viernes, 11 de julio de 2014

El socialismo y el poder popular

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)

A medida que el poder popular (entendido éste como el instrumento fundamental e insoslayable para el establecimiento del socialismo revolucionario) extienda su ámbito de acción, de manera que no sufra un inmovilismo perdurable que, a la larga, termine por limitar gran parte de su potencialidad creadora y, junto a ésta, de su potencialidad emancipatoria, en esa misma medida tendría que producirse una confrontación ideológica profunda, tanto respecto al modelo de sociedad capitalista que se aspira eliminar como también respecto a aquel que se idea construir, más allá de la simple toma del poder y de la satisfacción de las necesidades materiales de la población.

A esto habrá que agregarle -citando a Aldo A. Casas en su Actualidad de la Revolución y Poder Popular- la debida comprensión de lo que sería una revolución (en nuestro caso, socialista): “la revolución de nuestro tiempo es emancipación de los oprimidos, o deja de serlo. Revolución es, por lo tanto, empeñarse en una transformación total: la creación de una nueva sociedad”. Esto supone, entonces, que se debe actuar en dos campos de lucha aparentemente desligados, pero que son muy importantes por igual: la acción revolucionaria (o praxis) en sí, dirigida a promover y sustentar los diferentes cambios (políticos, sociales, culturales y económicos), que permitan hablar apropiadamente de revolución, y la formación general e individualizada de una conciencia revolucionaria, compatible con dichos cambios.

Como lo ratificaran Marx y Engels en La Ideología Alemana: “Es necesaria una transformación en masa de los hombres, que sólo podrá conseguirse mediante un movimiento práctico, mediante una revolución; y que, por consiguiente, la revolución no solo es necesaria porque la clase dominante no puede ser derrocada de otro modo, sino también porque únicamente por medio de una revolución logrará la clase que derriba salir del cieno en que está hundida y volverse capaz de fundar la sociedad sobre nuevas bases”. Para alcanzar el socialismo, habría que emprender -primeramente- un proceso de deslegitimación del capitalismo, a fin de salvar cualquier escollo que signifique que el mismo se restablezca, dado que mucha gente lo acepta como algo natural e imposible de superar.

Bajo tal enfoque, resultaría fácil (a pesar de las contradicciones que vayan surgiendo en el camino) asimilar la trascendencia de la lucha política y de la práctica revolucionaria que les corresponde ejercer a las diversas estructuras que constituyen el poder popular como rasgo característico de la revolución socialista; sirviendo, al mismo tiempo, de obstáculo a la nada descartable posibilidad de instauración de un régimen con bases socio-económicas similares a las de aquel que se pretende reemplazar y eliminar.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El miedo y la impunidad del estado terrorista

Sara Rosenberg (TERCERA INFORMACIÓN)

Hay un dibujo de Goya en el que escribe a pie de página “El sueño de la razón engendra monstruos”. Hablaba entonces de los horrores y de los “Caprichos de la guerra”, porque dormida o muerta la razón –la tan vilipendiada y sin la que nos arde en las manos la barbarie- sólo son posibles las monstruosidades más humanas. Humanadas, no animaladas, porque ningún animal sería capaz de tales aberraciones. Claro que para estas humanadas hay causas, y hay historia y hay muchas pruebas documentadas y sufridas. La causa más evidente es la existencia de la propiedad privada y en este caso la apropiación colonial y criminal de la tierra y la vida de nuestros semejantes.

Si el sueño de la razón engendra monstruos, el socio y ayudante de ese sueño-pesadilla es el miedo y todas sus intrincadas variantes paranoicas. El estado militarizado como gendarme y productor del miedo en busca del consenso para el crimen.

Desde que existe, Israel viene cometiendo crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino. Es un ejemplo clásico de colonialismo “adornado” con un derecho basado en extrañas historias teológicas y de un supuesto derecho de raza y de sangre. Israel ejercita la impune política del colonialismo: invade un territorio, coloniza, encierra, roba y aniquila a su población. Como los palestinos deben ser expulsados de la tierra teológica y racialmente elegida se los confina, se los priva de derechos elementales y se los bombardea cuando protestan. Invasión colonial y guerra de exterminio, en nombre de un derecho sólo justificado en la metafísica, en una atroz “razón” de carácter paranoico, como todas las que se usaron en las guerras de conquista. Lo único cierto es que el imperialismo americano-israelí necesita esa base en medio oriente para intervenir y saquear a los pueblos vecinos y controlar políticamente la zona.

Pensar las relaciones, pensar con memoria es relacionar las cosas que suceden y encontrar algunas respuestas posibles. Y la memoria histórica, activa, parece haber sido largamente borrada de la conciencia de los israelíes. El miedo es una técnica que bien implementada produce olvido y complicidad o consenso con el crimen. La muerte de tres jóvenes colonos israelíes y la falsa bandera es una justificación largamente preparada para esta nueva escalada terrorista del estado de Israel. Debajo de esta justificación el argumento se repite: es un modo constante de la técnica de guerra imperial. Recordemos a vuelo de pájaro las últimas falsas banderas: En Irak hay armas de destrucción masiva/Gadafi bombardea a su pueblo/Siria tiene armas químicas y el presidente es un dictador/en Venezuela no hay libertad… pero curiosamente en todos estos “casos” que la prensa capitalista no cesa de publicitar, hay mucho petróleo en el subsuelo.)

Crear el “caso” para justificar la guerra y usurpar territorios. Y Gaza, donde Hammas ha ganado las elecciones y gobierna de manera legítima es un objetivo prioritario para los sectores más feroces del sionismo. Son razones económicas y de poder político, claramente expresadas por Liebermann, que si bien rompe la coalición de gobierno, consigue sus objetivos a través de la creación de un “caso” más de falsa bandera. Ninguna prueba, ninguna lógica para culpar a los palestinos del secuestro y asesinato de esos tres jóvenes. Hammas lo ha negado claramente. Y algunos fantasmas mercenarios aparecen asumiendo este desgraciado hecho que desata y pretende justificar una nueva masacre del pueblo palestino.

El terror impune cumple con varios objetivos: une a la población de un estado en decadencia –Israel- a través del delirio paranoico inducido y provoca enormes daños al pueblo palestino: más de novecientos presos, muchos jóvenes y niños asesinados, bombardeos constantes, muerte y destrucción para una población que ya está confinada en ese enorme campo de concentración que es Gaza.

Sin embargo, la política del terror impune, propia del colonialismo, no usa falsas banderas para asesinar a un joven de 16 años quemado vivo por un comando israelí. Aquí no les hace falta tener pruebas de autoría: el estado sionista actúa y ha actuado siempre de manera terrorista y ha armado a esos “colonos” capaces de masacrar en nombre de la raza y el derecho de propiedad. Capaces de quemar vivo a un adolescente.

Hay una desigualdad evidente desde el comienzo, desde 1948, cuando un estado militar y perfectamente armado y financiado por las potencias del momento, invade y usurpa la tierra palestina en nombre de un derecho nacido de la muerte. Y ese derecho letal se ha transformado cada vez más en abierto terrorismo e impunidad.

El odio y la paranoia hacen que ciudadanos que deberían tener memoria se vuelvan autómatas en manos de un gobierno colonialista y criminal. La tierra regada con sangre del pueblo es y será siempre estéril, y cualquier árbol que allí se plante llorará por siempre a nuestros muertos y dará frutos amargos hasta que haya justicia. Esta es una nueva ofensiva de exterminio contra el pueblo palestino, y espero que algún día no lejano estos crímenes de lesa humanidad –que no prescriben- sean juzgados y condenados por la comunidad internacional liberada ya de los asesinos que la controlan.

Mientras tanto, Israel sigue contando con el silencio cómplice de la ONU, de la OTAN que lo avitualla y de los gobiernos de Estados Unidos y Europa y sus grandes corporaciones que siguen haciendo negocios bélicos y colonialistas a costa de la sangre derramada.

Ni olvido ni perdón. Juicio y castigo a los genocidas.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Actualidad de los conflictos obreros

Mario Hernandez (especial para ARGENPRESS.info)

La Comisión Interna de los trabajadores de Lear Corporation (planta General Pacheco) y diversos organismos de derechos humanos convocan a una conferencia pública hoy, viernes 11 a las 13 horas Sala 5, Tercer Piso del Anexo del Congreso Nacional donde harán público el importante arco de organizaciones y personalidades que han repudiado la represión acontecida el martes 8 en la Panamericana e informarán los pasos a seguir.

Los trabajadores de Lear Corporation realizan un plan de lucha contra más de 100 despidos y 200 suspensiones sin goce de haberes. El jueves la Justicia ordenó a la patronal de Lear que permita el ingreso de los delegados que de forma ilegal la empresa impide desde hace más de una semana.

Se harán presentes diputados nacionales y provinciales, representantes de los organismos de derechos humanos y diversas organizaciones sociales y políticas solidarias.

También la CTA de Capital marchará este viernes, en solidaridad con los trabajadores de T.A.T.S.A - EMFER, que fueron despedidos por defender sus fuentes de trabajo.

La concentración será a partir de las 11 de la mañana en Avenida de Mayo y Perú, para luego marchar hasta el Ministerio de Interior y Transporte de la Nación.

Un diputado kirchnerista y el CELS cuestionaron los operativos para desalojar piquetes en la General Paz y la Panamericana

El diputado nacional del Frente para la Victoria y líder de la JP Evita, Leonardo Grosso, criticó al Secretario de Seguridad, Sergio Berni, por haber reprimido los piquetes que realizaron trabajadores ferroviarios y de una autopartista en la General Paz y en la Panamericana.

En esa línea, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que preside el periodista Horacio Verbitsky, emitió un comunicado en el que alertó sobre "el desplazamiento preocupante en la política de no represión de la protesta social".

El CELS denunció que en el operativo en la Panamericana, "había agentes de la Policía Federal que portaban sus armas reglamentarias" y que "la Gendarmería disparó balas de goma con armas largas a los manifestantes y usó perros adiestrados, sin bozal. Tanto ayer como hoy, el desempeño de las fuerzas de seguridad no respetó sus principios y reglas de actuación", apuntó.

Además, solicitó "la presencia de interlocutores políticos que eviten el uso de la violencia" en las manifestaciones que incluyen cortes de tránsito. "Por el contrario, ayer y hoy se privilegió la intervención directa y la represión por sobre una mediación política que pudiera gestionar el conflicto", indicó.

Gendarmería desalojó el pasado martes a manifestantes que bloqueaban la Panamericana

Fue a la altura de Henry Ford, en el kilómetro 35, en reclamo de la reincorporación de despedidos de la empresa autopartista Lear y de "otras en todo el país".

Con escudos, perros y camiones hidrantes, los gendarmes desalojaron el corte. "Desalojan en diez minutos o los pasamos por arriba", fue el ultimátum. Del otro lado, los manifestantes intentaron resistir con palos y piedras.

El pasado viernes 4, el juez Ricardo Costa y el fiscal Molina Pico firmaron una orden para desalojar a los obreros despedidos y suspendidos por la autopartista norteamericana Lear que acampan en la puerta de la fábrica en defensa de sus puestos de trabajo.

A fines de mayo, esta empresa multinacional suspendió a 330 trabajadores de manera completamente ilegal, por tiempo indeterminado y sin iniciar Procedimiento Preventivo de Crisis tal como indica la ley.

Los trabajadores no se resignaron, realizaron asambleas y cortes de calle, logrando que el Ministerio de Trabajo de la Nación emitiera un Dictamen que ratifica la ilegalidad de dichas suspensiones.

Pese a esto, la empresa profundizó su accionar suspendiendo por 30 días sin ningún tipo de ingreso a 200 de esos trabajadores, días después 100 de ellos fueron despedidos de manera ilegal y sin indemnización alguna, condenándolos a quedar sin sustento para cubrir sus necesidades básicas y las de sus familias, violando sus más elementales derechos como el alimentario, sus derechos humanos y los de sus familias.

Lear Corporation es una transnacional norteamericana, con 221 filiales en 36 países de todo el mundo, que tiene el monopolio de la venta de cables a Ford Argentina, que no vio afectada su producción en estos meses y se abastece de productos importados desde el exterior en un fraude a los trabajadores y al propio Estado Nacional, que otorgó subsidios para el sector y acaba de lanzar el Plan Pro.Cre.Auto, con el cual se verá beneficiada.

La empresa Lear no quiere pagar el salario a los 200 trabajadores y sus familias, y aduce crisis, cuando sólo en 2013 facturó a nivel internacional U$S 16.000 millones.

Esta situación mereció el repudio y la exigencia que la multinacional cumpla con las leyes laborales de nuestro país, los Tratados Internacionales de DDHH, y ponga fin a estas suspensiones y despidos ilegales por parte de Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz,

Elia Espen, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Graciela Rosenblum, Presidente de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y Enrique Fukman de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, entre otros.

Lear: Una multinacional buitre

Lear Corporation es una multinacional autopartista de origen norteamericano que tiene 122.000 empleados en 36 países. Está dentro de la lista de las 500 principales empresas del mundo y el año pasado tuvo ventas por U$S 16.000 millones. Mientras en Argentina pretende aducir algún tipo de crisis, la propia empresa declara que durante el primer trimestre de 2014 las ventas globales de la compañía aumentaron un 10 % en relación a 2013.

En los últimos cinco años y mientras aducía estar en bancarrota en EE. UU., impulsó una campaña agresiva de fusiones y adquisiciones de otras empresas al mismo tiempo que se expandió mundialmente a países de Asia, África, Europa del Este y Centroamérica con el objetivo de maximizar sus ganancias a cambio de bajos salarios y condiciones de trabajo precarias.

Trabajadores precarizados y humillados

El caso más brutal de humillación contra trabajadores se dio en la filial hondureña conocida con el nombre de Kyungshin Lear Honduras Electrical Distribution Systems, en la norteña ciudad de San Pedro Sula.

Allí la empresa tiene una maquiladora (planta de ensamblaje con exenciones fiscales que produce para la exportación) en la que practica todo tipo de atropellos contra los trabajadores.

En agosto de 2013 la AFL -CIO (central sindical norteamericana), junto a sindicatos hondureños, denunció el abuso de la empresa sobre los trabajadores, a los que obliga a usar pañales para evitar que “pierdan tiempo” yendo al baño.

Esta misma planta también está acusada de otros abusos sobre los trabajadores, como obligar a las mujeres embarazadas a realizar su trabajo de pie durante toda la jornada.

En los últimos años también se sucedieron protestas contra las condiciones de trabajo y despidos en México, Polonia, Francia, EE. UU. y el Estado español.

La misma práctica de aducir crisis, como lo hacen hoy en Argentina, la vienen haciendo en otros países. En EE. UU. en 2009, tras declararse en bancarrota, cerró 28 plantas y despidió a 20.000 mil trabajadores.

La actual lucha de los trabajadores de Lear en Argentina es parte de la pelea de miles de trabajadores en todo el mundo contra esta multinacional buitre; contra las humillaciones, la precarización, los despidos y las suspensiones que se han convertido en moneda corriente dentro de esta empresa.

Trabajadores de la empresa estadounidense Lear resistieron el intento de desalojo

Fue dispuesto por el juez Ricardo Costa y el fiscal Diego Molina Pico, quienes ordenaron la presencia policial y de gendarmes en la planta de General Pacheco, partido de Tigre.

"Con esta amenaza represiva buscan quebrar la resistencia de los trabajadores a esta prepotencia patronal, que culminó esta semana de lucha con un paro total de actividades de la planta por parte del conjunto de los trabajadores", expresaron en un comunicado el diputado nacional del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Nicolás del Caño, y Christian Castillo, diputado provincial por la misma fuerza.

Ya la semana pasada los trabajadores de la autopartista Lear Corporation y de la gráfica Donnelley habían sido blanco de la represión con gases lacrimógenos en una manifestación en el centro porteño.

Recibieron el apoyo de Centros de estudiantes, organizaciones sindicales, partidos de izquierda y organismos de Derechos Humanos el pasado miércoles 2 de julio, en un corte e instalación de una carpa frente al Ministerio de Trabajo de la Nación.

Pese a todas las ilegalidades y atropellos que están sufriendo los trabajadores de Lear, el sindicato SMATA no se hizo presente nuevamente. Por ello exigieron que la dirección del SMATA abandone su silencio cómplice y convoque a medidas de lucha para terminar con los despidos, las suspensiones y el ataque a los delegados. No existen excusas para sostener los despidos y suspensiones ya que la Ford para la cual trabaja Lear está en plena producción y el gobierno está permitiendo el ingreso de mazos de cables de Centroamérica y Europa dejando trabajadores en la calle y llevando adelante un fraude contra las finanzas del propio Estado Nacional.

Frente a esta situación el Ministerio de Trabajo de la Nación no tomó ninguna medida para preservar los puestos de trabajo ni para revertir la escandalosa violación de las leyes laborales al impedir el ingreso de los delegados gremiales.

EMFER-TATSA

Los trabajadores realizaron el lunes por la mañana un corte sobre la avenida General Paz altura estación Migueletes, donde se encuentra la planta de EMFER, cuya entrada bloquearon. La medida de lucha fue tomada porque temen por el cierre inminente de la empresa, ya que la misma no pagó aún el aguinaldo ni la quincena, además de tener los trabajadores problemas con sus obras sociales, y en repudio a la persecución sindical y acoso policial diario que sufren de parte de la empresa.

Los hermanos Mario y Claudio Cirigliano se habían presentado en la planta desde la mañana temprano, supuestamente para negociar una salida al conflicto. La realidad es que los trabajadores informaron que la empresa se siguió mostrando inflexible y no dispuesta a pagar los sueldos atrasados.

En ese momento, mientras estaban reunidos con los delegados de los trabajadores, la policía comenzó a reprimir sin motivo afuera de la fábrica. En este marco, los empresarios levantaron la mesa de negociación y se retiraron. Los trabajadores se replegaron en la avenida y se metieron dentro de la empresa, único refugio en la zona.

Más tarde, alrededor de las 10, los trabajadores intentaron retomar la medida de fuerza de corte sobre General Paz, en el carril de Colectora Sur, pero la policía volvió a avanzar reprimiendo por segunda vez, con lo cual los trabajadores decidieron finalmente mantener la toma de la planta con bloqueo de la entrada.

El abogado que tomó la defensa de los trabajadores, Nicolás Espósito, precisó que "la situación en la fábrica está muy compleja. La instancia de negociación con la empresa quedó anulada. Aparte, los Cirigliano vienen manifestando públicamente que directamente no van a pagar los salarios (...) Ellos quieren despedir a la mayor cantidad de gente, sobre todo si son activistas o delegados que defienden los intereses de los trabajadores desde hace muchísimos años (...) De todas maneras, los trabajadores siguen estando ahí y la situación está candente", finalizó el abogado quien además agregó sobre la responsabilidad del gobierno nacional: "Cuando hay represión a los trabajadores es responsabilidad directa del Estado nacional".

El Grupo Cirigliano está denunciado por vaciamiento y despidos en sus empresas EMFER y TATSA, con la colaboración e inacción del Estado nacional. A esto se suma el condimento de la persecución gremial, además de la pasividad cómplice de las dirigencias sindicales, escribió Elena Luz González Bazán en un artículo que reproducimos parcialmente: “La empresa se está vaciando y la responsabilidad del grupo Cirigliano es total. Lo que le estamos exigiendo al Estado es que de alguna u otra forma tome control sobre la empresa y sobre lo que está pasando con el vaciamiento de la fábrica”, indicó Ezequiel Peralta, delegado de EMFER.

“No estamos teniendo ningún canal de negociación”, agregó. Además explicó que el jueves 3 de julio se interrumpieron las reuniones que estaban teniendo desde hacía dos meses con los ministerios de Trabajo y Transporte para lograr encontrar una salida al conflicto. TATSA es una fábrica de carrocerías de buses o micros y camiones, es una planta industrial.

Las compras a China

Según reza la información, se dice que a raíz del anuncio de la compra de coches de pasajeros ferroviarios provenientes de China, por parte del Estado Nacional, a fines de febrero, estas fábricas interrumpieron la producción, llevando a sus trabajadores a una situación crítica.

“Desde hace un largo tiempo los trabajadores de Emfer y Tatsa estamos sufriendo grandes niveles de precariedad en nuestras condiciones de trabajo: atrasos en los pagos de nuestros salarios, cargas sociales patronales sin pagar a pesar de haber sido descontadas de nuestros recibos, dejándonos sin cobertura médica lo que constituye delito de estafa y la reducción general de los niveles de producción, que a esta altura no llegan ni al 10% de la capacidad instalada”, explicaron en un comunicado.

Mientras la empresa plantea que el Estado tiene que hacerse cargo de pagar todos los sueldos y beneficios laborales, los trabajadores plantean que la salida debe ser otra ya que la “crisis es estructural”, según dijo el delegado Peralta.

“La solución tiene que salir del ministerio de Transporte porque es el que está conduciendo el armado del sistema ferroviario. Les estamos planteando que tienen que intervenir sí o sí sobre la empresa porque lo que se fabrica ahí es material rodante ferroviario”, explicó el delegado de Emfer. “Con la compra de los vagones chinos, en un primer momento entendimos que ante la necesidad se podía tener como alternativa la compra en el exterior. Pero esa compra daba la posibilidad de poder proyectar a nivel nacional reflotar la industria nacional para poder fabricar vagones en la Argentina”, y continuó, “existe esa posibilidad, nosotros hemos presentado proyectos, alternativas de trabajo al Ministerio”.

Según indicó, hay mucho material rodante que se puede reestructurar o fabricar desde cero y “están dadas las condiciones para que se haga desde Emfer”, como también en las distintas plantas que hay en el país que se dedican a este rubro.

Hasta el momento el Ministerio de Transporte dice que “no hay posibilidad de intervención porque es una empresa privada”, relató Peralta, “pero todos los fondos que llegan a Emfer y a Tatsa son por parte del Estado, entonces tiene que tener algún tipo de control sobre eso”.

Los trabajadores denuncian que en los últimos fines de semana, la gerencia de Emfer retiró ilegítimamente de la empresa seis camiones cargados de material perteneciente al Estado Nacional. En ese contexto, los trabajadores reclaman que el Grupo Cirigiliano ha desplegado “una abierta persecución sindical basada en el hostigamiento policial y en la judicialización del Cuerpo de delegados”.

“Desde hace dos semanas los trabajadores estamos rodeados por personal de la policía bonaerense apostada en los portones de las plantas, negando la entrada de nuestros vehículos y patrullando continuamente el predio, todo esto sin siquiera una orden judicial”, narran. Por otra parte, denuncian que el grupo Cirigliano va a presentar causas judiciales contra diversos delegados de las empresas, con el objetivo de obturar la actividad sindical.

Este jueves pasado y luego de varias ausencias a las reuniones de negociación por parte del Ministerio de Transporte, dicha convocatoria fue suspendida. Ante esa situación, el delegado Peralta dijo que no hay voluntad de destrabar el conflicto. Y agregó: “Hace dos meses que venimos con el planteo claro de que no necesitamos la solución del pago de la quincena, sino una solución de fondo al problema laboral que estamos sufriendo. Por más que nos solucionen la quincena hoy, mañana si no tenemos trabajo no vamos a cobrar”.

La venta de EMFER

Este conflicto, como tantos otros tiene largos dos meses. Pero, en febrero de este año, una información sostenía que los empresarios Mario y Claudio Cirigliano, procesados y a punto de ser juzgados como responsables por las 51 muertes del choque del tren Sarmiento en la estación Once hace dos años, le informaron al gobierno nacional que vendieron su fábrica EMFER porque ésta había perdido atractivo comercial. El motivo sustancial fue que les quitaron la concesión de los ferrocarriles Sarmiento y Mitre.

Los Cirigliano controlan y tienen bajo su égida empresaria, unas 30 líneas de colectivos, micros de mediana y larga distancia, compañías de seguros, aviación y empresas de micros de larga distancia en Perú y Estados Unidos.

Vendida la empresa, tal como informaron, el hilo se cortó por lo más delgado y dejaron de pagar los sueldos y jornales de sus 340 operarios y con amenazas de seguir incumpliendo si el Estado no se hace cargo de sus quebrantos.

Empleados de Kraft a juicio por cortar la Panamericana

La Corte Suprema rechazó la apelación de tres trabajadores cuya acusación está basada en datos obtenidos mediante el "Proyecto X" de la Gendarmería.

La Corte Suprema de Justicia rechazó el último recurso y confirmó que deben ir a juicio tres trabajadores de la multinacional Kraft acusados de haber obstaculizado la circulación en Panamericana en el marco de las protestas por despidos en 2009.

Ramón Hermenegildo Bogado, Jorge Penayo y María Teresa Rosario habían sido procesados por la Justicia Federal de San Martín y enviados a juicio oral, pero la decisión fue apelada por los abogados al plantear la nulidad ya que la acusación se basaba en datos obtenidos por el programa "Proyecto X" de Gendarmería Nacional.

Los trabajadores están acusados de haber interrumpido la circulación a la altura del kilómetro 35 del ramal Campana de la ruta Panamericana en distintas marchas entre septiembre y diciembre de 2009 en reclamo por el despido de 156 empleados de Kraft.

La Cámara Federal de Casación Penal en febrero pasado rechazó el planteo de los trabajadores, al señalar que "la sentencia aquí recurrida no posee carácter de definitiva o equiparable a tal pues no pone fin a la acción o a la pena, no hace imposible que continúen las actuaciones ni deniega la extensión, conmutación ni suspensión de pena, requisito ineludible para la procedencia del remedio aquí intentado".

Finalmente, la Corte Suprema, por razones formales, con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda, desestimó el último recurso del defensor de los trabajadores, Nicolás Tauber Sanz.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Se realizó el juicio político a Alperovich y a su régimen de impunidad: “Por una ley de Emergencia de los Derechos Humanos de Tucumán”

Daniel Blanco (PRENSA OBRERA, especial para ARGENPRESS.info)

El 8 de julio se concretó la audiencia pública contra la impunidad en Tucumán. La iniciativa había surgido en el marco de una audiencia realizada el 10 de junio en el Congreso Nacional, por iniciativa del bloque de diputados nacionales del Frente de Izquierda del Partido Obrero en conjunto con Alberto Lebbos y la Comisión de Familiares Víctimas de la Impunidad.



A la audiencia del PO asistieron Jorge Altamira; el diputado nacional Pablo López; el legislador porteño, Marcelo Ramal; la diputada por Santiago del Estero, Andrea Ruiz; la senadora provincial de Salta, Gabriela Cerrano. Del PTS, el diputado nacional Nicolás del Caño. De la UCR estuvieron el diputado nacional José Cano, Juan Casañas, Ernesto Sanz, la senadora nacional, Elías de Pérez, y el legislador por Tucumán, Fernando Valdez. Estuvieron también el legislador del Unen de la Ciudad, Gustavo Vera; la diputada nacional de Libres del Sur, Victoria Donda, y el dirigente Humberto Tumini. Del MST estuvo presente Vilma Ripoll, además de la presencia destacada de la dirigente de las Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), Elia Espen. También estuvieron presentes varios dirigentes de la CTA nacional y local, y personalidades de los más variados sectores.

De Santiago del Estero, Jujuy y Salta concurrieron delegaciones de familiares de comisiones de lucha contra la impunidad.

De Tucumán se hizo presente un sector de la directiva de la Unión Docente de Tucumán y de Adiunt (sindicato docente universitario).

A las 15 horas, y con la presencia inicial de unas 200 personas, se dio inicio a la audiencia que duró más de cuatro horas. Sin cuarto intermedio, se fueron sucediendo las denuncias. Fueron más de 70.

Las mismas abarcaron un universo de situaciones: casos de gatillo fácil, el accionar de los narcos y la cuestión de los chicos adictos, la situación en las comisarías y los reformatorios, los accidentes viales, los abusos y violaciones, los atropellos de los funcionarios y los hijos del poder, la corrupción en la Justicia y la policía, la represión a los reclamos, etcétera. Los relatos de los familiares en muchos casos crearon un clima desgarrador. En todos ellos se denunció la responsabilidad política del gobierno.

Las denuncias no se limitaron exclusivamente a casos individuales. Los jubilados de la plaza denunciaron el cuadro de situación del sector, al igual que los docentes universitarios en huelga desde hace semanas. En este caso, se destacó la importancia de la lucha por la recuperación del Canal 10, un medio que, perteneciendo a la universidad, está usurpado y usado por el gobierno como un instrumento para atacar los reclamos y censurar a toda la oposición.

En dos momentos, el desarrollo de la propia audiencia se transformó en asamblea popular. Fue, entonces, cuando se pusieron a votación dos mociones: la de impulsar la sanción de una ley para que se declare la emergencia de los derechos humanos en Tucumán y el repudio a la presencia de Boudou el 9 de julio.

Al culminar la audiencia, se dio inicio a la marcha con más de 2 mil manifestantes, que recorrió varias cuadras del microcentro de la capital.

La conclusión generalizada fue que la jornada significó un éxito, que va a reforzar la lucha contra la impunidad que está en curso en la provincia y cuya onda expansiva se traslada a toda la región. Como testimonio de ello quedó el planteo de un dirigente de la Comisión de Familiares contra la Impunidad de Salta, de reproducir la audiencia el 12 de agosto en su provincia.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Si no pagamos, ¿qué pasaría?

Sergio García (MST - NUEVA IZQUIERDA)

CFK, el PRO, UNEN, el PJ y los grandes empresarios agitan el fantasma que si no pagamos vamos a pasarla mal; sufriremos penurias, embargos, bloqueos, cierres de empresas y aislamiento. Con esa campaña buscan atemorizarnos y así convencernos que no hay otra salida. Su objetivo es llevar el razonamiento de millones solo por los andariveles del pago de la deuda. Te orientan a opinar si pagarla toda o en parte, si en efectivo o en bonos, si ahora o más adelante. Generan una línea de pensamiento unidireccional; siempre hay que pagar y solo desde esa óptica se puede opinar.

Nosotros proponemos desarrollar un razonamiento opuesto, no por capricho polémico sino porque la realidad así lo indica. Más de 30 años de experiencia histórica y los datos serios demuestran que lo único imposible es seguir pagando; porque más pagamos más debemos, esa es la esencia de la estafa usuraria. Aún no salimos del debate del pago a los buitres y ya se está calculando que en 2105 habrá que pagar el equivalente a la mitad de nuestras reservas. Algo similar debatiremos en 2015 sobre los pagos del 2016. Y así sucesivamente.

Es hora de parar este chantaje eterno que se lleva consigo el bienestar y la vida de millones. Sí, la vida, no estamos exagerando. Cuando se muere alguien en un hospital mal equipado y con escaso personal es a causa del pago de la deuda. Cuando no hay trabajo para millones y desnutrición para nuestros chicos, es a causa de pagar la deuda. Cuando nuestros viejos se mueren mal comidos cobrando menos de 3000 pesos, es a causa de esta sangría ilegítima. Sí, es nuestra vida y nuestro futuro lo que está en juego. Los políticos que deciden pagar son responsables directos o cómplices de esta tragedia económica y social. Ni más, ni menos.

No es por no pagar que la crisis vendrá, la misma ya llegó mientras se paga y paga deuda sin descanso. Hoy nadie nos bloquea y en los hospitales falta de todo. Aunque hoy se paga deuda tu salario no alcanza y no llegas a fin de mes. Las industrias cierran, despiden y suspenden ahora, mientras se paga la deuda mes a mes. Por pagar una deuda ilegitima e impagable tenemos 40% de trabajadores en negro y más del 30% del país bajo la línea de pobreza e indigencia.

Quienes dicen que hay que pagar sí o sí afirman que si no van a «embargarnos» pero no dicen la verdad: ya que incluso si eso sucediera en nuestro país hay una enorme cantidad de empresas y propiedades que podríamos expropiar y poner en nuestras manos como respuesta. Tampoco es verdad el posible «aislamiento internacional» por no pagar. Primero porque «aislarnos» de la usura y las transnacionales de rapiña nos vendría muy bien. Y además porque en un mundo en crisis global, con poderes regionales enfrentados y países con necesidad de vender, siempre habrá alternativas para comerciar e intercambiar productos sin la mediación del poder financiero.

Tanto mienten en el afán de convencernos de pagar algo que ni pedimos ni usamos, que te ocultan que muchos países no han pagado en algún momento de su historia. Sí, leíste bien, muchos países no pagaron: EEUU, Inglaterra, la ex URSS, Italia, Francia, México, Perú, Brasil, Rusia, Costa Rica, Islandia, Bolivia o Ecuador, alguna vez dejaron de pagar. Además nuestro país en el 2001 y por presión social también dejó parcialmente de pagar, y eso permitió que se usaran millones en nuestras necesidades. Lamentablemente en seguida los Kirchner volvieron a pagar este fraude.

Como verán, nuestra posición es bien clara: si no pagamos los que pierden son las trasnacionales y el poder financiero y usurario que nos exprime, nosotros ganaríamos. Porque no pagar es posible y es una respuesta soberana y justa, y permitiría usar miles de millones en la verdadera deuda que debemos afrontar con las mayorías populares y trabajadoras. Esa es la prioridad de pago que proponemos desde el MST; que se destine todo a aumentar salarios, jubilaciones, presupuestos en vivienda, salud, educación y obra pública.

Proponemos el único camino posible que de verdad dará solución a nuestros problemas sociales. Y se puede hacer con decisión y con apoyo popular. Claro que no es fácil, nada que valga la pena lo es. Pero sí se puede no pagar y es necesario. Todo lo demás es imposible y un fraude ilegal. Luchemos por esta salida con fuerza y decisión política. Sin dejarnos maniatar por campañas construidas por los voceros mediáticos de los mismos que nos cobran mes a mes.

Sergio García es Director de la Comisión de Perspectiva Económica, Legislatura CABA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo-LF: “No queremos que se estatice o institucionalice nuestro pañuelo”

RNMA

En la emisión del jueves 10 de julio de Enredando Las Mañanas, el programa de radio de la Red Nacional de Medios Alternativos, nos preguntamos si está bien que el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo sea emblema nacional. Se lo consultamos a Nora Cortiñas de la Línea Fundadora, quién explicó por qué el organismo se opone a tal nominación. Además, hablamos con ella del mundial actual y el del ’78, del negocio del fútbol y también, por qué no, del precio de los medicamentos.



Enredando Las Mañanas: A partir de un proyecto presentado por el Frente para la Victoria (impulsado puntualmente por el diputado Leonardo Grosso), la semana pasada hubo una polémica bastante fuerte acerca de si el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo debía ser un símbolo patrio o un emblema, como finalmente se sancionó en la Cámara Baja. Queremos recoger una opinión que, para quienes estamos en los medios alternativos, es una opinión más que calificada, es la mamá de todos nosotros, hablamos de Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora.

Nora Cortiñas: Yo me alegro que me llamen, porque el otro día se votó pero a nosotras no nos avisaron, ni nos consultaron, a la Línea Fundadora no nos llamaron para preguntarnos o para que diéramos una opinión de eso que no sabemos dónde se gestó siquiera. Porque cuando nos enteramos por la prensa, por llamados de periodistas que estaban inquietos por saber qué pensábamos, ya se había llevado a la Cámara de Diputados. Así que no sabemos en qué lugar, en qué oficina se gestó, con quién, quién estuvo en esa “negociación”, lo digo entrecomillas, para decidir sobre nuestro pañuelo que es el de los 30.000 desaparecidos. No nos llamaron en ningún momento. Después cuando nos fuimos enterando, nos reunimos, conversamos y nosotras no queremos que se estatice, que se haga algo que después lo maneje cualquier gobierno, cualquier político; que después lo manejen para ver si lo llevan el 24 de marzo, como el 9 de julio llevaban las banderitas, o si se lleva como la escarapela en una fecha patria y se la pone cualquiera…hasta los traidores a la patria se ponen la escarapela. Este es el debate que hicimos entre nosotras, y decidimos que íbamos a pronunciarnos en contra, porque eso es estatizar el símbolo, el emblema. Nosotros no lo llamamos así, nosotros decimos que es el resultado de nuestra resistencia, el amor de nuestros hijos que nos llamó a salir a la calle y un día identificarnos para mostrarnos que estábamos buscando a nuestros hijos, a nuestras hijas. Nos parece que es muy de la lucha nuestra, así que la falta de respeto nos dolió, la falta de un llamadito siquiera porque ni siquiera a gente amiga nuestra se le ocurrió pensar qué opinábamos.

ELM: Muchas veces cuando te entrevistamos y hablamos de un tema que no han discutido en Línea Fundadora nos aclarás que hablás en nombre propio; esta vez decís que sí se han sentado a discutir. Nosotros sabemos que en Línea Fundadora hay opiniones divergentes en relación al gobierno nacional.

NC: Sí, pero esta vez las que estábamos reunidas - porque había Madres que faltaron por estar enfermas, o alguna que viajó - nos sentamos alrededor de la mesa de discusiones y lo hablamos. Desde el domingo que estamos conectadas, cuando sale la noticia en Página 12 a toda página, pero cuando decimos que no estamos de acuerdo, Página - que son tan amigos nuestros - nos pone apenas un recortecito, muy cerradito, escondidito. ¿Por qué.. si hicieron un reportaje a gente que estaba en la Cámara de Diputados y de organizaciones de derechos humanos? Nos parece que esto se manejó de una manera que no nos gusta.

ELM: Hace rato igual que nos estamos preguntando por qué Página 12 pone algunas cosas muy chiquititas, ¿no?

NC: Sí, me duele, porque yo llamé para decir que habíamos mandado un comunicado que no era a título personal tampoco. El debate lo encabezaba Marta Vázquez que es la presidenta y que vino muy preocupada y que trajo ya un esbozo de comunicado. Nos molestó, nos dolió que se haya debatido además adentro del gobierno sin haber consultado. No es pavada eso, tiene media sanción. Nosotras somos las fundadoras de las Madres. Las que componemos Línea Fundadora somos las que la fundamos en la Plaza de Mayo el 30 de abril de 1977. Ni siquiera ese respeto. Así que nos dolió y además nos molesta.

ELM: Cuando las escuchamos hablar, a vos, a Marta Vázquez sobre este tema, es casi como si les cambiáramos la pregunta y nos respondieran lo mismo con aquella situación ya de la que tanto hablamos que se vivió con el Instituto Espacio para la Memoria…

NC: También fue una apropiación. Nosotros respetamos al gobierno. Muchas Madres de Línea Fundadora simpatizan mucho con el gobierno, pero institucionalmente tenemos nuestro recato por ser un organismo de derechos humanos, muchas de nosotras estamos con los movimientos sociales, estos días con el tema de la represión brutal que hubo. Estamos y permanentemente seguimos la lucha, a la Plaza de Mayo seguimos yendo. Además, lo debatimos a nivel institucional, si sale alguna con una opinión distinta será porque no participó de la reunión o no llegó a enterarse, pero la verdad que no queremos que se estatice o se institucionalice esta representación que es nuestra, el pañuelo. Donde vamos perturba a jueces, militares, eclesiásticos, este pañuelo perturba y es lo bueno que tiene, que perturbe porque lleva una historia de un pueblo y de 30.000 hombres y mujeres, y además niños que hoy son hombres y mujeres y no están todavía con su propia identidad.

ELM: Nora, está todo a full con el Mundial, está todo futbolizado y nosotros también hablamos de fútbol. Pero también nos referimos a la contradicción que nos genera a muchos de nosotros hablar tanto tiempo de fútbol, cuando siguen pasando las mismas cosas o peor, y nos remite directamente al Mundial ’78 y a cómo lo vivió cada uno.

NC: Sí, el gran dolor del pueblo argentino.

ELM: ¿Cómo fue para vos el Mundial de 1978? Tu hijo Gustavo ya había desaparecido.

NC: Sí, fue terrible. Inclusive dentro de nuestra historia cotidiana y recordando el mundial, uno de los padres, el marido de Mirta Baravalle, murió de un infarto al ver pasar esa multitud que iba a festejar. Estábamos todos con nuestros hijos desaparecidos, y en el caso de ellos era la hija, el yerno, y todavía buscan a un nietito o nietita, así que fue de mucho dolor, fueron días terribles donde se tapaba esa dictadura cruel e infame que tuvimos.

ELM: ¿Y cómo vivís este mundial?

NC: Distendida, pero sí estuvimos apoyando desde acá, a través del Movimiento de Diálogo 2000 y Jubileo Sur a la gente de Brasil que estuvo denunciando el hambre que hay allí. También acompañamos la campaña contra la trata. Había una red que se había formalizado por detrás para manejar este drama terrible que también tenemos acá, la trata de personas. Allá era como el gran negocio del Mundial.

ELM: Sí, cada vez que va a empezar un mundial todas las feministas, los movimientos de mujeres y todos estos movimientos preocupados lo advierten porque en todos los mundiales sucede esto.

NC: Sí, los organismos de derechos humanos de Brasil también, las instituciones feministas, estuvimos comunicados. Unos días antes del inicio del Mundial se llevó una nota a la Embajada de Brasil apoyando el pedido de atención y control de este drama, porque realmente se sabía que hasta nenitas chicas, criaturas, todos estaban en la mira de estos inescrupulosos. Igual el fútbol debería volver a ser amateur, porque ahora son millones y millones que ofenden a la humanidad. Que se diga que un jugador se vende por millones de pesos ofende a la humanidad entera. Mi familia es futbolera, y a mí me gusta que la gente se divierta con el fútbol si no hay desmanes, me parece bien que haya un deporte que además es colectivo, no es de una sola persona. Valoro a los jugadores que lo hacen desde su sentimiento, pero lo otro es el gran negocio.

ELM: Todos los que estamos en la calle y en los medios de comunicación luchándola nos sentimos cuidados por vos y a nosotros nos gusta retribuir en lo que podemos cuidándote, ¿cómo te trató la gripe?

NC: Bien, tuve gripe con fiebre, tuve resfrío, tos, todo, pero veo que toda la gente, mi familia, los amigos están pasando por lo mismo, todos van cayendo. Ojalá que los remedios fueran más económicos para que toda la gente pudiera atenderse como corresponde. El día del Puente Pueyrredón, el último 26 de junio, no pude estar pero porque me había caído, pero la verdad que estuve con mi sentimiento, y me parece que hay que seguirlo porque en el caso del Puente están todavía los que dieron las órdenes y que todos conocemos los nombres. (Felipe) Solá, (Eduardo) Duhalde, sabemos los nombres de todos los que dieron la orden de la represión, pero siguen haciendo sus campañas políticas y son siempre figuritas, esa es la gran injusticia, pero hay que seguir luchando. Las Madres seguimos justamente porque siempre tenemos una lucecita que nos va iluminando, además de nuestros hijos e hijas, todos ustedes que nos rodean nos dan la fuerza diaria para seguir.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Claudia Korol:"Lo que hay es una avidez por el negocio inmobiliario desatado en la zona sur de la ciudad”

RNMA - ANRED

Enredando las mañanas entrevistó a Claudia Korol, referente del colectivo de educación popular, Pañuelos en Rebeldía, a raíz del pedido de ejecución de una hipoteca por parte del acreedor, el Banco Provincia, al inmueble que comparten junto a otras organizaciones sociales. Nos hizo un informe de situación sobre el futuro del espacio cultural, situado en Carlos María Ramírez 1469 del barrio porteño de Pompeya.

Claudia Korol: Nos habían notificado y llegó una delegación que envía el juzgado nacional de primera instancia en lo comercial Nº1 a cargo del doctor Alberto Aleman, la secretaria Nª1 a cargo del doctor Mariano Conde, con la orden de constatar el inmueble por un pedido del acreedor hipotecario, que es el Banco de la provincia de Buenos Aires. Este es un inmueble que estaba deshabitado hacía muchos años, nosotros (Pañuelos en Rebeldía) estamos hace 15 años haciendo trabajos comunitarios, educación popular, construyendo redes de solidaridad en distintas situaciones. En el espacio convivimos con otras organizaciones y colectivos populares del barrio, como el gripo de derechos humanos, Pompeya no olvida, como el centro cultural Pompeya, la Asamblea popular de Pompeya, que es la primera que se acerca al lugar. Hacen trabajos con niños y niñas, apoyo escolar, es un centro comunitario del barrio que hace 15 años está haciendo distintas actividades, desde educativas hasta solidarias y sociales, parece ser que el Banco Provincia demanda que se ejecute la hipoteca y eso significa el desalojo de este espacio.

Enredando Las Mañanas: ¿Aparte hay gente que vive en el lugar?

C.K: También hay una familia con niños menores de edad, junto a eso una enorme actividad social que venimos realizando hace muchos años, ustedes nos conocen, somos parte de la RNMA (Red Nacional de Medios Alternativos), en talleres de comunicación ahí. Es un espacio abierto a distintas organizaciones que en diferentes momentos lo han utilizado para hacer sus propios encuentros, incluso varias nos acompañaban cuando recibimos a la delegación del oficial de justicia, el martillero y el delegado del banco.

Estamos haciendo consultas con abogados de distintos colectivos y organizaciones para ver como tenemos que continuar, para no solo no perder el lugar físico, sin tratar de asegurar su sentido social que no sea tragado por las dinámicas de la especulación inmobiliaria que hoy están con mucha fuerza tomando todos los territorios.

ELM: Particularmente con los ojos puestos en el sur, por otro lado, ¿hay algún vericueto jurídico desde donde poder resistir el desalojo?

C.K: En principio estamos en condiciones de demostrar el uso social del inmueble, por otro lado demostrar que no hemos hecho ninguna actividad que fuera con fines de lucro y desde que como Pañuelos en Rebeldía estamos en este espacio, porque hay colectivos que están desde antes, hemos estado pagando los impuestos y además hemos hecho una reconstrucción del espacio, cuando se llegó estaba totalmente destruido, le hicimos el piso, los cerramientos, todo a pulmón, con nuestra militancia, nuestra actividad como la de muchos compañeros que nos ayudaron, muchos estudiantes de educación popular que pasan por ahí y organizaciones que lo utilizan, han sido parte de las jornadas voluntarias que hacemos periódicamente en el lugar y que han permitido habitarlo, porque cuando llegamos era un basurero publico, incluso al parecer el martillero estuvo en el año 99 en el lugar y sacó fotos y muestran el estado en que se encontraba el lugar, le hemos hecho el techo, piso, ventanas, puertas, ha habido desde mejoramientos, para nosotros lo central tiene que ver con el hecho de ganar un espacio para la actividad social y solidaria, hacerlo con trabajo voluntario y social , también y con nuestra energía de muchos años.

ELM: ¿Hay algún plazo que hayan establecido?

C.K.: No lo teneos claro eso. Les vamos a estar avisando, fue un primer encuentro, movilizante, es una inspección y ahora tendremos la entrevista con el juez para saber que está demandando el Banco Provincia, le dijimos al representante, que si quisieran, esperamos una donación para terminar de mejorar el lugar y para que lo podamos utilizar de modo más completo. Por ser un banco del Estado, que contribuya con actividades sociales, no tenemos muchas esperanzas pero lo decimos, hay una salida que es política y es que siga ya con todas las leyes y con todo lo que necesitaría el espacio para completarse un lugar de uso social en la zona de Pompeya, Lo que hay es un cambio de contexto que vos marcabas, una avidez por el negocio inmobiliario desatado en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires, esperamos que vuelva a primar una idea de construcción social, saber que no es un solo colectivo, que no solo Pañuelos en Rebeldía, son muchas las organizaciones sociales que nos interesa cuidar y defender este espacio.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Fútbol buitre (Final)

Alfredo Grande (APE)

Dicen que la Patria es
fecha, pelota y bandera... la
Patria son mis hermanos que
luchan contra las empresas
(Afórismo implicado. AG)

Mientras intento escribir este trabajo, se desborda alegría por el triunfo de lo que alguna vez se llamó la naranja mecánica y ahora es apenas una mandarina machucada, incapaz de hacer un gol en 240 minutos de juego. Los penales que le dieron el triunfo contra Costa Rica le dieron la derrota contra Argentina. Desde ya, cuando escribo Argentina, debería escribir “el seleccionado argentino”. Que tiene jugadores que son argentinos por origen y extranjeros por lugar de trabajo. Todos los titulares trabajan en diferentes países y nuestra estrella mayor fue incluso formado como deportista en el extranjero. Todo bien como decía el cirrótico y se mandaba una cerveza.

Me alegró el miércoles a la noche la alegría de peatones, conductores de autos, motos, colectivos. Banderas, trompetines, en una marcha hacia el obelisco de la ciudad, el mismo que ahora funciona como faro de vigilancia gracias a las cámaras que fueron colocadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Versión buchona para que “en todo estés vos”.

Desde ya amigos, compañeros, algún enemigo que nunca sobra, familiares y algún paciente, me censuran por expresar de forma acotada, muy recatado, casi inadvertido, como orgasmo de monja, mi júbilo por el triunfo. Las atajadas de “chiquito” Romero me alegraron. Y no a pesar mío. Me alegraron. Sin embargo, y esto para mí sigue siendo importante, para la cultura represora no es suficiente la alegría.

La cultura represora exige, garantiza, ordena, la manía. Que bien se la puede definir como la hegemonía de la alegría. La alegría tolera la tristeza, la mesura, la sonrisa, la caricia. La manía no. Todos unidos nos alegraremos. Desde TN a 678. En una nota en la Agencia Paco Urondo del 10 de julio leo : “Superioridad física e ideológica de un pueblo: El autor, José Cornejo, propone una conexión entre éxito deportivo y el bienestar social. Una discusión que se remonta hasta la Grecia clásica”.

La foto de la Presidenta junto al director técnico de la selección nacional hace contundente la afirmación. Esta es la forma que toma el pasaje de la justa alegría a la desmesurada manía, de la causa a la cruzada. El seleccionado argentino es La Patria. Y además es Razón de Estado. En este punto, la política deja que cope la parada el deporte. En este caso, el fútbol. Más allá o más acá, esos sinónimos son patrimonio cultural de las derechas. El Campo, El Ejército, La Iglesia, La Familia, son cotos de caza para colocar en el trono no ya a la noble igualdad sino al fetiche de turno. El fetiche es la parte por el todo. Aunque importante sea la parte (en este caso la selección nacional) no es el todo (la nueva, la vieja pero siempre gloriosa Nación).

Este intento de relacionar éxitos deportivos con la cruzada kirchnerista ya fracasó con Maravilla Martínez. Excelente boxeador pero que se lo puso al ladito, muy cerquita, de los héroes de la independencia nacional. La manía es desmesura y abolición de pensamiento crítico. Patético ejemplo fue la reacción casi vengativa, de burla y sarcasmo, cuando el seleccionado brasileño pierde 1 a 7 contra el “robot team” alemán.

Se fomentaron rivalidades, envidias, miserias que luego dejan heridas que cicatrizan en años. Justamente así funciona el fetiche. Pero todo puede empeorar. Estoy esperando el surgimiento de una nueva triple alianza: Fútbol Estado y Religión. Como observara el psicoanalista Cesar Hazaki, los jugadores no solamente se santiguan antes del partido, durante los penales, (creo que en los corners por las dudas) sino que lo hacen rápido y dos veces. Pienso que es una forma de “ponerse las pilas” y “apurar” las bendiciones.

El Papa Francisco es el Papa de todos los católicos, pero “los católicos argentinos son mas católicos que otros”, parafraseando a George Orwell en su Rebelión en la Granja. Esta nueva Triple Alianza promete arrasar con toda insinuación de balbuceo y tartamudeo crítico. Y habrá fervor y hervor patriótico si arrasamos con los robots y ya no habrá más penas ni olvidos. El 9 de julio será recordación de la independencia de España y de la independencia de Holanda, cuando la banalización de la historia empiece a confundir fechas y acontecimientos.

La cultura represora hace abuso de la alegría legítima, para convertirla con prisa y sin pausa en una manía fundacional. En Facebook aparece la cara de Mascherano fusionada con la del pelo, barba y boina del Che Guevara. “MASCHE”. Un adelantado de la banalización de la historia. Ningún gobierno va a quitarme mi derecho a la alegría si el domingo el seleccionado de fútbol de la Argentina sale campeón. Pero tampoco ningún gobierno me impondrá su mandato de manía para aceptar que el fútbol es LA PATRIA. Y si así fuera, si por debilidad, por temor, para no sufrir el aislamiento y no querer tolerar la burla, me sumara al delirio del pensamiento y sentimiento único, que los compañeros en lucha, los que sufren persecución por causa de injusticia, los niños que siguen con hambre, las mujeres secuestradas por la Trata y por las cárceles de la democracia, los pueblos originarios arrasados por los modernos cruzados de las empresas que se llevan todo y no dejan nada, los jubilados y jubiladas que no sobreviven con la “mínima”, los enfermos que no encuentran hospitales y los alumnos que no encuentran escuelas, que todas y todos me lo demanden y me borren por toda la eternidad de la memoria de los pueblos.

“A la par, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se pavonea en helicóptero por encima del despliegue del operativo de turno, presentándose como supuesto árbitro de intereses y derechos en nombre del estado, “arbitraje” que siempre favorece a los empresarios a quienes garantiza “normalizar” la situación, o sea, garantiza los despidos y las suspensiones. Berni sostuvo esta vez que "del otro lado hay una violencia inusitada" y que por ello "tuvimos que actuar con mucha energía"; además cargó contra los partidos de izquierda, responsabilizándolos de la situación, porque "en vez de hacer leyes para impedir esto, participan". (Informe Correpi).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CXLVIII): “Ana y el presidente”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

En los últimos días de enero y los primeros de febrero de 1974, se intensificó la ofensiva fascista, identificada con la siniestra triple A, contra los militantes populares y revolucionarios.

El discurso, del que “fuera un grande hombre”, ahora convertido en el principal actor de la alianza de las clases dominantes con el partido militar dirigida a detener el desarrollo de quiénes pretendíamos “tomar el cielo por asalto”, en el que llamo a “aniquilar” la subversión y al que respondí con una editorial en el diario “El Mundo” de la que di cuenta en una nota anterior; incentivó la ofensiva.

Al mismo tiempo que se forzaba la renuncia del gobernador de Buenos Aires Oscar Bidegain, circulaban rumores, en Córdoba, de un inminente intervención federal de la provincia para poner fin al gobierno que encabezaban Ricardo Obregón Cano y Atilio López y se sucedían, en todo el país, decenas de atentados a locales de agrupaciones del peronismo revolucionario y de la izquierda.

Por otro lado y, haciendo “tronar el escarmiento”, como le gustaba decir a nuestro Ex Líder, se hablaba de una inminente expulsión de las filas del peronismo del ex presidente Héctor Cámpora designado, luego de su forzada renuncia a la primera magistratura por un golpe palaciego ejecutado por José López Rega y el Coronel Osinde, embajador argentino en México.

En ese contexto, la Triple A. reiteró un comunicado en el que condenaba a muerte a dirigentes políticos, sindicalistas combativos, abogados destacados en la defensa de presos políticos y sacerdotes que adherían a la Teología de la Liberación.

Entre otros figuraban, en el “listado”: Nahuel Moreno, Silvio Frondizi, Mario Hernandez, Gustavo Roca, Rodolfo Puigross, Raymundo Ongaro, Agustín Tosco, el padre Carlos Mugica y el Obispo Luis Angelelli; entre otros.

Como figuraba entre los condenados, en razón de ejercer la Dirección interina del diario, y teniendo el antecedente de la voladura de mi casa en Paraná, el 29 de setiembre de 1973, a sugerencia de los compañeros, le solicité una entrevista al Sub Jefe de la Policía Federal de apellido Vittani; al que Alicia Eguren conocía desde la época de la resistencia-1955-1958.

A la misma me acompaño ella.

Nos recibió el funcionario policial mencionado, con mucha cortesía y nos manifestó que este “somatén” era sumamente poderoso; que incluso tenía un fuerte respaldo oficial, por lo que su única sugerencia era que no anduviera solo, menos a la noche, que me moviera sin ninguna rutina y que tratara de enmascarar, de la mejor manera posible, la vivienda en la que pernoctaba.

Le adelanté, que los compañeros me habían entregado un arma para defenderme y me contestó con cierta ironía “Doctor, no le va a servir de nada”.

En el medio de la reunión apareció el General Miguel Iñiguez, a la sazón Jefe de la Policía Federal, al que conocía desde 1960 en que él había encabezado un intento de golpe militar que habíamos apoyado desde el movimiento estudiantil peronista, el que coincidió con las recomendaciones de su subordinado, agregando la información que, por decisión del Presidente, habían sido ascendidos los comisarios Luis Margaride y Alberto Villar; lo que obviaba todo comentario.

Salimos de la reunión convencidos que no cabía la menor duda de la responsabilidad que le cabía al General en esta ofensiva fascistoide; estaba claro que contaba con su respaldo.

Los dos “ascendidos” habían tenido un rol en la represión durante la Dictadura Militar. El primero persiguiendo jóvenes que tuvieran una barba crecida, allanando librerías y quemando libros y participando en las torturas de que fueron víctimas los compañeros de las FAL: Baldú y Dellanave.

Villar, por su lado, había encabezado la patota policial que con tanquetas había impedido el velatorio de algunos de los compañeros asesinados por las Fuerzas Armadas en Trelew, que se realizaba en el local del Frente Justicialista de Liberación, en agosto de 1972.

En este marco, el Presidente convocó a una conferencia de prensa a llevarse a cabo el 8 de febrero; absolutamente inusual porque desde que había llegado al gobierno eludía todo contacto con la prensa.

Esa mañana, cuando estábamos reunidos con Alberto y Tito en la dirección del Diario elaborando la agenda del día y el posible titular de la tapa, llegó nuestra corresponsal en Casa de Gobierno: Ana Guzzetti.

Esta compañera estaba vinculada al Peronismo de Base, de excelentes condiciones como periodista, firme en sus convicciones; era una leal colaboradora.

Nos adelantó lo de la rueda de prensa y nos preguntó cuál podía ser la pregunta a formularle al General.

Lo dejamos a su criterio pero le sugerimos que lo interpelara respecto a cuál iba a ser la conducta del gobierno frente al accionar de las bandas “parapoliciales”.

Armamos en conjunto la pregunta y se retiró, raudamente, para cumplir con su tarea.

Seguí trabajando en la oficina y cerca de las 12 sentí ruidos en la escalera y vi que descendían, en una especie de “estampida”, los trabajadores de prensa que en ese momento trabajaban en el piso superior.

Llamé al compañero que estaba a cargo de la Seguridad y me dijo que en la conferencia citada se había producido un duro intercambio entre nuestra corresponsal y el General; y que este había vertido amenazas serias.

Por esta razón se había producido la retirada preventiva señalada, ya que presumían que el paso siguiente era ordenar el allanamiento de las oficinas del diario y su posible clausura; deteniendo a todos los que se encontraran en el lugar.

Para ver como seguía el episodio los compañeros se instalaron en el bar de un club de ajedrez llamado “Capablanca”, que se encontraba frente a la entrada de nuestra sede.

Inmediatamente prendimos el televisor y vimos la repetición del altercado en uno de los canales y coincidimos que la preocupación de los trabajadores no era exagerada

Ana, cuándo le permitieron intervenir, le preguntó a Perón cual iba a ser la conducta del gobierno frente al accionar de las bandas parapoliciales; como habíamos acordado.

El “Viejo”, visiblemente molesto, le contestó “usted se hace cargo de lo que está diciendo, ya que está injuriando a una de las fuerzas del orden”.

“Por cierto, señor Presidente, en las últimos semanas han sido destruidos, con artefactos explosivos, 25 locales de diferentes corrientes políticas y asesinados 10 militantes populares” -contestó nuestra corresponsal-.

El “Viejo”, en un verdadero estallido violento e intolerante, dirigiéndose al edecán militar que lo acompañaba le ordenó: “tómele los datos a esta Señorita para iniciarle una causa penal por los agravios y las mentiras que expresa en sus dichos”.

Y agregó “ese enfrentamiento entre ustedes la ultraizquierda y la ultraderecha no es un tema del que debamos ocuparnos ya que es ajeno a las preocupaciones de nuestro gobierno y no afecta a las instituciones”.

Para que no quedara con la última palabra, Ana le respondió con mucha tranquilidad y sin alterarse: “Señor Presidente, soy peronista desde hace más de 13 años y he luchado por su retorno”.

A lo que el aludido le contestó “lo disimula muy bien”.

Al ver la magnitud de la confrontación verbal y la amenaza de procesar a nuestra corresponsal, lo que se concretó al día siguiente, la ubicamos en un bar cercano y la trasladamos a la casa de compañeros para preservarla; al mismo tiempo que nos poníamos en contacto con el abogado del diario, Aldo Comotto, para que tomara intervención en el caso.

Este escenario nacional tenía un contexto en el Tercer Mundo absolutamente diferente ya que se generaban avances y victorias en la lucha anticolonialista en Angola, Guinea Bissau y Mozambique; donde prestaban una gran colaboración los combatientes cubanos.

Por otro lado el ejército de liberación de Vietnam se encontraba a las puertas de Saigón; ciudad en la que el gobierno títere agonizaba.

Nuestra trágica historia, por su parte, tenía un nuevo episodio que rebelaba hasta donde estaba decidido a llegar el gobierno, para justificar la represión.

Los comisarios Villar y Margaride denunciaron, en conferencia de prensa, un complot para asesinar al Presidente cuyos ejecutores eran, según el relato de los represores, tres extraordinarios militantes del campo popular y revolucionario: Julio Troxler, sobreviviente de los fusilamientos de José León Suarez de junio de 1956, Envar el Kadri que liderara el intento de la guerrilla peronista en Taco Ralo y Carlos Caride, fundador de la Juventud Peronista.

¿Cómo logramos desbaratar esta maniobra? ¿De que forma se produjo el “navarrazo” y cuál fue la reacción del campo popular? ¿Cuál era el carácter de este gobierno autocrático y su posible dirección? Estos y otros temas abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Por qué maté a mi marido

Gisela Manoni (LOS ANDES - COSECHA ROJA)

“Yo sólo quería que mis hijos tuvieran a su papá, a su mamá y todo estuviera bien. No quería esto”, dice entre lágrimas Claudia Vera, la mujer que hoy está con arresto domiciliario en Tunuyán, acusada de haber matado a su esposo -Miguel Aloise- de una puñalada.

“No tengo nada que perdonarte. Te vamos a acompañar en esta”, fueron las palabras que pronunció el mayor de sus dos hijos (de 19 y 15 años) a través de las rejas en la alcaidía de Tunuyán; le devolvieron la vida.

“Quiero la libertad sólo para estar con ellos. Yo me iría de este pueblo, porque ya voy a quedar estigmatizada. Pero ellos tienen sus amigos, sus estudios, su vida aquí”, aclara. Hablar de sus hijos es lo único que le enciende la mirada. Enseguida, se apura a comentar con orgullo que el mayor estudia Administración y el menor entró al seleccionado provincial de hándbol.

Claudia llevaba 19 años de matrimonio con Miguel y uno de novios. Recuerda como pequeños flashes lo que ocurrió esa negra noche del miércoles 25 de junio.

“Habíamos discutido al mediodía por plata. Me golpeó y hasta cortó la línea del teléfono para que no pidiera ayuda. Creía que le estaba enviando dinero a mi mamá a San Juan (su madre está en silla de ruedas). En la noche, volvió a golpearme. Me acuerdo que se levantaba y me pegaba… varias veces”, relata. Fue en una pausa del castigo que la mujer tomó el cuchillo, que estaba en una mesa de luz, y se lo clavó.

Desde que quedó detenida aquella noche, Vera estuvo tres días en la alcaidía de la zona, uno en el hospital El Sauce -porque un médico había dicho que estaba “desequilibrada”- y el resto en la cárcel femenina de El Borbollón. Ayer, a las dos de la mañana, llegó a la casa de unos amigos en Tunuyán, donde tendrá su arresto domiciliario.

Este beneficio tuvo mucho que ver con un hábeas corpus que presentaron sus abogados patrocinantes, del estudio de Carolina Jacky. El juez de instrucción de Tunuyán, Oscar Balmes, tomó esta decisión después de una extensa indagatoria. “El juez cree que fue algo premeditado. Cómo podría hacer algo así”, sostiene la acusada.

Es locuaz y, pese a lo duro de su relato, su voz no pierde dulzura. Repite que apostó toda su vida al hogar, aunque sueña con poder ejercer algún día como profesora de Historia. Sorprendió “de a buenas” a su esposo hace tres años y él le permitió estudiar en el terciario, “siempre que no desatendiera la casa”.

En el ámbito educativo le dicen “la mamá” del terciario, por ser la mayor y porque cada tanto les llevaba algo casero para comer. Todos -profesores y compañeros- le han manifestado su apoyo. Tanto que fueron los promotores de dos marchas masivas que recorrieron el centro de la ciudad valletana pidiendo su excarcelación.

Historia de violencia

“Empezó por una tontera”, así define Claudia el comienzo de una escalada de violencia que la convirtió en una “presa del miedo”. Dice que su esposo “se había ido al sur, volvió y no tenía trabajo. Andaba mal”. Corría el año 1998 y la pareja tenía un pequeño de tres años. Un día, iban en el auto y “él se iba a bajar en un lugar a comprar zapatillas y yo no quería bajarme porque hacía frío para el niño. Era un Citroën y yo estaba en el asiento de atrás; se dio vuelta y comenzó a pegarme”, relata.

Estos episodios se hicieron cada vez más recurrentes y por cualquier motivo. “Porque estaba gorda, por temas de dinero, por celos. No podía salir sin avisarle, se enojaba si alguien le decía que me había visto en la calle. Había épocas en que quería que trabajara, otras que no. A veces no me dejaba sentarme con ellos a la mesa”, la suave voz de Claudia se quiebra en un sollozo.

“Los golpes siguieron año tras año a pesar de que tuve al otro hijo”, explica. Siguieron durante el embarazo, siguieron aunque Claudia se recluyó en su casa como le pedía, siguieron aunque sus hijos ya grandes trataban de defenderla, siguieron en la vía pública, en reuniones familiares, frente a amigos y hasta en el terciario. “Yo trataba de no charlar con nadie en la calle”, apunta, y reconoce que tampoco podía hacerlo vía telefónica porque “él me vivía rompiendo los celulares”.

Hubo algunos intentos de Claudia de huir de ese infierno, pero dice que no encontró en el Estado el respaldo que necesitaba. Al contrario. “Yo traté de hacer todo lo legal”, apunta.

Cuando la violencia de su marido se hizo evidente, tomó a su hijo mayor -por entonces de 3 años-, trepó a un micro y huyó sin dar explicaciones a San Juan, donde tiene a toda su familia.

El hombre la denunció -siempre según su relato- y quedó detenida dos días en San Juan, con un juicio iniciado y perdiendo la tenencia de su pequeño. En los análisis médicos que le hicieron como trámite judicial se enteró que estaba embarazada de su segundo hijo.

Sobreseída, volvió a Tunuyán a vivir en lo de una vecina para estar cerca de su hijo. “Después él me volvió a suplicar, prometía que iba a cambiar, que me amaba… y yo lo único que quería era tener una familia”, alcanza a pronunciar la mujer antes de que le ganen las lágrimas

Sin paz

Como la situación de violencia continuaba, entre 2010 y 2011 realizó dos denuncias en la Comisaría 15 de la zona. “El tema es que las citaciones llegaban y yo se las tenía que dar y volvían los golpes. Le daban la prohibición de acercamiento y se quedaba en lo de su mamá”, cuenta. Claudia vivía sobre la calle San Luis, en una piecita al fondo de la casa de su suegra. “Ella sabía lo que pasaba. Siempre me rogaba que no lo denunciara”, asegura.

Cuando el juzgado tomó el caso, le puso profesionales que intentaron ayudarla. “Yo le rogué a la jueza y me dejó irme a San Juan con los chicos. Pero él empezó a buscarnos, (además) el menor lo extrañaba mucho y quería volverse con él. Yo me mataba si lo perdía. Y me volví, pese a que mi familia se oponía”, confesó.

Lo que no se perdona esta mujer de 42 años es el silencio que guardó durante tanto tiempo. “Pasaron los años y no lo hablé con nadie. Temía a la estigmatización. Que dijeran: ‘Con ese porte y no puede defenderse’”, confiesa.

Cuando se le pide que formule un consejo para las mujeres que viven una situación de violencia intrafamiliar, no duda en responder: “Que no se callen, que pidan ayuda. El silencio siempre termina en tragedia”.

El calvario de los últimos días

Desde que llegaron los vecinos convocados por los gritos de sus hijos y la ambulancia para asistir a su esposo aquella fatídica noche, la vida de Claudia mutó en un calvario. Recién ahora, con prisión domiciliaria en un departamentito cedido por unos amigos de la pareja, puede encontrar algo de calma.

Primero estuvo tres días en la alcaidía de Tunuyán, donde pudo mantener charlas con sus hijos, que la alentaron a seguir. Después fue derivada al hospital El Sauce. “¡Me medicaron!”, resalta extrañada, “yo que nunca tomé una pastilla”. Según señala Vera, el psicólogo del Cuerpo Médico Forense resolvió un determinante diagnóstico: “Dijo que estoy loca (sic) y tengo intenciones de fuga”.

Allí Claudia pasó más de un día, hasta que los especialistas del hospital desistieron del diagnóstico inicial. Entonces, fue trasladada a El Borbollón.

Salvo los dos días en la comisaría de San Juan que figuran en sus antecedentes, Vera nunca había estado tras las rejas. Semanas atrás, en el cursado de una materia pedagógica había estado viendo videos sobre cómo es educar en contextos de encierro. Nunca imaginó que poco tiempo después se encontraría en esa situación.

“No te imaginás lo que se siente, cómo se vive allá adentro, las necesidades que pasan las presas”, señala la tunuyanina, a quien le tocó dormir en el suelo por el hacinamiento que había en la pieza que le destinaron. “No me dieron ni siquiera una frazada”, dice.

Allí sufrió picos de hipertensión arterial -ahora está medicada-, sin embargo dice que la convivencia “fue aceptable”. Ya conoció ese ‘paisaje’ y dice que luchará para no volver allí. Junto a sus hijos, compartió en varias charlas su sueño de terminar los estudios y construir un futuro de trabajo y armonía. Esa posibilidad es lo único que hoy la mantiene en pie.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Luciano Arruga: A la espera de una respuesta de la justicia

RED ECO

Los familiares y amigos de Luciano Arruga expusieron el lunes pasado en los Tribunales de Comodoro Py las razones por las que la Cámara de Casación Penal debería aceptar el Habeas Corpus presentado hace ya dos meses, pero rechazado en dos instancias anteriores. La Cámara pidió cinco días para dar a conocer su resolución.

El Hábeas Corpus por la desaparición forzada de Luciano Arruga, ocurrida en enero de 2009, fue rechazado por la Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 1 de Morón y la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín. Ante esta situación, el Centro de Estudios Legales y Sociales, que representa a los familiares y amigos del joven desaparecido en Lomas de Mirador, presentó un recurso de casación por lo que el lunes 7 de julio, el abogado Maximiliano Medina expuso los motivos por los que se debe aceptar el Habeas ante los magistrados Gustavo Hornos, Juan Carlos Geminiani y Mariano Borinsky, que integran la Sala IV del Tribunal de Casación Penal Federal.

La argumentación de la Cámara Federal de San Martín para rechazarlo fue que ya había una causa penal en la que se investigaba la desaparición de Luciano. En una entrevista realizada por La Vaca, Medina afirmó al respecto: “nosotros explicamos que la causa penal tiene por objeto determinar responsabilidades penales, mientras que el Hábeas Corpus pone en el centro de la escena al desaparecido (…). Requiere de mucho más impulso por parte de las autoridades judiciales y de todo el Estado en su conjunto, tanto Poder Ejecutivo como Legislativo, para dar una respuesta sobre dónde está esa persona desaparecida. Si es aceptado, el Estado tiene que poner todos los medios disponibles y todo el esfuerzo para dar una respuesta”.

En el mismo sentido, Rosaura Barletta, integrante de Familiares y Amigos, aseveró en declaraciones a Mucho Palo Noticias: “nosotros decimos que la investigación que está en curso no está orientada a buscar el paradero de Luciano, lamentablemente porque debería ser así. Es una investigación que sigue con un retraso monumental, rastros de Luciano que pudieron haber quedado durante mucho tiempo en lugares que estuvieron a disposición de las personas que lo secuestraron. Por ejemplo, el ex Destacamento de Lomas del Mirador, que es el lugar donde Luciano desapareció, siguió funcionando como dependencia policial durante muchos años después de la desaparición, y eso nos impide que hoy la justicia pueda ubicar un rastro de él en el lugar. Esto lo demostró la última investigación del Equipo de Antropología Forense”.

De todos modos, Barletta explicó que tienen esperanza en que la resolución de la Cámara, que tomará cinco días, sea positiva, ya que es la misma sala que falló a favor de los pedidos de Habeas Corpus en los casos del hijo de Nora Cortiñas, desaparecido durante la última dictadura cívico militar; y el de Iván Torres, desaparecido en 2003, en Trelew, por el que el Estado argentino fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Nosotros tenemos muchas esperanzas en que la Cámara le dé curso –señaló Barletta–, pero lo que esperamos después de eso es que el habeas no sea simplemente un trámite administrativo o una reivindicación simbólica, porque nosotros lo presentamos precisamente con la intención de que se pueda movilizar la causa en función de esto, que la causa tome como objetivo serio y real buscar a Luciano. Por eso una de las cosas que dijo nuestro abogado es que nuestra esperanza no es que solo se acepte el Habeas Corpus sino que también la Cámara pueda instar a la justicia federal, al juez que está interviniendo en la causa por la desaparición forzada de Luciano, a tomar algunas medidas, que indique algunos lineamientos que nos puedan permitir además de seguir los rastros que es algo que tenemos que seguir haciendo, si es posible con mucho menos retraso del que venimos teniendo, pero que además se busque el paradero de Luciano, que se llame a quien tenga que llamar, que se haga una declaración indagatoria con los ochos policías que lo secuestraron”.

En relación a los efectivos involucrados, Rosaura Barletta manifestó: “en este momento están libres, solamente fueron separados de la fuerza. Muchas veces cargan las tintas contra la justicia y no se tiene en cuenta que el Poder Ejecutivo tiene facultades no para meterlos presos, pero sí para echarlos de la fuerza. Sin embargo, Asuntos Internos que depende del ejecutivo bonaerense ni siquiera los sumarió, ni siquiera les inició un sumario por la numerosa cantidad de irregularidades que cometieron estos ocho policías además de la desaparición de Luciano, como adulteración de libros, amenazas sistemáticas, detenciones previas ilegales en las que estuvieron involucrados varios de ellos. Un montón de situaciones que nosotros presentamos como prueba en Asuntos Internos, porque no es que nosotros no hicimos nada. Pero ellos han decidido separarlos de la fuerza, con un argumento administrativo, entre comillas, que ni siquiera se lo relaciona con la desaparición de Luciano ya que fue solamente responder a un pedido nuestro, se sintieron presionados y los separaron pero la verdad que no tomaron cartas en el asunto, y en ese sentido nosotros apuntamos a que se los impute, se los procese, se los eche de la fuerza y que se empiece a indagar y a citarlos a declaraciones indagatorias para que digan qué hicieron con Luciano porque son las personas que saben dónde está”.

La justicia en deuda

“Entendemos y es una cuestión objetiva que la justicia está en deuda con nosotros, una deuda que no se va a poder reparar bajo ningún punto de vista porque ha sido contraída en los primeros días de la desaparición de Luciano y que fue la que ocasionó que nosotros no sepamos dónde está”, aseguró Barletta. En este punto, la integrante de Familiares y Amigos de Luciano mencionó a la primera fiscal de la causa, que le entregó la investigación a la misma policía sospechada: “con esto directamente garantizó que se perpetuara la desaparición de Luciano”. Barletta también se refirió a la segunda fiscal que hizo escuchas telefónicas a la familia, de manera secreta y prácticamente ilegal.

De todos modos, el Poder Judicial no es el único en deuda: “la desaparición forzada por legislación nacional, que no es algo que se nos ocurrió a nosotros, es un delito de competencia federal, es un delito de lesa humanidad, y el Ejecutivo nacional es el que tiene la responsabilidad de funcionar como veedor de las investigaciones por las desapariciones forzadas, y esto quiere decir garantizar la transparencia de las investigaciones, la seriedad, la celeridad y garantizarle a la justicia todos los recursos que necesite para que estas investigaciones se den como se tienen que dar. Esto de los recursos no es un dato menor porque, por ejemplo, en nuestra causa llegó a intervenir el Equipo de Antropología Forense a los cinco años porque es el único equipo capacitado para hacer el tipo de trabajo que se hizo en el ex Destacamento de Lomas del Mirador; si hubiera otro equipo capacitado, si el ejecutivo nacional, la justicia arbitraran los medios como tendría que ser, ellos definieran en función de la importancia de las causas en qué causas intervienen y en cuáles se espera para intervenir, probablemente el equipo podría haber encontrado muchas cosas en el ex Destacamento de Lomas, que no encontraron porque se llegó cinco años tarde”.

“Obviamente nosotros no somos un grupo que se caracterice por poner todas las fichas en la justicia –continuó Barletta en diálogo con Mucho Palo Noticias– porque sabemos cómo la justicia se maneja, tampoco lo hacemos con el Poder Ejecutivo. Desde el principio, desde el primer día de la desaparición de Luciano nos caracterizamos por buscar la justicia en la calle, manifestándonos, haciendo actividades, marchas, escraches y además en el último tiempo conseguimos que el destacamento que es donde desapareció Luciano nos fuera cedido para trabajar un espacio para la memoria independiente del Estado y de los gobiernos, que tenga independencia política y pueda denunciar todos los casos relacionados con los derechos humanos. En ese sentido, claramente nosotros no estamos definiendo nuestra lucha en función de lo que pase con la justicia, pero le damos mucha importancia porque nos parece que sería reparador que después de tanto tiempo pudiera llegar un juicio, que pudiéramos investigar el paradero de Luciano, saber dónde está, es nuestro derecho, nuestro derecho a saber dónde está, que es lo más grave que le puede pasar a una persona, la desaparición forzada es un delito gravísimo, así que en ese sentido tratamos de equilibrar los cartuchos que tenemos para abocarnos a todo, pero fundamentalmente nos dedicamos a la lucha en la calle, y la justicia es una instancia que tiene que ver con la presión que podamos hacer”.

A través de un comunicado, desde el Centro de Estudios Legales y Sociales señalaron, en concordancia con las palabras de Barletta: “El reconocimiento del caso como desaparición forzada por parte de los tres poderes del Estado implica que se deben garantizar canales idóneos y eficaces para averiguar la verdad de lo sucedido. La aceptación del hábeas corpus constituiría un paso fundamental para esta búsqueda y permitiría establecer un precedente que fije estándares para el tratamiento de casos como éste que implican graves violaciones a los derechos humanos”.

Fuentes: MUCHO PALO NOTICIAS / LA VACA / CELS.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La justicia laboral resolvió que la Dra. Laura Schargrodsky (SAME) debe ser restablecida en el programa PADU

La justicia laboral en el juzgado Nº 59, a cargo de la Jueza Dora Tantis, resolvió el 30 de junio del 2014 en el expediente N°25391/2014,”Schargrodsky Laura c/Dirección General de Sistema de Atención Medica de Emergencia SAME. Ministerio de salud GCBA s/Juicio Sumarísimo: que Laura Schargrodsky debe ser “restablecida en sus funciones en el programa PADU”, por considerar que el cambio de funciones responde a una acción discriminatoria y antisindical vinculada a su actuación gremial y que atenta contra la libertad sindical. Se trata de una medida cautelar, es decir de cumplimiento inmediato, dentro de los cinco días de notificado el Ministerio de Salud” para evitar que la prolongación de un juicio, mediante apelaciones” pueda llevar a que no resulte susceptible la reparación del daño”.

Este es un primer reconocimiento del carácter de la persecución a la compañera Laura Schargrodsky, a la que el gobierno de la CABA también le inició un Sumario por ser uno de los referentes principales del proceso de lucha contra la Resolución 1657 del Ministerio de Salud: que ocasionó el despido de 1500 profesionales que trabajaban hace años con cargos precarizados de suplencias de guardia en el Sistema de Salud de la CABA. En el Sumario la acusan de “haber realizado una asamblea en el SAME” y haber, supuestamente, “dejado entrar” a la Asamblea personal de Salud de otros lugares.

Tanto el avasallamiento de los fueros gremiales de Laura, Presidenta a cargo de la Filial de Médicos Municipales del Hospital Gutiérrez y consejera del Hospital Gutiérrez al Consejo Central de la AMM, el cambio de función en el programa pediátrico del SAME, como el inicio de un Sumario son acciones de presión y persecución por la lucha desarrollada por la compañera, por el Hospital de Niños en su conjunto durante muchos años, y por formar parte de la dirección de la filial del hospital de Niños, opositora a la conducción oficialista de la AMM.

Estas acciones del GCBA forman parte de un plan sistemático de persecución a los trabajadores de la Salud que luchan como los del Htal. Borda, la auditoria del Ministerio de Modernización sobre los profesionales del Htal. Moyano, pretendiendo ser un mensaje aleccionador para todo aquel que salga a enfrentar las medidas de ajuste en salud, las políticas privatizadoras y vaciadoras de lo público del Gobierno de la Ciudad.

La medida cautelar a favor del restablecimiento de Laura Schargrodsky en su función habitual que realizaba desde hace catorce años en los Programas Pediátricos del SAME, es un primer paso en el reconocimiento del carácter de la persecución. Es por ello que exigimos al Ministerio de Salud y al GCBA el cumplimiento inmediato de dicha medida cautelar y el cierre inmediato del Sumario armado por el GCBA y el Ministerio de Salud de la CABA.

Frente a la persecución sufrida por la compañera hemos recolectado 600 firmas exigiendo el restablecimiento de su función, principalmente de trabajadores de la Salud de Hospitales y Centros de salud, docentes y de numerosos pediatras de los programas del SAME.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Producir y consumir a conciencia

Carla Laviuzza - Agustín Martínez (OTRO VIENTO)

Nuestro continente latinoamericano tiene, desde sus orígenes, una cultura genuinamente agrícola producida por campesinos que promueven la seguridad y la soberanía alimentaria. A pesar del avance del neoliberalismo, que pretende hacer desaparecer la cultura campesina e imponer la agricultura industrial como único método aceptable, los campesinos siguen promoviendo la agricultura familiar y luchando contra la artificialización de la agricultura, el monocultivo y la destrucción del medio ambiente.

La Agricultura Familiar es una forma de clasificar la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola gestionada por una familia, incluyendo tanto a hombres como a mujeres. Estas actividades de base familiar desarrolladas en zonas rurales están íntimamente relacionadas con la seguridad y la soberanía alimentaria de los pueblos.

El concepto de Seguridad Alimentaria fue desarrollado en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (1996) como el “derecho de toda persona a tener acceso a alimentos sanos y nutritivos, en consonancia con el derecho a una alimentación apropiada”. Si bien esta definición aporta una punta sobre el tema, no es suficiente. Por este motivo, las organizaciones sociales nucleadas en Vía Campesina problematizaron esta concepción y elaboraron, también en 1996, el término Soberanía Alimentaria como “el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas de producción, distribución y consumo”, que además incluye “el derecho a definir sus propias políticas de producción agrícola local para alimentar a su población, el derecho de los campesinos a producir sus propios alimentos, el derecho de los países a protegerse de las importaciones agrícolas alimentarias de bajos precios (dumping) y la participación de los pueblos en la definición de la política agraria”.

Para la especialista Miryam K. de Gorban, en nuestro país el problema de la seguridad y la soberanía alimentaria “se visibiliza en la concentración de la economía que maneja la producción, la comercialización, el transporte y la exportación de los alimentos. Se suma la extranjerización de la tierra, el aumento en la producción de agrocombustibles y la responsabilidad de estos determinantes en la inflación”. Todo esto, sumado a que el alimento es utilizado como mercancía, se cotiza en bolsa, se compran las cosechas “a futuro” y se desarrolla el monocultivo basado en una “agricultura sin agricultores”. Por este motivo, es necesario repensar el modelo de producción hegemónico instaurado y profundizar otro modelo alternativo, que impulse la economía social, los precios justos y el consumo responsable de los alimentos.

Agroecología: Decir NO a una cultura única

Bajo la bandera del mal llamado progreso, el neoliberalismo promueve una cultura única basada en el consumismo, la dominación y la explotación. Este sistema de producción imperante concentró en pocas empresas transnacionales la producción de semillas y de plaguicidas. Además, controlan la producción y la comercialización y son amparadas por Estados nacionales que no las controlan adecuadamente.

La ingeniera Agrónoma de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Ana María Broccoli, explica que ante la crisis de sustentabilidad de la agricultura industrial, es necesario repensar los métodos de producción para poder abastecer de alimentos a la población. En contraste a la agricultura industrial, se piensa a la agroecología como un modelo que bajo una mirada ecológica, socioeconómica, sociocultural y política reconoce a los agroecosistemas como realidades complejas que mediante varias disciplinas permitan el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, gestionados en horizontalidad, acción colectiva e integrada a las organizaciones y movimientos sociales.

Desde la mirada de Broccoli, pensar un modelo agroecológico sustentable requiere “la construcción de sistemas alimentarios basados en la sustentabilidad de la producción y comercialización, apoyados en movimientos sociales con un alto grado de autonomía, equidad y valorización de la diversidad natural y biocultural”, condiciones que en su conjunto favorecen la soberanía alimentaria.

Producción local

La ciudad de La Plata, así como otras ciudades de la zona, está ubicada dentro del denominado “cordón hortícola bonaerense” donde se encuentran numerosas experiencias de producción familiar. Mediante formas de acción colectiva, se crearon mercados regionales y ferias, donde se visibilizan alianzas entre los productores, con la idea de afrontar la cadena de distribución que los obliga a vender más barato sus productos.

Otro método de acción en conjunto es la creación de cooperativas, que les permite a los productores locales aunar sus cosechas y vender a un precio justo para ellos y para el consumidor. Una de ellas es la Cooperativa de Vinos de la Costa de Berisso, creada hace más de diez años y que hoy está conformada por dieciocho productores. A partir de la organización, la cooperativa nace de un trabajo que hace la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Primero se acercaron los viñateros, con inquietudes sobre cómo recuperar los suelos de Berisso para la producción de vid, luego crearon la cooperativa, que en la zona es reconocida por su producción. Este es un claro ejemplo de cómo la organización colectiva permite afrontar momentos de crisis económica y social.

La ingeniera agrónoma de la UNLP que trabaja con los productores, Silvina Artaza, explica que lo importante de formar parte de una cooperativa es que la gente se une para lograr algo en común. Los viñateros tienen necesidades que de forma personal no los hubieran podido satisfacer. Debido a que se juntaron lograron una bodega, consiguieron financiamiento y eso les permitió crecer.

Juan Carlos Godoy, productor de vino desde el 2003, explica que la tradición de producir vino se estaba perdiendo, consecuencia de la crisis del 2001 en el país. Con la necesidad de trabajar, comenzaron a agruparse varios productores de Berisso y formaron primero una asociación de productores, que apoyados y secundados por los antiguos viñateros de la zona que brindaron sus conocimientos, recuperaron más de 25 hectáreas donde hoy se cultiva vid y ciruelas.

Cruzando la ciudad de La Plata, se llega a la finca de Plácido Aguai, horticultor oriundo de Jujuy, que hace 30 años que vive en nuestra ciudad y trabaja con su familia. Allí alquila cinco hectáreas en la zona de Arana (calle 610 y 137) donde podemos ver hinojos, repollos, alcauciles, verdeo, puerro, entre otras verduras de hoja.

El desafío, cuenta Plácido, es la inserción en el mercado: “Lo mejor sería poder ir al mercado a vender, así no hay pérdida. Aunque los sábados mi mujer, Clara, vende en la feria de Arana”, aclara resignado.

A los productores les cuesta muchísimo poder vender a un precio justo para ellos y para los consumidores. Por eso, lo ideal es la creación de ferias locales que promuevan el circuito directo productor-consumidor y no las cadenas de distribución y comercialización impersonales y especulativas que impiden visualizar los actores principales.

Cuando el Estado se hace presente

Con la creación de organismos dedicados a la Agricultura Familiar, como el Instituto para la Pequeña Agricultura Familiar (IPAF-INTA) y el acompañamiento de Universidades, se comenzaron a impulsar experiencias de producción agroecológica que beneficiaron la creación de ferias francas y ferias de semillas. Aunque las iniciativas son gestionadas básicamente por movimientos sociales y organizaciones obreras y campesinas, estos espacios nacen como herramienta de resistencia ante la exclusión social. Además, buscan generar organización, con el objetivo de potenciar la producción local y regional.

Un ejemplo de ello es la feria Manos de la Tierra, impulsada desde la Facultad de Agronomía de la UNLP, que todos los miércoles en la entrada de la Facultad despliega una cantidad de productos variados, naturales y accesibles. Los productores familiares de las ferias aportan a la creación de la economía social y solidaria, construyendo, además, un consumidor responsable que sepa a qué sectores socioeconómicos está aportando.

La transformación de los problemas abordados anteriormente está relacionada a la capacidad que como sociedad debemos afrontar: generar otros modelos de producción que permitan un mayor equilibrio entre territorios y poblaciones y sobre todo preserven la calidad del planeta, que es lo único que nos queda.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.