martes, 22 de julio de 2014

La ruta del avión Malasio y el mito multilateral

Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

Las primeras declaraciones provenientes de dependencias oficiales de Estados Unidos y algunos países de la Alianza Transatlántica, responsabilizando a Rusia y los separatistas rusos de la destrucción del avión con 298 pasajeros de Malaysia Airlines, delata el núcleo de una operación fallida.

El grado poco usual en precipitar una presunta culpabilidad en el infortunado hecho antes de una investigación, es propio de la mente febril que inicia el conflicto en Ucrania al derrocar al presidente Yanukovich sin anticipar consecuencias. Cuando es derrocado Yanukovich, si las consecuencias de una futura guerra separatista se anticiparon, es porque formaba parte del plan de expansión de la OTAN hacia el Este, el acoso a Rusia y más allá. Si se lee bien lo que trasunta, en todo el ejercicio de tensión entre Ucrania e Irán, finalmente consiste en controlar a China. En la confitura neoconservadora que predomina en la política exterior de Estados Unidos desestabilizar lo antes posible a China, suena a la creación de otro monstruo de mil cabezas y seguramente el presidente Barack Obama y sus asesores no lo consideran por ahora necesario.

Es así que las disquisiciones técnicas respecto a la factibilidad de derribar un avión comercial con un cohete que debe recorrer más de 6 mil metros de altura, así como el origen del disparo, redundan tanto como las especulaciones respecto a las fallas en los aparatos de inteligencia, particularmente de Estados Unidos y los países de la Alianza Transatlántica para anticipar este tipo de catástrofes. Como que fueran esperadas aunque suene a perversidad. Claramente que el episodio resultará como el asunto del uso de las armas químicas en la intervención en Siria, los acusadores terminaron siendo también los más presuntos culpables.

La historia se repite con este avión. Los que lo derribaron, en el caso que la investigación compruebe que efectivamente fue derribado por un misil o un cohete, (tengo dudas que se pueda aseverar con rapidez esta causa), deberán conceder que al final, a lo único que finalmente contribuirá el desastre aéreo, es a que el conflicto disminuya de intensidad y se llegue a una negociación de pacificación. Si la paz era el objetivo de asesinar a 298 personas entre ellas 80 niños, también puede generar duda porque igualmente se trataría de una acción demencial. El círculo de las motivaciones comienza a cerrase y queda abierta la más obvia que puede originarse en cualquiera de los dos bandos, separatistas con Rusia, o gobierno de Ucrania con la OTAN, porque ambos obtienen sus ventajas con el accidente. Diabólico lo es. Por el momento, pocos han pensado que se podría tratar de otro misterioso avión Malasio, ahora en Ucrania con especulaciones similares a las que pululan sobre el accidente del avión de la misma compañía del 8 de marzo en el Océano Índico. ¿Por qué se derribó a un avión Malasio y no a uno de otro país?

Como con el uso de las armas químicas en Siria, va a ser prácticamente imposible que la investigación señale a uno u a otro bando, como responsable de la tragedia. Nadie quiere exponerse como criminal. Es allí donde el factor multilateral se convierte o resulta en un mito. ¿Cuál es el equilibrio? ¿Quién lo induce? ¿Por qué tanta premura por la supremacía en una zona en particular que pueda causar esta tragedia?

Con las intervenciones en Irak en 2003 y Siria 2011-2014, la primera con una invasión militar de 27 naciones liderada por Estados Unidos y apoyada por miembros de la Alianza Transatlántica, y la segunda con la intervención de la industria del terrorismo, aunque oficialmente no se le reconozca así, la acción multilateral apareció políticamente anulada. El poderío unilateral de un estado (EEUU), cuyo poder supera a todo el resto, avasalló al poder multilateral de Naciones Unidas.

Al multilateralismo el conflicto Sirio se le escapó de las manos desde el origen porque había un diseño unilateral para derrocar al Presidente Bashar al-Assad, y que se ha impuesto hasta ahora en una coalición de países que no dejó el espacio para la negociación multilateral. Con Irak, antes de comprobar la existencia de armas de destrucción masiva, la intervención militar se precipitó para marcar un hecho político y el factor multilateral presidido por Naciones Unidas no pudo evitar la invasión. Siria ha sido el claro ejemplo de una ONU que por el quiebre del Consejo de Seguridad fue amenazada por la presión unilateral y el surgimiento de coaliciones que no representan el multilateralismo.

El fin de la guerra fría ha significado en la práctica la etapa de mayor debilidad del multilateralismo. Las dos potencias mayores, la URSS y EEUU, le entregaban al ente negociador hasta cierto punto el poder de mediación y las dos potencias en lo posible, no se movían un centímetro, excepto con una moderada incursión de acciones encubiertas.

El multilateralismo es una idea romántica de la política. Se formó para los conflictos pequeños y en las grandes instancias no funcionó. Ejemplos paradigmáticos han sido Corea en 1950, la guerra en Vietnam, el conflicto palestino- israelí, la guerra civil de 15 años en el Líbano, las guerras de casi 20 años financiadas por el Apartheid en Angola y Mozambique por nombrar las más resonantes. En todos estos hitos, hubo una potencia en especial que alimentó el conflicto y no respetó el multilateralismo, tomando el sendero unilateral y ese fue Estados Unidos.

Existe una aceleración por parte de la Alianza Transatlántica con Estados Unidos llevando la batuta, por recuperar el tiempo perdido desde la extinción del bloque Soviético en 1991. Efectivamente, el nuevo orden mundial que se desarrollaba en los años 90 y al despuntar el nuevo milenio bajo la égida de una tenebrosa globalización, era más bien un instrumento de propaganda para el poderío mono polar y la doctrina unilateral. Las páginas dedicadas a las relaciones internacionales se sincronizaban en diferentes ambientes, -político, mediático, académico-, insistiendo en un conjunto de nuevas amenazas dentro de la apariencia de un mundo que tendía a la multipolaridad. El cliché favorito, especialmente en la Chomskymanía del momento, consistía en el declive -en los moderados-, o el fin -en los más extremistas-, de la hegemonía de Estados Unidos.

El actual asalto Israelí a Gaza, el continuo desangramiento en Siria por derrocar al gobierno, la persistente complicidad con la industria terrorista financiada por las monarquías del Golfo Pésico con Arabia Saudí en el liderazgo, el permanente secuestro de Irak y Afganistán para evitar la reconstrucción y estabilidad de sus estados, son todas expresiones de la hegemonía de Estados Unidos y la falla multilateral. Lo que sucede allí es fabricación de la política exterior de Washington por una parte y de la inanición política de la comunidad de naciones que se agrupa en torno a la ONU, en la otra.

Pero no es solo Estados Unidos, porque sería fácil enfocar el peso sólo en la política de Washington. Se trata de una hegemonía que ejerce la alianza de países que forman el núcleo duro y selecto de la OTAN, cuya cabeza más visible es Estados Unidos. Pero todavía más. En el espacio cada vez menos oculto se sitúan las corporaciones transnacionales, que son las que en el fondo poseen la liquidez y la capacidad de manejo que hace funcionar al mundo con el orden que se visualiza y que se exhibe en prácticamente en todo el planeta. Un estado liberal en crisis de credibilidad política. Con una masa crítica de políticos que legitima un sistema donde la participación ciudadana apenas existe. Donde se impone el mito de la democracia republicana en sistemas sociales estructurándose cada vez más con semiótica trasladada de los códigos jerárquicos feudales, a su vez, disfrazado de posmodernidad compleja.

En Francia, el país estatal del liberalismo por excelencia, un sondeo en enero de 2014, (Barómetro Político. Opinionway /CEVIPOF), indicaba un 75 % de rechazo de la población hacia el Estado y un 88% hacia el político. Los sondeos respecto a Naciones Unidas todavía no son tan negativos. Las 298 víctimas del avión Malasio que cayó al este de Ucrania no tendrán nunca la chance de una opinión acerca de si sus vidas dependían de la eficacia de Naciones Unidas o de la depredación por el poder.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Palestina

Juan Diego García (especial para ARGENPRESS.info)

Aprovechando como pretexto un doloroso suceso aún sin aclarar -el secuestro de tres jóvenes colonos judíos y su posterior asesinato- las autoridades sionistas de Israel llevan a cabo una operación militar de amplia escala que lejos de castigar a los supuestos autores del secuestro convierte a toda la población de Gaza en objetivo militar con los resultados que ya son habituales: cientos de personas asesinadas (entre los que se cuenta principalmente población civil, muchos de ellos niños y niñas), miles de personas heridas, casas y edificios arrasados y cientos de miles de familias, candidatas a engrosar el éxodo al que Israel somete al pueblo palestino desde hace décadas.

El secuestro nunca se logrará aclarar y resulta sintomático que antes de cualquier investigación creíble las autoridades de Tel Aviv ya culparan a la resistencia palestina y lanzaran una operación que repite los esquemas ya utilizados en anteriores ocasiones. Con la misma lógica ¿Habría entonces que culpar al gobierno de Israel y a todo su pueblo del asesinato de un niño palestino que luego de ser torturado por sus agresores (jóvenes israelíes) fue incinerado vivo?.

La nueva agresión ha despertado la repulsa universal y acrecienta la imagen de Israel como un estado racista que hace con la población palestina lo mismo que los nazis practicaron antes con los judíos. Al menos los argumentos esgrimidos resultan en el fondo muy similares: el mito de la supuesta superioridad de un pueblo sobre otro que está en la base del sionismo y su derecho a ocupar tierras ajenas justificándose en un “derecho divino”. Todo esto suena mucho a la propaganda nazi de la “raza superior” y del “espacio vital”. En un contexto similar recuerda no poco a las justificaciones imperialistas del “destino manifiesto” que le permiten a los Estados Unidos proclamarse autoridad mundial. Es la misma ideología del colonialismo y su misión “histórica” de “extender la civilización” sobre los pueblos “bárbaros” del planeta.

La indignación universal contrasta con la efectiva complicidad de los gobiernos de las grandes potencias que arma y protege a Israel hasta de la más mínima crítica, denunciada de forma inmediata como expresión de antisemitismo. En un ejercicio de cinismo sin parangón dirigentes como Obama y Hollande apoyan las operaciones sobre Gaza y denuncian las “agresiones” de los palestinos contra Israel. La prensa internacional, fiel vocero de los intereses de las grandes potencias de Occidente se hace eco de la propaganda que generan las autoridades sionistas e intenta minimizar el horror que producen los cuadros de destrucción masiva y genocidio y hasta pasan de largo sobre escenas tan vergonzosas como la que muestran a un grupo de israelíes celebrando desde una colina el impacto de las bombas sobre civiles inocentes o a colegiales judíos despidiendo alborozados los misiles que serán lanzados sobre niños palestinos, tan pequeños como ellos. Regodearse con la muerte es ya una manifestación patológicas de esas que son tan comunes en el fascismo y que degradan la condición humana.

Por contraste, una periodista estadounidense que informa sobre este acontecimiento y no ahorra palabras de condena para los “espectadores “ (que llegaron a amenazarla) es cesada de forma fulminante por la cadena de televisión para la que trabajaba. De forma sistemática se ocultan o minimizan informaciones no convenientes para la estrategia del sionismo. Apenas se sabe algo sobre los destacados intelectuales judíos que condenan la agresión a Gaza y se distancian radicalmente de las decisiones de su propio gobierno; menos aún se menciona a los cada vez más numerosos jóvenes (hombres y mujeres) que se declaran objetores de conciencia y se niegan a vestir el uniforme de un ejército que ocupa tierras ajenas y asesina inocente, destruye viviendas, arrasa mezquitas, ataca hospitales y escuelas, envenena las fuentes de agua, expulsa a miles de personas de sus hogares y amenaza con la anexión de Gaza (¿Es éste el verdadero objetivo de la presente agresión?). Aún más significativa es la voz de antiguas víctimas de los nazis que hoy observan con horror cómo su pueblo se ha convertido de víctima en verdugo y no precisamente de los responsables del holocausto.

Las Naciones Unidas “lamentan” los acontecimientos y hacen llamamientos a la calma poniendo de presente una vez más la absoluta inutilidad de ese organismo y la necesidad de refundarlo sobre principios diferentes para que sea un mecanismo eficaz y castigue crímenes como los que Israel está cometiendo en Palestina. Las potencias emergentes, en particular Rusia y China, apenas se pronuncian. A fin de cuentas, ese territorio es (aún) del dominio occidental y se respeta como tal en el juego mundial de los imperialismos. Una buena oportunidad para saber hasta dónde pueden llegar en defensa de la legalidad internacional las nuevas potencias del capitalismo.

A nadie debe extrañar la reacción de los gobiernos árabes y en particular de las monarquías corruptas del Golfo, principales aliados de Occidente en la zona (luego de Israel, se entiende). Pero esto el pueblo palestino lo sabe desde siempre. Menos aún sorprende -aunque resulta más dolorosa- la reacción de la llamada Autoridad Nacional Palestina que gobierna en Cisjordania. Mientras las bombas llueven sobre la población de Gaza y se repiten escenas como aquellas de Sabra y Chatila, el presidente de la ANP se limita a una condena formal como si se tratara de otro pueblo y no del suyo. Y lo hace desde la seguridad y comodidad que le ofrecen las autoridades de Catar... ¡ese ejemplo destacado de democracia y solidaridad!.

Israel por su parte no puede hacer un balance muy favorable de esta operación en curso. Aunque aún minoritaria, se afianza la convicción de muchos de sus ciudadanos sobre la inutilidad de estas operaciones y sobre la necesidad de la paz con Palestina. Crece en no pocos la convicción de que estas aventuras son irresponsables salidas de gobiernos débiles que así intentan superar sus dificultades internas al precio de aumentar el desprestigio de su país en el mundo y de alimentar sentimiento de odio y venganza por parte de los agredidos, todo lo cual en nada contribuye al futuro de la nación. El sionismo registra preocupado como cada vez son más los ciudadanos que quieren la paz. Preocupa a los más suspicaces que su país se limite a jugar el papel de instrumento de agresión de las potencias occidentales en la zona, unos “amigos” que hoy apoyan pero mañana pueden no hacerlo. Ya sucedió en el pasado y no debe descartarse que ocurra en el futuro. Muchos de sus actuales amigos han sido tradicionalmente - esos sí - destacados antisemitas y en el fondo lo siguen siendo. Además, su mayor apoyo internacional es hoy una potencia en declive y los triunfos militares actuales no garantizan en modo alguno la paz en el futuro. Todo lo contrario.

Pero lo que más sorprende y permite alimentar la confianza en un pueblo es precisamente la resistencia inquebrantable del pueblo palestino. Nada consigue doblegar la voluntad de lucha de las gentes palestinas en Gaza y Cisjordania, ni tampoco de los palestinos residentes en Israel, tratados aquí como personas sin derechos, como parias en su patria tierra.

Israel no consigue ni conseguirá convertir a Palestina en una nueva versión del Gueto de Varsovia, con su trágico final de exterminio de una comunidad entera. Pero el solo intento cae ya como un baldón no solo sobre las autoridades sionistas sino sobre todo un pueblo que todavía y de forma mayoritaria comparte la política de su gobierno y aplaude las peores atrocidades. Aún son minoría (que no por pequeña resulta menos significativa) quienes conservan las mejores virtudes de un pueblo, el hebreo, al cual debemos grandes aportaciones en todos los órdenes.

Las actuales circunstancias alejan aún más la solución de los dos estados y hasta la muestran como una salida imposible. Y aunque parezca aún lejana y hasta utópica la solución de una misma Palestina (como se llamó siempre) compartida por igual por judíos y árabes, es sin duda alguna la solución más democrática, en realidad la única solución democrática del conflicto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Voces desde Gaza (I): Mads Gilbert

TERCERA INFORMACIÓN.

Domingo, 20 de julio de 2014

Queridos amigos y amigas:

La noche pasada fue extrema. La “invasión terrestre” de Gaza resultó en decenas de furgones con palestinos y palestinas con todo tipo de heridas, mutilados, destrozados, desangrándose, temblando; de todas las edades, todos civiles, todos inocentes.

Los héroes en las ambulancias y en todos los hospitales de Gaza están trabajando turnos de 12 y 24 horas, grises por el cansancio y la carga inhumana de trabajo (sin haber recibido ningún pago en Shifa en los últimos cuatro meses). Ellos atienden, derivan, tratan de entender el incomprensible caos de cuerpos, de tamaños, de miembros, de seres humanos que caminan, o no pueden caminar, que respiran, que no pueden respirar, que se están desangrando, y que no se desangran. ¡SERES HUMANOS!

Hoy, una vez más tratados como animales por “el ejército más moral del mundo” (sic).

Mi respeto por los heridos es infinito, en su sobria determinación en medio del dolor, la agonía y el shock; mi admiración por el personal y los voluntarios es infinita también; mi cercanía al sumud palestino me da fuerzas, aunque por momentos solo quiero gritar, abrazar fuerte a alguien, llorar, oler la piel y el cabello cálido de un niño cubierto de sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo sin fin… pero no nos podemos permitir eso, y ellos tampoco.

Caras cenicientas… ¡Oh, no! Ni más cargas de decenas de mutilados y sangrantes… todavía tenemos lagos de sangre en el suelo en la sala de emergencias, pilas de vendas empapadas en sangre para limpiar… Oh, los limpiadores… en todas partes, quitando rápidamente la sangre y los tejidos descartados, el pelo, la ropa, las cánulas… los restos de la muerte… todo quitado del medio… para ser preparado nuevamente, para que todo se repita. Más de 100 casos llegaron a Shifa en las últimas 24 horas. Ya bastante para un gran hospital bien entrenado y equipado con todo lo necesario, pero aquí… casi no hay nada: no hay electricidad, ni agua, ni materiales desechables, ni medicamentos, ni mesas de operación, ni instrumentos, ni monitores… es como si todo hubiera sido sacado de museos de hospitales del pasado. Pero estos héroes no se quejan. Ponen manos a la obra, como guerreros, de frente, inmensamente resueltos.

Y mientras les escribo estas palabras, solo, en una cama, derramo lágrimas, cálidas pero inútiles lágrimas de dolor y de pena, de enojo y de miedo. ¡Esto no puede estar pasando!

Y entonces, justo ahora, la orquesta de la máquina de guerra israelí comienza de nuevo su espantosa sinfonía: salvas de artillería desde los barcos de la marina en la costa, los rugientes F16, los drones enfermantes (los “zennanis” árabes), los hummers y los molestos Apaches. Todo, demasiado, hecho y pagado por los Estados Unidos. Señor Obama: ¿tiene usted corazón?

Yo lo invito: pase una noche, solo una noche con nosotros en Shifa. Tal vez disfrazado de limpiador.

Estoy 100 por ciento convencido de que cambiaría la historia. Nadie con corazón Y –además– con poder, podría marcharse de una noche en Shifa sin la decisión de ponerle fin a la masacre del pueblo palestino.

Pero los crueles y despiadados han hecho sus cálculos y han planeado otro ataque sobre Gaza.

Los ríos de sangre van a seguir corriendo la próxima noche. Puedo escuchar que han afinado sus instrumentos de muerte. Por favor. Hagan lo que puedan. Esto, ESTO no puede continuar. Mads Gilbert. MD PhD

Mads Gilbert es Profesor y Jefe Clínico. Clínica de Medicina de Emergencia
Hospital Universitario del Norte, Noruega.

Publicado en Middle East Monitor.
Traducción: Patricia Curbelo (editada por María Landi).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Voces desde Gaza (II): Mohammed Omer

TERCERA INFORMACIÓN

Cuando mi hijo grita.

Parece que ni siquiera tenemos derecho a existir o a defendernos. Ese derecho, según los Estados Unidos, pertenece sólo a Israel.

Mohammed Omer*

15 de julio de 2014

Mi hijo Omar, de apenas 3 meses de edad, llora arropado en su cuna. Es de noche. Se cortaron la electricidad y el agua. Mi esposa frenéticamente intenta consolarlo, protegerlo y tranquilizarlo mientras las lágrimas caen por su rostro. Esta noche la canción de cuna de Omar es la interpretación israelí de la Cabalgata de las Valquirias de Wagner, con F-16 que golpean la tierra formando la percusión, misiles Hellfire conduciendo los instrumentos de viento y drones representando la sección de cuerdas. Bombas de helicópteros de combate y morteros terrestres israelíes que estallan todo a nuestro alrededor completan la sinfonía, su sonido tan inconfundible como las famosas tubas de Wagner.

Pero a diferencia de una interpretación, esta ópera de la muerte dura días. El aplauso de la audiencia se reemplaza por los gritos aterrorizados de los bebés y los niños envueltos en humo. La metralla impacta en edificios y coches, mientras otro misil encuentra su blanco, aterrizando en otro hogar. Ya hay seis más muertos. La casa de un médico al lado nuestro fue alcanzada por tres misiles F-16 israelíes. Es difícil saber cuál era el objetivo. El médico fue asesinado, uniéndose a su madre y su padre, muertos en la guerra anterior en 2008-2009. Los ataques aéreos zumban en mis oídos y en los de Lina. El llanto de Omar continúa…

No hay final a la vista. Más allá de la frontera vemos tanques amontonándose, preparándose para la invasión terrestre. Arriba, el siempre presente tucu-tucu-tucutu de los helicópteros Apache mece la cuna de Omar con su vibración. Sirenas de advertencia perforan la noche: otro misil lanzado desde un buque de guerra israelí. La frontera no está lejos, pero no podemos irnos: la Franja de Gaza ha estado bajo bloqueo desde 2007. A diferencia de Israel, no tenemos refugios antiaéreos para ocultarnos. Los 1,8 millones de habitantes de Gaza, más de la mitad de ellos niños menores de 18 años, se abarrotan en un área del tamaño de Manhattan, sin poder salir. Debemos quedarnos y rezar, rezar para no seamos atacados.

Ya he pasado poresto antes: crecí enGaza.Pero ésta es miprimera vezbajo fuego como padrey esposo.Esuna experiencia totalmentediferente.Me gustaría podertransportar por airea mi esposay a mi hijo fuera de aquí.Pero este es miamado hogarancestral; ¿qué otra cosapuedo hacer? El ruido de losataques aéreos es demasiado fuerte y al parecer interminable. En unmomento de silencionervioso, Lina amamanta aOmary reza en silencio.

¡Crash! ¡Bum! Otro ataque aéreo se estrella contra el suelo fuera de nuestra casa. Lina se lanza fuera de la habitación, protegiendo a Omar entre sus brazos mientras busca estar a salvo en otro lado. Omar grita y grita y grita. Es perforante, me envuelve en un horror que sólo un padre puede entender. Me resulta imposible consolarlo, sosteniendo su mano diminuta mientras yace en los brazos de mi esposa. Lina sujeta con fuerza a Omar. Saltamos nerviosamente de habitación en habitación escrutando el cielo en busca de misiles. Israel siempre afirma que son de precisión. ¿De precisión? ¿Entonces por qué tantos niños, mujeres y ancianos son heridos, mutilados o muertos por misiles cada vez? ¿Por qué es bombardeado el hospital? ¿Por qué las escuelas, puentes, instalaciones de tratamiento de agua, invernaderos y otros objetivos civiles? Las estadísticas siempre cuentan una historia diferente.

¡Bum! Un destello de color blanco y otro impacto. El estrés es debilitante, impulsado por el zumbido constante de aviones no tripulados. Nos persigue mientras buscamos algún lugar seguro, pero no hay ningún lugar seguro. Miramos, esperando. Otra andanada de misiles Hellfire sacude el edificio. No hay descanso. No dormimos, pero tenemos la suerte de estar vivos todavía.

Abro y cierro la puerta de la heladera. La electricidad se cortó, pero me hace sentir normal. Lina trata de dormir, se recuesta un par de minutos y se despierta temblando. Esto es lo que se siente al estar bajo ataque en Gaza, y no sabemos por cuánto tiempo o cuándo terminará. Hablamos, buscando distraernos, preguntándonos cómo la estarán pasando losisraelíes al otro ladodel muro desegregación.Ellos son libres deentrar y salir cuandoles plazcay sinrestricciones.¿Se sientenseguros,conlas sirenasde advertencia y losrefugios antiaéreosdonde esconderse? No tienenque preocuparse porbuques de guerra que bombardeen sus casas, tanques que aplasten todo a través de suscalles, excavadoras que destruyan sushogares,aviones de combateque dejen caerbombas sobresu barriooaviones no tripulados que los cacen. Israel es la cuarta fuerza militar máspoderosa del mundo, con ejército, armada y fuerza aérea completas, así como su Cúpula de Hierro, que es muy eficazcontra los cohetescaseros lanzados desde Gaza. Nosotros no tenemos armada, nifuerza aérea ni ejército. Parece que ni siquiera tenemosderecho a existiro a defendernos.Ese derecho, según los EstadosUnidos,pertenece sólo aIsrael.

Al reflexionar sobre todo esto, la hipocresía eleva la disonancia cognitiva, la realidad de esta situación, a nuevas alturas. Estamos a apenas una hora en coche de las principales ciudades de Israel; sin embargo, vivimos en un mundo completamente diferente. Gaza es los guetos de Lodz, Cracovia y Varsovia juntos. No podemos salir o entrar sin el permiso de Israel. Israel nos dice lo que está permitido comer, nos ataca cuando se le antoja y con frecuencia, decide qué productos se nos permite tener, hasta el papel higiénico, el azúcar y los bloques de hormigón. Arresta a nuestros hijos, padres y madres, y puede mantenerlos retenidos todo el tiempo que quiera. Sus francotiradores se divierten a expensas de nuestros niños. ¿Cómo puede la sociedad israelí no saber lo que estamos sufriendo o lo que están pagando a los que nos hacen esto? ¿Acaso sus padres, abuelos, no pasaron por el mismo horror antes de venir a Palestina? ¿No fue el sionismo creado para que estos horrores no le ocurrieran nunca más … a ningún pueblo? (…)

A pesar de la desesperación, Gaza es mi hogar. Dondequiera que vaya, sin importar el tiempo que tenga que esperar en los puestos de control, al salir o al regresar, sentado bajo el sol caliente o discutiendo con los funcionarios sobre el abuso a los viajeros y las víctimas, siento una profunda alegría y amor cuando atravieso los portones de Rafah, porque estoy en casa.

Tengo opciones, dada mi ciudadanía holandesa. Mientras las bombas siguen cayendo, me pregunto si debo llevar a mi familia a los Países Bajos –donde nació mi hijo–, seguir con mis estudios de doctorado para Erasmus Rotterdam y la Universidad de Columbia, y tratar de olvidar los F-16 y las pesadillas que Israel reserva para nosotros.

Pero soy un periodista, y le debo a mi pueblo y al pueblo israelí saber la verdad. Decido quedarme en Palestina, mi querido hogar, con mi esposa, hijo, madre, padre y hermanos. No estoy dispuesto a dejar que Israel o el sionismo me exterminen.

Desde 1947 Israel ha trastocado nuestra vida. Mi familia y yo somos de la raza equivocada y la religión equivocada, por eso el Estado no nos quiere aquí. Pero esta es mi patria y, empecinadamente, sigo y seguiré permaneciendo en ella. Es mi derecho como ser humano y nuestro derecho como palestinos o israelíes, ya sea que seamos judíos, cristianos o musulmanes. En última instancia, todos somos humanos.

* Mohammed Omer es periodista gazatí, corresponsal de IPS, Al Jazeera y otros medios. Seguirlo en: @Mogaza

Publicado en The Nation.

Traducción: Pablo Dalchiele (editado por María Landi).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Voces desde Gaza (III): Walaa Ghussein

TERCERA INFORMACIÓN

Mientras nos sentábamos a interrumpir el ayuno, todo en la casa comenzó a romperse y a volar.

Walaa Ghussein*

15 de julio de 2014

El martes pasado, el 8 de julio a las 20:15, mi familia y yo: mi madre, mi padre, cuatro hermanas y nuestro hermano menor, estábamos reunidos en el comedor, preparándonos para el iftar [la cena que interrumpe el ayuno al final del día durante Ramadán]. Estábamos en torno a la mesa redonda, llena de varias y deliciosas clases de comida, charlando sobre un posible ataque israelí en la zona, y sobre si deberíamos abandonar la casa o quedarnos. De repente el infierno se desató: una explosión masiva puso fin a la conversación, causada por un avión de guerra F16, a menos de 10 metros de donde estábamos nosotros. Todo estaba rompiéndose y volando sobre nuestras cabezas, las ventanas, el polvo, y la metralla. No podíamos encontrar un lugar seguro en la casa para protegernos, excepto un pequeño baño, donde 8 de nosotros nos aplastamos, bajo el despiadado ataque de los israelíes. Desde la calle, la casa había desaparecido de repente de la vista; estaba cubierta de humo y fuego; los vecinos corrían y gritaban para ver si estábamos aún vivos; no había luz para ver qué le había pasado a la casa; la mayoría de las personas en el mundo nunca entenderá lo que es vivir una situación tan horrenda. La casa y sus paredes se vuelven tu última preocupación y solo te importa que tus seres queridos estén vivos. Nos sentamos allí, hasta que fuera “seguro” irse. Recogimos cualquier cosa que pensamos que podríamos necesitar y evacuamos el área.

Todos vemos en los medios cómo los israelíes corren a sus bien protegidos refugios cuando escuchan las “sirenas”; ellos entran en pánico y se esconden en un lugar seguro. Los palestinos no tenemos refugios, ni ningún lugar adonde ir cuando nuestras casas son bombardeadas y destruidas, mayoritariamente sobre nuestras cabezas, por un pesado misil F16, provocando trágicas masacres. La proporción de heridos, muerte y destrucción debe ser considerada. Los números, que suben a cada minuto, hablan por sí solos. Israel extermina familias enteras; una de las familias tuvo solamente un sobreviviente, un niño; un avión de guerra israelí lo condenó a crecer sin una familia ni un refugio. La Franja de Gaza entera está traumatizada de nuevo. Nadie puede compensar nuestra pérdida. Si fuéramos de llorar, formaríamos ríos que comienzan en Gaza y terminan en el Océano Atlántico. Por supuesto que el mundo y los medios masivos no le llaman a esto “terrorismo”.

¿Son estos los objetivos de Israel? ¿Apuntando “solamente a los terroristas”? ¿Qué pasa con los crímenes de guerra de Israel, el castigo colectivo, las masacres de civiles, incluyendo mujeres y niños? Y todos hemos visto a los israelíes sentados cerca de la frontera con Gaza, mirando felices las masacres, celebrándolas. Esa es la forma israelí de decir “¡Hola! Queremos la paz, pero Hamas está usando a los palestinos como escudos humanos, que no es nuestro problema, por lo tanto vamos a tener que matarlos a todos.” Yo sé que muchos israelíes sueñan con transformar a Gaza en el estacionamiento más grande del mundo, lo que es un claro llamado al genocidio, y además una demostración de que nadie en Israel quiere “paz”, como dicen.

Esto no es una “guerra” de dos poderes iguales, ni es una pelea entre dos países. Es un territorio ocupado sometido a la fuerza brutal de la ocupación israelí. No se debe culpar a nadie más que a las fuerzas de ocupación israelíes. Nosotros creemos en nuestro derecho a resistir a nuestro ocupante y agresor y en nuestro deber nacional de defender nuestra tierra. La existencia de Israel es la única cosa que nos pone a nosotros, los civiles, en peligro. Los palestinos tienen derecho a elegir quién quieren que los gobierne, Hamas o Fatah, e Israel debería dejar de intervenir en la reconciliación palestina, que es lo que ha provocado esta trágica situación.

Siento lástima de los israelíes, porque permiten que su gobierno y sus soldados cometan masacres en su nombre, y permiten que bombardeen Gaza desde colonias cerca de la frontera de Gaza. Si no hablan en contra de este genocidio, ustedes son cómplices. Los asesinatos de niños y mujeres no deberían ser festejados en el Estado Ocupante de Israel, y el bombardeo de Gaza no debería ser una escena agradable que los israelíes miran desde las ciudades del otro lado de la frontera.

Israel sofoca nuestra vida en Gaza; las personas están mental y físicamente exhaustas por el bloque de largo plazo impuesto sobre la Franja como castigo colectivo a más de 1.800.000 seres humanos a quienes se les priva de un derecho básico: el derecho a la vida. La principal causa del problema es la ocupación Israelí. Para terminar esta tragedia que afecta más que nada a los palestinos, la ocupación debe terminar, y la igualdad de protección y de derechos debe ser garantizada a todas las personas.

*Walaa Ghussein es palestina, estudiante de la universidad undergraduate Al-Azhar en Gaza. Seguirla en: @Walaagh

Publicado en Mondoweiss

Traducción: Patricia Curbelo (editada por María Landi).

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Clubes y buitres.Más de lo mismo...

Augusto Soberon, Martín Nicolás Sotiru, Ignacio Tunes (OTRO VIENTO)

Este mes que pasó, no fue un mes más para la Argentina en lo que respecta a sus relaciones políticas internacionales. Finalizando mayo y luego de 11 años de kirchnerismo, el Club de París y la Argentina lograron cerrar con “final feliz” el acuerdo que permite al país empezar a pagar nuevamente una deuda que había quedado en el olvido. Por otro lado, los “buitre” siguen complicando al gobierno ya que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó tomar el caso y volvió a quedar firme la sentencia del juez Griesa que obliga a pagar el total de lo reclamado por los fondos. ¿Qué implicancias tiene esto para la economía? ¿Cómo cambia el panorama internacional de la Argentina?.

El 28 de mayo el Ministro de Economía, Axel Kicillof, firmó con representantes del Club de París el acuerdo para cancelar la deuda que Argentina mantiene con la institución, la cual se fijó en la suma de 9 mil 700 millones de dólares. Para esto, el país tendrá un plazo de cinco años para realizar el pago, con la posibilidad de extenderlo por dos años más, siempre y cuando las inversiones extranjeras que se esperan recibir gracias al acuerdo,no se concretasen.

En primer lugar, hay que aclarar que este acuerdo no es una decisión espontánea por parte del Gobierno. Se encuentra enrolado en una política económica que tiene por objetivo saldar todas las deudas para poder volver a pedir dinero en el exterior y, de esta manera, insertarse en el mercado financiero internacional. Esto se encuentra íntimamente relacionado con la “adicción” a los dólares que tiene la economía argentina.

En lo que va del 2014 ya se realizaron diferentes acuerdos. El primero que se debe nombrar se relaciona con el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones(CIADI) que es el Tribunal Arbitral del Banco Mundial, el cual falla en los litigios entre empresas y Estados, con una marcada tendencia a favor de las transnacionales. Este acuerdo se dioen el marco del litigio con Repsol, que tuvo por objetivo la quita de las más de 20 demandas que realizó la empresa a partir de la expropiación en el año 2012.

Ahora bien, el trasfondo del acuerdo con Repsol tiene varios puntos de confluencia con el celebrado hace poco más de un mes. El objetivo de fondo del convenio con la empresa española fue darle un marco de seguridad jurídica a otra multinacional petrolera: Chevron. Esto permitió que dicha empresa venga a invertir en Argentina, principalmente en Vaca Muerta, donde utiliza, la nunca bien ponderada, técnica del fracking. Tampoco es menor que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya sido oyente de este acuerdo.

En contraposición con esto último, Kicillof salió a festejar no sólo el acuerdo en sí,sino también la “no intervención” del FMI en el caso ¡Claro, no hizo falta!Él mismo se encargó de cocinar la receta típica del Fondo.¿Cuáles son sus ingredientes? Devaluación, tarifazo, aumento de tasas y ajuste salarial, todo lo que viene sucediendo en el país desde comienzos del 2014.

Otro dato significativo es que la deuda aumentó más de 3 mil millones de dólares desde 2001 hasta el 2013, siendo a fines de este último año, según datos del Banco Central, por poco más de 7 mil millones de dólares. Lo que no se explica es cómo pasó a ser casi 10 mil millones en seis meses. ¿Será que finalmente Kicillof acepta lo que le proponen en vez de proponer como él se jacta? Además, existe una total incertidumbre sobre el monto verdadero de la deuda, ya que el único registro efectivo de la misma se encuentra en mano de los acreedores.

En lo hasta acá desarrollado, se puede ver que esta decisión cuaja perfecto con el perfil de “pagadores seriales” que Cristina Fernández anunció en agosto del año pasado. Una vez más entramos en el círculo vicioso de pagar para volver a endeudarnos, para “generar confianza” a las grandes potencias imperialistas y sus empresas aliadas.Los beneficiarios de este acuerdo (Alemania, Japón, Holanda, Estados Unidos, entre otros) invertirán en Argentina, utilizarán mano de obra barata, reventarán hasta puntos inimaginables nuestros recursos naturales, para luego llevarse las enormes ganancias a un costo mínimo.

De esta manera, ni siquiera se cumple con los postulados que desarrolló Néstor Kirchner, quien fomentaba el impulso de una “burguesía nacional consciente” que genere las condiciones para la inclusión social. La decisión fue apostar a los capitales transnacionales y no al desarrollo de la industria nacional.

¿Rendidos a sus pies?

El pasado 16 de juniose conoció la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos con respectoal juicio con losfondos buitre. En contra de todos los pronósticos, la Corte rechazó tomar el caso argentino, obligando al país a pagar a los fondos especulativos los 1.330 millones de dólares que reclaman.

Las expectativas de la Argentina estaban puestas en las otras dos opciones que tenía la Corte, además de la que finalmente tomó. La primera era aceptar el caso; y la segunda era que la Corte pidiera una opinión al Procurador General de los Estados Unidos. En ambos casos, la Argentina hubiese ganado tiempo y estirado la definición final lo suficiente para llegar al vencimiento de la cláusula RUFO en diciembre de este año.

Esta cláusula establece que si la Argentina ofrece una mejor oferta a los fondos buitre que la ofrecida a los demás acreedores, estos últimos tendrán derecho a sumarse a esa mejor oferta. En otras palabras, vencida la cláusula, la Argentina negociaría en soledad con los buitres, sin temer por una avalancha de juicios de los acreedores que sí aceptaron la reestructuración de la deuda.

Resumiendo el caso en pocas palabras, del total de los acreedores el 93% aceptó los términos de re-pago de la deuda argentina. Un 7% no lo aceptó y dentro de este remanente, solo el 1% representa a los fondos buitre. Argentina puede tranquilamente pagar los 1.330millones de dólares reclamados. El problema consiste en que gracias a lacláusula RUFO, unos 15 milmillones extras se sumarían por ese 6% restante (más de la mitad de las reservas del Banco Central). Y luego, el otro 93% que sí aceptó reestructurar la deuda, se subiría a los reclamos (la cifra en cuestión excede holgadamente los 100 mil millones de dólares).

A priori, al país se le presentan dos opciones: pagar o no pagar.¿Qué implica cada una de ellas? Pagar, implicaría sentarse a negociar con los representantes de la especulación y tratar de estirar al máximo las negociaciones a la espera del vencimiento mencionado anteriormente. No pagar, llevaría a la Argentina a una cesación de pagos, mejor conocido como default. Esto último, iría en contramano de todos los esfuerzos del gobierno por volver a tomar préstamos en dólares en el exterior.

Tanto el discurso oficial como la oposición se alinean detrás de la bandera de respetar estos compromisos internacionales, y más si está la justicia de por medio. La economía ortodoxa no discute si hay que pagar o no, sino cómo se debe pagar.Esta decisiónlleva consigo una carga ideológica que remite a la economía neoliberal, una carga ideológica que encuentra en el capital extranjero un aliado estratégico para el desarrollo. Lo que nunca se explica es la dependencia que esto genera en los países periféricos, como el nuestro, con respecto al centro del capitalismo mundial.

Es importante remarcar el origen odioso de ambas deudas. En gran parte fueron contraídas por la última dictadura genocida para la compra de armamento y el financiamiento del terrorismo de Estado. Por lo visto, pareciera ser que es más fácil salir a pagar que contar todo lo que hay detrás. Pero, ¿no es ilógico que el pueblo siga cargando con el peso de una deuda contraída en la etapa más nefasta de la historia del país para utilizarla en contra de aquel?

Una vez más se eligió pagar la deuda ilegítima en vez de apostar a saldar la deuda social que se tiene con nuestro pueblo.Una vez más se elige pagar millones de dólares en vez de apostar por una educación de calidad, por una salud para todas y todos, por una vivienda digna.Una vez más deciden por nosotros, sin consultarnos siquiera qué nos parece.Una vez más, y como dice Rodolfo Walsh, el pueblo está aprendiendo que está solo y que de su propia entraña, sacará la astucia y la fuerza.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Convenios con China tienen varias ventajas y algunas contras

Emilio MArín (LA ARENA)

Los acuerdos con China del fin de semana tienen muchas ventajas para Argentina. Secundariamente pueden tener algunas contras, pero no por culpa central de Beijing sino, en todo caso, por las limitaciones del modelo kirchnerista.

Durante la estadía del presidente chino Xi Jinping en Buenos Aires, la asociación estratégica entre los dos países, de 2004-2014, subió un escalón, llegando a la "asociación estratégica integral". Dicen que el primer estadio abarca lo económico y político, y que el segundo llega a la cooperación científica, tecnológica y hasta militar. Ahora el vínculo está en ese excelente nivel y debe ser por eso que buena parte de la oposición política, sobre todo la más relacionada con Washington, ha disparado con munición de grueso calibre contra lo firmado por el visitante con Cristina Fernández de Kirchner.

Se podría decir, en defensa de esos convenios, que el "error" de la Argentina es el "error" de otros 16 presidentes participantes o invitados, según el caso, de la VI Cumbre del Brics en Brasil.

Brasil, Rusia, India y Sudáfrica, miembros del Brics, también suscribieron con el mandatario chino los dos resultados sobresalientes de esa reunión: Banco de Desarrollo y Fondo de Reservas, por 50.000 y 100.000 millones de dólares respectivamente. ¿Tan equivocados están esos cuatro jefes de Estado a los que China vendría engañando como a niños desde 2009?

En esa cita también participaron los presidentes de Unasur y luego estuvo el Foro Celac-China, con once presidentes y cancilleres latinoamericanos. ¿Los 33 mandatarios de Latinoamérica y el Caribe son tontos, que se dejan engatusar por los orientales de ojos rasgados?

Esos países ven con ánimo favorable el incremento de relaciones comerciales, económicas y hasta cierto punto políticas, con el gigante asiático. En el año 2000 los latinoamericanos y caribeños comerciaban con Beijing por 12.600 millones de dólares al año; en 2013 ese comercio ascendió a 261.500, o sea un 2.400 por ciento, según subrayó el presidente Xi a un reportaje conjunto de Prensa Latina (Cuba), Valor Económico (Brasil), una agencia de Venezuela y "La Nación" de Buenos Aires.

En esa cita Celac-China los orientales hicieron saber que aportarían 20.000 millones de dólares para un fondo regional que preste a la región para obras de infraestructura.

¿Acaso esos préstamos son negativos? ¿Qué otro país importante u organismo financiero internacional está concediéndolos? ¿O es que el Banco Mundial, el FMI y el BID ahora están otorgando créditos a Argentina o a Cuba, por ejemplo? No. No lo hacen.

La valoración de los gobiernos y de sus poblaciones se puede medir en la buena recepción que Xi tuvo en Fortaleza y Brasilia, Buenos Aires, Caracas y obviamente La Habana, adonde llegó ayer. Fue tratado como un buen amigo.

Varias ventajas

Las 24 acuerdos firmados por las dos partes en Buenos Aires merecen una buena nota; sus aspectos positivos superan largamente a los negativos que podrían reprocharse.

En primer término porque suponen compromisos de inversiones millonarias en áreas importantes de la producción eléctrica, el transporte ferroviario y naval, y centrales nucleares, entre varios otros.

A diferencia de otros "créditos internacionales" de las potencias imperiales, sobre todo Estados Unidos y Europa, que nunca se sabe adónde van y que luego, sin obras a la vista, terminan engrosando una deuda externa con capital e intereses a nivel de usura, lo suscripto con China luce positivo.

Por ejemplo, 4.714 millones de dólares irán a la construcción de las centrales hidroeléctricas "Jorge Cepernic" y "Néstor Kirchner", en Santa Cruz. Darán empleo a 5 mil personas, según el ingeniero Carlos Bergoglio, de una de las empresas ganadoras de la licitación, Electro-Ingeniería. El plazo de construcción es de 5 años y medio, y cuando estén terminadas aportarán más de 1.700 megavatios al sistema eléctrico nacional, igualando casi a Salto Grande.

El préstamo tiene un período de gracia para el capital de 5 años y medio, para que se empiece a abonar cunado esté en funcionamiento. La tasa de interés es la Libor más 3.8 por ciento anual que Bergoglio, quizás con ojos parciales, juzga como muy conveniente.

Aunque hubiera convenido regatear y lograr algún puntito menos en la tasa de interés, hay que rescatar y valorar que este crédito de China contrasta con la absoluta sequía de otros préstamos internacionales. No se trata sólo de la actual coyuntura de conflicto con los extorsionadores "fondos buitres"; desde el despegue del país del FMI, en 2006, que los bancos internacionales y los países donde están sus casas matrices, no le prestan a Argentina.

China sí lo hace y a intereses razonables, como para que el beneficio sea recíproco. Y esa es la buena noticia.

Por un riel aceitado

Otro de los convenios es la inversión en el ex ramal ferroviario Belgrano Cargas, hoy Trenes Argentinos Cargas y Logística (TACL). Entre los chinos que prestarán 2.099 millones de dólares y otros 370 millones puestos por el Estado, se renovará ese ramal, con trenes nuevos y 1.500 km de vías también nuevas.

Se podrá objetar que esa modernización llega tarde. La culpa de ello no la tiene China sino los sucesivos gobiernos argentinos, comenzando por el de Carlos Menem pero siguiendo incluso con el actual, que fueron privatizando el Belgrano Cargas a diversos grupos empresarios sin resultado positivo. Hasta el condenado José Pedraza y Hugo Moyano fueron partes minoritarias del holding privatizado, que al final debió ser reestatizado.

Que se lo modernice es un hecho auspicioso, lo mismo que las siete formaciones nuevas en el ramal de pasajeros Sarmiento, que la presidenta y el ministro Florencio Randazzo inauguraron ayer en Buenos Aires. Las líneas San Martín y Mitre también han recibido formaciones nuevas, con varios tramos de líneas férreas acondicionadas a nuevo. La compra de ese material ferroviario, que en el caso del Sarmiento estará completado y en funcionamiento el 15 de septiembre, también se hizo con préstamos chinos y pagos casi contra entrega, según aclaró CFK.

Es obvio que para los 400.000 usuarios que podrá transportar en buenas condiciones el Sarmiento a partir de septiembre, tal obra será agradecida casi como una bendición de san Mao o san Confucio.

Hecho ese reconocimiento al gobierno nacional y a su contraparte internacional, corresponde una crítica. Sólo la continuidad de las privatizaciones, incluso hasta el gravísimo accidente en Once, y la degradación del sistema ferroviario podría explicar, sólo en parte, que el gobierno saliera a comprar trenes y vagones en China corriendo como los bomberos.

Un modelo industrial nacional y popular tendría que haber combinado una compra urgente y parcial, con la fabricación del resto en el país. Para Argentina esa fabricación no es tan difícil de entender como el "chino básico": en otro tiempo fabricaba trenes y los reparaba. En estas semanas en que los obreros de Emfer y Tacsa, los talleres ferroviarios del grupo Cirigliano, cortaron la Panamericana en contra de los despidos y falta de trabajo, esa crítica debería ser más comprensible.

Y otro tanto con el préstamo chino para adquirirles once barcos. ¿Por qué no hacerlos en Astilleros Río Santiago y Tandanor?

Mala y buena leche

Los analistas de mala leche subrayan que el comercio con China, desde 2008, es deficitario para Argentina. Para ser justos habría que puntualizar que ese comercio era muy menor en 2003 y aumentó hasta los 14.800 millones de dólares el año pasado. Luego sí se puede detallar que al comienzo el saldo era favorable para el país en 1.762 millones de dólares y el año pasado hubo un déficit de 5.033 millones.

Ese desbalance tiene que ver con que Argentina vendió sobre todo productos primarios y la contraparte lo hizo con insumos, productos industriales y alguna maquinaria. ¿De quién es la culpa del enamoramiento del país por la sojización? ¿Acaso de Beijing? No, más bien de los sojeros, Macri, Clarín, la Mesa de Enlace, Monsanto, Cargill, Aceitera General Deheza y Los Grobo, entre otros.

Alejandra Conti critica duramente a China por ese comercio supuestamente desigual, pero a continuación, cuestionando a Cristina, le enrostra que en el reciente viaje de Xi a Brasil, "nuestro vecino le vendió a China 60 aviones Embraer" ("Otro socio de cuidado", La Voz del Interior, 20/7). O sea que también compra productos industriales. La colega llevó sus críticas al plano político, acusando que "estamos asociándonos a un Estado sobre el que pesan serias y ciertas denuncias de violaciones a los derechos humanos". Su visión está contaminada por el anticomunismo de su fuente, que cita: el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal).

En la Semana Política del domingo se consignaban críticas virulentas de los economistas del PRO y el Frente Renovador: los acuerdos eran "pura fantasía".

Sin embargo, el especialista en política internacional, Juan Gabriel Tolkatlian, de la Universidad Di Tella e insospechado de maoísta, calificó de "gesto político trascendente" el swap por 11.000 millones de dólares en yuanes, que puede fortalecer las reservas del Banco Central ante eventuales corridas. Valoró que eso "importa como señal que da firmeza y respaldo" en el pleito con los "fondos buitres".

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los mal nutridos

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con la Licenciada en Nutrición Miryam Gorbam conversamos sobre la Cátedra Libre Soberanía Alimentaria, sus orígenes y expansión; el modelo agropecuario imperante, los transgénicos y la necesidad de construir colectivamente una alternativa frente al sojalismo y sus gerentes.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Razones de la guerra contra los pibes

Carlos del Frade (APE)

-Los niños empiezan a enfermarse por el miedo, el estrés, las ondas de choque de las bombas, el ruido cotidiano. Los padres hacen todo lo posible para distraerlos, para que esta cruda violencia no los abrume – dijo el sacerdote argentino Jorge Hernández, párroco de la iglesia Sagrada Familia en Gaza.

El padre Hernández no quiere dejar esa tierra condenada por el estado terrorista de Israel, principal intérprete del imperio norteamericano en esos atribulados arrabales del mundo. En su parroquia ha recibido a 28 chiquitos discapacitados para abrazarlos, para cuidarlos.

“Lo cierto es que los crímenes se multiplican. Desgraciadamente una familia cristiana se vio afectada al ser bombardeada la casa contigua a la suya. Ventanas rotas, humo, grito, confusión fue el trágico escenario de la noche para esta familia. Esto es lo que está sucediendo aquí. Nosotros estamos bien. Hay personas que han agradecido nuestra presencia aquí. Nos recuerdan cada tanto: “Ustedes no nos van a abandonar, ¿no es cierto?. Sin embargo, ¿qué difícil que es encontrar la palabra justa, la palabra de aliento, la palabra de esperanza, el consejo oportuno?...”, reflexiona el cura Hernández.

Y desde el corazón mismo del poder imperial, el ex secretario de trabajo de la era Clinton, Robert Reich, se sinceró sobre los miles de chicas y chicos que vienen desde El Salvador,Honduras, Nicaragua y México y que ahora resultan un peligro para la seguridad de Estados Unidos.

-He estado viendo en la cobertura en los medios a estadounidenses en la frontera que insisten con pancartas y gritos que los niños –la mayoría de ellos refugiados de la guerra contra las drogas que nosotros creamos- regresen a su casa. Yo no sugiero que se permita el paso a todos los que quieran venir, pero estos son niños desesperados…¿Qué pasó con la generosidad, la decencia y el gran corazón de este país? – se preguntaba Reich hace algunos días en su cuenta de Facebook.

Los pibes masacrados en Gaza, los chicos que serán deportados o encerrados en nuevos ghetos como los que piensa la administración Obama, son señales de las consecuencias políticas de los grandes negocios del sistema: armas y drogas.

Quizás por eso, desde un costado del mapa rosarino, un muchacho humilde junta los recuerdos de sus seres queridos asesinados en estos últimos años bajo el demencial pulso del negocio narco con las imágenes que vienen de Gaza.

-No sé si quiero que el Pocho festeje su cumpleaños en el cielo. No sé si quiero que Mercedes Delgado lo haga. No sé si quiero que el Gabi lo haga. No sé si quiero que Joroba. No sé si quiero que el Cache. No sé si quiero que Javir, el pibe de la Chaio lo festeje alla. No sé si quiero que el Gordo y Joselo lo hagan. No sé si quiero que el Vieja lo haga. No sé si quiero que el Garufa lo haga. No sé si quiero que el Tronqui festeje su cumpleaños con ellos. No sé si quiero que Fernando lo haga. No sé si quiero que Elvio López festeje su cumpleaños por alla. No sé si quiero que el Caray, el hermano de un hermano de la vida, lo haga. No sé si quiero que Beto, otro hermano mío, festeje en el cielo. Si sé...NO QUIERO... De lo que sí estoy seguro, con el permiso de los familiares y amigos, es de que si se juntan allá van a armar una Asamblea para debatir que mierda está pasando acá en la Tierra... ...Espero que convoquen al maestro de Neuquén, al estudiante de Buenos Aires, a los dos pibes que se fueron desde Avellaneda, a los cumpas del Mocase y los Qom. A los pibes de Moreno: Mono, Paton y Jere. A Luciano Arruga. A Julito López y a los muchachos que no me acuerdo pero que me duelen igual. A todos los que se fueron aquel 19 y 20 de diciembre del 2001. A los pibes de Cromañon y a los muertos que no vemos, ni conocemos los nombres y rostros y que mueren a manos del gatillo fácil. Esto es a la memoria de todos los pibes caídos por la corrupción de los diferentes gobiernos de turno...La tristeza que siento por las muerte de los pibes en Gaza es la misma que siento cuando los pibes se mueren acá en la Plaza – escribió Rodrigo “Bichito” Gauna, militante social, creador de esperanzas concretas y sencillas desde el profundo lejano noroeste rosarino, en el barrio Ludueña, donde hace casi medio siglo un cura de verdad, Edgardo Montaldo, se las ingenia para multiplicar presentes mejores. Postales y razones de la guerra contra los pibes, del suicidio humano.

Fuentes: Diario “La Capital”, Rosario, sábado 19 de julio de 2014; informe de la licenciada en Relaciones Internacionales, Griselda Algarañas, del jueves 17 de julio de 2014 y escrito de Rodrigo “Bichito” Gauna del viernes 18 de julio de 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

El macrismo hace lo que decía Da Vinci: "Una obra nunca se termina, solo se abandona"

RNMA - ANRED

Cuentan que Da Vinci decía eso en referencia a las obras de arte; el macrismo parece haberle dado una vuelta de rosca en falso. Integrantes del CFP (Centro de Formación Profesional) Nº24, que funciona en el barrio porteño de Flores, realizaron un corte de calle para reclamar por la finalización de una nueva obra que fue abandonada por la empresa contratista. El Centro es parte de una escuela pública de la ciudad. Silvana Daversa nos contó los detalles de cómo es trabajar en un edificio nuevo donde nada funciona. Fue durante una entrevista realizada en el programa matutino, Enredando las Mañanas.

Silvana Daversa: Somos una escuela pública, tenemos más de 1000 estudiantes adultos que se capacitan en oficios, más de 80 cursos de formación profesional. Dependemos del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y hace 18 meses que estamos trabajando en un edificio nuevo, flamante, pero que no tiene final de obra. La empresa adjudicataria de la obra, iniciada hace tres años, hizo prácticamente un abandono de obra.

Nosotros empezamos a trabajar allí hace aproximadamente 18 meses, y a medida que íbamos poblando el edificio, nos dimos cuenta de que la luz eléctrica dependía de un cable que conectaba el edificio viejo, de principios de 1900, a un edificio nuevo, de planta baja y tres pisos. Cuando nosotros descubrimos esto y nos damos cuenta de que había un montón de falencias en la obra nueva, empezamos a hacer los reclamos. Ya tenemos 18 meses de reclamos constantes, en los cuales estamos diciendo que no podemos estar colgados de la luz, no podemos utilizar el ascensor, no podemos utilizar la rampa de elevación para personas con movilidad reducida, además de un montón de otros vicios de obra que los empezamos a notar a medida que habitábamos el edificio.

Por ejemplo, se inundan todos los tableros eléctricos; ya tuvimos el incendio de uno de ellos. Hemos hecho notas, nos hemos comunicado con la gente de Edesur, para ver si el problema era de ellos; nos han dicho que no, que hay un expediente dando vueltas, que solamente falta la firma y la decisión del Ministerio de Educación. No sabemos qué hacer, más que realizar este tipo de medidas, porque llega un momento en que la paciencia se agota.

Enredando las mañanas: ¿El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires les dio algún tipo de respuesta?

SD: La respuesta era: "Sí, lo vamos a ver", "Sí, lo vamos a solucionar", "Dennos un tiempo, lo vamos a averiguar", "Pásennos el número de expediente". En el medio hubo un cambio de autoridad. En ese cambio de la Gerencia Operativa de Educación y Trabajo, lo que nos han dicho es "Nosotros somos nuevos en la gestión, por lo tanto, no podemos darles una respuesta inmediata", cuando hay un problema que hace 18 meses que está.

No hubo ninguna respuesta satisfactoria y ninguna acción que permita que nosotros podamos dar cursos de manera digna y, en principio, con electricidad.

Nosotros damos cursos de internet, de informática; tenemos una pequeña radio comunitaria que está empezando a trabajar allí; tenemos cursos de carpintería, en el que la se utilizan un montón de sierras, máquinas; cursos de peluquería, en el que se utilizan planchitas, secadores de pelo. Al no tener luz, es imposible dar un curso.

Tenemos siete cortes de luz por día. La gente se cansa, se agota; no podemos subir las escaleras para acceder a los pisos superiores. Vuelvo a decirte, trabajamos con adultos, algunos son mayores. Es un problema.

Es indignante, porque no hemos encontrado ningún tipo de respuesta favorable. Hemos hecho notas, nos hemos comunicado telefónicamente. Cada vez que se cortaba la luz, llamábamos por teléfono a la empresa que hace el mantenimiento de los edificios escolares, y decían que no les corresponde porque le corresponde a la empresa que construyó el edificio; esa empresa se fue, hizo abandono de obra, no está. Es el Gran Bonete, se van pasando la pelota unos a otros.

El día de hoy estamos entregando certificados, diplomas, a más de 750 estudiantes que han logrados hacer estos cursos en el primer cuatrimestre. Y es momento, ya que estamos reunidos, de poner en conocimiento a la comunidad, a los vecinos, la inoperancia de esta gestión.

ELM: Teniendo en cuenta que se enmarca en una política generalizada del vaciamiento de la educación pública por parte del macrismo.

SD: Totalmente. Pensá que nosotros no tenemos ningún tipo de fondo ni de subsidio, a lo sumo un pequeño fondo que tiene la cooperadora. Es decir, a nosotros el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio de Educación, no nos baja un clavo, no nos da un pote de champú para un curso de peluquería. Todo lo que nosotros tenemos, lo hacemos a través de la gestión propia de la asociación cooperadora, como hacen la mayoría de las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, que hacen peñas, kermeses. Hacemos una feria el primer sábado de cada mes, una milonga el segundo sábado de cada mes, ciclos de cine, todo para reunir fondos.

Lo que tenemos en la escuela hoy: las computadoras, el parque informático, los insumos que se han conseguido, fueron a través del esfuerzo de la gente. Y hoy siete cortes de luz por día están afectando las computadoras, que ya se están quemando —una computadora no aguanta siete cortes de luz por día—; se está deteriorando lo poco que hemos conseguido y lo que hemos tenido.

Durante estos 15 años que llevamos de escuela pública vemos cómo día a día se deteriora. Con el agravante del frío en invierno. En el edifico nuevo no han puesto estufas, han puesto aire acondicionado frío/calor. No los podemos encender porque cualquier cosa que se enchufe salta todo el edificio.

Con los pocos fondos que uno tiene, que son de gestión propia, de lo que hace la comunidad de la escuela con sus 1000 estudiantes, que se vayan deteriorando de esta manera es indignante.Aquello que debería ser una buena noticia, es decir que una escuela pública tenga mejoras edilicias recientes, puede convertirse casi en una pesadilla para quienes van a trabajar o a cursar allí.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CL): Nuevamente el fascismo contra “El Mundo”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Así titule la editorial del vespertino, del día 22 de febrero, en la que describía un brutal ataque perpetrado en la noche del día anterior y que siguió hasta la madrugada de ese día en el, que una de las bandas armadas por la burocracia política y sindical del Movimiento, pretendió destruir la Redacción del diario.

La acción, perfectamente coordinada, y que contaba con el apoyo de la Policía Federal, inició la agresión con armas de grueso calibre.

El personal, que se encontraba cumpliendo sus tareas, impidió serenamente que los agresores consumaran su objetivo.

Se identificaban con pecheras que llevaban la inscripción “Juventud Peronista de la República Argentina”.

Se trataba de una fracción irrepresentativa, armada y financiada por el Ministerio de Bienestar Social cuyo titular era José López Rega, y cuyo jefe visible era un oscuro personaje llamado Julio Yessi.

La finalidad, declarada públicamente por este grupúsculo, era la de “depurar” activamente las filas del peronismo de los sectores progresistas y revolucionarios, considerados “infiltrados marxistas”.

En realidad, en una verdadera orgía macartista, apuntaban a borrar toda oposición al Pacto Social y a proteger a la dirigencia sindical, burocrática y pactista; cada vez más cuestionada por las bases.

Yessi, acompaño al “General” en su regreso definitivo al país y era la cara visible del fascismo instalado, con la anuencia de este, en las filas del Movimiento.

Esa noche me tocaba reforzar la guardia con Julio Huassi.

Un extraordinario poeta y periodista, que integraba la mesa de redacción y que representaba al Movimiento de Izquierda Revolucionaria el que, liderado por Miguel Enriquez, combatía, con las armas en la mano, a la dictadura pinochetista, en el país de Pablo Neruda.

Salí a cenar con Jorge Di Pasquale y Alicia Eguren para hacer un balance de la actividad que desplegamos para abortar el falso complot, armado por los comisarios Margaride y Villar, del que hablamos en nuestra nota anterior, por el que se pretendía imputar a Julio Troxler, Envar El Kadri y Carlos Caride, de intentar asesinar al Presidente.

En la charla, Alicia recordó, que una acusación semejante había armado la burocracia sindical en 1947 para desplazar a Cipriano Reyes y a los dirigentes laboristas que intentaban defender la autonomía de las organizaciones sindicales.

Esa vez los compañeros, falsamente acusados, fueron detenidos y permanecieron cerca de 8 años en prisión; luego de ser sometidos a brutales torturas.

Cerca de la medianoche me pasó a buscar Julio, un compañero que fungía en ese momento como chófer, el que me adelantó que algo raro estaba ocurriendo y que varias arterias cercanas a la redacción, ubicada en calle Sarmiento, estaban clausuradas y se veía un intenso movimiento de patrulleros.

Cuándo nos estábamos acercando nos detuvo un policía que nos dijo que no se podía pasar. Nos adelantó que se estaba produciendo un intenso tiroteo en el que participaban “subversivos”, atrincherados en una oficina cercana, que disparaban con fusiles FAL.

Cambiamos el itinerario y en el primer bar abierto me baje para llamar por teléfono y me comunique con Julio quién me describió la situación señalándome que me alejara del lugar ya que habían agredido a varios periodistas del diario que se encontraban cenando en el restaurant del Club de Ajedrez denominado “Capablanca”; ubicado frente a nuestras oficinas.

Pensé ¿qué podría hacer? Decidimos ir a la redacción del diario “Noticias” para elaborar un plan de acción.

Al identificarnos con los compañeros de la seguridad nos hicieron pasar y llamaron a Miguel Bonasso, su director, el que se hizo presente a los pocos minutos. Me instaló en su oficina y al mismo tiempo que intentaba tener más elementos de lo que estaba pasando, empecé a hacer una serie de llamados a la Jefatura de la Federal a cargo del General Iñiguez, al Secretario de Prensa de la Presidencia y a diputados y senadores del espectro democrático, para denunciar la el ataque.

Inmediatamente los teletipos de los diarios recibieron mensajes de adhesión y de repudio a una nueva operación, mediante la cual que intentaba destruirnos.

Al mismo tiempo elaboré, la que luego publicamos como editorial, y con la que encabezo esta nota.

En la misma consignába: “.. que teníamos perfecta conciencia, cuándo encaramos este proyecto “político periodístico”, que al denunciar las injusticias de un sistema de opresión ganaríamos la oposición de los sectores del privilegio, que al mantener una clara postura antimperialista contaríamos entre nuestros enemigos al imperialismo norteamericano y a sus aliados nativos y que al defender la libertad y la democracia, frente al avance fascista, seríamos permanentemente víctimas de los ataques de la derecha...”.

Y seguía señalando “... De cualquier forma transformar nuestro diario en un vocero de las luchas obreras y populares, dar cabida a todo lo que no tiene espacio en la prensa burguesa, nos ha granjeado el apoyo y la simpatía de importantes corrientes del campo popular…”.

En ese momento fue inestimable la solidaridad de Miguel, el que estaba consciente de que también el matutino que dirigía, podía ser victimado por las hordas armadas desde el Ministerio de Bienestar Social.

Cerca de las 3 de la mañana y al no poder ocupar la redacción y luego de quemar ejemplares del diario en la vía pública; los atacantes se retiraron, manifestando que la autodefensa resistía con armas de un potencial superior.

Demostrando la absoluta complicidad policial efectivos de la misma rodearon el edificio e impedían el acceso del personal que venía a ocupar su puesto de trabajo.

Intentaron hacer lo mismo conmigo pero, al identificarme como el director, me dejaron ingresar a la redacción.

En la misma Enrique el responsable de la autodefensa y Julio me impusieron de los daños sufridos por los disparos que habían destruido todo los vidrios que daban a la calle y algunos muebles cercanos; lo que rebelaba la violencia y el armamento usado.

Permanecí en el edificio ya que me habían adelantado que, en un hecho paradojal, muy común en aquellos días, los atacantes habían “denunciado” que se los agredió con fusiles FAL, que formaban parte del arsenal de una unidad militar que fuera copada por guerrilleros del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Como siempre ocurre un juez, cercano al poder, había dispuesto el allanamiento de las oficinas de la redacción.

El mismo se llevó a cabo por cerca de 100 efectivos de la Policía Federal. La mitad de uniforme y los otros de civil dirigidos, por un Comisario de Coordinación Federal.

Dieron vuelta todo pero no encontraron arma alguna lo que hizo que se retiraran sumamente molestos y extrañados.

Lo que no detectaron era que en mi oficina había una pared que, con un mecanismo muy original, y como en las novelas policiales, se corría y daba acceso a una habitación en la que depositábamos el armamento necesario para la defensa y la documentación más sensible e importante.

Cuándo, un poco más tarde que lo habitual, llegaba a la playa la 6ª edición, nuestra satisfacción era muy grande porque no nos habían podido silenciar.

Uno de los elementos que identificaba al diario era un “pirulo” de tapa, con un dibujo de un trabajador y un texto que redactaba Julio Huassi.

Este, denominado “Fierrito” sintetizaba, en una frase, la que era la noticia del día y era lo primero que leían nuestros lectores; según me lo manifestaban, en diferentes actividades, que realice en todo el país.

En esa edición el poeta, que había vivido con toda intensidad esas horas, había puesto el personaje en el medio de un grupo que simulaba una manifestación con un texto que decía “Nos balearon el diario. Aijunas… ¿Hasta cuándo van a seguir matando militantes populares, atacando, encarcelando…? ¡Al fascismo se lo enfrenta unidos y con todo… Chamizo!

No cabía duda que asistíamos a la declinación de un gobierno que había generado expectativas y esperanzas, en vastos sectores de nuestro pueblo; que fueron defraudadas por los compromisos de Perón con el partido militar y la fracción burguesa del peronismo.

La apertura democrática se iba cerrando y seguramente, ante el fracaso de este ataque, vendrían otras medidas legales o para estatales, para silenciarnos.

En ese contexto de luchas, de avances y retrocesos, se produce un importante conflicto en Villa Constitución que pone en jaque a la burocracia “miguelista” que encabeza nuestro compañero Albero Piccinini.

Por otro lado se consolida la unidad del movimiento obrero en Córdoba que pivotea, en el Smata conducido por Renee Salamanca y en Luz y Fuerza, liderado por Agustín Tosco.

Pero como toda luz supone sombra, se prepara un “golpe policial” para desplazar del gobierno de la docta a Ricardo Obregón Cano y Atilio Lopez.

¿De qué forma se manifiestan las luchas obreras en esos meses que cuestionan el Pacto Social? ¿Qué fue el “Navarrazo” y como actuó el “General”? ¿Cuál fue la respuesta del gobierno a la tregua propuesta por el ERP? Serán algunos de los temas que abordaremos en nuestra próxima nota de esta saga.

Manuel Justo Gaggero es Abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Proyecto Conti: Una ley para legitimar la represión

CORREPI - ANRED

"El primer proyecto de ley con que el Frente para la Victoria obedeció la orden recibida de su jefa, la presidenta Kirchner, en el discurso del 1º de marzo de este año, de legislar para “reglamentar” (es decir, prohibir) las movilizaciones y protestas callejeras, generó un repudio tan amplio que hasta sectores oficialistas se plegaron a criticarla (...) En su reemplazo apareció el promovido por la diputada ultra kirchnerista Diana Conti (...) Se trata, simple y brutalmente, de la prohibición explícita de cualquier protesta".

Era demasiado burdo, aun para el kirchnerismo, promover un texto que contenía cláusulas copiadas de un decreto de Pinochet, y que utilizaba categorías tan expresamente represivas como “protesta legítima” y “protesta ilegítima”.

En su reemplazo apareció el promovido por la diputada ultra kirchnerista Diana Conti, que en escasos seis artículos, más el que invita a los gobernadores a adherirse y el de forma, crea una “Comisión de Mediación” dentro del ministerio de Justicia y DDHH, que deberá intervenir de inmediato ante cualquier protesta con “exteriorizaciones que afecten a terceros ajenos al conflicto”, lo que incluye absolutamente todo acto de repudio o reclamo.

El procedimiento previsto deja bien claro que se trata, simple y brutalmente, de la prohibición explícita de cualquier protesta. Ante una “reunión de personas que peticionan o se expresan sin ejercer violencia, ni utilizando armas”, la “autoridad competente” (eufemismo que siempre remite a las fuerzas de seguridad) deberá intimar al cese y llamar a la Comisión.

Así, en primer lugar, aunque no se hable expresamente de “manifestaciones legítimas o ilegítimas”, se consolida de hecho la distinción, y se autoriza la inmediata represión, sin mediación ni intimación alguna, sobre las “reuniones de personas” que, a criterio de esa “autoridad competente”, ejerzan violencia o utilicen armas. Ya sabemos cuál es el concepto de “violencia” y de “armas” que aplican los funcionarios estatales (de policías a jueces, de gendarmes a fiscales) cuando el que está del otro lado es un trabajador organizado.

Mil veces hemos defendido en causas penales compañeros imputados como “violentos” porque alguno tenía el rostro cubierto, o porque se calificó como “elemento contundente” una caña de una bandera. Ni hablar si hay cordones de seguridad, bastones de autodefensa o si se ingresa a un edificio público. La semana pasada, sin ir más lejos, una radio abierta frente a la Cámara Criminal, organizada por CORREPI, la RNMA y ENECA, fue calificada a viva voz como “acto violento” por la presidenta de la Sala V, porque se escuchaba desde dentro del edificio.

La tarea de la Comisión es la de “canalizar las pretensiones o reclamos de un modo en que no afecten los derechos de terceros”, lo que claramente se traduce en la desactivación de la protesta, para sustituirla por alguna instancia puertas adentro (elevación de petitorios, reuniones, mesas de diálogo, etc.), es decir, todo lo que precede habitualmente cualquier reclamo que llega a la calle.

Terminada la mediación, si la protesta se mantiene, las fuerzas de seguridad tienen vía libre para intervenir y hacerla cesar, lo que también se dice tratando que no se note tanto: “si [la mediación] no tiene éxito, se hará una intimación ordenando el cese de las acciones que afectan derechos de terceros, y sólo si la orden no es obedecida se podrá hacer uso de la fuerza pública para hacer cesar la comisión de los delitos”.

La formulación “derechos de terceros” incluye, naturalmente, lo que sea necesario para justificar la intervención represiva. Podrá ser cualquier cosa, desde el “derecho de circular” si hay una calle cortada, hasta el de dormir la siesta sin ruidos en la vereda.

El artículo 6º es el que contiene la zanahoria envenenada para que algún distraído crea que su sanción pudiera ser útil a los trabajadores.

“Se declara la amnistía de todas las personas incursas en delitos cometidos en el marco de protestas, movilizaciones y reivindicaciones sociales, gremiales y políticas, producidas a partir del 10 de diciembre del año 2001 y hasta la sanción de la presente ley. Se excluyen los delitos de homicidio, lesiones graves y cualquier otro que implique el ejercicio directo de violencia física sobre las personas”.

Prácticamente ningún compañero, de los más de 5.000 que hoy enfrentan causas penales como consecuencia de movilizaciones o protestas, podrá ser beneficiado con la anunciada amnistía. No hace falta detenernos en los petroleros de Las Heras, condenados por homicidio calificado y coacción agravada, que quedan claramente excluidos. La figura penal más liviana, y la más usada cuando hay detenciones en una movilización, es el “atentado o resistencia a la autoridad”, casi siempre combinado con daño y lesiones, lo que hace años llamamos “combo manifestación”. Ni hablar del resto del menú habitual de imputaciones en causas contra la militancia.

Salvo algún caso muy excepcional en el que sólo se acuse por la obstrucción o interrupción del tránsito (que, en el ámbito de la CABA, se canaliza más frecuentemente ante la justicia penal o contravencional de la ciudad, a la que no alcanza este proyecto), no habrá cierre de ninguna causa.

La pretendida “amnistía” no cambiará la situación de los compañeros condenados y presos, como los de Corral de Bustos o Esteche y Lezcano, ni de los que esperan su juicio, como los de los saqueos de Bariloche, los que defendieron la Sala Alberdi o los vecinos indignados que arremeten contra una comisaría después de un fusilamiento o una muerte en la tortura.

Mientras el texto del proyecto intenta disimular su verdadero objetivo, en la exposición de motivos la diputada oficialista los confiesa. Allí habla de la necesidad de “reglamentar las protestas sociales para la mejor convivencia” (o sea, la mejor conveniencia de los gobiernos) y pontifica que “el Estado debe preferir en tanto sea posible, la utilización de todos sus elementos de gestión, de prevención, de disuasión, atención y solución de conflictos, antes de recurrir a la represión y al castigo penal”. El objetivo expresado es “solucionar un problema real y acuciante de la Argentina actual... gestionando con criterio democrático los conflictos sociales”.

El “problema real y acuciante” no son los despidos y suspensiones, los salarios caídos, la inflación ni ninguno de los que aquejan al pueblo trabajador. El “problema real y acuciante” del gobierno es disponer de más y mejores herramientas para reprimir, como siempre en democracia, con todo el consenso posible.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Histórica marcha de los apagones del terror- jueves 24 de julio - Ledesma - Jujuy

El jueves 24 de Julio, en la Ciudad de Libertador General San Martín, Jujuy cabecera del departamento de Ledesma, serán los recordaciones centrales de las llamadas Noches de los Apagones del Terror.



Esta recordación, fue ideada, y llevada a cabo por las Madres de Detenidos - Desaparecidos del Departamento Ledesma, junto a los padres, hijos - del cual nos incluimos mis hermanos Olga, Adriana, Luis y yo y también los hermanos de desaparecidos del lugar, en la necesidad de dar a conocer la historia vivida en Ledesma y denunciar al Poder Económico cómplice de las Dictaduras Militares y mas precisamente en esta última y sangrienta dictadura militar.

En ese entonces bajo la protección del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, del querido y recordado Emilio Mignone, Alfredo Galetti, del CELS, de las Madres de Plaza de Mayo, en la figura de la gran Marìa Adela Antokoletz - promotora en Buenos Aires de la Marcha de los Apagones - de Marta Vasquez, Taty Almeida, Nair Amuedo, Nora Cortiñas, Mirta Baravalle. Tambien recuerdo a Yoyi Epelbaun, Chelita Mignone, Elida Busi de Galetti. Hebe de Bonafini, Juanita Pargamet, Porota Meroño, a Familiares de Detenidos y Desaparecidos, a las Abuelas, Estela Barnes de Carlotto, a Chcha Mariani, Elva Ford, Amelia Miranda, a la APDH, Susana Pérez Gallart, Graciela Fernández Meijide, Alfredo Bravo, a la Liga Argentina, con Carlitos Zamorano, a Luis Zamora y a todos que realmente no logró acordar ahora, pero todos los que no nombre saben el aporte que hicieron, con su presencia en esos lejos lugares, tan chicos, tan olvidados y tan castigados y tan poderosos y tan impune también.

Recuerdo la presencia de Víctor de Gennaro, cuando estaba en la CTA, que gracias a su decisión cuando se comenzó a marchar por la ruta nacional, ganando esa ruta, caminando los 7 km. al ritmo de carnavalitos y con mucha alegría, porque las marchas son así, por suerte, con alegría.

Mucha gente nos acompañó y se interesó en esta construcción de esta historia, con los periodistas, recuerdo a Beatriz Zardain, sin ninguna dudas a Eduardo Aliverti, el que realizó el video-documental "Sol de Noche", la historia de Olga y Luis, recoerdo que nos dieron un lugar para aclarar, contar y compartir esta historia, la señora Magdalena Ruiz Guiñazù, Nelson Castro, Maria Laura Santillan, Santos Biasatti, Alfreo Leuco - que con tanto respeto hablò de mi madre cuando falleciò, Mario Markich, el querido Daniel Enzetti Adriana Meyer Alejandra Dandan, pero los que comenzaron con este compromiso de solidaridad fue sin dudas, la querida y respetada MONA MONCALVILLO, con su histórica nota de la revista Humor y Luis Brunschtein de Pagina 12.

Claro que hay que reconocer y ser agradecidos con todos ellos, por haber entendido nuestra lucha. En Ledesma, la historia actual, esta transitando por presiones de parte de la Empresa, presiones a la justicia por parte de gran grupo de abogados defensores de Blaquier y Lemos, para que estos poderosos eviten en el actual tiempo político llegar a la justicia. Ellos apuntan a que termine el gobierno de la Presidente Kirchner y ya negociaron con los potenciales candidatos a llegar a la presidencia en el 2015 porque así vive el Poder Económico Genocida de Ledesma, asi perdura con su poder, condicionando a todos y a la democracia también.

Hoy en Ledesma, hay obreros que luchan, que no se callan, que están transitando el camino abierto por las Madres, padres, hijos, esposas y hermanos de desaparecidos de lugar.

Esta historia Marcha es única, por su historia misma, por la historia del lugar, y es el sueño de este militante de derechos humanos el de saber que pasó con cada uno de nuestros detenidos desaparecidos. El saber donde están enterrados, el de ubicar sus restos, darle una cristiana sepultura "Al ser Humano" y hacer Por Dios el duelo, ese duelo que esta ahí sin lograrlo, y seguir el camino de construcción de un país sin tanta desigualdad.

También recuerdo las agrupaciones estudiantiles Universitarias que tanto nos acompañaron desde Buenos Aires y del interior del país. A nuestro querido Antonio Puijanes, a tantos que no me acuerdo ahora sus nombres y que nos acompañaron también.

Espero que pronto logremos dar con los archivos de la represión en Jujuy, archivos que jamás se destruyeron y que están en algún lugar de Jujuy.

En el recuerdo de mis madres, mis padres, hermanos, estudiantes secundarios que fueron denunciados por profesores de la Escuela Normal de Libertador General San Martín, este tema de la escuela secundaria es un tema a descubrirlo completamente, porque ahí también había listas de denuncias, lo se.

Un año más, un sueño que necesariamente debe aclararse y menos poder a esta Empresa Genocida de Ledesma y a los Blaquier, que ellos no se sirvan de esta democracia para tener mas y mas poder, esto no es justo.

Hay mucho para hablar y contar, espero que este tema no se termine pasada esta fecha. Y a los que me olvido de nombrarlos, ustedes saben que están y nos acompañan.

Ricardo Ariel Arédez Márquez
Militante de DD.HH.
Ledesma - Jujuy

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Abogados, organismos de Derechos Humanos y delegados: Decenas de abogados presentan denuncia penal contra Pignanelli

CEPRODH

Hoy martes 22/07 a las 15 horas en el Edificio Anexo del Congreso Nacional (Sala 6, tercer piso) se realizará una conferencia de prensa para dar a conocer los términos de una denuncia penal contra Ricardo Pignanelli y otros directivos del SMATA por haber incurrido en el delito de "coacción" contra los trabajadores de la autopartista norteamericana Lear, denuncia presentada por decenas de reconocidos abogados y personalidades del ámbito de los derechos humanos, mientras que los delegados de la Comisión Interna se presentan como querellantes.



La abogada Myriam Bregman, denunciante del "Proyecto X" y querellante en numerosas causas por delitos de lesa humanidad, adelantó que "tenemos pruebas de sobra sobre el accionar criminal de (Ricardo) Pignanelli, quien incurrió en el delito previsto en el artículo 149 bis segundo párrafo del Código Penal y que tiene como pena hasta cuatro años de prisión". La denuncia está fundada en las amenazas de despidos y hasta del cierre de la planta de Lear en General Pacheco producidas por la empresa Lear y la dirigencia del Smata para obligar a los trabajadores a firmar la revocatoria contra sus delegados, que son independientes de la conducción del SMATA y fueron elegidos hace poco más de un año con el 70 % de los votos de la fábrica. El jueves 17 los trabajadores en actividad fueron llevados contra su voluntad a más de treinta kilómetros de su lugar de trabajo para concretar el fraude contra los delegados. Lear cuenta al día de la fecha con más de doscientos despedidos. El miércoles 23 se realizará una nueva jornada nacional de lucha.

Los primeros abogados firmantes son: Rubén Tripi; Agustín Comas; Sergio Castro; Myriam Bregman; Natalia Hormazábal; Ivana dal Bianco; Luciano Sívori; Matías Aufieri; Leticia Celli; Vaneza Rodríguez; Carlos Platkowski; Enrique Jasid; Gabriela Campos; Luis Bonomi; Mariano Pedrero; Mariana Salomón; Gustavo Acosta; Gabriel Tripi.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Casal y Granados habilitaron más de 50 agencias privadas sin cumplir con el requisito de Derechos Humanos

OTROS CÍRCULOS

Los beneficiarios están todos consignados en el boletín informativo del ministerio. Algunas de las habilitaciones “provisorias” otorgadas a los empresarios haciendo la vista gorda en el requisito específico sobre el tema de la ley que regula al sector datan de 2010.

Son al menos 50 las empresas favorecidas desde entonces para operar salteando la escala en la Secretaría de Derechos Humanos provincial, que conduce Guido Carlotto desde que reemplazó en 2012 a Sara Derotier de Cobacho. Un primer barrido por esa base de datos permite ver que hace tiempo, sistemáticamente, desde el ministerio de Seguridad (o de Justicia y Seguridad hasta el año pasado) el trámite de habilitación queda resuelto aunque la Secretaría de DDHH no haya certificado que los empresarios que piden ser prestadores no son beneficiarios de las leyes “de Obediencia debida” y “Punto final” o agentes de fuerzas armadas o de seguridad estatales, entre otros requisitos legales.

El alta laboral se resuelve con la fórmula: “De la documentación agregada surge que se encuentran cumplidos los recaudos legales, salvo el requisito previsto en el artículo 8° inciso 2° de la Ley N° 12.297, respecto del señor…”.

Dicho artículo, incluido en el capítulo de “inhabilitaciones e incompatibilidades” de la ley, dice: “No podrán desempeñarse en el ámbito de la seguridad privada las siguientes personas:

1) Quienes hayan sido excluidos de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, del servicio penitenciario u organismos de inteligencia por delitos o faltas relacionadas con las actividades reguladas por la presente.

2) Quienes se beneficiaron con las Leyes 23.492 ó 23.521 e indultados por hechos que constituyan violación a los derechos humanos.

3) Quienes posean antecedentes por condenas o procesos judiciales en trámite por delitos dolosos, o culposos relacionados con el ejercicio de la función de seguridad.

4) Quienes hayan sido inhabilitados por infracciones a la presente Ley.

5) Quienes sean personal en actividad de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, del servicio penitenciario u organismos de inteligencia”.

Ejemplos de la gestión de Ricardo Casal
TEMPLE SEGURIDAD S.A./ (San Martín)/ RESOLUCIÓN Nº 3605 / septiembre de 2011.

GC SEGURIDAD S.A./ (Morón)/ RESOLUCIÓN Nº 3606 /septiembre de 2011.

COOPERATIVA DE PROVISIÓN DE SERVICIOS PARA IDÓNEOS EN VIGILANCIA Y SEGURIDAD PRIVADA SINERGIA LIMITADA (San Isidro) / RESOLUCIÓN Nº 080 / Diciembre de 2011.

RANGER VIP S.R.L. (San Miguel) / RESOLUCIÓN Nº 081 / Diciembre de 2011.

BIGUA S.R.L. (Olavarría) RESOLUCIÓN Nº 082 / Diciembre de 2011.

IPG SEGURIDAD INTEGRAL S.R.L./(La Matanza)/ RESOLUCIÓN Nº 792 /mayo de 2012.

C Y K SEGURIDAD S.A. (San Martín)/ RESOLUCIÓN Nº 793/ mayo de 2012.

LOS CABOS S.A. (La Plata)/ RESOLUCIÓN Nº 108 / febrero de 2013.

UNION DE SEGURIDAD NORTE S.A. /San Miguel/ RESOLUCIÓN Nº 544 / abril de 2013.

ALTA VANGUARDIA S.R.L. (La Matanza) / RESOLUCIÓN Nº 854/mayo de 2013.

MÁXIMO CONTROL S.R.L/(La Plata) /RESOLUCIÓN Nº 635 /mayo de 2013.

S.G.D. S.R.L. (Gral. Pueyrredón) / RESOLUCIÓN 1287 / julio de 2013.

UNIFORM SECURITY S.R.L (Malvinas Argentinas)/ RESOLUCIÓN Nº 1692 / julio 2013.

GRUPO CUSTODIA S.R.L. (San Pedro) / RESOLUCIÓN Nº 1850/ Agosto de 2013.

GRUPO CJT S.A (Lomas de Zamora) / RESOLUCIÓN Nº 1829/ Agosto de 2013.

Ejemplos en la gestión de Alejandro Granados
EXTREME SECURITY 2011 S.A.(Luján)/ RESOLUCIÓN Nº 062 / enero 2014.

WARY SEGURIDAD PRIVADA S.R.L.(La Plata) / RESOLUCIÓN Nº 063/ Enero 2014.

LUSEGUR S.R.L (Berazategui) / RESOLUCIÓN Nº 356 / Marzo 2014.

MAAT SECURITY S.A. (Malvinas Argentinas) /RESOLUCIÓN Nº 357/ Marzo 2014.

Anticipar S.R.L. (Morón) / RESOLUCIÓN Nº 419/ Abril 2014.

ARG SECURITY S.R.L (Lanús) / RESOLUCIÓN Nº 420 / Abril 2014.

FORCE ONE (Vicente López) / RESOLUCIÓN Nº 821 / Junio 2014.

QUILLOTASEGUTEX S.A (Vicente López)/ RESOLUCIÓN Nº 838/ julio 2014.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Nilda Eloy: “no van a poder acabar con todos los juicios en el 2015 aunque tengan ganas”

LA RETAGUARDIA

Una de las querellas del juicio por los hechos sucedidos en el ex CCDTyE La Cacha pidió que se incluya en las acusaciones contra los represores el delito de homicidio por 22 casos. Sin embargo, el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, en voto dividido, solo lo aceptó para dos víctimas. Al respecto, dialogamos con Nilda Eloy de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos que integra el colectivo Justicia Ya La Plata, quien además hizo una reflexión general sobre el desarrollo de los juicios por delitos de lesa humanidad.

El rechazo de Justicia Ya La Plata al modo en que se lleva adelante el juicio por La Cacha no es nuevo. Lo hicieron público hace más de dos años, al momento de la elevación por parte del juez de Instrucción, Manuel Blanco: “cuando Blanco dictaminó que para él la causa ya estaba, no había nada más que hacer y decidió que se fuera a juicio; cuando el juez de instrucción toma esa opción, lo que hace es, en el marco de un artículo que se llama 346, planteárselo a la Fiscalía y a todas las partes para que opinen si para ellos ya está listo. Nosotros contestamos diciendo que para nosotros no estaba cerrada la instrucción porque la causa está y estaba sumamente fragmentada. Eran casos solo del año ’77, y ni siquiera estaba el año completo. Entre las cosas que marcamos es que los casos que se tomaban del año ’77 ni siquiera era por todos los delitos, porque había casos en los que los cuerpos de los compañeros han sido identificados, algunos en los que ya hay un veredicto en otras causas que prueban su homicidio, pero a los reos de esta causa se los imputaba nada más que por privación ilegal y torturas, algo que nos parecía incorrecto ya que debían también imputárseles y elevarse a juicio por los homicidios”, explicó Nilda Eloy en diálogo con el programa radial Oral y Público.

Al momento de manifestar esta opinión, desde Justicia Ya La Plata aclararon que más allá de su rechazo a la forma en que se elevaba a juicio la causa, de ninguna manera se oponían a la realización de este proceso: “contestamos que más vale que no vamos a ser nosotros, justamente nosotros, los que vamos a impedir la realización de los juicios, pero que lo que sí queríamos eran juicios más reales. Por supuesto que el juez ni nos contestó con respecto a esas pequeñas cosas que uno le marcaba, así llegó la causa a juicio oral”, agregó Eloy, sobreviviente de La Cacha.

“Si durante el desarrollo del juicio se va recabando prueba, y viene una familia a la que se le ha restituido los restos de tal o cual compañero es porque ese compañero fue asesinado –continuó Eloy–, no fue solamente privado de su libertad y torturado; entonces llega un momento en que lo que pedimos es una ampliación de la indagatoria y que se los juzgue por lo que habíamos pedido antes, o sea no solamente por el secuestro, la privación ilegal, la tortura, sino por el homicidio, porque son responsables”.

De los 22 casos por los que se pidió la ampliación, el tribunal solo dio lugar a dos, Olga Noemí Casado y Laura Carlotto. “En el caso de Laura, su cuerpo fue entregado a la familia por el año ’78. Más vale que no nos oponemos a que se los juzgue por homicidio por el caso de Laura Carlotto. Pero qué diferencia a Laura Carlotto de Adrián Bogliano, Stella Maris Bojorge, Carlos Weber, Stella Maris Giourgas, o de un montón de compañeros. Son todos casos en los que los restos han aparecido y están plenamente identificados o en los que ya hay pruebas previas de que fueron asesinados. El caso de Carlos Weber, por ejemplo, que es trasladado de La Cacha a Mar del Plata y se lo hace aparecer como un enfrentamiento fraguado que sale en los diarios del momento, no es algo que uno pueda estar inventando. En el caso de las enfermeras que son los casos de (Elena) Arce, (Nora) Formiga y (Margarita) Delgado, hay una sentencia firme en Corte que reconoce el homicidio de las tres, y son algunos de los homicidios por lo que fue condenado (Miguel) Etchecolatz en 2006. No hay duda con respecto a los homicidios”, detalló Nilda Eloy.

De todos modos, la integrante de la AEDD aclaró: “nosotros sostenemos la figura del desaparecido, el compañero del cual no se han recuperado los restos, o ningún compañero es testigo de su asesinato, para nosotros debe sostenerse la calidad de desaparecido porque eso es lo que hace sostener la veracidad de esta historia”.

Sobre el garantismo

El pedido de Justicia Ya de ampliación de las acusaciones fue rechazado por el tribunal de manera dividida, ya que los jueces Pablo Vega y Pablo Jantus votaron en contra, y el magistrado Carlos Rozanski lo hizo a favor, con una postura más cercana a las querellas.

Al respecto, Eloy manifestó: “ya en otra oportunidad, en el proceso por una parte del circuito Camps, Rozanski junto con otros jueces habían hecho lugar a un planteo de ampliación por homicidio. Pero en este caso, hay dos jueces que provienen de Capital y están integrando este tribunal, los doctores Vega y Jantus, que tienen una manera errónea de entender el garantismo. No voy a ser yo justamente desde una organización que está luchando contra la criminalización de la protesta social, quien vaya en contra de sostener las pocas medidas garantistas que realmente se aplican en las víctimas, en los luchadores populares. Es decir, no voy a ser yo quien hable en contra del garantismo, pero una cosa es ser garantista y otra cosa es ser necio, obcecado. Es no entender que estos juicios no son igual a cualquier juicio penal, acá estamos hablando de genocidio, que se lo debe ver e interpretar de otra manera. A tal punto llega esta necedad que da lugar a que un defensor tenga el tupé de plantear la inconstitucionalidad de la acordada de la Cámara de Casación que es la que ampara derechos mínimos, porque son mínimos, de las víctimas en esta clase de juicios, tratando de impedir en alguna medida la revictimización. Entonces, estos señores tienen todos sus derechos consagrados, son juzgados en una medida que no se parece en lo más mínimo a lo que nosotros vivimos, encima se sienten tan acompañados en esto que hasta se permiten tratar de inconstitucional al fallo de la Cámara de Casación”.

Los juicios por lesa humanidad: pasado, presente y futuro

Hemos escuchado en el último tiempo algunas opiniones en relación al desarrollo de estos juicios y sus características. Se han planteado críticas respecto a que solo se está juzgando a los jefes, que siempre están sentadas las mismas personas en el banquillo, que terminan siendo pocos imputados y que a su vez son menos los que llegan a cárcel común. Y surge así la inquietud sobre si el escenario actual difiere tanto del que existiría si se mantuviera vigente la ley de obediencia debida.

Tal como hicimos en otras entrevistas realizadas en Oral y Público, aprovechamos la charla con Nilda Eloy para conocer su opinión: “nosotros siempre reconocimos estos juicios como juicios penales por supuesto, pero también como juicios políticos –reflexionó–, y acá hay una voluntad política muy clara. Justamente en el caso de la ampliación es donde muchas veces quedan simplificadas algunas cosas, porque hablo de una voluntad política de sostener la impunidad; es decir, juicios acotados, a determinado sector de la cadena de mando, siempre los mismos, eso lo que hace es mantener la impunidad sobre el resto. En este juicio (La Cacha), el Estado está representado por dos querellas, una es la propia Fiscalía que responde a la Procuración, y la otra es la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Lo que permite este doble juego de que haya dos querellas, dos voces que dependen del Estado nacional, y que entonces salga siempre bien parado. Desde la Fiscalía se pidió la ampliación pero por un solo caso, la Secretaría pidió por todos; entonces siempre salen bien parados”.

Eloy está convencida de que si alguna vez la decisión política fuera la de no sostener la impunidad, esos planteos que realizan algunas querellas estarían acompañados en lo judicial, pero esto no ocurre: “si nos acompañaran en alguna de las tantas veces que los organismos querellantes, no solamente Justicia Ya, sino otras querellas que también han hecho lo mismo, decimos en primera instancia ‘señores, esto es genocidio, hay que indagarlos como genocidio, acá tal compañero, tal compañero, tal compañero están asesinados porque sus restos, porque esto, porque lo otro. No son solo 20 imputados, tenemos un listado más de 90, no solo son 200 compañeros los que pasaron por ese lugar, son 450’. Pero a pesar de los años y que todo el mundo se llena la boca hablando, es muy excepcional que haya un fiscal que hable por ejemplo de genocidio y son unos cuantos años de juicios ya”.

En este punto, Eloy hizo una diferenciación entre la forma en que se acotó, abrevió y acortó la posibilidad de juzgamiento en los años ’80: “hicieron el Juicio a las Juntas, empezó el circuito Camps y después se tomaron esas grandes medidas que fueron las leyes de impunidad y se terminó la historia. En ese momento, no existía la figura del querellante, ahora sí, y eso implica un reconocimiento no solo a nivel nacional, sino a nivel internacional, esto quiere decir que no van a poder acabar con todos los juicios en el 2015, aunque tengan ganas.

Así, Nilda Eloy dejó no solo un título adecuado para esta nota, sino también una demostración más de la pelea que los organismos de derechos humanos que conservaron su autonomía seguirán dando más allá de quién esté en el poder.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.