acumula y analiza grandes volúmenes de datos personales y tiene un contrato por 600 millones de dólares con la CIA para proporcionarle servicios de computación "en la nube". Después que se confirmó esta operación, Amazon declaró públicamente: "Esperamos una exitosa relación con la CIA". (Amazon también anunció planes de distribución de sus paquetes a domicilio con una flota propia de drones, los pequeños aviones no tripulados).
Amazon es propiedad de Jeff Bezos, quien adquirió el Washington Post en octubre 2013. El Post afirmó que no habría "ningún interés directo del contrato de servicios en la nube [Amazon-CIA] con la cobertura de asuntos tales como la participación de la CIA en la entrega de prisioneros a regímenes de tortura; o en la selección de aviones no tripulados; o en la agregación de datos para la contrainsurgencia”.
Pero Solomon escribió que esta afirmación es "demasiado conveniente e inverosímil... Amazon ahora integra la política exterior del gobierno de Estados Unidos de amenazar y matar". Concluyó que "las implicaciones siniestras del nuevo papel de Amazon en la CIA hasta ahora han recibido escasa atención pública".
En la entrevista con Judy Woodruff, Mark Mazetti, dijo que no sabe quién es el estadounidense que piensan matar en Pakistán. "...Se supone que se encuentra en la parte occidental de Pakistán, en las montañas, que tradicionalmente es una especie de ‘fuera de límites’ para los soldados y policías paquistaníes", dijo. "Y por eso es que los militares, o el gobierno de Obama, están debatiendo la posibilidad de matarlo de frente a tratar de obtener que lo capturen los pakistaníes".
“Judy Woodruff: ¿Y qué ha hecho para hacer de él un blanco potencial?
“Mark Mazzetti: Una vez más..., sigue siendo..., es una buena pregunta. Hubo un poco de información en las últimas 24 horas de que estaba involucrado en ataques a través de la frontera con Afganistán utilizando IEDs [sigla en inglés de ‘artefacto explosivo improvisado’]. Y eso lo pondría en la categoría de alguien que potencialmente podría ser un blanco, porque, como explicó Obama en mayo (2013), Estados Unidos sólo debe dirigirse contra personas involucradas en continuos ataques contra estadounidenses”.
El mismo Mark Mazzetti escribió en su nota del NYT del 10 de febrero: “La primera vez que el gobierno de Obama llevó a cabo una operación de asesinato selectivo contra un ciudadano estadounidense fue en septiembre de 2011 , cuando un drone CIA mató al predicador radical Anwar al-Awlaki en Yemen; funcionarios hablaron poco, públicamente, sobre la operación. La Casa Blanca reconoció el año pasado (2013) que cuatro ciudadanos estadounidenses habían muerto en ataques aéreos durante el tiempo que lleva Obama en el cargo. Según la Casa Blanca, sólo el Sr. Awlaki había sido blanco intencionalmente”. (El 21 de abril 2014, el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito ordenó al Departamento de Justicia que publique partes de un documento que daba "justificación legal" al asesinato del clérigo radical estadounidense Anwar al Awlaki, asesinado en Yemen en 2011 por el bombardeo de un avión no tripulado. El Tribunal revocó la decisión de primera instancia que falló a favor de proteger el secreto de los argumentos legales de los asesinatos, argumentando el derecho de la ciudadanía a conocer las actividades de su gobierno. El tribunal sostuvo que el secreto de dicho documento no está justificado debido a las numerosas declaraciones realizadas por altos cargos del gobierno, entre ellos el presidente Barack Obama; el fiscal general Eric Holder; y el entonces asesor de Seguridad Nacional John Brennan, respecto a dichas actividades "antiterroristas" (Fuente: Europa Press).
En ese mismo artículo, Mazzetti también dijo que en mayo 2013 Obama anunció que tenía la intención de traspasar gradualmente las operaciones de drones de la CIA al Pentágono, para hacerlas “más transparentes”. Entonces, funcionarios de inteligencia estadounidenses dijeron que la CIA continuaría con los ataques de aviones no tripulados porque Pakistán se niega a permitir operaciones militares abiertas de Estados Unidos en su territorio.
Fuentes:
-Norman Solomon, “If Obama Orders the CIA To Kill a US Citizen, Amazon Will Be a Partner in Assassination,” Truthout, February 12, 2014, http://www.truth-out.org/news/item/21820-if-obama-orders-the-cia-to-kill-a-us-citizen-amazon-will-be-a-partner-in-assassination.
-See Also: Mark Mazzetti and Eric Schmitt, “U.S. Debates Drone Strike on American Terrorism Suspect in Pakistan,” New York Times, February 10, 2014, http://www.nytimes.com/2014/02/11/world/asia/us-debates-drone-strike-on-american-terror-suspect-in-pakistan.html.
-Judy Woodruff, “Obama Administration Faces Conundrum in Weighing Drone Attack against U.S. Terror Suspect.” PBS Newshour, February 11, 2014, http://www.pbs.org/newshour/bb/obama-administration-weighs-drone-attack-against-us-terror-suspect/.
- Amazon Poised to Help Obama Assassinate U.S. Citizen?
http://www.projectcensored.org/amazon-poised-help-obama-assassinate-u-s-citizen/
Student Researcher: Sorca Jordan (Indian River State College)
Faculty Evaluator: Elliot D. Cohen (Indian River State College)

• Debate sobre tortura y derecho del público a saber
Un debate titulado “Tortura: el arquitecto legal de las prisiones secretas de la CIA versus un abogado de derechos humanos”, transmitido el 28 de marzo en el programa de TV Democracy Now!, conducido por Amy Goodman, confrontó a John Rizzo, ex abogado general de la CIA y arquitecto jurídico clave del programa de interrogatorio y detención de Estados Unidos después de los ataques del 11 de septiembre, con Scott Horton, abogado de derechos humanos, también editor contribuyente de la revista Harper y autor del libro "Señores del Secreto: La Elite de Seguridad Nacional y la Política Exterior Estadounidense del Disimulo" (Lords of Secrecy: The National Security Elite and America’s Stealth Foreign Policy), de próxima aparición.
El debate se hizo después que el Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia se enfrentara con la CIA por la desclasificación de su informe de 6.000 páginas sobre los programas secretos de detención e interrogatorio de la agencia. También fue posterior a las críticas del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas al gobierno de Obama por el cierre de sus investigaciones sobre las acciones de la CIA ulteriores al 11 de septiembre.
Amy Goodman leyó de un informe de la ONU publicado el día anterior: "El Comité toma nota con preocupación que todas las investigaciones reportadas en desapariciones forzadas, torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes que se habían acometido en el contexto de los programas de la CIA sobre entregas extraordinarias, interrogatorios y detenciones secretas fueron cerradas en 2012, llegando sólo a un exiguo número de denuncias penales contra agentes de bajo nivel".
Rápidamente, el debate enfocó los métodos que utiliza la CIA para capturar e interrogar a posibles amenazas a Estados Unidos, la evolución que muestra la misión de la CIA al incluir asesinatos selectivos mediante ataques aéreos y la cuestión de si el pueblo estadounidense tiene o no derecho a conocer las acciones de la CIA.
La discusión se desarrolló entre estos diferentes tópicos para centrarse en si el público estadounidense debe ser informado acerca de las operaciones de la CIA y las decisiones concernientes al terrorismo adoptadas por su gobierno desde el el 11 de septiembre 2001. La principal cuestión moral aquí es acaso, ante la (supuesta) protección del pueblo estadounidense sin primero decirle a ese pueblo qué está haciendo, el gobierno debe permitirse (a sí mismo) llevar a cabo ciertas acciones (es decir, secuestro, tortura, asesinato, etc.) contra posibles amenazas [eufemismo por personas] para el país en nombre del pueblo estadounidense. Otra cuestión que se planteó fue cómo respondería Estados Unidos si otros países utilizaran los mismos métodos de interrogación a los ciudadanos estadounidenses.
Fuente:
-Amy Goodman and Juan Gonzalez, “A Debate on Torture: Legal Architect of CIA Secret Prisons, Rendition vs. Human Rights Attorney,” Democracy Now!, March 28, 2014, http://www.democracynow.org/2014/3/28/a_debate_on_torture_legal_architect.
-Debate on Torture and Public’s Right to Know
http://www.projectcensored.org/debate-torture-publics-right-know/
Student Researcher: Yusra Qureshi (Indian River State College)
Faculty Evaluator: Elliot D. Cohen (Indian River State College)

Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno, jurado internacional de Proyecto Censurado.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La virtud histórica de Hugo Chávez

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

Aun cuando el mismo Hugo Chávez en su momento y sus seguidores han hecho valer la afirmación respecto a que “Chávez somos todos”, lo cierto del caso es que la misma adolece de una evidente debilidad, digamos conceptual y/o ideológica, que es preciso enmendar, puesto que son muchos quienes la utilizan sin sopesar la gran carga de responsabilidad revolucionaria que implica dicha frase, sobre todo, proviniendo de aquellos que ejercen funciones de dirección política, gremial y de gobierno. Cada uno de ellos (incluyendo a los voceros del poder popular) debiera entender como mínimo que la virtud histórica de Hugo Chávez fue saber interpretar y trazar adecuadamente el destino de Venezuela en un momento de su historia en que todo parecía no tener más salida que la violencia en tanto una militancia de izquierda se ensimismaba en lo ocurrido fronteras afuera, en la Unión Soviética, en lo que muchos aceptaron como el fin de la historia al abortarse el sueño de la revolución socialista.

Sin embargo, se debe enfatizar que todo ello no fue producto del azar ni del empeño (en todo caso, sumamente valioso) de un hombre predestinado. Como tantas veces lo dijera Chávez, las insurrecciones cívico-militares del 4 de febrero y del 27 de noviembre de 1992 no habrían sido posibles sin que se hubiera producido previamente la rebelión popular del 27 de febrero de 1989, lo cual refleja -de una u otra manera- la acumulación de fuerzas que venía manifestándose cada día en Venezuela al calor de las luchas libradas por el pueblo, deslegitimando así, con sus acciones reivindicativas, el dominio de los sectores gobernantes.

Como bien lo hace ver el periodista venezolano residenciado en Argentina Modesto Emilio Guerrero en su libro ¿Quién inventó a Chávez?, “el surgimiento de Hugo Chávez como la más relevante superestructura ideológica venezolana desde el año 1992, es un hecho progresivo en sí mismo. El punto débil de ese fenómeno asombroso es que el héroe nacional no fue acompañado por una organización revolucionaria fuerte que tuviera una sólida vanguardia politizada y educada en la democracia de base. Estas condiciones hubieran permitido que el mito -con toda su fuerza propulsora- funcionara como un instrumento del poder social y la organización, y no al revés, como resultó. En lugar de un mito asociado a, y regulado por, una fuerte estructura de cuadros políticos y organismos sociales probados en la lucha y las ideas, la historia venezolana tomó el camino del individuo sobredeterminado en el escenario”.

Este hecho, no obstante, pudiera revertirse a tiempo. Mucho de lo expuesto por Chávez cobra aun mayor vigencia que en el momento mismo que lo diera a conocer. Es por eso que Chávez trasciende las fronteras nacionales y es una referencia obligada de las luchas de emancipación que tienen lugar en nuestra América. El detalle está en conocer acertadamente lo que ha de hacerse para lograr -junto al pueblo organizado y consciente- el socialismo revolucionario en este país, teniendo como punto de partida lo iniciado ya por Chávez, correspondiendo a la virtud histórica que éste encarnara.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La perspectiva de este 1° de Mayo

Gabriel Solano (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Como ocurre desde hace años, la burocracia sindical de todos los pelajes ha decidido quedarse en casa el 1° de Mayo. Esto vale tanto para los que ‘juegan’ con el kirchnerismo, como para los que lo hacen con los Massa o Unen. En estas condiciones la organización de los actos del día internacional de los trabajadores, desde Santa Cruz a Jujuy, pasando por la Plaza de Mayo, quedará en manos exclusivamente de la izquierda y de los sectores combativos del movimiento obrero. Una mirada amplia debería concluir que estamos frente a un desplazamiento de fuerzas sociales y políticas, a veces lentas, otras más rápidas -ante una transición histórica-.

Fiasco, y van

Todo esto ocurre luego del parazo del 10 de abril. En lugar de avanzar por este camino, el trío de Moyano-Barrionuevo-Micheli, se ha embarcado en operaciones de distracción. La del 14 de mayo, de M y B, tiene como eje central la cuestión de la seguridad, lo cual implica un cambio de agenda y el alineamiento con una política de refuerzo del Estado policial. Es el planteo de De Narváez, Massa, Scioli, Macri y Cobos. El Partido Obrero ha decidido boicotear la marcha y llama a la izquierda y al movimiento obrero a no concurrir.

El frente burocrático que convocó al paro del 10 de abril ha decidido plegarse al debate del post-kirchnerismo. Micheli, por su lado, después de canjear los piquetes por una foto con M y B, volvió a las negociaciones con Binner de cara a las candidaturas de 2015. Los burócratas de la UTA y La Fraternidad sacan sus propias cuentas. Esto tampoco durará mucho, porque la devaluación de enero pasado supone un recorrido de tarifazos y crisis típicos de un Rodrigazo.

Despidos y suspensiones

La parálisis burocrática coincide, en efecto, con la extensión de la crisis capitalista a nuevos terrenos. Existe un retroceso significativo de la producción industrial y el consumo popular. De acuerdo con cifras oficiales la industria habría retrocedido un 6% respecto de marzo de 2013 y un 1,8% en relación con febrero. La caída del consumo en los supermercados es significativa. Las tasas de interés de las tarjetas de crédito superan ya el 70% anual.

Hay un crecimiento de las suspensiones y los despidos. La industria automotriz, niña mimada del modelo, ya anunció suspensiones en varias plantas y anticipa la posibilidad de despidos. Estudios privados sostienen que la Argentina podría añadir, a fin de año, un millón de nuevos desocupados. La reducción de aportes patronales, para atenuar una caída del empleo, es de puro cuño menemista, deflacionaria, como la que intentó De la Rúa de la mano de los K que militaban en el Frepaso.

Lucha

Las suspensiones y despidos descargan la crisis sobre las espaldas de los trabajadores. El parazo del 10 de abril, la huelga docente en la provincia de Buenos Aires y la que protagonizan desde hace 30 días los docentes salteños han impuesto, por el momento, un límite a esa pretensión. La contundencia de las primeras reacciones obreras obligaron al gobierno y a las patronales a cerrar paritarias, que, aunque insuficientes, estuvieron varios puntos por encima de la previsiones iniciales.

El valor de esta reacción obrera es que se ha dado cuando el gobierno ejecuta recién los primeros pasos del ajuste que tiene en carpeta. Todavía queda lo peor: un tarifazo mucho mayor en todos los servicios y en el transporte público, y una nueva devaluación que reduzca los salarios por debajo de la tasa de inflación y devaluación. En estas condiciones la aparición en escena de los despidos y suspensiones revela, por parte de las patronales, el intento de imponer un ajuste en regla valiéndose de una política de recesión económica. Pero para los trabajadores representa un desafío mayor, ya que se presenta la necesidad de combinar la defensa del salario y de las fuentes de trabajo.

El significado de la Plaza de Mayo

En este cuadro el acto en Plaza de Mayo y en todos los centros políticos del país convocado por el Frente de Izquierda y sectores combativos del movimiento obrero expresa una continuidad de los piquetes del 10 de abril, y se inscribe en la lucha por un nuevo paro de 36 horas, una huelga general y un Congreso de Bases del movimiento obrero.

El acto en Plaza de Mayo da una forma concreta, al menos hasta cierto punto, a la unidad de la izquierda y el movimiento obrero. Ninguna lucha obrera es efectivamente consecuente si no se transforma en una lucha política, en una lucha contra el Estado del capital. Necesitamos desarrollar esta perspectiva hasta el final: la unión de la izquierda y el movimiento obrero, la estrategia histórica del socialismo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Día del trabajador. 1º de Mayo: Nos encontramos en la calle

ACTA

En días en que el Gobierno suspendió la comunicación oficial de los últimos índices de pobreza y en un contexto de ajuste salarial vía devaluación, con el que se intenta relegitimar al país en el mercado de capitales para volver al financiamiento externo en un escenario dominado por la inflación; este 1º de Mayo vuelve a encontrarnos en la calle, recordando a los Mártires de Chicago, defendiendo la memoria y los derechos de la clase trabajadora. El jueves, la CTA Rosario te convoca a marchar a las 10 horas, desde Plaza Sarmiento a Plaza Pringles.

Este Día Internacional del Trabajador, continuamos reivindicando el verdadero valor de nuestra fuerza de trabajo levantando una vez más la bandera del Salario Mínimo, Vital y Móvil para todos los trabajadores y trabajadoras. Y denunciando además que no estamos dispuestos a dejar pasar ninguna ley represiva ni ninguna ley que pretenda ordenar la movilización y el reclamo popular, dándonos lecciones de urbanidad, reglamentándonos derechos de circulación con argumentos de respeto y equidad en un mundo profundamente desigual.

Desde la CTA Rosario, nos plantamos claramente contra el ajuste, para que la crisis no se descargue sobre las espaldas de la clase obrera. Reiteramos nuestra oposición a cualquier tipo de medida que atente contra la libertad de manifestación y expresión de los reclamos de los sectores populares. Por eso repudiamos el proyecto de ley de regulación de las movilizaciones y exigimos la derogación de la ley antiterrorista. Así como defendemos el derecho de huelga, defendemos sin concesiones el derecho a manifestarnos libremente por las libertades sindicales y por los derechos sociales, políticos y económicos de todas y todos.

El techo impuesto a las negociaciones paritarias, la precariedad laboral y el aumento de las tasas de interés -que frena la actividad económica atentando contra el empleo y el bienestar de los sectores populares- son la base de la brecha social y la pauperización de la inmensa mayoría de los sectores del trabajo. Situación que afecta con especial dureza también a nuestros jubilados y jubiladas, quienes perciben haberes de pobreza.

Todos y todas juntos podremos lograr la dignidad que nos merecemos como pueblo. Por nuestra soberanía sobre los bienes comunes, por nuestra historia, nuestro presente, nuestro futuro, el de nuestros pibes, pibas y el de nuestras jubiladas y jubilados. Te convocamos el jueves 1º de Mayo, a las 10 horas, a Plaza Sarmiento, para movilizarnos hasta Corrientes y Córdoba donde realizaremos un acto.

¡VIVA EL 1º DE MAYO!

¡VIVA LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO!

¡VIVAN LOS TRABAJADORES!

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Homenaje y compromiso

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Se conmemora este año por centésima vigésima cuarta vez el 1º de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. En todo el mundo, menos en los Estados Unidos, cuna del Imperio, donde lo recuerdan el 1º de septiembre.

El 1º de mayo de 1886, cientos de miles de trabajadores norteamericanos fueron a la huelga para exigir que los patrones cumplieran con la ley impulsada por el presidente Andrew Johnson, que había establecido la jornada de ocho horas de trabajo.

La huelga tuvo su epicentro en Chicago,las movilizaciones continuaron el 2 y el 3 y para el día 4 se citó una concentración que convocó a veinte mil obrero. Ciento ochenta policías uniformados comenzaron la represión, cuando algún agente provocador, nunca identificado, lanzó entre ellos una bomba que dejó un muerto y varios heridos.

La respuesta inmediata fue abrir fuego, dejando un número tampoco nunca determinado de muertos y heridos. En los días siguientes centenares de obreros fueron detenidos y muchos de ellos torturados.

Ocho de ellos fueron elegidos como chivos expiatorios y, en un proceso cargado de fraudes judiciales, condenados a muerte. A Samuel Fielden, inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil; Michael Schawab, alemán, 33 años, tipógrafo; se les conmutó la pena por cadena perpetua y a Oscar Neebe, estadounidense, 36 años, vendedor, por quince años de prisión.

A Louis Linng, alemán, 22 años, carpintero, se le fraguó un suicidio en la celda, con un cartucho de dinamita en la boca. Y fueron ahorcados Georg Engel, alemán, 50 años, tipógrafo; Adolf Fischer, alemán, 30 años, periodista; Albert Parsons, estadounidense, 39 años, periodista y Hessois Auguste Spies, alemán, 31 años periodista.

Posteriormente, al cambiar el gobernador del Estado de Illinois, en el que está la ciudad de Chicago, se promovió un nuevo juicio, que demostró que el anterior había sido un fraude total.

En 1889, un Congreso de la Asociación Internacional de Trabajadores, reunido en París con motivo del Centenario de la Revolución Francesa, decidió que el 1º de Mayo fuera el Día Internacional de los Trabajadores.

Se conmemoró por primera vez en 1890 en numerosas ciudades del mundo. Entre ellas, Buenos Aires, Bahía Blanca, Chivilicoy y Rosario, donde se realizó el acto en la hoy Plaza López y desde allí se marchó a un baldío en Entre Ríos y Urquiza.

Premonitoriamente, el sitio donde años después se levantó un edificio en el que en 1928 nacería Ernesto "Che" Guevara.

Con el correr del tiempo la conmemoración del 1º de Mayo se transformó en el acontecimiento más masivo, unitario y globalizado del mundo entero.

Homenaje y compromiso que revela nuestro poder como clase cuando somos conscientes de nuestra fuerza y capaces de reconocernos como el sujeto organizado de un proyecto colectivo.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Gran apoyo al proyecto contra la criminalización de las luchas

PTS



Por iniciativa de los diputados Virginia Linares (GEN), Nicolás del Caño (PTS/FIT) y Victor De Gennaro (Unidad Popular), en una colmada sala del Anexo del Congreso se realizó una importante audiencia pública para presentar el proyecto "contra la criminalización de la protesta", que cuenta con el apoyo de nueve bloques de diputados nacionales, audiencia en la que hicieron uso de la palabra más de cuarenta referentes sociales de todo el país que cuentan con causas penales o condenas por haber participado de luchas populares. Madres de Plaza de Mayo como Nora Cortiñas y Elia Espen se mezclaron con Ramón Cortés, uno de los condenados a cadena perpetua en Las Heras por un crimen que no cometió en el marco de una manifestación popular, el referente de los Qom de Formosa Félix Díaz, referentes obreros como Javier Hermosilla de Kraft, el "Pollo" Sobrero, los ceramistas de Zanon (Neuquén) y decenas comisiones internas y cuerpos de delegados combativos como Donnelley (ex Atlántida) y la junta interna de ATE-Educación La Plata. Julio Fuentes, secretario general de ATE Nacional se hizo presente con una delegación de la CTA. Asimismo, hicieron uso de la palabra procesados por la toma del Parque Indoamericano en 2010 y trabajadores estatales de Misiones. En este marco también hicieron se expresaron en apoyo al proyecto los diputados Victoria Donda (Libres del Sur), Ricardo Alfonsín (UCR), Margarita Stolbizer (GEN), Néstor Pitrola (PO/FIT), el senador Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur) y el referente del PTS y diputado provincial por el FIT Christian Castillo. El proyecto que se adjunta fue elaborado por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia y los organismos de derechos humanos que lo integran, como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), Liberpueblo y APEL.

Al inicio de la audiencia, que duró cerca de cuatro horas, el diputado Nicolás del Caño planteó que "es la cuarta vez que se presenta este proyecto, pero esta vez lo hacemos en el marco del ajuste que impulsan el Gobierno, los gobernadores y las grandes patronales, que pretenden que la crisis la pague una vez más el pueblo trabajador, con techos salariales, tarifazos, despidos y suspensiones. El paro del 10 de abril significó un pronunciamiento nacional contra el ajuste. Los trabajadores ya están resistiendo y por eso el Gobierno y la oposición de derecha del Frente Renovador presentan proyectos para cercenar el derecho a la protesta, como los de Pedrini y Kunkel, Giustozzi y Diana Conti. Estamos muy contentos con este gran frente único logrado. Sabemos que para que un proyecto de estas características sea ley debe ser tomado como bandera de lucha por el movimiento obrero, estudiantil y popular".

Por su parte, el diputado provincial Christian Castillo (PTS/FIT) anunció que presentarán un proyecto similar mañana en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Entrevista a la Diputada provincial riojana y docente, Lucía Ávila

LA DEUDA ETERNA - FM FLORES (especial para ARGENPRESS.info)

Por acompañar la protesta de estudiantes y docentes contra la decisión del gobernador riojano Beder Herrera de transformar parte de la Escuela Normal Pedro Ignacio de Castro Barros fundada en 1884 en un Shopping, y denunciar la represión que sufrieron; la diputada fue amenazada por el oficialismo riojano, con la destitución.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

De la Sota: ¿Aprender del lobo a cuidar a los corderos?

Irina Santesteban (LA ARENA)

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, lanzado en campaña presidencial, hoy en descenso, se encuentra de gira en los Estados Unidos, para pedir asesoramiento a la DEA y al FBI en materia de lucha contra el narcotráfico.

Hace algunos años, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Aymá, expulsó a la DEA por injerencia en sus asuntos internos. Está claro que el gobierno boliviano, presidido por primera vez en su historia por un descendiente de los pueblos originarios, en un país donde el cultivo de la hoja de coca forma parte de la cultura milenaria de su población, no aceptó que un organismo tan cuestionado como ese pretendiera imponer sus parámetros de lucha contra el narcotráfico, sobre todo cuando los Estados Unidos son el país con mayor consumo de cocaína.

A despecho de esa valiente y correcta decisión del presidente boliviano, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, se encuentra desde hace algunos días de gira en el país del norte, para "asesorarse" en materia de lucha contra el narcotráfico.

Mano dura.

Tal como lo ha hecho y los sigue haciendo la derecha, las banderas de la inseguridad y la supuesta lucha contra el narcotráfico son utilizadas de manera muy oportunista, para imponer recetas de "tolerancia cero", saturación policial, endurecimiento de penas, etcétera, siempre en desmedro de las garantías individuales de los ciudadanos y otorgarle mayores poderes represivos a las fuerzas policiales.

Fiel a ese pensamiento, De la Sota, quien intentó en los últimos años erigirse como el líder de la derecha en Argentina, y pese a que se encontró en ese camino con un rival de peso, Sergio Massa, en estos días anda por los Estados Unidos, para que la DEA y el FBI le "enseñen" cómo se combate el narcotráfico y la delincuencia.

Y por casa, ¿cómo andamos?

En Córdoba, a fines del año pasado, fueron detenidos una decena de jefes policiales por sus vínculos con el narcotráfico. Ese procedimiento judicial conducido por el fiscal federal Enrique Senestrari, le costó el puesto al ministro de Seguridad, el ex jefe policial Alejo Paredes, y al entonces jefe de la fuerza, Ramón Frías. Ambos eran fuertemente cuestionados, en el primer caso por sus vinculaciones con Carlos Yanicelli, represor de la D-2 condenado por delitos de lesa humanidad, y el segundo, por la represión a los estatales en las movilizaciones contra la reforma jubilatoria, entre otras muchas denuncias. El desmantelamiento y detención de los jefes policiales de la División de Lucha contra el Narcotráfico, más el pase a disposición a más de 70 efectivos policiales, fueron el detonante para que ambos renunciaran.

En 2012, De la Sota hizo aprobar una ley que creó el Fuero de Lucha contra el Narcotráfico, en el marco de la ley nacional 23737, que permite que los poderes judiciales provinciales puedan investigar y condenar en causas por tráfico de drogas "al menudeo", o sea, en pequeña escala. Las causas por narcotráfico más grandes, siguen siendo jurisdicción exclusiva de la Justicia Federal.

No faltaron las opiniones críticas respecto a esa ley, en el sentido de que ni la justicia provincial ni la policía local serían eficaces a la hora de investigar esas causas. Los Juzgados de Lucha contra el Narcotráfico se pusieron en vigencia en 2013, y en octubre de ese año, toda la cúpula policial de la división que tenía a su cargo la investigación de esos delitos, iba presa. Parece sacado de una película, pero muchos de los empleados y funcionarios judiciales que hoy revisten en esos juzgados fueron capacitados por el comisario Rafael Sosa, ex jefe de la División Drogas Peligrosas, y actualmente preso por supuestas vinculaciones con el narcotráfico. Sosa se preciaba de ser un hombre adiestrado por la DEA estadounidense.

Financiamiento ilegal

El acuartelamiento policial del 3 y 4 de diciembre pasado, que dejó a la población de la ciudad de Córdoba a merced de bandas de delincuentes que asaltaron más de 1.000 comercios, no fue sólo un reclamo por aumento de salario, que era parte de la verdad. Es real que los sueldos policiales fueron siempre muy bajos, pero era un secreto a voces que el acuartelamiento y sedición policial también tenía su origen en la eliminación del financiamiento ilegal de una buena parte de la fuerza policial, por esa supuesta vinculación con el narcotráfico que hoy es parte de la causa que lleva el fiscal Senestrari.

De la Sota acude hoy al FBI y la DEA para asesorarse contra los narcos, sin embargo, tanto Paredes como toda la cúpula policial removida, y también altos funcionarios de la Policía Judicial, eran asiduos visitantes de esos organismos norteamericanos, cuyos especialistas dieron cursos y seminarios en Córdoba sobre investigación y persecución al narcotráfico y otros delitos complejos.

¿Cambio o maquillaje?

En ese camino, y según informa el departamento de Prensa del gobierno de Córdoba, el lunes De la Sota dialogó con el Departamento de Estado, la DEA y el FBI.

Su idea central fue dejarle claro al gobierno norteamericano que la Argentina "no puede no tener diálogo con Estados Unidos", en una jornada en la que fue recibido por William Ostick, funcionario del área de América Latina del Departamento de Estado; Jared Garth, del FBI, y Michael Powell, de la DEA. La conversación tuvo como eje el análisis sobre el crecimiento del narcotráfico en la región y en nuestro país.

En declaraciones al diario Clarín, De la Sota dijo que en la Argentina "se combate el narco como se puede y no como se debe", y como si el escándalo con la narcopolicía hubiera ocurrido en otro lado, explicó a los funcionarios norteamericanos los detalles de la Policía Antinarcóticos que se acaba de crear en Córdoba, un cuerpo de élite que va a estar dirigido por el Poder Judicial, más precisamente por el Fiscal General, recientemente asumido, Alejandro Moyano.

Así, en Córdoba, la fuerza policial que tendrá a su cargo el combate contra el narcotráfico dependerá directamente del Poder Judicial y no del Poder Ejecutivo. Y los motivos de su viaje, son buscar "contactos" para el apoyo operativo, en capacitación, comunicaciones y políticas antilavado de esa nueva policía.

Un camino neoliberal

El narcotráfico no fue el único tema del viaje del gobernador cordobés. Aceitar vínculos comerciales con empresas y grandes holdings, para interesarlos en futuras inversiones en su provincia, fue otro de los objetivos de su visita al Norte.

De la Sota fue recibido por Kenneth Hyatt, del departamento de Comercio de Estados Unidos, y le planteó la posibilidad de formular un eje comercial Brasil-Córdoba-Estados Unidos, dirigido a los mercados asiáticos.

Hizo negocios para la provincia como por ejemplo, ampliar la cuota de exportación de los quesos duros a territorio estadounidense, y también de maní para consumo humano, producto del que Córdoba es primer exportador mundial y que tiene en Estados Unidos un buen mercado de consumidores.

Todos se anotan en el Norte

De la Sota no es el único que visita los Estados Unidos. Antes que él viajaron Daniel Scioli, Sergio Massa, Mauricio Macri y Juan Manuel Urtubey, entre otros. Todos ellos, con una cosa en común: están todos anotados en su carrera a la Casa Rosada.

Hoy concluirá su viaje el gobernador de Córdoba, luego de haber cenado con representantes de la Cámara de Comercio argentino estadounidense; de ser recibido por directivos de la Cámara de Comercio de Estados Unidos; de hablar con inversionistas; de visitar al diputado republicano Matt Salmon, titular del subcomité del Hemisferio Occidental; de realizar un encuentro con la ONG "Center for American Progress" y de visitar el Departamento de Aduanas y protección de Fronteras.

Según información de la delegación cordobesa, los funcionarios de Comercio de Estados Unidos, se interesaron por algunas iniciativas del gobierno de Córdoba, tales como las becas educativas orientadas a carreras productivas y el boleto educativo gratuito.

Defensa de Monsanto

La radicación de la empresa de producción de semillas transgénicas Monsanto, en la localidad de Malvinas Argentinas, muy cercana a la ciudad de Córdoba, ha sido un dolor de cabeza para De la Sota. Al punto que hace algunas semanas, luego de que el informe de impacto ambiental de la Agencia Córdoba Ambiente diera resultados negativos para esa radicación, el gobernador había expresado que llegado el caso, recurriría a la consulta popular en esa población, para que sean sus habitantes lo que decidieran si querían o no a Monsanto en sus cercanías. La multinacional ya se había manifestado contraria a tal procedimiento de consulta.

Al disertar ante el Council of Americas, del grupo Rockefeller, en los primeros días de su visita a los Estados Unidos, el viajero volvió a defender la radicación de Monsanto en Córdoba, aunque aclaró que debería "adaptarse a la nueva ley ambiental" y eventualmente enfrentar el resultado de la consulta popular.

Monsanto pretende invertir cerca de 400 millones de dólares en una planta similar a la que tiene en Rojas, provincia de Buenos Aires, pero la obra civil se encuentra paralizada desde hace meses, por la férrea oposición de la organización asamblearia "Malvinas Lucha por la Vida". Esta mantiene un acampe desde el mes de setiembre de 2013 en el ingreso a la planta de Monsanto.

El lunes 28, la referente Sofía Gatica, de las Madres de barrio Ituzaingó que lograron en 2012 la realización del primer juicio contra las fumigaciones en la ciudad de Córdoba, junto a dirigentes como Medardo Ávila Vázquez de la agrupación Médicos de Pueblos Fumigados, y dirigentes sindicales y sociales, denunciaron amenazas hacia su persona. El hecho se viene repitiendo desde hace bastante tiempo, a pesar que la mujer tiene custodia policial dispuesta por la Justicia, un tema que por supuesto el gobernador habrá pasado por alto en sus tertulias estadounidenses.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Huele a muerte adolescente

Miriam Maidana (COSECHA ROJA)

“Ven como eres, como eras, como yo quiero que seas/ Juro que no tengo un revolver”

Tres chicas golpean a una chica. Tras la paliza, la chica duerme. No despierta. Al hospital.

La chica no despierta más. Tres chicas la han golpeado hasta matarla.

A diferencia de los linchadores anónimos, estas tres chicas son hermanas, del mismo pueblo que la chica muerta, y una de ellas ha sido su compañera de colegio. Las otras dos hermanas vinculadas sanguíneamente fueron partícipes de la golpiza porque -según nos han informado los medios de comunicación incesantemente los últimos días- cuantos más participen de las palizas colectivas más efectivo el correctivo. Con un poco de suerte las personas agredidas -motochorros, chicas “chetas que se hacen las lindas”, mujeres de setenta feministas, etc- terminaran en un hospital o en la morgue. Así no joden más, y aprenden a comportarse.

Mientras tanto nos taladraran con imágenes y debates respecto a la inseguridad, se prescribirán muchos psicofármacos ante el miedo de morir latente y los colegios se excusarán porque lo que pasa de la puerta para afuera del establecimiento queda fuera de su responsabilidad.

En el caso que nos ocupa hoy, Naira Ayelén Cofreces tenía 17 años y según informes rápidos murió por no irse antes del colegio, como si hizo su amiga. Murió por “cheta”, murió por “hacerse la linda”.

En una síntesis horrenda, a Naira la mataron por tener lo que su compañera de clase no: la belleza, la ropa. Fue en la puerta del colegio secundario. El de los profesores ausentes, autoridades que no abren espacio a hablar de problemáticas instaladas, programas aburridos, y algunas leyes negadoras de estadísticas. En setiembre del 2013 se sancionó la ley de prevención de la violencia escolar. Es interesante pensar como se previene lo instalado.

Hay que decirlo: la violencia está presente hace bastante en todos los ámbitos, pero cada caso renueva la sorpresa. Cotidianamente leemos de jóvenes agredidos/agrediendo en boliches y colegios, en barrios y canchas de fútbol, en noviazgos y familiarmente. La respuesta suele ser infantil: “Basta de violencia”. En vez de leer y pensar en un fenómeno instalado, se cae en el poster barato. Es muy dificultoso ser adolescente en estos tiempos. Para ejemplificar, al niño con dificultades escolares o simplemente travieso se lo envía a tratamiento, se lo medica, se le tramita una pensión por discapacidad y se lo aparta bajo la figura de educación especial. No existe esa figura para el adolescente, con conflictos latentes todo el tiempo: porque el cuerpo se desbocó, porque es llamado a ejercer roles para los cuales no está preparado (maternidad y paternidad infanto/juvenil, ingreso al trabajo para sostener hogares precarios, divorcios conflictivos, ausencia de figuras masculinas, etc.) y porque es la franja donde las autoridades muestran que poca tierra firme tienen bajo los pies: las medidas para frenar los fenómenos van desde prohibirles andar de a dos en moto hasta pensar en volver a instalar el servicio militar obligatorio. La adolescencia, pues, supone en los adultos un terreno de riesgo y desconocimiento.

Tal vez por eso una adolescente consigue que dos hermanas la secunden en “aplicar un correctivo” a otra adolescente de bando contrario: las que se hacen las “lindas”, las que se visten “diferente”. Me pregunto qué hubiera pasado si la hermana de 29 años, la hermana “adulta”, en vez de acompañarla a pegar piñas y patadas hubiera contenido la situación. O el colegio hubiera abierto un canal de diálogo ante la rivalidad entre adolescentes que comparten entre 4 y 6 horas diarias.

Porque planificar un ataque como el que terminó con la muerte de Naira no fue un momento de locura, algo fugaz, una discusión que se va a las manos. Seguramente hubo indicadores: cruces en los pasillos y en las aulas, discusiones, tal vez algún graffiti, amenazas. Donde estaba la institución educativa en esos momentos? Qué roles ocupan los adultos ante los conflictos?

Por poner un ejemplo: decirle a una anoréxica que debe comer porque su vida corre riesgos irreversibles es aplicar el sentido común a la patología, al síntoma, a la enfermedad.

Lo mismo pasa con la violencia: se insiste con el “basta” apelando a un tapón que silencia lo que subyace: los conflictos familiares, institucionales, ese cuerpo que explota, el aburrimiento, la ausencia de proyecto.

Por último hay una pérdida de sentido en la palabra riesgo. La metáfora posible es el conductor de motos que en vez de ponerse el casco lo lleva colgado de su brazo. El casco en este caso que debiera proteger sirve solo de imagen: es algo que cuelga sin función. Solo está allí, no sirve más que para la mirada del otro.

No creo que las hermanas que golpearan a Naira hayan pensado en que la matarían.

Entre adolescentes se suele utilizar una frase: “Aplicarle un correctivo”.

El punto es la delgadez del hilo.

Ese instante que determina que una chica de 17 años termine en la morgue.

Y ahora a estar atentos al efecto réplica: seguramente los medios de comunicación encontraran muchos casos de adolescentes agredidos en los colegios. Y debatirán fervorosamente, hasta que un nuevo titular ocupe las portadas. Otros se asombraran, postearan en facebook o twitter mensajes con palomas llamando a la paz.

Pocos, algunos pocos, se sentaran a hablar de la violencia poniéndola en palabras.

No es posible prevenir lo que está instalado.

Si sería deseable que algo del posicionamiento adulto nos diferencie de los adolescentes.

Tal vez la hermana mayor de la compañera de Naira hubiera podido evitar la escritura de esta nota.

Algo así como el motoquero que se coloca el casco donde debe ir: en la cabeza.

Así, aunque se caiga al piso, evitaría que el cerebro le salte en pedacitos…

Miriam Maidana es psicoanalista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Tras las rejas: una mirada a la realidad de las cárceles argentinas

LA REVANCHA - ANRED

En el marco del debate por una futura reforma del Código Penal, los llamados “linchamientos”, los reclamos por seguridad y el grito social que pide más encierro y más castigo, referentes del ámbito penal analizaron la situación en las cárceles, la justicia penal y los problemas del servicio penitenciario.

“Un Estado punitivo”

Según Alicia Daroqui, socióloga especializada en cárceles y Derechos Humanos, hay que preguntarse “qué Estado se fue construyendo: un Estado punitivo”. Daroqui se remonta a fines del siglo XX, al desembarco del neoliberalismo y la reforma de Estado promovida por el expresidente Menem: “la fuerzas de seguridad y el servicio penitenciario, no solo no redujeron el personal como en salud, educación, sino que lo aumentaron”. Lo mismo ocurrió con la justicia penal, que según la especialista “ha crecido enormemente”. Esto se puede expresar en números: según Daroqui, “en el año 2000, la Provincia de Buenos Aires tenía 32 cárceles, hoy tiene 55. La Argentina tenía en esa época 22.000 presos, hoy tenemos 63.000”.

Sobre la composición de la población carcelaria, Francisco Mugnolo, Procurador Penitenciario de la Nación, estima que “el 98% de los pobres son pobres, en las cárceles están los pobres”. Esto se vincula fuertemente con el fenómeno de criminalización de la pobreza. Lejos del mandato constitucional, según el cual las cárceles están para seguridad de los presos y para la resocialización, el Procurador sostiene que “las cárceles te transforman, es una forma de contención de la represión social, y la cárcel, al no cumplir la función de rehabilitación, perfecciona en el delito”.

Según Ayelén Stroker, militante de Comunicación por la Libertad, la mayor parte de la gente privada de su libertad actualmente es parte de quienes "menos posibilidades de inserción tienen en lo concreto”. Este sector más desaventajado “representa el 80% de la población (carcelaria), de la cual más o menos el 70% está en situación de procesados”. Ayelén indica que luego de años en prisión, “cuando les dictaminan condena, en algunos casos terminan inocentes”. Estas personas quedan con antecedentes de privación de libertad y, según Stroker, “conseguir trabajo resulta inaccesible y más si vivís en un contexto de vulnerabilidad social, un contexto mucho más complejo en el plano productivo”. Además, señala un fenómeno de continuidad entre el afuera y el adentro: “afuera tenés gatillo fácil, trata, persecución a los pibes para que vendan drogas para la poli, y después continúa adentro la misma lógica de rentabilidad del servicio”.

Los principales problemas en la cárcel: la violencia, la militarización y la impunidad judicial.

Francisco Mugnolo, Procurador, señala algunos de los aspectos “ultranegativos que tiene la cárcel: la sobrepoblación, los traslados permanentes, el alejamiento que tienen las personas privadas de libertad (de sus lugares de origen)”. Sin embargo, resalta que “lo más emblemático del interior de las cárceles, es la violencia institucional. Hay mucho disciplinamiento a través de la violencia. También está la corrupción y el narcotráfico”.

Por otro lado, la militarización “no es la solución para la inclusión”, señala Ayelén Stroker, al referirse a ese fenómeno en la vida carcelaria y en los barrios. “Estamos legitimando de alguna manera el asesinato encubierto del propio Estado y del sistema penitenciario”. Ayelén denuncia que “mueren un montón de personas por día a nivel nacional por inacción del Estado.” En ese sentido, señala que se legitima este actuar y el sistema registra estos casos como suicidios. Sin embargo, subraya que no se puede considerar así cuando “dejaste una persona que tiene un problema físico o la torturaste psicológicamente o la dejaste en un buzón por días entero, torturándola o no le diste atención”.

Alicia Daroqui rescata que los presos “se animan a denunciar, pero la justicia que es la q garantía la impunidad y es la q tienen una relación directa con las fuerzas de seguridad y de custodia no procede a ningún tipo de medida con respecto al servicio”. Luego de señalar que el “servicio puede adentro de la cárcel lo que quiere”, Daroqui remata: “nos damos cuenta que la cárcel para lo único que está es para castigar y producir delincuencia, dentro del orden social capitalista. Evidentemente la cárcel nunca estuvo para reformar”.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La transgénesis y el quiebre social

Claudia Rafael (APE)

Apenas una o dos directoras de escuela decidieron contar lo que se vivía casi a diario. No más. Cuando Emanuel Garrido, el secretario de Medio Ambiente de Coronel Suárez, pidió a las cuatro decenas de escuelas y jardines que respondieran a la encuesta sobre venenos en los sembradíos, sólo un par se atrevió. Meses más tarde, la investigación se transformó en la única, en todo el territorio nacional, que desde ámbitos institucionales pone en jaque la decisión de envenenar para producir, como si fueran pareja indisoluble. Y hoy, es Emanuel Garrido el que se ve arrinconado por el mismo poder político que antes lo concibió inocuo y le prohíben hablar con la prensa o le recortan herramientas de funcionamiento. Muy a pesar de la advertencia, habló largamente con APE.



¿Qué es lo que fragmenta a una sociedad y la divide, tajante, entre los que avalan el modelo de producción transgénica y los que lo combaten? ¿Cuál es el quiebre que la atraviesa en profundidad, que la aja, que le trasunta dolores medulares, que la enfrenta y la divide? ¿Qué es lo que provoca que se desvíen miradas, que se cocinen sospechas, que se trace una delicada frontera ganada definitivamente por el despecho?

*****

Coronel Suárez es un pequeño partido del interior bonaerense, conocido como meca de los alemanes del Volga, diseminados entre las tres colonias; por ser la patria de Sergio Denis o –en los últimos tiempos- la tierra escandalosa de la periodista Estefanía Heit imputada en una causa penal por secuestro y torturas. Identidad rara y compleja la de un territorio que sucumbió, como sucumbió gran parte del país y del mundo, a la ancha paradoja de la abundancia a cualquier precio. En una carrera que –fogoneada convenientemente por marioneteros económicos- hace muy difícil bajarse.

En los últimos 18 años aumentó cien veces la siembra de semillas genéticamente modificadas en el mundo. Y la cifra no es la alucinación fantasmal de un ecologista afiebrado sino que se desprende del informe del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-Biotecnológicas, entidad que promueve cultivos transgénicos. Y Argentina fue, en 2013, la tercera nación en el mundo. Apenas después de Estados Unidos y Brasil. En la cúspide de los que se atreven. De los que van más allá. A pesar de todo y de todos.

*****

Jimena es docente en una escuela rural de la localidad. Era miércoles aquel día. A las 13.30 llegó a la escuela en el medio de un recreo. “En ese momento la directora notó un olor extraño en el aire que traía el viento que soplaba en nuestra dirección. Miramos enfrente y vimos un camión fumigando a unos 200 metros. En ese momento vemos pasar en una camioneta al presidente de la cooperadora y yo le pedí que se acercara al camión y le pidiera que dejase de fumigar. El hombre regresó unos minutos más tarde. Le habían contestado que se correrían de lugar. Entonces llevaron el camión unos metros a la derecha y continuaron la tarea sin que eso modifique la llegada del veneno a nosotros”. Algunos minutos después, con ardor y picazón en el rostro alumnos, docentes y directora pudieron dejar el lugar.

Indudablemente la identidad ruralista de muchos pueblos del interior profundo fue mutando. Porque “el campo argentino se vacía de presencia humana” y “nuestros economistas no computan en sus cálculos el tremendo costo social y ambiental de la deformación demográfica en evolución y sus graves secuelas. Pero el vaciamiento del interior avanza e impone a la sociedad argentina, como a su economía, un absurdo marco de estrechez” (Francisco Loewy, La Encrucijada).

La investigación de Garrido en Suárez plantea que “más del 90 % de los establecimientos educativos rurales se encuentran -debido a su ubicación espacial- 100 % expuestos a las derivas y otros tipos de contaminación devenidos de las aplicaciones de agrotóxicos. Existiendo distancias de seguridad, en algunos de los casos de cero metros a los juegos que los alumnos utilizan en el patio”.

*****

Las hamacas rozan sus espaldas con el veneno que flota. Las semillas resisten. Los cuerpos enferman. La pelota en el potrero escolar se escapa una y mil veces al campo rociado. Y la carta de Jimena describe un detalle que, a ojos distraídos, podría resultar insustancial. Aquel día miércoles –cuenta la docente- unos 30 minutos después de avisar a los padres de los chicos “me llamó mucho la atención que se tomaban mucho tiempo en meter a los chicos en el vehículo y alejarlos de la zona de riesgo. Actuaban, sin duda, desconociendo el nivel de daño al que estábamos siendo expuestos. Una vez que la escuela quedó sin niños, cerramos el edificio y nos retiramos”. ¿Acaso significa que no aman a sus chicos y los exponen impunemente a los riesgos del gran agente naranja, el mismo que mutiló historias y vidas en Vietnam cuando los militares yanquis rociaban desde los aviones en el contexto de la Operación Ranch Hand? Sería ciego y absurdo el análisis. Tan absurdo como pensar que aquellos directivos que no responden a la encuesta sienten alegremente la felicidad del peligro del glifosato en la piel o en los bronquios. Como descabellado sería pensar que si no existen en Argentina registros epidemiológicos oficiales fidedignos –como denuncia el informe Garrido- sobre “consecuencias directas de las aplicaciones de agro tóxicos (abortos espontáneos, malformaciones, patologías de vías respiratorias, del sistema nervioso, etc.)” tiene que ver con connivencias de los médicos que se niegan a implementarlos.

El acorralamiento por intereses de las grandes marcas del agronegocio no deja margen para ver. Se eleva como muralla ante las miradas sociales. Asesta espejismos que arrinconan y producen quiebres sociales. Porque los pueblos que alguna vez vivieron en armonía con la tierra, en multiplicidad productiva, fueron viendo el avance de los monocultivos. “Aún incrementando su productividad, Argentina, pasó así, de ser el granero del mundo a transformarse en un monoproductor de soja forrajera transgénica. Argentina dejó de producir alimentos para su población y en cambio se dedicó a la producción de commodities requeridos por el mercado mundial”. (Francisco Loewy, La Encrucijada).

“Todo esto generó en la localidad una enorme controversia. Los directivos, los docentes, también van asumiendo posiciones según intereses. Hay directores que, por aparecer nombrados en un informe, se ofenden. Y, en general, hay un subregistro en los ámbitos de salud. No saben o no quieren saber de las denuncias de intoxicaciones. Uno sabe pero no hay información estadística a partir de registros. Ha habido en Argentina y en el mundo grandes movimientos pero no a nivel institucional. El gran valor de este informe es que es institucional. Y muchos de los síntomas a la exposición aparecen después de 20 años, con consecuencias a nivel respiratorio, cognitivo, autismo, hiperactividad” (Emanuel Garrido, en declaraciones a APe).

*****

Y veinte años (que no son más que arenilla en la historia global de una sociedad) resultan demasiado tiempo para poder ver aquello que no se quiere ni se puede ver. Porque hubo una nueva cosmovisión que instó a dominar la tierra a cualquier costo, que deja jirones de vida en el medio y que instaló un paradigma que mueve los hilos de la historia con parámetros que desoyen la voz de la naturaleza y la toman como rehén dilecta de la economía.

El canto de sirenas de un mercado mundial que endiosó a la transgénesis abrió las puertas a falsas quimeras. Porque no sólo destruye ecosistemas o concentra la propiedad en pocas manos. Hay un daño social que va mucho más allá. Que tiene que ver con la aculturación, con la fragmentación social, con las miradas de desconfianza, con la división por falsos intereses, con las pugnas por banderas ficticias y vanos artificios y con la determinación de no ver aquello que, más tarde o más temprano, caerá como una espada de Damocles sobre la misma humanidad.

Fuente imagen: APE

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Protección otorgada a Hooft, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados lo absolvió

APDH

El 28 de abril, en la Ciudad de La Plata, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Provincia de Buenos Aires absolvió, por ocho votos contra dos, al Juez Pedro Cornelio Federico Hooft, por las acusaciones que se le formularon, vinculadas con su actuación en la tramitación de diversos habeas corpus durante la última dictadura militar, que incluye a las víctimas de la denominada “Noche de las Corbatas”, su presencia en el Centro Clandestino de Detención Comisaría Cuarta y su vinculación con las autoridades militares de la subzona 15. Esta decisión llega después de casi ocho años de tramitación, producto de las permanentes dilaciones planteadas por el acusado y el consiguiente vencimiento del mandato de los legisladores miembros.

El Jury había recogido abundante prueba documental y testimonial, aportada por la parte acusadora, y sistemáticamente expuesta durante su alegato, que corroboraba las imputaciones formuladas, a tenor de la destitución solicitada.

Hace ya largos años (2006) se ha iniciado la querella por homicidio, desaparición forzada y otros delitos ejecutados, en el marco del genocidio. En esta causa se ha ordenado la restricción de salida del país de Hooft, y se lo ha convocado reiteradamente a indagatoria (cinco veces desde 2012), negándose sistemáticamente a concurrir y planteando reiteradamente dilaciones infundadas.

Ante ello, la APDH Mar del Plata, integrante de la parte acusadora, conjuntamente con la APDH Nacional, expresan:

Que el verbo absolver, utilizado por la mayoría del Jurado de Enjuiciamiento, al rechazar las acusaciones contra Hooft, excede sus funciones propias, las que consisten en destituir o confirmar en sus funciones al magistrado, y no absolver o condenarlo; para ello sólo tiene jurisdicción el fuero penal, al cual el propio imputado evade.

Que en el marco institucional del Estado de Derecho, al que siempre hemos sometido nuestro reclamo de justicia, analizaremos las posibilidades legales de revisar la sentencia dictada, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Que sin perjuicio de todo ello tal decisión no impide la continuación del proceso penal en curso, convalidado por la CSJN, aunque limita la comparencia coactiva del mencionado juez a prestar declaración indagatoria por la cual ha sido reiteradamente requerido.

La decisión del Jurado obstaculiza seriamente el acceso a la justicia por los más horrendos crímenes cometidos en nuestro país. Ella constituye una burla a la obligación del Estado de Juzgar de acuerdo al derecho internacional imperativo, a la construcción y afianzamiento de la Memoria Colectiva, y a las víctimas esperanzadas en ser reparadas en sus justos derechos. Pero estas violaciones no quedarán impunes. Hemos sabido esperar y recorrer todos los caminos para cumplir con este postulado de la humanidad.

Mesa Directiva de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

En el régimen contravencional de Río Negro: La disminución de la edad de imputabilidad

ASOCIACIÓN PENSAMIENTO PENAL (Río Negro On Line)

El Código de Faltas de Río Negro (regulado por ley 532) establece la edad límite para aplicar una sanción contravencional en los 18 años de acuerdo con el decreto ley 22278, que en su artículo 4 establece que "la imposición de pena respecto del menor... estará supeditada... que haya cumplido dieciocho años de edad".

El gobierno rionegrino elaboró un proyecto de reforma del Código Contravencional por el que intenta introducir a los adolescentes de entre dieciséis y dieciocho años como sujetos susceptibles de sanción contravencional.

Aun cuando no se pretende equiparar la naturaleza contravencional con la penal, lo cierto es que la consecuencia resulta claramente punitiva sobre una franja de edad que el legislador nacional ha decidido mantener al margen de la sanción penal. De allí que la pretendida reforma contravencional impacta con el régimen de fondo, alterando la prelación normativa y generando una regresión que violenta compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

Desde la Asociación Pensamiento Penal señalamos otros aspectos cuestionables de esta propuesta de reforma, de manera de enriquecer y robustecer el punto de vista de aquellos que llevarán a cabo la discusión legislativa en ciernes.

• Al bajar la edad de punibilidad contravencional a personas más jóvenes se restringen derechos sobre esferas que antes no se restringían, siendo que todos los niños y adolescentes cuentan con especiales derechos y garantías; se afectan en forma directa la Convención de los Derechos del Niño (artículos 3, 12, 37, 40) y la Convención Americana de los Derechos del Hombre (artículo 2) y se vulnera la prohibición de regresividad, ya que esa regresión afecta derechos y libertades asegurados por la Convención Americana.

• Al dar un trato homólogo o equiparable ante la sanción contravencional a adolescentes de entre 16 y 18 años y adultos se vulneran principios de no discriminación y el plus de derechos que consagra la infancia por su especial interés desde la Convención de los Derechos del Niño (artículos 2 y 3 de la CIDN y 28 de la ley 26061).

• La reforma que se pretende introducir al artículo 42 de la ley 532 es violatoria de la ley 26061 toda vez que autoriza al personal policial a realizar tareas de protección social y custodia en casos de niños en estado de ebriedad o bajo el efecto de estupefacientes, otorgando competencias que la ley nacional sólo atribuye a los servicios de protección de derechos de infancia (artículos 4, 19, 27, 32). Conforme a los principios de protección integral de derechos que derivan de la CDN, en los casos de niños o adolescentes en situación de vulnerabilidad por ebriedad o consumo de tóxicos es la política social y no el órgano policial el competente directo en la intervención.

• Los artículos 77 y 78 de la proyectada reforma al Código Contravencional son violatorios del principio de legalidad al establecer sanciones frente a determinadas conductas tales como "el que intimide u hostigue de modo amenazante o maltrate verbal o físicamente a otro, en lugar público (...) el que apedree, deteriore o cause un perjuicio cualquiera (...) el que en lugares públicos... fije carteles o estampas (...)". Estas descripciones son genéricas, de texturas hermenéuticas abiertas, cuya evaluación queda librada a las fuerzas de seguridad. En reiteradas oportunidades se ha señalado que este tipo de descripciones resulta en una casuística descriptiva hostil al principio de legalidad y máxima taxatividad frente a personas menores de 18 años. El imperio de la legalidad en este delicado campo de las relaciones entre niños, niñas y adolescentes y el Estado debe estar basado en un juego justo, anterior y limpio (ajeno a toda ambigüedad, vaguedad y discrecionalidades, como por lo general son las figuras contravencionales).

No podemos dejar de mencionar que el gobierno de la provincia de Buenos Aires envió, en el 2010, a la Legislatura un proyecto de Código Contravencional muy similar al que ahora se propone en Río Negro, el que generó polémicas de todo tipo y rechazos de todo el arco social, político y de los derechos humanos y, finalmente, de la propia Legislatura. El respeto a los derechos humanos y la adaptación de los regímenes locales a los estándares y convenciones es fundamental para afianzar la vigencia del orden democrático. Para APP, Río Negro debería mantener coherencia legislativa con los instrumentos convencionales, sin dar un paso atrás en una materia tan delicada como la de la niñez y adolescencia.

Si Río Negro adopta la decisión política de reformar el régimen contravencional, que hasta la fecha constituye una verdadera asignatura pendiente de la democracia, como rémora del pasado, debe hacerse con responsabilidad y seriedad y no a costa de las personas más vulnerables de la sociedad, como es el caso de los niños, niñas y adolescentes.

(*) Organización no gubernamental integrada por jueces, fiscales, defensores oficiales, letrados particulares, funcionarios judiciales, profesores universitarios y estudiantes de Derecho. info@pensamientopenal.com.ar

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

CALSA: El conflicto que no termina

ANRED

El conflicto por los 60 despidos en la panificadora Calsa del parque industrial de Lanús Este, continúa ante la "intransigencia patronal". Luego que finalizó la conciliación obligatoria y tras varias audiencias en el Ministerio de Trabajo bonaerense, la empresa se niega a reincorporar a todos los despedidos, con la intención de retomar a una parte, dejando a 22 trabajadores en la calle.

CALSA es una empresa multinacional perteneciente al grupo ABF, que tiene una planta en Lanús, provincia de Buenos Aires. Allí despidió a 60 trabajadores. La intervención del Ministerio de Trabajo propuso una conciliación que "no fue respetada", según denunciaron en su momento los trabajadores.

"Nuevamente nos vemos forzados a ir al paro por la desidia de la empresa Calsa, que pretende sostener obstinadamente los despidos masivos de los que venimos siendo víctimas. Ofreció reincorporar una parte para buscar dividirnos, pero porque todos entendemos que el único trasfondo de esto es destruir todo intento de organización dentro de la fábrica, decidimos mantener firme el mandato de la asamblea en su lucha por TODAS las reincorporaciones" afirman en un comunicado los obreros.

En seis meses, este es el cuarto paro por tiempo indeterminado que realizan los trabajadores, "contra la actitud hostil de una empresa que no cesó en su ataque, aun en conciliación obligatoria, con apercibimientos, suspensiones, amenazas de más despidos, circulares internas responsabilizándonos de los problemas ocasionados por esta situación, intimidaciones de compañeros que fueron llamados a sus casas por gerentes de la firma", entre otras cuestiones que denuncian.

El conflicto continúa y los trabajadores esperan una resolución favorable, y que la empresa encare problemas como la seguridad e higiene, "en vez de atacar a aquellos que la sostienen todos los días", concluyen.

Más información en: Calsa en lucha

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Son "tiempos de paz" entre Bolivia y Chile, dice vicecanciller boliviano

XINHUA

El vicecanciller boliviano Juan Carlos Alurrualde, de visita no oficial en Chile, declaró anoche que "son tiempos de paz para nuestros pueblos en que tenemos que saber reconocer que hay temas pendientes, pero que tenemos toda la voluntad de superarlos".

Alurrualde viajó esta tarde a Santiago para presentar a nueva cónsul de Bolivia, María Magdalena Cajías.

A su juicio, "son los tiempos de la diplomacia por la vida, no son los tiempos de la diplomacia de la confrontación, no son los tiempos de la diplomacia del miedo y eso es lo que hemos venido a decir ahora".

Consultado sobre los dichos del canciller chileno Heraldo Muñoz sobre las "puertas cerradas" para negociar una salida soberna al mar, Alurrualde aseguró: "El tema de la demanda boliviana tiene una jurisdicción, un espacio, procedimiento y tiene actores y es allí donde se va a tomar las definiciones, las decisiones y es allí el espacio donde se va a debatir y definir estos detalles".

Se refería a la demanda marítima que ha presentado su país en la Corte Internacional de La Haya para obligar a Chile a negociar "de buena fe" una salida soberana al mar para Bolivia.

Precisó que la misión que le encomendó el presidente Evo Morales era presentar a la cónsul en Chile y descartó por el momento reunirse con alguna autoridad chilena.

Por su parte, la cónsul boliviana Magdalena Cajías afirmó que "Chile está en mi corazón", indicando que al gobierno boliviano lo inspira un "espíritu de integración entre países y entre pueblos (...) no sólo discursivo".

Explicó que su misión será trabajar por el "estrechamiento de las relaciones" entre Chile y Bolivia.

"A este país hermano le tengo mucho cariño y a él me ligan muchas cosas. Hace muchos años que participo en una reunión anual o bianual que se realiza entre historiadores chileno-bolivianos", explicó la nueva cónsul, quien fue ministra de Educación y Cultura de su país.

"Como latinoamericana he estado pendiente -y como historiadora también-de todo lo que este pueblo le ha dado a Latinoamérica, le ha dado al mundo, como su experiencia, sus luchas, sus propias expectativas de transformación de la sociedad", dijo la funcionaria boliviana.

Destacó además que a Bolivia la inspira un "espíritu, una filosofía que guía nuestro gobierno, de integración, de solidaridad de los pueblos".

"Creo que mi presencia aquí trae justamente ese mensaje, que no es solamente con aquellos pueblos con los que establecemos relaciones de manera oficial, de Estado-Estado, sino también entre pueblos", apuntó Cajías.

"Mi misión aquí va a ser incentivar, profundizar el relacionamiento entre bolivianos y chilenos de todos los sectores (...) Fundamentalmente lo que buscamos es establecer lazos, pero no simplemente discursivos, sino que trasciendan", dijo.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La mitad de los menores de edad mexicanos viven en la pobreza

PL

Al celebrarse hoy el Día de los niños mexicanos, se conoció que más de la mitad de esos 40 millones de menores de edad viven en pobreza.

Asimismo, de ellos, 4.7 millones se ubican en la pobreza extrema, resalta el diario La Jornada.

En las comunidades indígenas la circunstancia es particularmente alarmante, toda vez que ocho de cada 10 menores de 17 años viven en pobreza, mientras uno de cada tres se encuentra en situación extrema.

El diario reseña esas cifras contenidas en un informe elaborado en forma conjunta por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Es significativo que la pobreza es más acentuada entre la población infantil que en el conjunto de la sociedad.

El comentario de La Jornada añade que los datos contenidos en el documento Pobreza y derechos sociales de niños, niñas y adolescentes en México 2010-2012, ponen en evidencia las consecuencias de la política económica impuesta en el país hace tres décadas.

Los lineamientos económicos oficiales han impulsado, durante los gobiernos del ciclo neoliberal, el crecimiento de la pobreza y de la desigualdad, continúa la nota del diario.

La urgencia de revertir las situaciones mencionadas salta a la vista. No puede haber un plan mínimamente viable de desarrollo con esos intolerables porcentajes de pobreza y con semejante inequidad educativa, señala el texto.

Un sentido básico de nación tendría que llevar a la clase política en su conjunto a considerar que si los adultos del futuro próximo crecen hoy como niños y adolescentes pobres y sin posibilidades reales de recibir una educación de calidad, no habrá manera de sacar al país del pronunciado declive en el que se encuentra.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.