miércoles, 16 de julio de 2014

No basta con el discurso para hacer el socialismo

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info).

Al proponerse la posibilidad inexorable de construir un nuevo tipo de sociedad bajo los ideales del socialismo revolucionario, capaz de trascender y de eliminar la lógica capitalista, se suele confundir que sólo bastaría con el discurso y el logro hegemónico de los diferentes niveles de gobierno, olvidándose (o ignorándose) la mayoría de las veces que a todo cambio social debe corresponder, igualmente, un cambio político de envergadura que, básicamente, se sustente en la participación y en el protagonismo populares. De otro modo, se correría el riesgo que todo lo hecho en función de promover y de conquistar realmente espacios de participación y de protagonismo de los sectores populares que prefiguren la transformación radical de la sociedad vigente -dominada por la lógica del capital-, se perdería en manos de una dirigencia político-económica de corte corporativo, tal como sucede en Estados Unidos, amparada en la dispersión y en la carencia de un mayor nivel de conciencia revolucionaria del pueblo que gobiernan. En tal sentido, se requiere ser perspicaces y en no caer en lugares comunes que, en vez de dilucidar las cosas, producen una mayor confusión, sobre todo, cuando se apela a lo que debe ser el poder revolucionario, el Estado de carácter socialista y el sistema económico que acompañe a ambos elementos y sirva para reemplazar al capitalismo como tal.

El meollo de esta situación que, a la luz de la historia, se hace perpetua, como parte de un fatalismo difícil de superar y conjurar, decepcionando a muchos, está en la puesta en discusión de lo que esté plasmado en el programa revolucionario que se adopte y lo que se esté ejecutando para hacerlo una realidad palpable y, por supuesto, cotidiana. Eludir tal discusión no contribuirá, en modo alguno, en alejar las inconsistencias, las debilidades, las contradicciones y las amenazas que estén acechando, en cualquier momento, a toda revolución socialista en marcha. Al hacerlo de este último modo, quienes se arroguen la condición de vanguardia se ubicarían en el mismo papel que el de los sectores dominantes tradicionales, por lo cual estarían perdiendo –desde ya- una gran cuota de legitimidad entre aquellos que dirigen, abriéndole puertas a la reacción.

A la par de semejante debate, es insoslayable que exista una pluraridad de sujetos históricos organizados que converjan en el diseño, control, ejecución y revisión de un programa revolucionario con bases en común. Como lo apuntara Miguel Mazzeo en su libro ¿Qué (no) hacer? Apuntes para una crítica de los regímenes emancipatorios, “las nuevas condiciones exigen formas originales de intervención política que den cuenta de la diversidad y del carácter plural de los nuevos sujetos (de la clase)”. Habría, por consiguiente, que estimular una vinculación dialéctica, concretando de forma simultánea tanto el cambio político revolucionario como el cambio social revolucionario; esto le daría consistencia y plena vigencia al desarrollo y la consolidación de toda revolución que se proclame socialista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Las “comisiones femeninas” un aporte a la organización de la clase obrera: La perspectiva revolucionaria (Parte I)

Ester Kandel (especial para ARGENPRESS.info)

El gremio textil fue mayoritariamente femenino y se registran denuncias sobre las deficientes condiciones laborales y sus efectos en la salud, desde principios de siglo XX, canalizadas a través de los informes de la Inspectora de fábricas de la Ciudad de Buenos Aires, primero y luego desde el Departamento Nacional del Trabajo, Gabriela Laperriére de Coni. (1)

Asimismo fueron reiteradas las denuncias realizadas por la Comité Pro-reglamentación del trabajo de mujeres y menores, a través del Control obrero en el período que rigió la Ley Nº 5291. (2)

Los reclamos por igual salario por igual trabajo y los pedidos de días retribuidos en los días correspondientes al pre y pos-parto y las 8 horas de trabajo se remontan a fines del siglo XIX. Así se testimonian en los reclamos realizados en 1890, 1907, 1908, 1910, 1919. (3)

Con acierto A. Kollontay (1974), relata las ideas y tareas esbozadas en el Primer Congreso de las Trabajadoras, los días 16-21 de noviembre de 1918 con la participación de Lenin:

En todos los países del mundo, las mujeres han luchado y luchan por sus derechos, chocando con una fuerte resistencia y una rotunda oposición de sus propios gobiernos burgueses. Las mujeres han luchado en muchos países de una manera heroica por sus derechos; pero a pesar de todo, en ninguna parte del mundo han podido lograr lo que toda mujer goza de una manera natural en cualquiera de las repúblicas soviéticas. Una particularidad de la Unión Soviética consiste en que no son las mujeres quienes exigen del gobierno el derecho al trabajo, la enseñanza y la protección de la maternidad, sino que es el propio gobierno el que las incorpora a todas las esferas laborales a las que las mujeres no tienen el menor acceso en la mayoría de los países burgueses y, además, protege los intereses de la mujer como madre. Estos planteamientos figuran en la Constitución Soviética. El mundo no había conocido hasta entonces nada semejante. p.372

Las palabras de Lenin (1921) con motivo del Día internacional de la mujer trabajadora (3), apuntaban en esa dirección. En nuestro país tuvieron eco y es así que las medidas organizativas implementada en el movimiento obrero por el Partido Comunista, tenían un profundo sentido político.

En nuestro país, también existen registros de participación en protestas de mujeres, aunque siempre dentro de los límites que les imponía sus condiciones de vida en las que se tenían que hacer cargo de la doble jornada laboral (remunerada y no remunerada) y de una cultura que descalificaba dicha práctica. (4)

Un papel importante jugó la iniciativa de implementar el control obrero por parte del Comité Pro-Reglamentación de la ley de trabajo de mujeres y menores (5291). (5)

Sin embargo, debemos reconocer que fue una acción dirigida desde afuera sin dar lugar a la organización de trabajadores y trabajadoras en el lugar de trabajo pues como señala María Cristina Torti (6) sobre el Partido Socialista, y su modo de operar en el movimiento obrero, citando a Juan B. Justo (7):

El partido socialista no debe inmiscuirse en la organización gremial. Colectivamente sólo puede y debe servirla desde afuera, en cuanto a las leyes, el gobierno y la administración pública atañen a la organización gremial.

Las mujeres en el gremio textil

Existen numerosos documentos que hacen referencia a distintos aspectos de la participación de las mujeres en el gremio textil, mencionados como parte de otros análisis. En este texto ubicaremos la participación de las mujeres en el contexto nacional e internacional donde primaba la perspectiva revolucionaria.

Lo nuevo, en la década de 1930, fue la participación gremial de las mujeres, a través de comisiones especiales. Esta participación no fue espontánea, sino parte de una orientación nacional e internacional de los comunistas.

Asimismo, cabe señalar en la industrial textil el gremio estaba dirigido por los socialistas y como señala H. Camarero:

El P.C. tuvo una competencia efectiva y debió librar una confrontación en la que no obtuvo una ventaja decisiva durante los años veinte. (…) A pesar de la competencia, el P.C. emergió en los años treinta como codirección de ambos gremios (sastres). (…) Tuvo el control de la dirección del gremio desde mediados de 1926, cuando llegó a nuclear un millar de adherentes. (…)

Se produjeron otros conflictos en relación a la USA y a la división interna del partido, motivo por el cual por un período perdió la dirección del gremio.

Se promovía la incorporación a los gremios, aunque con distintas orientaciones políticas, una de frente único, con la consigna: ¡Por la unidad sindical, por la organización, por la conquista de mejoras! En el año 1929 hubo un cambio, hacia “una concepción extremadamente sectaria: todo el esfuerzo del P.C. comenzó a girar en torno al planteo de constituir sindicatos clasistas y revolucionarios, que se fueron agrupando en el Comité de Unidad Sindical Clasista (CUSC), existente hasta 1935”.

En 1935 en consonancia con la internacional comunista empezó a definir el frente popular, con excepción del período neutralista (1939-1941) (8) con un programa antifascista, cristalizada en la Unión Democrática.

Aprendiendo de los bolcheviques

Eran épocas que conmovían al mundo y las perspectivas revolucionarias se articulaban con las necesidades internas y la incorporación de las mujeres a la lucha, era un objetivo a lograr. Para comprender la profundidad del tema que hasta la actualidad perduran debates en torno al sentido del trabajo con las mujeres en los sindicatos, ofrecemos parte de la experiencia de los bolcheviques.

La idea de la incorporación de las mujeres a la lucha, no fueron meras declaraciones, sino que fueron posteriores a intensos debates en 1917, previo a la toma del poder, tal como lo relata en sus memorias Alejandra Kollontay (9). El extenso intercambio de ideas debates sobre la necesidad de una organización especial u órgano responsable que plantee el tema de la carestía, entre Lenin, Nadiezhda Konstantinovna y luego con otras militantes, se puede resumir en estas cuestiones centrales:

Dada las resistencias, Lenin le encomendó a A. Kollontay que continuara con su experiencia:
- conquistar a las madres y esposas de los soldados y que lean Okopnaya Pravda;
- dirigir el movimiento de las lavanderas de una empresa privada por mayores salarios, reglamentación de la jornada de trabajo y municipalización de las lavanderías. Con la militante bolchevique Sajarova organizan mítines en toda la ciudad, en las que se describen las terribles condiciones de trabajo: piernas hinchadas, reumatismo, invalidez en la flor de la vida, inaguantables salarios de hambre. En los mítines se aprueban resoluciones bolcheviques sobre la guerra, los Soviets y los traidores-conciliadores
- Sugerencia de Lenin: “Sepa usted separar a los elementos pequeñoburgueses de las obreras y esposas de proletarios y apoyarse en éstas. Tras ellas irán las demás”.
- Si, Lenin tiene razón; las mujeres odian la guerra imperialista, particularmente las obreras fabriles. Se forman dos campos: las igualistarias-defensistas burguesas están con el gobierno provisional por la guerra hasta la victoria de la Entente (…);
- llamamiento a las trabajadoras contra la carestía en el mes de mayo de 1917;
- manifestación de las mujeres trabajadoras contra la guerra, bajo la bandera del internacionalismo y con la participación de camaradas extranjeras;
- resolución aprobada por el congreso de los sindicatos sobre la protección y reglamentación del trabajo de la mujer y el seguro de maternidad, a base de un informe mío, en el que había utilizado tesis de mi libro La sociedad y la maternidad.
- fundamentos: todo esto eran jalones para la actividad futura del partido entre las mujeres trabajadoras, encaminada a atraerlas a la política y elevar su conciencia, pero también planteaba ante el propio partido y en el futuro, ante el poder de los soviets, problemas referentes a las necesidades específicas de las mujeres…(276-279).

Desde octubre de 1917, estas propuestas se transformaron en organización y formación de millones de mujeres, organizando la protección de la maternidad.

Por aquella época, las trabajadoras apenas tenían actividad en los Soviets. Pero, desde los primeros días del poder soviético, supieron aportar a la labor de los Soviets una viva creatividad para aliviar a las mujeres del peso de la maternidad. Las medidas de protección y asistencia a la maternidad eran aplicadas, en los primeros meses del poder soviético, por los Comisariados del pueblo: el de Auxilio Estatal y el de Trabajo. (…)

El poder soviético fue el primer poder del mundo que reconoció oficialmente, legislativamente, la maternidad como función social de la mujer, y partiendo del hecho de que en una república trabajadora, siempre recaerá sobre la mujer una especie de obligación laboral, respecto de la sociedad, enfocó desde este nuevo punto de vista la solución del problema la asistencia a la maternidad. (p-.353-354).

En otoño de 1918, el partido envió a un grupo de militantes bolcheviques a distintos lugares para trabajar entre las mujeres. (…)

El grupo de iniciativa de mujeres bolcheviques -unas 20 ó 25 en total- del que, entre otras, formábamos parte Nadiezhda Konstantinovna, Inessa Armand y yo, redactó informes y resoluciones sobre distintos puntos. A mi me correspondió redactar un informe y una resolución sobre los métodos de trabajo entre las mujeres y la organización de un aparato adecuado dentro del partido, es decir, organización de las secciones femeninas. Esta resolución fue aprobada por nuestro congreso y sirvió de base, durante diez años, para la actividad y el trabajo de las secciones femeninas en el partido; además, fue aprobada en la II Conferencia Internacional de Mujeres Comunistas, celebrada en 1921, como línea maestra de la labor de todos los partidos que constituían la Internacional comunista. P.373

En nuestro país en diciembre de 1922, el Partido Comunista creó la Comisión Central Femenina cuyas principales figuras fueron la emigrada rusa Ida Bondareff, Angélica Mendoza e Itala Mari de Codovila. (10)

Estas experiencias internacionales se recogen y sirven para abordar el movimiento de masas en nuestro país y como se expresa en el siguiente documento:

Otro de los problemas a tratar, planteándose ha sido el problema de la organización de la juventud y de la mujer textil, planteándose la incorporación de los mismos en todos los organismos de dirección, desde las comisiones internas hasta la Comisión directiva a la vez que se organicen comisiones especiales de jóvenes y mujeres en la lucha por incorporar a la actividad diaria del sindicato la defensa de esas reivindicaciones específicas y para impulsar la elevación moral, cultural, física y técnicas de los mismos. (11)

Los nombres de Dora Genkin (12), Blondina Lorenzo, Gregoria Pereyra y Alba Tamargo, entre otros, resuenan como unas de las protagonistas en las numerosas luchas desplegadas por aumentos salariales, la jornada de 6 horas por la insalubridad de la tarea realizada y el seguro por maternidad.

Digan ustedes que a uno de nuestros patrones, el señor Fonteche Morales, le gusta mucho participar en distintas actividades de beneficio social. Es miembro del Museo Social Argentino, y desde ahí ha hablado muchas veces de la necesidad de proteger la salud de nuestro pueblo. Sin embargo, en su fábrica quiere que los obreros de la sección cardas trabajen ocho horas, aspirando un polvo terrible. Además pretende que se conformen con cuatro pesos diarios. Es decir, que parece que no le importa que se conviertan todos en tuberculosos. (13)

Algunas características generales de la década de 1930

El contexto económico argentino funcionaba a través de oscilantes ciclos económicos que se desarrollaban de acuerdo a las exportaciones y el ingreso de capitales. Julio Godio (2000), agrega: El proceso de sustitución de importaciones iniciado en la década del treinta se opera inicialmente sobre los rubros de importación que incidían fuertemente sobre la balanza comercial. Entre el quinquenio 1925-1929 las importaciones textiles y de vestimenta representaban el 22,4% de las importaciones totales (…)

El proceso de industrialización encontró condiciones favorables en el proteccionismo y en la demanda interna disponible (…) Dado que el intervencionismo estatal no se planteó encontrar recursos en el recorte de la renta agraria, fueron las inversiones extranjeras directas, principalmente norteamericanas, las que tomaron la iniciativa.

En este contexto se incorporan cientos de trabajadores y trabajadoras a la industria, muchos provenientes del sector rural, de sectores populares urbanos y se comienza a reconvertir la mano de obra de las industrias tradicionales.

Estas modificaciones se reflejan en la actividad sindical:

La localización de cientos de miles de trabajadores en el subsistema industrial en expansión alienta la acción sindical reivindicativa, al tiempo que se va conformando en estos trabajadores actitudes favorables a la protección y estímulo de actividades productivas que, al tiempo que aumenta los niveles de ocupación favorecen la autonomía nacional. Este último hecho explica a grandes rasgos las posturas nacionalistas (…)

La reivindicación por igual salario por igual trabajo y la protección a la maternidad fue un reclamo muy sentido por trabajadores y trabajadoras. Los documentos que citaremos, lo avalan.

Es necesario diferenciar la participación de las mujeres por la forma y el contenido durante la década, donde se observa una desproporción entre las numerosas obreras y el género de los dirigentes.

Según la investigadora Mirta Lobato (2007), centrado su estudio en Berisso: La Unión Obrera Textil constituyó comisiones femeninas pero el grado de movilización alcanzado fue parcial, incluida la hilandería de Berisso. Sin embargo se produjeron numerosos actos de protestas en la ciudad de Buenos Aires ante los despidos y reducciones salariales que siguieron a la crisis económica y política de 1930.

Esta desproporción y la representación y subordinación fueron reconocidas en un gremio donde el setenta por ciento eran mujeres y jóvenes y transformados en reclamos y propuesta para su integración al gremio, tanto por varones y mujeres.

“El Obrero Textil”, una fuente directa

“El Obrero Textil” una publicación del sindicato es una fuente directa que refleja los problemas que se planteaban en la década sobre los derechos de la mujer que trabaja y la necesidad de protección de la maternidad, de organizarse y por la liberación de la mujer y la revolución proletaria.

La selección de textos de publicaciones en las décadas 1930-1940, realizadas por María del Carmen Arnaiz y Patricia Chomnalez (1992) son una contribución importante pues abarca una diversidad de temas: los derechos de la mujer que trabaja, sobre el rol instituido de la mujer, la protección de la maternidad, la desigualdad salarial, denuncias sobre condiciones de trabajo, invitación a la participación gremial, solidaridad con la guerra civil española. Citaremos a continuación algunos párrafos:

El obrero textil, Nº 11, 1º de mayo de 1936, Reglamentose la ley de protección a la madre empleada u obrera. Publicación del texto.

Los tres aspectos fundamentales o básicos de la reglamentación del Poder ejecutivo son la formación del fondo de seguro, prestación de la asistencia del parto y prestación de subsidios en efectivo

El obrero textil, Nº 12, octubre de 1936, Defenderá la ley de protección a las madres obreras la C. G. del Trabajo. (…) en vista la campaña patronal tendiente a anularla, resolvió designar una comisión especial que tuviera a su cargo el estudio de la misma y su defensa. (…)

La comisión entiende que ésta resolución contempla el criterio sustentado por la gran mayoría de las obreras organizadas y en consecuencia ha dispuesto comenzar una campaña de agitación preparatoria de un gran acto público en el que se pondría de manifiesto ese deseo de las mismas. (…)

El obrero textil, Nº 30, noviembre de 1939, Los derechos de la mujer que trabaja, firmada por El Sol: Todavía es una aspiración lo resuelto en Washington en 1919: “A igual trabajo que el hombre, igual remuneración”. ¿Debe trabajar la mujer? Debe quedarse en la casa? He aquí dos preguntas en torno a las cuales han girado hasta ahora y gira todavía la tan debatida cuestión femenina. El problema no lo han resuelto los teorizadores, lo ha resuelto la realidad. (…)

El trabajo femenino según las épocas (…) Serían la máquina y el progreso técnico y no las prédicas feministas, los que sacarían a la mujer de su casa para comenzar así la igualación de los sexos, aunque al principio se acentuara la desigualdad de derechos. Se marchó poco a poco a una igualdad de deberes, pero a una igualdad de derechos. (…) La mujer, como semi esclava , queda relegada a los trabajos más duros del campo y de la industria textil, entroncada más que cualquier otra con el artesanado. Eso sucede en las clases pobres, porque en las clases altas la igualdad de mujer con el hombre se extiende rápidamente.

Este texto se completa con las referencias a la sanción de la Ley 11.357 (1926) que establece igualdad jurídica y económica de la mujer casada, su capacidad civil y al logro con la sanción de la Ley Nº 11933 (1933) y la concreción de la Caja de Maternidad (1936) para garantizar sus disposiciones. El derecho a la felicidad se contrapone con Frente al dolor de las trabajadoras a domicilio con jornadas agotadoras de jóvenes que ven resentida su salud, “envejecida en plena juventud”

El obrero textil Nº 22, junio de 1938 - La obrera textil debe organizarse, firmada por Flora: A través de numerosos llamados de distintas formas hemos tratado de atraer a la mujer textil hacia la organización para así poder elevar el nivel de vida. (…) Es necesario que este llamado sea escuchado y comprendido por todas las mujeres del gremio y colaboren con la comisión femenina del sindicato para poder cumplir con tal elevada misión.

El obrero textil, Nº23, julio de 1938, El trabajo a domicilio en la industria textil: la ley 10.505 de trabajo a domicilio no se aplica en ninguna parte ya que no existe aún tarifa de salarios, para estas obreras en el D.N. del trabajo.

José Feikes, autor de la nota apela a la organización para lograr la reglamentación del trabajo y la fijación de salarios dignos tanto para obreros como para “fasoniers”. (14)

Sobre este tema publicamos el artículo Argentina: Precariedad laboral en el Centenario (15) y veinte años después, continúa la misma situación:

El trabajo a domicilio - sastres y costureras

Sweating system: sistema de hacer sudar al prójimo o pressurage et la vie sans fin, prensadura como lo llamaban los franceses.

El desarrollo desigual de nuestro país era evidente en la época del centenario: por un lado la oligarquía agroexportadora y los nuevos emprendimientos industriales y por el otro una clase obrera que luchaba cotidianamente por mejores condiciones de vida.

A los reclamos por salarios y mejores condiciones de vida (vivienda, edificios escolares, etc.) para las que se organizaron innumerables protestas (1), agregaban las denuncias y propuestas sobre del trabajo a domicilio. (…)

En 1918 se sancionó la Ley 10505 sobre talleres formados por familias o extraños, escuelas e institutos de beneficencia que trabajaran para casas de comercio o establecimientos industriales. Su aplicación se extendía al orden nacional.

Al año siguiente se inicia un conflicto en la tienda Gath y Chavés y otras 20 casas de confección y se mantiene por cuatro meses, desde abril hasta julio.

Los reclamos prioritarios eran el salarial, y por las 8 horas de trabajo, descanso dominical, libreta de control para el trabajo a domicilio, control del sindicato de los puestos de trabajo, no obligación de hacer horas extras. (…)

La alianza de los parlamentarios con los representantes de los empresarios, preocupados por la rentabilidad y la competitividad en el mercado nacional e internacional, hacían demorar el tratamiento de la cuestión obrera.

El obrero textil, Nº 28, agosto de 1939: ¿Puede la mujer impedir una próxima guerra?

(…) No hay que permanecer inactivas, inmediatamente debe iniciarse un intercambio entre todas las mujeres del mundo para llegar a un mutuo acuerdo sobre la forma más positiva de impedir la lucha entre los pueblos.

Bandera Roja, Nº 17, 17 de abril de 1932, Nos escriben los obreros- Nos escribe una obrerita

En la fábrica textil de la calle Darragueira, Bánfield, sufrimos una explotación cobarde. Hace un año, aprovechando el estado de sitio y la falta de organización, nos rebajaron el ya mísero salario; ahora quieren rebajajarlos de nuevo. Trabajamos 9 horas y no llegamos a ganar más que pesos 25 por quincenca; además por cualquier cosa nos cargan 0,50 o 1 de multa, si llueve o faltamos, o si hablamos durante el trabajo, nos suspenden. (…)

El obrero textil, Nº 8, agosto de 1934- Las mujeres textiles y la organización gremial

Lenin decía que para afianzar la revolución social había que hacer de cada mujer una dirigente del Estado, nosotros sin dejar de desear que la mujer se capacite para la función de dirigente del Estado, nos sentiríamos satisfechos si consiguiéramos que cada mujer que trabaje sea una obrera organizada en su sindicato y tuviera capacidad de defenderse frente a la explotación de que víctima por parte de los capitalistas. (…) firmado B.D.

El obrero textil, Nº 12, octubre de 1936 -Es una necesidad el mejoramiento del trabajo textil. A las autoridades y a la opinión pública

Carta dirgida por Basilio Dimópulo: (…) Es necesario que sepa en que condiciones traban las millares de mujeres y menores que llenan en un 70%, los establecimientos textiles. (…)

El obrero textil, Nº 16, junio de 1937 - La obrera textil tiene un lugar en el sindicato

Llamado de un llamado de Flora, trabajadora textil a sus compañeras (…) Tenemos legislado un buen seguro de maternidad por la ley Palacios, pero nuestras pagas son tan magros que sacar de nuestro sueldo cualquier suma es un dolor que sentimos en nuestra casa y debemos querer su reforma y apoyar la campaña que la Unión Obrera Textil empezó hace algunos meses alrededor de esta ley. (…).

El obrero textil, Nº 21, mayo de 1938 - A la mujer obrera textil

Para miles y miles de mujeres obreras de la “Grafa”, “Sudamtex”, “Argentina de Alpargatas”, “Algodonera Argentina”, “Del Sel” y de todas las fábricas textiles en el día 1º de Mayo.

1º de mayo, fecha de la clase obrera del mundo. Día consagrado para exteriorizar el clamor hacia una vida digna y feliz. Día de afán para el proletariado del mundo en su lucha por la elevación moral y material de toda la humanidad.

A modo de síntesis, lo nuevo en estas publicaciones es que los diversas inquietudes y debates llegaban a la mayoría de las trabajadoras y trabajadores, sintiéndose parte de la clase obrera ¿Cuál era la realidad que se les imponía? La necesidad de sostenerse individualmente o en familia y la cruda realidad de la explotación y la doble opresión. La experiencia de lucha contra la rapacidad de los empresarios en connivencia con el Estado y la satisfacción por el logro obtenido con la reglamentación de la ley 11.933 de protección a la madre obrera.

Las publicaciones también dan cuenta del peso de la cultura sobre el deber instituido para cumplir con la maternidad y las tareas domésticas, resistiendo la participación en actividades gremiales, la pertenencia a una organización con compromisos sociales y políticos, les permitió expresarse sobre diversos temas, como la oposición al fascismo y conmemorar el 1º de Mayo.

Las leyes protectorias del trabajo, no fueron comprendidas por el movimiento de mujeres. Existieron posiciones polémicas con feministas de la burguesía que desde principio del siglo XX debatían sobre el rol de las mujeres, en nuestro país y en Europa. Las desarrollaremos próximamente, ya que continúan actualmente en las interpretaciones de muchas académicas

El poder del Estado sobre el cuerpo de las mujeres,, también, amerita continuar con el tema, ya que todavía soportamos esta situación.

Ester Kandel es Magister de la UBA en Ciencias Sociales del Trabajo.

Notas:
1) Citados por Ester Kandel, División sexual del trabajo – Ayer y hoy – Una aproximación al tema, Dunken, 2006.
2) Kandel, Ester, El control obrero – 1908. El Comité Pro-reglamentación del trabajo de mujeres y meno-res(5291, en la Clase obrera y el Centenario- 1910- CTA, 2011 y Muestra Gráfica en link Biblioteca de www.agenciacta.org.ar
3) Kandel, Ester, Este y aquel 8 de marzo, Día Internacional de la mujer trabajadora, Argenpress. 31 de enero de 2013.
Kandel, Ester, 8 de marzo - Día Internacional de la Mujer Trabajadora, Argenpress, miércoles, 26 de febrero de 2014.
Kandel, Ester 8 de Marzo - Como hace 100 años: Día internacional de la mujer trabajadora, miércoles 24 de febrero de 2010.
4) La mitad del género humano es femenina y sufre bajo el capitalismo una doble opresión. La obrera y la campe-sina se hallan oprimidas por el capital y además, incluso en las repúblicas democráticas y burguesas, carecen en primer lugar de plenitud de derechos , pues la ley no les concede la igualdad con el hombre; en segundo lugar –y esto es lo principal- no salen del estado de “esclavitud doméstica”, siguen siendo “esclavas domésticas,”, abru-madas por el trabajo de la cocina, el más mezquino , oscuro y rudo, el que más embrutece y en general, por el aislamiento de la economía familiar. (…) El poder soviético liquidó la desigualdad particularmente odiosa, mise-rable e hipócrita en el derecho matrimonial y familiar, la desigualdad en lo que se refiere a los hijos. Esto es sólo el primer paso para la emancipación de la mujer. Pero ninguna república burguesa, ni la más democrática, se atreve a darlo y no lo hizo por miedo al “sagrado derecho de la propiedad.
5) Kandel, Ester, op. Cit. dirigido por los socialistas en el año 1908, dentro de su marco conceptual, sobre las relaciones laborales y sobre el trabajo de mujeres y niños. No fue un hecho aislado, sino parte de una realidad compleja, que a los fines del análisis la hemos desgajado en temas y sub-temas con el objetivo de abordar tres cuestiones principales:
• las infracciones verificadas en la aplicación de la ley,
• los órganos de aplicación , Departamento Nacional de Trabajo, la policía, el Minis-terio de Educación y el Departamento de higiene
• la gestión de un aparato estatal que permitía la explotación de una clase sobre otra.
A pesar de la información cotidiana del diario La Vanguardia, sobre las infracciones que damos a conocer, de la visibilidad del problema, nos llamó la atención su invisibilidad en los historiadores e historiadoras del movi-miento obrero, tanto de los protagonistas como los del ámbito académico.
6) Luego se transformó en comité Pro – reglamentación del trabajo.
7) Citada por Hernán Camarero, A la conquista de la clase obrera –Los comunistas y el mundo del trabajo en la Argentina, 1920-1935,Siglo Veintiuno, 2007
8) Juan B. Justo, La realización del socialismo, en obras completas, t. VI, Buenos Aires, La Vanguardia, 1947.
9) Pacto germano-soviético.
10) A. K. fue dirigente de la primera revolución socialista ocupando el cargo de Comisario del Pueblo.
11) Según su sobrina Ana María: Mi tía Itala, hermana de mi mamá, llegó a la Argentina con todos sus herma-nos, hermanas y sus padres, por dificultades familiares y de época. Su hermana mayor, llamada Nelí, así lo pronunciaban, estaba casada con un artesano, Elías Ciccioli, que fabricaba chinelas bordadas, y en su taller, instalado en su casa de Villa Ortúzar, se reunían algunos inmigrantes combativos que comenzaron con el anar-quismo, y siguieron su camino hacia el comunismo. En las dificultades con que llegó la familia, tanto Ïtala como otras de sus hermanas trabajaban de planchadoras en tintorerías, y almorzaba un huevo, que se lo compraba cachado porque era más barato. Entre los amigos que se reunían en el taller, estaba Victorio, y allí la conoció a Itala sirviendo el café a los correligionarios, en lugar de mi tía Nelí, como era lo habitual. Su presencia lo impac-tó y al poco tiempo comenzaron su relación amorosa y política, ya que ella lo acompañó siempre, tanto en la Argentina, como en España durante la guerra civil, donde corrió muchos riesgos realizando tareas por supuesto clandestinas, y durante toda su vida. No tuvo hijos, pero sí sobrinas, mis dos hermanas y yo, y la hija de Elías y Nelí, que vivimos en familias con los mismos ideales.
12) Conferencia comunista textil (1937), citado por Diego Ceruso en Comisiones internas de fábrica, Pimsa- Dia-lektik, 2010.
13) Se incorporó a la industria textil en 1916. la primera fábrica que trabajó fue ETAM, en la sección confecciones y luego ingresó a la industria textil. Realizaba un trabajo calificado y ganaba más que el marido, ella ganaba $40 pesos diarios y él $ 8. Esta diferencia la señala en la entrevista que le realizó Edgardo Bilsky en un texto publi-cado De la unión obrera textil a la Asociación Obrera Textil(Cedinci).Organizó a 500 mujeres de las sección tejeduría en el año 1936. Es despedida después de un paro pero luego volvió a incorporase. Su familia de origen eran de Ucrania, eran militantes y participaron en la Revolución de 1905. En nuestro país, su madre ayudaba en el Socorro Rojo Internacional. “El riesgo de afiliarse al sindicato, era perder el empleo. Los textiles no estaban afincados en las grandes empresas, las grandes echaban enseguida. Su fábrica fue la primera que tuvo reconocimiento del sindicato. No tuvo cargos porque su marido era el secretario del gremio, Michellon. Fue secretaria de la Comisión Femenina. La relación entre comunistas y socialistas estaba prendida con alfileres. En 1937 los comunistas logran la dirección del gremio.
14) “nadie nos quitará el triunfo dice una linda obrera”, La Hora, 16/1/40 p.5, citado por D. Ceruso.
15) Era muy común en la industria textil ser "fasocier" (con c con cedilla). Era gente que era dueña de alguna/s máquinas textiles y trabajaba para quienes le proveían hilado de su propiedad y pagaban por el trabajo, eran los facconiers principalmente de Villa Lynch.
16) Argenpress, 2010.

Bibliografía:
- Arnaiz, Carmen - Chomnalez, Patricia, Mujeres que trabajan (1930-1940), Centro Editor de América Latina, 1992.
- Camarero, Hernán, A la conquista de la clase obrera - Los comunistas y el mundo del trabajo en la Argentina, 1920 - 1935. Siglo Veintiuno, Editorial Iberoamericana, 2007.
- Ceruso, Diego, Comisiones internas de fábrica, Comisiones internas de fábrica, Pimsa- Dialektik, 2010.
- Godio, Julio, Historia del movimiento obrero, Corregidor, 2000.
- Kollontay, Alejandra, Memorias, Edición en castellano Editorial Debate, Madrid, 1979.
- Lenin, V.I., Día Internacional de la obrera, 8 de marzo de 1918, Obras Completas, t.32, Editorial Cartago, 1960
- Lobato, Mirta Zaida, Historia de la trabajadoras en la Argentina (1869-1960). Edhasa, 2007.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Eduardo Lucita: qué hacer con los fondos buitres

LA RETAGUARDIA

En una charla organizada por Resumen Latinoamericano en el Bar La Diginidad (Aguirre 29, CABA) convocó a Eduardo Lucita y Claudio Katz de los Economistas de Izquierda (E.D.I.)* y a Emanuel Alvarez, del Movimiento Popular La Dignidad el pasado 27 de Junio de 2014, se debatió sobre las distintas alternativas y perspectivas respecto a los pagos que debe realizar Argentina y la deuda externa en general. Compartimos la transcripción de lo expuesto por Eduardo Lucita, en una cobertura especial de Luis Angió.

Introducción

Creo que en momentos como estos, en que las patronales y el Estado aprovechan la debilidad, la incertidumbre que la crisis genera al interior de las filas obreras y de los sectores populares, el triunfo de la Carpa Villera retempla el ánimo y permite mirar el futuro con mayores esperanzas, con mayor capacidad de resistencia y al Movimiento Popular La Dignidad, que sigan los éxitos.

El tema de los fondos buitres es complejo, que se puede enfocar de distintas maneras. Unos amenazan con el apocalipsis, otros plantean la necesidad de la negociación, se abre un campo de incertidumbre. Porque si uno va viendo los movimientos de estos días, es un verdadero juego de ajedrez: el Gobierno mueve una pieza, Griesa responde con otra pieza; y estamos en esa cuestión que no genera ningún tipo de certezas, sino de incertidumbre por el futuro.

Cuál es el panorama actual

Desde los Economistas de Izquierda (E.D.I.) hace ya casi dos años cuando fue el primer fallo de Griesa dijimos que esto no es otra cosa que el resultado de que, administración tras administración de Gobierno, desde la salida de la dictadura, se negaron a investigar la crisis, se negaron a auditarla, se negaron a distinguir lo legítimo de lo ilegítimo y actuar en consecuencia.

Es cierto que últimamente en este período se escuchan voces: “Bueno, después de tanto canje y recontracanje, no hay posibilidades de investigar nada”. Esta afirmación no se puede definir si es tal hasta tanto no se investigue. A lo mejor se investiga y se llega a la conclusión de que no se puede investigar, pero al menos quedaría claro quiénes fueron los responsables de aquí y de afuera que hicieron semejante negociado.

Si esto pudiera ser cierto para los bonos reestructurados, es absolutamente inocuo y falso para la deuda con el Club de París, que, en primer lugar, es una deuda de Estado a Estados. Y, en segundo lugar, es una deuda que nunca fue reestructurada, porque no admite reestructuración. Fue refinanciada, pero el curso de esa deuda —está muy clarito— se puede investigar.

Hay por lo menos tres aspectos. Uno de ellos es la famosa deuda de una empresa, Cogasco, distribuidora del gas del oeste. Tomó un préstamo de 900 y pico de millones de dólares y solo entraron al país 200 y pico. ¿Qué pasó con la diferencia? Nadie sabe dónde está lo que falta.

Otro aspecto es que al momento de la crisis de 2001 la deuda en el Club de París, tomada por la dictadura militar, era de 1800 millones de dólares. Si a eso se le suman los intereses de estos diez años más los intereses punitorios, ahí se llega a la cifra que hay que repudiar. Porque eso entra en la jurisprudencia internacional que considera deuda odiosa, que ya se aplicó en 1800 y tantos en la disputa de Estados Unidos y España por Filipinas y se acaba de aplicar años atrás en el caso de Irak.

Acá es perfectamente aplicable, porque deuda odiosa es cuando un régimen despótico toma deudas para afirmar su régimen. El régimen de la dictadura militar, cuando menos, fue despótico.

El último aspecto en cuestión en esta refinanciación y pago de la deuda. Se han pagado 9700 millones de dólares, cuando, en realidad, hasta el año pasado los registros daban seis mil y pico de millones. De dónde salió una diferencia de tres mil y pico, no se sabe porque las negociaciones han sido totalmente secretas.

También quisiera colocar el tema de la cesión de soberanía. Y para esto hay que remontarse a la salida de la crisis capitalista de los años 70. Hablamos mucho de la crisis capitalista mundial de los años 2007-2008 y siempre se la referencia con la crisis mundial de los años 30. Pero, en realidad, la crisis actual es derivada directamente de la forma en que el capitalismo resolvió la crisis mundial de los años 70 sobre la base de la reestructuración capitalista, por un lado, y de la hegemonía financiera de esa reestructuración.

Esa hegemonía financiera es sobre la base de una plétora de capital dinero, una plétora de capital financiero que no tenía zonas donde invertir en la economía real, en el capitalismo productivo. Por lo tanto, se crearon y re-crearon una serie de mecanismos artificiales para garantizar la taza de ganancia que ese capital dinero necesitaba. Actualmente se dice que el capital dinero que está girando en el mundo es diez veces el PBI global. Solo para tener una idea de magnitud.

Ya al principio de los años '70, cuando comenzaba a expresarse esta magnitud del capital financiero, el sistema financiero internacional comenzó a adecuar sus dispositivos jurídicos a la nueva realidad. Así que fue en el año 72 la Unión Europea planteó la necesidad que para los litigios por deuda se eligiera un tercer país. Esto fue seguido por Estados Unidos en el año 76 y por el Reino Unido en el 78. Y en paralelo con esto se fue planteando que en todas las emisiones de bonos tenía que ir figurando, se recomendaba esa cesión de soberanía hacia terceros países.

Una cesión de soberanía que equipara el interés o la necesidad de los Estados soberanos con sujetos jurídicos privados. Es decir, equipara los Estados con las empresas (una empresa demanda a un Estado). Pero lo equipara también con un grupo de individuos, como es el caso del fondo buitre Elliott, que demanda al Estado argentino como si estuvieran los dos en las mismas condiciones.

Esto se perfeccionó luego en América Latina, y en Argentina particularmente, con el Plan Brady, que es la titularización de todos los bonos. Es decir, ya no eran los organismos financieros, ya no eran los bancos, sino que era una multiplicidad de individuos que compraban bonos para invertir. Esos bonos ya llevaban la cláusula de cesión de soberanía jurídica.

En la Argentina esta cesión de soberanía jurídica empieza bajo la dictadura militar, con lo que se llamó la Cláusula Martínez de Hoz, que fue instalada en los bonos que se colocaron en ese momento y que es la que está en los bonos que están ahora en discusión. Porque esos bonos que tienen los fondos buitres son los emitidos en el año 2001 —no son de este Gobierno—, que no entraron a los canjes de 2005 y 2010; el famoso 7%. Los que están ahora es solo 1% del 7%. Por eso es la cifra de 1330 millones, que no sé por qué reglas llega a 1550, seguramente punitorios.

Pero está el resto, que es lo que está en discusión, si son otros 15.000 millones más lo que entrarían en este juicio. Lo que es cierto es que en el camino por el que vamos Argentina tendría que emitir nuevos bonos, cómo mínimo por 8000 o como máximo por 15.000. Y esta el tema de la clausula RUFO que puede abrir una verdadera caja de pandora.

Este fallo de la Corte Suprema que ratifica el fallo en primera y segunda instancia del juez Griesa no cae en un cielo sereno en la economía argentina. Una economía que tiene dificultades, sobre todo en lo que se llama la restricción externa. Necesita ingreso de dólares para poder financiar crecimiento, seguir pagando deudas, etcétera.

Esto es lo que ha hecho que en el último año el Gobierno argentino haya dado un giro, lo que yo llamo el “Nuevo Curso”. Abrió un camino de negociaciones y cerró frentes externos, tendiente a volver a una política de endeudamiento con el mercado internacional. Por eso arregló con el CIADI y pagó; por eso arregló con el Fondo Monetario Internacional, por eso el arreglo con el Club de París; por eso arreglo con REPSOL, que no se le iba a pagar nada y finalmente se le pagaron 6500 millones de dólares.

Lo que es cierto es que el fallo del juez Griesa frena este “nuevo curso” hacia la marcha de endeudamiento y por el momento lo pone en una suerte de stand-by sin saber lo que va a pasar. Puede llegar a pasar que todo este gran esfuerzo que hizo la Argentina pagando lo que no iba a pagar finalmente quede perdido en el camino. O finalmente haya que emitir nueva deuda por nuevos 15000 millones de dólares.

En términos de moneda extranjera, o lo que se conoce como la deuda exigible, la relación deuda-PBI de la Argentina es de la más baja del mundo: en este momento es solo el 10% del PBI. Inclusive, si le agregamos toda la nueva deuda emitida, y supongamos que se emiten 15000 millones más de deuda, eso podría llegar al 15%. El mercado internacional no registra esa cifra, es muy baja. En el mercado internacional, que un país tenga una relación deuda-PBI del 50% está admitido, forma parte de la lógica normal.

Uno de los problemas que tiene la administración kirchnerista, o el capitalismo argentino de esta etapa, es que se ha ido desendeudando de los organismos internacionales, y el sistema financiero global eso no lo perdona. Porque, en realidad, lo que el sistema financiero internacional quiere es que uno pague permanentemente los intereses y renueve los créditos para estar siempre enganchado al círculo perverso del endeudamiento.

Argentina se fue desendeudando. La contrapartida de este desendeudamiento externo es el endeudamiento interno: se endeudó con el Banco Central, con el ANSES, etcétera. Pero de todas maneras es una situación diferente desde el punto de vista del manejo de la deuda, aunque claro, repercute en el déficit y en los activos del BCRA y luego en la inflación.

El fallo no cae en un cielo sereno porque la economía está mostrando que después de una década de crecimiento, en Argentina vuelven a aparecer los límites estructurales del capitalismo dependiente argentino. Por la sencilla razón de que hubo mucho crecimiento, pero no hay cambios estructurales en la conformación de la economía.

Si uno analiza la composición del PBI del año 1998 —el año más alto de la convertibilidad— y lo compara con el PBI de los años 2010 o 2011 —que son años muy buenos en cuanto a crecimiento de la economía—, entre cada uno de los componentes del PBI puede haber un punto más o un punto menos, pero no hay cambios profundos, estructurales.

El límite es el capitalismo

Entonces reaparecen una vez más los límites estructurales del capitalismo argentino. Que no tiene que ver con este u otro Gobierno. Son los problemas de un capitalismo dependiente sometido a la presión imperialista. Y un Gobierno de naturaleza pequeño-burguesa, como el actual, o como lo fue el alfonsinismo, que necesita buscar un lugarcito bajo el sol, que necesitan cierta intervención del Estado, cierta mejora en la distribución del ingreso, cuando aparecen estos límites estructurales se ven en la imposibilidad de resolverlos en términos progresivos.

Límites estructurales en términos de restricción externa, que aparece cada vez que hay una crisis, falta de divisas; aparece con la inflación estructural; aparece con las debilidades del Estado argentino para sustituir importaciones, y mucho más en la globalización actual, que es mucho más difícil. La matriz insumo-producto en la Argentina actual, tiene entre un 37% y un 40% de importados. Ya no solo importamos como en el pasado bienes de capital, sino que importamos componentes e insumos intermedios.

Pero estas son las condiciones que impusieron la globalización y la reestructuración productiva, sobre todo en los años 90.

Pero está también la impotencia del Estado para arbitrar las disputas intercapitalistas por la apropiación del excedente económico, que es una de las fuentes del proceso inflacionario. Más en una economía como la argentina, altamente concentrada. Aquí hay quinientas empresas que explican el 30% del PBI nacional. Pero dentro de estas quinientas hay cincuenta que explican prácticamente la mitad de ese 30%. Para que tengan una idea del grado de concentración. Dentro de este grado de concentración, lo que prima, a su vez, es la extranjerización de la economía. Es decir, una cantidad de empresas cuyas decisiones no se toman pensando en el mercado local, sino pensando en el mercado mundial.

Esto impone ciertas limitaciones a cualquier de estas expresiones del nacionalismo burgués, del neodesarrollismo, de la posibilidad de cierto grado de autonomía. Hay cierta autonomía, pero dentro de ciertos límites.

Qué significa este fallo

El fallo viene a agravar este tipo de condicionantes de la economía argentina. Todo lo que había en discusión es qué variantes hay para pagar la deuda. Y yo no estoy en condiciones de decir que hay que pagar la deuda.

Siempre hemos sostenido lo opuesto: o no pagar la deuda, o investigarla o auditarla, diferenciar legítima de ilegítima. Investigarla significa, primero, suspensión unilateral de los pagos, si no, no se puede investigar.

Ahora, eso significa entrar en default. El default, en las condiciones actuales, con este régimen, es absolutamente negativo, y las clases trabajadoras y los sectores populares van a sufrir el default.

Yo no estoy contrario al default, porque, en realidad, si tuviéramos un Gobierno y si hubiera una relación de fuerzas sociales necesarias como para soportar los inconvenientes que va a causar y avanzar sobre los sectores del capital que pueden aportar para resolver el default, sería otra historia.

Otra discusión sería cual tendría que ser la relación de fuerzas sociales que hay que tener para esa salida,y qué tipo de propuestas. Eso ya es otra discusión.

Finalmente, si todos están dispuestos a pagar, porque no es solo el Gobierno, sino también son todos los otros sectores de la oposición derechista, que también son pagadores seriales —todos hacen críticas menores, pero en realidad todos son pagadores seriales—, que apliquen un impuesto extraordinario a las quinientas grandes empresas que se la llevan con pala, no recarguen a los sectores obreros y populares y sí carguen al conjunto de las clases dominantes, que son las que verdaderamente han usufructuado y siguen usufructuando de esta deuda y que, a pesar de la crisis, siguen acumulando ganancias como nunca en períodos anteriores.

Cómo se sale de esta situación

Salir de esta encrucijada no es sencillo. Porque en este período histórico el capitalismo concentra, centraliza y homogeniza por arriba. La salida de este fin de ciclo kirchnerista es más a la derecha que el propio kirchnerismo. No hay mayores diferencias entre las fuerzas que se disputan ese mayor posicionamiento a derecha, porque el nivel de concentración del capital requiere una expresión política más acorde a las necesidades del gran capital que lo que es este Gobierno.

Este proceso de acumulación que hace esto por arriba, por abajo escinde, divide, fragmenta y heterogeniza. Y esa es una gran dificultad para una alternativa política. Más allá de las disputas interpartidarias, de las políticas de autoconstrucción, de las cooptaciones y de la Iglesia, que hoy más que nunca está interviniendo en todos lados, porque también juega, y juega en algunas alternativas que aparecen como populares. Ese es un gran campo de dificultades que tenemos. El primer nivel de análisis es la lectura de esta dificultad.

El segundo nivel es que en los últimos tiempos hay algunos movimientos que están surgiendo de la izquierda, que no pueden dejarse de lado. Los últimos resultados electorales están demostrando que una parte embrionaria de la población está mirando hacia alternativas de izquierda, distintas a todo lo demás, y esto es muy importante.

Y, por otro lado, siguen manteniéndose el conjunto de los movimientos sociopolíticos culturales, con mayores o menores dificultades. Eso también tenemos que incorporar al análisis.

La posibilidad está también en aprovechar los resquicios que permite la coyuntura para aportar a construir algo, que tiene que ser una instancia popular más amplia para enfrentar la situación que se viene.

La experiencia de “Otro Camino para superar la crisis”, en el 2008 con la crisis del campo. En aquel momento había una perspectiva, uno de los costados tenía un contenido un poco más progresista que permitía intervenir en forma independiente. Hoy ese costado progresista no aparece por ningún lado. Entonces, esto hay que incorporarlo también al análisis.

Lo que hay detrás de todo esto es el sistema imperial de dominación, más allá de las contradicciones internas que pueda tener. Porque uno ve la cesión de soberanía; ahora, no hay ningún bono argentino que haya cedido la soberanía en favor del Uruguay o en favor de Bolivia; son todos en favor de los países imperiales.

Construir un frente amplio antiimperialista y anticapitalista

Esta es la oportunidad de construir un frente amplio antimperialista en la Argentina. Habrá sectores nacionalistas, antimperialistas puros, habrá resabios de los estalinistas. Pero para muchos de nosotros, entre los cuales me incluyo, no hay posibilidad de una perspectiva antiimperialista si no está incluida la superación de la relación capital-trabajo, no hay posibilidades en esta etapa de la globalización de superar el antiimperialismo sin una perspectiva anticapitalista.

Pero ese será un debate también al interior de ese frente. La situación actual, que permite identificar más claramente cuál es el enemigo que está apareciendo. Más allá de los errores de este Gobierno que se está yendo y del que vendrá y de los que pasaron, el que está manejando los hilos son estos mecanismos de dominación de los países centrales.

Esto creo que es una posibilidad y un debate interno. Podemos decir que no es ni el default, ni es el pago. Pero si nosotros lográramos imponer la investigación de la deuda, que tiene que ir precedida por la suspensión unilateral de los pagos, si no hay posibilidad de investigar nada. Hay que estar dispuestos a estatizar el comercio exterior, porque si no, no hay posibilidad de apropiarse de divisas. Si uno quiere evitar la fuga de capitales, se necesita un control integral, pero se necesita que el Estado también le meta mano a la banca porque si no, no hay ningún control de cambios ni de flujo de capitales. Se necesitará también una reforma tributaria profunda.

Hay que avanzar sobre intereses concretos capitalistas en Argentina

La relación antiimperialista y la relación anticapitalista es una sola. Ya no estamos en los años 50, 60, que se hablaba de revolución por etapas. No todos estuvimos de acuerdo con la revolución por etapas, pero digamos que en aquellos tiempos esa concepción era hegemónica.

Hoy no es posible, entre otras cosas, porque una de las grandes fallas del neodesarrollismo actual es que no encuentra sujeto social en cual apoyarse porque no hay burguesía nacional en la Argentina. No quiere decir que no haya burgueses nacionales: Heller, el banquero guevarista, es un burgués nacional y defiende esos intereses; Buzzi, el de la Federación Agraria, es un burgués nacional, que cuando le tocaron el bolsillo se fue detrás de la Sociedad Rural para defender sus intereses.

Son burgueses nacionales, pero no tienen la fuerza o la capacidad que tenían en los años 50 y parte de los 60 para disputar un poquito la orientación de la acumulación y reproducción de capitales. Hoy eso no existe.

Todos estos Gobiernos de naturaleza pequeñoburguesa, como este o como el alfonsinismo, se presentan como los representantes de una fracción de capitales nacionales, inexistente como fuerza política. Esta es la base de todas las frustraciones de este tipo de gobiernos. Pero también es la base para plantear que el nacionalismo hoy no alcanza, que no hay posibilidades de una etapa burguesa antimperialista, sino que es una etapa antimperialista de transformaciones anticapitalistas profundas, si no, no hay ninguna posibilidad. Claro esta que no es fácil.

Eduardo Lucita es integrante de Economistas de Izquierda (E.D.I.) surgió de una asamblea en la Facultad de Economía de la UBA en enero de 2002, y el primer punto que selló el acuerdo era la deuda y su investigación.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La deuda es con el pueblo: Lozano explica la política de deuda

ACTA

El Diputado nacional de la CTA por Unidad Popular y presidente de su bloque, Claudio Lozano, se presentó en la Legislatura porteña para dar luz sobre algunos temas de la realidad nacional de las políticas económicas internacionales.

Claudio Lozano, acompañado por Alejandro Olmos Gaona, Pablo Bergel, Gustavo Vera y Julio Piumato, se manifestó sobre los acuerdos internacionales y el acompañamiento por parte de la comitiva de la oposición. A continuación, textuales de su rica conferencia.

“Todos hemos sido espectadores, primero con el Club de París y luego con esto de los hold out, de esta aparición consensuada del coro de pagadores que avalan que buena parte de la estabilidad y posibilidades de la Argentina descanse en acuerdos y en una negociación amigable con organismo extranjeros. Son contados con la mano aquellos dirigentes políticos o sociales que hayan expuesto un planteo diferente”.

Sobre el fallo del juez estadounidense Griesa

“Es absolutamente anacrónico y que pone en riesgo restructuraciones presentes y futuras”. “El hecho de que ciertas naciones latinoamericanas, los Estados Unidos, gobiernos europeos, la OEA, las Naciones Unidas, el Fondo Monetario Internacional, ni nadie haya dicho que es un disparate, revela que hay margen político internacional para no reconocer este fallo completamente aislado políticamente”.

“Los efectos que producirá no son solo los 1000 millones de dólares involucrados en el juicio, aparecen no menos de 15 mil millones de dólares de los, denominados fondos buitres, que vendrían atrás; Argentina estaría reconociendo mejores condiciones que la de los acreedores que participaron del canje, a partir de ahí quedaría expuesta a demandas multimillonarias en compensaciones a los demás”.

“Lo que el Gobierno y el coro de los pagadores que lo apaña, no ve es que el acuerdo es un modo de acelerar la crisis del endeudamiento y llevarnos al reingreso al mercados internacionales de crédito para girar a una calesita ya conocida de tomar deuda nueva para pagar deuda vieja”.

“Lo que está puesto en manifiesto es el fracaso más ostensible de la política de deuda de la política de deuda, que había sido presentada como una acción histórica y de carácter revolucionario”.

“El gobierno mintió cuando dijo que se la había hecho una quita monumental a los acreedores, porque lo que se reducía en aquel presente se devolvería luego con el denominado cupón PBI; que ni siquiera estaba asociado al crecimiento genuino del país, sino que a penas reactiváramos la actividad económica debíamos comenzar a pagar. Fue una quinta mentirosa”.

“Lo que fue presentado como quita revolucionaria no existió y lo que fue presentado como un gesto de ruptura con el sistema financiero internacional era una estrategia asociada a las tendencias dominantes en la administración republicana de los Estados Unidos de ese momento que recomendaba hacer quita a los acreedores privados y liquidarle el total al Fondo Monetario Internacional”.

“Tan mentira como el latiguillo del desendeudamiento: hoy tenemos una deuda pública total que está en el orden de los 250 mil millones de dólares, que, comparada con el producto total de la Argentina, supone un porcentaje similar al que tuvimos a finales de la época de la convertibilidad”.

“Le resolvimos el problema al fondo y a una buena parte de los acreedores pagándoles y tomamos deuda y fondos del Banco Central y del sistema previsional que suman un 60% de la deuda pública. Hicimos una transferencia del patrimonio que tenían los jubilados para sus haberes, para garantizar la cancelación de deuda a los acreedores privados y la cancelación con el Fondo se garantizó poniendo en discusión el poder de compra de todos los argentinos por el impacto inflacionario de haber destruido el patrimonio del Banco Central”.

“El FMI podría haber sido unos de los organismos que podríamos haber enjuiciado, ya que había violado su propio estatuto que no le permite prestar dinero a países que acusan fuga de capitales”.

“Si decimos que en el curso de la década pagamos alrededor de 63 mil millones de dólares para seguir teniendo 250 mil millones de dólares de deuda pública y además estamos enjuiciados por el mundo, el fracaso de la política de deuda internacional es evidente”.

“Esto vuelve a poner sobre la mesa, una discusión que intentaron ocultar durante toda esta década supuestamente ganada. Entre el 2003 y 2013, en Argentina entraron, en diferencia de compra y venta, del exterior, 154 mil millones de dólares. Pagamos 63 mil millones, que hay restarle a los 154 mil, para seguir teniendo 250 mil millones; tuvimos una fuga de capitales de 90 mil millones, sumaria 153 mil millones”.

“Hay otros 30 mil millones que salieron como revisión de utilidades de dividendos al exterior, que nos habla del grado de extranjerización de la economía Argentina”.

Alternativas y nuevos panoramas

“Dado que el fallo nos ponen en situación de default, nos brindaría la oportunidad de asumirlo y usarlo de punto de partida para reacomodar la política de deuda. En este sentido, conformar una comisión investigadora en el Parlamento nacional, poner en marcha una auditoría integral de deuda pública, reorganizar los pagos de aquello que corresponda pagar y poner en cabeza de los comprometidos con el proceso de endeudamiento de la Argentina el peso de los pagos, esto quiere decir, fijar contribuciones extraordinarias sobre aquellos responsables de la fuga de capitales y de los fondos argentinos en el exterior".

“En la última deuda se fugaron 90 mil millones de dólares de agentes económicos registrados en el banco central y actualmente hay más de 200 mil millones de dólares en el exterior de agentes económicos locales. Por lo tanto, hay disponibilidad de fondos y de rentas por sobre las cuales el Estado puede ir para que el pago de lo que haya que pagar luego de investigar no caiga sobre el conjunto del pueblo”.

“Cuando el Gobierno depositó 1000 millones en manos de Griesa, no embargo porque no puede, porque toda la ingeniería del canje está hecha contra embargos. Cuando ingresa el dinero en el Banco de New York, que es el agente de pago de la economía Argentina, ese dinero deja de ser de nuestro país pasa a ser del fiduciario, que es el banco, para los bonistas acreedores, por eso Griesa no lo puede tocarlo”. “Por otro lado, el banco, nuestro agente de pago, está en falta con los contratos firmados por la Argentina. El organismo no le realizó la transferencia de los fondos a los bonistas, tarea por la cual le pagamos. Por lo tanto, estamos en condiciones de hacer renunciar al Banco de New York y cambiarlo por nuestro Banco Central o Banco Nación.

“Otro medida, muy vinculada, que estamos en condiciones, porque el propio canje lo permite, es convocar a una asamblea de bonistas y explicarles que les remplazamos los bonos por activos con legislación local para tribunales locales con sede de pago en territorio local, lo cual solucionaríamos, otro de los errores que fue haber emitido deuda con legislación extranjera”.

“Tercero, podríamos poner en marcha la comisión bicameral, cajoneada en el Congreso, poner en marcha la comisión y la investigación, tener todas las herramientas legales de una auditoría bien hecha y a partir de ahí, comenzar de nuevo”.

"Lo que quiero decir es que hay elementos para no quedarse en el reconocimiento de este fallo tal cual esta, que existen condiciones para hacer otra cosa y que en todo caso, nada distinto se está haciendo porque hay una estrategia de política económica que tomó otra dirección. En el marco de una coyuntura particular que la Argentina carecía de divisa extranjera, el Gobierno tomó la determinación de comprar la receta del ajuste ortodoxo: devaluación, suba de las tasas de interés, retraso de los salarios y jubilaciones y nefastas medidas: modificar tasas de inflación en Indec para que el Fondo nos mire de otra manera, acuerdo con el Club de Paris, terminar el problema con Repsol, tener una relación amigable con los hold out y los fondos buitre y como consecuencia ir al mercado financiero internacional para cubrir el faltante de dólares”. “La lógica de esta política no es defender el interés nacional, sino pedir préstamos para cubrir falta de divisas y no para financiar la ampliación de tu desarrollo y crecimiento de capacidad económica”.

“La mayor irracionalidad de esta política es que se basa en el argumento que dice que ante la falta de divisas, acordar con el FMI, con el Club de París, con Repsol, con los hold out, y como resultado natural, será el mayor déficit de divisas”. “Antes de ponerla en marcha, se tomaba los vencimientos en dólares en el periodo de Junio de 2014 - diciembre 2015 y sumaban alrededor de 14 mil 500 millones - una enormidad para nuestro país que sus reservas no suman más de 20 mil millones -, ahora, con la sumatoria de acuerdos, pasamos a tener 18 mil millones de dólares de vencimientos”. “El problema de carencia de dólares creció 30%”.

“A los únicos que le sirve esta historia es aquellos que tienen un funcionamiento transnacional, que pueden atar negocios en el exterior, y que les conviene que exista armonía en las relaciones económicas internacionales y que no tengan discusión”.

“Para aquellos que integran el coro de pagadores, parte de la oposición política a este Gobierno, no observan es que entre el 2015 y el 2019, es decir, la próxima administración, iba a tener solo 18 mil millones de dólares de vencimientos, ahora tendrá 33 mil millones, es decir, un incremento del 79%”.

Conclusiones

“Haber pagado 63 mil millones para seguir teniendo 250 mil millones de deuda publica nos dice que una de las prioridades de debate para articular una experiencia popular en Argentina, sigue siendo el tema de la deuda”. “La fuga de capitales de 90 mil millones nos dice que poner en línea el comportamiento de los principales capitales es una clave fundamental del tipo de regulación que tiene que tener el Estado para que el esfuerzo de los argentinos se refleje en inversión y desarrollo. Detrás, está la inversión que no tuvimos para cambiar la matriz productiva del país y poder sostener una estrategia de desarrollo. Argentina no necesita el acceso de capital extranjero; necesita poder capitalizar y retener el esfuerzo nacional y transformarlo en inversión productiva. Si de los capitales que se fueron, tan solo la mitad se hubiesen invertido en ferrocarriles, en industrias naval, en petróleo, en energía, Argentina hubiese sido otra”.

“El resultado final es una fase de crecimiento muy importante del país que nos devuelve una realidad de 17 millones de trabajadores que su ingreso no supera el 4100 pesos para una canasta familiar en región metropolitana que supera los 10 mil; donde 7 de cada 10 hogares no llega a fin de mes y 3 de cada 10 son pobres. La Argentina está atada con alambres en términos sociales, a pesar del crecimiento vivido, porque ninguno de los temas claves, que tienen que ver con hacer de esto otras perspectiva de desarrollo, se tocaron: el comportamiento de grandes capitales ni su regulación, la puesta en marcha de una política redistributiva para terminar con la pobreza ni la revisión integral del endeudamiento”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: Con antiimperialistas así…

Gustavo Robles (especial para ARGENPRESS.info)

A todas las tergiversaciones a las que ha sometido el kirchnerismo al concepto de “liberación nacional y social", ahora le está agregando una especie de "vanguardización de la resignación" a nivel mundial. Estos impresentables cipayos que han entregado nuestro patrimonio y nuestras finanzas al imperialismo, condenándonos a la dependencia de los designios de las metrópolis, ahora piden el apoyo de los países subdesarrollados para... pagarle al sistema financiero imperialista que los saquea y los explota.

Los explotados de la Tierra han luchado desde el principio de la historia humana por su emancipación. Esa lucha es la tinta roja con que se ha escrito esa historia. Es la sangre de millones de seres humanos. En el siglo 19, la expresión concreta de esa lucha fue encabezada por la clase obrera, que alzó las banderas de la emancipación de su clase. La base ideológica encausada y expresada fundamentalmente por las Internacionales del Trabajo, más tarde “socialistas” o “comunistas” guiadas por la herramienta del marxismo, transformó en política esas ideas. Los obreros, entonces, entendieron que debían derrotar a la burguesía que los explotaba en su territorio para poder lograr después la gran Revolución Mundial que liberaría a la especie humana de todas sus cadenas. La lucha contra las burguesías nacionales se transformó en lucha contra la burguesía imperialista cuando lo más concentrado del capitalismo se trastocó y concentró en el Imperialismo Financiero. La lucha por la Humanidad, entonces, tomó ribetes "antiimperialistas".

El antiimperialismo significó, desde principios del siglo 20, la lucha contra toda forma de dominación extranjera hacia los estados subdesarrollados. La política antiimperialista se desarrollaba entonces, no sólo en oposición a las empresas monopólicas y oligopólicas de las metrópolis que iban a rapiñar las riquezas de los países periféricos explotando a sus trabajadores, sino también, y fundamentalmente, contra su sistema financiero, que generaba la verdadera dependencia de los oprimidos del mundo.

Millones de vidas se ha llevado esa lucha. En nuestro país, 30.000 sólo en la última Dictadura, financiada por los que hoy se enriquecen con las políticas del gobierno kirchnerista.

La lucha de clases tiene estas cosas. Va evolucionando la consciencia humana en lo general, pero esa direccionalidad histórica tiene vaivenes y retrocesos puntuales. Evidentemente, el kirchnerismo es el agente fundamental de ese retroceso que hoy se plasma en nuestro pueblo, pero que no es sólo nuestro, pues es el mundo subdesarrollado el que sale a sostener una posición tibia, ambigua y de gran resignación: el mundo que alguna vez peleó por la liberación de las cadenas del imperialismo, hoy protesta porque “quiere pagar y no lo dejan”.

¿Qué dirían Ho Chi Minn, Nehru, Nasser, Tito, Salvador Allende, el mismísimo Che ante semejante postura?

Mientras acá nos quieren hacer ver a CFK y su delfín Kiciloff como “hérores” de la “Liberación”, por pedir de rodillas que se les permita pagar una deuda que no debemos… ¿dónde está la cordura antiimperialista del mundo, para, al menos, corregir semejante genuflexión, y comenzar a crear un sistema financiero en el G77 por ejemplo, autónomo e independiente del Sistema Financiero del Imperialismo?

Tal postura, hoy, no existe. Ni en Rusia, ni en China, ni en la India, ni en Brasil… Ni en Cuba.

Mucho menos, en Argentina.

Los compañeros de las corrientes liberadoras de Nuestramérica deberían ver bien lo que están defendiendo.

Con el “antiimperialismo progresista” de hoy, no sólo vivimos una época nefasta de retroceso en la consciencia humana y en la lucha de clases, sino que… con antiimperialistas como estos, el Imperio goza de buena salud, y los imperialistas deben estar muy cómodos en sus bacanales… mientras se matan de risa de sus ridículos “enemigos”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Buscar a Luciano

Silvana Melo (APE)

Cinco años después de que Luciano Arruga cayera en el limbo desesperante de los desaparecidos, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ordenó su búsqueda.

La Justicia es una torre marfilada que toca el cielo. Tan lejos de los confinados al ras de la tierra, sin rostro ni nombre.

Pero a veces dispara símbolos. Marquesinas solitarias para que el poder se sacuda un instante. El habeas corpus por Luciano había sido rechazado sistemáticamente (y sistémicamente). Hasta que la Sala IV lo hizo rodar. El recurso exige tener el cuerpo. El Estado, en una de sus múltiples representaciones, lo extirpó de su espacio, de su casa del barrio 12 de Octubre, de su madre sobreviviente, de la cumbia colombiana, de su trozo de pasto de la cancha de River, de la vida chiquita que soñaba vivir. Lo recortó de su escenario, lo robó como a la pieza de un rompecabezas que quedará asimétrico para siempre. Le quitó su cuerpo. A él y a su familia. Lo dejó desnudo, flotando en los afiches, en las fotos familiares, en los ojos de Vanesa Orieta, en las manos de Mónica Alegre. Sin cuerpo. Sin presente. Sin justicia que investigue, sin nadie que lo busque, sin policías procesados, sin asesinos condenados, sin poder político que lo haga propio, un desaparecido de los tiempos éstos, un martirio niño por decir que no, un retazo de dignidad temeraria en un pibe condenado desde el vamos por el confín y la fuerza pública.

El habeas corpus exige tener el cuerpo. Que la autoridad pública que lo arrebató aparezca con el cuerpo de Luciano en los brazos. Y le deposite en los santuarios de todos los barrios, en los cordones de todas las esquinas, en las casas rojas del Gauchito Gil, en las banderas de los que piden justicia, en la rabia de los ajusticiados.

El fallo le ordena al Estado “investigar la causa y condiciones de la desaparición del menor Luciano Nahuel Arruga, debiendo informar a sus familiares, quienes gozan del derecho a saber”. Y lo que se sabe es el antes. La persecución a Luciano. Las dos detenciones y las torturas de julio y setiembre de 2008. La invitación a robar para el ex destacamento policial de Loma del Mirador, con “arma y garantías”. La dignidad insolente del no. Y la desaparición sin rastros. El cuerpo ausente y el terror de la incertidumbre. El no saber y la ausencia, como una espada pendiente, como una serpiente al cuello.

El cuerpo de Luciano Arruga se esfumó el 31 de diciembre de 2009 en el ex destacamento. Abierto un par de años antes por pedido de los vecinos que no toleraban la inseguridad. Y que selló la suerte de un pibe de 17 años víctima de los protegedores de los vecinos que no toleraban la inseguridad.

La fiscalía que le dio la investigación a la policía en los primeros días de la desaparición está indemne. Los ocho policías que tuvieron el cuerpo no fueron investigados ni interrogados. Apenas salieron de la fuerza, como para correrse de la vidriera. Ni un sumario.

Y el cuerpo no está.

Luciano es un símbolo en las plazas de los barrios. Una figura en las banderas. Una silueta en la tormenta. Un estigma en la frente del poder.

Solo, sin cuerpo, desaparecido.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Isaac Newton y la policía de Córdoba

Alexis Oliva (PRENSA RED)

Las noticias son representaciones discursivas de fragmentos de realidad, seleccionados con ciertas fórmulas profesionales -llamadas “criterios de noticiabilidad”- con las que se evalúa su trascendencia social. De esta forma, el público se entera de los hechos importantes. Pero muchas veces con eso no alcanza para que el pueblo pueda “saber de qué se trata”. Hay relaciones de causa y efecto que escapan al mundo fragmentario de las noticias.

Narco-escándalo, “suicidios” de Alós / Roldán, renuncias del Ministro de Seguridad y el Jefe de Policía, acuartelamiento policial, saqueos, sanciones administrativas e imputaciones penales, linchamientos… Una serie de acontecimientos ocurridos entre septiembre de 2013 y abril de 2014, que aparecieron como noticias destacadas en todos los medios de comunicación de Córdoba y tuvieron fuerte repercusión nacional.

¿Es esta serie una cadena de causas y efectos? Entre algunos eslabones la relación es evidente: narco-escándalo y renuncias; acuartelamiento y saqueos; narco-escándalo e imputaciones; acuartelamiento y sanciones. En algunos eslabones, hay una carencia de información indispensable: por ejemplo, para poder afirmar con cierto rigor que los presuntos suicidios de los policías Juan Alós y Damaris Roldán fueron en realidad silenciamientos (habrá que esperar qué dicen las autopsias). En otros, parece existir una relación invisible pero tan causal como en el principio de Arquímedes: narco-escándalo, acuartelamiento, saqueos y linchamientos.

En realidad, no se trata de una cadena que coincide con la línea cronológica. Es más bien una malla de eslabones unidos por un tejido complejo. Al reconstruir esa malla es posible advertir que el narco-escándalo es apenas un vislumbre jurídico-mediático de una corrupción estructural mucho más vasta; que el acuartelamiento no fue un reclamo laboral sino una reacción política para recuperar impunidad; que los saqueos no fueron el efecto colateral y no deseado de la medida de fuerza sino el resultado de una extorsión colectiva planificada; que los linchamientos no fueron “justicia por mano propia” sino la consecuencia previsible de una suerte de privatización de la seguridad alentada por el Gobierno provincial, la policía y los medios y periodistas que les sirven de voceros.

Así pensado, el acuartelamiento funciona como el eslabón central de esta malla cuyo diseño se remonta en el tiempo mucho más allá de septiembre del año pasado. Entonces, la huelga de diciembre no fue el “Cordobazo” de la dignidad policial que nos quisieron presentar las esposas de los policías. En todo caso, fue mucho más heredero de aquel “Navarrazo” que en febrero de 1974 desalojó al gobierno popular de Ricardo Obregón Cano y Atilio López.

Esa herencia institucional nos proporciona un contexto explicativo para los “tormentos seguidos de muerte” de que fue víctima Mario Oscar Sargiotti en la misma Jefatura de Policía en 1991; la permanencia de los represores Carlos Yanicelli y Yamil Jabour en la fuerza hasta muy avanzada la democracia; los siete jóvenes calcinados en una celda del Precinto 5 en 1999; las tropelías de la “brigada fantasma”; la subsistencia de un Código de Faltas arbitrario y discriminador, y un largo etcétera.

Un recaudo epistemológico básico indica que se debe desconfiar de la potencia explicativa de las teorías conspirativas. Pero tampoco hay que olvidar que el objeto de estudio de esta ciencia social de la urgencia que es el periodismo tiene intención, voluntad y -en el caso en cuestión- el poder para concretarla.

De modo que no queda otra que hacer un esfuerzo de memoria y asumir -con rigor, imaginación y honestidad- el riesgo de investigar e interpretar, porque no hay un Isaac Newton periodista que nos pueda explicar la inercia de la impunidad policial cordobesa.

Alexis Oliva es periodista – Colaborador de la revista Umbrales.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

40% de los hogares argentinos no cubre consumos básicos

XINHUA

Cuatro de cada 10 hogares en la Argentina aseguran que no pueden cubrir con los ingresos mensuales sus necesidades de consumo básicos, da cuenta un reporte del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) que alcanza el período que corre entre 2010 y 2013.

El informe advierte que "la insuficiencia de ingresos evolucionó desfavorablemente entre 2010 y 2013" ya que la imposibilidad de cobertura pasó del 33,4 en el trienio anterior al 39,2 por ciento en el considerado.

En ese contexto, señala que "los que evidenciaron un mayor empeoramiento de su situación fueron los sectores más desfavorecidos de la sociedad, especialmente aquellos hogares ubicados en villas y asentamientos precarios" y agrega que después de "una mejora verificada en 2011, nuevamente se redujo la capacidad de ahorro de las familias y de la sociedad en general".

"A pesar de los avances socioeconómicos y político-institucionales logrados durante los últimos años, nuestra sociedad concentra un núcleo duro de sectores excluidos del progreso humano", detalla el reporte de la UCA que detalla que cuando finalizó 2013 el nivel de pobreza alcanza al 27,5 por ciento.

El estudio determina que en el transcurso del año pasado, "alrededor de 2 de cada 10 hogares de los principales centros urbanos eran receptores de alguna política social de empleo o de transferencia de ingresos".

No obstante ello, "no se tradujo en un cambio estructural significativo en relación con la necesidad de cada sector - según nivel socioeconómico, ocupacional o condición residencial del hogar - de recurrir a tales programas como estrategia de subsistencia".

El director de la pesquisa, Agustín Salvia, explicó a la prensa que "la pobreza estructural, medida por la privación de las familias de los alimentos básicos se mantuvo en torno del 12 por ciento de los hogares, con mayor incidencia entre las familias con niños" y precisó que "entre las familias de escasos ingresos la inseguridad alimentaria alcanza hasta el 30 por ciento de los hogares".

Señaló luego que "si bien hubo una mejora, una ampliación, en la provisión de servicios domiciliarios de cloacas y agua, no se verificaron mejoras en el indicador de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) y no se incrementó el acceso a la red de gas natural".

Detalla además el informe de avance que "en las villas y asentamientos precarios, la reducción del déficit ha sido menor o incluso ha ido en aumento" y sostiene que "el 22 por ciento de los hogares urbanos habita en áreas contaminantes cercanas a basurales o fábricas".

En cuanto a éste último indicador, Salvia precisa que "la situación se agravó para las villas y asentamientos precarios porque cuando los datos actuales se cruzan con 2010, da cuenta que para cuando finalizó 2013, poco más de 6 de cada 10 hogares se encuentran localizados en las inmediaciones de áreas insalubres".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

La caída del consumo impacta en las ventas de té y yerba

MOMARANDU

El consumo de té, yerba mate y café en los primeros cinco meses del año totalizó 94.600 toneladas y marcó una de las mayores caídas en la ingesta de estos productos típicos para los argentinos.

De acuerdo al trabajo de los especialistas de IES Consultores, el consumo de esas tres infusiones registra en conjunto una baja del 9% entre enero y mayo pasados respecto del mismo período de 2013.

El año pasado, el escenario había sido diferente gracias a una demanda interna sólida y el congelamiento de precios, con un consumo interno global superior a las 100 millones de toneladas y exportaciones récords por u$s 204 millones, recordó la consultora.

A la hora de analizar las razones de las retracción en la demanda, sostuvo que se debió a una mayor incertidumbre respecto de la marcha de la economía y en la caída del salario real por la fuerte suba de precios que, en el caso del café, el te y la yerba mate, llegaron al 33,1%. “

Los incrementos, que se dieron especialmente desde la mitad de enero luego de la fuerte devaluación que convalidó el Gobierno, contrajo el consumo interno en los primeros cinco meses del año, en el que se verificó una fuerte caída del 9% respecto de igual período de 2013”, agrega el estudio de IES Consultores que publica el diario El Cronista.

Los datos actuales implican un consumo per cápita de infusiones de 5,5 kilos por habitante, del cual el 87,8% corresponde a yerba mate; 10,5% a café, y 1,7% a té.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Provincia de Buenos Aires: El municipio de Florencio Varela niega el acceso a los archivos de la dictadura

LA RETAGUARDIA

La Comisión por la Verdad, la Memoria y la Justicia de esa localidad bonaerense lo solicitó hace cuatro años, pero a pesar de las promesas del intendente Julio Pereyra, en la práctica aún no se dio. Marcela Torres, integrante de la Comisión, contó que actualmente nadie les sabe decir dónde se encuentra esta documentación. Además, se refirió a la próxima apertura de un Espacio para la Memoria, que dependerá directamente de la intendencia. Autonomía Cero.

Es conocido el reclamo de parte de los organismos de derechos humanos acerca de la necesidad e importancia de que se abran los archivos con información sobre lo actuado durante el Terrorismo de Estado. Algunos se han difundido, como el listado de integrantes del Batallón de Inteligencia 601 o las actas de la dictadura que aparecieron en un sótano, bajo llave, de uno de los edificios de las Fuerzas Armadas. Pero hay muchos otros aún silenciados, cerrados, tanto nivel a nacional y provincial, como también local. Este es el caso del municipio bonaerense de Florencio Varela.

El 4 de julio de 2010, la Comisión por la Verdad, la Memoria y la Justicia de esa localidad tuvo una primera reunión con el intendente Julio Pereyra para solicitar la apertura de los archivos: “nos manifestó su voluntad de permitirnos el acceso y toda la colaboración para que podamos ver esta documentación, pero vamos por los cuatro años y seguimos sin poder acceder a esos documentos”, explicó Marcela Torres, miembro de la Comisión, en diálogo con Oral y Público.

“En realidad, lo que expresan públicamente es que sí se van a abrir, en ningún momento nos lo niegan desde el discurso –continuó Torres–, pero en los hechos esto no se da. Nosotros por ejemplo no sabemos dónde están físicamente en estos momentos. Nos dijeron que en lo que es el archivo de la Municipalidad no estaban porque se había inundado, entonces para resguardarlos los llevaron a una empresa privada de gestión de archivos, fuimos hasta ahí pero nos dijeron que no estaban. Nos dijeron que estaban en el Museo Municipal, fuimos ahí y tampoco. Y así estuvimos hasta que la directora, que en ese momento estaba en la Dirección de Derechos Humanos municipal, nos dijo que realmente no sabía dónde estaban guardados los archivos. No sabía ni siquiera quién los tenía”.

En 2012, la Comisión realizó una marcha en Florencia Varela, de la que participaron más de 2.000 personas con familiares y distintas organizaciones políticas, sindicales, partidarias, luego de lo que se aprobó una ordenanza para crear el Espacio para la Memoria municipal, que dependería de la Subsecretaría de Cultura y funcionaría dentro del Museo: “ellos dicen que ahí van a exponer toda la documentación del período 1976-1983. Frente a esta propuesta lo que nosotros planteamos es crear ese espacio pero como una entidad autónoma y autárquica, como lo era el Instituto Espacio para la Memoria o lo es la Comisión Provincial por la Memoria. Esto es por una cuestión de resguardo, transparencia, de garantizar el acceso a esa información, a lo que la respuesta fue que no, que el gobierno son ahora ellos, que son estadistas por lo que esto va a estar en manos del Estado y los organismos y familiares no vamos a tener participación en este espacio”, contó Torres.

La desconfianza de la Comisión no es caprichosa, existen infinidad de motivos que la propia Torres enumeró a Oral y Público: “tiene que ver con la dilación que tienen, con la desprolijidad de que no nos informan dónde están los archivos en este momento, quién los está cuidando. Aunque en realidad sí sabemos quién los está resguardando, es el ex comisario (Jorge) López, que estuvo en servicio durante la dictadura y es el encargado de cuidar los archivos de la dictadura, porque esta documentación estaría dependiendo del área de Legal y Técnica del Municipio, en la que está el ex comisario López. Él está retirado y trabaja ahí”.

López no es una excepción, en la Municipalidad de Florencio Varela habitan varios personajes oscuros: “como proveedor para los comedores escolares y municipales y que ahora ganó la licitación para obras públicas tenemos a Francisco Chicho Basile, que fue conocido por el robo de naftas hace algunos años en Berazategui. Y fue denunciado como secuestrador, hay una sobreviviente, Melba Campodónico, que era enfermera y estuvo detenida en el Regimiento 7. Cuando la liberan, ella reconoce a Chicho Basile como una de las personas que la traslada de Varela al Regimiento 7 de La Plata”, detalló Torres acerca de Basile, también conocido como puntero del Partido Justicialista: “ahora cada vez que hay elecciones está en campaña por el PJ, e inclusive tiene acá un local de una organización ’17 de octubre’, en la que está con ‘Pereyra Conducción’. Estos personajes son los que merodean el municipio. Justamente son estas cuestiones por las que nosotros queremos garantizar el acceso, la transparencia, y el manejo de la documentación”, agregó Torres.

No cabe duda de que los organismos de derechos humanos son quienes mejor pueden cuidar que los archivos de la dictadura estén en las condiciones y el lugar donde deben estar. Al escuchar a Marcela Torres queda claro que al menos de parte del municipio de Florencio Varela no hay voluntad política de hacerlos participar en tanto garantes de que los archivos por lo menos no se pierdan, además de tener la posibilidad de conocer su contenido. De todos modos, desde la Comisión por la Verdad, la Memoria y la Justicia continuarán denunciando la promesa incumplida por Julio Pereyra, que ya lleva más de cuatro años.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Neuquén: “En la provincia de Vaca Muerta hay destrucción del Hospital público”

8300WEB - ACTA

Los trabajadores de Salud mantienen las medidas de fuerza en Neuquén donde denuncian la destrucción del Hospital público. Reclaman la apertura de una mesa salarial para el sector.

"La radio abierta en el Hospital Castro Rendón es parte del plan de lucha que estamos llevando adelante los trabajadores de la salud reclamando la convocatoria a una mesa salarial, la reapertura de las paritarias y enfrentando el vaciamiento del sistema público de salud. Queremos dialogar con la comunidad que es la que junto a nosotros sufre cotidianamente la destrucción del Hospital público”, sostuvo la delegada del Hospital por ATE, Florencia Peralta.

También remarcó que “en la provincia donde se encuentra Vaca Muerta hay negocios millonarios para las multinacionales petroleras y destrucción del Hospital público para la población”.

En tanto, la delegada también cuestionó los dichos del ministro de Salud, Rubén Butigué, quien en un informe oficial aseguró que el presupuesto para la cartera aumentó en cuatro años en un 400%, que ingresaron 1.200 agentes nuevos y que se invierten 4.300 pesos por habitante por año en salud.

“Esta ‘propaganda’ oficial contrasta con la destrucción del Hospital público que sufrimos los trabajadores y la población con condiciones de trabajo y atención que ponen en riesgo nuestra integridad física como pasó la semana pasada con una compañera del laboratorio. En todos los servicios faltan profesionales, enfermeros, auxiliares y operativos. Esto afecta nuestra salud como trabajadores, que prestamos servicio recargado por la falta de personal y afecta la calidad de atención a la población que a veces tienen que esperar meses para conseguir un turno”, remarcó.

Sobre el pedido de aumento Peralta sostuvo que un operativo inicial percibe 6.500 pesos cuando la canasta en la ciudad supera los 12.000 pesos.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Confederación Mapuche Argentina: Acción contra el fracking

ACTA

La Confederación Mapuche informó que procedió a levantar alambrados para resguardar los límites de la comunidad Lof Campo Maripe, "penetrada y perforada por la industria petrolera que sin consideración de nuestra vida colectiva, quiebra nuestra vida familiar y destruye nuestra economía comunitaria".

Añade ese comunicado de la Confederación Mapuche:

"Esto es más grave cuando llega la tecnología de la Fractura Hidráulica (Fracking). Nuestro pedido desde que desde el gobierno y la empresa YPF hacían público los anuncios de record de producción gasífera, ha sido que no vamos a permitir que esos niveles de producción sean a costa de nuestras vidas y cultura. Que es urgente establecer una agenda donde la primera garantía, debe ser el respeto a las comunidades preexistentes al descubrimiento de esas reservas gasiferas. Y fundamentalmente, cumplir con las leyes, que obligan a los gobiernos provincial y nacional a realizar la Consulta libre, previa e informada. Nada de esto, se cumple en esta ocupación ilegal de tierra mapuche a manos de las petroleras.

"Logramos, luego de un proceso de dialogo con las autoridades provinciales, que la Subsecretaria de Tierras apruebe en fecha 15 de mayo de 2014 una Resolución que expresa en su: “Artículo 1º: SUSPENDASE toda escrituración de Tierras Fiscales Provinciales en los Departamentos Añelo y Confluencia en las que existan pretensiones y/o conflictos con las Comunidades Indígenas a ser relevadas en el marco del Relevamiento Técnico Jurídico Catastral de las tierras de ocupación indígena, las que deberán contar con la consulta previa de las mismas”. Es decir la Consulta Previa es lo que se está violando en el accionar de la actividad petrolera y de numerosos privados que hoy penetran en nuestros territorios comunitarios. Todo esto ha sido detallado en comunicación urgente que hemos elevado al presidente de YPF, Miguel Galuccio, la semana pasada.

"Solicitamos apoyo, solidaridad, compromiso de quienes creen en la justicia de nuestra demanda, a que apoyen decididamente esta acción que hemos comenzado en el día de la fecha y que no la vamos a detener hasta no tener garantía que nuestros territorios están resguardados de la destrucción que anuncia y concreta el Fracking.

"Por la defensa de nuestros territorios – Por el Agua y la Vida: MARICIWEU MARICIWEU!!!"

Albino Campo LONKO - Lof Campo Maripe Jorge Nahuel - LONKO - Coordinador Zonal Xawvnko

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El grupo Brics agita el esquema financiero internacional

Leovani Garcia Olivarez (PL)

El grupo del Brics (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) dibuja hoy un nuevo mapa económico mundial, al instituir la formación de un Banco de Desarrollo y de un Fondo de Reserva que transformarán el actual orden financiero internacional.

Estas instituciones, concertadas en la primera jornada de la VI cumbre de los jefes de Estado de las naciones integrantes de este bloque en la ciudad brasileña de Fortaleza, se erigen como alternativas para financiar planes de infraestructura de países en desarrollo.

Se trata de un sueño convertido en realidad, consignado a compensar la insuficiencia de créditos de las principales entidades financieras internacionales, destacó la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, tras presenciar la víspera la rúbrica de estos acuerdos.

El Banco contará con un capital inicial de 50 mil millones de dólares, el cual será abonado a partes iguales por los cinco miembros del grupo, pero -según Rousseff- esta cifra crecerá hasta llegar a los 100 mil millones.

Su sede estará en Shanghái, considerada como el principal centro comercial y financiero de China, y los principales cargos administrativos serán asumidos de manera temporal y rotativa por los integrantes del BRICS.

El Fondo Reserva, denominado también Acuerdo de Contingencias de Reserva, tendrá por su parte un capital de 100 mil millones de dólares y será tributado de la siguiente forma: China entregará 41 mil millones, mientras Brasil, Rusia e India abonarán cada uno 18 mil millones y Suráfrica cinco mil millones de dólares.

Esta entidad servirá para apoyar las economías del grupo y contribuirá igualmente a mantener la estabilidad financiera global al complementar los mecanismos existentes.

Ambas instituciones, además de beneficiar a las naciones emergentes y otras en desarrollo, introducen cambios en sistema financiero mundial, diseñado en 1944 en el complejo hotelero de Bretton Woods, Estados Unidos.

Precisamente, la declaración conjunta aprobada en esta cita muestra la decepción de las cinco economías emergentes por la incapacidad estadounidense para impulsar las reformas prometidas desde 2010 en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La ausencia de cambios en el FMI obstaculiza el logro de una mayor voz y representación de los países en desarrollo, lo cual -juicio de expertos- incentivo a Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica a dar luz ver al Acuerdo de Contingencias de Reserva

Con respecto al Banco Mundial, los líderes del Brics señalaron que necesita avanzar hacia una gobernanza más democráticas y aplicar innovaciones que aseguren el financiamiento del desarrollo y el conocimiento compartido, sin condicionamientos.

Las decisiones adoptadas en esta cumbre evidencian asimismo la fortaleza de este grupo, formado por naciones con grandes poblaciones, un enorme territorio de casi 38,5 millones kilómetros cuadrados y una gigantesca cantidad de recursos naturales, además de representar cerca del 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) global.

Creado en 2001 el Brics aparece hoy con un gran peso en el escenario político-económico mundial, debido al continuo ascenso de su PIB, en medio de declive de Europa y Estados Unidos.

Son países que, a pesar de la diversidad geográfica, étnica, cultural y lingüística, están decididos a construir una alianza solida y productiva con consecuencias altamente positivas para el sistema financiero global.

La cumbre de este bloque concluirá este miércoles en Brasilia con una reunión de los cinco mandatarios con sus homólogos suramericanos, la cual persigue incentivar el diálogo y explorar vías de cooperación y acercamiento.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.