viernes, 13 de junio de 2014

El Estado español, entre el ‘tejerazo’ y la república

Jorge Altamira (especial para ARGENPRESS.info)

Es obvio que Juan Carlos no abdicó por cazar elefantes o por tener una amante alemana. En realidad, asistimos al naufragio del pacto entre el franquismo y los partidos socialista y comunista que alumbró a la llamada ‘transición’ española. Ni siquiera es cierto que la monarquía fuera restaurada como garantía última de ese pacto ‘democrático’. Un libro reciente de Pilar Urbano, una escritora de derechas, establece en forma fehaciente que Juan Carlos conspiró para derribar al primero de los primeros ministros de la ‘transición’, Adolfo Suárez, y alentó de ese modo el golpe conocido como ‘tejerazo’, cuando un teniente coronel mantuvo como rehén, a pura pistola, a todo el Parlamento. El rey volvió sobre sus pasos cuando la acción escapó a los altos mandos y debido a la presión en contrario de las potencias de la Otan. Aprovechó, sin embargo, el empuje del golpe para armar un segundo pacto, el de la Moncloa, que convirtió a la izquierda y a los sindicatos en una rueda del Estado posfranquista.



La descomposición de la familia real, con una hija y un yerno al borde de las rejas, no agota la caracterización de la situación de conjunto del Estado español. Juan Carlos abdica poco antes de que lo haga el jefe del PSOE, Alfredo Rubalcaba, como consecuencia del derrumbe electoral del partido en las parlamentarias europeas; su jefa regional acaba de decir que el PSOE solamente subsiste en Andalucía. En la cuerda floja se encuentra también Rajoy dentro del PP e incluso la dirección de Izquierda Unida. Con el monarca de los safaris se derrumba el sistema político de la ‘transición’. Al lado de este desmoronamiento, se desarrolla un movimiento autonomista poderoso en Cataluña y el País Vasco. Es claro que la separación nacional de estos Estados es incompatible con la monarquía. El próximo rey, Felipe, ya se adelantó a prometer “la unidad de España”. La abstención inevitable del representante catalán en el Parlamento frente a la abdicación provocó, sin embargo, una crisis en el partido de la burguesía catalana, de parte de quienes reivindican apenas una autonomía mayor para Cataluña dentro del Estado español. O sea que el agotamiento del sistema político se extiende al interior de las nacionalidades y autonomías. Obviamente, el test más severo lo representa la descomposición literal de la economía del Estado centralizado, que tiene una desocupación del 24 por ciento bien entrado el octavo año de la crisis mundial y con un inventario enorme de desalojos en poder de los bancos. No deben sorprender, entonces, las incesantes movilizaciones populares por las razones más diversas, incluida la dimisión de todo el régimen político establecido.

En este cuadro, ¿cuáles son las alternativas? Felipe pretenderá fingir que su función es reinar pero no gobernar, pero no hay que olvidar que es el jefe de las fuerzas armadas y por lo tanto de todo el aparato de represión. Recurrirá a la burguesía europea para aplacar los afanes independentistas de Cataluña, pero esta reivindicacón ha penetrado fuerte en la pequeña burguesía y en una parte de los trabajadores, detrás del espejismo de que la separación sería la salida a la crisis capitalista. Por otro lado, la oposición de izquierda que ha emergido en las últimas elecciones es políticamente inconsistente, en especial porque no manifiesta interés en oficiar como instrumento político de la lucha de clases de los trabajadores. Esta limitación ofrece un margen de movimiento a la política tradicional. Pero incluso con estas reservas, la profundidad y la prolongación de la crisis deberán acentuar la lucha popular, en sus diversas formas, y con ello agudizar la crisis política. La renuncia de Juan Carlos ya ha producido un movimiento por la república, bajo la forma de la exigencia a un referendo sobre la organización del Estado. Las encuestas indican una tendencia republicana mayoritaria en la población. La reivindicación de la república traduce la aspiración a una salida popular a la crisis capitalista.

Las alternativas, tomadas en su conjunto, son claras. Si los movimientos nacionales independentistas se fortalecen y la lucha de clases se acentúa, la crisis política resultante pondrá al nuevo rey ante la necesidad de emprender un ‘tejerazo’ con él a la cabeza. La monarquía es el arma de la reacción, no una representación ‘simbólica’. Las masas, por el contrario, avanzarán cada vez más con la reivindicación de la república, de la cual los intelectuales de moda se mofaban hasta hace pocos años. Los revolucionarios somos campeones, desde el comienzo, de la república y el derecho a la separación nacional. En materia de democracia, le ganamos al demócrata más pintado. Pero hacemos un agregado: ni una ni la otra tienen la capacidad de resolver la crisis del capital y de que la paguen los capitalistas. Por eso planteamos una república socialista y la unidad de los explotados de todo el Estado español y de Portugal bajo la forma de una Federación socialista de pueblos ibéricos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Copa FIFA 2014 y el modelo de desarrollo

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Comenzó el mundial de fútbol en Brasil y junto a lo deportivo y las pasiones nacionales en movimiento, emerge el negocio en el popular deporte.

Se trata del negocio de las multinacionales asociadas al juego, sea por la indumentaria y accesorios diversos usados y visibilizados por los principales protagonistas; por la publicidad exacerbada para el consumo de masas y la televisación de los juegos y el espectáculo, los comentarios y el show de la previa, el durante y el después de cada partido.

Claro que se pone en juego el negocio del turismo y un consumo de élite por costos elevados de pasajes, alimentación, hotelería, electrónica y otros rubros, amén de financiamientos bancarios, descuentos y promociones.

Entre otros aspectos, se incluyen los negocios corporativos de la FIFA, principal beneficiario directo del negocio de la COPA, y también los de los intermediarios particulares vinculados a las obras e infraestructura que encara el país organizador. Ello involucra las sospechas de corrupción en el comentado “se la llevan con pala”, asociando enriquecimiento de funcionarios encargados de supervisar los contratos de la Copa Mundial.

El negocio remite también a la evolución de las cotizaciones de los jugadores y equipos técnicos, como eventuales beneficios para intermediarios y los clubes de origen, como a las apuestas y sospechas de arbitrajes y negociados sobre resultados.

Así, el gran negocio del fútbol mundial inició la versión 2014, que nos tendrá entretenidos por un mes, y que como nunca, ahora rodeado de una serie de movilizaciones y de protestas de diversos sectores de la sociedad brasileña, ampliamente difundidos gracias a la tecnología de la comunicación.

Protestas sociales

Las protestas sociales ya no son solamente de indignados por la orientación del gasto público social, tal como se hizo manifiesto hace un año en la lucha por el precio del transporte público y la demanda por su gratuidad.

Ahora se suman los trabajadores formales, sindicalizados, que demandan mejoras de ingresos y condiciones laborales, utilizando la ocasión del mundial para hacer efectivas sus demandas, capacidad y posibilidad de negociación.

Las luchas son en aeropuertos y en subterráneos, entre otros, con demandas en todo el territorio brasileño. Pero también exigen lo suyo los trabajadores sin techo y los sin tierra, éstos últimos exigiendo una demorada reforma agraria. Con todos ellos existen mecanismos de negociación que se han puesto en juego por parte del gobierno para intentar morigerar el conflicto. Ocurre algo distinto con los movilizados menos formalizados, que imponen límites a la negociación gubernamental para evitar la extensión de la movilización social crítica a la COPA. En este caso, la respuesta es la represión, que puede empañar el carácter de fiesta que se atribuye al mundial de fútbol.

En definitiva, el sujeto de la protesta, más allá de treguas y negociaciones, son los trabajadores formales e informales, los jóvenes y el movimiento estudiantil, las organizaciones populares y movimientos contra la opresión racial y de género, entre otros por diversas reivindicaciones, los que expresan la indignación por la utilización de los recursos públicos aplicados a la mercantilización del deporte. Hacen pública y evidencian una demanda y una crítica al modelo de desarrollo, el que privilegia la mercantilización del deporte y la vida cotidiana, en contradicción con la satisfacción de múltiples necesidades de ingresos y de beneficios sociales de educación, salud, transporte, tierra, vivienda o hábitat, entre variados reclamos por des-mercantilizar la vida cotidiana.

La gran vidriera mediática del espectáculo, aun cuando se la quiera ocultar, favorece la demanda social y laboral en contra de la tendencia a mercantilizar una “pasión de multitudes” en un país emblemáticamente futbolero. Es una propuesta coincidente con la crítica más general a un “modelo de desarrollo” que alienta y promueve la extensión de la satisfacción de las necesidades por el mercado capitalista, el que se define por el objetivo de la ganancia y la acumulación.

Este avance de las relaciones mercantiles capitalistas actúa en la desposesión material y simbólica de bienes comunes, desde la tierra y el agua, al juego y el deporte. Las protestas en Brasil constituyen un llamado de atención y al debate de la sociedad sobre la satisfacción y la insatisfacción en las políticas en curso en la región.

Se discute el modelo de desarrollo

Existe evidencia estadística de mejoras sociales en la región, siempre comparadas con la década perdida del 80´ (según CEPAL) y el decenio del ajuste y la reestructuración regresiva de los 90´, pero alejadas del imaginario social crítico al modelo productivo y de desarrollo emergente con las políticas neoliberales. Estas políticas fueron explicitadas en aquellas recientes décadas del ajuste y la reestructuración regresiva del capitalismo en la América del Sur.

La resistencia popular a esas estrategias gestó las condiciones de posibilidad para el cambio político en la región en este comienzo del Siglo XXI, y el escenario actual de Brasil, de protestas por la creciente mercantilización, nos devuelve al debate sobre el modelo de desarrollo a que aspiran los pueblos.

Vale mencionar que ese debate sobre el modelo de desarrollo estará presente en las deliberaciones de la Cumbre del G77+China que se realiza este fin de semana en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, para un agrupamiento que surgió hace 50 años para discutir estrategias desde el Sur “dependiente” para una inserción “independiente” en el sistema mundial dominado por las empresas transnacionales, los principales Estados del capitalismo mundial y los organismos internacionales.

Claro que mucho cambió el mundo en medio siglo y aquellas viejas aspiraciones se desvanecieron al calor de la disputa por recibir inversiones y ser considerados “países emergentes”, petróleo y recursos naturales mediante. Pero también es cierto que en estos años de comienzo del Siglo XXI, nuestra región evidenció expectativas de cambio que pueden resurgir en esta cumbre y a favor de un programa de soberanía popular asociado a la alimentación, la energía, el medio ambiente o las finanzas.

En definitiva, la discusión a propósito del mundial en Brasil, o por la Cumbre del G77+China en Bolivia, apunta a considerar si alcanza con medidas sociales compensatorias derivadas de la inequidad del régimen del capital, que sustenta sus ganancias y la acumulación con fuerza de trabajo barata y extensiva explotación de abundantes recursos naturales en nuestros territorios, o si se requiere de otras y variadas estrategias para una industrialización independiente, lo que implica cambios sustanciales en el modelo productivo y de desarrollo, con otras políticas, para otros beneficiarios, entre los que identificamos a los sectores empobrecidos y vulnerables de nuestras sociedades.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El poder mundial del capital financiero, los efectos en Brasil

Bruno Lima Rocha (BARÓMETRO INTERNACIONAL, especial para ARGENPRESS.info)

Dando secuencia a esta serie, esta vez veremos parte de los efectos visibles de la lógica rentista en el país. Rentistas son los que viven de una renta fija, de dividendos, de aplicaciones y no del trabajo directo, aunque explotando la fuerza de trabajo de los demás. En Brasil, el capital financiero opera por dentro del presupuesto del Estado, tasando el valor de la riqueza y consumiendo el volumen de impuestos recogidos por la Unión.



El gobierno federal concentra en torno al 66% del total impositivo logrado por la recaudación. De los órganos en Brasilia este presupuesto es compartido a través de rúbricas y destinos diversos. En este laberinto kafkaniano que es la pieza presupuestaria federal, los estados y municipios reciben poco y casi siempre el envío del presupuesto tiene que ser acompañado de contrapartidas y justificaciones en formato de proyecto. Como la mayor parte de las administraciones municipales ni siquiera tiene condiciones para operar una oficina de proyecto, esto genera una economía paralela de servicios, donde operadores tercerizados “aprueban y venden” su proyecto tanto a municipios como para firmas de enmiendas parlamentarias. Aun así, el nivel básico de gobierno (los 5564 municipios) vive de limosnas y podría recibir más del doble de los presupuestos si no hubiera dos barreras.

La primera barrera sangra directamente al Tesoro Nacional. Sería simplemente revolucionario colocar contra la pared a la plantilla de capitalismo rentista, donde el paga de la deuda pública consume más del 42,04% de los presupuestos federales. En la previsión para el año de 2014, esto implicaría casi la mitad de los R$ 2.383 millardos a ser gastados (o invertidos) por la Unión este año. Esta deuda quema por día R$ 4 mil millones de reales, cuyo destino principal es la caja de los compradores de títulos públicos, en su mayoría bancos o fondos de inversión, incluyéndose los fondos de pensión. Sólo en la ejecución presupuestaria de 2014, según la Auditoria Ciudadana de la Deuda, el país gastó más de R$ 203 millardos, cerca de 65% de los gastos federales hasta el segundo mes del año.

La segunda barrera es la odiosa DRU (Desvinculación de las Recetas de la Unión), ley que regularmente retira recursos de la sanidad, salud, educación e infraestructura para “contingencias”; buena parte de las veces esta ocurre a favor de los financistas. La DRU era provisional y fue creada en 1994, con el justificativo de intentar mantener la estabilidad macro económica. Viene siendo prorrogada -generalmente por consenso- en el Congreso en los últimos 20 años. Con la DRU, el Ejecutivo puede asignar libremente 20% del presupuesto anual, vaciando la capacidad de inversión del país, que no pasa de un irrisorio 18% al año, contra una media del 25% de los demás miembros de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

Conclusión. Si todo lo que es sólido se deshace en el aire, es porque en la economía real, alguien hace que la riqueza se evapore y se haga un dígito rescatable, en algún paraíso fiscal. A través del casino financiero, se regulariza -por dentro y con rúbrica- el espolio sobre el trabajo colectivo.

El poder de los bancos sobre la economía real brasileña

Además de los intereses sobre el presupuesto -con la capacidad de financierización de sacar casi la mitad del presupuesto del gobierno- tenemos la presencia del sector de los bancos sobre la economía real brasileña. Resalto que la crítica se presenta sobre los elementos de continuidad de la Era Fernando Henrique Cardoso perpetuados en el periodo Lula-Dilma (iniciado en 2003). Reconozco que para el patrón mundial del capitalismo Brasil tiene reglas relativamente más duras y un sistema financiero comparativamente más estable, pero es sólo esto. Los datos a continuación, del grado de ganancia de los bancos en 2013, son de la consultoría Economática y fueron obtenidos en la G1 (Globo), Folha de São Paulo y Estadão (Estado de São Paulo).

El primer lugar al menos, fue del Banco de Brasil, con un logro líquido de R$ 15,75 mil millones en 2013. En secuencia viene el Itaú-Unibanco con logro líquido de R$ 15,696 millardos, por encima del resultado de R$ 13,594 registrado un año antes. En tercera posición está el Bradesco, con un logro líquido de R$ 12,011 mil millones en 2013, valor por encima de los R$ 11,381 millardos obtenidos el año anterior.

El cuarto mejor colocado fue el Santander Brasil, lo que representa algo muy significativo a escala mundial. En 2013 el banco de capital español cerró con R$ 5,7 millardos, una caída comparado con los R$ 6,329 millardos en 2012. A pesar de las caídas consecutivas del 5%, el Santander reconoce que el 47% de su ganancia mundial de 4,37 millardos de Euros -un 90% más que en 2012- viene de América Latina, siendo el 23% de Brasil. Europa representaría el 43% de este mismo logro, con 7% para España y 17% para el Reino Unido. Los EUA entran con un 10% de este logro.

Por eso es que siempre que hay inicio de la caída de la tasa básica de intereses, aparece alguien de confianza del banco, orgánico o de consultoría especializada, y el especialista habla del riesgo de inflación. La tasa Selic implica la baliza de casi un cuarto del logro de este banco en escala mundial. Por el ejemplo del Santander podemos tomar otros grandes operadores de bancos en el país y veremos, proporcionalmente, tasas astronómicas de ganancia.

Hay más. El Santander ocupa la 8ª posición en el ranking de poder acumulado, medido por el proyecto Propietarios de Brasil (proprietariosdobrasil.org). En este mismo índice, Bradesco está en la cuarta posición e Itaú en la 19ª. En esta misma lista constan los fondos de pensión de empresas estatales, con un destaque para PREVÍ (Banco de Brasil) en el 2º lugar. Estos fondos son elemento fundamental, junto al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y los bancos estatales, para las políticas federales de inversión.

Cabe reproducir una broma -real y no ficticia- oriunda de los tiempos de la fiebre de Wall Street (Bolsa de Valores de Nueva York, NYSC) cuando un visitante observó los yates de los socios mayoritarios de las empresas corredoras anclados en las marinas del estuario del Río Hudson. El observador dijo: “Interesante, pero yo prefería ver los yates de los inversores comunes y corrientes.” Lo mismo vale para la salud financiera del brasileño común. Al batir un récord atrás del otro, la concentrada plaza bancaria refleja el volumen de la transferencia de renta a los prestadores y detentores de los recursos colectivos y no a los cuentacorrentistas y ahorristas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Esto también es el Mundial: Desalojos made in FIFA

Bernardo Gutiérrez (ELDIARIO.es)

Entre 150.000 y 250.000 personas han sido desalojadas de sus viviendas por motivos directamente relacionados con el Mundial de fútbol. Los Comités Populares da Copa luchan por los derechos humanos de los periferias y de los más desfavorecidos en las doce ciudades que albergan el Mundial. El lavado de cara de los barrios también está afectando a la clase media y a los centros urbanos.



Cuando el Ayuntamiento de Río de Janeiro llegó para demoler la casa de Elisângela en el morro (favela) de Pavão-Pavãozinho ella no estaba allí. Su hija de 17 años abrió la puerta y escuchó que el inmueble sería derrumbado en aquel momento. En pánico, la chica avisó a su madre por teléfono: “Hay varios hombres del Ayuntamiento en la puerta diciendo que van a derrumbar nuestra casa".

El inicio del reportaje sobre la historia de Elisângela, publicado por la agencia brasileña independiente Pública, pasó casi desapercibido cuando fue publicado, a mediados de 2012. Sin embargo, su contenido era absolutamente de lo que iría a ocurrir con miles de familias brasileñas durante los próximos años. Elisângela, continúa el reportaje, "corrió, intentó dialogar, pedir tiempo para encontrar otra casa pero fue inútil. En pocas horas sólo quedaban escombros". Elisângela, hasta el día de hoy, no fue imdemnizada ni realojada. Su hija tuvo que irse a vivir con su abuela.

El desahucio exprés de Elisângela ocurrió a principios de 2011. En la época, ni los grandes medios brasileños ni los corresponsales prestaban atención a los desalojos. Apenas tenían ojos para el Mundial de fútbol y para las supuestas inversiones extranjeras en las ciudades sede del Mundial. Unos meses antes de la tragedia de Elisângela, el teleférico que unía la favela de Pavão-Pavãozinho y el elitista barrio de Ipanema fue inaugurado con bombo y platillo. Mientras tanto, las historias como las de Elisângela se multiplicaban, ignoradas por los medios. Por eso, la organización Witness y el Comité Popular Río Copa e Olimpiadas prepararon el minidocumental O Legado Somos Nós: A História de Elisângela. La agencia Pública continuó publicando en su especial multimedia historias similares, decenas de ellas. Apenas en Pavão-Pavaozinho, 300 familias fueron desalojadas por el Ayuntamiento, según el dossier del Comité de la Copa de Río de Janeiro titulado Megaeventos y violacines de derechos humanos en Río de Janeiro.

¿Cuántas personas han sido desalojadas debido a las operaciones urbanísticas relacionadas con los megaeventos de Brasil? No existen cifras oficiales. Los Gobiernos municipales, regionales o el Federal (central) no facilitan datos. Sin embargo, los Comités Populares da Copa, que desde el año 2008 luchan para denunciar violaciones de derechos humanos, tienen una afinada estimativa: entre 150.000 y 170.000 personas han sido ya desalojadas de sus viviendas, en la mayoría de los casos de forma ilegal.

Algunas fuentes, como el Comité Popular da Copa del Distrito Federal hablan de 250.000 afectados por los desalojos. "Las acciones gubernamentales –aseguran las mismas fuentes en una nota oficial– "en su mayoría dirigidas por el poder público municipal con el apoyo de las instancias estatales y en algunos casos federales (Gobierno central), tienen como objetivo general limpiar el terreno para grandes proyectos inmobiliarios con fines comerciales".

El rodillo inmobiliario está siendo especialmente duro en las periferias y las favelas de Brasil. Las secuencias de desalojos exprés con violencia y de presiones policiales mercantiles se repiten a lo largo del territorio brasileño. "El modelo de la Copa sirve para aumentar el lucro de las grandes empresas a partir de exención de impuestos y de nuevas formas de sacar más y más beneficios. Los empresarios hacen más rápido lo que ya hacían para avanzar con el proyecto de ciudad excluyente", asegura Chico Carneiro, del Comitê Popular del Distrito Federal .

Las violaciones de derechos humanos se está cebando especialmente con la población afro-descendiente. "L as intervenciones urbanas -según los periodistas Juninho y Maykon Santos, militantes del Círculo Palmarin- "golpean brutalmente los territorios negros urbanos, sea con desalojos y especulación inmobiliaria que arroja a los trabajadores hacia regiones más alejadas y con menor infraestructura o por las políticas de militarización de esos territorios".

El actual alcalde de Río, el conservador Eduador Paes (aliado de la presidenta Dilma Rousseff), ya es el político que más personas ha desalojado en la historia de la ciudad: 65.000 personas desde el año 2009. Catorce favelas han desaparecido incluso del mapa. 60.000 personas más se verán obligadas a dejar sus casas antes de 2016, según el reciente dossier de derechos humanos del Comitê Popular da Copa e Olimpíadas do Rio de Janeiro.

El desalojo de la favela Telerj, que ocurrió en el pasado mes de abril, es un ejemplo del proceso de especulación inmobiliaria y la alianza de intereses políticos y financieros. El 11 de abril, más de cien familias fueron brutalmente expulsadas, de un terreno sin uso social que pertenecía a la teleoperadora OI. Los habitantes, a los que no se dio oportunidad de negociar ni otras alternativas de vivienda, comenzaron su particular odisea de peregrinaje por las calles de Río de Janeiro.

Primero acamparon a las puertas de la Cámara Municipal de Río (el pleno). Después, frente a la catedral de la urbe. Finalmente, fueron transferidos a una precaria parroquia de la Isla del Gobernador. Fernando Soares, activista de la organización Laboratório de Direitos Humanos de Manguinhos, en declaraciones al diario O Dia, criticó duramente el desalojo de la favela TELERJ de Río de Janeiro: “Criminalizaron a la población que vivía allá, como si fuesen vagabundos, para justificar ese desalojo violento. Allí vivían niños, ancianos, mujeres embarazadas".

La ciudad espectáculo que llega de la mano del Mundial de fútbol y las Olimpiadas intenta mostrar su lado más brillante: 39 Unidades de Pacificación (UPP) en favelas (operación vendida como éxito del Estado frente a los traficantes), teleféricos para turistas en el otrora olvidado Complexo do Alemão, el proyecto urbanístico-comercial Porto Maravilha.

La respuesta social estalló. Especialmente desde las revueltas de junio de 2013, la resistencia es generalizada en toda la urbe. En la favela Rocinha -una de las mayores del mundo- se ha activado el movimiento O Telefante, contra el plan del Ayuntamiento de instalar un teleférico en la comunidad. El movimiento Ocupa Alemão (del Complexo Alemão) incentivan eventos como Copa Pra Alemão Ver, que ironiza con el refrán "para gringo ver" (hacer algocon el objetivo de que lo vean los extranjeros, por pura apariencia).

Los desalojos, lejos de ser un fenómeno exclusivo de Río de Janeiro, ocurre en todas las ciudades que albergan el Mundial de fútbol. En São Paulo, la situación alrededor del estadio Itaquerão, es bastante crítica. Los precios de inmuebles y alquileres alrededor del estadio han subido cerca de un 200% entre 2008 y 2014, según un estudio de la prestigiosa Raquel Ronilk. No por casualidad, el Movimiento dos Trabalhadores Sem Teto (MTST) articuló una ocupación gigantesca a escasos metros del estadio, la Copa do Povo. Lanzaron un duro manifiesto: "A menos de tres kilómetros del palco de abertura, miles de familias luchan debajo de la lona por el derecho básico a una vivienda digna. La Ocupación Copa do Povo desconcha esta contradicción".

La situación es muy similar en las 12 ciudades sede del Mundial. El documental Os estrangeiros da Vila Tronco, relata el drama de más de 1.500 familias desalojadas en Porto Alegre. En Curitiba, la Vila Nova Costeira está amenazada por la construcción de tres nuevas pistas del aeropuerto. Además, el centro urbano está sufriendo "procesos de higienización". "Se están llevando a las personas sin hogar a albergues de la periferia, muchas veces a la fuerza. Las prostitutas tienen prohibido trabajar en su lugar habitual, cerca del estadio", afirma la activista Marina Rivas (pseudónimo).

Y ahí está una de las claves: la especulación inmobiliaria no la padece sólo la periferia. La gentrificación está arrollando en la mayoría de urbes brasileñas. La clase media está también sufriendo en sus carnes la especulación made in FIFA. "La construcción Mundial de fútbol no sólo ocasionó desalojos para la construcción del estadio (en referencia al Itaquarão de São Paulo), si no que proporcionó el aumento de los lucros de las empresas de ingeniería", dice Bruno Maschio, estudiante de ciencias sociales de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo y participante en proyectos alrededor de los comunes urbanos que centra su discurso contra la especulación urbana.

La tan criticada Copa y su oleada de violaciones de derechos humanos está provocando una alianza inédita de ciudadanos de todas las clases sociales, de todas las razas. "La mezcla política entre blancos y negros, ricos y pobres, en luchas que contemplen también a la favela (por ejemplo, con la campaña “Cadê o Amarildo”), tienen un potencial subversivo muy grande en términos de exponer la violencia policial y lanzar campañas", sentencia el filósofo y activista Bruno Cava.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Copa Mundial Brasil 2014: "El Brasil que recibe al mundial es un país que despertó"

REVISTA DESINFORMÉMONOS - ANRED

“Para nosotros, el Mundial de fútbol es una oportunidad para que se sepa quiénes son nuestros gobernantes y que la gente conozca realmente como es nuestro país; mucha gente piensa que es una nación en crecimiento, pero lo cierto es que hay una desigualdad tremenda y lo bueno de esta Copa es que se visibiliza al verdadero Brasil”, afirma Pedro Biava, integrante del colectivo audiovisual Revira-Lata de Sao Paulo.

Reproducimos nota publicada el pasado 8 de junio:

A pocos días de iniciar la Copa Mundial de Fútbol, las calles de Brasil no sólo están llenas de turistas ansiosos porque ruede el balón, sino también por miles de inconformes con el gobierno de este país. “El problema no es con el fútbol, es con lo que genera este evento. Es absurda la cantidad de dinero invertido en los estadios y quién sabe el uso que les darán después; el gobierno prometió mejorar los espacios donde se hicieran obras y es la hora en que no hace nada, después del Mundial menos va a suceder. La Copa no va a dejar ningún legado a la población”, considera Leonardo Chagas, fotógrafo e integrante del colectivo audiovisual.

Muchos estadios y pocos techos

El Movimientos de Trabajadores Sin Techo (MSTS) es el movimiento más organizado que tiene la ciudad de Sao Paulo, con casi 13 ocupaciones en terrenos que no tienen construcción. “Hay muchos otros grupos que hacen ocupaciones de edificios en el centro de la ciudad o en la periferia; esta práctica tiene mucho tiempo”, relata Pedro Biava, quien agrega que las calles y las constructoras de Sao Paulo casi todos los días están paralizadas por diferentes organizaciones, y son tan contundentes sus acciones que es inevitable que los grandes medios hablen de ellas.

Cuando anunciaron la Copa de fútbol en Brasil, relata Chagas, la gente se puso contenta porque pensaron que habría respuesta del gobierno a muchos de los problemas, pero “los precios de las viviendas se incrementaron, y el gobierno no se pronuncia al respecto”.

La ocupación “Copa del Pueblo”, con casi 4 mil personas en un terreno ubicado en la ciudad de Sao Paulo, espera la aprobación de la construcción de viviendas. A pocos días del nuevo plan de desarrollo de la ciudad, diferentes movimientos sociales (sin-techo, indígenas y quilombolas) esperan cambios en la organización urbana. Todos quieren que el nuevo plan se dé a conocer antes del Mundial. “Las organizaciones toman las calles todos los días para presionar más al gobierno, que tiene prisa pero por terminar los estadios y no por resolver los problemas de la población”, expresa Pedro Biava.

El problema de la vivienda en Brasil, y específicamente en Sao Paulo, es histórico, considera Leonardo Chagas, pero “quizá ahora es más visible porque los movimientos son grupos más organizados”. El 10 por ciento de la población de la ciudad no tiene vivienda, aunque estas cifras están maquilladas, agrega, pues no consideran a la gente que vive con algún familiar porque no tiene cómo pagar un alquiler o familias que viven en zonas de alto riesgo. “En esta ciudad no necesariamente hay que ser habitante de la calle para no tener un techo”, afirma el activista.

Antes, la especulación inmobiliaria se concentraba en el centro de la ciudad y de esa manera desplazaron a la gente más pobre a la periferia, denuncia Biava; también señala que es un proceso natural que arrojen a la gente a las áreas donde no hay infraestructura de ningún tipo.

“La gente ya no puede pagar alquileres tan costosos y tiene que irse para la periferia. Mucha gente de allí nos decían que antes de la copa pagaban 300 reales de alquiler, y ahora tienen que pagar entre 700 y 800, pero los salarios no subieron; es una forma de desterrar a la gente”, manifiesta Leonardo Chagas

“En nuestra constitución está escrito que los terrenos ocupados por las empresas deben tener una función social, y hay muchas construcciones abandonadas que esperan su revalorización; en este país ocurre mucho la especulación inmobiliaria”, denuncia Leonardo Chagas.

La Itaquera es uno de los barrios más pobres de Sao Paulo; en este lugar se construyó el estadio de la ciudad. Este terreno está abandonado desde hace 30 años, y el MSTS lo ocupó con aproximadamente mil 500 familias. “Ellos argumentan que un terreno abandonado no cumple ninguna función social, solo están a la espera de la valorización”, explica Pedro Biava. Con la construcción del estadio, a la vez se levantan carreteras, hospitales y se mejora el servicio de transporte, lo que quiere decir que el área se encarece y las empresas lucrarán con las obras que el gobierno ejecuta con los impuestos.

Desalojos, una forma de limpieza social

En Sao Paulo, un desalojo es algo que ocurre con frecuencia. La cifra aproximada en las ciudades sedes de la Copa varía mucho, pero se encuentran entre 170 y 250 mil personas (más de 60 mil familias) en todo Brasil. Muchos fueron sacados de su hogar y obtendrán indemnizaciones muy bajas, lo que no les permitirá comprar otra casa en el mismo barrio, explica el colectivo Revira-lata en entrevista con Desinformémonos.

Recientemente fueron desalojadas cerca de 4 mil personas que ocuparon un terreno cerca del estadio de fútbol. El fenómeno se repite en los lugares que están cerca de alguna carretera principal o del metro, “seguramente pensando en la imagen que deben proyectar a los turistas y la prensa”, considera Leonardo Chagas.

Los desalojos se dan de manera violenta, tanto por el uso de la fuerza pública y grandes maquinarias, como por el miedo que se infunde en la gente y en las demás ocupaciones, explica Pedro Biava. “En el año 2012 hubo uno a casi cien kilómetros de la ciudad; fue muy violento porque la gente se resistió y, a pesar de todo, se convirtió en un referente de resistencia para las demás ocupaciones”, recuerda.

Cuando hay una ocupación en una zona de mucho dinero o con empresas en Sao Paulo, los dueños o el mismo gobierno usan el fuego para sacar a la gente. “Alguien hizo un mapa donde se demuestra que en el centro de la ciudad o en las zonas más caras están las favelas más inflamables, y los incendios sólo ocurren en las noches”, puntualiza Pedro Biava.

La ley de la proximidad

Desde el 2013, Brasil es escenario de grandes manifestaciones. Las organizaciones se dieron cuenta que entre más cerca esté el inicio del Mundial, el gobierno accederá a la solución de algunas de las exigencias de los movimientos.

“Para nosotros estas pequeñas respuestas del gobierno son bastante, porque en Brasil pueden pasar décadas y no hay solución a problemas de vivienda o salud; empezar el Mundial con varias ocupaciones o protestas a unos cuantos kilómetros del estadio es una locura para la imagen que ellos quieren mostrar del país”, explica Biava.

“Ahora se ven muchas movilizaciones y vamos a exigir que haya cambios verdaderos. Para que no ocurran protestas en el Mundial, el gobierno tendrá que hacer muchos cambios y de manera muy rápida; creemos que esto no va a pasar y la gente irá a la calle. El Brasil que recibe al Mundial es un país que despertó y que sale de una inercia muy larga”, concluye Pedro Biava.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La represión policial empaña la inauguración del Mundial de Fútbol

Bernardo Gutiérrez (ELDIARIO.es)

Tumultos en São Paulo, Belo Horizonte y Río de Janeiro en el día de inauguración del Mundial de fútbol. La Policía Militar, que usó gases lacrimógenos y balas de goma, hirió a Shara Darlington, corresponsal de la CNN en Brasil, y detuvo a 31 personas en São Paulo.

La inauguración del Mundial de fútbol de Brasil pareció discurrir siguiendo un guión escrito hace meses. En el Estadio Itaquerão de São Paulo ocurrió lo previsible: triunfo de la Canarinha, goles de Neymar, fiesta de las hinchadas y silbidos para la presidente Dilma Rousseff. En las calles, tampoco hubo sorpresas: muchas más banderas que los días anteriores y manifestaciones. Incluso el tumulto de la manifestación de São Paulo, convocada en la estación de metro de Carrão se podía prever: gas lacrimógeno, algunos miembros de black block, 31 detenidos y muchos heridos.

Tal vez un detalle se salió de los planes: Shara Darlington, corresponsal de la CNN, fue herida por la Policía Militar. Quizá por eso el texto publicado en la web de la CNN fue especialmente duro: "La policía brasileña lanza gas lacrimógeno a los manifestantes contra el Mundial". La crítica nota que lanzó Amnistía Internacional Brasil, en la que denunciaba el "desproporcional uso de la fuerza de la Policía Militar", también entra en la crónica del Mundial anunciada que todos esperaban desde que brasileños tomaron las calles en junio de 2013.

La tesis del caos durante la Copa acabó de construirse hace dos semanas en un reportaje del Estado de São Paulo: "Black Blocs prometen caos en la Copa con ajuda del Primeiro Comando de la Capital" (el temido grupo mafioso que domina las cárceles). Una entrevista con apenas 16 presuntos miembros de los black blocs (reportaje muy criticado por los movimientos sociales) sirvió para que la tesis del Mundial Caos se expandiera por la sociedad. "Tengo miedo, habrá violencia exagerada", comentaba a este diario un taxista el pasado miércoles.

La estrategia de la gradularidad de la que hablaba Chomsky en sus Diez estrategias de manipulación mediática hizo el resto: lo inaceptable se acaba aceptando como algo lógico. Los medios de masas hablaron de vandalismo y violencia de los manifestantes, no sobre el "desproporcional uso de la fuerza de la Policía Militar". Muy cerca de la estación de metro de Carrão de São Paulo, donde se registraron los incidentes, la voluntaria de la FIFA Sonia Petit aseguraba al eldiario.es que "es un absurdo manifestarse con violencia". Luiz, un fanático de la Canarinha que buscaba desesperadamente comprar dos entradas en la puerta del Itaquerão, manifestaba su oposición "a ensuciar la imagen de Brasil con manifestaciones". Algunos vecinos aplaudían la llegada de las fuerzas especiales al metro de Carrão.

En realidad, ayer no existió manifestación en São Paulo. Fue abortada. La concentración contra el Mundial en la salida de la parada de metro Carrão de São Paulo fue disperasada con gases lacrimógenos antes de que empezase. La policía impidió la llegada de los manifestantes al acto, al que habían confirmado 10.200 personas en la página de Facebook. La parada de metro de Carrão incluso fue cerrada. La estrategia represiva incumple todas las leyes. Amnistía Internacional, en su nota, afirma que "la libertad de expresión y manifestación pacífica son derechos humanos, incluso durante la Copa del Mundo. " Con el aval del pánico planteado por los medios, la Policía Militar paulista reprime las protestas antes de empezar", escribía el activista André Takahashi.

¿Y qué ocurrió en São Paulo? ¿Ganó por goleada el entusiasmo del Mundial? ¿Se desinflaron los gritos de Não Vai Ter Copa? Ni lo uno ni lo otro. La ciudad amaneció visiblemente más volcada con su selección: más banderas, más camisetas, más sonrisas. Pero algo no encajaba con el clima habitual de un Mundial. En la favela de Moinho, que puede desaparecer del mapa con los nuevos planes urbanísticos de São Paulo, el Comité Popular de la Copa organizó una Copa Política en la que un muñeco del exjugador Ronaldo (crítico habitual de los manifestantes) fue colgado como Judas.

El Trofeo Copa do Povo reunió en una ocupación en Itaquera, cerca del estadio, a "sin techo", barrenderos, sindicalistas del metro y militantes de izquierda. Y las críticas ácidas, continuaron inundando redes y calles. "La apertura de la Copa está usando indígenas guaranís de la aldea Krukutu que está al sur de São Paulo. No dicen que el Gobierno Federal congela la demarcación de sus tierras de esos mismso guaranís", tuiteaba el paulistano Thiago Aguiar. En los muros de São Paulo, muchos "Fuck FIFA".

La ola de manifestaciones más importante de Brasil ocurrió en Río de Janeiro, donde el acto Nossa Copa é na Rua reunió a miles de personas. Y pudieron verse pancartas gigantes con el lema Fuck FIFA en muchos lugares de la ciudad, incluso en frente del Estadio Maracanã (ocupando un edificio entero) o en la mismísima Fan Fest en la playa de Copacabana, en la que activistas desplegaron un cartel en la auto proclamada Fun Fest. La jornada también acabó con fuerte represión policial.

A las 14.07 horas, el colectivo de periodismo independiente Rio na Rua divulgaba el siguiente párrafo: "Mucha represión policial en el acto Nossa Copa é na Rua. Bombas de gas, tiros de balas de goma, spray de pimienta y mucha violencia física contra los manifestantes". También se produjeron detenciones de activistas, como denuncia el Coletivo Mariachi. En Fortaleza, los manifestantes cortaron temporalmente el acceso a la Fan Fest. En Belo Horizonte, la manifestación acabó con 11 heridos (entre ellos un fotógrafo de Reuters).

La inauguración del Mundial no fue lo que la FIFA esperaba. Pero tampoco el caos de manifestaciones masivas esperado por los activistas. ¿Consiguió el sistema paralizar a los movimientos con la tesis de la granularidad de Chomsky? ¿Continuarán las manifestaciones? ¿O se diluirán según avanza la fiesta programada de la FIFA y los goles de Neymar? ¿Qué influencia política tendrán los acontecimientos?

Los vagones del metro de São Paulo y las inmediaciones del estadio, durante el festivo día de ayer, podrían servir de laboratorio y / o metáfora. Los torniquetes sobre los que la multitud y el Movimiento Passe Livre saltaban reclamando transporte gratuito tenían todos un hashtag: #EuSouBrasileiro. La frase del himno nacional " Verás que um filho teu não foge à luta, habitual en las jornadas de junio de 2013, ondeaba en una bandera gigantesca al servicio de la FIFA. Desde Tatuapé hasta Itaquerão (unos diez quilómetros), algunos edificios tenían carteles publicitarios enormes, con hashtags tipo #TorçeBrasil (apoya a tu equipo Brasil). Y el esquema de la FIFA y de los patrocinadores parece encajar con el macro Brasil diseñado desde despachos y agencias. La salida del metro de Itaquerão apenas conducía a la calle a través de un centro comercial: en él, miles de fanáticos del fútbol se entretenían en espacios preparados por los patrocinadores del Mundial. Afuera del shopping Poupa Tempo, con el paisaje de ladrillos de las casas humildes de Itaquera, un joven componía el anticlimax FIFA. Tiago Angelo, un trabajador metalúrgico, despotricaba contra el Mundial mientras rellenaba con cerveza barata una botella de la cerveza oficial: "La FIFA viene a por dinero. Los vecinos no estamos invitados. Los precios han subido muchísimo en el barrio, ha sido todo un desastre en esta Copa".

Algo no acaba de encajar en que el Gobierno de Brasil y la FIFA daban por hecho hace apenas dos años. Y una escena del previsible día de ayer en São Paulo insinúa además que durante el Mundial está en juego el futuro político de Brasil. A la salida de la parada de Artur Alvim dos ancianos repartían unas banderas de Brasil con el lema ImcomPTentes, con el logo del Partido de los Trabajadores. Y confesaban que les pagaban cincuenta reales por día (15 euros) por repartir las banderas. En el reverso, un texto definía la bandera como "una iniciativa particular contra los corruptos de Brasilia" y daba instrucciones para desplegar la bandera dentro del estadio en el momento que sonase el himno nacional. "Hay mucha gente en el barrio contratada", afirmaban. ¿Quién paga a una legión de repartidores con un lema usado por la derecha brasileña contra el PT? ¿La misma clase media alta y blanca que silbó a Dilma durante la inauguración y sueña con sacar a la izquierda del poder? Probablemente. La paradoja es que esa élite comparte indignación con los colectivos, redes, activistas y movimientos populares que tomaron las calles durante la primera jornada del mundial de fútbol.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Ante la manipulación futbolera y radiotelevisiva, mejor apagarle y escuchar música

Pedro Echeverría (especial para ARGENPRESS.info)

1. Hasta los años sesenta fui un esforzado deportista; luego comencé a entender que el deporte –además de entretenimiento y enajenación- era un gran negocio de empresarios ligados a él. A partir de los años setenta los empresarios y los gobiernos entendieron que además de ser un magnífico negocio económico podrían usarlo (lo más importante) como un magnífico medio de manipulación y control. El fútbol en México ha superado al catolicismo como control de masas, aunque todavía el alcohol avanza paralelo a él. Pero nunca se logrará superar los billones de pesos que desde los años 80 se meten a la bolsa los empresarios.

2. El magnate de Televisa está nervioso por la competencia y su futuro como monopolio. Imagínense nada más: es propietario de un negocio de poco más de 600 millones de dólares que perdería si el equipo mexicano no consigue más tiempo en Brasil 2014. Perdería millones y millones en contratos de televisión, patrocinios, factores micros y macros, directos e indirectos que no se harían y representaría un a gigantesca pérdida junto a cuatro años de inversión a un equipo que finalmente le terminaría dejando en números rojos de este gran negocio que llaman “fútbol mexicano”. Televisa ha inyectado enormes capitales que no puede perder.

3. Me da risa, pero también coraje y decepción por lo que han hecho el capitalismo y los medios de información con la mente de los seres humanos. Moverlos como quieren, manipularlos como desean, dirigirlos cuando les venga en gana. Si el equipo nacional pierde se habla hasta de suicidios; por lo contrario, si gana las multitudes llenan calles y plazas para gritar por su equipo; las cantinas rebozan para el desahogo y las oficinas públicas se paralizan. Me imagino que ese fanatismo se ha desarrollado en casi todo el mundo: México, Brasil, España. Es más que una religión o es como ella.

4. No soy patriota porque odio las fronteras que dividen al mundo al ser impuestas hace siglos por las guerras y la ley del más fuerte. Nací de manera casual en esta región, como pude haber nacido en otro lugar a 10 mil kilómetros, o no haber nacido. Me es enteramente igual que gane o pierda México u otro país en fútbol o cualquier competencia. Además no se quien inventó esto de competir en deporte, en política y riquezas; aunque sí sé de los millones y millones de negocios que se han hecho alrededor de estas cosas que hablan de ganadores y perdedores, de manipuladores y manipulados.

5. Las competencias como un juego para que cada quien se sienta personalmente mejor en sus relaciones sociales, en su trabajo, en sus ejercicios deportivos, pueden ser buenas mientras no dañen el organismo o la mente; pero la aparición de los premios y los castigos para distinguir a buenos y malos, a ganadores y perdedores, ha llevado a profundas diferencias sociales. Además de la propiedad privada y la acumulación de riquezas, las ideas de premiar “a los mejores” y castigar a los “perdedores”, ha llevado a la mayor estratificación de las clases sociales y a la profundización de sus diferencias.

6. De lo que estoy seguro es que los que piensan mucho en fútbol, en telenovelas, en la virgen de Guadalupe y en Pedro Infante, les queda poca mente para pensar en la causa de los problemas económicos, políticos y sociales en que vive. Más aún, ese es el objetivo que se busca al fanatizar al 80 por ciento de la población: que no le quede tiempo ni lugar en la mente para pensar en su triste vida, en su miseria económica, en el desempleo y la explotación de que es objeto. Poseo información consistente en que los periódicos deportivos y las revistas de telenovelas venden el triple de otras publicaciones.

7. Esto es lo que produce el fútbol en México: se lanzan gritos, se agitan banderas y manos; la multitud llena puentes peatonales en el Periférico rumbo a Paseo de la Reforma para sumarse a los festejos al lugar donde se desbordan las pasiones: el Ángel de la Independencia. Sentimiento exaltado de nacionalismo triunfal: “Viva México”, “somos muy chingones los mexicanos”. No falta un priísta que grita: “Viva el señor presidente” y otro fanático que aprovecha; “Viva el PAN”. La gente grita enloquecida y atraviesa calles y avenidas llenas de vehículos en marcha. Los presidentes, sean del PRI o del PAN, conceden entrevistas tratando de demostrar su apoyo.

8. A los políticos y empresarios no los manipula el fútbol, la TV o las telenovelas porque ellos cumplen con el papel de manipuladores. Cuando Peña Nieto y los legisladores de todos los partidos aplauden o felicitan a los futbolistas cumplen con el papel de políticos que se “identifican con el pueblo” para ganar apoyo y votos. Son idénticos a los empresarios que se dicen “muy mexicanos” pero siempre dolarizan sus pesos y los invierten en el país que les brinde mayores ganancias. Por el contrario el pueblo humilde que rodea el “Ángel de la Independencia” al grito de “Viva México”, aplaude con pasión a conveniencia por la TV.

9. En esta región del sureste mexicano (Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Chiapas), el fanatismo hacia el fútbol no es grande si se le compara con la Ciudad de México y otros estados del centro; son estados beisboleros con muy pocos fanáticos. Televisa, TV Azteca, Tele Fórmula, pensando en el gran negocio que representa, han buscado imponer el fútbol. Con excepción de Tabasco, el fanatismo de la región es esencialmente hacia el catolicismo y otras religiones menos grandes. Pero entre un fanatismo u otro habría que investigar cuál es más bloqueador de la lucha por la libertad.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El Club de París y el ministerio de Economía

Lic. Héctor Giuliano (especial para ARGENPRESS.info)

En el día de la fecha el Ministerio de Economía (MECON) ha dado a conocer en su página web un breve comunicado que se refiere al nuevo acuerdo del gobierno Kirchner con los países del Club de París, cuyos términos y antecedentes las autoridades se rehúsan dar a publicidad.

A este tema específico ya nos hemos referido extensamente en tres artículos recientes, a los que nos remitimos como respaldo de la presente nota, a los fines de no reiterar lo dicho, salvo en los enunciados de fondo que se citen al efecto. (*)

El comunicado oficial sobre el Club de París expresa lo poco que la administración Kirchner está intentando argumentar con respecto a los nuevos tratados internacionales sobre pago de deudas Estado a Estado y tiene sólo cinco párrafos, por lo que permite responder los puntos planteados uno por uno:

PÁRRAFO PRIMERO:

El primer párrafo del comunicado del MECON dice que: “El acuerdo con el Club de Paris fue celebrado en cumplimiento de la Ley de Presupuesto y del Decreto Presidencial 1394/2008, que dispuso la cancelación total de la deuda contraída con el Club de París e instruyó al Ministerio de Economía a adoptar las medidas necesarias a fin de ponerlo en ejecución.”

Observaciones y comentarios:

a) La Ley 26.895 de Presupuesto 2014 no se refiere taxativamente al caso del Club de París sino que confiere - debidamente o no - una autorización para que el Ejecutivo renegocie la deuda en default en los términos de la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado, por lo que el MECON debe primariamente demostrar antes que nada que tales términos se han cumplido y sobre qué bases concretas y numéricas se prueba esa demostración.

b) El eventual cumplimiento de la condición del punto anterior no releva en absoluto al gobierno de su obligación de informar al Congreso sobre lo actuado presentando todos los documentos firmados, suministrando todas las informaciones de respaldo que sean del caso y permitiendo el acceso a las mismas.

c) Como norma general e inexorable, la delegación de facultades parlamentarias al Ejecutivo - repetimos: debida o incorrectamente efectuada - no es un “boleto de ida” sólo sino un “boleto de ida y vuelta”, donde el gobierno debe rendir cuentas de lo actuado en función de las autorizaciones recibidas por el Congreso.

d) El citado Decreto 1394/08 - del 2.9.2008 - en su artículo primero dice textualmente lo siguiente:

“Art. 1º - Dispónese la cancelación total de la deuda contraída con el Club de París (sus países miembros con acreencia vencida o a vencer respecto de la República Argentina) con reservas de libre disponibilidad que excedan el porcentaje establecido en el artículo 4º de la Ley Nº 23.928 y sus modificatorias, de modo que resulte de efecto monetario neutro.”

El Ejecutivo debe demostrar que estas precondiciones se cumplen en el caso del Club de París, particularmente en materia de reservas de libre disponibilidad y efecto monetario neutro. Y que se cumplen para el total de la nueva deuda asumida.

e) A su vez, el artículo segundo del Decreto dice:

“Art. 2º - Instrúyese al MINISTERIO DE ECONOMIA Y PRODUCCION para proceder a la cancelación de la deuda total contraída con el Club de París (países miembros) con aplicación de las reservas precitadas, a cuyo fin requerirá la colaboración de las autoridades del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA.”

El gobierno tiene que informar el tipo de colaboración recibida por parte del Banco Central (BCRA) en este caso y el dictamen u opinión correspondiente del mismo, tal como lo manda la Ley 24.156 de Administración Financiera en su artículo 61 y conexos.

Ese artículo de la ley 24.156 dice: “Art. 61.- En los casos que las operaciones de crédito público originen la constitución de deuda pública externa antes de formalizarse el acto respectivo y cualquiera sea el ente del sector público emisor o contratante, deberá emitir opinión el Banco Central de la República Argentina sobre el impacto de la operación en la balanza de pagos.”

Resaltando que tal opinión de respaldo debe abarcar la totalidad de la operación concertada - los 9.700 Millones de Dólares (MD) declarados - y no solamente los 1.150 MD que tiene que afrontar la actual administración hasta Mayo del 2015.

El MECON también tiene que desclasificar la información que requiere la Ley de Administración Financiera en su artículo 59, que manda:

“Art. 59.- Ninguna entidad del sector público nacional podrá iniciar trámites para realizar operaciones de crédito público sin la autorización previa del órgano coordinador de los sistemas de administración financiera.”

En principio, el órgano correspondiente responsable de esta tarea es la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP), dependiente de la Subsecretaría de Financiamiento (SSF) de la Secretaría de Finanzas (SF) del Ministerio de Economía (MECON).

Dicho con pocas palabras: que el Ejecutivo - a través del MECON - no puede firmar un acuerdo secreto sobre la deuda externa con el Club de París sin mostrar la documentación de respaldo de tal operación.

PÁRRAFO SEGUNDO:

Este segundo párrafo del comunicado dice lo siguiente:

“En ese marco (se refiere a la supuesta apoyatura legal y financiera de las facultades del Ejecutivo), la Secretaría de Finanzas dependiente del Ministerio de Economía realizó la conciliación de las deudas con cada acreedor, en función de los intereses pactados en los diversos contratos bilaterales oportunamente celebrados por el país y que fueron entrando en default a partir de 2001. La conciliación de la deuda existente con los intereses correspondientes se encuentra debidamente documentada por la Oficina Nacional de Crédito Público.”

Observaciones y Comentarios:

a) Si toda la documentación de respaldo - tal como dice el MECON - ha sido debidamente conciliada “con cada acreedor” nada obsta para que esa documentación esté disponible para el conocimiento del Congreso y de los Organismos de Control del Estado (caso SIGEN y AGN) e incluso para la opinión pública en general, en el sentido de libertad de acceso a los estudiosos o investigadores particulares que se interesen en el asunto.

b) No cumplir el requisito del punto anterior es darle carácter secreto a las negociaciones y al nuevo acuerdo pactado con el Club de París, y retacear a la vez la documentación indispensable al Congreso de la Nación para su función de supervisar el cumplimiento de las facultades delegadas al Ejecutivo y también para su función de análisis y discusión de tratados internacionales con sus antecedentes.

c) Por otra parte - y dentro de este contexto - a qué “contratos bilaterales oportunamente celebrados por el país” se refiere el MECON y qué dicen dichos “contratos” ? Es que el gobierno Kirchner se cree facultado para mantener en secreto lo actuado por esta administración y por las que la precedieron ?

d) Y un interrogante derivado del punto anterior: qué contratos - si se trataba de tales - “fueron entrando en default a partir de 2001” y cómo evolucionó la deuda desde entonces a la actualidad (en que se incrementó cinco veces: de 1.800 a 9.700 MD) ?

e) La reiteración final del comunicado acerca de que “La conciliación de la deuda existente con los intereses correspondientes se encuentra debidamente documentada por la Oficina Nacional de Crédito Público.” corrobora por sí sola - si no se exhibiese - nuestra observación del punto a), en cuanto a la falta de demostración probatoria y documental de las acreencias reconocidas según el nuevo acuerdo con el Club de París.

En este sentido, las “explicaciones” dadas a través del comunicado del MECON agravan la situación del Ejecutivo en este asunto en lugar de aclararla.

PÁRRAFO TERCERO:

Este tercer párrafo del comunicado del MECON dice lo siguiente:

“El acuerdo celebrado con el Club de París es el primer paso para la posterior celebración de acuerdos bilaterales con cada país acreedor, que son los instrumentos jurídicamente vinculantes y que serán publicados al momento de su celebración.”

Observaciones y Comentarios:

a) Del contenido de este párrafo surge que el gobierno es consciente del carácter de tratados internacionales que revisten los acuerdos a suscribir con los países del Club de París - los que deben ser ratificados o no por el Congreso de la Nación, según el artículo 75, inciso 22, de la Constitución Nacional - y que, consecuentemente, temprano o tarde deberá informar en detalle al Parlamento.

b) El diferimiento en la publicidad de estos actos de gobierno por parte del MECON aumenta las fundadas sospechas existentes acerca de los acuerdos firmados, de sus negociaciones secretas, de la falta de documentación respaldatoria y de los debidos antecedentes de la operación, así como de la falta de demostración de la capacidad de repago de las nuevas obligaciones que se estarían tomando.

c) Por último, si el acuerdo con el Club de París tiene que instrumentarse recién con la firma de los tratados bilaterales respectivos, EL GOBIERNO ARGENTINO DEBE ABSTENERSE DE EFECTUAR NINGÚN PAGO PREVIO A LA SUSCRIPCIÓN, PUBLICIDAD Y APROBACIÓN DE TALES CONVENIOS POR EL CONGRESO, con lo que - en principio - los pagos convenidos de 650 MD en Julio de este año y 500 MD en Mayo de 2015 tienen que permanecer en suspenso hasta que el Ejecutivo cuente con la debida aprobación parlamentaria.

Es decir, que a los discutibles argumentos de la afirmación del primer párrafo en cuanto a la naturaleza y alcance de las delegaciones parlamentarias se suma un avance inaceptable de acciones unilaterales del Ejecutivo sin esperar la debida intervención y aprobación respectiva del Congreso de la Nación.

PÁRRAFO CUARTO:

El cuarto párrafo del comunicado del MECON es particularmente irritante. Dice:

“Esta información ya fue hecha pública y explicada en forma detallada por las autoridades del Ministerio de Economía luego de la celebración del acuerdo con el Club de París, junto con los principales aspectos económicos del acuerdo alcanzado.”

Única observación:

Esta aseveración del MECON - según lo hemos demostrado en párrafos precedentes de este trabajo y conforme lo hemos desarrollado en nuestros artículos anteriores citados al respecto - es absolutamente falsa.

El Ministerio de Economía está faltando a la verdad en cuanto a la información “detallada” que dice haber suministrado.

Caso contrario, que las autoridades permitan “nuevamente” el acceso a tales informaciones y a la documentación del caso ya que supuestamente están disponibles por haber sido “hecha pública y explicada en forma detallada por las autoridades del Ministerio de Economía”.

PÁRRAFO QUINTO:

Este último párrafo del comunicado del MECON es patético. Dice lo siguiente:

“Estas denuncias infundadas de la oposición son una muestra más de la constante judicialización de temas políticos, ante la falta de argumentos y capacidad para debatir seriamente las políticas públicas que exitosamente viene implementando este gobierno.”

Observaciones y comentarios:

a) Hablar de “denuncias infundadas de la oposición” es sencillamente grotesco: el gobierno trata de obviar las demostraciones irrefutables en su contra acerca de su violación del debido deber de informar por parte del Poder Ejecutivo al Congreso - y a la opinión pública en general - en relación a los acuerdos secretos de la administración Kirchner con el Club de París, lo que constituye una directa, flagrante e inaceptable violación de las leyes de la Nación y de la propia Constitución Nacional.

b) El Ministro Kicillof usa aquí, en particular, una generalización indebida al referirse a la “oposición” en forma general cuando, en los hechos, la cosa no es así sino al revés: toda la gran partidocracia opositora y los medios del establishment financiero son los que están apoyando o elogiando precisamente al gobierno, mientras que sólo unas pocas voces minoritarias están o estamos (con perdón por la inmodestia) argumentando en su contra (y argumentando con fundamento).

c) Calificar las críticas y/o denuncias contra el acuerdo secreto con el Club de París - que son objeciones irrefutables de probada base técnica financiera fiscal y jurídica - como una forma de “judicialización de temas políticos, ante la falta de argumentos y capacidad para debatir seriamente las políticas públicas que exitosamente viene implementando este gobierno” es sencillamente tan falso como insultante.

d) Paradójica o sintomáticamente, ESTE ARGUMENTO QUE USA EL MINISTRO DE “NO JUDICIALIZAR LOS ACTOS POLÍTICOS” EN RELACIÓN AL PROBLEMA DE LA DEUDA - UNA EXIGENCIA SIEMPRE RECOMENDADA POR EL ESTABLISHMENT FINANCIERO DEL PARTIDO DE LA DEUDA - ES EXACTAMENTE LA POSTURA CONTRARIA A LA SOSTENIDA Y APLICADA POR EL ACTUAL GOBIERNO EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS.

El Ministro Kicillof debiera afrontar una Audiencia Pública - de libre acceso - para hacerse cargo de sus dichos. Probablemente le hubiera convenido más callarse la boca.

EN CONCLUSIÓN:

La transgresión de leyes y procedimientos constitucionales por parte del gobierno Kirchner en materia de endeudamiento público con el Club de París, el carácter secreto de las negociaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo - sin información al Congreso y mucho menos a la opinión pública - la falta de acceso a la documentación de respaldo de las acreencias reconocidas y el allanamiento a exigencias de los acreedores que implican un sometimiento cierto a los dictados de una nueva deuda sin demostración de la capacidad de repago del Estado Argentino implican un nuevo y gravísimo paso por parte de la administración Kirchner en las postrimerías de su gestión de gobierno.

Estamos frente a una violación escandalosa de requisitos esenciales de lógica financiera y de normativa jurídica cuya transgresión implica no solamente la violación de leyes del Congreso y de decretos del propio Poder Ejecutivo sino de la misma Constitución Nacional.

(*) Nota:
“Deuda y nuevo arreglo con el Club de París” (del 31.5), “Congreso, Presupuesto y Club de París” (del 4.6) y “El acuerdo secreto con el Club de París” (7.6), todos del corriente año 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Crisis en la industria automotriz: Un desenlace previsible

RED ECO

Luego de varios meses de caída en la producción y exportación de automóviles con las consecuentes suspensiones de trabajadores, los gobiernos de Argentina y Brasil firmaron un convenio de comercialización para el sector. ¿Hasta dónde estos acuerdos comerciales resuelven la crisis de esta industria? ¿Es una industria sustentable a largo plazo?

Los gobiernos de Argentina y Brasil firmaron este miércoles la prórroga por un año del Acuerdo Automotriz Común que regula el comercio de vehículos y autopartes entre ambos países. El acuerdo establece que por cada dólar que la Argentina exporte a Brasil en bienes de la industria automotriz podrá importar 1,5 dólares de ese país, relación que antes era de 1,95.

Luego de varios meses de caída en la producción y exportación de automóviles con las consecuentes suspensiones de trabajadores, el convenio fue bien recibido por los empresarios y sindicalistas. Gerardo Venutolo, de la Asociación de Industriales Metalúrgicos, y Ricardo Pignanelli, titular del sindicato Smata, coincidieron en destacar que el acuerdo permitirá aumentar la venta de autos a Brasil y reactivar la producción en las plantas donde hay suspensiones.

¿Hasta dónde estos acuerdos comerciales resuelven la crisis de la industria automotriz? ¿Es una industria sustentable a largo plazo? ¿Cómo llegó a esta crisis una de las industrias que estuvo en pleno apogeo durante varios de los años del modelo batiendo records de producción y venta?

Para entender este desenlace, Ianina Harari socióloga e investigadora del CONICET, analizó la historia en la industria automotriz mostrando que la actual no es una crisis inesperada.

En una entrevista realizada por el programa Los Locos de Buenos Aires, la integrante del Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales reseñó cómo la automotriz fue históricamente una industria perjudicada en todas las crisis porque siempre dependió del mercado interno. Otro elemento en su análisis es que se trata de una industria altamente dependiente de las importaciones de autopartes y, por lo tanto, las restricciones a la importación junto a las variaciones del dólar la afectan directamente. En la actual coyuntura se agrega la caída en las ventas a Brasil, mercado al que se destinan cerca del 85 por ciento de lo que se exporta.

"Las empresas automotrices que se instalaron en nuestro país fueron en general extranjeras. Hubo algún intento de terminales nacionales pero en general fueron extranjeras que se instalaron como ensambladoras sin generar en un principio industria autopartista porque no hay un industria de base que permita el desarrollo de esta industria. Por otro lado, el volumen de producción era a una escala que no la hacía productiva y encarecía los costos de producción de las partes que lleva un auto", comentó la socióloga.

Recordó además que en la década de ‘50 comenzó a crearse una red autopartista en especial para repuestos. En los ‘60, el presidente Frondizi impuso un tope a la importación con la consecuente obligación legal de usar partes nacionales.

"Las automotrices estaban obligadas a producir ellas mismas las partes o comprarlas en el mercado nacional. En ese momento se llegó a un nivel de utilización de piezas nacionales muy elevado, alrededor de un 90 por ciento. Pero ya comenzaba a discutirse la ineficiencia de la industria local sumado a que por falta de tecnología había partes que debían importarse. Este proceso empieza a desarticularse con la dictadura del ‘76 en la que se comienzan a bajar los topes para importar. El camino que sigue de ahí en más es el de la integración con Brasil y la obligación de incorporar partes de lo que es hoy el Mercosur".

La industria automotriz siempre fue deficitaria en términos de la balanza comercial (se importa más de lo que se exporta y, por lo tanto, salen más divisas de las que ingresan) salvo algunos pocos años en que se logró exportar a Centroamérica (1974 a 1978). Por eso, cuanta más producción hay más se agrava este problema de déficit en la balanza comercial, porque se necesita importar más para poder producir más.

Con la crisis (baja de las ventas tanto en el mercado interno como en el mercado brasileño) se empieza a vender menos y cae la producción. Hoy el freno en la industria automotriz está más asociado a una crisis por sobre stock que por limitantes a la importación. No se puede vender en el mercado interno y tampoco se pueden aumentar las exportaciones a otros países porque la industria en Argentina no tiene costos competitivos por su producción a baja escala y con poca productividad.

“La participación de Argentina en el comercio mundial es muy baja, de alrededor de un 1 por ciento. Las once terminales que hay en nuestro país producen los mismo que una planta japonesa, el 4 por ciento de lo que produce China, el 25 por ciento de lo que produce Brasil y el 30 por ciento de lo que fabrica México. Y para poder ser competitivo lo que se requeriría son salarios muy bajos, al estilo China, y obviamente por suerte en Argentina no se puede lograr, al menos no todavía”, detalló Harari.

Desde la crisis de 2001 hay recuperación en la producción e incluso se llegó a niveles históricos. Pero ese aumento no significa que la industria haya ganado competitividad. ”Aumentó la producción pero también aumentó en todo el mundo. Entonces Argentina, a pesar del aumento de la producción e incluso de la productividad, sigue siendo marginal en el mercado mundial. La brecha que existe entre la producción en nuestro país y el mercado mundial es cada vez mayor", afirmó la socióloga.

La industria automotriz tiene alrededor de 90 mil trabajadores, entre terminales y autopartistas, pero no emplea hoy la cantidad de personas que empleaba en los ’70 y produce mucho más que entonces. “La productividad se quintuplicó respecto a esa década y ocupa un 10 por ciento de lo que empleaba entonces”, comentó.

Actualmente el problema de los despidos y suspensiones no se solucionó sino que se agravó. El viernes pasado el sindicato Smata -seccional Córdoba confirmó suspensiones en Iveco, Fiat y Volskwagen. El secretario de prensa del gremio señaló que en el caso de Iveco abarca al 85 por ciento del personal y que las suspensiones seguirán hasta el próximo lunes. La planta de Fiat, agregó el gremialista, “está trabajando entre tres y cuatro días por semana”.

La investigadora del CONICET afirmó durante la entrevista que aunque los despidos están por ahora frenados, las suspensiones llegan a 15.000 personas, el 16 por ciento de los trabajadores de la industria.

“El gremio SMATA dijo tener un acuerdo con las empresas para aguantar la situación hasta el mes de julio. De no revertirse la actual situación no pareciera presentarse un panorama favorable luego de que transcurra más de medio año de suspensiones. Es evidente que lo que siguen son despidos más masivos y que hasta ahora han echado trabajadores pero no masivamente. Lo que se vino haciendo fue ofrecer retiros voluntarios, adelantamiento de las jubilaciones o la no renovación de contratos a quienes estaban como personal contratado por tiempo determinado”, dijo Harari.

Comentó además que en Tierra del Fuego hay 5.000 despedidos por la no renovación de contratos, pero para Antonio Caló, dirigente del gremio de los metalúrgicos (UOM) y máximo referente de la CGT oficialista, no son despidos sino finalización del contrato.

Respecto a las perspectivas de esta crisis, Harari aseguró: “Revertir la situación es complicado por varios motivos: por la producción a baja escala que hacen a la industria automotriz poco competitiva a escala mundial, porque la economía carece de ciertas ramas de la producción en especial de industria de base que impide fabricar ciertas partes y porque los salarios argentinos no permiten compensar la baja productividad a través de este componente del costo que seria la mano de obra. Desde el punto de vista de los empresarios una alternativa – que se ha venido llevando a cabo pero no de manera suficiente es la caída de salarios, vía inflación y con el cierre de paritarias por debajo del aumento del costo de vida”.

Si bien menores salarios podrían retraer el consumo interno donde va la mayor parte de las ventas de automóviles, sería para los empresarios – según la socióloga – la única forma de poder competir con mejores precios para la exportación.

La industria automotriz no es la excepción en la caída de la producción industrial. Según los datos de la Unión Industrial Argentina, la actividad fabril cayó en abril un 3,7 por ciento. En su último informe, la central fabril prevé que la industria tendrá este año una baja de 2,5 por ciento con relación a 2013.

“Todos los problemas que tiene la industria automotriz se replican para las otras ramas industriales. Es una industria chica, orientada al mercado interno ya que el grueso de la producción la absorbe el mercado interno y el resto va casi todo a Brasil. Y además una industria que requiere de subsidios para su protección porque es poco competitiva a nivel mundial”, dijo Harari.

Pocos días antes de la firma del convenio con Brasil, Isela Constantini, titular dela empresa General Motors de Argentina, había advertido, ante los reclamos del gobierno para que bajen los precios: “No tenemos márgenes para reducir precios en la producción local”. Y agregó: “Queremos vender más autos, no queremos tener suspensiones, pero tampoco queremos perder más plata de la que venimos perdiendo”.

En realidad siempre ganan, solo que a veces un poco menos y es entonces que afirman que pierden. La General Motors, que fue una de las primeras empresas en recibir los subsidios del Estado cuando fue la crisis de 2009 por 70 millones de dólares, los obtuvo a pesar que su venta durante el año anterior había trepado a 615 mil unidades, un número que alcanzó un récord histórico.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

PROPAR: Ganás o ganás…

Alfredo Grande (APE)

A mi hermanito menor, Fray Antonio Puigjané…

"Para entender la cultura represora sólo es necesario recordar que aunque dios ayuda al que madruga, no por mucho madrugar se amanece más temprano"
(Aforismo implicado AG)

"El primer paso para construir una cultura no represora es aceptar que sarna con gusto también pica"
(Aforismo implicado AG)

Si dios le da pan a quien no tiene dientes, quizá también le haya dado votos a quien no tiene poder. O sea: el pueblo tendrá dientes, pero de leche. O definitivos, pero pueblo que ladra no muerde. El sufragio universal, secreto y obligatorio cada vez se parece más al sexo matrimonial que casualmente es también obligatorio. Para los que dudan razonablemente de esta afirmación, la denominación jurídica “débito conyugal”.

Que el voto sea obligatorio, secreto, universal fue necesario en la coyuntura del fraude patriótico que lentamente fue abriendo no ya el camino, sino la autopista de 6 carriles de la Patria Fraudulenta. El voto obligatorio es encubridor del deseo de votar. Desde ya, ese deseo muchos lo tienen. Desde ya, ese deseo muchos no lo tienen. Pero la obligatoriedad impide hacer esa diferencia y otorga artificiales mayorías a los ungidos por la ciudadanía. Con el agravante del permanente pasaje por frentes y contrafrentes, alianzas y contralianzas que harán necesario fabricar un GPS para orientarse en el cuarto oscuro.

*****

La marca patentada de este desguace de la representación es la nula -de nulidad absoluta- consecuencia que tiene para el ejercicio de la función pública el procesamiento penal de los funcionarios. Más allá del sonsonete reaccionario de que todos son inocentes hasta que se demuestra lo contrario, que no sirve para el enorme porcentaje de detenidos sin asomo de proceso en las cárceles de la argentina, la indagatoria, el procesamiento, son indicadores que algún efecto podrían tener. Digo si la democracia aspira a la mínima respetabilidad que garantice la civilización sin barbarie.

Nuestro gran problema, que más que problema es nuestra gran tragedia, es que la barbarie es justamente la civilización de la democracia representativa. Un Jefe de Gobierno de la capital de la República y el vicepresidente de la República no han sido siquiera chamuscados en su pundonor republicano por la gravedad de los cargos que se les imputan. Si bien no hay que desensillar hasta que aclare, cuanto más aclaran más oscurece. Obviamente no quieren bajarse de ningún caballo. Y menos del caballo del comisario, y de ahí para arriba. La Justicia cascoteada por el Derecho apenas logra demostrar con penuria las últimas imágenes de su naufragio. Ya no es la juventud, sino la impunidad el divino tesoro de los electos y los designados para ocupar un lugar en el estamento del funcionariato.

*****

Un ex Presidente tres veces triunfante por el voto secreto (por suerte para no deschavarse) universal (palo y al cuarto oscuro) y obligatorio (la próxima no me agarran) es acusado de volar una ciudad para ocultar contrabando de armas. Parece que nuestra casta política no se enteró de que la asamblea del año 13 (claro que 1813, hace mucho…) abolió los títulos de nobleza. Y los fueros especiales. Otra vez, mal rayo la parta, se equivocó la paloma.

Como el reaccionario y fraudulento intento de resucitar al servicio militar obligatorio (qué locura con el tema de la obligatoriedad), los fueros han resucitado. No es casual que la familia judicial desde los Padres y Madres primordiales hasta los choznos y bisnietos no tributan impuesto a las ganancias. Debe haber tantos fueros en la República que cabe la pregunta de la inmortal propaganda de la caña Legui: “¿Por qué le habrán puesto república?

Como dice un aforismo implicado, no hay mal que dure cien años porque a los 99 el conteo empieza nuevamente. Un acto de sinceramiento es necesario. Para Refundar la República antes que la Refundan.

*****

El inolvidable Paco Bienestar, así llamado por el ingenio de Tato Bores, inventó el PRODE (Pronósticos Deportivos). A pesar que no hay ningún Tato a la vista propongo más temprano que tarde instaurar el PROPAR (Pronósticos Partidarios). Miles de máquinas tragamonedas (traga en sentido literal) no pueden equivocarse. Cientos de Bingos, tampoco. Decenas de casinos flotantes y soterrados (mucho antes que el Sarmiento) tampoco. Me cito a mí mismo (alguien tiene que hacerlo): en todo sistema injusto, las dos únicas constantes de ajuste son el delito y el azar. Y ambos. Eso depende del poder de que se disponga. Sepamos que casi todos pueden robar dinero pero muy pocos emitirlo.

El PROPAR recupera el deseo irresistible de votar con el deseo aún más irresistible de apostar. Todas las alianzas todas, incluso las que el propio apostador arme, compiten en igualdad de condiciones. Si no ganás con una alianza, seguro ganás con un frente. Ganás o ganás. Las PASO pasarán a la pre historia. Quizá puedan ser recuperadas como MINI PROPAR, con lo que la recaudación por apuestas aumentaría considerablemente.

Soy consciente que estoy haciendo historia con esta propuesta, o al menos, haciendo historieta. Como ya tengo el guión, espero al dibujante. Estoy seguro de que las PROPAR hubieran entusiasmado a Booggie el Aceitoso. La otra opción sería pedirle algún hijo al rey Juan Carlos, parece que hay stock disponible. Lo que no da para más es este carnaval donde cada dos años aparecen todos los disfraces. Con el agravante de que el pueblo ladra, pero no muerde. A lo mejor, así sueñan los justos, el PROPAR nos sirve para pagarle al Club de París. Que así sea.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CXLII): Los caminos de la unidad

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

En aquellos días, de la primavera de 1973, el calor se hacía sentir en la pequeña, pero importante ciudad chaqueña de Saenz Peña; conocida como la “ciudad termal”, por la presencia de aguas termales en su territorio.

La misma, de algo más de 30 mil habitantes, recibiría a los cerca de 12 mil militantes del Frente Antimperialista y Por el Socialismo que llegarían a la misma para participar en el V Congreso de esta propuesta unitaria que había logrado un importante crecimiento y, en la que convergían, peronistas revolucionarios, la izquierda guevarista, cristianos tercermundistas y corrientes marxistas.

Ese 24 de noviembre, en las primeras horas de la mañana, comenzaron a arribar las columnas de todo el país, anunciando su presencia con cánticos y consignas que rescataban la oposición al Pacto Social instrumentado desde el oficialismo, a la burocracia sindical aliada a las patronales y al partido militar y saludaban a la unidad del pueblo y de los revolucionarios.

El contingente, de varios miles de compañeros que venía de Buenos Aires, estaba precedido por una ambulancia destinada a atender a quiénes podían sufrir desmayos u otras contingencias durante el largo viaje de más de 20 horas desde su lugar de origen.

Entre los mismos se destacaba la presencia de Juan Cyme, un viejo y combativo activista barrial, que acompañaba a la numerosa delegación del barrio “Las Antenas”.

Desde el Norte, encabezaba la representación, la CGT Clasista de Salta integrada, entre otros, por numerosos representantes de los pueblos originarios con sus vestimentas tradicionales y delegados de los centros de estudiantes de la Universidad de Tucumán.

Desde el Litoral se destacaba la presencia de activistas sindicales de base que libraban una dura batalla contra la dirigencia gremial encabezada por Lorenzo Miguel decidida a impedir el desarrollo de quiénes disputaban la conducción de la Seccional de la UOM de Villa Constitución; liderados por Alberto Piccinini.

Seccional que había estado siempre al servicio de la empresa Acindar; renunciando a la defensa de los derechos de los trabajadores.

Desde nuestra ciudad partió un colectivo con algo más de 40 compañeros entre los que se destacaban los que mantenían la llama encendida de la CGT, de los Argentinos.

Miguel Ramondetti y un grupo de sacerdotes y religiosas expresaban, en el encuentro, la participación de un sector de la Iglesia comprometida con su pueblo, en esta confluencia.

Y, como un signo distintivo del momento histórico que se vivía, un nutrido grupo de chacareros, integrantes de las Ligas Agrarias, le daban al evento una amplitud diferente.

Luego del mediodía, y después de que fueron leídas las centenares de adhesiones recibidas, en un clima bullicioso y alegre, que contrastaba con los difíciles momentos que se vivían, comenzaron los discursos, abriendo la lista de oradores uno de los líderes de nuestro Frente Revolucionario Peronista, el “Negro” Juan Carlos Arroyo.

Con una magnífica oratoria, que hacía vibrar a la multitud, este denunció los intentos de desestabilizar al gobierno de Salta encabezado por un excelente compañero Miguel Ragone, implementados por el gobierno nacional, señalando con absoluta justeza que las decisiones que se elaboraban en la Casa Rosada en nada apuntaban a la Liberación Nacional y a la construcción de una sociedad socialista; que eran los objetivos por los que luchaba la clase obrera y el pueblo desde hacía más de 18 años.

Señaló el profundo dolor que sentían los militantes peronistas al comprobar que el General había pactado su regreso con el partido militar y con el ala burguesa del Movimiento.

Lo despidieron con cánticos y fuertes aplausos los miles de asistentes que habían seguido su intervención en un respetuoso silencio.

Luego ocupó el estrado, nuestra “Rosa Luxemburgo”, Alicia Eguren, “Compañera de vida” de John William Cooke, amiga y compañera del Che y de Chicho Allende, comenzó su exposición recordando a los mártires de Trelew, a Luis Pujals, a los esposos Maestre y a todos los caídos en el camino de la Revolución.

Posteriormente pasó a señalar la necesidad de la unidad, más allá de las diferencias tácticas, con las organizaciones revolucionarias peronistas y no peronistas ya que, recuperando el mensaje del Che a los Argentinos el 25 de mayo de 1962 en La Habana, la Liberación sólo sería posible, en nuestra Patria, si se avanzaba en esa dirección.

Destacó la necesidad de incorporar al Programa del FAS las reivindicaciones de género, ya que era inaceptable para los revolucionarios colocar a las compañeras en un rol secundario.

En ese momento la miré a Susana, que estaba en el palco, y noté su aprobación, ya que ella venía batallando, en su organización, porque se reconociera el papel de la mujer en la conducción de la misma.

Cerró su exposición haciendo un llamado a todos los militantes populares y revolucionarios a dejar de lado las falsas antinomias.

Siguiendo las exposiciones y después de un breve, pero cálido, saludo de Silvio Frondizi, hizo uso de la palabra Rodolfo Ortega Peña.

Este dirigía, junto a Eduardo Luis Duhalde, la revista “Militancia”, la que era cofinanciada por el Partido Revolucionario de los Trabajadores; esta ayuda económica no condicionaba, de ninguna forma, los puntos de vista de la publicación.

La misma se había constituido en un órgano de expresión de la militancia peronista organizada en el Peronismo de Base, con fuertes nexos con las Fuerzas Armadas Peronistas conducidas por Raymundo Villaflor; que se diferenciaban claramente del oficialismo y confrontaban con la conducción burguesa y burocrática del Movimiento.

En su intervención, el “Pelado”, saludó la construcción de este Frente, denunció los atentados de la Triple A y los constantes ataques a los medios de prensa opositores como había sido la clausura temporal el Diario “El Mundo” luego del intento de copamiento del Cuartel de Sanidad del Ejército llevado a cabo por el ERP.

Expresó sus diferencias y coincidencias con el accionar armado, señalando que compartía la concepción de que el poder real se obtenía mediante la acción revolucionaria como había quedado demostrado con la experiencia de Cuba y de los países del Tercer Mundo, pero entendía que debía profundizarse la participación popular; recorriendo todas las posibilidades que brindaba la lucha política democrática.

Despedido, con vivas a los héroes de Trelew, que recordaban su rol en la defensa de los presos políticos, los participantes a este verdadero cabildo abierto se aprestaron a escuchar al último orador : Agustín Tosco, proclamado presidente honorario del FAS y sin duda las palabras más esperadas, luego de la frustrada tentativa para que encabezara una fórmula presidencial con Armando Jaime, para enfrentar a Perón –Perón y habiendo pasado algo más de un mes de que estos asumieran la conducción del país.

Comenzó a desgranar, con gran contenido didáctico, las bases fundamentales de las políticas instrumentadas por el oficialismo señalando como a las promesas de plena participación popular, de un protagonismo activo y militante de la clase obrera y las masas populares en el proceso económico y social, se opuso una denominada Acta de Compromiso Nacional llamada “Pacto Social”, concertado por la burocracia sindical entreguista y conciliadora y las patronales de la Confederación General Económica.

De la misma forma, señaló el “Gringo”, a la promesa de defensa de la soberanía nacional, el respeto a la autodeterminación de los pueblos se responde con una ley de radicación de capitales extranjeros y con la reforma a la Ley de Presupuesto que, el propio Ministro de Economía reconoce, para su sanción se tuvieron en cuenta las “inquietudes y sugerencias” de Mister Kreebs; encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos.

Con ese mismo criterio de razonamiento confrontó la Ley de Asociaciones Profesionales dirigida a asegurar la perpetuación de la dirigencia gremial en desmedro de la democratización de los sindicatos, la anulación del derecho de huelga. el anuncio de una “reforma al Código Penal dirigido a aumentar las penas para los integrantes de las organizaciones revolucionarias y una nueva ley universitaria que apunta a disminuir el papel de los estudiantes en la conducción de las Universidades.

En síntesis una clara hegemonía de la derecha.

Caía la tarde y se ocultaba el sol en aquella ciudad que tan fraternalmente acogiera a los integrantes de esta propuesta unitaria cuando Agustín cerraba su alocución convocando ampliar la unidad a todos los que luchan por la liberación y el Socialismo y rindiendo un homenaje al heroico pueblo vietnamita que en esas horas le infligía la mayor derrota de su historia al imperialismo norteamericano.

La desconcentración se realizó sin dificultades.

Me quedé unos días en Resistencia para encontrarme con viejos amigos con los que había compartido la militancia universitaria como Juan Penchansky y Héctor Miró.

El primero fue uno de los dirigentes, integrante de nuestra Juventud Universitaria Peronista, más respetado en los primeros 60 en la Universidad Nacional del Litoral.

Al regresar a Paraná recibí un llamado de Benito Urteaga que me pedía que viajara a Buenos Aires en razón de que se había profundizado la crisis en el diario “El Mundo”; por lo que probablemente tenía que alterar mis planes de instalarme en Córdoba.

En esa vorágine en la que vivíamos no perdíamos de vista lo que ocurría en los países vecinos: en Uruguay con el incremento de la represión, con las secuelas de “desapariciones” de militantes populares, víctimas de organizaciones paraestatales y en Chile con la puesta en marcha del plan económico diseñado por Milton Friedman.

¿De qué forma se produjo mi llegada a la dirección del diario “El Mundo”? ¿Como responder a los nuevos ataques de la Triple A? ¿Cuáles son los caminos para ampliar el FAS? Estos y otros temas abordaré en mi próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Gerardo Bavio recuerda al Che a 86 años de su nacimiento: 1962-3 fueron años cruciales que definieron el pensamiento del Che

.
.

Mario Hernandez (MH): Ya estamos en comunicación con Gerardo Bavio en la ciudad de Tucumán. Estábamos escuchando un discurso del Che sobre la Reforma Agraria. Quiero que compartamos otro audio de los bombardeos a Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955.

Gerardo Bavio (GB): Creí que íbamos a hablar de los fusilamientos de junio del año siguiente.

MH: También lo vamos a hacer pero creo que son dos hechos que se conectan.

GB: Así es, como lo hacen todos los asesinatos perpetrados por la derecha argentina que tienen una continuidad por lo menos desde fines del siglo XIX para defender los privilegios del sistema, recurriendo a cualquier criminalidad. Es un dato de la historia que hay que tener en cuenta en todo momento, inclusive en la actualidad, aunque ahora las condiciones evidentemente son distintas.

MH: También dijimos que íbamos a recordar al Che pero antes hablemos de los fusilamientos del 9 y 10 de junio de 1956 en oportunidad del primer levantamiento de militares y civiles nacionalistas después de la caída de Perón, liderado por los generales Juan José Valle y Raúl Tanco, cuyos principales focos fueron Santa Rosa (La Pampa), Campo de Mayo y La Plata, en la provincia de Buenos Aires. La orden de fusilar fue dada en la madrugada del 10 de junio por Aramburu. Creo que no se fusilaba desde Dorrego en 1828.

GB: Se fusiló después, recordá el caso de Severino Di Giovani, fusilado por Uriburu en 1930. Hubo otros fusilamientos de las Fuerzas Armadas que se consideraban con derecho a hacerlo, los dueños de la vida y la muerte de los ciudadanos. También fusiló la última dictadura.

MH: ¿Cuántos fueron los fusilados en junio del ’56? Se recuerda mucho a los fusilados de José León Suárez, pero hubo fusilados en otras localidades.

GB: A algunos militares los fusilaron en el mismo lugar de la sublevación, a otros, como Valle en la cárcel de Las Heras y también fusilaron en otras cárceles y regimientos.
Fue tremendo. Se discute mucho si había Ley marcial o no. Evidentemente, se fusiló antes de establecerla Aramburu y Rojas, aunque era ilegal en sí misma como lo era el gobierno de facto de ambos.

MH: Esta fue la respuesta que un Juez salteño no te dejó darle al general Luciano Benjamín Menéndez en oportunidad del juicio por la desaparición del ex gobernador salteño, Miguel Ragone.

GB: Ese es un tema que me ronda en la cabeza. Cuando Menéndez me pregunta quiénes y por qué asesinaron al general Aramburu en mayo de 1970, el Juez no me dejó contestarle por cuestiones procesales. De haber podido le hubiera dicho que lo que yo sabía salió publicado en los diarios y todos lo conocemos. Yo no fui. Pero lo que tenía en la cabeza era preguntarle quiénes y por qué bombardearon la Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955, quiénes y por qué desplazaron al gobierno constitucional de Perón y comenzaron a fusilar como en 1956, etc., etc., le hubiera hecho todas las preguntas que finalmente conducen a la dictadura genocida de Videla, las Fuerzas Armadas y los civiles. Es muy importante recordarlo porque las Fuerzas Armadas representaban a sectores conservadores civiles que no solo fueron cómplices, sino parte protagónica de los fusilamientos.

MH: A través de los Comandos Civiles que integraban radicales, socialistas, demócratas-cristianos, etc.

GB: Por supuesto, y además el poder económico que está detrás de todo esto, el poder político y económico de las grandes transnacionales, el Departamento de Estado norteamericano, la CIA, el FMI que son las fuerzas que están detrás de todas estas masacres. Esa es la realidad que hay que rescatar y poner de manifiesto.

MH: Son los mismos que estuvieron detrás del asesinato del Che. Además, tuviste una relación privilegiada con el Che ya que trabajaste en el Ministerio de Industria de Cuba cuando era dirigido por él.

GB: Creo que han sido años cruciales para el Che que definieron su pensamiento. El Che tuvo que vivir en esa etapa un conflicto con algunos sectores del gobierno cubano que cuestionaban algunas de sus ideas y prácticas dentro del Ministerio de Industria.
Es interesante rescatar esas discusiones y profundizarlas porque nos enseñan mucho sobre las cuestiones inherentes a la transición que tiene que darse entre una sociedad capitalista y la construcción del socialismo que se basa en el gobierno y el poder de los trabajadores, del pueblo organizado para transformar la sociedad.
Realmente es un tema muy profundo. Siempre decimos que nos planteamos el socialismo del siglo XXI, pero para conocer cuáles son los datos importantes a rescatar de la historia del siglo XX, uno sería el por qué y cómo se frustró la experiencia socialista en el siglo pasado. A eso nos ayuda este tipo de análisis donde caben diferentes posiciones dentro de lo que es el campo popular.

El Che era un crítico del estalinismo, quería un socialismo liberador del hombre

MH: ¿Podrías marcar algunas de esas facetas que vos considerás tan positivas de Ernesto Guevara?

GB: El Che planteaba que ese período de transformaciones tenía que ser dirigido por los trabajadores, sobre todo por los trabajadores organizados. Por eso trató de organizarlos, creó cuerpos técnicos, de asesoramiento, que salían de los mismos centros de trabajo. El proyecto de transformación se gestaba fundamentalmente en las fábricas, en los centros de trabajo, con los trabajadores y para eso propugnaba que se organizaran. Además, con un principio que mantendría siempre y era la formación del Hombre Nuevo.
Había que salir de la alienación capitalista hacia una desalienación socialista, podríamos decir. El socialismo significa desalienación, o sea, la verdadera liberación del hombre que trabaja, en cambio, había otros cuadros dirigentes que planteaban, y los hechos parecen haberles dado la razón, que el trabajador en el régimen socialista seguía siendo un hombre enajenado, no era dueño de su trabajo, estaba sujeto a una falta de libertad que fue evidente en los regímenes socialistas del siglo XX, sin ir más lejos el estalinismo en la URSS.
El Che era un crítico de todo eso. Quería que el socialismo fuera un proceso de liberación del trabajador y del hombre, dándole posibilidades de acción, pensamiento y organización para transformar la sociedad.
Ese pensamiento del Che a veces chocaba con algunas opiniones muy rígidas de sectores formados o, mejor dicho, deformados por las concepciones de la URSS vigentes en ese momento.

MH: Mencionaste al “Gordo” Cooke. ¿Cómo era la relación del Che con John W. Cooke?

GB: De acuerdo a mi experiencia fue muy buena por ambas partes. El Che admiraba y respetaba mucho al “Gordo” Cooke y asumía mucho de su pensamiento, sobre todo, con respecto al peronismo.

MH: El “hecho maldito”.

GB: Así es. El “Gordo” Cooke tuvo la capacidad de influir en muchos sectores de la sociedad y dirigentes cubanos. Además, para Cooke, el Che era una figura fundamental y su proyecto no era antagónico con el suyo, eran complementarios. Cooke tenía más la concepción de la revolución como un proceso de insubordinación de las masas, de las bases sociales y el Che tenía algo de aquello que critican como foquismo, que las condiciones las crea “el foco” guerrillero. Ese fue uno de los debates que no los llegaron a antagonizar en ningún momento ya que podrían ser complementarios, según la realidad, porque lo que marca la táctica de un proceso revolucionario es la realidad concreta, sin partir de ella no se puede pensar en una transformación social. Eso es lo básico.

*De El peronismo que no fue. La (otra) otra historia de Gerardo Bavio y Mario Hernandez, Editorial Metrópolis, 2014, Buenos Aires, Argentina.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.