lunes, 28 de julio de 2014

Fallo Griesa y nuevo default argentino

Héctor Giuliano (especial para ARGENPRESS.info)

La Argentina se encuentra nuevamente en estado de default porque no tiene solvencia ni liquidez para afrontar las obligaciones de su Deuda Pública; empero, tanto el gobierno Kirchner como el Partido de la Deuda niegan coincidentemente esta realidad.

- El gobierno, porque falta a la verdad cuando dice que la Argentina se ha venido “des-endeudando” mientras el stock de la deuda viene creciendo a un ritmo de 15.000 Millones de Dólares (MD) por año, porque miente cuando dice que el país tiene solvencia y liquidez mientras tiene déficit fiscal creciente y carece de reservas netas para sostener los pagos externos e internos de la deuda, y porque trata de ocultar que el fallo Griesa no es la causa sino sólo el detonante o disparador de una situación de default (incumplimiento) que ya existe y que se enmascara aguantando sistemáticamente la cancelación de los servicios de la deuda con más endeudamiento.

- Y el establishment financiero también niega esta realidad de la nueva Crisis de Deuda que vivimos al restarle importancia y dramatismo a los efectos del fallo Griesa, al minimizar la verdadera gravedad de la situación a la vez que atemoriza a la opinión pública sobre las consecuencias de un default mientras propone - una vez más y como siempre - su “receta salvadora”: aceptar cualquier cosa para volver al mercado internacional de capitales a tomar más deuda.

En uno u otro caso, el resultado es el mismo: el cumplimiento de la Hoja de Ruta Boudou, que está en curso: 1. Terminar sí o sí con el problema de los Holdouts y 2. Arreglar la Deuda con el Club de París, para 3. Volver al Mercado de Capitales para colocar nueva Deuda Externa.

Las consecuencias del fallo

No existe solución jurídica ni financiera frente a la sentencia Griesa:

a) Todas las instancias legales ante los tribunales estadounidenses se han perdido y la Argentina no puede desconocer la validez del fallo, que está aceptado y sienta precedente como caso testigo.

b) Los efectos financieros de este fallo son incalculables, tanto por la avalancha cierta de juicios del resto de los holdouts - más de 20.000 MD - como por la probable aplicación de la cláusula RUFO (entre 120.000 y 500.000 MD, según las estimaciones).

c) Aunque se lograre paliar de alguna manera el problema RUFO (cosa casi imposible en la práctica) las nuevas deudas consolidadas de los holdouts sumadas a las obligaciones que se están contrayendo en firme - laudos del CIADI (600 MD), Repsol (6.000 MD), Club de París (9.700 MD), Bonar 2017 (10.000 M$-Millones de Pesos) y resto de compromisos tomados y a tomar desde el 30.9.2013 hasta fin de 2014 - configuran ya un perfil de vencimientos insostenible para el Estado.

La variante de negociar el cumplimiento de una sentencia o su forma de pago no tiene sentido lógico: un fallo judicial se cumple o no se cumple; no hay nada que “negociar”. Si el país tiene los fondos necesarios para asumir el nuevo paquete de obligaciones que genera y el pago no lo coloca en peor y más gravosa situación de la que se encuentra, el fallo se cumple; pero si no se da esta doble condición, el fallo es de cumplimiento imposible para el Estado y el gobierno tiene entonces que comunicar al juez que no puede dar cumplimiento a su sentencia, no vivir solicitando dilaciones (como el caso del stay o medida cautelar y las diversas formas de diferimiento que se quieren ensayar hasta la fecha de vencimiento de la cláusula RUFO a fin de este año).

Pero no cumplir el fallo por razones de fuerza mayor implica Default - que significa incumplimiento y equivale a suspensión o cesación de pagos - lo que constituiría un blanqueo o sinceramiento de la realidad y dispararía así un replanteo que lleve a una nueva re-estructuración de la Deuda.

Porque el Default no es un punto de llegada sino un punto de partida, es un necesario “barajar y dar de nuevo” frente a una situación de hecho - un hecho que el gobierno no quiere reconocer - y es también la oportunidad o el momento pertinente para replantear los términos de renegociación de la Deuda, una deuda hoy impagable y sin solución financiera posible (como no sea tomando más deuda, que equivale a prolongar una “no solución”).

El problema de la cláusula Rufo

Existe una confusión en el encuadramiento de la cuestión de la cláusula RUFO, sigla de Rights upon future offers (Derechos sobre futuras ofertas), que se confunde con la cláusula del Acreedor más favorecido (Most Favored Creditors Clause, o MFCC).

Las dos cláusulas interactúan entre sí y se asocian técnicamente:

a) La cláusula RUFO - según el Prospecto del Megacanje Kirchner-Lavagna 2005 - le daba la alternativa al gobierno argentino de seguir tratando con los tenedores que no entraran en el canje (los Holdouts) llegando a acuerdos por separado con ellos.

b) Pero la cláusula MFC obliga al país a equiparar toda mejora que lograsen estos holdouts extendiéndola también a los bonistas que ingresaron en el canje.

La cláusula RUFO se cita como sinónimo de la del Acreedor más favorecido aunque, en rigor, no son la misma cosa.

De todas maneras, el sentido complementario de las mismas es lógico: el gobierno Kirchner - como demostración de Buena Fe - le estaba diciendo a los tenedores de bonos que entrasen en el Megacanje 2005 ya que si luego concediera ventajas a los que no ingresaban (los holdouts) les iba a hacer extensivas esas ventajas también a ellos (como, en realidad, corresponde).

Ahora, en cambio, ante las consecuencias del fallo Griesa, se da la paradoja que el gobierno está tratando - abierta y confesadamente - de burlar la aplicación de esa cláusula RUFO, con el agravante que lo hace mientras invoca la validez del pari passu del 92.4 % de los bonistas que se incorporaron al canje.

Pero esto no le evitaría seguros dolores de cabeza ni nuevos juicios por reclamos de los bonistas del Megacanje 2005-2010:

1. Porque la Argentina, al patear hoy para el 2015 un pago superior a los holdouts para evitar cumplir con los bonistas del canje está faltando al espíritu de Buena Fe de la cláusula RUFO; y no va a faltar un acreedor díscolo o disconforme que le dispare otra tormenta de juicios por este motivo.

2. Porque el argumento de que la RUFO se aplica sólo ante “ofertas voluntarias” del gobierno deviene muy relativo porque la burla de dicha cláusula se está negociando expresamente, lo que implica que legalmente se reconoce que correspondería su aplicación.

3. Porque, en el fondo, el gobierno sabía que los holdouts que no entrasen en el Megacanje iban a hacer juicios contra la Argentina por el valor nominal de los títulos en default y que, temprano o tarde, los iban a ganar, con lo que la probabilidad de mejora de condiciones de pago a los bonistas resultaría inevitable porque dispararía la cláusula RUFO.

Y este flanco quedó completamente expuesto cuando - iniciados los juicios en su contra - nuestro país no objetó la legitimidad de las acreencias de los FB ni la cuestión del precio de compra - en lugar del valor nominal de los títulos - ni la condición de emergencia económica que se mantiene formalmente hasta la actualidad, en virtud de la Ley 25.561 y leyes de prórroga hasta fines de 2015, que parecen haber sido directamente desconocidas por la justicia norteamericana.

Con esta estrategia de defensa judicial era prácticamente seguro que los holdouts iban a terminar ganando todos los juicios: se trataba sólo de una cuestión de tiempo.

Por ello, cualquier bonista que haya entrado en el canje 2005-2010 podrá reclamar a este respecto; y tendría el derecho lógico de hacerlo.

De modo que cualquier arreglo negociado de la Argentina con los Fondos Buitre (FB) y/o con el Juez Griesa - a través de su mediador Pollack - quedaría inexorablemente expuesto a que haya reclamos de los bonistas del canje invocando la cláusula RUFO, con lo que el frente de tormenta legal queda igualmente expuesto.

Default o más deuda

El gobierno Kirchner y todo el establishment financiero viven diciendo que la Argentina ha pagado, que puede pagar y que quiere pagar su Deuda Pública.

Incluso se citan altas cifras de pago realizadas, aunque las mismas no serían ciertas como desembolsos netos ni como disminución del stock de la deuda: 174.000 MD en 10 años según la presidenta y 190.000 MD según el Ministerio de Economía (ambos, sin información desagregada ni aclaratoria alguna).

Lo que nadie dice es que toda esa deuda - hasta el último centavo por capital e incluso parte de los intereses (que se capitalizan por anatocismo) - se paga con nueva deuda, es decir, por novación y/o refinanciación de la que va venciendo.

Y que además se toma deuda nueva. (1)

Entonces, cuando se habla de “pagar” lo que se está diciendo, en verdad, es “colocar más deuda”, porque la Argentina no tiene capacidad de repago y abona sus vencimientos con nuevas obligaciones, con los mismos o con distintos acreedores, pero no cancelando tales obligaciones con recursos genuinos sino emitiendo más títulos. (2)

Esto se hace para mantener al país dentro del Sistema de Deuda Perpetua, en base a la falacia central del Partido de la Deuda, que dice que no hay problema en tomar deuda sin capacidad de repago mientras se puedan pagar los intereses y refinanciar el capital, para poder tomar así más deuda.

Este hecho es particularmente importante hoy porque los capitales financieros excedentes en el mundo se están volcando masivamente sobre los llamados Mercados Emergentes para aprovechar las extraordinarias ganancias por arbitraje entre tipos de cambio relativamente estables y tasas de interés locales muy superiores a las internacionales.

Que tal es el proceso que se vuelve a dar hoy en día en la Argentina con la Hoja de Ruta Boudou en curso y la nueva ola de endeudamiento en desarrollo.

Sólo una interrupción de este perverso y no reversible sistema de Deuda Perpetua podría permitir replantear los términos de una reestructuración de la Deuda:

1. La Argentina tiene que blanquear el Default, una situación de impago que ya existe pero que las autoridades - en complicidad con los acreedores y el Partido de la Deuda - trata de enmascarar con más endeudamiento.

2. Los pagos de servicios tienen que ser suspendidos y la Deuda en su conjunto - la totalidad de la Deuda (también la Deuda intra-Estado) - debe ser auditada.

3. Recién con un dictamen formal sobre la deuda que se determine como legítima - a través de la investigación de las acreencias - y con una estimación confiable de la verdadera capacidad de repago del Estado, debe procederse entonces a una reestructuración de la Deuda - racional, coherente y cumplible - pero que tiene que ser una reestructuración forzosa y no voluntaria.

En este momento, sin embargo, los tiempos y las noticias - en realidad, las versiones periodísticas, ya que todas las negociaciones son secretas y no se permite el acceso a la información oficial desagregada de la deuda - van muy rápido frente a la cuenta regresiva del vencimiento del plazo de gracia el 30.7, que se muestra como una fecha traumática pero que no es tal porque la Argentina debiera dejarla pasar para blanquear el default y reestructurar a partir de allí la totalidad de su Deuda Pública.

Es improbable, sin embargo, que el gobierno K lo haga en estos términos, o sea, default con auditoría de la deuda y reestructuración forzada:

- Por un lado, porque la “guerra de solicitadas”, vía cartas y comunicados con los Holdouts y con la ATFA, son parte de una escenificación tan barata e inoperante como sospechosa.

- Por otro lado, está el hecho que el gobierno no apelara al pedido de reconsideración (rehearing) ante la Corte Suprema Norteamericana a los efectos de intentar ganar al menos un mes más en la decisión del tribunal, lo que le hubiera permitido llegar al pago de los intereses de los Bonos Discount del 30.6 sin bloqueo del juez Griesa.

- Y por último, está la controversia - tan estéril como gravosa - a través del mediador Pollack, designado por el juez Griesa para tratar de resolver el entuerto generado por su fallo, sobre la forma de pago de los 1.600 MD de la sentencia.

Amén que, como agravante, el gobierno insiste en negar el fracaso del Megacanje Kirchner-Lavagna del 2005-2010 - al que todavía califica como exitoso (presidenta Cristina Kirchner) o más aún, como dice el Jefe de Gabinete Capitanich: “el canje más exitoso de la historia de la Humanidad” - tratando así de achacar a los FB y/o al juez Griesa la posible caída de esa reestructuración fallida.

Son todos indicios de la grave, desprolija y concesiva forma de manejo de la actual Crisis de Deuda.

Se habla incluso de un default parcial, selectivo y/o transitorio para poder burlar la cláusula RUFO con los bonistas del canje, más estos híbridos no solucionan el problema de fondo, que es el de la insolvencia por falta de capacidad de pago del país.

Por otra parte, es inconsistente hablar de “default técnico” o de formas especiales de default porque el default es o no es, como el embarazo: así como una mujer no puede estar un poco o parcialmente embarazada, así también pasa en el caso de un impago de deuda, que condiciona a todo el resto de los acreedores.

Más aún cuando es perfectamente sabido que el país, por la cláusula cross default o de incumplimiento cruzado - que junto con la RUFO, la MFCC y toda una serie de cláusulas leoninas fue firmada por éste gobierno - daría inmediatamente lugar a una situación de default generalizado, con caída o aceleración de los vencimientos, porque esta cláusula establece que producido un impago todas las deudas del Megacanje serían alcanzadas por la misma situación: el incumplimiento con un acreedor implica el incumplimiento con todos.

Una tercerización o triangulación del fallo Griesa - la llamada “solución Gramercy”, que ya se aplicó en el caso de los laudos del CIADI - por la que un tercero (banco/grupo de bancos y/o fondos de inversión) compre los derechos de la sentencia y luego negocie directamente una reestructuración con el gobierno argentino, sería un paliativo parcial (no general), no eliminaría el problema de los holdouts (por la existencia de otros muchos tenedores pendientes) ni el problema de los bonistas del canje (por la cláusula RUFO); y no bajaría tampoco las nuevas obligaciones del gobierno Kirchner, que después de agotada la variante de la Deuda intra-Estado pasó a la nueva política de pago de juicios con Deuda (CIADI, Repsol, Club de París).

Y mientras todo esto ocurre, mientras el gobierno negocia en secreto una salida o diferimiento a la actual coyuntura de la crisis de Deuda, el Poder Judicial mantiene paradas todas las causas sobre investigación de la Deuda (Olmos I - con sentencia en firme - Olmos II, Megacanje 2001 y denuncia Olmos Gaona-Marcos), y el Congreso de la Nación - salvo honrosas pero minoritarias excepciones - sigue sin intervenir en el problema; que es la forma en que la Partidocracia cumple su rol funcional de complicidad dentro del Sistema de la Deuda Perpetua.

Notas:
1) Precisamente por ese motivo es que la deuda sigue creciendo hoy en día: era de unos 150.000 MD después del Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005 y hoy – según los últimos datos oficiales al 30.9.2013 – estaría en el orden de los 230.000 MD: 213.000 MD de deuda registrada más unos 15.000 MD de cupones PBI faltantes de pago.
Sin contar los intereses a pagar, que el gobierno no incluye en el stock de la deuda pero pasan los 72.000 MD; y que como el monto de la deuda no disminuye sino que aumenta, también aumentan los intereses.
Esto significa que la Deuda Pública total (por Capital, Intereses y Cupones PBI) – sólo en cabeza del Estado Central – está en la actualidad en los 300.000 MD.
2) Hoy viernes 25.7 han trascendido insólitas declaraciones del Ministro de Economía en este sentido. Según el diario La Nación (del sábado 26, página 18) Kicillof dijo que los FB pretenden “tirar abajo el proceso de reestructuración de la deuda soberana realizado en los canjes 2005 y 2010” y que con ello procuran “volver a la dinámica de endeudamiento propia del neoliberalismo”.
Dijo además: “La Argentina durante años, años y años, tomó deuda para pagar deuda, y lejos de ser honrada, la deuda crecía y crecía, hasta que estalló, como no podía ser de otra manera. Esa dinámica ha sido clásica y generalizada durante el neoliberalismo.”
Frente a las decisiones concretas que viene tomando el gobierno K en materia de re-endeudamiento sistemático – hoja de ruta Boudou incluida – este tipo de declaraciones parece surrealista.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Los fondos buitres en Argentina y el mito de los BRICS

Alejandro Nadal (SINPERMISO)

Cuando un inversor corre riesgos fuera de lo común con su cartera de inversiones, busca ser compensado con mayores rendimientos. En caso de bancarrota de sus deudores, ese inversor tendrá que aceptar algunas pérdidas y los altos rendimientos servirán como contrapeso del riesgo enfrentado. Eso es la rutina en los mercados financieros desde tiempos inmemoriales.

Pero en un fallo reciente, la Suprema Corte de justicia de los Estados Unidos acaba de decidir en contra de esa práctica y ha colocado en dificultades al gobierno de Argentina.

La crisis de la deuda externa que sufrió Argentina entre 2000-02 condujo al país al peor quebranto en su historia. Para 2001 era prácticamente imposible mantener el servicio de la deuda (superior a 166 por ciento del PIB). Los acreedores recibieron durante algunos años rendimientos superiores al promedio de los mercados como compensación frente al riesgo de una moratoria. Aun en el momento de rendimientos más deprimidos, el margen frente a los bonos del tesoro estadounidense era de unos tres puntos porcentuales.

En 2005 el gobierno argentino ofreció a sus acreedores una reestructuración. Para ese año los bonos argentinos se cambiaban en el mercado secundario muy por debajo de su valor nominal, y la gran mayoría de los acreedores aceptó las condiciones ofrecidas por el gobierno de Kirchner, accediendo a reducciones en el principal de hasta 75 por ciento (en realidad, las pérdidas para los acreedores fueron menores, porque en el cálculo del principal se incorporaron los intereses no pagados). En total, entre 2005 y 2010 los tenedores del 93 por ciento de los bonos argentinos aceptaron la reestructuración de la deuda. Desde entonces, Argentina cumplió fielmente el calendario de pagos y redujo su deuda a un 40 por ciento del PIB.

Pero una pequeña minoría de acreedores rechazó el arreglo. Sus bonos fueron adquiridos por fondos de inversión especializados en la compra de títulos con problemas para después buscar recuperar el total del valor nominal: esos fondos buscan convertir en 100 lo que compraron por 25. No por nada se les conoce como 'fondos buitres'. Entre los que participaron en esta maniobra en el caso argentino se encuentran Aurelius Capital Management y Elliott Capital Management, fondos que usan prácticas depredadoras para recuperar sus "inversiones" de alto riesgo.

El argumento de la Suprema Corte estadounidense está basado en la cláusula de pari passu que figura en todos los contratos de deuda externa y concursos mercantiles de quiebra. Esa cláusula otorga a los acreedores igualdad de derechos en relación a deudas similares del mismo emisor. Eso implica que si Argentina procede a pagar a un acreedor que aceptó.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Preocupaciones por la economía en Argentina

Julio C. Gambina (especial para ARGENPRESS.info)

Existe preocupación en la sociedad sobre la evolución de la economía argentina en la coyuntura.

Se trata de la evolución de los precios, del empleo y los salarios, pero también relativa a cuestiones estratégicas que definen la dependencia del orden económico local al sistema mundial del capitalismo. Respecto de la dependencia es obvio que remito a la sentencia en Nueva York ante la demanda de los fondos buitres.

Por el lado de los precios existe una gran dispersión, con tendencias a consolidar un aumento considerable para el conjunto del año, con un 15% señalado por el INDEC para el primer semestre del 2014. Constituye una incógnita todavía evaluar el impacto en el conjunto de los precios que tendrá la continuidad de rebajas o eliminación de subsidios a servicios públicos.

La evolución oficial de precios en 15% proyecta una medición anual que en la mínima varía en torno al 30% y que puede dispararse por encima, mientras que las actualizaciones de ingresos populares son menores.

Según el Ministerio de trabajo, en las negociaciones paritarias el ajuste salarial promedio alcanzó el 29,7% para todo el año 2014. Son datos que influyen, especialmente, a la hora de pensar el impacto del impuesto a las ganancias de cuarta categoría entre los trabajadores de mayores ingresos relativos.

Con datos de la Encuesta de Hogares del INDEC a fines del 2013 y actualizados con un 30%, en un estudio de la FISYP, verificamos que el 35,5% de los trabajadores de minería son sujetos del impuesto; lo mismo que un 29,1% de los trabajadores de la industria petrolera; el 27,5% del sector colchones y muebles; el 22% de otras industrias manufactureras; o el 20,7% del sector de información y comunicación. En otros casos, el alcance del impuesto varía según el nivel de ingresos salariales, con una gran dispersión para un promedio de salarios del sector formal de 5.147 pesos mensuales a diciembre del 2013. Si adicionamos un 30%, ese promedio llega a los 6.691 pesos al mes.

Hay que recordar que el impuesto se paga a partir de los $9.000, y siempre para aquellos que perciben por encima de $15.000. El Jefe de Gabinete informó que la contribución tributaria alcanza a un millón de trabajadores regularizados.

Vale mencionar que es un tema que concentra una de las preocupaciones entre las organizaciones sindicales, más allá de la cercanía o lejanía con el proyecto oficialista y es fuente de medidas de fuerza y protesta que se discuten en la coyuntura.

Más allá del injusto impuesto, es conocido que un tercio de los trabajadores están en situación no regularizada, con menor capacidad en la defensa de sus ingresos, ya que no acceden a la negociación colectiva y no siempre son considerados por las organizaciones sindicales, aunque algunos incluyen como afiliados a sus sindicatos a los contratados en condición irregular.

Ocurre algo similar en materia de deterioro de ingresos entre los jubilados y pensionados, aun cuando tienen actualización por ley. Ni hablar del conjunto de beneficiarios de planes sociales, los que cuentan con menos posibilidades de intervenir en la demanda de mejoras de ingresos.

Un dato relevante en la coyuntura es el retorno del fantasma del desempleo y la precariedad, alimentado con la desaceleración económica informada por el INDEC y evidenciado con la creciente conflictividad motivada por suspensiones y cesantías de trabajadores en los principales rubros de la economía, especialmente en la industria.

En efecto, el INDEC acaba de difundir estimaciones preocupantes, entre las que destaca la evolución de la actividad económica, de la construcción y el saldo comercial.

El estimador mensual industrial da cuenta de una tendencia declinante desde mayo del 2013, siendo la industria el sector determinante en la recuperación del empleo y los salarios luego de la crisis del 2001.

Algo similar refleja el indicador sintético de la actividad de la construcción, a la baja desde junio del 2013.

El saldo comercial disminuye y en términos absolutos existe una tendencia a la baja de las exportaciones e importaciones. Por el lado de las exportaciones, con relativo ascenso desde marzo por el ciclo de la producción primaria, no llega al máximo de un año antes. Es una situación agravada con una tendencia a la baja de los precios internacionales producto de una gran cosecha en EEUU.

Escenarios posibles sobre la crisis de la deuda

En medio de este proceso de achique y enfriamiento de la economía local que se descarga sobre los trabajadores y la mayoría empobrecida de la sociedad, se presentan las derivaciones que surgen de la sentencia del Juez Griesa en Nueva York.

No se trata solo de la coyuntura, sino de un problema estructural para afianzar la dependencia y subordinación del país al orden capitalista.

Todos los escenarios posibles sostenidos por unos y otros auguran complicaciones mayores para satisfacer demandas sociales.

Las opciones se instalaron entre pagar ya, incluso parcialmente, posición sostenida por Macri o Cobos, entre otros; o desde el comienzo del 2015 como parece derivarse del discurso oficial (pagar al 100% de los acreedores en condiciones justas y equitativas) y avalado en estos días por Lavagna que escribió “mejor un tifón que un tsunami”.

Entre esas posturas, con matices, se mueve todo el oficialismo (con duras críticas a los fondos buitres y al Juez Griesa), como Massa, Sanz, o Binner, y constituyen parte importante de los argumentos mediáticos en la mayoría del periodismo y analistas.

Pagar ya puede derivar en mayores costos estimados por el gobierno entre 120.000 y 500.000 millones de dólares por la cláusula RUFO, que condiciona a pagar la mejor oferta a los ingresados al canje 2005 y 2010.

Postergar la decisión del cumplimiento de la sentencia y el pago hasta el próximo año supone superar los límites de esa cláusula. Pero compromete recursos públicos a futuro por los montos de la sentencia, unos 1.600 millones de dólares, más aquellos que aún no litigaron ni entraron a los canjes. Se estima que el total puede alcanzar unos 15.000 millones de dólares. Es una cifra que condiciona la resolución de otras demandas sociales.

Los que quieren pagar ya, la totalidad o una parte vía depósito judicial quieren evitar el default, total el costo económico social por pagos presentes y eventuales no los involucra.

Entre los demás se especula con transferir el costo potencial del default a una medida “irracional” de Griesa, apoyados en solidaridades del campo de la dominación. El Financial Times dice que el Juez no entiende cómo funciona el mercado de capitales, y como otros analistas, temen que Nueva York pueda perder negocios por el antecedente.

Un escenario alternativo que crece entre un conjunto de personalidades, sectores políticos y sociales pasa por la suspensión de los pagos ya y sustanciar una investigación con participación popular del carácter de la deuda pública.

Se pretende diferenciar la parte legítima de la ilegitima de la deuda y definir las porciones fraudulentas y odiosas.

Es la base para pensar redefiniciones de política económica, de modelo productivo y de inserciones globales que alejen al país de la dependencia a que condena el cáncer de la deuda y la subordinación al sistema financiero mundial.

El antecedente de rebeldía propiciado oportunamente por Ecuador o Islandia, incluso la Argentina con la cesación de pagos del 2001, da cuenta de un rumbo a transitar en la búsqueda de otra perspectiva.

No le fue mal a Ecuador, ni tampoco a Islandia con sus posicionamientos y decisiones.

Como no le fue mal a la Argentina liberando fondos destinados a cancelar deuda y orientándolos a resolver problemas económicos y sociales, aun cuando se discuta el sentido principal de la política económica entre 2002 y el presente.

Tampoco le fue mal al país estar afuera del mercado de préstamos y de la tormenta sufrida por aquellos países con fuerte endeudamiento en la explosión de la crisis del 2007/08.

Claro que una decisión autónoma e independiente de rechazo a la deuda y suspensión de pagos supone costos, especialmente por el boicot del poder económico y las clases dominantes, locales y globales.

Al mismo tiempo, es el punto de partida para actuar con independencia y propiciar otra articulación de relaciones internaciones, de cooperación y superación de la lógica capitalista.

Es un tema que se define en la disputa política por la movilización y organización popular.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

¿Por qué en las últimas luchas obreras no hay grandes triunfos?

EL ROBLE - INDYMEDIA

Un poco de historia.

Venimos de una profunda derrota de las aspiraciones políticas de nuestra clase, de un quiebre en la tradición histórica de la lucha en el país (que con los 30.000 desaparecidos borraron a lo mejor de nuestra clase) y de un desguace de nuestra industria que en los ’90 que dejó más de 5 millones de desocupados.

En el plano internacional la derrota de la revolución rusa y la caída de los estados de bienestar -logrados con grandes lucha y otorgados también como mecanismo del capitalismo para atenuar la avanzada comunista-.

Una vez que la dictadura allanara el camino a la burguesía para poder instaurar sus planes neo liberales, fueron los gobiernos “democráticos” quienes se encargaron de entregar todo. Aunque hubo resistencias, los golpes recibidos habían dejado a la clase trabajadora mordiendo el polvo.

En los ’90 Cutral Co –la lucha en defensa de YPF en Neuquén- inauguró los piquetes de masas y abrió el proceso de puebladas y resistencias, que terminó de estallar hacia fines 2001. Allí se rompió totalmente “el orden constitucional”, el desprestigio de toda la clase política era total y De la Rúa se tuvo que terminar rajando en helicóptero al calor de los hechos del 19 y 20 de diciembre (movilización que nos costó más de 30 muertos).

Sin un programa claro, cientos de asambleas de vecinos intentaban canalizar y organizar casi espontáneamente el descontento. La clase obrera no estaba recuperada políticamente de la derrota pos dictadura, lo que se expresaba en su falta de organización política independiente que le permitiese dirigir el proceso y plantear alternativas. Este déficit le permitió a la burguesía reacomodarse y darle curso a la crisis. El populismo kirchnerista cuajó como forma de apaciguar las aguas y reavivar las expectativas de miles de poder vivir mejor dentro del capitalismo.

Y aquí comienza otra historia

En los primeros años de la “década K”, la cosa parecía ir viento en popa para muchos que entraron gustosos de poder ganarse un sueldo y no mendigar un plan. Esta masa de nuevos obreros industriales y de servicios es muy joven, entre los 20 y 40 años, sin casi tradición histórica de la lucha de clases, muchos hijos de desocupados, muchos venidos del interior o de los países vecinos.

Pero más pronto que tarde, esta masa comienza a descubrir la explotación y a resistirla como puede. La cosa comenzó de poco, con pequeñas resistencia por aquí y allá. Muchas fueron derrotadas por la “década ganada” (por los patrones). La gran mentira del fin de la deuda externa aparece con todas sus fuerzas, golpea nuestras espaldas y el gobierno –junto a toda la oposición burguesa- baja el plan de ajuste y lo combina con medidas cada vez más represivas.

Todas estas experiencias hicieron surgir una nueva camada de jóvenes activistas. Este marco de relativa reactivación facilitó que nuevos obreros comiencen a hacer sus armas en la lucha sindical. Jóvenes trabajadores combativos que desde hace algunos años son quienes comienzan a estar al frente de las nuevas batallas de la clase.

Múltiples formas ha utilizado la burguesía desde el aparato del estado, desde las usinas patronales y desde la burocracia sindical para intentar convencernos de que en tiempos de crisis hay que cuidar las fuentes de trabajo, que no hay que reclamar mucho salario y que, en todo caso, es mejor que echen a los malos laburantes que quedar todos sin laburo. Cuando el convencimiento comienza a no dar resultados, se vienen los garrotazos.

Este cuadro nos encuentra con un semestre en que las suspensiones y despidos se multiplican semana a semana. Y la contracara: también se multiplican las luchas por defender los puestos de trabajo.

¿Cómo hemos respondido hasta ahora?

Para poder evaluar nuestras respuestas debemos preguntarnos ¿En qué momento está la lucha de clases en el mundo y en nuestro país?

Luego de la derrota definida más arriba, como clase aun no nos hemos podido armar ideológicamente para dar una respuesta a la ofensiva, y tanto en el país como en el mundo nuestras respuestas son a la defensiva.

Desde fines del siglo pasado hasta acá se han desplegado infinidad de luchas, pero nunca fueron para conquistar algo, son para defendernos de lo que nos quitan, tanto a nivel internacional como en lo interno del país.

Por más que haya grupos que hablen de una situación “pre revolucionaria”, es decir cercano a una revolución, la realidad concreta nos muestra hasta hoy, que lo que se moviliza de la clase obrera es apenas una pequeña porción, es más, se moviliza cuando le tocan los intereses concretos, no es fácil mover masivamente en solidaridad, hasta eso nos quebraron.

Las patronales y el gobierno están aprovechado es debilidad para imponer planes cada vez mas descargados en el lomo de nosotros, ajuste tras ajuste, más precarización, inflación por sobre los aumentos regimentados en las paritarias.

No solo no podemos aun hacer movilizaciones masivas, sino que muchas veces cuando la lucha defensiva comienza en forma masiva, las patronales, la burocracia sindical y el gobierno -la santísima trinidad- tienen la capacidad de dividirnos y hacer que al poco tiempo esa lucha que comenzó masiva, se vaya desgastando y finalmente queda el grupo mas consiente, pero solo.

Hay un gran temor a quedarse sin trabajo y la familia muchas veces presiona para que el compañero no se meta. Cuando aparece el ofrecimiento de la indemnización, que para un laburante parece que toda junta fuera mucha plata, muchos agarran con el argumento “a ver si después nos quedamos sin nada”, 150.000 pesos para un trabajador parece guita y si es del interior quizás se puede comparar la casa y la familia le dice “viejo volvamos a la provincia”. Por si fuera poco, ofrecen hasta indemnizaciones acrecentadas como en el caso de Paty y hasta triplicada cono el caso de Calsa para quebrar algunos de los más luchadores.

Estas situaciones que nos presenta el capital y sus gobiernos nos tienen que llamar a la izquierda, a los clasistas, a los revolucionarios a estudiar más las situaciones concretas, por donde nos van a joder en cada lucha.

También para tener en cuenta

Para ser vanguardia hay que tener una retaguardia, sino en vez de vanguardia, nos transformamos en vanguardistas, que no es lo mismo.

La técnica central del enemigo de clase es dividirnos, desmasificar el movimiento, para luego quebrar la vanguardia.

Esta situación tenemos que tomarla como que nos es una simple lucha sindical, el trasfondo es político, es una lucha la nuestra por ahora por seguir viviendo, la de ellos es acrecentar su capital, por lo tanto no es una simple lucha sindical, sino política de clases y nosotros a veces lo queremos resolver con simples herramientas sindicales.

No toda la izquierda que encabeza o acompaña las luchas obreras es igual, pero la generalidad aun no confía plenamente en que el sujeto es la clase y la reemplaza por su partido.

No siempre las luchas se analizan en las asambleas y en las reuniones con la crudeza que necesita la clase, hacen falta que se planteen públicamente. Aún cuando perdemos hay que analizar, hacer praxis de cara a la clase para aprender de ello, a veces se mira y se analizas más los actos heroicos que la derrota.

Por ejemplo, a veces no se sale a defender “con todo” los compañeros petroleros de Las Heras condenados a perpetua, por miedo a perder un voto.

Al contrario, por ejemplo, la unidad en la lucha debería empujar a unificar a TODAS las coordinaciones del sindicalismo combativo; y que el desarrollo de las organizaciones políticas de la izquierda sirva para fortalecer a la unidad de la clase y no al contrario.

Desde El Roble llamamos a analizar mas el momento que vivimos antes que aparezcan las puebladas que como se ve se avecinan, y que nos pasen por arriba como nos sucedió a comienzos del este siglo.

Necesitamos tener más en común en qué momento de la lucha de clases estamos, ¿a la ofensiva o a la defensiva? De allí surgirán las tácticas y planteos más acertados y en común para ayudar a la clase que juegue su papel revolucionario.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Malas palabras

Juan Carlos Giuliani (ACTA)

Pobreza, discriminación, desigualdad, explotación. Palabras que azotan la conciencia colectiva. Dependencia, corrupción, extractivismo, represión. Malas palabras. Contra lo que ellas representan hay que lidiar todos los días si lo que se quiere es cambiar la historia y no dejarse enredar en los hilos argumentales de los profetas de la resignación.

En el principio existía la palabra. Sujeto, verbo y predicado. Palabras y frases vacías que tratan de explicar lo inexplicable apelando al diccionario del posibilismo. Palabras que duelen cuando nombran a un chico que muere de hambre o por causas evitables en un país regado con los frutos generosos de la naturaleza.

Un mundo de palabras que conforman el relato oficial tan distante de la realidad como la tierra del cielo. Decir lo que se piensa y hacer lo que se dice. Algo tan sencillo y tan ausente en la conducta de la mayoría de los líderes políticos, sociales, culturales y religiosos que cultivan con pasión cipaya el Pacto de Gobernabilidad que permite mantener inmodificable el sistema de expoliación basado en la injusticia social. Patrimonio intocable de los que mandan en el altar del sacrificio de las mayorías. El cinismo y la hipocresía terminan barriendo cualquier atisbo de sensatez.

En el principio era el verbo. Tierra, fuego, agua, aire: Para los antiguos pueblos, los elementos que explican los patrones en la naturaleza. Bienes comunes amenazados con su extinción por la voracidad de los dueños del poder. Recursos finitos que se van extinguiendo de la mano del saqueo y la codicia perpetrados por las minorías del privilegio. La lucha por desterrar la irracionalidad consumista del capitalismo está plagada de búsquedas y aprendizajes en Nuestra América. Las alternativas crecen y se multiplican día a día en las prácticas de sobrevivencia y búsqueda de nuevos horizontes productivos y reproductivos de los pueblos. En ellas conviven -contradictoriamente- lo viejo y lo nuevo.

Según Isabel Rauber, para que esas experiencias “puedan constituirse en un programa de acción de los gobiernos populares de este continente y del conjunto de sujetos del cambio (movimientos indígenas, campesinos, sindicales, y movimientos sociales urbanos), sería importante generar espacios donde confluyan saberes de construcción de las modalidades económicas alternativas existentes, favoreciendo la convergencia en un diagnóstico de partida respecto de un grupo de características que podrían contribuir a definir elementos de esa otra economía superadora de la que rige actualmente”.

Sostener los viejos paradigmas de desarrollo y progreso basados en el derroche y el uso abusivo de la naturaleza, implica darle sustento al absurdo modelo de acumulación económica llevado a cabo desde hace siglos por el más crudo mercantilismo neoliberal. El desafío consiste, entonces, en profundizar las experiencias que atraviesan nuestro continente y ensayar propuestas económicas acordes con los principios del buen vivir como pilares de la construcción de una sociedad regida por la solidaridad y el bien común.

El proceso de vida que se encadena en palabras, ideas y acciones, tiene razón de ser si entendemos que llegamos al ancho y caudaloso río de la historia navegando aguas que otros hombres ya han surcado. Aguas que después de nosotros serán la pila bautismal de las generaciones futuras.

Palabras vulgares. El hombre es el lobo del hombre. Edificar sobre lo comunitario resistiendo la tentación del individualismo. Acertar en la definición de un proyecto que le devuelva supremacía a la vida por sobre los otros valores humanos y devuelva la felicidad a nuestra gente. Felicidad, bienestar, la propiedad de volver a nombrar a las cosas por su nombre. Como en los viejos tiempos. Si alguna vez se pudo, se puede.

Recuperar el estado de ánimo que se asocia a la dicha de encontrarse pleno como pueblo por disfrutar de hechos positivos para el conjunto. Perón lo decía con palabras sabias: “Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza”. Es decir, no existe el éxito personal aunque sea ensalzado por la cultura dominante y replicado por los medios de comunicación hegemónicos. Existen los aciertos, los triunfos o derrotas colectivas que es lo que, en definitiva, marca el devenir de los pueblos y las naciones.

La organización del poder popular lleva implícito dos cuestiones. La primera es el desarrollo de un proceso de creciente profundización de las luchas populares, del cual emergen las organizaciones territoriales, los movimientos sociales, las organizaciones sindicales de nuevo tipo, los pueblos originarios, las organizaciones de derechos humanos que protagonizan el conflicto social cada vez más extendido e intenso. Puestos a caminar ese camino, es imprescindible que el proceso emancipatorio cuente con una dirección política e ideológica que para nosotros, los trabajadores, no es otra que la centralidad de la clase trabajadora en su papel dirigente en la organización del poder popular. La segunda cuestión se relaciona con la gestación y desarrollo de una línea de pensamiento y acción que apunte a que el pueblo sea gobierno para transformar el Estado en una herramienta de poder de los trabajadores y el campo popular y sea capaz de coagular una sociedad de iguales.

Como complemento de lo anterior, es necesario decir que ambos supuestos operan articuladamente a la hora de la organización del poder popular. En este plano, la lucha ideológica con los enemigos, el imperialismo y las clases locales asociadas, se convierte en una sistemática disputa por la conciencia popular.

A partir de la actual crisis civilizatoria, es menester interactuar con el conjunto del pueblo un debate sobre la sociedad actual y la necesaria, propuesta contenida en dos iniciativas de alto contenido político nacidas en el seno de la CTA: La Constituyente Social y la Campaña Nacional por la Consulta Popular en Defensa de la Soberanía de nuestros Bienes Comunes. Se trata de premisas de una movilización masiva, de neto contenido anticapitalista y antiimperialista, que pone en tela de juicio la arquitectura sobre la que se erige la democracia dependiente, y puede inducir la realización de múltiples acciones en el escenario de la lucha de clases –conflicto social-, que se verifica tanto en las calles como en las instituciones.

Volviendo a Rauber: “La construcción de un nuevo pensamiento emancipatorio resulta entonces raizalmente articulada a los procesos de construcción-acumulación de conciencia y organización (poder propio) que llevan adelante con sus luchas y propuestas los actores sociopolíticos en el continente, con la consiguiente maduración del proyecto alternativo pensado y construido colectivamente por ellos”.

Palabras que reconfortan. Dignidad, entrega, compromiso, esperanza. Palabras insoslayables para construir un nuevo orden político, económico y social justo y solidario.

Juan Carlos Giuliani es Secretario de Relaciones Institucionales de la CTA.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Un viaje hacia las utopías revolucionarias (CLI): “Me matan si no trabajo y si trabajo me matan”

Manuel Justo Gaggero (especial para ARGENPRESS.info)

Este era el título de un documental realizado por nuestro compañero Raymundo Gleyzer, que dirigía el grupo de Cine de la Base que adhería al Frente Antimperialista y por el Socialismo, y era uno de los más destacados cineastas latinoamericanos de la época, en el que se inmortalizó la huelga, que llevaban a cabo, en aquel verano de 1974, los trabajadores de la metalúrgica INSULD; ubicada en la localidad de San Justo.

Los mismos reclamaban la modificación de las insalubres condiciones de trabajo que habían llevado a la muerte a varios operarios, afectados por el “saturnismo”.

Asimismo denunciaban la complicidad de la conducción de la UOM, encabezada por Lorenzo Miguel, con la patronal.

Este conflicto se sumaba a los que se estaban desarrollando en Astarsa, Lozadur, Del Carlo y Matarazzo.

En este último, para enfrentar a la policía que se disponía a desalojar la planta tomada, varios compañeros se encadenaron a una de las chimeneas.

En todos los casos, el Diario, hizo una importante cobertura, diferenciándose de la llamada “prensa seria”, que seguía respaldando el Pacto Social; impulsado desde la Casa Rosada.

A ellos se sumó el comienzo de un enfrentamiento entre los trabajadores, la patronal y la burocracia sindical, que tuvo su epicentro en Villa Constitución.

En esta localidad, de la provincia de Santa Fe, estaban instaladas las plantas de Acindar con mas de 5. 000 trabajadores, la de Metcon con 2. 000, la de Marathon con 700 y la de Vilber con 200.

En la primera se había elegido, en 1970, un cuerpo de delegados que fue desconocido por la empresa y que determino que la dirección del gremio en acuerdo con esta, dispusiera la intervención de la Seccional.

En esos días, del tórrido verano del 74, se sumaron a la Comisión Interna de esta planta, los trabajadores de los otros establecimientos fabriles.

Uno de los directivos y propietario de Acindar, estrechamente vinculado a la cúpula castrense, era Alfredo Martínez de Hoz

Los compañeros, liderados por Alberto Piccini, exigían la reapertura de las paritarias, mejores condiciones de trabajo, una disminución de la jornada laboral en los sectores en los que las tareas se realizaban con bajas condiciones de salubridad y el cese de la intervención a la Seccional.

Todo el pueblo, de algo más de 80 mil habitantes, apoyaba estos reclamos.

Lorenzo Miguel apeló a la represión legal y paraestatal para tratar de frenar esta movilización.

Por nuestra parte decidimos que un extraordinario compañero y periodista que estaba a cargo de la corresponsalía en Rosario, Carlos Gabetta, se trasladara a la “Villa”, para cubrir la información que fue tapa del diario durante todo el conflicto.

Al mismo tiempo se solidarizan con estos trabajadores, el Sindicato de Luz y Fuerza y el SMATA de Córdoba, la Federación Grafica Bonaerense, la CGT de los Argentinos y todas las corrientes clasistas y combativas del país.

El crecimiento de la Juventud Trabajadora Peronista, encabezada por Enrique “Quique “Juarez., del Movimiento Sindical de Base y de los nuevos agrupamientos vinculados a organizaciones revolucionarias del peronismo y de la izquierda guevarista, tensiona a la dirigencia pactista y activa a la siniestra Triple A.

La conflictividad social se extiende a Tucumán donde la FOTIA y los Cañeros rechazan el acuerdo que pretende congelar los salarios; qué promueve el oficialismo.

En este contexto y, antes de la agresión que relatáramos en la nota anterior, en el equipo de dirección del vespertino tuvimos que tomar algunas decisiones.

Por un lado, se nos planteó la necesidad de reducir los gastos; ya que el presupuesto era muy abultado.

Recibía, por mes, 100 mil dólares, que me los entregaba un compañero del equipo de Finanzas del PRT o su responsable, el “Barba ”Gertell.

Este, era muy amigo de Susana, y contaba con todo mi afecto.

Para cumplir con las medidas de austeridad sugeridas, se vendieron varios rodados y le planteamos a los Jefes de Sección la posibilidad que voluntariamente redujeran su salario.

La respuesta fue positiva.

De esa forma tratábamos de afectar los sueldos más elevados sin menoscabar, en sus ingresos, a la totalidad del personal.

En otro episodio, que tuvo su lado cómico, me toco adoptar una medida que generó protestas.

Esta es la historia.

Al poco tiempo de hacerme cargo de la dirección, Benito Urteaga, me planteo que el Partido quería tener la posibilidad de expresar sus puntos de vista en el diario, con una columna semanal, que firmaría con el seudónimo: Ernesto Contrera.

Sin que lo hiciera explícito, pensé que la misma expresaría el pensamiento de Mario Roberto Santucho; por lo que para nada me pareció incorrecta la petición.

Teniendo en cuenta la generosidad con la que el PRT financiaba un diario en el que volcaban sus opiniones dirigentes del campo popular; lo menos que podían solicitar es tener una voz.

De esa forma, durante varias semanas, llegaba la nota que, por supuesto y sin leerla, enviaba directamente a la sección de diagramación para que fuera colocada en página impar.

En esos días de febrero, mientras nos recomponíamos del ataque directamente ejecutado por unabanda financiada por el Ministerio de Bienestar Social del que dimos cuenta en esa saga, publicamos la columna que planteaba, sintéticamente, que la Junta Coordinadora Revolucionaria que integraba el PRT. ERP, con el Movimiento de Liberación “Tupamaros” del Uruguay, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile y el Ejército de Liberación Nacional de Bolivia, constituía una “ nueva internacional”.

Al día siguiente recibí un urgente llamado telefónico de Benito que me citaba en el lugar en el que solíamos encontrarnos.

Estaba muy molesto y airadamente me preguntó cómo no había controlado esa publicación, qué contenía una posición que nada tenía que ver con la estrategia que se planteaba el Partido, para el desarrollo del frente internacional.

Le dije que no era mi tarea y que no podía saber que debía hacerlo; ya que desde el principio no lo hacía.

Ante la situación me propuso que, ese día, publicáramos un aviso destacado señalando que el mencionado columnista había sido literalmente separado del Diario, ya que sus posiciones eran absolutamente divergentes con las que sostenía la dirección.

Así lo hicimos y durante varios días seguimos con esta información.

Esto me generó algunos problemas ya que compañeros que integraban la Juventud Guevarista llegaron a la dirección a manifestarme su indignación ya que no entendían como me atrevía a “robarle el diario al Comandante “.

Les solicite a los compañeros que aclararan el entuerto para evitar situaciones complicadas.

En ese escenario, en la madrugada del 27 de febrero, la corresponsalía en Córdoba nos puso en conocimiento de que se había sublevado la policía de la provincia y que la misma al mando del Coronel Navarro, en un hecho inédito en la historia argentina, pretendía ocupar la Casa de Gobierno y “desplazar “ a Ricardo Obregón Cano y a Atilio López, gobernador y vice electos por mas del 60 % de los cordobeses-

No nos cabía la menor duda, que el autor intelectual de este golpe palaciego, era el General que, de esta forma seguía llevando adelante la “guerra declarada” contra los “infiltrados marxistas “ y la “ depuración” del peronismo; ahora convertido en la mejor carta del partido militar para frenar el desarrollo del movimiento revolucionario y popular.

¿De que forma enfrentó, el movimiento popular en la “docta”, el denominado “Navarrazo”? ¿A qué recursos apelamos para evitar la clausura del Diario, que ya parecía evidente, en esta escalada represiva? ¿Cómo nos preparábamos para responder a la creciente fascistización del gobierno?

Estos y otros temas abordaremos en nuestra próxima nota.

Manuel Justo Gaggero es abogado. Ex Director del diario “El Mundo” y de las revistas “Nuevo Hombre” y “Diciembre 20”.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina: ¿Fitosanitarios o agrotóxicos?

Andrés Sarlengo (CONTRAPUNTOS, especial para ARGENPRESS.info)

Con el bioquímico e integrante del Foro Ecologista de Paraná, Sergio Daniel Verzeñassi, conversamos sobre el intento de sancionar una nueva ley de "fitosanitarios" en Entre Ríos que agravaría aún más los daños sobre el medio ambiente y la salud humana. Pese al "Mundial 2014" hubo resistencia y se detuvo el avieso propósito.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Otro proyecto minero ronda Andalgalá, ¿qué es Bajo el Durazno?

LA RETAGUARDIA

El gobierno de Catamarca y la empresa megaminera La Alumbrera pretenden instalar “Bajo El Durazno” en Andalgalá, en el límite con el departamento de Belén. Sergio Martínez, de la Asamblea El Algarrobo no solo deja en evidencia las mentiras del poder para llevar adelante este emprendimiento minero, sino que también da cuenta de la lucha que los habitantes de esta localidad catamarqueña mantienen en defensa de la vida.

Bajo El Durazno es un yacimiento de distintos minerales como oro, plata, cobre, que está a pocos kilómetros del lugar donde está ubicada Bajo La Alumbrera, que lleva ya casi 15 años destruyendo la zona.

“Este yacimiento está ubicado dentro de los límites del departamento de Andalgalá, pero como la empresa minera La Alumbrera quiere continuar luego de Alumbrera con Bajo el durazno, el gobierno provincial le quiere conceder la explotación a esta empresa como si fuera un territorio del departamento Belén porque Andalgalá no permite la explotación minera a cielo abierto y ha retirado la licencia social que necesitan las empresas. En ese contexto nos encontramos las asambleas de Andalgalá y estamos peleando para que no se realice este nuevo emprendimiento”, explicó en diálogo con el programa radial La Retaguardia, Sergio Martínez, integrante de la Asamblea El Algarrobo de Andalgalá.

A la hora de hacer negocios y alcanzar acuerdos, los gobiernos provinciales, en este caso el de Catamarca a cargo de Lucía Corpacci del Frente para la Victoria, y las empresas mineras no respetan leyes ni normativas vigentes o incluso, si lo necesitan, pueden llegar a inventarlas.

Al respecto, Martínez denunció: “en el año 1895, quien era gobernador en ese momento, el señor Julio Herrera, firmó un decreto que fijaba los límites departamentales de la provincia de Catamarca, a partir de ahí se han sancionado varias constituciones de la provincia, pero el órgano que tiene competencia para fijar los límites, que es la Legislatura de la provincia, no lo ha hecho. Desde la Asamblea hemos hecho una reconstrucción histórica de los límites departamentales de Andalgalá y esto nos da que Bajo El Durazno está dentro del territorio de Andalgalá, por lo cual no pueden empezar ningún tipo de actividad megaminera allí. En este sentido, nosotros contamos con documentación que está en el Instituto Nacional de Geografía de Buenos Aires, hemos reconstruido parte de la historia también con documentación que está en la Biblioteca Nacional, con los mapas que se utilizaban en los censos como el de 1980, el de catastro de 2005, y todo esto indica cómo el gobierno y las empresas pretenden modificar los límites del departamento de Andalgalá, achicándolo, para concederle el territorio del yacimiento a la zona de Belén, porque la ciudad de Andalgalá es donde más fuertemente está manifestada la falta de licencia social para estas empresas”.

Por si no quedan claros los alcances de esto, Martínez especificó: “juegan no solo con la corrupción, sino que también pretenden correr los límites para concederles estas prerrogativas a las multinacionales mineras. Es tremendo lo que están haciendo. Pretenden darle legitimidad y continuidad a la minera La Alumbrera a través de estas triquiñuelas del estado provincial, sin embargo encuentran a un pueblo unido en contra de esta actividad. Por eso nosotros estamos permanentemente informándonos y hay comisiones de legales, que se han constituido dentro de las asambleas para demostrarle no solo al gobierno sino también al mundo entero cómo se manejan estas empresas y cómo nos manejamos nosotros desde la horizontalidad y con el amor a nuestra tierra, defendiendo lo nuestro”.

Los habitantes de Andalgalá no solo deben hacer frente a las autoridades provinciales y las empresas, sino también a los medios de comunicación tradicionales que responden a los mismos intereses que gobiernos y mineras.

En los últimos días, los diarios locales daban cuenta del paso por las rutas catamarqueñas de maquinarias dirigidas a Bajo El Durazno, haciendo hincapié en que habían podido circular tranquilamente sin la presencia de cortes o bloqueos de parte de asambleístas, planteando de esta manera que ya no existiría tal oposición de la población a estos emprendimientos mineros.

En diálogo con La Retaguardia, Sergio Martínez -quien tuvo un corto paso como secretario de minería local- respondió de manera contundente: “hay que hacer una lectura bastante compleja. No nos olvidemos de que las asambleas han sido fuertemente reprimidas, tanto en Cerro Negro, como en Belén, Tinogasta, en la propia ciudad de Andalgalá, y han instalado el miedo y casi un estado militar en la provincia de Catamarca, entonces desde ese punto de vista la gente está muy cansada del tema de la judicialización de la protesta y el peligro de perder la vida en este tipo de manifestaciones. Pero la otra lectura que se hace es que el paso de máquinas es permanente, desde hace 14 años, por Bajo La Alumbrera, y la gente se sigue manifestando en contra de esa actividad megaminera, tanto en Tinogasta, como Andagalá, Santa María, en todos lugares, lo que pasa es que son luchas invisibilizadas. Nosotros llevamos 243 caminatas en contra de esta megaactividad minera y sin embargo jamás salió en los medios, pero nosotros seguimos peleando y luchando. Es decir, las máquinas que pasan pueden ser para Bajo La Alumbrera, porque permanentemente están renovando las máquinas por el uso, pero lo que sí está muy claro es que la etapa de explotación de Bajo El Durazno no está autorizado, así que es una manera que tienen ellos de confundir a la opinión pública, a través de los medios de información masiva”.

No parece ser fácil vivir en Andalgalá con la presencia constante del peligro que implican los proyectos y emprendimiento megamineros, e incluso la represión. En ese sentido, Martínez señaló: “hay personas que han pensado en irse, pero son mayormente quienes no tienen un compromiso férreo asambleario, como sí tenemos nosotros que seguimos defendiendo la vida y el territorio desde hace mucho tiempo. En el caso nuestro, estamos luchando defendiendo nuestro territorio y no nos queremos ir porque acá están nuestra historia, nuestras raíces, acá nacimos, vivimos, nos enamoramos por primera vez, tenemos nuestros ancestros, y no nos vamos a ir, vamos a defender esta tierra”.

El gobierno de Catamarca y las empresas mineras podrán pensar y planificar un montón de proyectos megamineros, pero siempre encontrarán la resistencia y la lucha de las asambleas de vecinos que defienden su lugar de pertenencia y el modo de vida que eligieron.



Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Denuncian maltratos en caso de aborto no punible en La Plata

ANRED

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito informó que la semana pasada se realizó con éxito un aborto no punible en el Hospital Interzonal San Martín a una víctima de violación, aunque denunció que el mismo se llevó a cabo tras graves maltratos perpetrados por parte de la institución. La mujer fue sometida a reiterados interrogatorios, instigada por profesionales médicos a continuar con el embarazo, atemorizada con que corría peligro su vida, culpabilizada por la violación, entre otras vejaciones.

Reproducimos el comunicado de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito en La Plata:

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito en La Plata, quiere informar que la semana pasada se realizó con éxito un aborto no punible en el Hospital Interzonal San Martín

La Campaña estuvo presente desde un primer momento para garantizar que el Hospital realizara dicho procedimiento a una mujer de 29 años víctima de violación, con un embarazo mayor a 12 semanas. Durante el acompañamiento, vivenciamos las distintas formas de violencia que padeció la mujer.

Es por ello que creemos importante denunciar los maltratos por parte de la institución, fundamentalmente de la Dra. Adelaida Soria -Jefa del Servicio de Obstetricia- y su personal. La Dra. Soria, sin antes escuchar la voz de la paciente, instigó a la mujer a continuar con el embarazo con la posibilidad de darlo en adopción, la atemorizó constantemente de que su vida corría peligro, la culpabilizó por la violación alegando “si durante el acto no había intentado defenderse”, preguntó si el agresor era su pareja o si tenían alguna relación. A la par de estas vejaciones, constantemente remarcó y aclaró que todo su servicio era objetor de conciencia.

Posteriormente, la ecografía fue una tortura psicológica donde le hicieron escuchar el corazón del feto, por lo cual tuvimos que interrumpir exigiendo que sólo se cumpliera con el protocolo adecuado. Al día siguiente, luego de idas y vueltas por parte de las autoridades que debían garantizar la realización del aborto según lo especifica la ley, nos presentamos acompañando a la mujer a realizar los estudios pre-quirúrgicos. Nuevamente, es expuesta al mismo interrogatorio del día anterior por médicas del servicio, y por segunda vez, les cuestionamos a las profesionales si era necesario tal procedimiento. Frente a éstas reiteradas preguntas, lo que manifestó la mujer acompañada fue que “le recordaban constantemente el día en que fue violada”.

La mujer fue trasladada a otro sector de la institución para proceder con la realización del aborto por un médico proveniente de otro hospital. A pesar de haberse hecho este procedimiento con el consentimiento de la Jefa del Servicio de Obstetricia, la práctica pudo realizarse después de un incesante y desgastante ir y venir, tanto para la mujer como para las acompañantes.

La violencia que es ejercida sobre las mujeres al poner constantes trabas y excusas, es una práctica común que debemos denunciar. Es el Hospital quien debe garantizar al menos un profesional de la salud que realice el aborto sin necesidad de pasar por interrogatorios que re victimicen y culpabilicen a la mujer. Es un derecho consagrado en el Código Penal de la Nación desde 1921 y fue fortalecido por la Corte Suprema de Justicia el 13 de marzo de 2012, en el fallo “F.A.L s/Medida Autosatisfactiva”, respetando también los Protocolos de Atención y los pactos de Derechos Humanos.

Como Campaña manifestamos nuestra satisfacción de que el aborto se hizo, que la salud de la mujer no corrió ningún riesgo y algunos efectores de salud garantizaron el cumplimiento de este derecho. Festejamos que gracias a las organizaciones de mujeres y feministas, el acompañamiento durante estos días refuerza la sororidad de nuestra lucha y sigue construyendo una sociedad libre de toda violencia hacia las mujeres. Debemos continuar organizadas para exigir por la realización de los abortos en los hospitales públicos. Y por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

¡PORQUE ESTAMOS ORGANIZADAS Y VAMOS A ABORTAR AL HOSPITAL!

¡EDUCACIÓN SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL PARA NO MORIR!

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro y Gratuito- Regional La Plata-.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba: La policía fusila a un joven por mes Córdoba

Adriana Revol (APL - RED ECO)

Las fuerzas de seguridad son formadas para reprimir y parece que también para eliminar a los pibes pobres, como si sobraran. En los últimos días de julio, la policía y el servicio penitenciario de Córdoba asesinaron a dos jóvenes: uno en el Barrio los Boulevares y otro en el Penal San Martín quien sufrió abandono de persona por parte del estado. Otro joven, Maximiliano, quien estaba herido a balazas y preso, fue liberado el domingo 27 a la noche, gracias a la lucha de lxs compañerxs para conseguir su libertad.

El viernes 18 de julio, con la escusa de que estaba cometiendo un delito, un comisario ultimó de dos balazos a Miguel Ángel Torres, quien estaba desarmado. Miguel era sobrino Lautaro Torres, un joven que fue muerto por esta fuerza de seguridad, en abril de este año.

El sábado 26 a la madrugada, en barrio Los Boulevares, la policía tiroteó a dos muchachos, dándole muerte a uno de ellos, Alberto Fernando Pellico, con un balazo en la nuca, lo que prueba que la policía tira a matar. También hirieron en una pierna a Maximiliano Peralta, quien quedó detenido en la UCA sur, por resistencia a la autoridad, o mejor dicho por no dejarse matar, tirándose al suelo. Maximiliano fue liberado el domingo 27 a la noche, gracias a la lucha de lxs compañerxs para conseguir su libertad.

Si los policías homicidas son imputados, van a cumplir el proceso en libertad, y difícilmente sean condenados. Es el poder judicial el responsable número uno de la impunidad de las fuerzas de seguridad.

Me parece que es hora de dejar de hablar de abuso policial, cuando es el estado el responsable de estos crímenes. Como es el estado el responsable de todas las muertes en las cárceles.

También esta semana, murió un preso en penal de San Martín, por falta de atención médica. Abandono del estado se llama.

De esta manera las fuerzas de seguridad producen más muertes de las que previenen.

Nosotrxs también queremos seguridad, la seguridad que a la vuelta de la esquina, la policía no nos va a meter un balazo, que no nos va a ejecutar, inventando cualquier justificativo.

En Córdoba tenemos un promedio de un pibe exterminado por mes. Cuantos chicos más necesitamos que aniquilen para darnos cuenta que esto es un genocidio, o será que a pocos les importa porque solo eliminan a los más excluidos del sistema.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Argentina, Córdoba. Juicio La Perla: Delegados y activistas sindicales, blancos del Terrorismo de Estado

Katy García (PRENSA REd)

Los testimonios de Raúl Osvaldo Billar (bancario) y Gerónimo Palacios (metalúrgico), detenidos y torturados en el D2; junto al de Miguel Apontes, hermano del dirigente de Perkins José Antonio Apontes (detenido desaparecido) reafirmaron que la clase trabajadora organizada fue un objetivo central en el plan de exterminio. Soledad Martínez Aguero, hermana de José Agustín Martínez Aguero militante de la JUP del que nada se sabe desde hace 38 años.

Durante la última audiencia realizada en la sala de recintos de Tribunales Federales declararon cuatro testigos. Lo hicieron ante el Tribunal presidido por Jaime Díaz Gavier y conformado por los jueces Julián Falcucci, José Camilo Quiroga Uriburu y Carlos Arturo Ochoa en calidad de juez sustituto.

Billar, delegado de base, fue secuestrado el 8 de marzo de 1976 desde su lugar de trabajo el Banco de Córdoba y llevado a pie hasta el D2 por dos policías vestidos de civil que exhibieron sus credenciales ante las autoridades. Participaba de la Mesa de Gremios en lucha y militaba el PRT-ERP. “Era un secreto a voces que algunos sectores estaban golpeando las puertas de los cuarteles y otros que buscábamos la vía de la democracia para encauzar la crisis y no llevarla al caos y al infierno”, describió así el clima que se vivía días previos al Golpe.

“En el D2 todo era tortura, todo el tiempo. Nadie se acercó a pedirme algún dato personal porque ya los tenían”, destacó. “No pudieron sacarme ni el domicilio donde vivía”- afirmó-, pero si le robaron el auto donde tenía material de propaganda que podría haberlo incriminado pero no le hicieron causa y lo dejaron a disposición del PEN. Luego pasó a la UP1 y a los dos años se exilió en España.

Ken López

El sobreviviente manifestó que durante los 2 o 3 días que estuvo en el D2, Charlie Moore y Daniel Ken López – militantes PRT-ERP- participaban con los represores de los interrogatorios. “Sabía el papel que estaban jugando por informaciones que había recibido estando en libertad”, afirmó.

Billar“En un tono burlesco y sobrador Ken López me preguntó: ¿sabés quién soy?”. El testigo lo conocía, pero no de la militancia. “Trabajaba en el Hotel Dorá como telefonista junto a la madre de mis hijos”, aclaró. El otro –Charlie Moore-“mientras me agarra la oreja me dice y ¿sabes quién soy yo?

“El señor López me menciona en tono amenazante y burlesco que tenían a mi mujer e hijos que y que delatara a mis compañeros. Era algo habitual que me pegaran cachetaditas por la noche”, revivió.

Y al otro día del secuestro escuchó la voz de López que le decía: “¡Pelotudo! cantá que ya la tenemos a Liliana…”. Liliana era su esposa. Pidió que López sea citado a declarar.

Recordó que tomó contacto con Soledad García y con Rafael que se encontraba sentada en frente a él. “Fue llevada y traída a la sesión de tortura (…) tratábamos de tener un mínimo de contacto humano”, manifestó.

Nombró a los delegados de base Valdez, Bazán, Jaegüi, Pujol y Nabor Gómez secuestrados y desparecidos. Gómez militaba en la Juventud Trabajadora peronista (JTP) y había sido candidato a secretario general por la lista marrón. Dijo además que fue secuestrado junto a su pareja y ponderó “la entrega de ambos compañeros que pertenecían a Montoneros”.

Con el paso del tiempo y a través de comentarios pudo deducir que los sectores gerenciales y del sindicalismo ortodoxo brindaban información sobre los activistas opositores que luego eran secuestrados y desaparecidos. Según registros del gremio La Bancaria unos 330 trabajadores permanecen detenidos desaparecidos.

Señaló que en la Mesa de Gremios en Lucha participaba Eduardo Requena dirigente del sindicato de Docentes Privados y Particulares de Córdoba (SEPPAC) y de la CTERA (detenido desaparecido), junto a Soledad García de UEPC. Y aseguró que el Pájaro Rosetti había intentado escapar por los techos pero fue apresado.

Tras el secuestro, la esposa y los niños de un año y medio y de tres meses partieron a Buenos Aires. “Perdí el vínculo por mis hijos mayores. Creo que conservo el respeto que sienten por su padre que intentó hacer algo por el bien de la humanidad”, expresó emocionado.

Desde el jefe al barrendero, todos torturaban

Carlos Jerónimo Monito Palacios fue secuestrado el 15 de febrero de 1975. “Entraron a mi casa y me llevaron de prepo”, contó. De inmediato y en presencia de su mujer e hijos un grupo de hombres vestidos de civil le ordenó que se lave la cara y peine, antes de subirlo a un Citroën gris con destino al D2. Allí estuvo entre 7 y 8 días y recibió golpes, patadas y trompadas. En aquel momento era zapatero. Antes, había sido obrero metalúrgico y lo echaron “porque era un estorbo para la patronal. Uno busca siempre ganar mejor”.

“En el D2 no veía nada por la capucha pero cuando me llevan al baño pude saber que había mujeres y que todos eran jóvenes”, evocó. Después fue llevado a la UP1 y a Sierra Chica. En total pasó tres años y 10 meses preso. Con dolor manifestó que sus hijos eran objeto de discriminación en la escuela.

Recordó que en la Alcaidía estaban “terriblemente torturados el hijo de Ferrer Moyano y el compañero Figueroa de Perkins”.

Antes de finalizar el testigo recordó que no había sido convocado a declarar durante el juicio Videla y trajo a la memoria a sus compañeros prisión en la UP1 luego fusilados en enfrentamientos fraguados.

Perkins

Miguel Apontes, declaró sobre el secuestro y desaparición de su hermano el dirigente sindical y miembro de la Comisión Directiva de Perkins José Antonio El Gallego Apontes.

El dirigente fue secuestrado el 18 de mayo de 1976 de un departamento en barrio Cofico. El testigo que vivía junto a su familia en Cruz del Eje cuando le informan sobre lo sucedido tenía apenas 17 años. Desde ese momento se integró a la búsqueda familiar y años después fue miembro de la Conadep Córdoba.

Miguel narró el sufrimiento de sus padres -inmigrantes españoles-, que vivieron esta situación como “una suerte de expulsión del país” por la falta de respuestas desde las instituciones. Sobre el destino final de su José supo a través de la sobreviviente Teresa Meschiatti que había estado en La Perla en 1976.

La historia de José Antonio Apontes está ligada a la de Pedro Ventura Flores, Hugo Alberto García y Adolfo Ricardo Luján, también miembros de la comisión directiva del sindicato de Perkins que permanecen detenidos desaparecidos. Víctor Hugo González, Guillermo Abel Pucheta y César Jerónimo Córdoba fueron asesinados. Y mucho antes, en enero de 1976 Carlos Higinio Ríos y Carlos Polanco fueron secuestrados en operativos espectaculares y desfilaron por distintas cárceles del país hasta 1983.

El secretario general Juan Villa permanecía clandestino huyendo de casa en casa. Cuando le tocó declarar tiempo atrás denunció la complicidad de empresarial en la entrega de datos personales de los activistas. La metalúrgica contaba en aquel momento con 1500 obreros que habían elegido a esta comisión directiva luego desarticulada y diezmada. Afiliados y conducción rondaban los 25 años y habían encarado un proceso de cambio que fue abortado por la dictadura cívico militar.

Que abran los archivos

María Soledad Martínez Agüero testimonió sobre el secuestro y desaparición de su hermano José Agustín de 24 años apresado a las 5 de la tarde en cercanías de la cancha del Club Belgrano en un operativo realizado por una patota que se movilizaba en tres autos marca Taunus, Peugeot Y Renault 12. La familia pudo enterarse de lo ocurrido a través de la prensa que informó sobre el pedido de un joven que a los gritos repetía a los vecinos que “Por favor, avisen (que me llevan) al doctor Pizarro”.

A la fecha nada se supo del militante de la JUP. Algunos dijeron haberlo visto en La Perla y La Ribera pero en definitiva “hace 38 años que no sabemos nada”, expresó.

Soledad contó que toda la familia que venía del cristianismo y del peronismo militaba activamente y que en los setenta se sumaron a Montoneros. Otro hermano, Guillermo, también fue detenido en 1974. “A fines de 1975, ya había secuestros por parte del Comando Libertadores de América” dijo ante el Tribunal. Y pidió que abran los archivos y digan qué hicieron con los desaparecidos.

Destacó la importancia de los juicios y pidió en nombre los organismos de derechos humanos -Familiares, Hijos y las Abuelas- que digan “dónde están, qué ha pasado con nuestros familiares. ¿Por qué no los enjuiciaron? ¿Dónde están los cuerpos? Es una obligación del Estado”, afirmó.

Al finalizar reivindicó los ideales de su hermano cuando decía que “no hay Justicia sin Justicia Social”.

El próximo martes continúa la audiencia con más testimonios. Todo ciudadano mayor de edad puede acercarse a presenciar en el recinto el juicio oral y público con la sola presentación del DNI.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

Marcha en Jujuy a 38 años de la Noche del Apagón

RNMA - INDYMEDIA

Este jueves 24 de julio, miles de personas recorrieron los siete kilómetros que separan Calilegua de Libertador General San Martín, para recordar a los vecinos y trabajadores que fueron secuestrados en julio de 1976, cuando una serie de apagones del suministro eléctrico en la zona dio vía libre a los represores para actuar. Una de las principales consignas de este año fue el pedido de juicio oral y público contra el dueño de Ledesma, Pedro Blaquier, y su mano derecha Alberto Lemos, procesados por crímenes de lesa humanidad. En esta nota repasamos las principales voces que se escucharon durante la transmisión especial que llevó adelante la Red Nacional de Medios Alternativos.

  “Y tú que te creías el rey de todo el mundo,
  Y tú que nunca fuiste capaz de perdonar
  Y cruel y despiadado, de todos te reías
  Hoy que estás procesado, qué lástimas me das…”

Emoción es la palabra que más se escuchó de parte de las personas que participaron de esta nueva marcha en recordación de la Noche del Apagón, la noche más oscura que vivió Jujuy, hace ya 38 años.

Martina Montoya integra el Centro de Acción Popular Olga Márquez de Aredes, Capoma, y suele estar en la cabecera de estas movilizaciones, megáfono en mano. Antes del inicio de la marcha habló con la Red Nacional de Medios Alternativos, en el marco de la transmisión especial que se realizó para acompañar los siete kilómetros que comunican a las localidades jujeñas de Calilegua y Libertador General San Martín.

“Es muy emocionante sobre todo ver la emoción de los compañeros sobrevivientes que están recordando a los que no están, que cuentan sus anécdotas, ver cómo se ríen, se empujan, es como si fueran los adolescentes de esa época en el patio de la escuela –describió Montoya–. Este año estamos con la consigna firme de que ya tiene que estar el juicio oral y público a Blaquier y Lemos, y no vamos a retroceder. Creo que ha quedado firme también en este acto desde la voz de los compañeros sobrevivientes, que para nosotros muchos de ellos son un ejemplo a seguir, es mantener las consignas que coinciden con muchos de los que estamos marchando: basta de persecución a los luchadores sociales, desprocesamiento de luchadores como Rafael Vargas (delegado del Ingenio Ledesma), que está procesado por pedir mejoras salariales, que (el jefe del Ejército, César) Milani se siente en el banquillo de los acusados, y una mejor contención a las víctimas que están aportando a los juicios, ese ha sido un reclamo muy fuerte en la voz de
Hilda Figueroa, una sobreviviente, que están pasando situaciones extremas aquí, no decimos que pase en todos lados, pero sí en Libertador”.

Las actividades comenzaron varios días antes de este jueves 24 de julio, con actos, mesas informativas, recitales; incluso la noche anterior a la marcha se realizó un acto en El Triángulo, donde hace tres años hubo una toma de tierras que fue reprimida por la policía jujeña, con colaboración de personal de seguridad de Ledesma, que dejó cuatro personas muertas. Respecto a la participación de los vecinos en estas actividades, Montoya manifestó: “de a poquito se han ido sumando, verlos que se acercan, agarran el folleto, se quedan a charlar, por más que no compartan toda la jornada, para nosotros son grandes logros. Realmente es interesante ver cómo los jóvenes que se plegaron siguen viniendo a la marcha desde Salta, y otras localidades de Jujuy, y nos siguen acompañando, eso quiere decir que el trabajo cuesta, es lento, es la resistencia que nos enseñaron las Madres, pero tiene su fruto y nosotros de a poquito lo vamos viendo. Nos falta el juicio y por eso vamos a seguir. Ojalá el año que viene sea con fecha de juicio o con el juicio ya empezado”.

Norita, la de siempre

Nora Cortiñas atenta frente al escenarioInfaltable, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, participó de la marcha: “la sensación siempre es de una gran emoción por la memoria colectiva, que existe acá, la fuerza que tienen los que fueron militantes detenidos desaparecidos, presos políticos, la fuerza para mantener la memoria y para empujar la justicia. En estos días se juzgará al azucarero y tiene que estar en la cárcel, y otros más también, civiles, estamos detrás de llevar a la cárcel a los civiles que fueron partícipes del genocidio en Argentina. Quiero hacer también un recuerdo para Olga Aredez, que fue la madre que empezó acá esta lucha en la calle, al estilo de las Madres, y que juntó muchísima gente. Ahora hay muchísima gente detrás de buscar la verdad, la memoria y la justicia”, dijo en este marco Norita.

Al ser consultada acerca de la particularidad de este marcha y de lo sucedido en Jujuy, Cortiñas reflexionó: “acá la empresa Ledesma cedió a los militares, a las fuerzas armadas todos los vehículos, apagó todas las luces, dio las posibilidades el 20 de julio de 1976, que pasaran casa por casa, casi todos empleados de la fábrica, llevárselos, de los cuales quedaron más de treinta desaparecidos hasta el día de hoy. Las empresas económicas de Argentina fueron parte de lo que fue el terrorismo de Estado, fueron cómplices, y tiene que pagar con cárcel”.

Más años con marchas que sin ellas

Verónica Ríos integra, al igual que Montoya, Capoma. Tiene 35 años y desde los 17 participa de estas marchas. En la de este jueves se la escuchaba contenta: “se vive un clima muy bueno –contó en diálogo con la RNMA–, hubo por suerte una conciliación con el tema de la organización, dónde iba cada columna, van todas las organizaciones de derechos humanos adelante. Estamos contentos, es una emoción que de vuelta podamos contar con tanto apoyo, cada vez se suma más gente, más organizaciones, sobre todo organismos que son de Jujuy que antes mucho no se acercaban, ahora por lo menos este año la gente se ve más comprometida.

Nosotros estamos con los familiares, hijos, las madres, estamos todos acompañando, y para atrás hay un montón de gente. Siempre desde Capoma decimos que para poder vivir esta marcha hay que estar acá, nadie te la tiene que contar, ni decir lo que es, hay que vivirla en carne propia”.

“Lo que tenemos claro es que podemos marchar todos juntos –continuó Ríos–, acá no hay ninguna bandería que nos separe, estamos todos unidos por la misma causa, ese es el lema. Además, este año, los chicos de las murgas, que se organizan desde Buenos Aires pudieron recuperar su lugar detrás de los organismos de derechos humanos. Es un logro más de Capoma y de toda la gente de los organismos, es una emoción grande que vuelvan a marchar con nosotros”. Entre otras, estuvieron presentes las murgas Pasión Quemera, Los Pitucos de Villa del Parque, los Plebeyos de Devoto, Redoblando Fantasías, Suerte Loca.

De la transmisión especial de la RNMA también participó Sebastián Fernández de Radio Pueblo, quien se encontraba en la marcha: “conforme van pasando los años es cada vez más la gente que se suma entreverándose muchas veces entre los grupos, al centro de la marcha, con las banderas para no ser vistos, producto del verdadero estado policial que rige aquí, y otros que desde las veredas salen. Es algo que el año pasado se vio muy fuerte y este año se está empezando a ver nuevamente, la gente sale a las veredas quizás no participando de la marcha, de la caminata, pero sí participando desde los márgenes y acompañando, lo que significa un cambio de ánimo y de apreciación importantísimo, significa que con el tiempo lentamente la acción hegemónica que la empresa Ledesma tenía por sobre los habitantes del Libertador empieza a ceder contra esta muestra de contrahegemonía que es esta marcha”, señaló Fernández.

El recuerdo de la contramarcha

Los últimos dos años, desde Ledesma enfrentaron la marcha del apagón con la organización de “abrazos solidarios” a la empresa y contramarchas, con el objetivo de generar miedo en los vecinos y denunciar a los organismos de derechos humanos por atentar contra las fuentes de trabajo de los habitantes. Sin embargo, este año aunque se decía que Ledesma iba a repetir su acción, finalmente se mantuvo al margen.

“Lamentablemente el año anterior hubo compañeros que por ahí se vieron desprotegidos y tuvieron que enfrentarse a algún desubicado, pero por suerte cosas pequeñas y aisladas. Este año, al contrario, hemos sentido como que la gente está volviendo a darnos palmadas en el hombro, a decirnos que sigamos, por más que no nos acompañen en la marcha, aunque sabemos que muchos vienen y aprovechan esta multitudinaria marcha para poder pasar desapercibidos, pero me parece que después de lo que hemos vivido estos dos últimos años con ‘abrazos solidarios’, nos estamos dando cuenta que la gente realmente piensa y analiza la situación. También creo que tiene que ver con que, por ejemplo, el sindicato azucarero que es un emblema y que tiene muchos desaparecidos ha vuelto a ganar la lista que representa a los trabajadores y ha duplicado sus votos, sumado a esto se dio el despido de 150 trabajadores del salar, del Surco, conflicto en el que se ha llegado a un acuerdo a medias, porque lamentablemente en estas luchas a veces hay compañeros que se tienen que sacrificar y han quedado siete obreros despedidos, el resto ha sido reincorporado. Esa lucha y ver que el trabajador se puede quedar sin su puesto de trabajo de la noche a la mañana porque la empresa, el patrón lo determina, ha hecho que la gente vuelva a pensar y cambie ese discurso de que gracias a Ledesma tenemos todo. Eso me parece que son actos puntuales que han ocurrido en nuestra localidad, y ha hecho que la gente recapacite un poco en esto de tomar una partida en favor de la patronal”, afirmó Martina Montoya de Capoma.

“Por suerte este año no han conseguido los argumentos suficientes como para organizar otro abrazo solidario a Ledesma, pero sin embargo nosotros seguimos firmes y con la misma convicción, eso demuestra que nuestra lucha y nuestras marchas son genuinas, no como la de ellos que pagaban para que se las hagan”, agregó Montoya.

La leyenda del Cacique Calilegua

Palabras de Hilda Figueroa, sobreviviente de la Noche del Apagón: “Este es un poder feudal que existe desde la época de la Conquista, esta historia se remonta hasta quizás a los 500 años de nuestros pueblos originarios, fueron arrebatando sus tierras, riquezas, lengua, cultura. Este poder feudal hace su recambio, su readaptación siempre con los mismos objetivos de explotación, siempre con las mismas herramientas que le da el sistema como por ejemplo hoy la justicia. Hay una leyenda que era del Cacique Calilegua, es muy cortita pero muy gráfica. El cacique cuando veía que los conquistadores estaban exterminando a su pueblo les ordenó rendirse para que subsista la especie, rendirse para sobrevivir y continuar la lucha desde el silencio, el yugo continuar la lucha, y él con sus guerreros se fue a la punta del cerro Calilegua y ahí se suicidó con sus guerreros porque no podía permitir caer en manos del horror de la Conquista. Hoy nosotros también nos allanamos a esta justicia del sistema para sobrevivir en nuestros sueños, porque hoy estamos frente a una sociedad que todavía una gran parte no ha comprendido esta historia de padecimiento, este legado si se quiere del cacique, si se quiere este legado de nuestros pueblos originarios a lo largo y ancho de nuestra América… ¿y cuál es el legado?… seguir luchando aún desde el ostracismo, el silencio, seguir sobreviviendo porque es la única manera de que podamos acariciar ese sueño”.

La causa judicial

Para Sebastián Fernández, de Radio Pueblo, los cánticos y sonidos ensordecedores que se escucharon durante esta marcha al cumplirse 38 años de la Noche del Apagón forman parte de la respuesta popular ante los últimos intentos por parte de Carlos Pedro Blaquier de malograr la causa en su contra: “hace poquito ha tenido un importante traspié. (Ernesto) Samán es un detenido de la Noche del Apagón que había sido apartado de la causa con argumentos poco claros; decían que no había sido detenido en la caravana que se realizó durante esa noche del apagón, sin embargo es un testigo clave para vincular a Blaquier porque él fue detenido dentro de la sede de la misma empresa Ledesma. Actualmente, una buena noticia es que muy probablemente Samán será readmitido en la causa y en calidad de testigo clave, eso va a generar un importantísimo vuelco, que a nivel social ya ha sucedido, este año a diferencia de años anteriores no se ha realizado ese abrazo a la empresa Ledesma, que era una actividad financiada por la misma empresa, y movilizaba sobre todo a comerciantes del pueblo para mostrar a nivel mediático una especie de apoyo del pueblo entero hacia la empresa. Este año, la importante novedad es que el ánimo público no permitió que se realizara este abrazo simbólico”.

El estado de la causa judicial contra Blaquier y Lemos

Durante la transmisión también hablamos sobre la causa con Pablo Pelazzo. Él ha sido abogado querellante y luego fiscal; actualmente tiene un pedido de la defensa de Blaquier para que sea separado de la causa.

“Más que surgir nuevos elementos lo que ha pasado últimamente es que se ha confirmado la denuncia que venían haciendo distintos familiares de desaparecidos y algunas víctimas. En las denuncias que por ejemplo se realizaron en un primer momento sobre la connivencia y la complicidad, la participación de personal ligado a la empresa, vehículos de la empresa en los operativos, y señalamiento de algunas personas, se han confirmado con expedientes donde existe documentación del sindicato que señala claramente ‘nos persiguen, nos secuestran, y la empresa pone vehículos a disposición de las fuerzas represivas para que nos detengan’. Eso está incorporado al expediente. Más cercano en el tiempo, ya con la actuación del doctor (Fernando) Poviña, se pudo secuestrar legajos de trabajadores donde claramente se sindica y señala la actividad política y/o sindical de cada uno de ellos, y coincide este hecho con el destino de las personas, que muchos de ellas están hoy desaparecidas. En la causa también está la confirmación del domicilio en Buenos Aires donde se reunió el equipo económico que pergeñó el plan económico llevado adelante por la dictadura en complicidad con los sectores civiles, los llamados Grupo Perriaux, Grupo Azcuénaga, que tenían un lugar específico de reunión y pudimos confirmar que el propietario era justamente Carlos Pedro Blaquier”, afirmó Pelazzo.

El fiscal explicó que en este momento los distintos planteos efectuados, tanto por la defensa como por la querella y el Ministerio Público, se encuentran en Casación a la espera de una resolución, a partir de lo que allí se defina el juez de instrucción podrá, o no, elevar a juicio la causa contra el dueño de Ledesma, y su mano derecha Alberto Lemos.

La defensa de Blaquier dice que existe un impedimento en que Pelazzo actúe como fiscal, ya que antes de ser nombrado fiscal ad hoc en las causas de lesa humanidad en Jujuy, actuó como abogado querellante. Al respecto, Pelazzo señaló: “la estrategia de excluirme a mí del expediente se va dando con distintos recursos, en un primer momento se plantea con una medida mi apartamiento por la supuesta falta de objetividad por haber sido querellante y no cumplir con esa objetividad que se establece en el código procesal y que se aplica también para los fiscales; ya en varios fallos se ha explicado que no es lo mismo el requisito o los requerimientos en relación al juez que al Ministerio Público y demás, eso fue rechazado. Posteriormente, el planteo de nulidad lo hacen sobre la base de la supuesta falta de facultad del procurador general, en ese momento (Luis) González Warcalde, de haberme designado como fiscal ad hoc para participar de estas causas, con lo cual el planteo en ese caso sería la nulidad de la designación, pero siguen sosteniendo y la Cámara de Salta reproduce ese argumento que en parte eso se da porque también, y ahí se reedita el argumento anterior, había sido parte de la querella y demás. Hay como una especie de mezcla de argumentos, pero se sigue sosteniendo el anterior, a lo cual le suman esto de la falta de facultad para designarme como fiscal ad hoc, con lo cual estarían planteando en general una supuesta falta del procurador general de facultad para nombrar a cualquier fiscal ad hoc en cualquier causa. En primera instancia se rechaza, la Cámara de Apelaciones de Salta hace lugar a este segundo planteo, contradiciéndose a sí misma en parte de los argumentos, y eso es también parte de uno de los argumentos más importantes con lo cual se va a Casación con un recurso planteado por el Ministerio Público”.

¿Irá Blaquier a la cárcel?

Al ser consultado acerca de si alguna vez Carlos Pedro Blaquier irá preso, Pelazzo aseveró: “en todas las causas de lesa humanidad, siempre el Ministerio Público ha sostenido la misma postura que es que ante este tipo de delitos de lesa humanidad, con la estructura con la cual se llevaron adelante, con el daño que provocó y sigue provocando a las víctimas, se ha pedido la detención de todos los imputados. En este caso, se ha apelado también eso, es parte de lo que se encuentra apelado, y el Ministerio Público lo ha sostenido en todas las instancias, que se debe detener a cualquier persona imputada y procesada por estos delitos, con lo cual de ir a juicio y tener una condena esa condena debe ser con prisión efectiva, salvo lógicamente los supuestos en los cuales entran todas las personas imputadas de cualquier delito, tanto de lesa humanidad como en causas comunes, que de tener algún impedimento físico que torne imposible el cumplimiento de una condena efectiva acceden a distintos beneficios como por ejemplo una prisión domiciliaria”.

En relación a la marcha por la Noche del Apagón, Pablo Pelazzo reflexionó: “la verdad que es bastante movilizante ver la cantidad de gente que se convoca para seguir reclamando algo que pasó hace más de 37 años, y que ese reclamo se hace cada vez más masivo. Si tenemos en cuenta las primeras marchas donde acudía muy poca gente, por lo general los familiares más cercanos de las víctimas se convocan y marchaban con alguna otra persona también de los organismos, las organizaciones sociales, de algunos partidos políticos que históricamente acompañaron. Pero de hace un tiempo a esta parte, creo que es una de las marchas de aniversario de un hecho de este tipo más masiva en todo el país”.

El mayor premio que se puede conseguir

Efectivamente, cada año que pasa la marcha para recordar la Noche del Apagón crece, cada vez son más los que se suman a recorrer el camino entre Calilegua y Libertador General San Martín: “este año también es impresionante la asistencia de vecinos, gente comprometida, organizaciones –contó Sebastián Fernández de Radio Pueblo en la transmisión especial de la RNMA–. Nos hemos repartido entre los compañeros de la radio, algunos están al inicio de la marcha, y yo me encuentro al final. Los compañeros del inicio de la marcha comentaban que ya estaban llegando a Libertador mientras que nosotros no terminamos de salir de Calilegua, estamos hablando de una marcha que se extiende más de siete kilómetros. Es increíble la cantidad de organizaciones nuevas que se pueden ver y es increíble también la fuerza con la que se está encarando la marcha. Ya el año pasado los vecinos salían a las veredas a seguir la marcha, pero ahora me sorprendió. Producto de un pequeño corte, la marcha tuvo un recorrido poco habitual para salir de Calilegua y a lo largo de estas calles, había casas donde estaban familias enteras sentadas en el jardín, tomando mate, jugos, viendo pasar la marcha y vivándola. La verdad que me parece que ese reconocimiento más que cualquier otra cosa que se pueda hacer, más que los actos, el reconocimiento de los vecinos del lugar, la viva de este vecino que ha sufrido en su piel, en su carne, en su familia, todo el peso del genocidio, el peso de la explotación a la que habitualmente lo somete Ledesma, que ese vecino se siente en su patio para ver pasar la marcha como si fuera una fiesta, me parece que ese es el mayor premio que se puede conseguir”.

Una nueva marcha para recordar la Noche del Apagón y para volver a gritar y reclamar, cada vez más fuerte, juicio y castigo para los responsables de la empresa Ledesma.

Tal como dijo Martina Moyano, ojalá que en la próxima transmisión especial que organice la Red Nacional de Medios Alternativos para cubrir la marcha de 2015, podamos decir que ya tenemos fecha para el inicio del juicio contra Carlos Pedro Blaquier.

Hilda Figueroa lo dejó mejor plasmado en su sentida voz que pasó por la radio cantando:

“Amargo azucarero, me alegro que ahora sufras
A dónde está tu orgullo, a dónde la miseria
A dónde la soberbia, nomás la de ganar
La vida es la ruleta, donde apostamos todos
Perdiste azucarero, te van a condenar….

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.