lunes, 2 de junio de 2014

La crisis del estado liberal y Thomas Piketty (Parte I)

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

En las últimas tres décadas, desde las bases del estado liberal, principalmente aquellas que fortalecen la independencia de los poderes del estado y la justicia social, no ha sido posible sustentar políticamente el sistema económico impuesto en la década de 1980 y su instrumento central: ajuste estructural con acento en la privatización, la desregulación y apertura indiscriminada del mercado global.

Todo llevado a cabo además con cierto desenfreno, como si el mundo se fuera a acabar. Por esa ruta se llegó a liquidar los pactos sociales que generaron el llamado estado de bienestar haciendo aumentar la desigualdad, uno de los objetos de análisis del popular libro de Thomas Piketty (TP) “El Capitalismo del Siglo 21”.

Desde John Maynard Keynes y posteriormente Joseph A. Schumpeter, que no aparecía un economista difundido con tanto entusiasmo por los medios. Su asunto es la desigualdad producida por la acumulación de capital como fenómeno histórico que se arrastra por varios siglos. No solo aborda el rasgo primordial de esa acumulación, sino que atisba la desigualdad política que pareciera ser irreversible, al menos se transforme el actual modelo económico. Tanto Keynes como Schumpeter tuvieron impacto en las políticas públicas, y en el caso de Piketty no debería ser diferente, en teoría.

Una conclusión es que el capitalismo se ha fatigado de la desigualdad que ha producido, gestando al mismo tiempo una crisis política que le cuesta administrar. El libro ha generado una corriente de detractores en la corriente más conservadora y no escasean desde la izquierda los que observan un filo aséptico en la ideología de su discurso. Todo eso está bien porque reabre el debate del futuro destino del capitalismo sin una institucionalidad política o de entidades fuera del circuito del capital, que lo pueda sustentar. En breve, la crisis del estado liberal que siempre se escurre en el debate.

Esta formidable obra de historia económica que se populariza con la velocidad de un rayo es la oportunidad para afirmar aquel aspecto clave de un sistema económico que se quedó sin un sistema político que lo legitime y que no sea con formas coercitivas o autoritarias que nacen en la economía y se insertan en los mecanismos para gobernar bajo la apariencia de una democracia.

El marco de relaciones impuesto por el ajuste económico estructural de la década de 1980 ha sido concentrador de poder y de riqueza y al mismo tiempo ha levantado un temor a la pérdida del orden y la fragmentación de opciones políticas. Al ampliarse el rango de representatividad con el pluralismo político creado con la modernización, el modelo de una estructura de libre mercado desatado y rector de opciones políticas, en definitiva ha acabado por amenazar a la política en el sentido liberal. De allí la ola de conservadurismo que asola a Europa y otras zonas del globo.

El tema central del dilema del estado liberal con el actual sistema económico, es su inclinación de concebir la democracia con altos grados de calidad en la representatividad. Entiéndase por calidad, la aceptación de altos grados de tolerancia al pluralismo, a la solidaridad y a la igualdad de derechos y obligaciones. El sistema político liberal ha evolucionado hasta un punto en que el sistema económico implantado en los años 80 e impuesto a espaldas del desarrollo de mayor libertad y solidaridad, se ve retrógrado y señala una involución del propio sistema capitalista.

De allí que surja la necesidad de gobernar a través de grandes consensos o pactos, no entre estado y sociedad, sino entre competidores por el poder político para proteger la falta de sincronía entre sistema económico y sistema político. Es aquí donde yace el problema mayor que consiste en que el sistema económico impuesto socava las bases mismas del estado liberal.

Es importante anotar que el trabajo del economista francés hacer recordar la tradición analítica de economistas indios como Kkrishna Bharadwaj, Sukhamoy Chacravarty, Amiya Kumar Bagchi, por mencionar algunos nombres en una sana tradición en India de revisar constantemente las perspectivas del capitalismo. La diferencia entre TP y los analistas Indios consiste en que éstos no solo abordan materias económicas desde la Economía Política, sino que lo hacen con la mirada puesta en la sustentabilidad política a partir de la naturaleza y la trasformación del estado, como principal garante (político) de la mantención de un sistema.

Pero ojo, el caso de India es emblemático. A pesar de la vasta influencia del progresismo analítico por más de cinco décadas en las políticas de desarrollo en India, esta inmensa nación también ha caído en la ola conservadora. Al elegir recientemente a Narendra Modi como jefe de estado, representando una coalición que invoca un nacionalismo hindú exacerbado y un reduccionismo sectario en la imposición de ciertos valores, indica que algo pasó en India en el desarrollo de las ideas progresistas que al asumir el control del estado tampoco han podido administrar las demandas sociales.

El desafío en el análisis de Thomas Piketty no está en cuestionar los supuestos errores de cálculo en la desigualdad histórica que le atribuyen, sino en posicionar la crisis del estado liberal con todas sus letras sin la ambigüedad analítica que ha prevalecido hasta ahora. En general, la crisis política del estado liberal se analiza a retazos y no en forma integral en concomitancia con la aplicación del llamado modelo neoliberal en los años 80, que de liberal tiene muy poco.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

De Truman a Santos. Colombia: Represión e insurgencia

Hernando Calvo Ospina (especial para ARGENPRESS.info)

Primavera de 1946. El presidente estadounidense Harry Truman y el Primer Ministro británico Winston Churchill, insistiendo sobre el peligro soviético y su comunismo para la “civilización occidental”, impusieron el término “Guerra fría”. No importó saber que sin la URSS el nazismo alemán no hubiera sido derrotado.

En Colombia esos “peligros” ya venían siendo combatidos. A mediados de 1927 el ministro de Guerra había dicho: “La ola impetuosa y demoledora de las ideas revolucionarias y disolventes de la Rusia del Soviet […] ha venido a golpear a las playas colombianas amenazando destrucción y ruina y regando la semilla fatídica del comunismo […] (1) Así explicaba el por qué de las huelgas obreras contra las petroleras estadounidenses; y por qué había nacido el Partido Socialista Revolucionario, primera organización de izquierda en Colombia. Para cortar la “infiltración” soviética, en octubre de 1928 se dictó la Ley de Defensa Social. Su objetivo central era impedir la difusión de las “ideas socialistas”, por personas o grupos. Fue el marco teórico para combatir al enemigo político interno.

En el nuevo orden mundial que se instaló después de la Segunda Guerra Mundial, América Latina y el Caribe quedarían como zonas estratégicas a retener “como un mercado importante para la producción industrial americana excedentaria, para nuestros inversores privados, y para explotar sus inmensas reservas de materias primas, por lo tanto a evitar que el comunismo internacional ingrese.”(2) Y cazar al comunismo fue el pretexto para que en septiembre de 1947 se firmara en Rio de Janeiro el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que integró a todos los gobiernos y ejércitos del continente. Había que prepararse para responder a cualquier ataque exterior que, lógicamente, vendría del bloque liderado por la URSS. Al dictado. El marco estatutario del TIAR lo redactó y presentó el embajador colombiano en Washington y futuro presidente, Alberto Lleras Camargo. Era normal, entonces, que Colombia fuera la primera en firmar un convenio militar con Estados Unidos bajo los principios del TIAR.

En abril de 1948 se reunió en Bogotá la Novena Conferencia de la Unión Panamericana. En esta no solo nace la Organización de Estados Americanos (OEA). El general George Marshall, jefe de la delegación estadounidense, impuso al colombiano Lleras Camargo como Secretario general de la organización: El había sido el principal redactor de los estatutos esenciales. Por el contenido de estos, se llamaría a la OEA el “Ministerio de Colonias” de Estados Unidos.

En plenos debates de la OEA, el 9 de abril es asesinado Jorge Eliecer Gaitán. Aunque era el máximo dirigente del partido Liberal, durante sus arengas pedía que liberales y conservadores se unieran en contra de las dirigencias oligárquicas, que los tenían confrontados y empobrecidos. La noticia se regó como pólvora y el pueblo salió a las calles con ansias de venganza, pero sin dirección política. Rápidamente, el gobierno conservador y el clero aseguraron que los culpables eran los liberales y comunistas, cuyo partido estaba prohibido. Para demostrar quiénes habían ordenado el asesinato, se expulsó a la delegación diplomática soviética. Casi nadie lo creyó. A pesar de que este hecho cambió la historia del país, aun no se sabe el nombre de quien o quienes fueron los responsables intelectuales. Aunque todos miran a la oligarquía bipartidista. Extrañamente, hasta hoy, Washington se niega a desclasificar la información que tiene sobre ello.

Con el asesinato de Gaitán la violencia partidista se multiplicó, principalmente en el campo. Como el gobierno conservador y el clero ordenaron perseguir a liberales y comunistas, la crueldad más extrema cayó sobre ellos: A las mujeres embarazadas se les abría el vientre para extraerles la “semilla” enemiga; se le cortaba la cabeza a los hombres para exhibirlas en estacas o jugar al futbol… Nacía el salvajismo contra la oposición, práctica que aun no se detiene. (3)

Como la alternativa fue resistir o perecer, los liberales organizaron la resistencia armada, con el visto bueno de sus altas dirigencias. En noviembre de 1949 el ilegal Partido Comunista llamó a la autodefensa de masas. Inmediatamente el presidente Mariano Ospina Pérez entregó a las Fuerzas Armadas los ministerios de Gobierno, Justicia y Guerra. Se decretó que todo el que se opusiera a las leyes sería considerado “bandido”, autorizando las ejecuciones sumarias. Así los militares, neutros hasta el momento, se vieron lanzados al violento escenario político.

En ese contexto el gobierno acepta participar en la primera confrontación militar de la guerra fría. Entre mayo de 1951 y octubre de 1954, Colombia fue el único país latinoamericano que envió tropas a Corea, bajo el mando estadounidense. Ayudar a combatir al comunismo, fue el pretexto. Como retribución, en abril de 1952 se firmó el Pacto de Asistencia Militar (PAM), el primero de su tipo en el continente. Los militares colombianos empezaron recibir de Estados Unidos moderno armamento, además de aumentarse el número de militares invitados a prepararse en las escuelas de guerra estadounidense, algo que se daba desde 1949. Se marchaba en línea recta a la dependencia militar colombiana. (4)

A comienzo de 1952 se estrenó el armamento, que incluía bombarderos, en una operación militar inaudita en el país. Es que los habitantes del llano, ese inmenso mar de tierra plana que hace frontera con Venezuela, se habían levantado en armas. La policía, que venía siendo asesorada por el Scotland Yard británico, iba sembrando el terror con métodos paramilitares. No de gratis se decía que era la “Gestapo criolla”.

Como el operativo fracasó, el gobierno buscó la negociación. Los llaneros aceptaron, pero pidieron el retiro de las tropas, tierras, salud y educación gratuita. Llegó la negativa y el recrudecimiento de la represión. Estas peticiones se salían totalmente del marco de la confrontación partidista. Hasta la dirigencia Liberal, que vivía tranquila en Bogotá, fue tomada por sorpresa, empezando a desmarcarse: “El gobierno decía que luchaba contra bandoleros, salteadores, malhechores. Y el liberalismo oficial decía que no fueran a confundir al liberalismo auténtico con esos malandrines.”(5)

Las elites bipartidistas vieron aumentada la amenaza cuando supieron que los guerrilleros empezaban a coordinarse a nivel nacional. Entonces vieron una solución. A pedido de los grupos estratégicos de la economía, representados en ambos partidos, el 13 de junio de 1953 llegó al poder el general Gustavo Rojas Pinilla. El general José Joaquín Matallana, lo explicaría: “El pueblo se iba uniendo en contra del gobierno, la guerrilla crecía cada vez más, y los partidos políticos tradicionales entendieron que por esta vía llegaría el caos a Colombia. Del odio liberal-conservador, estábamos pasando al verdadero problema de la lucha de clases. Entonces surgió una alternativa militar”. (6) Hasta el pueblo, desesperado por la violencia, vio con buenos ojos este arbitraje militar.

Paradójicamente, Rojas Pinilla empezó a dar a los insurgentes el trato político que no le dieron los civiles, incluida una amnistía. Les ofreció “Paz, Justicia y Libertad”. El deseo de reconciliación hizo que entre julio y septiembre de 1953 más de 4000 guerrilleros del llano entregaron las armas. Por todo el país fueron unos 7000. El 8 de septiembre los llaneros le decían en una misiva al general: hemos depuesto las armas “con decoro bajo el amparo de vuestro gobierno y del pabellón de la Patria.”

Las guerrillas campesinas al sur occidente del país, lideradas por comunistas y liberales gaitanistas, por lo tanto más politizadas, aceptaron la propuesta de pacificación, pero exigieron diálogos para discutir sobre reformas sociales y económicas básicas, así como la distribución de la tierra. Sin esto no entregarían las armas. Les respondieron con más efectivos militares, sicarios y bandas paramilitares llamadas “Guerrillas de la paz”. Los campesinos reactivaron la autodefensa. Empezando 1955 se lanzó contra ellos 4 000 soldados, apoyados por artillería y más de 50 aviones, en su mayoría llegados desde Estados Unidos. Un buen grupo de veteranos de Corea participaron en las operaciones, así como los oficiales instruidos en Fuerte Benning, Georgia, centro estadounidense especializado en guerra irregular. Durante muchos meses los campesinos resistieron la arremetida. Recuerda el general Matallana que “la población respondió porque entendía que el gobierno volvería para quitarles las tierras.” (7)

Mientras se daba esa operación militar se había creado la primera escuela contrainsurgente de América Latina, en la región de Tolemaida, cerca a Bogotá. “Rangers” de Fuerte Benning fungieron de instructores.

Aún así, el gobierno militar seguía hablando de “paz y justicia”. Entretanto los ex dirigentes guerrilleros que habían creído en las promesas seguían cayendo asesinados. Para ellos, la paz de la oligarquía había significado la paz de sus sepulcros.

Los mismos que le entregaron el poder a Rojas Pinilla lo derrocaron el 10 de mayo de 1957. Inaudito: los patrones obligaron a los trabajadores a realizarle un “Paro Cívico Nacional” para presionarlo. Las dirigencias liberal y conservadora ya habían negociado un pacto en un balneario cercano a Barcelona, España. El acuerdo, llamado “Frente Nacional”, era que cada cuatro años, a partir de 1958, y durante 16 años, se alternaría el gobierno. Los que fomentaron el desangre resurgieron como civilistas, autores del retorno a la democracia. Esa oligarquía bipartidista y sus medios de prensa fueron tendiendo un manto de amnesia que los auto-amnistió de tantos miles de crímenes: Se cree que entre 1948 y 1958, período conocido como “Epoca de la violencia”, fueron asesinados unos 300 000 colombianos. Y unos 200 mil fueron desplazados de las mejores tierras. Todos pobres.

El ministro de Guerra del primer gobierno del Frente Nacional, general Alberto Ruiz Novoa, dejó en claro: “sí sabemos que no fueron las Fuerzas Armadas las que dijeron a los campesinos que asesinaran a los hombres, a las mujeres y a los niños para acabar con la semilla de sus adversarios políticos, sino los representantes y los senadores, los políticos colombianos.” (8) Esos responsables nunca han sido juzgados. Cínicamente, tratando de encontrar uno, se enjuició al general Rojas Pinilla: lo encontraron responsable de contrabando de ganado y unos cuantos auto préstamos bancarios.

Con el Frente Nacional se acabarían las luchas partidistas pero nacería la que había sembrado la propia oligarquía: la lucha de clases. Hasta el día de hoy.

Un suceso externo sacudió la política colombiana, sintiéndose por todo el hemisferio, particularmente en Washington: Sin ningún apoyo externo, el Primero de enero de 1959 triunfó la revolución cubana. En abril de 1961 Fidel Castro declaró el carácter socialista de la revolución, algo que no esperaba ni Moscú. El “enemigo” estaba en el mismo patio. Había que evitar nuevas Cubas, por ello la función de los ejércitos latinoamericanos debía pasar de “defensa del hemisferio”, a la de “seguridad interna”.

Fue al gobierno del presidente John F. Kennedy a quien le correspondió instaurar lo que se conocería como Doctrina de Seguridad Nacional (DSN). Esta englobaba toda una variante de metodologías contrainsurgentes, necesarias para enfrentar al nuevo tipo de enemigo. Las bases de la DSN las sentó Francia a partir de sus experiencias militares en las guerras colonialistas de Indochina y Argelia. En el Fuerte Bragg, centro de Guerra Especial del Ejército de Estados Unidos, se fueron perfeccionando. Ahí se adoptaron hasta la experiencia nazi. La guerra en Vietnam sería el terreno propicio para su aplicación.

La premisa fundamental de la DSN es acabar con el “enemigo interno”, el que en “dependencia de la imagen que se le quiera explotar se puede denominar ‘bandolero’, ‘subversivo’, ‘guerrillero’ o ‘terrorista’.” (9) Y enemigos “no son solo aquellos que explícitamente se identifican con el cambio social, sino cualquiera que no se adhiera a las políticas represivas que la seguridad nacional exige […].”

Como se trataba de la seguridad nacional, a las Fuerzas Armadas se les fue trasladando, directa o indirectamente, el poder político, con el beneplácito de las elites económicas. Por ello las Fuerzas Armadas necesitaban una preparación y adiestramiento militar diferente. En especial el ejército.

A comienzos de 1961 se inició la restructuración académica que se impartiría a los militares latinoamericanos. El propio procurador Robert Kennedy, hermano del presidente, se encargó de supervisarla. El centro de adoctrinamiento se llamó Escuela de las Américas, y se estableció en la zona del canal de Panamá. Como básico se incorporó al programa de estudios el Curso de Operaciones de Contraguerrilla, desarrollado en el Fuerte Bragg. Desde el primer momento los militares colombianos estuvieron entre los más numerosos. (10)

En Colombia le correspondió a los civiles del Frente Nacional aplicar las directrices de la DSN. Lo que no trajo traumas, pues, como ya vimos, desde 1949 se les había entregado a los militares responsabilidades de Estado. Para comienzos de los años sesenta las autodefensas campesinas del sur-occidente del país, ahora lideradas por el Partido Comunista, persistían en resistir. Por tanto se decidió aplicar la Acción Cívico-Militar (ACM), para lo cual viajó un equipo especial desde el Fuerte Bragg, en febrero de 1962.

Se pretendió mostrar a militares y policías como entes de utilidad social y pública; que llevaban al campo y a los barrios humildes asistencia médica y alimenticia; que mano a mano con el pueblo construían escuelas y carreteras. “Ganar los corazones y las mentes” al comunismo era una de las estrategias de la ACM. La otra era colectar información de inteligencia. (11)

Por su dinámica, la ACM permitió a las Fuerzas Armadas ser parte de los ministerios de Agricultura, Obras Públicas, Salud y Educación. Así empezó la militarización de la sociedad colombiana y de sus instituciones.

En este mismo año de 1962, al amparo de leyes dictadas bajo estado de sitio, se entregó a las Fuerzas Armadas los problemas de “orden público”, que incluía todo tipo de protesta social. Ya no fue necesario invocar a “bandoleros” ni “guerrilleros” para justificar la intervención militar. Se seguían dando los pasos necesarios para instaurar una democracia bien restringida, donde se mezclaron elementos de la democracia formal con mecanismos típicos de los regímenes más autoritarios. Sin dictaduras que dañaran la imagen.

El 27 de mayo de 1964 el general Álvaro Ruiz Novoa expresó en una asamblea de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), la de los latifundistas: “No es difícil probar que en Colombia existe un estadio de injusticia en la posesión de la tierra y que esta situación es la responsable de la pobreza y el atraso del país, pues no solo mantiene a millones de campesinos en estado de miseria y de ignorancia, sino que tratándose de un problema fundamental, su estado influye decisivamente como lastre para el progreso general.” (12)

A pesar de tan honesta declaración, el general estaba involucrado en una acción militar que, por sus proporciones, superaba a las anteriores: la Operación Marquetalia. Se adelantaba contra los “bandoleros” del suroccidente del país, en las regiones de Marquetalia, Riochiquito, El Pato y Guayabero. En esos territorios se estrenó la ACM en el continente.

Junto a ella se implemento la guerra sicológica, tal y como las fuerzas especiales estadounidenses lo venían haciendo en Vietnam. En la radio los campesinos escuchaban informaciones falsas o alarmistas que creaban zozobra y desconfianza. El resto del país escuchaba, con persistencia, que los comunistas estaban creando en esas regiones “repúblicas independientes”.

Encabezados por los veteranos de Corea, y los egresados de las escuelas de Lanceros y de las Américas, 16 000 soldados cercaron los territorios. Contaban con el asesoramiento de expertos estadounidenses, unos trasladados desde Vietnam. También estuvieron respaldados con artillería pesada y poderosa aviación, aportada por el Comando Sur estadounidense.

Esa demostración de fuerza, acompañada de la histeria desinformativa, para agredir a un grupo de 52 hombres y 3 mujeres mal armado. Las operaciones se iniciaron el 27 de mayo de 1964.

Jaime Guaracas, uno de los que participó en la defensa de las regiones, cuenta: “Ninguno de nosotros tenía experiencia militar. Ni sabíamos qué tipo de ejército íbamos a enfrentar. Había dos reservistas, pero no sabían de técnicas de combate, ni siquiera cómo hacer una emboscada.” (13) El grupo era dirigido por un campesino comunista llamado Manuel Marulanda Vélez, quien se había se había vinculado al movimiento de autodefensa comunista en 1953. Estos campesinos se vieron obligados a diseñar una nueva forma de resistencia, de guerra de guerrillas, de unidades en movimiento permanente que evitaban la confrontación, y que cuando atacaban tenían en la sorpresa su mejor arma.

Así nació, en ese día de mayo, la organización que dos años después se empezaría a llamar Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El 4 de julio, cuando la “Operación Marquetalia” arreciaba, en el departamento de Santander, al otro extremo del país, al nororiente, 18 hombres iniciaban una marcha guerrillera. Con ellos daba los primeros pasos el Ejército de Liberación Nacional (ELN). La mayoría eran estudiantes universitarios. Un jovencito de 15 años los acompañaba: Nicolás Rodríguez Bautista, quien se conocería como Gabino, y que hoy es su actual comandante.

Esta organización era uno de los “efectos” de la revolución cubana. En 1962 el gobierno de la Isla concedió becas a 27 jóvenes colombianos. “El objetivo de era capacitarse política e ideológicamente. Luego, siete de ellos adquirieron formación militar y regresaron al país para crear al ELN. Su táctica fue novedosa, pues ya no actuaba como las autodefensas campesinas, que se dedicaban a defender una zona y a su población.” (14) Esto lo demostró seis meses después, el siete de enero de 1965, cuando atacó y se tomó la población de Simacota. Ahí se leyó y se distribuyó un manifiesto donde se explicaba los motivos de su lucha armada. El ELN fue la primera organización que se propuso la toma del poder.

Por aquel entonces el comandante Ernesto "Che" Guevara, había escrito el libro "Guerra de guerrillas: un método”, que se convirtió en la guía práctica e ideológica para esta la naciente organización. Como era de esperarse, al implantarse en el campo, serían los campesinos su fuerza mayor. A ellos se unieron varias monjas y sacerdotes, inspirados en la Teología de la Liberación, como Camilo Torres y el español Manuel Pérez, quien llegaría a ser su máximo comandante.

Desde su comienzo, ELN trató de no caer en la pugna ideológica chino-soviética que vivía la casi totalidad de la izquierda en el mundo. Su referente fue durante muchos años la revolución cubana.

La confrontación entre los que se consideraban marxistas-leninistas y los “jrushovistas” (refiriéndose al Primer secretario del Partido Comunista soviético, Nikita Jrushchov. NDA), se vivió al interior del Partido Comunista colombiano. Unos de ellos rompieron y empezaron a crear el Partido Comunista de Colombia, Marxista-Leninista. Eran los pro-chinos o maoístas. También fue en 1964. De ahí nacería el Ejército Popular de Liberación (EPL), en 1967. La revolución cubana influyó en esa ruptura. “Su ejemplo, de un proceso rápido hacia un desarrollo guerrillero importante y con miras a la toma del poder, le dio razón a los que criticaban al Partido Comunista que descartaba la lucha armada que no fuera de autodefensa. Nosotros pensábamos que se debía asumir una actitud de iniciativa, donde se golpeara al enemigo antes de que nos golpeara.” (15)

Por estas fechas se cumplen 50 años de la formación de esas organizaciones guerrilleras, las que están presentes por todo el país, principalmente las FARC y el ELN. Y lo más triste y extraordinario de la historia, es que las condiciones objetivas que llevaron a su nacimiento, tanto sociales, económicas, políticas como de represión, se han incrementado. Washington decide hoy más que nunca en la vida de los colombianos, sin dejar de atizar la guerra.

El 2 de septiembre de 1958, unos humildes campesinos guerrilleros, liberales y comunistas, le hacían llegar una carta al presidente Alberto Lleras Camargo:”La lucha armada no nos interesa, y estamos dispuestos a colaborar por todas las vías a nuestro alcance en la empresa pacificadora que decidió llevar este gobierno.” Se les respondió con represión. Entre los firmantes estaba Manuel Marulanda Vélez.

Cuando se inició la “Operación Marquetalia”, el presidente conservador Guillermo León Valencia expresó dos frases que se convertirían en una eterna repetición de todos sus sucesores, sin excepción, cada vez que han lanzado sus campañas militares contra las guerrillas, siempre acompañadas de “expertos” y armamento estadounidense, y que nunca han logrado cumplir: “Mucho antes de que termine mi gobierno el país estará totalmente pacificado. Esa es una decisión que no vamos a quebrantar por ningún motivo”. (16)

Hernando Calvo Ospina es periodista y escritor, colaborador de Le Monde Diplomatique, Francia.

Notas:
1) Memorias del Ministerio de Guerra, Ignacio Rengifo, 1927. Citado en Renán Vega Cantor: Colombia entre la Democracia y el Imperio. Editorial El Búho, Bogotá, 1989.
2) Gerald Haines: The Americanization of Brazil. SR Books, Lanham, 1989.
3) Germán Guzmán Campos; Orlando Fals Borda; Eduardo Umaña Luna: La Violencia en Colombia. Estudio de un proceso social, tomo 1. Ed. Círculo de Lectores, Bogotá, 1988.
4) Elsa Blair Trujillo: Las Fuerzas Armadas. Una mirada civil. Ed. Cinep, Bogotá, 1993.
5) Juan Lozano y Lozano, en el Prólogo a Las Guerrillas del Llano. Eduardo Franco Isaza, Las Guerrilleras del Llano, Ed. Círculo de Lectores, Bogotá, 1986.
6) José Joaquín Matallana, en Olga Behar: Las Guerras de la Paz, Ed. Planeta. Bogotá, 1985.
7) José Joaquín Matallana, en Arturo Alape. “La Paz, la Violencia: Testigos de Excepción”. Ed. Planeta. Bogotá, 1985;
8) Citado en James Henderson: Cuando Colombia se desangró. Áncora Editores, Bogotá, 1984.
9) “La Guerra Total”. Ponencia de Deborah Barry, Raúl Vergara y Rodolfo Castro. Universidad de California del Sur. Febrero de 1986.
10) De 1949 a 1996 se graduaron cerca de 10 000 oficiales y suboficiales en los centros de guerra irregular estadounidenses.
11) Peter Watson: Guerra, Persona y Destrucción. Usos militares de la psiquiatría y de la sicología. Ed. Nueva Imagen, México, 1982.
12) Álvaro Ruiz Novoa. Revista de las Fuerzas Armadas, N°. 26. Bogotá, mayo-junio de 1964.
13) Entrevista del autor a Jaime Guaracas, uno de los fundadores de las FARC. Marzo 2009.
14) Entrevista del autor a Ramiro Vargas, miembro del Comando Central del ELN. Septiembre de 1998.
15) Entrevista del autor a Oscar William Ospina, dirigente del PCC-ML y del EPL. Enero de 1985.
16) El Tiempo, Bogotá, 8 de mayo de 1964.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Deuda y nuevo arreglo con el Club de París

Lic. Héctor L. Giuliano (especial para ARGENPRESS.info)

En el contexto de la nueva ola de endeudamiento público que está llevando a cabo la administración Kirchner acaba de anunciarse (el 29.5) un nuevo arreglo sobre la deuda externa con los países del Club de París.

Esta noticia se suma a toda una serie de novedades que se están produciendo aceleradamente en materia de deuda: bonos para pago a Repsol y laudos del CIADI, obligaciones negociables de YPF, nueva deuda dolarizada de las Provincias, nuevos bonos nacionales colocados en el mercado bursátil, más Deuda intra-Estado - fundamentalmente con la ANSES, el BCRA y el BNA - negociaciones para el pago de juicios con bonos a los holdouts y refinanciamiento sistemático de todos los vencimientos de capital a medida que van cayendo.

El nuevo acuerdo con el Club de París es uno de los pilares centrales de la Hoja de Ruta Boudou para el retorno de la Argentina al Mercado Internacional de Capitales, es decir, para volver a tomar Deuda Externa en gran escala.

Según la última información oficial disponible - Ministerio de Economía (MECON), Informe trimestral de la Deuda Pública al 30.9.2013 - el Estado Central le debía al Club de París unos 6.100 MD (Millones de Dólares): 5.100 por Capital y 1.000 por Intereses.

El Club le reclamaba a la Argentina, en cambio, 9.700 MD - con cifras cerradas al 30.4.2014 - donde el grueso de la diferencia (unos 3.600 MD) se entiende corresponde a intereses punitorios e intereses corridos hasta esa fecha.

El MECON no ha dado, hasta el momento, ninguna información detallada acerca del acuerdo suscripto - las negociaciones entre las partes han sido absolutamente secretas - no se conocen los términos exactos de lo pactado, no se cuenta con información desagregada de las sumas que integran el total aceptado con el allanamiento argentino ni se conoce cómo ha sido la evolución de dicho endeudamiento para llegar a las cifras actuales, ya que al momento del default de fines de 2001 la deuda directa con el Club de París era algo menor a los 2.000 MD y ahora ha crecido prácticamente 5 veces.

Se supone que las principales causas de este aumento han sido los intereses devengados acumulados durante el período de cesación de pagos (12 años), la incorporación de otras deudas bilaterales al paquete de las deudas directas con los países del Club y la gran diferencia de cambio producida entre el dólar y el euro; pero no se cuenta con información oficial al respecto.

No se sabe, además, si ha habido capitalización de intereses (anatocismo) y si la Argentina tiene que afrontar además otras erogaciones, como gastos y honorarios propios y de la contraparte.

El gobierno Kirchner - como en todo lo relativo a la Deuda Pública - no suministra información desagregada ni mucho menos permite el acceso a la documentación probatoria de las acreencias que reconoce a individuos, empresas y/o países reclamantes.

Este punto es particularmente importante en este caso porque las obligaciones involucradas en la renegociación están siendo teóricamente investigadas por la justicia argentina en la causa Olmos II - que abarca las irregularidades de la Deuda Pública bajo los gobiernos democráticos sucesores del Proceso - según la denuncia respectiva de Alejandro Olmos, que data de 1998 (casi 20 años) y que está paralizada en el Juzgado Federal número 2.

Aproximadamente la mitad de esa deuda proviene de la época del Proceso Militar, es decir, que se viene arrastrando y aumentando desde hace unos 40 años; y la misma, en su conjunto, ha sido motivo de sucesivas reprogramaciones: entre 1985 y la actualidad ha habido - contando la que termina de cerrarse - 6 rondas o acuerdos en ese sentido; todos ellos motivados por el fracaso de los precedentes dada la incapacidad de pago de la Argentina.

En este último capítulo, sin embargo, han aparecido algunos elementos nuevos a ser tenidos especialmente en cuenta:

1. El primero y principal es la falta de capacidad de pago demostrada, punto que veremos enseguida.

2. El segundo - que en realidad debiera ser el primero, dada su categoría institucional - es el de la falta de análisis y aprobación expresa por parte del Congreso (que también veremos a continuación).

3. Pero el tercero toca a las características peculiares de este nuevo convenio con el Club de París - en base a lo poco conocido hasta ahora - debido a ciertas cláusulas discutibles.

Vamos a precisar solamente algunos de estos puntos cuestionables y/o no claros dentro del pacto firmado que justifican lo que estamos diciendo:

a) La falta ya citada del desagregado y de las informaciones detalladas que respaldan la llegada al monto de los 9.700 MD en cuanto a origen y evolución del endeudamiento que da lugar al presente arreglo, que hacen que técnicamente no se conozca lo que se ha pactado ni el contenido de las operaciones involucradas en el acuerdo.

b) La necesidad lógica que las obligaciones que van a ser traspasadas a la futura administración sean conocidas, analizadas y discutidas por las fuerzas políticas con representación parlamentaria para su aprobación definitiva o no antes que entren en vigor. O sea, que dicho convenio tenga ratificación del Poder Legislativo.

c) Si el gobierno Kirchner remitió al Congreso proyectos de relevancia tales como la estatización de las acciones de Repsol en YPF y el posterior acuerdo de pago con bonos a la empresa española, por qué no sometería un arreglo con el Club de París de la importancia extraordinaria que éste conlleva, máxime cuando la Ley de Presupuesto 2014 - que le confería indebidamente facultades extraordinarias en este campo - ha quedado ahora totalmente distorsionada por los cambios introducidos unilateralmente por el gobierno y debe ser consiguientemente revisada en todos sus puntos ?

d) La aceptación de un pago inicial de 1.150 MD - desdoblado en dos remesas, de 650 MD en Julio de 2014 y 500 MD en Mayo de 2015 - traspasándole a la próxima administración la gran mayoría de los vencimientos (8.550 MD) configura el mismo tipo de maniobra que en el caso de Repsol y muy probablemente también en el próximo de los holdouts.

e) Presentar como logro de la negociación un supuesto compromiso de inversiones a cambio de los pagos a ser efectuados - que pueden ir desde los 1.500 a los 2.200 MD por año - es invertir la lógica del razonamiento porque no es que la Argentina va a negociar inversiones sino al revés: la Argentina va a comprometer la refinanciación de la Deuda y los acreedores del Club de París, entre otros condicionamientos, la comprometen a aceptar inversiones extranjeras, en un mundo con excedentes de capitales, inversiones éstas que - de grado o por fuerza - supondrán más condicionamientos y mas endeudamiento externo, público y privado. Esto se amplía en el punto h).

f) La relativa baja tasa de interés acordada - entre 3.0 y 3.8 % en dólares - no es un logro excepcional ni relevante en una negociación internacional con organismos oficiales. De hecho, según el propio MECON - último informe de Deuda Pública al 30.9.2013 - la tasa de interés promedio ponderada con Organismos Internacionales es del 3.03 % (la misma que con el Club de París, al que si hasta ahora se le pagaba casi el 7 % era porque se le agregaban los intereses punitorios y otros cargos). Incluso si se tomara como referencia la tasa promedio con “Organismos Oficiales” (que no se sabe si están considerados dentro de este convenio con el Club), la misma figura en el orden del 5.09 %, lo que implicaría - en el mejor de los casos - haber obtenido una rebaja de sólo un punto porcentual.

g) El plazo de pago a 5 ó 7 años (en caso de descalce contra ingresos por Inversiones Extranjeras Directas, aunque contra aumento de la tasa de interés en 0.8 %) es algo que no está muy claro en cuanto a responsabilidades de las partes, es decir, sobre qué pasa si tales inversiones no vienen a la Argentina por reticencia de los inversores o por falta de acuerdo sobre los proyectos en nuestro país.

h) El punto anterior - y también lo adelantado en el e) - es muy delicado porque las presiones extranjeras para entrar con inversiones pueden ser un arma de doble filo en cuanto a tipos y prioridades de proyectos públicos versus privados, localización y vinculaciones internacionales de los mismos, concesiones y privilegios al amparo de los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) y, fundamentalmente, en cuanto a inversiones que aumenten las importaciones, transferencias de utilidades y, sobre todo, que provoquen aumento de la Deuda Externa Privada.

i) La combinación de condiciones negociadas en materia de plazos y tasas de interés se compensa con la aceptación por allanamiento al mayor monto reclamado por los acreedores del Club. De hecho, el convenio suscripto parece un híbrido a la luz del “enfoque de Evian” del 2003, que es el criterio consensuado entre los miembros del Club de París para los casos de reprogramación de obligaciones con los países deudores y que contempla mayores plazos, tasas más bajas y menores condicionamientos que los conseguidos por la Argentina.

j) Por último, la baladronada sobre la no intervención del FMI como un supuesto logro de la negociación es cuasi infantil: la no participación del Fondo no sólo sirve para “no mostrarle las cuentas públicas” argentinas sino que, al revés, conviene al FMI para no tener que expedirse sobre la situación fiscal de nuestro país, de modo de no quedar pegado a un dictamen u opinión que racional y técnicamente no podría ser favorable frente a un país con sobre-endeudamiento público, déficits gemelos crecientes y crisis de Deuda por iliquidez e insolvencia. Los directivos del Fondo seguramente están ahora incluso más tranquilos: mejor dejar que el gobierno K se lleve “los laureles” de haberlos excluido del arreglo que haberlos involucrado haciéndoles asumir la responsabilidad de opinar sobre un país que se auto-define como “pagador serial” mientras vive en crisis de Deuda a la vez que necesitando siempre más deuda que no puede pagar.

Como en todas las operaciones de endeudamiento público, este tipo de acuerdos de refinanciación de compromisos así como la emisión de títulos oficiales en general, se hace sin demostración de la capacidad de pago.

Por definición - y por lógica - el Estado Argentino está contrayendo pasivos que no puede pagar, como no sea tomando nuevas deudas:

a) El Fisco tiene déficit fiscal creciente - el Resultado Financiero fue negativo de 31.700 M$ (Millones de Pesos) en 2011, de 55.600 M$ en 2012 y de 64.500 M$ en 2013 - y ese déficit ya lo está cubriendo sistemáticamente con deuda a un ritmo de 15.000 MD (Millones de Dólares) anuales o más aún (fueron 14.600 MD en 2011, 18.800 MD en 2012 y todavía no se tienen los datos del 2013).

b) Los datos del punto anterior (datos oficiales del MECON), empero, no son completos ni realistas porque tales déficits del Estado están atenuados en forma artificial con grandes transferencias de fondos provenientes fundamentalmente de la ANSES y del BCRA.

c) El saldo de la Balanza Comercial es fuertemente decreciente (fue de 14.700 MD en 2012 y bajó a sólo 1.700 MD en 2013, según el Balance Cambiario del BCRA, aunque el INDEC computa en este último año un saldo de 9.000 MD a favor) y la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos es directamente negativa (13.300 MD en 2013), pese al cepo cambiario.

d) El BCRA carece de una verdadera disponibilidad de Reservas Netas: al 30.4.2014, sobre un total de Reservas Brutas de 28.200 MD, las Reservas Netas quedan reducidas a 11.600 MD si se le restan 16.600 MD de divisas que no le son propias: 7.000 MD de Depósitos en Moneda Extranjera y 9.600 MD de Otros Pasivos (que son préstamos de otros bancos centrales e internacionales). Sin contar la masa de la deuda cuasi-fiscal por Lebac/Nobac, que está creciendo en forma extraordinaria (hoy equivalente a 23.500 MD).

No existe ninguna demostración de la capacidad de pago de la Argentina sobre cómo se van a afrontar las deudas actuales ni las deudas futuras que se están contrayendo.

El nuevo acuerdo con el Club de París, lo mismo que la deuda pública en general, sólo puede cancelarse a costa de colocar nuevas deudas.

Y tal es el objetivo expreso de la política de endeudamiento del gobierno Kirchner en función de la Hoja de Ruta Boudou y después de haber traspasado la mayoría de la deuda impagable a los jubilados desfinanciando la ANSES y de haber descapitalizado el BCRA con el uso masivo de reservas para pagar deuda externa y empapelado el Activo del Banco con títulos sin garantía de cumplimiento.

Cumplida así la etapa de usar la Deuda intra-Estado como “préstamo-puente” mientras se marcaban récords de pagos de la deuda con terceros - Acreedores Privados y Organismos Financieros Internacionales (FMI, Banco Mundial, BID y CAF) - ahora ha llegado el momento de la verdad: la falsía del “des-endeudamiento” no sólo no era cierta (la deuda pública aumenta y no disminuye) sino que se desnuda que el objetivo de la maniobra era descargar gran parte de la deuda externa traspasándola como costo al Estado y al Pueblo Argentino para volver al mercado externo a contraer más deuda.

Ergo, el gobierno ha terminado así ahondando la trampa de Deuda en que está metido: sólo puede responder a los actuales y futuros vencimientos - que se están incrementando en línea con las nuevas obligaciones en curso - con más emisiones de deuda.

El nuevo arreglo de la deuda con el Club de París tiene que ser sometido a la aprobación del Congreso: la delegación de facultades parlamentarias al Poder Ejecutivo en materia de Deuda Pública es inconstitucional y la ley de Presupuesto 2014 tiene que ser revisada no sólo para reformular las partidas presupuestarias debido al cambio de los supuestos macro-económicos oficiales sino también para replantear la concesión indebida de facultades especiales hechas al gobierno para concertar compromisos impagables.

El gobierno Kirchner, siguiendo su tradición de presentar las concesiones o derrotas como victorias ante la opinión pública, ha dado otro paso flagrante en este sentido cerrando un nuevo convenio que pesará sobre las presentes y las futuras generaciones de argentinos.

El reconocimiento y arreglo de esta nueva deuda con el Club de París se suma así a la oleada de obligaciones sin capacidad de repago que la administración Kirchner está contrayendo en las postrimerías de su gestión, bajo condiciones de manifiesta debilidad política, fuertes inconsistencias en sus medidas financieras y graves denuncias en su contra por corrupción generalizada.

Hoy nuevamente, con manifestaciones exultantes del gobierno K, con elogios de la mayoría de la partidocracia pseudo-opositora y apoyo de los grandes medios de comunicación, el establishment financiero - local e internacional - festeja la nueva ola de endeudamiento de la Argentina que compromete tanto el final de la gestión de esta administración como, sobre todo, la que asuma con el futuro gobierno.

La Clase Política - y la Clase Dirigente en general - debiera ser forzada a no evadir sus responsabilidades y responder a la “pregunta del millón”: ¿quién y cómo pagará todo esto, como no sea con más Deuda?

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Una nueva oleada de luchas

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Gestamp, Cables Lear, línea Sarmiento, alimenticia Calsa, paro activo de la UOM Córdoba y la huelga próxima en la siderurgia, huelga pendiente de choferes, peleas crecientes en las empresas que suspenden, huelga azucarera en Salta, paros de bancarios, paritarias sin arreglo en camioneros, alimentación, neumáticos, lucha contra el impuesto al salario en Aluar y numerosas empresas.

Hemos ingresado en una etapa crucial de luchas, como consecuencia de la crisis industrial, el ajuste, la inflación y la perspectiva de crisis provinciales y un derrumbe financiero. La acumulación de deudas del Banco Central con la banca local y las cerealeras e importadores, para frenar la inflación, acentúan la recesión económica y anuncian una nueva devaluación fuerte a corto o mediano plazo.

La crisis industrial opera como un factor de ataque al movimiento obrero, luego de las grandes huelgas docentes en Buenos Aires y Salta, la ocupación de Valeo, la ex Ligget y Rieter en Córdoba y el enorme paro nacional del 10 de abril pasado. La firma de convenios a la baja, por parte de los burócratas de la CGT de Caló, por un lado, y la decisión de Moyano de desensillar (aunque no aclare), por el otro, pesan como un lastre sobre la pelea que los trabajadores empeñan en sus lugares de trabajo -mediante ocupaciones y/o cortes de ruta. Asimismo, queda más clara la función de la ley antipiquetes de los K, que ha sido apoyada por sus supuestos rivales: Berni ha estado haciendo un despliegue descomunal de la Gendarmería, por afuera de cualquier agenda de “inseguridad”.

El empeño de la burocracia por acompañar el ajuste capitalista choca, sin embargo, con la envergadura de la crisis que el ajuste ha provocado. Es precisamente lo que demuestran la crisis metalúrgica en Córdoba o el enfrentamiento de la UOM con Techint y Acindar-Arcelor. El reclamo salarial de la UTA forzaría al gobierno a aumentar los subsidios al transporte y agravar el grave déficit fiscal, o producir un aumento descomunal del boleto. Si la burocracia de la UTA sigue dando largas al reclamo, como lo viene haciendo desde enero, estallarán huelgas en numerosas líneas de colectivos. En el tramo final de la experiencia kirchnerista, se asiste a una crisis de conjunto que impacta con fuerza en la lucha de clases como no se registra desde hace tiempo.

El gobierno no encuentra paliativos para esta crisis, porque se ha quedado sin recursos. El Banco Central no puede salir en su socorro, por la simple razón de que se encuentra en quiebra; financia al Estado a fondo perdido, lo que incrementa la inflación y lleva las tasas de interés, para la producción o el crédito al consumo, a tasas usurarias. Un rescate internacional, por parte de la gran banca, condiciona una gran devaluación del peso y los tarifazos. La crisis industrial e inflacionaria desembocará en una crisis política.

En estas condiciones, podríamos atravesar el Mundial de Fútbol ‘a la brasileña’ -con huelgas, cortes y movilizaciones. La huelga del pasado 10 de abril y la huelga activa de la UOM, en Córdoba, demuestran que es posible movilizar a los grandes contingentes de los sindicatos. Al lado de la lucha por empresa o rama está planteado el reclamo de una huelga general de advertencia, en principio por 24 horas, para parar las suspensiones y despidos, y ajustar los salarios, mensualmente, a la inflación. Llamamos a iniciar una campaña por una huelga general por estas reivindicaciones.

La crisis no deben pagarla los trabajadores. Si cae la producción, que se repartan las horas de trabajo entre todo el personal sin reducción del salario promedio real de los últimos seis meses. Que se abran los libros de las empresas para conocer los costos y planes de producción, y las ganancias capitalistas acumuladas. Que se abran las cuentas de las financistas de esas empresas y de los bancos, que revelarán los costos usurarios que se cargan a los clientes.

Los trabajadores necesitamos un programa de conjunto. Por eso es importante que se convoque a un Congreso de delegados del conjunto del movimiento obrero, con mandatos de asamblea.

Llamamos a todo el activismo y la juventud a unir fuerzas en defensa de las luchas en curso, que están aisladas, mediante una gran agitación por la huelga general de los sindicatos en conflicto y de las CGT y las CTA, que consista en marchas, cortes, volanteadas. Llamamos la atención de todos los luchadores acerca de la necesidad de discutir la ocupación de las empresas que suspendan, despidan o cierren, para prepararlas debidamente y como parte de un plan de conjunto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Lock out: Gestamp impide el ingreso de los trabajadores

ANRED

La empresa autopartista Gestamp de Escobar no acató hasta el momento la conciliación obligatoria dictada el pasado sábado 31 por el Ministerio de Trabajo, en el marco del conflicto por el despido de 69 trabajadores. Por ahora la empresa se encuentra cerrada, en un lock out patronal de hecho como respuesta negativa a la conciliación, por lo cual los trabajadores (tanto los despedidos como los ocupados) que se presentaron a trabajar no pudieron ingresar a las 5, como estaba previsto. Organizaciones convocan a una marcha para mañana a las 5 de la mañana hasta las puertas de la empresa en apoyo de los trabajadores.

Luego de cinco días de ocupación de la planta por 9 operarios, y el bloqueo de los accesos a la misma por los restantes 58 trabajadores despedidos junto a diversas organizaciones, lo que empezaba a visualizarse como una solución al conflicto por el despido de 69 operarios luego de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo el pasado sábado 31, comienza a desdibujarse con el lock out de hecho de la empresa Gestamp, que hasta el momento permanece con sus puertas cerradas, con lo cual no está acatando el llamado a conciliación dictado por la cartera laboral.

De esta manera, los trabajadores que se presentaron a trabajar en su horario habitual - 6 de la mañana - siguen sin poder ingresar a la planta, que se encuentra cerrada, con lo cual queda en virtual suspenso la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Oscar Cuartagno.

María del Carmen Verdú, que interviene en el conflicto como abogada de los obreros de Gestamp, sostuvo, en entrevista con el portal del MONAREFA: "Después de tres días de maratón con el juez de garantías y el fiscal logramos que el 31 de mayo convocaran (y trajeran en helicóptero) al ministro de Trabajo y al ministro de la Producción bonaerense y para las 16 horas conseguimos que la provincia firme la conciliación obligatoria con reinstalación de despidos y suspendidos, y que el juez y el fiscal garanticen que no haya consecuencias penales ni para los nueve que estuvieron adentro ni los que estuvieron en los cortes de acceso solidarios con los obreros de la autopartistas".

En diálogo con Enredando Las Mañanas - el programa radial diario de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) - Juan Marino, dirigente de la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR), que participó de la movilización que hubo hoy hasta las puertas de la empresa en apoyo a los trabajadores, denunció que "la patronal incurrió en un lock out para incumplir la conciliacion obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo (...) No ha permitido el ingreso de ningún trabajador, ni de los despedidos ni de ningún otro trabajador". Además aseguró que "si decidió hacerlo es porque tiene el respaldo del kirchnerismo y de Daniel Scioli (...) Afuera había un operativo de fuerzas nacionales y adentro de la fábrica de la policía bonaerense". El dirigente consideró que esta actitud del gobierno provincial es porque "Débora Giorgi y Cristina Fernández lo corrieron por derecha a Socioli, y nuevamente están dejando afuera a los compañeros despedidos", y caracterizó esta actitud como "una política que combina persecusión, macartismo y es un ataque contra la izquierda, contra los luchadores y contra los revolucionarios".

Ahora el conflicto se mantiene latente por la actitud de la empresa, y la paralización de Gestamp afecta a 9 mil obreros de las automotrices Ford, Volkswagen, Peugeot, PSA y Fiat.

Mañana a las 5 de la mañana diversas organizaciones sociales, políticas, de derechos humanos y estudiantiles convocan a una movilización hasta las puertas de Gestamp en apoyo a los trabajadores.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Elecciones en la CTA: Nueva Conducción en CTA Nacional

ACTA

Pablo Micheli fue reelegido Secretario General de la Central secundado por José Rigane y Ricardo Peidro como Secretarios Adjuntos. Claudia Baigorria ocupará nuevamente la Secretaria Administrativa mientras Daniel Jorajuría Kahrs fue reelecto como Secretario Gremial.

El nuevo Secretario de Organización es Carlos Chile (ex secretario General de CTA Capital). También estrena cargo Carolina Ocar como secretaria de Comunicación y Difusión de la Central. La compañera Rita Beatriz Liempe ocupará la Secretaria de Relaciones con los Pueblos Originarios en esta nueva etapa.

Nuevamente la Secretaría de Relaciones Institucionales tendrá a Juan Carlos “Pipón” Giuliani a la cabeza, Jorge Cardelli será responsable de la Secretaría de Cultura y Carlos Ferreres de la de Discapacidad.

Fernando "Nando" Acosta continúa a cargo de la Secretaría de Interior, al igual que Adolfo “Fito” Aguirre en la Secretaría de Relaciones Internacionales y Hugo Blasco como secretario de Derechos Humanos.

En esta nueva etapa, José Zas se hará cargo de la Secretaría de Contabilidad y Finanzas mientras que el compañero Mario Barrios será secretario de Asistencia Social.

Una vez más, la secretaría de Previsión Social estará liderada por Lidia Meza, mientras Jorge Yabkowski tendrá a cargo la de Salud Laboral y Guillermo Pacagnini la Secretaría de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo.

Alejandra Angriman asume nuevamente en la Secretaría de Igualdad de Géneros y Oportunidades y Raúl Ernesto Rajnery coordinará la Secretaría de Juventud. Tras las elecciones en la CTA, Cynthia Pok será secretaria de Formación y Blanca Ávila de Actas.

La lista de Vocales titulares electos son los siguientes: Elia Espen, Rubén Garrido, Silverio Gómez, Ester Garciaviviana, José Ronconi, Francisco “Pancho” Montiel, Sergio Val, Mariano Sánchez Toranzo, Guillermo Díaz, Dora Martínez, Eduardo Moyano, Melina Rojas, Jorge Alfredo Portel, Julio Gambina y Silvia Bergalio.

En la Comisión Revisora de Cuentas los titulares son: José Luís Bravo, Néstor Jeifetz y de suplentes: Carlos Alberto Chasson, María Cristina Chiste y Alicia Coca.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La lucha obrera en Aceros Zapla y el museo de grandes novedades

RADIO PUEBLO - ANRED

430 trabajadores de la actual Aceros Zapla, una de las joyas estatales rematadas en los 90, denuncian atraso salarial, pésimas condiciones de trabajo, precarización, desinversión, vaciamiento y otros deja-vu.

En la mañana del miércoles 28 de mayo los delegados del Sindicato de obreros de Aceros Zapla se reunieron para decidir, a raíz del retroceso en la negociación en la conciliación obligatoria de la tarde de ayer en la Secretaria Provincial de Trabajo, las próximas medidas de fuerza que consistirán en el cierre del ingreso a la Fábrica y una asamblea en horas de la tarde, además de un posible corte de ruta mañana sobre Ruta Nacional N°66.

En diálogo con Radio Pueblo los trabajadores, relataron la postura de mantener el paro y la permanencia en la puerta de la Fábrica, medida que ya lleva 15 días con 3 intentos fallidos en la negociación de la conciliación obligatoria. En la apertura de las paritarias correspondientes a este año, el comité directivo del sindicato de Trabajadores de Aceros Zapla presentó un petitorio consistente en 11 puntos, entre los cuales, los tres principales eran el reclamo por la Seguridad e Higiene de los trabajadores, la recomposición salarial en vista de una aumento del 45% y el pase a planta permanente de compañeros precarizados de la contratista Forja Norte.

Los reclamos

En total son 430 trabajadores que adhieren a la medida de fuerza, acampando en el ingreso externo a la Fábrica, entre ellos 33 son tercerizados de la contratista Forja Norte, distribuidos en los 10 sectores de procesamiento de la planta y que realizan el mismo trabajo que los trabajadores en blanco pero cobran un 50% menos que los demás, algunos de ellos ya tienen 12 años de antigüedad, como una compañera, de las 4 únicas mujeres trabajadoras, que lleva 10 años como tercerizada en la fábrica.

En 2005 también habían realizado medidas de fuerza en reclamo de las condiciones de trabajo, si bien se llegó a un acuerdo en los siguientes años, los trabajadores vieron como la producción crecía por un lado, pero por otro los empresarios fueron vaciando la empresa, trasladando maquinaria a las otras empresas en Córdoba, Mendoza y ocultando o alterando estadísticas para evadir impuestos. Además vieron la poca planificación con que se administraba la empresa, con reclamos por parte de los clientes compradores por las condiciones, con deficiencias de los productos, en parte por la falta de insumos y la poca inversión tanto en mantenimiento como en la compra de nueva maquinaria, según los trabajadores la maquinaria que se dañaba la vendían como chatarra y no se reponía.

En los 11 puntos también se planteó y reclamo porque desde que se privatizó en 1992, los 1250 trabajadores de entonces fueron reduciéndose hasta los 480 de hoy, con compañeros con un régimen de jubilación muy injusto y donde además los compañeros restantes sufrieron las políticas de privatización con precarización y ajustes del Estado Neoliberal. Los trabajadores denuncian que a medida que se jubilan sus compañeros la empresa no incorpora nuevo personal sino que recarga el grueso del trabajo de los diferentes sectores de la producción en el resto de los trabajadores, pagándoles un adicional mínimo.

Además de esto, está la difícil situación de insalubridad y riesgo de los trabajadores, siendo uno de los peores accidentes el ocurrido a mediados del año pasado, en el cual explotó el Horno III donde alrededor de 10 compañeros resultaron víctimas de la explosión. Éste hecho se ocultó pese a que los vecinos a la fábrica escucharon la explosión y vieron como ambulancias sin sirenas se llevaban a las víctimas que fueron atendidos incluso en clínicas fuera de la provincia. Luego de este episodio intervino un organismo nacional pero pese a que se “arreglo” el Horno III no se avanzó en los reclamos por insalubridad y los compañeros afectados algunos volvieron a trabajar en los últimos meses pero con graves secuelas.

Antes el comité directivo del sindicato se mantuvo por 12 años, con tres mandatos consecutivos de 4 cada uno, cuyo funcionamiento y administración fue motivo de muchísimas diferencias con los trabajadores por presuntas coimas y arreglos por fuera de los intereses de los trabajadores, por lo cual la situación de explotación y precarización se mantuvo hasta el comité que decidió y mantiene firme el paro y la postura de conseguir los tres puntos principales del petitorio.

15 días sin acuerdo y retroceso

Luego del inicio del paro y la permanencia en el ingreso a la fábrica hubo dos intentos de conciliación, en el segundo de ellos estuvieron muy cerca del acuerdo con un aumento del 30% pero en dos partes, pero los trabajadores rechazaron la propuesta porque no llegaba a lo pedido ni tampoco afirmaba el pase a planta permanente de los 33 compañeros de Forja Norte. Se decidió continuar con la medida de fuerza hasta una tercera reunión ayer, en horas de la tarde, en la que el Gerente de la planta, Eduardo Dudziak, retrocedió y se cerró en un 25 % de aumento, propuesta que nuevamente rechazaron y vieron como una pulseada que busca dividir a los trabajadores, por eso en la asamblea de hoy buscan reforzar las medidas y mantener la postura de seguir la lucha hasta conseguir una propuesta acorde a sus pedidos.

Estos intentos de conciliación estuvieron acompañados de marchas tanto en la Ciudad de Palpalá como en San Salvador de Jujuy, diálogos con concejales oficialistas y diputados del Partido Radical, pero pese a la situación de conflicto el Gobierno Provincial nuevamente da a un paso a un costado, argumentando que se trata de una empresa privada en la cual no tienen injerencia, aun a sabiendas que al igual que Electroquímica El Carmen, que ya lleva casi 5 meses de toma, son por empezar la fuente de trabajo para 500 trabajadores jujeños en caso de Aceros Zapla y 60 en Electroquímica, donde en ésta última se producen dos insumos indispensables para la potabilización del agua, siendo además empresas que generan algunos de los pocos ingresos monetarios a la provincia, junto a otros sectores como el tabaco, el azúcar y la minería. Por otra parte, ambas empresas se han manejado irregularmente con la complicidad de funcionarios públicos que hacen la vista gorda ante la precarización, insalubridad entre otras malas condiciones de trabajo.

Para Sebastián Maraz, sub-delegado del sindicato, los trabajadores consideran una burla el retroceso en lo que ya había sido un avance en la conciliación la semana pasada, una estrategia que busca desestabilizar la unidad de los trabajadores, porque incluso Dudziak amenazó con descontarle los días de paro; éste último también buscó tergiversar la medida de fuerza de los trabajadores, argumentando que se trataba de una toma en la que algunos trabajadores no dejan pasar a los trabajadores que si quieren trabajar, generando entre otras cosas más pérdidas enormes de dinero por los incumplimientos en los pedidos ya comercializados.

Por todo esto los trabajadores redoblan las medidas de fuerza con el inicio de un bloqueo en el ingreso de la fábrica, seguidos de un recorrido en la planta en vistas a la enfriamiento de las negociaciones y al cambio de postura de los empresarios.

El contexto

La situación de los trabajadores de Aceros Zapla se suma a un escenario de lucha sindical en la provincia cuya bola de nieve viene creciendo en los últimos meses incluyendo tanto a gremios estatales como privados, siendo los municipales y los docentes algunos de los ejemplos más claros de los primeros y los trabajadores del Talar, Electroquímica El Carmen y Aceros Zapla de los segundos. La recomposición salarial y la precarización son los puntos coincidentes más reclamados y que muestran no solamente la puja distributiva actualmente en auge a nivel nacional, en virtud de la negativa coyuntura económica nacional, sino también el arrastre jamás resuelto, y aún profundizado, de la avanzada neoliberal de los 90, cuyos precarios “parches” han probado ser realidades estructurales que ninguna bandería política se propone superar.

En el caso de los dos últimos privados se muestra también otra “antigua novedad”: la vuelta de las patronales a las viejas estrategias de vaciamiento y deserción que campearon a finales del milenio y que hoy, tras una década de ganancias del capital, vuelven a aflorar. Que sea Aceros Zapla, los antiguos Altos Hornos Zapla, una de las joyas estatales rematadas en los 90, la que afronta esta situación no sólo tiene un gran valor simbólico, también posee un concreto valor sintomatológico.

En el terreno inmediato, la falta de seguridad ante la nefasta situación de insalubridad y el abandono de los obreros es alarmante, las grandes complicidades por parte de los funcionarios públicos están a la orden del día y visiblemente aplicadas en perjuicio de la clase trabajadora jujeña que, como antes, como siempre se propone dar pelea.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Provincia de Buenos Aires, Lomas de Zamora: Suspenden a una trabajadora, del Hospital Alende

ANRED

Tras cuatro meses de conflicto, continua el reclamo de las trabajadoras/es precarizados del Hospital Alende ubicado en Lomas de Zamora. Las autoridades no dan respuestas y se anuncian nuevas medidas de fuerza. El viernes pasado, las autoridades notificaron la suspensión de una trabajadora luego de inculparla por falsos agravios.

Las trabajadoras y trabajadores del Hospital Alende de Lomas de Zamora, anuncian otro cese de actividades para el día martes 3 de junio junto con una radio abierta y volanteadas a las 9hs en el centro de la ciudad. Los “Autoconvocados del Hospital Alende” manifiestan no tener respuestas precisas a sus peticiones; “nos siguen ignorando, nos llaman a reuniones para proponernos nada, nos quieren desgastar”, expresaba un trabajador del hospital en dialogo con ANRED.

El vienes 30 de mayo, la dirección de personal municipal dependiente de la secretaria de salud a cargo de Guillermo Barrionuevo notificaron la sanción de una trabajadora tras inculparla por la agresión verbal a personal de seguridad, y se determino sin posibilidad de descarga, su suspensión por cinco días de trabajo. “El accionar contra la compañera es una clara persecución a las trabajadoras que se referencian con organizadoras por sus reclamos”, “las autoridades mandan a provocar a los trabajadores que son mas activos en la lucha. Esta acción es una clara persecución, ya que esta compañera es una referente entre los autoconvocados del hospital” declaró Marcelo Brizuela, secretario de comunicación de de la CTA de Lomas de Zamora, en dialogo con ANRed. La trabajadora suspendida es una delegada de hecho de la asamblea del hospital y congresal por la CTA. Las trabajadoras del Alende en pleno conflicto optaron por desafiliarse del sindicatos de municipales (smlz) tras los continuos cruces y difamaciones de parte del mismo para sumarse a la Asociación de Trabajadores Estatales de Lomas de Zamora, y conformar su propia junta interna. Este lunes, 2 de junio desde ATE junto con los trabajadores se presentara un recurso ante las autoridades para revocar las medidas de sanción.

El extenso conflicto que la semana pasada paralizo todas las actividades del hospital, menos la guardia, continúa con más de la mitad de sus 500 empleados contratados. El reclamo es el mismo desde aquel 12 de diciembre del 2013 cuando se iniciaron las primeras medidas de fuerza.

Se reclama el pase a planta permanente de todos los trabajadores, se denuncia que hay casos que llegan hasta nueve años de antigüedad y todavía están precarizados. Asimismo se reclaman aumentos salariales, los salarios en algunos trabajadores es de un básico de 2100 pesos. Por ultimo, se reclama la falta de insumos en el hospital que compromete la salud de la comunidad lomense.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Carla Lacorte: "Lo que quiso hacer Salmo con ese disparo fue terminar con mi vida"

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Carla Lacorte nos cuenta qué le sucedió 13 años atrás. "El gatillo fácil policial" de la plutocracia la dejo en sillas de ruedas; aún así pelea por justicia y la dignidad de los trabajadores.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Presentarán la causa ante Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Mañana conferencia de prensa por Esteche y Lescano

AGENCIA WALSH

Mañana martes 3 de junio a las 12.00 se realizará una conferencia de prensa en el 3° Piso, Sala 5 del anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, ubicado en Rivadavia 1843. Se anunciará allí la presentación de la causa de Fernando Esteche y Raúl Lescano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA.

Se anunciará la presentación de la causa de Fernando Esteche y Raúl Lescano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA en un gran marco de solidaridad.

Tal como lo hicieran el 3 de diciembre de 2013 al momento de la detención de Fernando Esteche en la Facultad de Periodismo de La Plata, y ahora de forma ampliada luego de las importantes manifestaciones de solidaridad que recibieron, se harán presentes los principales representantes del campo popular en todo su espectro, legisladores, dirigentes políticos, sociales, sindicales, estudiantiles, intelectuales, religiosos, funcionarios de gobierno y organismos de derechos humanos. Estarán presentes Florencia Saintout (patrocinadora de la causa), Gabriel Mariotto, Milagro Sala, Luis Delia, Christian Castillo, Emilio Pérsico, Humberto Tumini, Vilma Ripoll, Roberto Martino, Marcelo Ramal, Víctor De Genaro, Roberto Baradell, Alberto Santillán, Stella Calloni, Vicente Zito Lema y Norman Brisky entre muchos otros compañeros y compañeras.

Al cierre de la conferencia de prensa, hablará Fernando Esteche en comunicación desde la cárcel.

Desde su detención Esteche y Lescano recibieron la visita y solidaridad de los más variados dirigentes del campo popular, quienes se comprometieron para trabajar por su libertad y contra la injusticia que significa su condena.

Fernando Esteche y Raúl Lescano, los dos principales dirigentes de Quebracho están detenidos desde el pasado 3 de diciembre, condenados a casi 4 años de prisión por un escrache, por repudiar el asesinato del maestro Fuentealba. Esteche fue llevado a prisión sin haber participado de esos hechos que supuestamente se juzgaron. Fue condenado por autoría intelectual. El testimonio de un solo agente policial que dijo haberlo visto detrás de un árbol alcanzó para enviarlo a prisión. En breve, enfrentará dos juicios orales, uno por participar de la manifestación contra Rodrigo de Rato del FMI en su visita a Argentina, en 2004, el otro, por haber sido parte de las protestas contra los bombardeos de Israel sobre Líbano en 2006.

La justicia se ensaña contra nuestros compañeros. Estos datos creemos que son elocuentes en cuanto a un perverso proceso de criminalización de la militancia.

Todas las instancias judiciales locales fallaron en nuestra contra, con manifiestas irregularidades, animadversión y persecución política.

Como argumentación contra el Estado argentino, presentaremos esta causa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos bajo los argumentos de falta de acceso a la justicia, falta de debido proceso y persecución política, en el marco de la criminalización de la protesta.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La APDH marchó y se cruzó con una contramarcha

RNMA - LA RETAGUARDIA

Al movilizarse el miércoles pasado en contra de la causa en la que se los acusa de haber apretado a presos para que declaren contra la policía en la caso del asesinato del joven Gabriel Blanco (2007), los integrantes de la APDH de La Matanza y las organizaciones y familiares de víctimas de gatillo fácil que los acompañaron, se encontraron con una sorpresa: a la misma hora y en el mismo lugar, había otra marcha pidiendo "derechos humanos para todos". En una de las emisiones diarias de Enredando las Mañanas, Pablo Pimentel, principal referente de la APDH, se extendió sobre el tema. Además, Pimentel recordó el caso del secuestro y asesinato de Agustín Ramírez, al que calificó como "el primer secuestro político en esta etapa democrática".

-Pablo Pimentel: En treinta años en que la asamblea tomó cuerpo, se fue desarrollando, que fue a partir de enero-febrero del '84, y en este año que estamos recordando y rememorando nos vemos obligados por primera vez a pedir que nos acompañen a quienes siempre acompañamos. Nos daba vergüenza pedirlo, porque no es normal que un organismo pida que lo acompañen. Al contrario, siempre tiene que estar acompañando, pero en la medida que la víctima se encuentre violada en su derecho pida ayuda, colaboración.
Ayer cuando nos encontramos en la intersección de Indart y Arieta, desde donde íbamos a marchar con vecinos, familiares de víctimas, sindicatos, partidos, gente que viene militando por un país totalmente justo, distinto, sin condicionamiento, libre, nos encontramos con un periodista y dice: “¿Vos estás enterado de que hay una marcha convocada al mismo lugar a la misma hora por familiares de policías, y que la policía está llamando a repudiar a la APDH?”. Después me di cuenta de que había volantes que me imputaban de una cantidad de cosas, que la verdad que me cambió el sueño. Fue un día muy especial ayer, porque trabajamos, tratamos de terminar temprano para juntarnos cuatro y media, yo fui a buscar el equipo de sonido, un compañero prestó un camión para usar de escenario, como estamos acostumbrados las organizaciones que no dependemos de nadie y que no tenemos presupuesto y lo hacemos ad honorem.
Veníamos muy relajados y decíamos que no nos preocupemos por la cantidad, preocupémonos por que los compañeros que vengan sepan por qué vienen. Y eso fue lo que pasó ayer: todos sabían a qué venían.
Y este periodista atento y solidario, de Radio Universidad de La Matanza, me dio un volante que decía que convocaban familiares víctimas de los derechos humanos que estaban acusados, que nosotros habíamos armado causas para que estén presos. Y eso nos molestó, nos dio mucha bronca. Dijimos “qué atrevidos”, por ser atento a que estamos en una radio. Lo dijimos para nosotros, pero para el micrófono y para la gente dijimos que también tenían derecho a hacerlo. Lástima que justo coincidió el día, la hora y el lugar. Y lo digo con ironía.

-Enredando Las Mañanas: ¿Había mucha gente en las dos marchas?

-PP: No quiero exagerar, pero creo que nos acompañaron más de cien personas, ciento cincuenta.
Por lo que nos comentaron, en la otra había un cartel que tenían los familiares de los policías que aparentemente decía “Asamblea Permanente por los Derechos Humanos”, pero ironizando y escrachándonos. Y mucha gente que leía eso se instalaba ahí. Y cuando oyó los cánticos y leyó lo que repartían, entre ellas, mi mujer, no se dio cuenta, le dieron un volante y se cruzó la plaza, porque todo era en el mismo lugar. Ellos serían unas treinta, cuarenta personas, según me dijeron.
De hecho, cuando estábamos por marchar, se acercan dos policías de civil de la comisaría 1ª de San Justo, se presentan y nos dicen que los mandó el jefe de la regional, preocupado porque está esta marcha. Le digo qué iban a hacer, y contestan que tienen que garantizar que pueda desarrollar todo en la mayor normalidad.
Entonces, llamé al intendente de nuestro distrito para sepa lo que estaba por pasar; si no había una decisión política de arbitrar todos los medios para darle seguridad a todos.
La filosofía de la APDH fue siempre resistir en forma pacífica activa no violenta. De parte de nosotros no iba a haber ningún tipo de agresión. Pero yo no sabía cómo podía responder esta gente. Y los responsables de toda la gente que estaba en nuestra primera marcha en treinta años éramos nosotros. Y yo me cuestioné seriamente si hacer la marcha o hacer el acto. Y todos los compañeros me dijeron que había que seguir adelante, buscar los canales de seguridad que tienen que haber, y se llegó.
Fue desagradable porque no nos esperábamos que esta gente desde montada la mentira, se siga mintiendo y difamando a cualquier precio. Y que haya un sector de la justicia que sostenga esta difamación y esta mentira. Eso es lo grave.

-ELM: Es desagradable además porque sabemos lo peligroso que puede resultar una contramarcha a la misma hora en el mismo lugar. Y, por otra parte, desagradable también por las acusaciones concretas y directas con la APDH y contra tu persona.

-PP: Estoy estudiando con los compañeros abogados, pero me parece que vamos a tener que iniciar una acción por calumnias e injurias. Si bien los volantes son anónimos -nosotros jamás hacemos algo anónimo-, pero que la justicia se encargue de averiguar quién los escribió. Porque dicen que a nosotros nos importa quedarnos con platas de juicios y que la repartimos entre los presos; una actitud de Robin Hood. Eso no lo vamos a tolerar ni lo vamos a dejar pasar. Accionaremos como corresponde ante la justicia. Que averigüe quién y por qué lo hizo.
Es desagradable, sobre todo porque había gente que vino de corazón, dolida porque sus casos siguen impunes. Estuvieron los papás de Tonchi, un caso que sucedió en 2002. Por supuesto, Mónica Alegre, la mamá de Luciano Arruga; su hermana Vanesa no pudo estar porque tenía a su hijo enfermo. El padre Antonio Puigjané, que cumple 86 años en estos días, con el problema de salud que tiene, en silla de ruedas, ahí estuvo. Luz Gómez y Diego Romero, con su cruz que vienen cargando de lo que es la cultura de causas, que también involucra a parte de la policía y de la justicia. No me quiero olvidar de casos, pero hubo infinidad de familiares que venían con la esperanza de acompañarnos. Pero también que se vea reflejado que la APDH no va a tolerar que ningún caso quede impune.
Y ahí hice público lo que va a pasar el jueves 5 de junio, que haber dejado impune -y de eso nos hacemos cargo los militantes, que no le pusimos el todo cuerpo como lo teníamos que haber hecho -, el sobreseimiento del primer asesinato político que hubo en democracia: el secuestro, tortura y muerte de Agustín Ramírez, un hecho ocurrido el 5 de junio de 1988 en San Francisco Solano.
Eso dio fuerzas para que los familiares que estuvieran ahí les quede claro que si no hay justicia, va a haber escrache, que es el juicio ético. Con el juico ético o el juicio de la verdad impulsaremos nuevamente todos los juicios que haya que reabrir para que ningún caso de ninguna persona quede impune.

-ELM: Repasemos el caso de Agustín Ramírez.

-PP: En ese momento tenía 23 años. Un joven que dese su situación de pobreza absoluta tuvo con mucha claridad una opción por el evangelio de los pobres, su pares. Y desde muy chiquito se dedicó a ayudar a los demás: participaba y militaba en las Comunidades Eclesiales de Base que había organizado el obispo Novak en Quilmes en momentos de la dictadura. Siendo muy chiquito, a los 15 años, fue el que pasó los alimentos y el agua a la primera toma que hubo en dictadura en el '81 en la zona de Solano y Almirante Brown, dos asentamientos muy grandes, el 2 de Abril, detrás de la fábrica de vidrios Rigolleau.
Ahí empezó muy fuerte su militancia. Fue periodista popular, porque creó la revista Latinoamérica gaucha, con una línea editorial que tenía que ver con rescatar todos los valores que tenían sus vecinos ¿Y a quiénes les hacía las notas? Los vagos, los chicos que se drogaban y se drogaban. Porque Agustín los reclutaba, en el buen sentido de la palabra, los convocaba a los grandes fogones que hacían, que les llamaban los Fogones de la inclusión, donde juntaban unos pesos y hacían mate cocido y tortafritas, y ahí estaba Agustín tocando la guitarra e invitando a los chicos a leer el Evangelio y tratar de que dejen de robar o que se dejen de drogar, que había otros caminos interesantes.
Y otra cosa que cuenta Francisca, su mamá, es que más de una vez en una casa muy humilde -eran muchos hermanos, pero no tenían lugar- Agustín llegaba en días de mucho frío y de lluvia con gente que no conocía. Pero era gente que estaba viviendo en la calle, chicos de Constitución. Más de una vez lo hizo. Y Francisca le decía “Agustín, no tenemos lugar”; “Mamá, quedate tranquila, que ellos van a dormir en mi cama. Yo me arregló acá, tomando mate, tengo que escribir”. Ese era Agustín.
El que esté escuchando y quiera conocer la vida de un santo, que quizás son figuras míticas que lo tiene la historia en la Biblia, acá lo tienen de carne y hueso y que fue contemporáneo.
Y aparte, termina en dos etapas. Agustín fue el tercer objetor de conciencia. Cuando se enteró de que mi padre junto con otro grupo de hombres y mujeres se negaban a que sus hijos hagan el servicio militar, él lo lee en un diario y dice: “Yo quiero hacer lo mismo que ha hecho este señor”. Desde su posibilidad limitada lo hizo. Y no solamente lo hizo por él, sino que creó el FOSMO Zona Sur (Frente Opositor al Servicio Militar Obligatorio).
Él fue militante del FOSMO, llevó adelante su creación, y después, acompañando un asentamiento, que fue lo que lo llevó a la muerte. Porque Agustín me pregunta en la reunión que lo vi cómo habíamos hecho con el asentamiento de 17 de Marzo de La Matanza, en la cual habíamos averiguado que las tierra eran fiscales. Entonces, comento cómo se hace: ir a La Plata, ir al registro de la propiedad y averiguar con las calles lindantes a quién pertenecía. Y de esa manera él detecta que hay una estafa para con trescientas familias de parte de la inmobiliaria Di Martino y la intendencia de turno en ese momento, en la cual estaban estafando cobrándoles los lotes a las familias. Él va y lo advierte y le dice a la gente que no eran privadas, que eran del Estado, y que, en todo caso, el reclamo era político, y les sugería no pagar porque los estaban estafando. La gente se organiza y hace lo que Agustín dice, y eso le significó que una patota de la provincia de Buenos Aires -seguramente contratada como sicarios por vaya a saber quién, y es lo que hay que determinar-la noche del 5 de junio lo esperan en su casa con un coche, que si no me equivoco, era un Falcon. Quiero recordar que fue en 1988. Si a Julio López lo hicieron desaparecer en 2006, en ese momento el aparato estaba más que activo y aceitado y funcionando.
Lo agarran de los pelos, lo meten en un coche. Javier Sotelo, un vecino, estaba despidiéndose en la casa de su novia, vio todo lo que estaba pasando, sacaron una ametralladora y lo fusilaron para que no haya testigos oculares, y se lo llevan a Agustín. Agustín aparece muerto en las calles de Solano después de todo el martirio que vivió esa noche. Ese fue Agustín Ramírez.

-ELM: Si nosotros, que estamos todo el tiempo intentando estar atentos a estos casos, lo teníamos olvidada, me imagino lo que le debe pasar aquellos que no laburan en comunicación. Está bueno rescatar esta historia para entender desde cuándo pasan estas cosas. Porque a veces se puede caer en el error de pensar que esto nació en los últimos años. Desde el regreso de la democracia no hubo un solo momento en que uno pueda decir que hay una tendencia a reconvertir a las fuerzas de seguridad. ¿O sí?

-PP: No, en absoluto. Cuando lo hubo, y lo intentaron con alguna impronta política de conducción, fue en el período de Arslanián (León, fue ministro de seguridad de la provincia de Bs. As.), sobre todo con Solá, donde le quiso imprimir eso durante cuatro o cinco años. Pero después vino Scioli y todo lo que se había avanzado en materia de control político sobre la seguridad, de cambio de la currícula, de elevar jerárquicamente a los policías, suboficiales que querían progresar en sus lugares, lo cambió absolutamente todo. Y después de ese vaivén vino la desaparición de Luciano Arruga. Y lo que digo es que al haber quedado impune el asesinato de Agustín Ramírez, que fue muy hablado, pasaron muchas cosas después. Y que los militantes no advertimos que no le pusimos el hombro como teníamos que ponerle al caso de Agustín. Porque después vinieron asesinatos como el de Miguel Bru, que lo hicieron desaparecer; Walter Bulacio; Maxi y Darío, Mariano Ferreyra. O tantísimos chicos de interior que hoy están desaparecidos: Gabriel Blanco; Sergio Díaz, en La Matanza; Luciano Arruga. Y tantos y tantos y tantos.
Creo que el flaco favor que le hacemos quienes tenemos que bregar, al menos desde la acción no gubernamental, si no le ponemos el ahínco a todos los casos para que no queden impunes. Sabemos que lo hacemos con toda la voluntad, pero estratégicamente el no haber hecho eso a tiempo con Agustín, es ahora una reparación que queremos hacer los amigos, familiares, organismos y abogados que participaron en la investigación de Agustín, es una forma de reivindicarse, porque este juicio no va a ser solamente ético y va a quedar en la formalidad como acto político. Va a ser la prueba fílmica, la prueba documental que vamos a elevar a la Corte Suprema de la Nación para cambiar la carátula de averiguación de homicidio por crimen de lesa humanidad”. Y esperemos que nuestra Argentina nos dé cabida. Y no la dan porque creen que no corresponde, acudiremos, desgraciadamente, porque es feo que el país no lo resuelva, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
El 5 de junio a las 15:00 empieza, en la Universidad de Quilmes, ubicada a dos cuadras de la estación Bernal. Ahí los esperamos para que puedan ser testigos de un hecho que ocurrió hace años, pero que con la memoria activa de la familia, la solidaridad de los amigos y de los profesionales que la van a hacer por voluntad, no vamos a dejar en el olvido a Agustín.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Chaco: “El terrorismo de Estado fue la continuación del que sufrieron los pueblos indígenas”

CHACO DÍA POR DÍA

Así lo aseguró el historiador qom Juan Chico, luego de que la Legislatura del Chaco aprobara una reparación histórica y material para el anciano de 107 años, único sobreviviente de las masacres indígenas de Napalpí (1924) y El Zapallar (1933).

"Hace muchos años venimos insistiendo en que el terrorismo de Estado que sufrió nuestro país del ‘76 al ‘83 es la continuación de un terrorismo de Estado que sufrieron los pueblos indígenas", asegura Juan Chico. El historiador qom fue quién confirmó, junto a su equipo de trabajo, que Pedro Juan Balquinta, un anciano de la etnia moqoit de 107 años que vive en el Paraje Las Tolderías -cerca de la ciudad de Charata-, era el único sobreviviente de las matanzas de Napalpí y El Zapallar.

Ese "descubrimiento" dio lugar a que los diputados del Frente Grande Fabricio Bolatti -hoy en la Jefatura de Gabinete de la Nación- y Daniel Trabalón impulsaran un proyecto de ley para otorgar una pensión vitalicia a Balquinta como reparación histórica y material por ser el último sobreviviente del terrorismo de Estado perpetrado contra los pueblos originarios en la provincia del Chaco. La norma fue aprobada por unanimidad durante la última sesión ordinaria de la Cámara de Diputados del Chaco.

"Este Proceso de Reorganización Nacional que encabeza (Jorge Rafael) Videla en el ‘76 era lo mismo que sostenían Alsina, Mitre y Roca cien años antes, avalándose en el exterminio de los pueblos indígenas", reflexionó Chico, en diálogo con FM Libertad.

El testimonio de Balquinta

El historiador y comunicador qom recalcó que hace 17 años que viene trabajando sobre la Masacre de Napalpí y que en los últimos años decidieron recopilar información sobre la de El Zapallar, ocurrida siete años después, en 1933, plena Década Infame. "Queríamos dar luz e investigar que pasó en 1933, después del golpe de Estado del 6 de septiembre de 1930, cómo la comunidad o el pueblo indígena del Chaco sufrieron esas consecuencias", explicó.

"A principios de 2012 nos dan un dato, nos dijeron que el abuelo Pedro (Balquinta), que era centenario, pudo haber estado en la masacre de Zapallar", recordó Chico. Y agregó: "así fue que con Mario Fernández, David García y parte del equipo nuestro fuimos a visitar al abuelo, acompañado por algunos ancianos de la comunidad".

"Después de una hora de charlar con el abuelo en su lengua materna, él empieza a hacer memoria y a recordar. Y los traductores nos empezaron a contar que, aparte de estar en la masacre de Zapallar y sobrevivir a ese trágico día, también sobrevivió a lo que pasó el 19 de julio de 1924, conocido como la matanza de Napalpí", relató.

Juan Chico puntualizó que "chequeamos los datos durante casi un mes, somos muy rigurosos en no tirar una noticia que después se termina desmintiendo, consultamos a jóvenes, ancianos y referentes de la comunidad y logramos comprobar que el abuelo Pedro realmente sobrevivió a la matanza de Napalpí y a la del Zapallar".

La historia en las escuelas

El historiador qom reveló que hasta ahora sólo la Escuela Bilingüe del barrio Cacique Pelayo viene trabajando la historia de Pedro Balquinta, como único sobreviviente de las matanzas de pueblos indígenas en el Chaco. Y también es la única escuela que trabaja sobre el relato de los excombatientes indígenas que participaron de la Guerra de Malvinas, a la que hace poco tiempo se sumó la escuela del barrio Mapic. En ese sentido, anunció que está próximo a salir un libro que recopila testimonios de excombatientes indígenas.

"La idea es generar una fuerte conciencia porque hay una gran ignorancia acerca del mundo indígena, de los pueblos indígenas; por lo general, a veces se toma de una forma folclórica. Lo que proponemos desde hace años es instalar un serio debate, y creo que el tiempo político que vive el país y la provincia hace que hoy empecemos a hablar de otras cosas", admitió Chico.

"Quiere decir que estamos madurando políticamente e históricamente de poder plantearnos las cosas de ayer para no volver a cometerlo en el futuro. No podemos pensar en un futuro a base de equivocaciones sino viendo y reviendo los hechos que nos marcaron en nuestras vidas, cómo reparar eso, y pensar en construir un futuro más justo para todos. Como chaqueño lo digo, como argentino también, y qué mejor como pueblo indígena", concluyó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El mito de los maridos golpeados: sólo el 1% de los casos

COSECHA ROJA

Susana Giménez revolea un cenicero con destino Humberto Roviralta porque se enteró de que le fue infiel. Y es violencia. Pero no es violencia de género porque no transmite y reproduce la dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales ni naturaliza la subordinación.

***

Una pareja camina por las calles de Londres. Discuten. Él le grita, la empuja, la agarra de la ropa. Entonces los que pasan miran indignados, calculan y, en determinado momento, intervienen. Le dicen al tipo que se calme, que si lo sigue haciendo lo van a denunciar. Es un video de la organización “Man Kind Initiative” en el que, ni bien termina la escena, el tiempo vuelve hacia atrás y pasa todo lo mismo pero exactamente al revés. Ella lo golpea a él. Los que pasan no lo defienden, se ríen. El clip, que se viralizó en Internet y ya llegó a más de dos millones de personas, termina con un dato: “el 40 por ciento de la violencia doméstica es sufrida por los hombres.



En Inglaterra el diario The Guardian publica cifras de Home Office Statistical y British Crime Survey que indican que el 40 por ciento de la violencia doméstica la sufren los hombres. En Argentina, más de un 70 por ciento de quienes denunciaron sufrir violencia son mujeres y menos de un 30, hombres. De ese 30 por ciento la mayoría son niños y adolescentes. Además, en el 70 por ciento de los casos el agresor fue el padre y solamente en un 1 por ciento la agresora fue su pareja.

Para que se entienda: la escena de la mujer golpeando a su marido representa el 1% de los casos de violencia familiar.

Los datos surgen de los informes de diciembre de 2013 del Programa Las Víctimas contra las Violencias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (atención telefónica) y el de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia Nacional (demanda espontánea y casos derivados de comisarías, hospitales y ONG de la Ciudad de Buenos Aires).

“El video trata de equiparar, de abrir una discusión al respecto: es maniqueo”, dijo a Cosecha Roja Miriam Maidana, psicoanalista, docente e investigadora de la Universidad de Buenos Aires. El problema, destacó, es que “hay un femicidio por día”. Esto, le parece patear la pelota para afuera: “No me parece casualidad que aparezca justo en un momento histórico en el que se está logrando instalar que la mujer es una víctima”, agregó.

En Argentina, en las últimas semanas, hubo tres casos resonantes que pusieron sobre la mesa que, cada vez más, los distintos poderes del Estado reconocen a la violencia de género como un problema estructural. Romina Ragoñese mató a su marido en abril de 2013 y el fiscal pidió perpetua, pero este año el juez la absolvió porque se demostró que él la maltrataba. La Corte Suprema de Justicia de Tucumán absolvió a otra mujer que asesinó al marido con un cuchillo que le alcanzó su hijo. Consideraron, y sentaron precedencia, que la mujer actuó en defensa propia. Porque estaba, siempre, todo el tiempo, hacía años, amenazada.

En otros casos, en cambio, las mujeres siguen siendo condenadas aunque su vida esté en peligro. A los 19 años Daiana Fernández mató al novio que le pegaba. La condenaron a tres años y seis meses. Cuando salió la Cámara de Casación pidió que se eleve la pena a ocho años y vuelva a la cárcel. Además, las mujeres asesinas son casos excepcionales: “por cada mujer que hace eso, debe haber cien hombres que golpean mujeres”, dijo.

Maidana también destacó la diferencia física entre hombres y mujeres. “A las mujeres les quiebran los brazos, las tiran contra la pared, las golpean hasta el hematoma, tan fuerte que las veces que no las matan es casualidad: ¿cuántas mujeres hay que puedan hacerle eso a un hombre?”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Graves denuncias sobre un hospital psiquiátrico público de Cañuelas

OTROS CÍRCULOS

Abandono de pacientes, alimentación e higiene inadecuadas y problemas edilicios están entre las irregularidades del hospital Dardo Rocha de Uribelarrea que viene denunciando un medio local. El ministerio de Salud bonaerense niega la situación. Hay dudas sobre la cifra real de internados. Y en Diputados está pendiente de respuesta un pedido de informes.

Ubicado en Uribelarrea, partido de Cañuelas, el hospital subzonal especializado Dardo Rocha, que aloja a pacientes mayores de 18 años con padecimientos mentales de distinto grado, es hace unos meses centro de una polémica por varios temas escalofriantes. Uno es el estado de las instalaciones y la calidad de la atención que brinda este centro médico que dirige Aníbal Zavala en la región sanitaria XI del Ministerio de Salud, que conduce Alejandro Collia. La otra cuestión es la cantidad de pacientes efectivamente internados, que no coincidiría con los datos oficiales.

Desde principios de este año, El ciudadano cañuelense (1) viene publicando una serie de notas sobre esta institución sanitaria, con denuncias sobre el estado de los internos y del edificio que debe contenerlos.

En marzo se filtraron en las redes sociales imágenes que muestran al hospital en un estado calamitoso, junto con denuncias como que había sólo cinco toallones para higienizar a 39 personas que no pueden hacerlo por sí mismos, que no había con qué limpiar desechos orgánicos, y que se planeaba construir un corral alambrado para alojar pacientes con problemas severos o profundos.

En respuesta a las denuncias periodísticas Zavala dijo que esas fotos “son antiguas” y que lo del corral “es falso”. “Lo que sí es cierto -agregó- es que hay muchos chicos, especialmente los profundos, que por su estado patológico suelen tirarse en el piso. Lo que queremos hacer es un espacio más confortable para ellos. Se habla de corral con mala intención. Sí queremos hacer algo para establecer separaciones entre los pacientes y esto es algo que está consensuado con los juzgados”. Además, el funcionario describió que cuando él llegó al puesto en ese hospital construido en 1972 éste “estaba en ruinas. Era un campo de concentración. Nosotros lo mejoramos. Lo que se está denunciando tiene una intencionalidad política”.

Las denuncias que publica El ciudadano cañuelense también recogen la sospecha de pacientes que habrían fallecido como consecuencia de una falta de atención médica oportuna; se habla extraoficialmente de unos 20 decesos desde 2008. En una de las notas se señala que mientras el director dijo que hay 92 pacientes internados, al cuidado de una planta de unas 50 personas y con la administración de la hermana del intendente (la abogada Erica Arrieta), el director provincial de hospitales, Claudio Ortiz, informó que la cantidad de internos es de 88.

Se trata de pacientes con expedientes en distintos departamentos judiciales y a cargo de personal de la Curaduría General de la provincia de Buenos Aires. Según Ortiz, “realizan permanentes visitas asistentes sociales, asesores legales, defensorías judiciales, curadores y propios jueces periódicamente”.

En virtud de la ley 14580 (2), con la que la Provincia adhirió hace poco a la ley nacional de salud mental, Nº 26657, la cartera sanitaria está “autorizada” para monitorear periódicamente los servicios de salud de los subsectores público, privado y de la seguridad social, a fin de evaluar el cumplimiento de lo dispuesto en la norma. Además, “debe promover, en consulta con la Secretaría de Derechos Humanos de la jurisdicción, el desarrollo de estándares de habilitación y supervisión periódica de los servicios de salud mental públicos y privados”.

Hospital

Pedido de informes

Por la situación de este hospital, la Cámara de Diputados aprobó sobre tablas un pedido de informes del diputado del Frente Renovador Walter Carusso que por el momento no ha sido respondido por el Ejecutivo provincial. “Debemos despejar todo tipo de dudas. El hospital mencionado se encuentra envuelto en un sinfín de sospechas sobre irregularidades en su funcionamiento que van desde la mala alimentación a los pacientes, pésimas condiciones edilicias, falta de cuidados y falta de insumos”, dijo el legislador, autor también de otra solicitud de informes sobre el estado global de los hospitales provinciales, que no fue tratada aún (descargar aparte).

El legislador massista pide que se detalle la cantidad de pacientes residentes y transitorios que fueron atendidos durante 2013 y en 2014 en el Dardo Rocha; las causas de muerte de internos que se hayan producido en 2013. En un hospital que opera en el abandono, varias fuentes que siguen el caso dudan de que los fallecimientos se deban a la evolución de las patologías o al desgaste propio de la edad de los pacientes.

También pide Carusso saber quién suministra la dieta de los pacientes y con qué elementos de higiene cuentan; si el hospital cuenta con suficiente cantidad de profesionales, quiénes son y cuáles son sus horarios y funciones. Y que se informe sobre el estado de eventuales obras paralizadas y sobre el estado edilicio de las diferentes áreas del nosocomio, y eventuales planes de restauración o refacción y empresas u organismos designados.

Reflejos

Según El ciudadano cañuelense, la divulgación de las irregularidades en el funcionamiento del Hospital psiquiátrico y el pedido de informes aprobado en Diputados “provocaron algunas mejoras repentinas. Varios sectores aparecieron pintados de la noche a la mañana, se incrementó el volumen de comida y se hicieron reparaciones de cables que colgaban peligrosamente al alcance de la mano”.

Sin embargo, el medio publicó varios casos de pacientes internados allí que no reciben atención médica adecuada.

Por ejemplo, un interno histórico del hospital que se cayó al resbalarse allí en una rampa sin barandas y quedó postrado desde el 31 de enero por una fractura que no fue atendida en tiempo y forma. La víctima es un NN de aproximadamente 40 años que todos llaman Rogelio o Eusebio (3), que padece discapacidad mental moderada. Después de que se publicó esta nota, Rogelio fue asistido en el hospital Marzetti de Cañuelas aunque por la falta de insumos en ese centro de salud volvió a Uribelarrea, donde le practicaron un entablillado casero y comenzó a recibir sesiones de kinesiología. Después de esto en el Dardo Rocha se colocaron barandas en rampas.

Los otros dos casos divulgados son el de dos pacientes apodados “Ochi” y “Culacha” (4), cuyas vidas corren riesgo en el Dardo Rocha. Culacha fue derivado en enero al Marzetti para que le retiraran una bolsa plástica de bizcochos Don Satur que había ingerido. Si bien lograron extraérsela, su caso no está resuelto todavía. Ochi fue operado del intestino grueso en el Marzetti y se moviliza con una bolsa de contención de la materia fecal; debería ser trasladado al Melchor Romero para retirar la colostomía.

La ley nacional de salud mental

Promulgada en diciembre de 2010 y reglamentada en mayo de 2013, la ley Nº26.657 asegura el derecho a la protección de la salud mental y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas personas con padecimiento mental. Reconoce el derecho a recibir atención sanitaria y social integral y humanizada, a partir del acceso gratuito, igualitario y equitativo a las prestaciones e insumos necesarios para la recuperación y preservación de la salud. También el derecho a recibir una atención basada en fundamentos científicos ajustados a principios éticos; a recibir tratamiento y a ser tratado con la alternativa terapéutica más conveniente, que menos restrinja derechos y libertades; a tomar decisiones relacionadas con su atención y su tratamiento dentro de sus posibilidades; a recibir un tratamiento personalizado en un ambiente apto con resguardo de su intimidad y siendo reconocido siempre como sujeto de derechos, con el pleno respeto de la vida privada y libertad de comunicació. Además, el nuevo marco legal considera a la internación como un recurso terapéutico de carácter restrictivo que sólo puede llevarse a cabo cuando aporte mayores beneficios terapéuticos que el resto de las intervenciones realizables en su entorno familiar, comunitario o social.

En febrero de 2014, la provincia de Buenos Aires adhirió a ella mediante la ley N° 14.580 y designó al Ministerio de Salud, que conduce Alejandro Collia, como autoridad de aplicación.

Para descargar:
Pedido de informes sobre la situación general de los hospitales bonaerenses, aún no tratado en la Legislatura bonaerense, y ley nacional de Salud mental.

- Pedido de informes
- Ley Nacional

Notas:
1) http://www.elciudadano.com.ar/
2) http://www.gob.gba.gov.ar/legislacion/legislacion/l-14580.html
3) http://www.elciudadano.com.ar/noticias/leer/1387/hospital-dardo-rocha-denuncian-el-abandono-de-un-paciente.html
4) http://www.elciudadano.com.ar/noticias/leer/1433/pacientes-del-dardo-rocha-claman-por-una-cirugia.html.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.