jueves, 29 de mayo de 2014

Las elecciones europeas

Gustavo Montenegro (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

Con la bancarrota capitalista como telón de fondo, las elecciones del Parlamento de la Unión Europea del 25 de mayo arrojaron resultados políticos que aseguran nuevas crisis políticas.

Las elecciones europeas no podían dejar de traducir a su modo la bancarrota capitalista en la cual se hunde la vieja Europa. Sólo en el cuadro de la crisis puede entenderse que los europeístas” hayan celebrado que su retroceso electoral o la abstención no hayan sido aún mayores. La abstención, que promedió casi el 57%, registró picos del 70 al 80% en Eslovaquia, Croacia, Hungría, Rumania y Polonia. El Partido Popular Europeo y la socialdemocracia conservan la mayoría de las bancas de la Eurocámara a costa de un derrumbe electoral. En muchos países, la combinación del retroceso electoral y la abstención masiva arrojan como resultado un respaldo a los gobiernos de turno que apenas supera el 10% del padrón electoral. Este derrumbe atiza los reclamos de elecciones adelantadas. También ha puesto en debate la posibilidad de “una gran coalición a la alemana”. Es lo que pidió hace poco Felipe González para España. En Grecia, sin embargo, el gobierno de unidad nacional no detuvo la crisis económica ni logró impedir el triunfo de Syriza. Una futura coalición, en Grecia, deberá incluir a la misma Syriza.

El fascismo

El triunfo de Le Pen en Francia, sumado al crecimiento de fuerzas derechistas en otros países, llevó a Bruselas a agitar el fantasma del fascismo, en especial por el avance del Ukip en el Reino Unido. Estas corrientes agitan la bandera de la disolución de la Unión Europea. En este sentido, son la avanzada de un sector de la burguesía y de masas crecientes de la pequeña burguesía, quienes reclaman salir de la crisis por medio de una devaluación de la moneda y un dique a la colonización industrial por parte de Alemania, a la vez que agitan el chovinismo contra los inmigrantes. Contradictoriamente, en el país donde esta presión es mayor, Italia, el partido del ajuste, el oficialista Democrático, ha recogido una votación alta inesperada, aunque dentro de la tendencia a la abstención y el hundimiento de Berlusconi.

El triunfo del Frente Nacional en Francia ha sido contundente. Del 6,3% de los sufragios en las europeas de 2009 y 3 diputados, ahora lograría entre 23 y 25 escaños del total de 74 que están en juego en Francia. El primer ministro Valls calificó a los resultados como un terremoto y Le Pen aseguró que “Los resultados representan el colapso del Partido Socialista y de la Unión por una Mayoría Popular”. Pidió también elecciones adelantadas. Le Pen prometió un referendo sobre el euro y la UE, así como también combatir a la inmigración. Le Pen ha convertido al laicismo en una bandera de la reacción -una tradición “republicana” en Francia, que instauró el laicismo después de masacrar a los comuneros de París. Plantea un referéndum para la salida del euro. También ha sido contundente el triunfo del Ukip en el Reino Unido, que arrebata una parte del voto obrero del laborismo. Ukip, Partido de la Independencia del Reino Unido, plantea la salida de la UE, “un monstruo tecnocrático que sirve a los intereses de la banca” (Rtve, 22/4), y detener la política de “puertas abiertas” en materia inmigratoria. Los independentistas del SNP -que reclaman la independencia de Escocia, pero con Reina y libra esterlina adentro- se quedaron con tres bancas.

Las dos expresiones más sobresalientes de la derecha están enfrentadas. Le Pen se e lleva de los pelos con el Ukip británico, que considera “infrecuentable” al Frente National. Amanecer Dorado, el Jobbik húngaro y otros grupos expresan a un sector aún marginal. Le Pen no podrá armar un bloque propio en la Eurocámara, que requiere 25 escaños con representación de al menos siete países. Su aliado en Eslovaquia no logró ingresar; el derechista PVV holandés retrocedió y otros grupos de este arco marcaron el paso. El fascismo deberá esperar a que la UE se disuelva primero, para servir como recurso viable para el capital después. El desafío para el “centro” no viene del fascismo (ni de la izquierda), sino de la agudización de la crisis y de una irrupción inevitable de las masas.

Izquierda

¿Qué expresan los resultados electorales de la izquierda o de distintos movimientos sociales? En Grecia, la democratizante Syriza ganó las elecciones con el 27%, y hundió en la marginalidad política al “socialista” Pasok, aunque su victoria no ha sido tan categórica como algunos preveían.

El bloque democratizante del Partido de la Izquierda Europea registró progresos en España (Izquierda Unida), donde avanzaron varias fuerzas de filiación izquierdista. No logró crecer, sin embargo, en Alemania (Die Linke) ni en Francia (Frente de Izquierda) y se desplomó en Portugal. A Izquierda Unida la afecta el gran resultado de Podemos, una fuerza que encuentra sus raíces en el movimiento de indignados y que centró sus críticas en el bipartidismo. Cosechó varios diputados y desplazó (con más del 10%) a IU del tercer puesto en Madrid.

Los registros políticos que arrojan las euroelecciones devuelven la pelota al terreno nacional, donde los resultados abren numerosas crisis políticas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ocaso sindical en Estados Unidos

Manuel E. Yepe (especial para ARGENPRESS.info)

En Latinoamérica es común que la gente piense que los acuerdos de libre comercio que durante años los gobernantes de Estados Unidos han tratado de imponerles cual “ley del embudo”, perjudican a los latinoamericanos y caribeños en beneficio de los estadounidenses.

Pero la realidad difiere de esta consideración tan simple. Estos engendros neoliberales entre países pobres -eufemísticamente llamados “en vías de desarrollo”- y naciones ricas tecnológicamente desarrolladas, perjudican a los pueblos de ambos grupos de naciones en beneficio de una pocas grandes corporaciones del Norte y algún que otro oligarca o potentado local en el Sur.

Hace treinta años, el aplaudido cantante estadounidense Bob Dylan popularizó una canción titulada "Ocaso Sindical" (“Union Sundown”, en inglés) que ahora parece algo así como una profecía musicalizada.

Aquella canción provocó comentarios inyectados de mucho odio en críticos afines al “establishment”, afiliados a la ideología neo liberal que entonces empezaba a apoderarse de Estados Unidos con una obsesión sin freno por convertir todo en mercancía y lograr ganancias por encima de todo.

En la década de 1980 comenzaron a escasear los empleos en Norteamérica y a reducirse a escombros industrias que alguna vez habían sido modelos y envidia de la economía mundial. Pero fue en 1983, que los efectos negativos de la globalización y el libre comercio empezaron a manifestarse en la economía doméstica estadounidense. Cientos de centros de trabajo se desplazaban a otros países, sobre todo de Asia, en busca de trabajo asalariado más barato. Una economía de menores salarios, crecimiento del desempleo y extensión de prácticas anti sindicalistas pasó a encabezar la agenda de problemas de los trabajadores de Estados Unidos.

Con el tratado de libre comercio en América del norte (TLCAN), 10 años más tarde, se aceleró la pérdida de empleos y el deterioro de las condiciones de trabajo a causa de la globalización neoliberal haciendo aún más comprensible y preciso el texto de canción de Dylan.

El TLCAN desplazó a los trabajadores en ambos lados de la frontera México-Estados Unidos, deprimió los salarios, debilitó los sindicatos y fijo los términos de la economía neoliberal global.

El TLCAN causó la pérdida de 700.000 empleos en empresas que trasladaron su producción a México, donde la mano de obra era peor remunerada; fortaleció la capacidad de los patrones en Estados Unidos para obligar a los obreros a aceptar menores salarios y beneficios; extrajo de la agricultura a millones de trabajadores mexicanos y sus familias enviándoles al sector de pequeños negocios en el que no pueden competir con la inundación de productos - a menudo subsidiados - de Estados Unidos y, lo más importante, delineó las reglas de la nueva economía globalizada emergente, donde los beneficios fluyen hacia el capital y los costos a la mano de obra.

La lírica de Dylan no se limitó a denunciar la trágica caída del protagonismo económico, la productividad básica y el empleo en Estados Unidos, criticó la mercantilización de las cosas -naturaleza incluida-, el estado de la economía, la dictadura burocrática y la suplantación de gobiernos por monopolios.

La letra de sus canciones no criticaba solamente a halcones corporativos y al rabioso libre comercio. La debilidad e impotencia de los grandes sindicatos fueron también objeto de su crítica. La disminución gradual del peso relativo de los sectores de la industria con los que se asociaron estas organizaciones obreras, unida a los ataques contra los derechos de los obreros a la afiliación sindical y la negociación colectiva han reducido la influencia de los sindicatos en la economía, que venía mermando sin cesar desde la década de 1970 por estas mismas razones que ahora se han multiplicado.

Solo el 9% de la población en edad laboral de Estados Unidos está sindicalizada. En el sector privado es menos del 8%.

La última estrofa de “Union Sundown”, resume la naturaleza de las controversias económicas y civiles en el ámbito norteamericano de 1983: "la democracia no gobierna al mundo/métete esto en la cabeza/este mundo está gobernado por la violencia/pero supongo que es mejor ni hablar de eso".

Para Dylan, la democracia, tal como la concebimos, no es más que una farsa. La democracia que existe en la mente de la mayoría de los estadounidenses simplemente no existe.

Por eso, no hay que suponer que los efectos negativos de los tratados de integración entre países pobres y ricos, benefician a todos los ciudadanos de los países ricos y perjudican a todos en los países pobres. En verdad benefician a los más ricos de ambos bandos y perjudican a todos los demás. En las relaciones internacionales capitalistas es siempre así.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Neuquén, el avance no convencional de Shell

OPSUR

Fragmento de la investigación presentada en la Asamblea de Accionistas de Shell en La Haya, Holanda.

Radicada en Argentina desde 1914, Shell es una de las empresas hidrocarburíferas con mayor historia en el país. Concentrada principalmente en la refinación y comercialización, controla una de las plantas más importantes, ubicada en el Polo Petroquímico Dock Sud, Buenos Aires, y más de 300 estaciones de servicio dispersas por el país. En los últimos dos años cambió su estrategia empresarial al focalizar su interés también sobre la extracción de hidrocarburos, específicamente la formación shale Vaca Muerta, en la provincia del Neuquén. Si bien contaba con participación en áreas gasíferas del norte del país, con las inversiones realizadas a fines de 2011 sobre la ventana petrolera, Shell espera constituirse como una empresa integrada: con presencia en las etapas de producción, refinación y distribución. Pero este objetivo intenta lograrlo mediante la expansión sobre regiones dedicadas a la producción fruto-vitivinícola y economías campesinas, además áreas protegidas.

La vocación de la compañía sobre el shale en la Argentina forma parte de una estrategia global de asegurar recursos no convencionales (Heinrich Böll Stiftung, 2011). En este sentido, Shell ha iniciado proyectos en Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Argelia, Egipto, China, Australia y Ucrania, entre otros. En paralelo, ha financiado centros de investigación, tanto en Europa como en Estados Unidos, que buscan refutar las críticas a la fractura hidráulica y fundamentar la ‘seguridad’ de esa técnica (Platform, 2013).

En la Argentina, Shell, cuya presencia era prácticamente nula en territorio patagónico, se expandió de manera exponencial a partir de fines de 2011, cuando surgen las primeras noticias sobre el potencial de Vaca Muerta. Desde ese momento ha logrado participaciones en 5 concesiones exploratorias (que totalizan unos 1000 km²) donde, hasta el momento, se han perforado y fracturado 11 pozos. Los buenos resultados obtenidos motivaron que la compañía anunciase que triplicará su inversión en shale en 2014; cifra que asciende a los US$ 500 millones (Bloomberg, 10/12/2013). Shell se convirtió así en un actor central en el yacimiento, pero el destino de esos fondos y la vocación en general de la empresa es una incógnita.

Asimismo, es importante notar que Gas y Petróleo de Neuquén (GyP) es la titular de las nuevas concesiones a las que accedió. La firma de contratos con Shell y otras operadoras, por parte de la empresa petrolera de la provincia, se hace sin información y sin licitación pública, por lo que las condiciones y el alcance de los acuerdos no son reveladas en su totalidad.

Tampoco Shell ha dado a conocer que dos de sus concesiones: Águila Mora y Rincón de las Cenizas, se superponen con áreas protegidas ni que Sierras Blancas, se extiende sobre tierras de uso agrícola, sin respetar a los productores tradicionales de la zona.

Sierras Blancas: Avance en tierras de vinos, frutas y ganado

Las áreas Cruz de Lorena y Sierras Blancas son vecinas de Loma Campana, bloque sobre el que se materializa el acuerdo YPF-Chevron y es presentado como el de mayor riqueza petrolera en el yacimiento. Sierras Blancas cuenta con mayor actividad (4 pozos fracturados hasta el momento) y afecta directamente al Municipio de San Patricio del Chañar, un sitio de avanzada para la industria hidrocarburífera. Según relata en su página web, el municipio se originó a fines de la década del ’60 en base a la actividad agrícola luego de la concreción de obras que permitieron poner sus tierras bajo riego, con bombeo desde el río Neuquén. En la actualidad prevalece la vitivinicultura y fruticultura. Pero estas actividades deberán dejar paso a la hidrocarburífera. En este sentido, la transformación que implica el cambio de vocación productiva hacia los hidrocarburos no convencionales (HNC) ha sido encarada por Shell al promocionar y financiar cursos de capacitación a través de su programa de Responsabilidad Social Empresaria. En ese marco, en convenio con el Municipio, desde 2013 se realiza un seminario para mejorar la empleabilidad en la industria petrolera de los residentes de la zona (La Mañana Neuquén, 17/12/2013).

Si bien Shell reconoce la preexistencia del sector vitivinícola, constituido por importantes empresarios locales, este reconocimiento no parece encontrar correlato en la relación con otros actores con actividades productivas preexistentes, como los puesteros criollos. En entrevistas realizadas con familias que tradicionalmente han hecho uso de la estepa para la cría de ganado menor, se ha denunciado la imposición y avance sin consideración ni consulta sobre sus campos. Uno de ellos, Ceferino Flores, cuya casa está levantada no muy lejos de los pozos, enumeró algunos de los problemas cotidianos que padece desde la llegada de Shell. “Nos abrieron varias picadas, el campo se tornó incontrolable, no sabemos quién entra y quién sale. De más de 5000 animales que teníamos cuando estaba mi papá en vida [hace unos años] pasamos a tener solamente 260 en actualidad”. Shell no desconoce la presencia de la familia, menciona su ubicación y actividad económica en los Informes Ambientales. Sin embargo, no establece ningún tipo de relación, compensación o mitigación por los daños producidos por la empresa. Al instalarse la industria se produce un proceso de desmonte por la ampliación de caminos, locaciones e infraestructura asociada (ductos, venteo, etc.). Esto aumenta la circulación de personas y polvo en suspensión, secando el monte aledaño y reduciendo la pastura disponible. En el caso concreto de los Flores, además se construyó una pileta para almacenar agua dulce provista por un tendido desde los acueductos de San Patricio del Chañar, antes utilizados para riego.

Según los Flores, a los desmontes hay que sumar las falencias operativas que se producen con el filtrado de la pileta hacia el suelo, el vertido de líquidos (desconocen su contenido) en los caminos por parte de los camiones cisterna al salir de los pozos y las visibles manchas hidrocarburos en las locaciones. Si bien manifiesta una voluntad de negociar un acuerdo con Shell, marca la falta de diálogo que se ha dado con la empresa y los pocos beneficios obtenidos frente a las necesidades básicas insatisfechas, como es el acceso al agua segura y electricidad, principalmente; aun cuando la empresa ha desplegado esos servicios por las cercanías de su casa.

Las conversaciones entre puesteros y Shell se realizan sin intervención del Estado. Los pobladores sostienen que ningún funcionario se hizo presente en el área. Los expedientes sobre los primeros pozos confirman estos dichos al evidenciar una sola recorrida de los inspectores de la Subsecretaría de Ambiente por el área durante todo el proceso.

La producción de vides y frutas de San Patricio del Chañar se desarrolló en el marco de una estrategia de diversificación productiva de la provincia. Por otro lado, el avance sobre regiones de economía de subsistencia compromete la soberanía alimentaria y la posibilidad de los pobladores de mantener sus fuentes de sustento. Si bien la empresa capacita para ingresar en la industria, esto se hace en función de sus necesidades y, teniendo en cuenta la escasa capacidad de la actividad para absorber mano de obra, la inserción de los pobladores a la industria será poco probable.

Informe ambiental, imprecisiones y errores

La imposición y arbitrariedad de Shell también se manifiesta a la hora de cumplir el marco regulatorio vigente. El Informe Ambiental (IA) presentado en enero de 2012(1) para el primer pozo del área Sierras Blancas sirve de ejemplo para analizar tanto el manejo empresarial como la poca fiscalización gubernamental. El documento ha sido dividido en dos etapas: perforación y fractura. Como informa el abogado especialista en derecho ambiental Juan Fittipaldi, esta práctica va en contra de lo estipulado por el marco jurídico vigente (artículo 12º de la ley General del Ambiente Nº 25.675), ya que los Informes únicamente podrán ser aprobados o rechazados en su totalidad (Río Negro, 5/01/2013). Más allá de la cuestión legal, ésta metodología agudiza el recurrente problema de visión parcializada, al desestimar una evaluación global, ya que se sostiene sobre modificaciones permanentes al plan original que, como veremos, se evidencia en los múltiples cambios e información contradictoria de la etapa de fractura.

Con respecto al IA, las observaciones de la Subsecretaría de Ambiente y la Dirección provincial de Recursos Hídricos apuntan a falta de documentación básica para desarrollar el proyecto. Entre las críticas de los órganos de control se destacan imprecisiones sobre la distribución y ubicación de instalaciones, lugar de origen de áridos y agua, metodología de gestión de residuos, datos sobre el pozo sumidero, falta de autorizaciones municipales y, relacionado a la fractura hidráulica, el volumen y forma de disponer el agua de retorno como también la falta de las hojas de seguridad de los productos químicos.

Shell, al responder, desestimó aportar mayores precisiones en muchos de los puntos señalados y reiteró lo ya dicho, a lo que la autoridad de aplicación accedió sin reparos. El ajuste a los requerimientos y normativa vigente tampoco se plasmó en el segundo pozo, presentado varios meses después de los señalamientos de la autoridad de aplicación.

Aún más, el grado de docilidad y permeabilidad del ámbito público a Shell se ejemplifica con estos pequeños ejemplos. Por un lado, contrario a toda legislación vigente, Shell notificó la realización de obras luego de concretarlas. Sin embargo, la Subsecretaría de Ambiente aprueba los nuevos planes y aclara que “para futuras presentaciones se solicita se adjunten las modificaciones antes de la realización de las tareas” (Ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, 2012: 34). Por otro, las dimensiones de la pileta para almacenar agua son distintas entre el Informe Ambiental presentado por Shell, en agosto 2012, y las registradas por la Subsecretaría de Ambiente en el Acta de Inspección de octubre del mismo año. Esta diferencia no es notada por la autoridad de aplicación y ninguna medida fue tomada en consecuencia.

Fractura hidráulica, muchos métodos, un fin

Con respecto a la fractura hidráulica, el IA del primer pozo en Sierras Blancas establece que la formación Vaca Muerta será perforada horizontalmente, pero no ofrece precisiones acabadas ni completas e, incluso, incurre en contradicciones. Sobre el agua dice que “se utilizará una empresa de servicios para bombear los trabajos de la fractura, los cuales normalmente utilizan alrededor de 3000 m3 de agua” por fractura (folio 22). Dos páginas después, en el folio 24, se lee que “la cantidad de agua a utilizar es de aproximadamente 4000 m3” por fractura, es decir un millón de litros más que lo señalado unos párrafos antes. Estas imprecisiones son acompañadas por omisiones. El informe realizado por la Dirección de Evaluación Ambiental de la Actividad Hidrocarburífera, adjunto en el expediente del primer pozo, le solicita a Shell, como uno de los requisitos de aprobación del IA, la hoja de seguridad de los productos utilizados para la fractura (30/03/2012). En respuesta a esa solicitud, la empresa aduce que “los productos a utilizar dependen del tipo de agua a utilizar para la fractura. Dicha calidad de agua no está aún definida, y los detalles serán presentados como adenda a este expediente previo al inicio de la etapa de fractura” (O&G Developments, 07/06/2012). En este sentido, Shell aclara que “las especificaciones técnicas de los equipos y las herramientas a utilizar dependerán del contratista de perforación finalmente seleccionado” (folio 20), por lo que se desentiende sobre ese asunto si bien es el operador del área.

Misma práctica se evidencia con respecto al agua de retorno o flowback. La Dirección de Recursos Hídricos subraya que “no se aclara la ubicación del pozo sumidero ni si se cuenta con la autorización correspondiente y no corresponde con lo declarado en reuniones previas donde se indica que los efluentes serán derivados a piletas de evaporación”. En su respuesta, Shell señala como respuesta que “en una primera etapa, el agua de retorno (flowback) no se dispondrá en pozo sumidero. La misma será retirada del área, transportada, tratada y dispuesta por empresas habilitadas. Las empresas que se convocarán para realizar este servicio son: Idarsa, Comarsa y Transecológica. Se estima un volumen de agua de retorno de entre el 15% y el 40% del agua utilizada para la etapa de fractura hidráulica. Detalles más específicos de dicha etapa, como también de la etapa de testing y producción, serán presentados como adenda a este expediente previo al inicio de dichas etapa” (O&G Developments 07/06/2012). En este sentido, esquiva nuevamente dar detalles sobre, entre otras cosas, las cantidades y productos químicos a utilizar.

Pero las confusiones continúan. En la adenda del segundo pozo, en vista de los señalamientos de la autoridad de aplicación, se incluye un ‘plan de manejo de residuos’, elaborado por Schlumberger, que da detalles distintos sobre el proceso de fractura hidráulica y flowback. Mientras la primera parte, Plan de Manejo de Residuos, alcanza a las áreas Sierras Blancas y Águila Mora, en la segunda, Tratamiento del Agua de Flujo de Retorno, esto se extiende también al área Cruz de Lorena; por lo que no queda claro qué se pretende abordar ni para qué se informa este tipo de planes. En este segundo capítulo, se especifica que se utilizarán 6 millones y medio de litros de agua dulce por pozo (con cinco fracturas) y habrá un retorno del 30% (casi dos millones de litros). A partir de los resultados de los primeros pozos, el objetivo será la reutilización (para nuevas fracturas) del agua de retorno a partir de un sistema de filtrado en la misma área (no se especifica) y aquello que no pueda ser recuperado, alojado temporariamente en “tanques auxiliares abiertos”, y luego inyectado en pozo sumidero (no se detalla). Sin embargo, los procedimientos son contradictorios entre sí: hojas antes establece que “si la compañía decide no reutilizar el agua de retorno de fractura, Transporte Peduzzi puede transportarla a Comarsa para su tratamiento y disposición final” (foja: 30). Por último, menciona que a la pileta instalada en Sierras Blancas se le aplicará un biocida (no se especifica cuál ni en qué volúmenes) a fin de homogeneizar y evitar el crecimiento biológico.

También en Auca Mahuida

Al igual que la francesa Total, las perforaciones de no convencionales de Shell comprometen el Área Natural Protegida Auca Mahuida. A la fecha, la compañía ha perforado tres pozos no convencionales en el área Águila Mora, mientras otras tres locaciones se encuentran en proceso de construcción. Un avance que se produce sobre una región que no contaba con antecedentes de actividad hidrocarburífera. Los pozos se encuentran en las inmediaciones de los límites actuales del Área Natural Protegida pero, de aprobarse el Plan General de Manejo, quedarían en su interior e, incluso, el primero, sobre ‘zona intangible’. Ésta región es la más importante en términos de conservación de acuerdo a la zonificación establecida en el Plan de Manejo que, si bien nunca fue aprobado, los trabajadores Dirección de Áreas Naturales Protegidas toman como su reglamento.

Notas:
1) Las menciones al Informe Ambiental del primer pozo realizado por la subsidiaria de Shell en Sierras Blancas, los comentarios y cuestionamientos oficiales, y las adendas o respuestas de la compañía fueron recuperados de: Provincia de Neuquén. Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible (2012). Expediente N⁰ 5390-000085-12 (Pozo O&G.Nq.SB.x-1001h – Yacimiento Sierras Blancas).

Fuentes:
- Bloomberg (Pablo González y Daniel Cancel), 10/12/2013: Shell to Triple Argentine Shale Spending as Winds Change.
- Heinrich Böll Stiftung et al. (2011). Marginal Oil. What is driving oil companies dirtier and deeper?
- La Mañana Neuquén, 17/12/2013: El CEO de Shell se reunió con Sapag.
- Platform (2013). Shell. Global mega-frackers.
- Provincia de Neuquén. Subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible (2012). Expediente N⁰ 5390-000085-12 (Pozo O&G.Nq.SB.x-1001h – Yacimiento Sierras Blancas).
- Río Negro (Juan Fittipaldi), 05/01/2013: Auca Mahuida, un retroceso de 16 años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crónica: Noticias con patrón sobre la precarización

LAVACA

El legendario diario Crónica, fundado por Héctor Ricardo García, se ha convertido en un símbolo de la precarización laboral en el periodismo. Las maniobras para eludir los derechos que amparan a este oficio y a la organización gremial de sus trabajadores. La llegada al mercado argentino de una nueva forma de plantear la producción de las noticias, que ya fracasó en el mundo entero.



Una alfombra gris se extiende a lo largo de toda la sala y salvo por el guardia de seguridad, que está ocupado con su celular, el orden de las cosas no parece estar como corresponde: donde debería haber ventanas hay televisores, donde debería haber personas hay sillas vacías e hileras de computadoras apagadas.

Al fondo aparecen por fin las primeras almas. Cuento: son siete en un lugar para setenta y cinco. Algunos se paran a saludar y aprovechan para hablar entre ellos, siempre en voz baja, con tono confidencial y mirando de refilón para verificar que nadie los está escuchando, aunque todo se escucha fuerte en este primer piso de la calle Bartolomé Mitre 760, donde aparentemente funciona un diario y donde siete periodistas, en medio del gris y del vacío, se preguntan a escondidas qué va a ser de su futuro.

Flashback

El 29 de julio de 1963, a las cuatro de la tarde, salió a la luz Crónica, el diario que en poco tiempo se convertiría en paradigma del periodismo gráfico popular, siendo el de mayor venta de habla hispana- más de 600.000 ejemplares por día- y el único en el país, al momento de su salida, que publicaba tres ediciones diarias. Crónica se distinguió de los diarios de la época gracias a un estilo propio y original, caracterizado por los títulos sensacionalistas, el impacto fotográfico y el lugar central que ocupaban los casos policiales y las noticias de espectáculos. Un formato criticado en su momento pero que luego la mayoría de los diarios terminó adoptando.

De todos modos, Crónica fue mucho más que eso: fue el primer diario argentino en contar con un avión propio, lo que le permitió hacer coberturas exclusivas en el interior del país y, sobre todo, en el exterior, algo que ningún medio de la época podía hacer. Dos veces superó el millón de ejemplares vendidos: en la edición vespertina del miércoles 30 de octubre de 1974, con el título de tapa “Monzón y Susana se fueron juntos” (1.023.478) y el 26 de julio de 1978, luego de que la Selección Argentina de fútbol ganara el Mundial (1.057.858).

Crónica era el YouTube de los sesenta.

Los malos de la película

Los picos de venta del diario ocurrieron entre el 68 y el 73, y se redujeron abruptamente luego de que dos de sus competidores, Clarín y La Nación, se apoderaran de Papel Prensa SA y monopolizaran de ese modo la distribución de papel, historia que merece un capítulo aparte.

Lo cierto es que Crónica se convirtió en el primer medio perjudicado por la monopolización de la distribución del insumo de papel: de las 1.500 toneladas que necesitaba para la tirada, Papel Prensa le entregaba solamente 300, lo que implicó que el diario redujera su tirada y saliera con menos páginas, perdiendo calidad y lectores. En menos de un año, Clarín pasó a vender 600.000 ejemplares y Crónica, 150.000.

Bonnie Tucker, redactor del Buenos Aires Herald, escribió en la edición del 27 de enero de 1969: “”Crónica” tiene éxito porque es un diario para el pueblo y se ocupa de cosas en las que el pueblo está interesado: deportes, carreras, crímenes, noticias gremiales y sensacionales. Tal es la confianza en el diario que tres asesinos fueron a la oficina de García a confesarle sus crímenes y luego se presentaron a la Policía. Ellos leían “Crónica” y García tiene un corto apellido español que es fácil de recordar”.

¿Quién es ese hombre de corto apellido español a quien los asesinos se acercaban para confesarle sus crímenes?

Detrás del fenómeno periodístico de “Crónica” está la historia de quien fuera su dueño y fundador, el fotógrafo y periodista Héctor Ricardo García: nuestro Citizen Kane.

Un fenómeno: García

“Muchachos: vamos a sacar un diario. Si en 29 días no camina, lo cierro; ustedes cobrarán su sueldo”.
Héctor Ricardo García

Autoproclamado miembro del “Partido Periodista”, García tuvo su primer contacto con el oficio a la edad de diez años como canillita, y hasta el día de hoy, con 81 años, se mantiene al frente de Crónica TV, aunque la señal ahora pertenece, como veremos más adelante, al Grupo Olmos.

Como empresario fue apoderado de:

Editorial Sarmiento SA. Editora de diario crónica Crónica, Así, Flash y Así es Boca
Señal LS83, Canal 11 (Teleonce)
Radio Colonia
El diario El Atlántico de Mar del Plata
El multiteatro “Estrellas”.
No mucho más puedo decir sobre su vida que no esté narrado con rigurosa precisión y sencillez en sus dos autobiografías: “Cien veces me quisieron matar” (Planeta, 1993) y “La culpa la tuve yo” (Planeta, 2012). En la primera, García despliega a lo largo de 326 páginas un recorrido por su vida con anécdotas y aventuras desde los años cincuenta, pasando por la dictadura, hasta la presidencia de Menem.

El 23 de enero de 1964 García voló a Madrid para entrevistar a un recién operado de próstata Juan Domingo Perón, sin saber si el General accedería a atenderlo. “Entendí que era la gran noticia, a la que la prensa nacional le asignaba insignificante espacio y decidí viajar”, dice García, que luego narra su encuentro ocurrido tres días después: “Llegué al tercer piso del sanatorio “Conesa” en la calle General Mola 88, me franqueó la puerta de la habitación 301 y enfrenté a la pareja: Perón lucía una bata marrón, zapatillas y tenía signos de cansancio; Isabel lo acicalaba para que apareciera lo mejor posible en las fotografías, que yo mismo obtuve”. Así es: el dueño de un diario cruzando el océano con una cámara de fotos en busca de esa noticia que nadie informaba.

Crónica, se jactaba García, era un diario hecho por auténticos periodistas.

Del mismo modo, García cuenta la historia detrás de uno de los títulos más emblemáticos de Crónica, que alguna vez Borges consideró de perfección literaria. El jefe de redacción del diario Democracia, Luís María Albamonte, luego de la muerte de Eva Perón había evitado durante dos semanas utilizar la palabra “muerte” en los títulos del diario. “Para mí Eva Perón nunca moriría, y por eso titulé siempre sin usar la palabra “muerte”, le decía Albamonte a García. “Esa idea quedó en mi memoria- cuenta García- y el día que murió Juan Perón, Crónica tituló su edición matutina con una sola palabra: “Murió”, sin nombrar al Presidente”.

Dedicada a Mickey Mouse, “el ratón que mantiene un imperio”, “La culpa la tuve yo” es una versión corregida y aumentada de “Cien veces…”. García retoma en este volumen las aventuras más espectaculares de su vida: su secuestro por parte del ERP, su cobertura a bordo del “Operativo Cóndor”, en el cual un grupo de militares nacionalistas secuestró un avión y desembarcó en las Malvinas para reclamar su soberanía. García narra también su incursión en Bolivia en busca del Che Guevara, la persecución que sufrió el diario y los canales de televisión por parte de López Rega y finalmente, su última gran derrota, que no es glamorosa y mucho menos épica, contra la AFIP.

La historia no tiene final feliz: en 2005 Héctor Ricardo García fue condenado a prisión domiciliaria en una causa por evasión fiscal y vendió todos sus medios, salvo Crónica TV. La condena la cumplió durante ocho meses en su casa, rodeado de su colección de muñecos de Mickey.

Una nueva causa contra García y seis integrantes de dos empresas subsidiaras de Sarmiento SA, Roppic y Servintsa, fue iniciada en abril de 2011. El fiscal Marcelo Agüero Vera pidió cinco años y ocho meses de prisión para García por evasión de 18 millones de pesos y por no realizar el pago de aportes previsionales a empleados de Crónica TV. El 27 de marzo de 2012 García y sus socios fueron absueltos.

La culpa, en fin, no la tuvo García.



Patrones

En 2005, Editorial Sarmiento S.A. -que tiene en su haber a Crónica y El Atlántico de Mar del Plata- fue comprada en un millón de dólares por el Grupo Olmos, dirigido por los hermanos mendocinos Alejandro y Raúl Olmos.

Los Olmos comenzaron a armar su imperio empresarial como gerenciadores de Forjar Salud, la obra social de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) a través de la firma Donignton S.A,y se hicieron fuertes al crear el fideicomiso que sirvió para afrontar el concurso de acreedores que sufría la obra social. Quedaron en sus manos más de 10 clínicas y sanatorios en todo el país.

Poseen también la prepaga BASA Salud, que funciona como servicio de otros sindicatos como empleados de la AFIP y del Ministerio de Economía.

Editorial Sarmiento fue el primer paso de su desembarco en el mundo de los medios. Hoy en día, ya tienen en su poder:

Diario BAE
Revista Democracia
Un tercio de Underground (productora que dirige Sebastián Ortega)
TVI (Televisión Interactiva), un sistema informativo en pantallas leds en las estaciones de trenes.
Participan de la gestión de Crónica TV, si bien oficialmente aún pertenece a García.
Algunos medios resaltan que los Olmos ya tienen las negociaciones cerradas para quedarse con Ámbito Financiero, aunque la operación no está confirmada.

La primera jugada de la gestión Olmos en Crónica fue en 2005, cuando decidieron hacer un ajuste de cuentas cerrando la edición vespertina del diario y echando repentinamente a 75 periodistas. Frente al reclamo de los trabajadores, veinte patovicas vestidos de negro y con borcegos intentaron frenar una asamblea dentro del diario y terminaron dándole una golpiza los asistentes.

Andrea Salmani, delegada suplente de la comisión interna del diario y ex secretaria general, trabaja hace veinte años como diagramadora de suplementos. Nos encontramos en una confitería de Avenida de Mayo al 600.

“En el año 2005 el diario entró en quiebra e hicimos una gran movilización al ministerio de Trabajo para que alguien se hiciera cargo de las 400 familias que dependían de esto. Ahí aparecieron los Olmos y se presentaron como la UOM. Enseguida empezaron con sus ajustes”, cuenta Andrea. (Pregunta aparte: ¿Qué hubiera pasado si los trabajadores de Crónica en vez de reclamar para que alguien se hiciera cargo del diario hubieran hecho lo que alguna vez se le ocurrió a obreros, empleados de hoteles, mozos o cocineros: hacerse cargo de la producción?).

Andrea: “Desde que llegaron hicieron lo mismo que ahora: se autotercerizan para pagar menos salarios. Te pagaban un tercio por trabajar en una tercerizada a nombre de ellos mismos. Con la golpiza de 2005 empezaron a mostrar su veta más peligrosa: una relación profunda con el aparato represivo, con la policía. Luego de la golpiza hicimos la denuncia y ellos ya habían hecho la denuncia por la agresión a patovicas. Se habían cortado a sí mismos para decir que estaban heridos”.

Partidos en dos

La última jugada de los Olmos empezó el lunes 17 de marzo de este año. Con la excusa de un corte de luz y una pretendida mudanza, la empresa separó la redacción en dos, enviando a la mitad de los trabajadores al nuevo edificio de la calle Combate de los Pozos 639 e impidiendo la entrada de la Comisión Interna. “La medida de los Olmos, además de una obvia práctica antisindical, encierra otros riesgos: los trabajadores fueron ‘invitados’ a firmar un traspaso de empresa y si no lo hacían, volvían a la redacción de Mitre 760. El plan es que el personal de Crónica ya no pertenezca a Editorial Sarmiento SA sino a una nueva firma llamada Aconcagua SA, de la que poco y nada se sabe”, informan los delegados.

Lo mismo ocurrió con el periódico BAE, también propiedad de los Olmos: el 70% de la redacción fue mudada a este nuevo edificio.

Queda entonces el siguiente panorama: Crónica está dividido en dos redacciones. Una, en Bartolomé Mitre 760, donde quedan solamente 35 trabajadores, entre los cuales están todos los miembros de la Comisión Interna. La otra, en Combate de los Pozos 639, en donde los unieron con periodistas de BAE y fueron incitados a firmar un nuevo contrato para formar parte de Aconcagua, empresa que legalmente no pertenece a los hermanos Olmos aunque figura como socio fundador Antonio Ciaffa, un hombre cercano a ellos.

¿Por qué un cambio de redacción? ¿Por qué un cambio de razón social?

Ana Laura Tornaquindici, delegada de Diario Bae, explica el por qué de esta curiosa maniobra: ”Esto es una especie de autotercerización, porque las otras dos empresas que antes manejaban Crónica y BAE siguen funcionando. Es, también, una maniobra antisindical, porque ninguna de las comisiones internas ni los delegados estamos en esta nueva razón social, pertenecemos a las dos anteriores. Por lo tanto los trabajadores de Aconcagua S.A no tienen representación gremial”.

Andrea: “A eso le suman el intento de montar una comisión interna pro patronal, si bien algunos se resistieron, lograron cooptar a un sector de trabajadores que se convirtieron en voceros de la empresa”.

Lo cierto es que la mudanza y el cambio de razón social son el velo de una jugada aún más osada: el plan de Convergencia.



La convergencia

La convergencia es un modo de organización de la producción y el trabajo en el cual, a nivel tecnológico, confluyen diferentes plataformas y sistemas de comunicación y, a nivel laboral, genera la figura del “trabajador multitarea”. Este modelo de trabajo ya se había aplicado durante el neoliberalismo y si bien es cierto que el periodismo debe reinventarse a través de las nuevas tecnologías, la convergencia implica un proceso de precarización laboral y recorte de personal en pos de “maximizar ganancias y optimizar recursos”. El diario Clarín ya inició esta reestructuración del trabajo y posiblemente todos los diarios comerciales sigan el mismo camino.

Si antes un periodista escribía en un diario, otro escribía para la web y otro sacaba fotos, con el plan de convergencia un solo trabajador realizará los tres trabajos para los tres soportes sin saberlo de antemano.

Andrea: “Ya no te golpean con patovicas, ahora son más sutiles. Lograron cooptar a un sector de jefes, diciéndole que hay crecer y que para eso hace falta cambiar la modalidad de trabajo. Los jefes te dicen que el estatuto y el convenio son muy viejos, que no los cumple nadie, y que la comisión interna es una traba a todo esto”.

“Mientras tanto, unos pocos quedamos en la vieja redacción, donde no hay ningún jefe. No nos van a echar porque saben que se generaría un conflicto muy grande. Lo que hacen es congelarnos y darnos el mínimo trabajo. Apuestan al desgaste”.

Llamé a la nueva redacción de Crónica para hablar con algún allegado a la empresa sobre el proceso de convergencia. Me atendió uno de los jefes. “Tengo que hablar con alguien de arriba a ver si estoy autorizado”, respondió. Finalmente, luego de insistir, pudimos hablar con una persona cercana a la empresa. Pidió que no aparecieran su nombre ni su cargo.

-¿Puede explicarnos qué es la convergencia?

- Es algo que se da dentro de un proceso de transformación del periodismo a nivel mundial . Tenemos que tener periodistas que escriban en la web, en las redes sociales y que participen en TV. Mientras se respete el horario de trabajo y las características de su trabajo, no debería haber problemas. No creemos que el negocio del papel vaya a morir, pero sí que se va a reducir, entonces tenemos que adaptarnos a otras plataformas.

El Estatuto del Periodista ha quedado desactualizado, es del ’75. Yo no quiero que el periodista pierda sus posiciones de trabajo, las seis horas diarias, vacaciones y otros beneficios. Pero hay que aggiornarse. No puede ser que solo escriba en papel. No existe más. El mundo cambió y va hacia otro lado. Estamos convencidos de que esto es el futuro y se va a aplicar en todos los medios. Es inevitable.

- ¿Por qué la mudanza y el cambio de razón social se dio de un modo tan repentino?

- Fue fortuito: hubo un corte de luz y nos fuimos a la nueva redacción que todavía no estaba terminada. De paso, aceleramos el proceso de mudanza y fuimos traspasando al personal. Lo que notamos es que hay una resistencia de un grupo, conformado básicamente por la gente de la Comisión Interna. Y como la empresa decidió llevar adelante este proyecto, todos aquellos que no tienen problema en la convergencia pasaron a una nueva razón social y los que no, siguen haciendo productos en la redacción de Mitre.

- Los trabajadores denuncian que esta es una maniobra antisindical.

- No hay conflicto ni persecución porque no hay despidos. No hay nada raro ni oscuro. La empresa decidió adoptar este modo de trabajo y para los que no están de acuerdo, optamos porque sigan trabajando con la vieja modalidad. No está bueno que si se aplica la convergencia haya periodistas que no estén de acuerdo. Que se queden allá. La idea es mantener la doble redacción, generando productos desde las dos.

- Los trabajadores denuncian que fueron agredidos e intimidados por patovicas ligados a los Olmos.

- Eso que denuncian de los patovicas y aprietes no lo vi. Sé que dijeron que estaban pegando carteles en la zona de Palermo, alejada a las redacciones, pero no tengo idea.

-¿Vos estabas cuando ocurrió algo similar en 2005?

-Sí, pero no tengo nada para decir y es un episodio que prefiero dejar atrás. Además, ellos son los que insultan, agreden en las redes sociales, y después se quejan de los patovas. Se la pasan agrediendo. Al que piensa distinto a ellos lo agreden. Esta gente cuestiona mucho a los dueños porque en realidad se resiste a los cambios. Todavía hay algunos que siguen hablando de “la patronal” ¿Podés creer?. En realidad el patrón es el dueño que te contrata y te da trabajo, no conviene no tener buena relación. Y como trabajador, no entiendo a la gente que cree que tiene asegurado su puesto de trabajo in eterno. ¿El dueño no lo puede echar o decirle que trabaja mal? El dueño también tiene la potestad de pedirte que te vayas. Acá se confunden y se creen que hay que defender puestos de trabajo para siempre. El empresario y el dueño no es mi enemigo, me da trabajo y me paga el sueldo. ¿Cómo va a ser mi enemigo si a él le pido aumentos y mejores condiciones de trabajo? Entonces: en vez de insultar a los Olmos, mejor que se vayan. Si no estás conforme, mejor que te vayas. Si decís que los Olmos son unos hijos de puta, mejor que te vayas. Es lo mismo que tengas una señora que te limpie la casa y que esa señora te ande puteando en los pasillos. Obviamente, no la vas a querer más.

Andrea: “Hay un modelo de gestión que tiene que ver con un fórmula: yo no tengo periodistas, tengo soldados, los soldados defienden a la empresa y los que no hacen los que yo digo, se quedan afuera. Es muy difícil que en lugares donde existen este tipo de presiones y amenazas, un periodista pueda ejercer con tranquilidad su oficio”.

Andrea toma el último trago de su café, mira a la gente que camina por Avenida de Mayo y se hace la pregunta que posiblemente ustedes se estén haciendo: “¿Cómo vamos a hacer para seguir haciendo periodismo, aunque sea un poquito?”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

A 45 días de la declaración de emergencia de seguridad: Se agrava la situación de los derechos humanos en la Provincia de Buenos Aires

AGENCIA WALSH

Ante los anuncios realizados por el Gobernador Daniel Scioli y el Ministro de Seguridad, Alejandro Granados, en relación al resultado de la Emergencia de Seguridad en sus primeros 45 días, la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires expresa.

La información oficial no hace más que confirmar que la orientación de las políticas anunciadas insisten en un esquema de control territorial que delega la seguridad pública en la policía bonaerense. De este modo se insiste en un modelo que ha demostrado una completa ineficiencia en el abordaje del delito y la profundización de las violaciones a los DERECHOS HUMANOS de toda la población y fundamentalmente de los sectores pobres.

Confirmando que el discurso bélico, de guerra contra el delito, se ha transformado en acción, el comunicado oficial expresa entre los resultados que se efectuaron “164 enfrentamientos con 35 delincuentes abatidos”. Sin eufemismos el gobierno provincial asume que en su concepto de la seguridad y la “paz social” tiene entre los resultados positivos esperables la muerte de los enemigos, que ya no son personas muertas, sino delincuentes abatidos en enfrentamientos. Una simple proyección de lo informado, nos indica que en un año de emergencia morirían en los denominados enfrentamientos más de 290 personas. Lo que para el ejecutivo parece ser un dato esperable y positivo, sólo nos habla de un escenario de mayor violencia que no disminuye sino que aumenta las muertes en la provincia de Buenos Aires.

Preocupa también que el anuncio de la realización de “18.000 procedimientos preventivos y proactivos” coincida con lo recientemente denunciado por la CPM. Nos referimos a la proliferación de detenciones, cacheos y secuestros en el marco de procedimientos policiales sin orden judicial. Tal como expresáramos, sabemos por nuestra tarea cotidiana que la habilitación de privaciones de libertad por parte de la policía, sin autorización y al margen del control judicial, es la condición de posibilidad de otro tipo de acciones tales como el reclutamiento para cometer delitos, la extorsión, la tortura y las desapariciones forzadas de personas.

Otro motivo de preocupación es el anuncio de 13.000 delitos esclarecidos. Esto es parte de una concepción de la función policial completamente apartada del rol constitucional. La función policial no es esclarecer, sino prevenir y reprimir delitos aportando, en el mejor de los casos, elementos de prueba que, legalmente obtenidos, contribuyan a que el poder judicial determine en el marco de un proceso la existencia o no de un delito y la imputación, condena o absolución de una persona. De manera tal que lo expresado refuerza la profundización del esquema de delegación judicial en la policía, y como contrapartida, la falta de avance en la implementación de la policía judicial.

La presentación de cifras realizadas en el marco del balance de la emergencia en materia de seguridad, expresa una gran subestimación hacia la opinión pública. Como señalamos en el último Informe Anual, a partir del año 2013 el Ministerio de Seguridad dejó de publicar datos relacionados con los delitos. Hasta la fecha, los últimos datos publicados por el Ministerio de Seguridad son de diciembre de 2012. Sin embargo, a la hora de evaluar los primeros 45 días de la emergencia, se presentan datos comparativos entre los años 2014 y 2013, sin precisar la metodología ni las instancias oficiales que han elaborado esas cifras.

La improvisación y debilidad técnica de estos datos no resisten el análisis de lecturas atentas. Por ejemplo, se habla de “asaltos”, categoría que no remite a ningún delito del código penal. ¿Qué son los asaltos? ¿Se refiere a los robos, a los robos con armas o a otros robos agravados? Esta presentación de cifras aisladas, fuera de toda referencia que permita interpretarlas y contextualizarlas y que se realiza en el marco de una política de ocultamiento de los datos de los delitos por parte del Ministerio de Seguridad provincial, no es capaz de fundamentar ninguna presentación de resultados. Lo que se pretende presentar como reducción de delito no tiene en este comunicado ninguna referencia que permita fundar esta afirmación.

Por fuera de los anuncios en el marco de la emergencia, pero como confirmación del modelo elegido, el ministro de Seguridad dictó con fecha 20 de mayo una resolución por la cual dispone rehabilitar el funcionamiento de los calabozos ubicados en dependencias policiales de la Provincia de Buenos Aires. Cabe recordar que la clausura de los calabozos en dependencias policiales fue dispuesta con motivo de las inhumanas condiciones de detención y la disfuncionalidad respecto al rol que tiene la policía que no es la de custodiar detenidos sino la prevención de delitos. De manera tal que la rehabilitación de un centenar de calabozos en la Provincia no solo implicará una profundización de las condiciones de detención que fomentan y propician la tortura -y que fueron limitadas por las Cortes Supremas de Justicia Nacional y Provincial de Buenos Aires- sino que también quitará policías de su función de prevención del delito para nuevamente involucrarlos en la custodia de detenidos.

Durante los últimos años, el gobierno provincial difundió la baja del índice de personas detenidas en comisarías como un logro de su gestión que cumplía con los fallos de la CSJN y los reiterados señalamientos críticos de los organismos internacionales. Todos los Comités y organismos de expertos en derechos humanos de Naciones Unidas y el Sistema Interamericano, señalaron la detención en comisarías como graves violaciones de derechos esenciales.

La decisión política de profundizar las políticas de seguridad en clave de prisionización, control poblacional y fortalecimiento de la autonomía policial, elevó la cantidad de personas detenidas de 26.500 aproximadamente en 2007 a 31.500 en la actualidad. Casi 5.000 personas más durante esta gestión de gobierno. Un 18 % más de detenidos que colapsaron el sistema de encierro. Casi un 65% de personas detenidas con prisión preventiva, y por lo tanto inocentes, que padecen graves y constantes violaciones de derechos humanos. No hay esperanza rehabilitadora para nadie en estos lugares de detención; quienes pasen por allí agravarán los padecimientos que los llevaron a estos ámbitos.

Los anuncios dados confirman un apartamiento cada vez más pronunciado por parte del Ejecutivo Provincial de las propuestas de seguridad democrática y en este punto profundizan la distancia entre políticas de seguridad y respeto a los derechos humanos.

La Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires es un organismo público extra-poderes que funciona de manera autónoma y autárquica. Fue creada por resolución legislativa 2117 de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires en julio de 1999, y ratificada por la ley 12.483 del 13 de julio de 2000 y su modificatoria, la ley 12. 611/2000. Está integrada por referentes de organismos de derechos humanos, religiosos de distintos credos, intelectuales, funcionarios universitarios y judiciales, legisladores y sindicalistas, como expresión plural del compromiso con la memoria del terrorismo de estado y la promoción de los derechos humanos. Mediante la Ley provincial 12.642/00 - aprobada por unanimidad- recibió el edificio en el que había funcionado durante medio siglo la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) para que establezca su sede. Junto con ese emblemático edificio, la Comisión asumió la responsabilidad de custodiar y gestionar el primer archivo de inteligencia policial desclasificado de la Argentina: el Archivo de la DIPPBA.

La CPM está integrada por:
Adolfo Pérez Esquivel
Hugo Cañón
Aldo Etchegoyen
Elisa Carca
Mauricio Tenenbaum
Víctor Mendibil
Víctor De Gennaro
Luis Lima
Susana Méndez
Carlos Sánchez Viamonte
Roberto Cipriano García
Dora Barrancos
Martha Pelloni
Por UNLP: Verónica Cruz
Por Senado de la Provincia:
Senador Emilio López Muntaner
Senador Horacio López

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El crimen de los trenes pintados

Claudia Rafael (APE)

"Un mundo nuevo, píntalo nena,
píntalo dentro de mí"
(Víctor Heredia)

Tras décadas de destrucción de los trenes, de crimen anunciado de cientos de pequeños pueblos, incomunicados y fantasmales; de migración forzada de más de un millón de personas por la cesantía de la vida que significó la privatización, de la masacre de Once y tantas otras muertes cotidianas provocadas por ferrocarriles derruidos, la frase sonó, cuanto menos, como un acto de falsa y desajustada valentía. “Hay que matarlos. Te dan ganas de matarlos”. Irritado, crispado, el ministro dirigió su rabia con puntería milimétrica. Los graffitis en los trenes -dijo- son obra de “un tarado que tiene poca responsabilidad y no sabe el esfuerzo que significa para el Estado nacional, que somos todos los argentinos, poner recursos”.



Lejos de la oficina de Florencio Randazzo, en una sala del Tribunal Federal 2, en Comodoro Py, un hombre llamado Roque Barrionuevo desnudaba tristeza: “Lo único que recuerdo es ver gente muerta, un chico que pedía ayuda para salir, una mujer con la mano herida y además, que cuando salí empecé a caminar sin saber hacia dónde iba, hasta que llamé a una persona amiga y me vino a buscar”. (Audiencia del 26 de mayo, juicio por la masacre de Once)

Cada coche -insistía el ministro por su lado- “vale 1.270.000 dólares. Hay que matarlos. Te dan ganas de matarlos. Porque decís ¿cómo pueden ser tan energúmenos?... Pero uno tiene que ser medido porque es un menor y hay que ver cuáles son sus condiciones y se empieza como a intentar justificar ese comportamiento. Hemos hecho la denuncia penal y vamos a accionar contra los padres. Vamos a reclamar un resarcimiento por el daño. (…) Si fuera mi hijo no te digo lo que le haría. Le dejo el traste pero sabés cómo. Por pelotudo. ¿En qué país vivimos? Estas cosas pasan. Los padres tienen que hacerse cargo”.

Antes, mucho antes, cuando se cumplía un año de la masacre de Once un hombre y una mujer leían desde los escenarios: “Se refaccionan las cosas menos importantes, pero más visibles, como si nadie se diera cuenta de la maniobra. Pintan vagones de celeste, sobre una chapa corroída por el óxido (…) Pedimos la estatización de esa empresa, para salvaguardar los puestos de trabajo, y para que este Gobierno deje de negociar con los responsables directos del 22 de febrero. ¿Cuándo van a dejar de ser socios de los Cirigliano, que, en este caso, es lo mismo que decir cómplices? Entonces, hagan lo que hagan, anuncien lo que anuncien, inviertan lo que inviertan, nunca van a poder borrar los nueve años de abandono. Pero por sobre todo no podrán olvidarse ni hacer olvidar a los 52 muertos, que son, como tantos otros, víctimas de este gobierno que debió haber trabajado para evitarnos este dolor y no quiso hacerlo”. (Documento sobre la Masacre de Once, 22-2-2013) (1)

******

¿A quién quisiera matar el ministro? ¿Qué significa -aunque se lo piense tan solo un exabrupto- desear la muerte de un joven en un país empeñado, a lo largo de su historia, en la eliminación sistémica de su savia más potente?

Y la conclusión lógica sería: quien destruye los trenes irá al cadalso. Extraña asociación de pensamiento que implicaría equiparar en responsabilidades, objetivos, beneficios al graffitero “menor”, “energúmeno”, “tarado” con Menem, Cirigliano, Jaime, Pedraza, Cavallo, Taselli, Roggio, Romero, etcétera, etcétera, etcétera y todos los etcétera necesarios que incluyan a los que callaron, silenciaron, omitieron, actuaron, bajaron los hombros, agacharon la cabeza, asintieron, consintieron, impulsaron. Aunque Randazzo o CFK o cualquiera de los deseosos sucesores o de los antecesores que tampoco resisten archivos jamás hayan dicho sobre cualquiera de ellos “hay que matarlos. Te dan ganas de matarlos”.

Desde los primeros hombres de la Historia, las paredes, las cuevas, las cortezas de los árboles, los muros inalcanzables tuvieron sobre sí el sello propio de las épocas. Los graffitis (no así la entrega de los ferrocarriles) son algo así como la realidad “material y simbólica de la ciudad” (García Canclini), lo que otorga y viste de identidad, lo que deja al desnudo las sensaciones, las ganas de crear, el grito de rebeldía, los deseos de decir “aquí estoy” y de sentir que -como los míticos linyeras a partir de una ordenanza de Crotto de 1920- es posible romper con las estructuras establecidas y viajar como el viento arriba de un tren que deambule en un eterno ida y vuelta por las vías que, alguna vez, volverán como un sueño eterno a recorrer las enteras geografías del país.

La pintada sobre los flamantes trenes provoca conflicto. Desorganiza. Denuncia. Rompe estructuras. Desnuda que es posible traspasar límites que al poderoso molestan porque simplemente sintieron esa tímida estocada. Pero … ¿Un graffiti destruye la historia misma de los trenes? ¿Un graffiti hunde en la devastación la historia entera de los ferrocarriles argentinos, esos que alguna vez recorrieron decenas de miles de kilómeros de vías, que vieron jugar a lo largo de sus pasillos a generaciones enteras de pibes que subían de un salto y asomaban la cabeza por la ventanilla para saludar a los vecinos de un pueblo olvidado?

“Se cambiaron vías, se refaccionaron estaciones y hasta se pusieron televisores de plasma que marcan horarios de trenes que jamás se cumplen. No entendemos las prioridades de las obras. Primero las estaciones antes que las señales, primero los monitores de video antes que los cruces de barreras”, leyeron el hombre y la mujer desde los mismos escenarios.

Un graffiti hundió a gran parte del país (horrorizado) en el mismo debate. Y no sólo a Randazzo con su irritado reclamo manodurista, sino también a todos aquellos que sentados mansamente a la mesa vieron cómo se destruía al país entero en esa simbología dolorosa que representan los trenes y decidieron mirar hacia otro lado.

Fuente imagen: APE

Nota:
1) http://www.pelotadetrapo.org.ar/documentos/20-jonah-hex.html

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Repudio: Plan maestro de la Comuna 8, el remate del sudoeste de la ciudad en favor del gran capital

PRENSA OBRERA (especial para ARGENPRESS.info)

En la sesión de hoy, el macrismo intentará aprobar el llamado “Plan Maestro” de la Comuna 8” (Soldati y Lugano). Para ello, espera lograr los votos del kirchnerismo, quien ya acompañó al PRO cuando esta ley fue votada en `primera lectura’. El Plan Maestro establece un remate del suelo del sudoeste de la Ciudad, a expensas de una población que reclama vivienda, espacios verdes, infraestructura sanitaria y educativa.

La ley habilita a la privatización de fracciones enteras de los Parques Roca y de la Ciudad, en favor de diferentes grupos empresarios. Por otra parte, crea un “distrito del deporte” con amplios beneficios impositivos para los capitalistas: como ocurriera con el `polo farmaceútico de Lugano, ello no pasará de una mera relocalización de empresas desde otras zonas de la Ciudad o del GBA. El “plan” oficial habilita a la construcción de la Villa Olímpica, con viviendas que supuestamente serán luego transferidas a las familias de la zona, pero que en verdad serán inalcanzables para éstas. Se trata de una tentativa de lanzamiento inmobiliario del sudoeste, que encarecerá el acceso al techo para sus habitantes. Por eso, mismo el “plan” ignora a las leyes de urbanización de villas de la zona.

Los autores del “plan Maestro” lo presentan como la única alternativa que tendría el sur de la Ciudad para emerger del abandono y el atraso. Pero el “progreso” que nos prometen sólo agravará la expulsión de la población trabajadora de la Ciudad. Nuestro bloque le opone a este “plan” de remate de los recursos del suelo la transformación del sur de la Ciudad sobre nuevas bases sociales.

Planteamos:

1.- Declarar a las tierras ociosas o disponibles de la Comuna como áreas protegidas o reservadas de toda forma de especulación inmobiliaria, declarando su uso prioritario para vivienda social, espacios verdes públicos, escuelas y hospitales.

2.- Constituir un fondo para la reconstrucción de los complejos habitacionales de Soldati y Lugano y la urbanización de villas de la Comuna, en base a un impuesto al gran capital financiero e inmobiliario radicado en la Ciudad.

3.- Establecer un plan de distribución del suelo de acuerdo a las necesidades sociales, debatido y resuelto en un congreso de organizaciones vecinales y defensoras de la vivienda y el espacio público de la Comuna 8.

Denunciamos la complicidad del kirchnerismo, que está negociando con el PRO los votos necesarios para este plan de remate del sur de la Ciudad, y del UNEN, que todo el tiempo le avala al PRO negociados inmobiliarios tan graves como el que aquí señalamos. Llamamos a la población de Soldati y Lugano a defender su derecho a vivir en la Ciudad, y a demarcarse definitivamente de los gobiernos y partidos que defienden a los acaparadores del suelo y al capital inmobiliario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

“Somos todos técnicos y profesionales que estamos viendo en riesgo nuestros puestos de trabajo”

RNMA - ANRED

En medio de la crisis industrial los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) denuncian vaciamiento y militarización. Este lunes 26, en la Audiencia Pública en el Congreso de la Nación convocada por los diputados del bloque del Frente de Izquierda y los trabajadores, Néstor Pitrola y Pablo López, y los diputados del bloque de Unidad popular Víctor De Gennaro, Claudio Lozano y Antonio Riestra, junto a los trabajadores del INTI, presentaron un informe sobre la situación de vaciamiento que atraviesa la institución. Dialogamos con Daniel Luna, dirigente de la agrupación Naranja del INTI.

Enredando las Mañanas: Estamos en comunicación telefónica con Daniel Luna. Es dirigente de la Agrupación Naranja del Instituto Nacional de Tecnología Industrial - INTI-, quienes están en un conflicto prolongado por la precarización laboral que están atravesando. En el día de hoy va a haber una audiencia pública en el Congreso de la Nación. Daniel nos va a contar un poco más de este conflicto, que como delegados están defendiendo a los trabajadores del INTI. Hola Daniel, bienvenido a Enredando Las Mañanas.

Daniel Luna: Que tal, muy buenos días.

ELM: Contanos desde hace cuánto viene el conflicto y cuáles son los principales reclamos que tienen los trabajadores del INTI.

DL: El conflicto viene desde hace rato en realidad. Nosotros estamos reclamando el pase a planta permanente de más de 2000 trabajadores. Estamos también reclamando un aumento salarial del 35% y que se detenga el vaciamiento que se esta llevando adelante al Instituto, a partir de las autoridades, es decir la presidencia del Instituto que depende de la Ministra Débora Gorgi. Justamente la audiencia pública del día de hoy es para denunciar todo este proceso.

ELM: ¿Cuáles son las cuestiones en las que ustedes identifican este vaciamiento del INTI?

DL: En primer lugar la precarización laboral en el INTI, como en cualquier instituto de investigación, es clave en el sentido de que si no tenés una continuidad en el trabajo, no podes tener un desarrollo de investigación de ninguna índole. De manera que el pase a planta de todos los trabajadores es un problema institucional. Para que funcione el Instituto tiene que haber estabilidad laboral. En segundo lugar tenemos falta de insumos en un montón de centros de investigación, que impiden el desarrollo normal del trabajo y ponen en cuestión nuestros puestos de trabajo. En tercer lugar tenemos una crisis industrial muy fuerte, que en algunos casos esta teniendo un impacto fuerte en el trabajo directo de los compañeros que están vinculados a la industria mecánica, automotriz. Entonces esos datos son fundamentales, y por eso nosotros no estamos dispuestos a pagar esta crisis. Por otro lado tenemos el problema de la militarización del lugar. Nosotros tenemos montada una guardia de Infantería, de varios cientos de efectivos, que en este caso incluso nos están custodiando hasta el Congreso Nacional, como si fuéramos la barrabrava de algún club de futbol. Somos todos técnicos y profesionales que estamos viendo en riesgo nuestros puestos de trabajo. Con semejante despliegue represivo por un lado, que por supuesto es muy costoso, es contradictorio. Gastan fortuna en este despliegue, sin embargo cuando venimos a pedir insumos básicos nos dicen que no. No que no hay plata, sino que no es la forma, que hay que buscar otros métodos. Estamos llegando al Congreso y el operativo represivo es realmente llamativo, lo cual todo este cuadro general, va a profundizar el conflicto.

ELM: Daniel por último, así te dejamos continuar con la actividad de hoy, ¿Qué es lo que ustedes esperan?, ¿Cuáles son las expectativas puestas en esta audiencia?

DL: La audiencia pública tiene como principal objetivo trasladar el conflicto del INTI a un debate nacional por el pase a planta de todos los trabajadores, a luchar porque se respeten los puestos de trabajo, estamos en contra de los despidos y suspensiones en toda la industria y, particularmente, lo que vamos a hacer es denunciar con las pruebas en la mano, un proceso de vaciamiento que se da en el INTI, y apelamos a que a partir de ahora el conflicto tome un estado mas público de lo que tiene hasta ahora. Venimos con mucho entusiasmo. Acá la banca del Frente de Izquierda dio motor para todo este proceso, y bueno, lo queremos aprovechar al máximo.

ELM: Bueno Daniel, muchísimas gracias desde ya por el tiempo, y desde la Red Nacional de Medios Alternativos a continuar siguiendo este tema y colaborando en la difusión. Muchas gracias.

DL: Muchísimas gracias a vos. Hasta luego.

ELM: Escuchábamos el testimonio allí de uno de los trabajadores del INTI, dirigente de la Agrupación Naranja, Daniel Luna; que nos explicaba sobre esta crisis por la que esta atravesando el INTI y cual es el reclamo puntual de los trabajadores, una denuncia concreta sobre el vaciamiento de este Instituto de investigación tecnológica argentino, y las distintas acciones que llevan a cabo, entre ellos la audiencia pública de la que van a hacerse presentes hoy para denunciar públicamente este vaciamiento.

Audio completo





Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una charla con el escritor y guionista Guillermo Saccomanno: Conversaciones e Imaginario (Videos)

CARTAGOTV

Las repercusiones de Un Maestro, su ultimo libro basado en la vida de Nano Balbo, reflexiones sobre Walsh, Oesterheld y Orson Welles, la militancia en los 70s y la militancia en el 2014, la influencia de David Viñas y el metodo de trabajo "sin misterios: si tenes una buena idea, siempre que sea trabajando".







Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Habeas Corpus colectivo: Trasladan a madres detenidas en Ezeiza, para favorecer a genocidas

AGENCIA WALSH

Mujeres alojadas en el complejo penitenciario de Ezeiza fueron trasladadas a un complejo de máxima seguridad, para darle lugar a un grupo de condenados por crímenes de lesa humanidad que se encuentran en Marcos Paz, para favorecer su acceso a la salud.

Transcribimos.

El viernes 23 de mayo fueron desalojadas del sector A de la Unidad 31 de Ezeiza alrededor de 40 mujeres -que no tienen hijxs alojados consigo, muchas de ellas extranjeras- las mismas fueron trasladadas al complejo IV de Ezeiza (ex Unidad 3, de máxima seguridad) y a la Unidad N° 13 de La Pampa.

Lo sucedido es consecuencia de una resolución de la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal del 7 de mayo pasado en la que se da cuenta del “incremento de la tasa de encarcelamiento y la consecuente insuficiencia de plazas existentes para el alojamiento de detenidos varones adultos, especialmente en aquéllos establecimientos penitenciarios federales de la región metropolitana”, y se propone readecuar y utilizar de manera transitoria el sector A del centro Federal de Detención de Mujeres (Unidad 31) como Anexo Residencial para adultos mayores, hasta tanto se construya dentro del predio del Complejo Federal N°I , una residencia específica para esta categoría de internos” ordenando así el alojamiento en la Unidad 31 de imputados y condenados por crímenes de lesa humanidad, hasta ahora detenidos en el Complejo Penitenciario Federal II, de Marcos Paz.

La medida se basa en la necesidad de garantizarles mejores condiciones de salud, puesto que allí podrán tener más fácil acceso al Hospital Central I de Ezeiza para recibir diariamente aquellas especialidades médicas que allí se brindan.

Nos preguntamos por qué garantizar derechos de imputados por genocidio primó por sobre todas las consideraciones que las sucesivas administraciones vienen realizando en torno de esta prisión, creada -en palabras oficiales- para brindar el indispensable tratamiento diferenciado y específico a mujeres privadas de libertad y exportada como “establecimiento a imitar para los sistemas carcelarios de Centro y Sudamérica”. Cabe aclarar que la Unidad 31 de Ezeiza, es una unidad descripta como “modelo”, de mínima seguridad, preparada especialmente para alojar a las mujeres/madres y sus hijos menores de 4 años y mujeres con buena conducta.

El Complejo IV de Ezeiza, donde trasladaron a las mujeres es, en cambio, una cárcel de máxima seguridad, por lo tanto, con un régimen diferente y con mayores deficiencias edilicias, de cupo educativo, de acceso a la salud, etc.

Por tales motivos, mujeres alojadas en la Unidad 31 iniciaron en la noche del sábado 24 una huelga de hambre -seca y húmeda- hasta tanto diera marcha atrás en forma inmediata a la medida implementada y se garantizara la permanencia en la unidad de mujeres y niñxs. En la tarde del domingo 25 algunas mujeres habrían levantado la medida tras la noticia de que Cristian Soriano de Dirección Nacional del S.P.F. firmara un comunicado donde se garantizaba la permanencia de las mujeres con sus hijxs en la unidad.

Nos preguntamos también por el plazo de la transitoriedad de la medida, y si no era posible agilizar y priorizar la generación de cupo en una unidad de varones, como el Complejo I al que se alude. Nos preguntamos especialmente qué posición toma el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ante esta situación, que en pos de resolver la situación de un grupo de internos, vulnera los logros alcanzados por la propia gestión en pos de otro grupo históricamente vulnerado en sus derechos por su condición de género y reconocido de ese modo por la propia administración penitenciaria.

Mientras tanto, sigue su curso el habeas corpus colectivo que fuera remitido al Juzgado Federal de Lomas para exigir que se dé marcha atrás al traslado de sus compañeras y el alojamiento de genocidas en la unidad.

Asociación Civil y Cultural Yo No Fui
Personería Jurídica Nº 1.793.898

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Por el triunfo de la lucha de GESTAMP: Huelga de hambre en la puerta de la fábrica

AGENCIA WALSH

Mujeres integrantes de organismos de Derechos Humanos inician huelga de hambre en las puertas de Gestamp.

Victoria Moyano, hija de detenidos-desaparecidos, y Elia Espen, de Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora) informaron que “ante el trato inhumano y las amenazas de desalojo que están recibiendo los trabajadores despedidos que se encuentran dentro de la planta de Gestamp exigiendo su reincorporación, así como la negativa por parte de la empresa y el Ministerio de Trabajo a establecer una solución para el conflicto, nos haremos presentes hoy a las 16:30 hs. en la puerta de la fábrica, para acompañar a las Mujeres por los Derechos Humanos (adheridas al CeProDH) que iniciarán una huelga de hambre”.

Agregaron que “es una mentira de la empresa que los despidos hayan sido ‘justificados’ ya que muchos de los trabajadores despedidos ni siquiera estaban en la planta cuando la empresa dice que hubo supuestos actos de indisciplina. Reclamamos al Ministerio de Trabajo de la Nación, que hasta el momento no ha tomado medidas concretas para defender la fuente de trabajo, que intervenga en el conflicto para frenar los despidos masivos”.

La fábrica está ubicada en el km 48 de Panamericana.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Enriquecedora charla-debate en la delegación de la Universidad de Villa María sobre ¿tiene futuro el Cordobazo?

PRENSA RED

La experiencia de la lucha paritaria del Cispren junto a las disputas sindicales de los trabajadores de Volkswagen, UEPC, Inti, y de los hospitales públicos muestran la necesidad de democratizar y extender las luchas.

Para pensar si tiene un futuro posible “el Cordobazo”, las aulas de la delegación Córdoba de la Universidad Nacional de Villa María se convirtieron ayer en un gran taller para compartir experiencias.

Coordinado por la docente Susana Roitman y el director del Observatorio de Conflicto laboral y socioambiental de Córdoba, Fernando Aiziczon, se reunieron trabajadores y delegados que están protagonizando los principales conflictos en nuestra ciudad.

Gremios fuertes

“Este año mediante la organización logramos romper una lógica donde el grupo Clarín manejaba la paritaria de un modelo mafioso”, contó Sergio Coria, Secretario de Organización de Cispren, ante un aula-taller colmada de estudiantes.

El dirigente remarcó la importancia de la democracia interna y la participación de un Cuerpo de Delegados activo que realizaron las asambleas en sus lugares de trabajo y la solidaridad de todo el colectivo de prensa y comunicación.

“Desde hacía mucho tiempo no nos movilizábamos en conjunto para darle visibilidad a nuestro propio conflicto. Los SRT, La Mañana, Hoy Día Córdoba y Radio Nacional, con la voz de nuestros propios compañeros, le dieron un tono diferente a la paritaria”.

Coría enfatizó como “esta experiencia nos ha llenado de esperanza. Nos enseñó como la organización, la solidaridad y el compromiso pueden ayudarnos.”

La necesidad de organización y del amparo gremial también fue destacado por los otros panelistas.

Damián, de la Confederación de Trabajadores de Economía Popular, integrada por el Movimiento Evita, Encuentro de Organizaciones y el Movimiento Campesino Indígena contó su experiencia y remarcó la necesidad de ser encuadrados porque están fuera de la economía formal en una sociedad que no los reconoce como trabajadores y un Estado que no les garantiza los derechos laborales.

En la misma línea, Virginia Lázaro delegada de ATE en el Hospital de Niños, caracterizó el conflicto en la salud pública dentro de las políticas de vaciamiento de lo público y remarcó como la acción y el resguardo sindical fueron vitales en la lucha

“Tuvimos una instancia de crecimiento a partir de la toma de hospitales en el verano. Y hemos necesitado del amparo legal para evitar que persigan a los compañeros”, manifestó.

Por su parte Julián John, delegado del INTI, también destacó la importancia de la movilización para frenar las ofensivas de los directores quienes “hacían su trabajo por las espaldas pero solo la movilización de la gente tratando de mostrar el conflicto, frenaba las represalias”.

Tosco-Rucci

Desde otra arista la experiencia de persecuciones y amenazas fue relatada por trabajadores de la fábrica Wolkswagen donde relataron como “el gremio no hace asambleas, no se consulta a la gente: somos amenazados, perseguidos y despedidos”.

Como contrapartida y según su propia experiencia valoraron que “solo tenemos la lucha. A veces hay miedo pero hay que ponerle el pecho y asumir las consecuencias. Los derechos no se piden, se consiguen”

El Secretario general del Smata, Omar Dragún fue hasta hace un año y medio Ministro de Trabajo de la provincia, y fue cómplice del avasallamiento de derechos de los trabajadores.

En la misma arista se encuentra el sindicato de los docentes (UEPC), quien también evidencia un fuerte retraso en la discusión paritaria y defensa de los trabajadores.

Pablo Perón, delegado de UEPC describió en la charla que “la inflación está comiendo nuestros salarios y las conducciones provinciales de los gremios son voceros de los gobiernos frente a los trabajadores”.

En esos modelos sindicales entreguistas, el delegado recordó la vieja disputa Tosco-Rucci y mostró su actualización en los modelos sindicales hoy donde en la UEPC los trabajadores sufren descuentos por paros, contratos precarios de trabajo, discontinuidad laboral y atraso de hasta un año en el cobro del salario.

Al final de la charla se entregó a los panelistas unos ejemplares del libro “El Torno y la Molotov”, de Susana Roitman, Ximena Cabral, Hernán Tejerina y Emilia Olivera.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Recuerdos y reflexiones en torno a los 45 años del "Cordobazo"

Emilio Marín (LA ARENA)

Hoy se cumplen 45 años de la rebelión popular conocida como el "Cordobazo". Afortunadamente el autor estuvo ese día en esa ciudad y sus barricadas siendo estudiante universitario. La jornada de obreros, estudiantes y vecinos hizo historia.

El cronista había comenzado sus estudios de abogacía en la UBA. Corría el año 1968 y a la primera marcha que concurrió, el 14 de junio, conmemoraba 50 años de la Reforma Universitaria y estaba convocada por la FUA. Gobernaba el dictador Juan Carlos Onganía y reprimió la Policía Federal.

Ese día el debutante no cayó preso. Eso ocurrió dos semanas más tarde, cuando la FUA se adhirió a la huelga de la CGT de los Argentinos, en repudio al segundo aniversario del golpe de Estado contra el presidente Arturo Illia.

Ese 28 de junio el autor conoció la persecución callejera, dos tiros al aire de un policía que lo quería detener y los golpes de varios uniformados en Paraguay y Uriburu. Era la zona de facultades, atiborrada de móviles policiales, pero el pajuerano, venido de Bell Ville, no conocía la Capital Federal y pretendía huir justo en esa dirección...

El decano de Derecho, Rodríguez Varela -luego secretario de Justicia del dictador Jorge Rafael Videla- emitió una resolución: el detenido era echado de la facultad mientras durara su proceso penal. Y así volvió a Córdoba, justo cuando fermentaba el Cordobazo a punto de explotar. Se le agradece a Rodríguez Varela tan oportuna expulsión, que lo puso en el momento justo en el lugar adecuado para quienes sin saberlo estaban entrando en la "Generación del 70".

El 27 de mayo de 1969 hubo asambleas en las facultades de Córdoba. En la de Derecho, donde estudiaba, la gente no cabía en el edificio y llegaba hasta calle Trejo. Se decidió participar de los actos del movimiento obrero, que había convocado a un paro de 37 horas, a partir de las 11 de la mañana. La diferencia con la huelga de las dos CGT en el orden nacional, de 24 horas sin movilización, ilustraba las características más combativas del sindicalismo cordobés.

En aquél convivían también dos centrales. La "legalista" de Atilio López (UTA), afín a la CGT de Azopardo que empezaba a cambiar el "desensillar hasta que aclare" del general Juan Domingo Perón benévolo con Onganía. Y la de Miguel Angel Correa (Madera), representativa de la CGT de los Argentinos, de Raimundo Ongaro. Los independientes de Agustín Tosco (Luz y Fuerza) militaban junto con este último sector y eran su expresión más radicalizada.

Rol de la clase obrera

Aún se discute cuál es el rol de los trabajadores en el cambio social. El cronista tiene posición desde entonces, en base a la práctica, por lo que nunca adhirió a los postulados pos marxistas y socialdemócratas de teóricos como Martha Harnecker y otros, que vieron en los "nuevos movimientos sociales" el reemplazo de la clase obrera como locomotora del cambio. No lo convencieron los esfuerzos por hallarle suplente entre los desocupados, movimientos ambientalistas y otros respetables actores.

He aquí el por qué. El 29 de mayo de 1969 el estudiante de Derecho había cumplido con lo votado por la asamblea de dos días antes: participar de un acto relámpago en los Tribunales, donde se gritaron consignas y se arrojaron panfletos, para emprender rápida retirada. Por las dudas hubiera detenidos se había organizado una "cita de control" en un estudio jurídico amigo, el único que contaba con teléfono como para reportar novedades. Y allí estaba a punto de ingresar cuando por la calle Belgrano al 700 vio a numerosos obreros de IKA, luego Renault, cantando consignas contra la dictadura. Para ser precisos, entonaban: "Y luche, luche, luche y no deje de luchar, por un gobierno obrero, obrero y popular".

La fuerza de esas voces era porque venían de ser reprimidos por la policía en su trayecto desde la planta de Santa Isabel hasta el centro, unos 8 kilómetros. Había habido varios enfrentamientos y esos mecánicos y de otros gremios sumados en el camino no pudieron ser detenidos. El ariete principal del Cordobazo fue la columna del SMATA, con 4.000 trabajadores que se pusieron en marcha a las 10 horas, munidos de gomeras, tuercas, miguelitos, etc. A la vera de las avenidas fueron recogiendo, a medida que lo necesitaban, algunos elementos más de autodefensa puestos allí el día anterior por delegados.

El Smata quería llegar, sí o sí, al centro, a 27 de abril y Vélez Sársfield, a metros de la CGT, donde sería el acto central. Una columna importante, nutrida por los empleados de EPEC y dirigida por Tosco, venía desde la otra punta de la ciudad. Y en el medio, como quedó dicho, los actos relámpagos de los universitarios con un rol distractivo de las fuerzas policiales.

Espontaneidad y organización

Mucho se ha discutido en estos 45 años si el Cordobazo fue espontáneo u organizado. Uno de los que más opinó a favor de la segunda opción fue el abogado Lucio Garzón Maceda, asesor de Elpidio Torres (Smata). Lo suyo es verdad a medias. Verdad hasta el mediodía de aquel 29 de mayo, porque efectivamente las fábricas abandonaron a la hora prevista, las columnas marcharon en la dirección convenida y hubo elementos de defensa para que la policía no pudiera abortar la movilización.

Pero el Cordobazo no fue sólo una huelga exitosa y organizada. Con el asesinato por bala policial del obrero de IKA, Máximo Mena, en proximidades de la Estación Terminal, las cosas cambiaron. Empezó el Cordobazo propiamente dicho. De una huelga combativa contra el gobernador Carlos Caballero y el dictador Onganía se pasó a una rebelión popular o ensayo pre-insurreccional, con la ocupación de 150 manzanas de la ciudad y derrota de las fuerzas policiales represivas.

El joven estudiante dejó de lado su cita de control y se zambulló en las columnas que bajaban al centro. Estuvo con ellas en la vieja Terminal de Omnibus. En la clásica foto de ese enfrentamiento con la Guardia de Caballería se lo ve tirando piedras hacia los caballos de dos patas. Los cuadrúpedos volvieron grupas pero las bestias de arriba seguían tirando con sus 45. Al conocerse que habían matado a un mecánico se dio lo que los filósofos llaman "salto de calidad"; en cordobés llano era ocupar la ciudad y echar al gobernador y si se podía al general.

De allí el estudiante, entusiasmado por lo que aprendía en la universidad de la calle, se fue a hacer barricadas más al centro, a Corrientes y avenida Chacabuco. Con otros jóvenes fue llamado por un obrero afiliado al SUPE, de cortafierros en la mano, con el que volteaba con facilidad los grandes carteles y los convertía en parte de las barricadas. El obrero les preguntó si sabían hacer molotovs. Todos dijeron que no. Entonces formó un grupo para ir a pedir, bah a exigir, nafta en la estación de servicio más próxima. Se la dieron gratis. Y en un baldío hubo una clase express de cómo se llenaban esas botellas y se cerraban con corchos y trapos embebidos, todo aportado por los vecinos, que eran una poderosa base de apoyo.

Los blancos de la jornada

Y de allí el activista, un poco cansado, se fue hasta el barrio Clínicas, porque suponía que allí iba a haber más resistencia cuando a partir de las 17 horas entrara el Ejército, según había informado un comunicado oficial.

En ese tránsito pudo ver los restos humeantes de Tecnicor, la concesionaria de Citroën, y de las oficinas de la Xerox, estadounidense. En ellos, como en otras empresas y blancos atacados, apedreados y en algunos casos incendiados, se notaba la evolución política de la jornada. Los enemigos no eran solamente los uniformados que habían reprimido, como lo venían haciendo desde que en setiembre de 1966 asesinaran al estudiante Santiago Pampillón. También lo eran lo que hoy se llama establishment o más vulgarmente la oligarquía y los monopolios. Nadie se robó un Citroën ni una fotocopiadora. Simplemente se las arrojó a un fuego colectivo e indignado.

Entre el aparato policial y los trabajadores había un río de sangre separándolos. La lista oficial informó de 13 muertos y 173 heridos, muchos de gravedad, y 600 detenidos, de los que 350 fueron sometidos a Consejos de Guerra. A Tosco le impusieron 8 años de pena, a Torres la mitad y a Jorge Canelles 10 años, etc. Se los llevaron a cárceles alejadas, justamente en La Pampa, porque de lo contrario los trabajadores hubieran ido a reclamar sus libertades. Lo hicieron lo mismo y los liberaron mucho antes de esas pretenciosas condenas.

Esos sindicalistas, sobre todo Tosco, se convirtieron en algo más que gremialistas. Se hicieron referentes populares en el país, ratificando que la proyectada huelga de 37 horas ya era una rebelión política. Y no sólo eso. Había abierto una situación revolucionaria que barrió con Caballero y Onganía, y luego con sus sucesores Levingston y Lanusse. Se abrió el tiempo del sindicalismo combativo, los curas del Tercer Mundo, los artistas de la nueva cultura, una Universidad que quería ser del pueblo, la nueva izquierda y las propuestas revolucionarias. Se quería poner el Hospital de Niños en el Sheraton Hotel...

Por eso el golpe de 1976 fue tan criminal y genocida. Fue el Contra-Cordobazo. Venía a ahogar en sangre, en La Perla y otros centros de exterminio y vuelos de la muerte a todo lo que nació ese mediodía cordobés en base a la unidad obrero-estudiantil, con el humor de siempre y cuando no se tomaba fernet.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una rebelión popular

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

El "Cordobazo" fue una rebelión popular. Como el 17 de Octubre. Un acto de legítima defensa ante los atropellos del poder, el retiro del sábado inglés, la represión generalizada. Un hito en la confluencia histórica de los trabajadores con el movimiento estudiantil. Tiempo después, otras puebladas incendiarían la Patria.

El pueblo soporta la dictadura de las botas y los monopolios. La nueva interrupción del orden institucional clausura los canales de participación a los trabajadores y a una juventud hambrienta por expresarse políticamente.

El gobierno se asienta en las ballonetas. Es tiempo de piedra y barricada, de caño y fusil. Explota la furia que viene de la larga Resistencia Peronista. La Revolución Cubana es la luz que persiste. Camilo Torres en Colombia y la heroica muerte del Che en Bolivia dejan una estela de compromiso en el firmamento de Latinoamérica.

En ese entonces a los que no militaban se los miraba como sapo de otro pozo. Obturados los caminos institucionales por el accionar de la oligarquía a través de las Fuerzas Armadas que una y otra vez usurparían la soberanía popular, buena parte de la juventud optará por la militancia resistente y el camino de la lucha armada. En ese contexto, no es casual que exactamente un año después del "Cordobazo", el 29 de mayo de 1970, irrumpa públicamente Montoneros con el "Aramburazo".

En los ’60 y los ’70 se naturalizó la violencia como una metodología apropiada para restituir la soberanía en manos del pueblo. El encuadramiento en la militancia revolucionaria fue un fenómeno masivo. Se compartía un proyecto colectivo de Nación que terminó ahogado en sangre y fuego por el terrorismo de Estado.

Los genocidas borraron cualquier perspectiva de redención social. Hubo que masacrar a 30 mil militantes para aniquilar el Estado de bienestar e implantar el modelo neoliberal.

El terror se metió en lo más profundo de la sociedad. Se abandonaron los proyectos comunes. Se sobrevivió en el individualismo del sálvese quien pueda.

El nuevo rostro del capitalismo provocó una hemorragia de desplazados del sistema de producción y consumo. Masas de desheredados que perdieron el trabajo, la educación, la salud, la familia, la esperanza.

A la violencia libertaria, sofocada por la tiranía oligárquico-militar, le sucedió la violencia de la sobrevivencia.

El desprecio por la vida del otro se generalizó en el desmadre. La degradación provocada por la brutal desigualdad social es el caldo de cultivo de la violencia urbana, amplificada hasta el infinito por los medios de comunicación del régimen que se regodean exhibiendo la fragmentación, la insolidaridad, el naufragio colectivo.

El crimen organizado se sustenta gracias al maridaje de las mafias con la corrupción política y policial. La plata sucia envenenó la superestructura de una democracia tutelada por el Imperio.

La violencia doméstica anida en una sociedad enferma, infectada por la ideología dominante. La desaparición de Jorge Julio López y los asesinatos de Carlos Fuentealba, Mariano Ferreyra y tantos otros militantes populares confirma, por si hacía falta, la existencia de nichos intocables de la estructura represiva de la dictadura en las fuerzas de seguridad, grupos envalentonados por la cobertura institucional que le prestan instrumentos tales como la Ley Antiterrorista, el Proyecto X y el proyecto de Ley Antipiquetes.

La justicia social es el único camino para que no haya más pibes chorros ni ladrones de guantes blancos. Para que deje de haber una justicia para ricos y otra para pobres. Para que se construyan más viviendas, escuelas y hospitales y menos cárceles. Para desterrar la impunidad y el desamparo.

Hace un año, el miércoles 29 de mayo de 2013, a 44 años del "Cordobazo", la CTA junto a la Multisectorial paró y movilizó con más de 100 cortes de calles y rutas en todo el país por paritarias libres sin techo, la derogación del impuesto al salario y a los topes para cobrar las asignaciones familiares, por un Salario Mínimo, Vital y Móvil para que al igual que las jubilaciones y planes sociales sea acorde al valor de la Canasta Familiar, por el 82% móvil y por la eliminación del IVA a los productos de la Canasta Básica Alimentaria.

Hoy, a 45 años de aquella gesta popular, la CTA está cumpliendo el mandato de sus pioneros celebrando a lo largo y ancho de la Argentina -pese a las intromisiones del Gobierno- el acto electoral para elegir sus autoridades con la fuerza del voto y la participación de los trabajadores que son los que deciden en esta Central. Pura coherencia. Homenaje a la rebeldía popular que hizo del "Cordobazo" uno de los mojones más trascendentes en la rica historia de lucha del movimiento obrero.

No es la única coincidencia en la línea de tiempo. Ya el 29 de mayo de 2002 un Paro Nacional de la CTA robusteció nuestros valores de libertad y democracia sindical y de autonomía de los patrones, los gobiernos y los partidos. La protesta, convocada bajo el lema "Contra el hambre, la desocupación y la entrega", provocó un zimbronazo político desde Ushuaia a La Quiaca que no pasó inadvertido para el Gobierno de Duhalde y los grupos de poder. La Central se había puesto los pantalones largos.

Hoy, como ayer, el futuro está en nuestras manos y los trabajadores hemos decidido tomarlo para ser artífices de nuestro propio destino. Los paros de 2002 y el del año pasado y las elecciones de hoy, acontecimientos producidos el mismo día del "Cordobazo", implican que para la CTA la historia no empieza cuando llegamos a la escena nacional hace poco más de veinte años y que nuestra estrategia integral de poder popular está basada en las mejores y heroicas historias de lucha de nuestra clase.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.